Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

miércoles, 7 de diciembre de 2016

El eclipse americano del 2017 es el primero en importancia del cercano futuro. Es importante porque afecta a la mayor parte del territorio americano, donde el oscurecimiento será total, se oscurecerá totalmente en la zona señalada por la línea verde que nace en el estado de Washington, y sale por la costa Este de Carolina del Sur.

PRONÓSTICOS PARA EL AÑO 2017 Y EL GRAN ECLIPSE AMERICANO.

Resultado de imagen de eclipse solar
Pronosticar no es adivinar. Los meteorólogos utilizando unas herramientas de alto costo económico con sus estaciones y su satélites, cumplen la función de formular pronósticos sobre la meteorología, sobre las alteraciones del clima y pronostican el tiempo, no adivinan si va a llover o va a hacer frío. 

Los astrólogos, de otro modo muchísimo más económico formulamos pronósticos sobre el clima y sobre las alteraciones sociales de todo tipo, pronosticamos, no adivinamos, por eso tanto los meteorólogos como los astrólogos a veces erramos en el pronóstico, cosa que no ocurre con los adivinos, pues esos o adivinan o son farsantes.

Aclarado este punto, los astrólogos podemos hacer pronósticos sobre las alteraciones sociales de un periodo de tiempo usando unas herramientas extremadamente económicas para hacer el pronóstico del año. Una de estas herramientas es la carta del cielo del eclipse de 2017, un eclipse extraordinario cuya influencia se dejará notar en su tiempo.

¿Cómo se nota la influencia de un eclipse?  Esta es una pregunta que cualquiera se la puede hacer.

La influencia de un eclipse como el eclipse de 2017 puede dejar notar su influencia en tres planos; en primer lugar en el plano físico del planeta con alteraciones en las mareas y alteraciones meteorológicas de cierta envergadura. 
Los eclipses son al mismo tiempo sizigias que provocan mareas vivas de mucha intensidad, especialmente en la zona que afectan,  alrededor de los ángulos de 45º grados de su paso y en la parte opuesta de la tierra. Estas mareas vivas, por su intensidad en esas zonas, pueden provocar efectos de inundaciones o de alteraciones meteorológicas importantes.Resultado de imagen de inundaciones
En segundo lugar, en el plano social, la influencia de los eclipse sepercibe en los movimientos de masas, de manera similar a las grandes masas de agua oceánica. Los efectos de los eclipses suelen percibirse como movimientos intensos de personas, reuniones multitudinarias,  algo parecido a lo que ocurre con los hormigueros o los enjambres de abejas en tiempo de migración, pero trasladado al comportamiento social humano. 
Resultado de imagen de migraciones multitudinarias
La gran mayoría de los eclipses semejantes al del 2017, anuncian algún tipo de cambio que causa agitación en las gentes. Suele indicar un tiempo de crisis que significa el final de algo caduco y el inicio de una nueva época.  En los eclipses de importancia, siempre suele haber un antes y un después.  Muchos de ellos provocan un estruendo social extremadamente notable.
Resultado de imagen de manifestaciones en EEUU
Conviene saber que la influencia de este eclipse se notará a lo largo de los próximos tres o cuatro años aproximadamente, que su influencia se dilata en el tiempo tantos años como hora dure la oscuridad del Sol.  La influencia del eclipse de 2017 será más notable en las zonas o capitales americanas donde el eclipse arrastre su sombra y los lugares donde en eclipse se localice en algún ángulo o donde haya planetas angulares.
Lo primero que se observa en el trazado de la sombra de este eclipse es que divide el territorio de los EEUU en dos mitades, el Norte y el Sur, lo que refleja una división, una polarización marcada entre los habitantes del país más rico del mundo.
Imagen relacionada
Es muy probable que con la llegada del nuevo presidente Donald Trump, se produzca un cambio social de mucha importancia en EEUU, y durante los años de su mandato, adquirirá mayor protagonismo mundial a causa de los movimientos sociales  que se ven venir en este tiempo.
 Resultado de imagen de aglomeraciones de gente
No se puede saber el modo exacto en que sucederán las cosas, eso es cosa de adivinos, lo que sí se puede pronosticar es un tiempo de grandes revueltas sociales en EEUU, aglomeraciones y manifestaciones humanas de gran envergadura, alteraciones sociales que dejarán huella en la historia de América.

El eclipse americano del 2017 es el primero en importancia del cercano futuro. Es importante porque afecta a la mayor parte del territorio americano, donde el oscurecimiento será total, se oscurecerá totalmente en la zona señalada por la línea verde que nace en el estado de Washington, y sale por la costa Este de Carolina del Sur.  

La penumbra del eclipse es mucho más amplia, por el sur afecta a toda la amazonia norte y toda la antigua Nueva Granada que incluye a Venezuela, Colombia y Ecuador.  México y todos los países centroamericanos también quedan en la zona de la penumbra del eclipse. Mientras que por la parte norte la penumbra llega hasta el Ártico y deja bajo su influencia a todo el territorio norteamericano incluyendo Canadá.
En la carta del cielo del eclipse calculada para Washington, el Ascendente está en el signo de Sagitario y el eclipse está en la Casa IX. Tanto la influencia de Sagitario como la de la Casa IX dan para pensar en que la influencia del eclipse refleja asuntos relacionados con el extranjero, con aquello que sucede fuera de EEUU o dentro del país pero a causa de personas que no son estadounidenses, a causa de los extranjeros.

El peor planeta y por ello más dañino para la población, es Plutón que en la carta del eclipse de Washington se localiza en la Casa II, el escenario de la economía, en ese ámbito y a lo largo de los años de influencia del eclipse, se puede notar a través de las actitudes de las personas mucho más ricas, los “plutonianos” o plutócratas, aquellos que por disponer de inmensas fortunas piensan que son ellos los más capacitados para gobernar el mundo, como ocurre con los componentes del Club Bilderberg o los del Rotary Club.  -Estos lustrosos personajes, afines al Donald Trump pueden hacer desaparecer una buena parte del dinero circulante del modo en que lo saben hacer, comprando bonos de Estado de países solventes a 5 0 10 años y dejar el dinero y la liquidez fuera del mercado hasta que cambien los tiempos, lo que puede significar un tiempo de crisis económica que salpicará a todo el planeta.-

Junto al eclipse se sitúa la estrella Régulus y eso se ha de notar a través de acontecimientos imprevistos o imprevisibles y tiene un componente de elevación y se escenifica en situaciones de ascender o encumbrarse, de engrandecer, realzar o de exagerar. La influencia de esta estrella siempre tiene un sentido de acrecentar o aumentar, es como un estiramiento, alargamiento de las determinaciones normales. Casi siempre es un reflejo de un crecimiento desmesurado que eleva a una persona sobre las demás, que en este caso y en este país se puede relacionar con el presidente Trump y sus relaciones y encuentros en el extranjero o con los extranjeros, de lo que cabe pensar que los viajes del presidente de los EEUU y la relación con dirigentes extranjeros en EEUU van a tener durante este tiempo un protagonismo extraordinario, un estruendo social de primera magnitud.

El mejor planeta es Júpiter que se sitúa en la cúspide de la Casa XI, reflejando unos buenos ministros, aumento y mejoras de las relaciones del ministro de exteriores con el resto de mundo y probablemente habrá ministros que adquirirán un protagonismo inusual por su intervención en otros países que están en crisis social.

Este mismo eclipse tiene una influencia diferente si lo calculamos para México, pues en esa parte del mundo el eclipse ocupa el Mediocielo y la Casa X, además hay otros planetas que ocupan ángulos y por ello adquieren una importancia especial para este país americano. 
En México el eclipse dejará notar su influencia sobre los movimientos de masas humanas, especialmente a través de lo que ocurra a su gobernante, representado por el Sol.  Un eclipse de Sol si lo relacionamos con el gobernante refleja su final, en esta ocasión detrás del Sol hay una estrella que lo eleva, que lo coloca por encima, lo que podría reflejar un cambio de gobernante en las elecciones presidenciales del 2018.

Antes de que eso ocurra la influencia del eclipse se dejará notar en forma de algún tipo de cambio que causa agitación en las gentes, reuniones multitudinarias, un tiempo de crisis que significa el final de algo caduco y el inicio de una nueva época. Por ser éste un eclipse de importancia, siempre suele haber un antes y un después, con un estruendo social extremadamente notable.

El planeta Urano, al hallarse en la cúspide de la Casa VI (angular en el eclipse en Mexico) adquiere mayor importancia que en otros lugares de la zona. La escenificación de la influencia de Urano siempre es revolucionaria en la que intervienen colectivos tumultuosos manifestándose a causa de las disconformidades relacionadas con el mundo laboral, por estar en la Casa VI que es el escenario de todo aquello que ocurre relacionado con el mundo del trabajo.  Esto da para pensar en situaciones tensas o explosivas  con trasformaciones súbitas y sucesos originales e inesperados en el ámbito del mundo laboral mexicano, será pues un tiempo de evolución en el empleo, en su remuneración y las condiciones laborales que indudablemente tienen margen para mejorar.  Por otro lado la influencia de Urano en la Casa VI bien pudiera escenificarse a través del empleo en la RED o el trabajo a través de Internet.

El planeta Venus ocupando la cúspide de la Casa IX de la carta del eclipse en México, induce a pensar en que artistas mexicanos viajarán a otros países donde cosecharan los éxitos que obtienen en su país y también que artistas extranjeros tendrán mayor éxito y demanda que los artistas nacionales, se valorará más el arte que venga del extranjero probablemente obligando a los artistas mexicanos a desplazarse a otros países.

En Colombia, al calcular la carta del cielo del mismo eclipse, cambian las posiciones domales y su interpretación.
En Bogotá el cielo del eclipse se parece bastante al de Washington, el eclipse se dibuja en la Casa IX, el escenario de todo aquello que ocurre relacionado con el extranjero, algo que se puede escenificar a través de los viajes al extranjero de su gobernante y quizás a causa de la influencia de la estrella Régulus, el presidente Santos que ha obtenido su tan ansiado premio Nobel de la Paz, porque el planeta Marte es angular en la Casa IX al lado del eclipse y es el regente de la Casa XI, la de los premios. Este sería un evento que puede enardecer los ánimos de una parte de la población que no aprueba su gestión.

Por otro lado, y a diferencia de la carta de Washington, la Casa II, el escenario de la economía, no está ocupado por el planeta Plutón, lo que significa que en esa parte del mundo no habrá una crisis económica como la que puede haber en EEUU y su área de influencia.

Si calculamos la carta del cielo del eclipse para Caracas, al igual que cuando movemos un caleidoscopio, la imagen y la interpretación del eclipse es diferente.
En Caracas el eclipse está en la cúspide de la Casa IX, pero a diferencia de Bogotá, el planeta Marte ya no está en la Casa IX sino en la VIII y ya no tiene nada que ver con los premios, salvo que se viva como premio el final de su gobernante, porque Marte también rige la Casa IV cuyo significado se asocia con los finales.

En esta parte del mundo, las manifestaciones sociales propias de la influencia del eclipse irán acompañadas por los actores de la Casa IX, en especial los estudiantes representados por el planeta Mercurio que está al lado del eclipse en esta misma Casa.

La influencia del eclipse siempre refleja algún cambio que causa agitación en las gentes, como he dicho antes, señala un tiempo de crisis que significa el final de algo caduco y el inicio de una nueva época, por ser éste un eclipse de importancia, siempre suele haber un antes y un después, con un estruendo social extremadamente notable.  Algo que en Venezuela se va a representar en esta etapa de cambios y alteraciones sociales que tienen que terminar con la salida del gobierno del chavismo y de sus representantes, no veo otra posibilidad ni tengo otra ocurrencia que me haga pensar en algo que deje huella en la sociedad venezolana hasta alcanzar a un nuevo equilibrio social, político o económico.

De este modo en cada país la influencia del eclipse es diferente, igual que ocurre con otras configuraciones astrológicas como las cartas del cielo de las Puertas del año, o las cartas de cielo que se corresponden con las conjunciones planetarias que señalan los inicios de los ciclos planetarios.

Pocas muertes se notan tanto como la de los grandes dictadores, se disfracen del pelaje político que sea. Cuando muere una persona como Fidel Castro, algo ocurre que se deja notar mucho más allá del islote cubano.

LA MUERTE DE FIDEL CASTRO Y LAS CAMPANAS DE KATUN

Pocas muertes se notan tanto como la de los grandes dictadores, se disfracen del pelaje político que sea. Cuando muere una persona como Fidel Castro, algo ocurre que se deja notar mucho más allá del islote cubano. Este tipo de personajes son recurrentes y necesarios en la historia de la humanidad, con ellos nacen y terminan capítulos de la historia social y política del mundo, con su muerte sincronizan relojes sociales de gran envergadura, como si tañeran las campañas de las catedrales por su despedida.

En esta ocasión, para mostrar esa sincronicidad, voy a analizar el reloj calendario que se forma con la conjunción de Júpiter y Saturno cuyo ciclo es de 20 años y es conocido como el ciclo del Katún, el reloj social de 20 años.
En la carta del cielo de la conjunción de Júpiter con Saturno del año 2000, cuyo ciclo llega hasta el año 2020, calculada para La Habana, Cuba, destaca el planeta Neptuno, es el más importante porque se encuentra en el ángulo del Bajo cielo, lo que se ha reflejado en la realidad social y política de ese país como el último reducto del comunismo, el último bastión del socialismo real, o del real socialismo, porque tal y como nos ha mostrado la historia muchos de los socialismos puros terminan en monarquías y nepotismos.

El otro planeta angular y por ello de mayor importancia en este tiempo para este país, es el planeta Venus cuya relación con el arte y la música y el ocio es indiscutible, pero también lo es con la pereza, la indolencia y la prostitución. Aparte del arte y del ocio, la prostitución ha sido una de las fuentes de ingresos más importantes para ese país, en este Katun, los turistas del sexo, especialmente alemanes y canadienses, que algunos de ellos tienen un gen pedófilo, han dejado mucha riqueza en Cuba, esa es otra de las formas en que se ha reflejado la influencia de Venus en Géminis en la cúspide de la Casa VIII.
Ahora voy a poner en marcha el reloj del katún, porque la imagen de la carta del cielo del katún es un reloj parado que hay que hacerlo funcionar con el mecanismo de la matemática astrológica, lo que se conoce como los atacires, que es lo mismo que las direcciones armónicas uniformes, un mecanismo de reloj que se mueve a una velocidad de 20 años una vuelta completa. Voy a calcular los atacires para el día 25 de noviembre de 2016, cuando muere Fidel Castro para ver si en el reloj del katun, que es como el campanario de una catedral, están tañendo algunas campanas que signifiquen algo importante.
En el campanario del Katun tañen campanas importantes en este tiempo, el atacir del Mediocielo está formando conjunción con el planeta Venus al mismo tiempo que con la cúspide de la Casa VIII, el escenario de la muertes, justo cuando muere Fidel Castro.  El atacir del MC sobre Venus, el planeta de las alegrías, en la cúspide de la Casa VIII, el lugar de las muertes.

¿Qué refleja esto?  Un duelo local para los cubanos adeptos al régimen de Fidel y al mismo tiempo una alegría general en toda la isla y para todo el mundo libre, porque salvo cuatro podemitas radicales, Kika la roja y media docena de personas de izquierda ultra ordodoxas, la muerte de Castro ha significado una gran alegría en todo el mundo, esa ha sido la campanada del atacir sobre Venus, alegría por la muerte de una de las personas que más daño y retraso han provocado en una buena parte de pueblo americano.

Muerto el foco de infección llega el tiempo de la recuperación.-Porque hay que estar ideológicamente muy ciego para no querer ver el desastre que ha dejado este hombre y sus compinches en toda el área latinoamericana.

Si enfocamos la atención sobre el próximo futuro de Cuba, en pocos meses llegaran varios atacires que también dejarán notar su influencia, en primer lugar el atacir de Neptuno entrando en la Casa II, el escenario del dinero, la economía y de los bancos. -

Esta situación me recuerda mucho a la pude observar en Rusia a finales de los años 90, cuando los que tenían un cierto poder en el partido se fueron repartiendo el país hasta crear el nuevo capitalismo ruso que conocemos en la actualidad, ese fenómeno social lo he conocido en vivo, en primera persona, en directo, un antes y un después, y eso es lo que parece señalar el atacir de Neptuno en la Casa II para Cuba. Un gran cartel donde pone SE VENDE.  Lo que no sabemos aún es quienes serán los interlocutores válidos para quedarse con el reparto del país.

Otro atacir importante y local para Cuba es la entrada del atacir de la Luna a la Casa IV, eso da para pensar que próximamente comenzará el negocio de la construcción en Cuba, en pocos años se construirán más viviendas, locales comerciales de todo tipo y naves industriales, que en los últimos 50 años juntos. Llega el Boom de la construcción a Cuba, al mismo tiempo que un cambio en el concepto comunista relacionado con Neptuno, puede que pretendan adoptar el modelo chino, pero eso no se sabe, lo que sí se puede pensar es una ola de construcciones, de edificios tipo torre o colectivos que está a punto de llegar a Cuba.

Otro atacir, en este caso universal pero que también afecta a Cuba, es el atacir del Sol sobre la Luna, cuya influencia tiene un significado de cambio de gobernantes y de gobernantas, un atacir universal que en Alemania también se puede notar.

Para resumir, la conjunción del atacir del Mediocielo sobre Venus y la cúspide de la Casa VIII, suman 20 astrodinas, Neptuno y el Bajocielo sobre la cúspide de la Casa II, suman 20 astrodinas más, el atacir de la Luna sobre el Bajocielo y Neptuno son 20 astrodinas más y el atacir del Sol sobre la Luna suman 10 astrodinas que en total 70 astrodinas y eso significa que después de ese tiempo ya nunca jamás serán las cosas como eran antes, que el cambio que viene en Cuba es de una magnitud máxima.

Y como detonante social del gran cambio, tenemos la despedida del gallego, que descanse en paz.

Hace mucho tiempo que estaba esperando la muerte de Fidel Castro para saber de una vez cuál de las diferentes cartas de nacimiento que se le asignan es la verdadera...Yo la esperaba por otros motivos mas.

Hace mucho tiempo que estaba esperando la muerte de Fidel Castro para saber de una vez cuál de las diferentes cartas de nacimiento que se le asignan es la verdadera.  La primera fecha que se admite de su nacimiento es la del 13 de agosto de 1926, sin embargo después de numerosos intentos, nunca logré que los atacires funcionaran bien en esa carta. La segunda fecha es el 13 de agosto pero de 1927 a las 10:43 y la tercera fecha, cuyo dato lo recibí de una persona allegada a la familia de los Castro era el 27 de agosto de 1927, una  fecha ésta que creaba mucha polémica en el colectivo astrológico y que no he vuelto a usar hasta el momento de su muerte.

¿Cuál es el rasgo más destacado de la personalidad de Fidel Castro?

El manejo de la palabra, el discurso, su capacidad casi infinita de hablar durante horas y horas sin parar. Nunca nadie, ningún gobernante había hablado durante tantas horas seguidas en la ONU y en cualquiera de los foros donde este hombre se presentaba, Fidel era un auténtico pico de oro reflejando de ese modo la posición de Mercurio en el signo de Leo.

¿Pero de qué hablaba Fidel?  ¿Cuál era el tema central de todos sus discursos?  ¿Cuál era su frase predilecta?  "Socialismo o muerte".

Socialismo, valores del socialismo, ventajas del socialismo, enemigos del socialismo, todo su hablar giraba en torno al socialismo puro, es más, él era el mensajero del comunismo, la palabra del comunismo, el pensamiento del comunismo, muy acorde con el planeta Neptuno que en su carta del cielo de nacimiento estaba en el signo de Leo en el mismo grado de Mercurio.
El planeta Mercurio forma "recepción mutua" con el Sol y es el máximo dispositor de la carta de nacimiento de Fidel Castro, el planeta que más puntúa, el que más fuerza o importancia tiene, tal y como se desprende la vida de Fidel y sus incansables soflamas verbales.
Mercurio en Leo es el planeta "máximo dispositor" y al mismo tiempo está en recepción mutua y dispositado por el Sol en Virgo, por eso el equívoco de las cartas erróneas que lo señalaban como Leo, en cierta medida tenían razón.

Pero finalmente las astrologia es una herramienta compuesta por relojes que dan las horas, todas las horas, incluyendo las horas de la muerte.

Según su hermano Raúl Castro, el óbito de Fidel ocurrió en día 25 de noviembre de 2016 a las 22:29.   Voy a calcular el cielo de ese momento y lo voy a superponer sobre la carta del cielo de nacimiento para ver si hay alguna señal, si suena algo, si hay alguna sincronicidad.
Hay algunos tránsitos para el día de la muerte de Fidel. Lo más destacable es el tránsito de Plutón y Venus opuesto a Plutón natal, una oposición doble en el mismo grado y casi en el mismo minuto.

El planeta Mercurio, actuando en su papel de Psicopombo, se coloca justo en el mismo grado de su Ascendente, al tiempo que el Nodo Norte de la Luna le abre una puerta al ultimo soplo de popularidad.

Al utilizar el reloj de las atacires de todas las muertes, el ciclo de 156 años que se origina de multiplicar 13, que es el número de las muertes, por 12, que es el número de nuestro sistema, se obtiene el ciclo de 156 años, donde están representadas todas las muertes y donde Plutón es el dueño del reloj, se observa un atacir perfecto.
En el ciclo de 156 años, el atacir del Ascendente llega hasta el mismo grado de Plutón en la Casa VIII, el escenario de las muertes, de este modo queda claro que Fidel Castro nació con el Sol en Virgo en recepción mutua con Mercurio en Leo el día 27 de agosto de 1926.

Además en su carta de Virgo hay otras conjunciones de máxima importancia social como es la conjunción de Urano y Júpiter, el Sol con la Luna y Marte con Venus, cuatro conjunciones en total que hace de su cielo un nacimiento excepcional.

Si algún lector o amigo está en desacuerdo, sería de agradecer que mostrara sus resultados para debatir.

domingo, 4 de diciembre de 2016

EL FUTURO ESTÁ EN MANOS DE LA CONCIENCIA NACIONAL. SIN EL PROTAGONISMO ACTIVO Y COMBATIENTE DE LA SOCIEDAD CIVIL NO HABRÁ SALVACIÓN PARA LA PATRIA EN PELIGRO.


CONFRONTACIÓN O MUERTE VEINTE TESIS SOBRE LA CRISIS



antonio-sanchez-garciaLa urgencia de un viaje a Miami, acompañando a Soledad que asiste a la presentación del libro de Diego Arroyo Gil sobre su amiga Sofía Imber, un extraordinario testimonio de su vida, de su intransigente espíritu libertario y de su deslumbrante grandeza, me limita a comunicarme con mis seguidores recurriendo sólo a los ciento ochenta caracteres del Twitter.

Como advierto con honda preocupación la auto mutiladora confusión de nuestras dirigencias partidistas – viejas y nuevas y de viejos y nuevos partidos, pero envejecidos a una velocidad de espanto –, así como el desconcierto de la sociedad civil, huérfana de la necesaria comprensión de la tragedia que nos afecta – me impele a comunicarme telegráficamente mediante estas tesis sobre la crisis.

Las saco del contexto del twit y las reproduzco deshilvanadamente, como piezas de un collar de análisis político. No es necesaria la aclaratoria: creo que el cambio de estrategia y táctica se han hecho imperativos, que la MUD jamás fue ni será una herramienta para el cambio estructural de la situación y que sólo un giro copernicano en nuestra teoría y la práctica que fundamenta nos permitirá responder al grave desafío que la historia nos plantea.

Reafirmo, en lo esencial, que el régimen, debe, puede y necesita desaparecer. Que de estas ruinas debe nacer una nueva Venezuela. Y que la sociedad civil deberá apartar de un manotazo, si fuera 

necesario, a quienes lo impiden. De lado y lado.

Aquí mis tesis:

1) El régimen es castrocomunista;

2) No dejará el poder por las buenas;

3) Devasta al país con el fin de someterlo;

4) Lo está logrando;

5) Arruina y empobrece para dominar;

6) Su política es la guerra a muerte;

7) Dialoga para entrampar, paralizar e imponer sus fines;

8) NO CEDERÁ.

9) Devasta y nos hace la vida imposible empujándonos al sometimiento y/o al exilio;

10) Provoca el colapso de TODOS los servicios públicos para convertirnos en náufragos sin salvación posible;

11) EL CAOS FAVORECE EL SOMETIMIENTO.

12) NO HAY SOLUCIÓN A LA CRISIS SIN DESALOJO DEL RÉGIMEN.

13) El socialismo opositor está vinculado x 1 cordón umbilical con la esencia del régimen;

14) Domina las mentes opositoras;

15) ES LA HORA DE CREAR UNA JUNTA PATRIÓTICA Y UN GOBIERNO DE EMERGENCIA NACIONAL.

16) ES LA HORA DE LA SEGUNDA INDEPENDENCIA.

17) Las regionales terminarán x cerrar el cerco:1 dictadura “popular” con incrustaciones “opositoras”, decorativas y “serviciales”;

18) Sin depurar ideológicamente o vencer a la oposición socialista – AD, UNT, Falcón, PJ – la república está perdida.

19)  LA CONCIENCIA NACIONAL ESTÁ EN MANOS DE LA SALIDA: LEOPOLDO LÓPEZ Y COLUNTAD POPÙLAR; VENTE VENEZUELA Y MARÍA CORINA MACHADO; ANTONIO LEDEZMA Y ABP; LOS PARTIDOS DE LA UNIDAD NACIONAL.

20) SIN EL PROTAGONISMO ACTIVO Y COMBATIENTE DE LA SOCIEDAD CIVIL NO HABRÁ SALVACIÓN PARA LA PATRIA EN PELIGRO.








Estos días que hemos vivido después del último reencuentro del diálogo han sido desconcertantes y para desanimar a cualquier opositor que hubiese puesto algo de sus expectativas en éste

 Ver imagen en tamaño completo

Silencio atronador


Estos días que hemos vivido después del último reencuentro del diálogo han sido desconcertantes y para desanimar a cualquier opositor que hubiese puesto  algo de sus expectativas en él. Se anunciaron una serie de medidas que no restituían el ejercicio mínimo de la democracia, el ineludible derecho al voto para empezar; tampoco asomaban soluciones coherentes y eficaces a la crisis económica que  desangra al país. Pero, al menos, tocaba puntos importantes, como ofrecer la liberación de los presos políticos y algunos otros que parecían  querer iniciar la reinstitucionalización muy lenta y escalonadamente de la constitucionalidad prostituida. No cumplió en absoluto su parte el gobierno que, por el contrario, continuó sus tropelías dictatoriales y el hundimiento de la economía en la crisis, ahora con un  paralelo triplicado y lo poco que queda de industrias y comercios a punto de fenecer por infarto inflacionario. Las puertas del infierno.
No sería justo decir que la MUD o sus voceros no han señalado la engañifa. Pero la sensación predominante es que han aceptado estar atados a esa Mesa por razones poco visibles, tanto que Maduro se permite hacer chistes malos, si son chistes, al respecto: no voy a dejarlos parar…Esa atadura que podría convertirse en perversa y fatal, tan pronto como el próximo 6,  tiene su asidero mayor en los mediadores y entre ellos, Estados Unidos y el Santo Padre que vive en Roma, los demás seguramente son acompañamientos prescindibles, no muy santos. Estos poderes, de Dios y el César, aparentan no haberse enterado  de ese desacato a lo convenido en la negociación. Shannon aparece y desaparece misteriosamente. Y Francisco habla de paz y amor como los hippies de antaño. Bueno si esto es así vamos a tener que sincerarnos con esos poderes y pedirles cuentas y, si fuese necesario, tomar nuestro propio camino que al fin y al cabo es el que más cuenta, el de los que padecemos en carne propia el aplastamiento y tenemos que defender la comarca para sobrevivir. No  queremos  solo paz, necesitamos cambio, porque sin éste no hay solución a la crisis que nos está matando. Ahora, reciente, nos da difteria, aparecen narcos cada vez más encumbrados y a nuestras fuerzas armadas se les atribuyen masacres casi cotidianas. ¿Cuánta podredumbre y cuánto sufrimiento se necesita para turbar la paz?
Pero también hay que decir que no parecen tampoco muy halagüeñas las alternativas de los que ya han renunciado definitivamente al diálogo, a mi entender demasiado impensadamente, y que no  son tantos como parecen. Sí la calle pero ya sabemos que es un término muy complicado, polisémico y de difícil manejo. Y no habrá que inventar soluciones demasiado barrocas, se oyen  algunas verdaderamente truculentas e infantiles, porque de casualidad las normales resultan verosímiles. Y además hay que tener siempre presente que la unidad  reclama su imprescindible presencia en esta batalla.
Las encuestas parecen mostrar una oposición tendencialmente resignada y marcando alguna distancia con la política, al fin y al cabo hay tantos y tan acuciantes problemas personales. La navidad a la vuelta de la esquina ayuda a la satrapía y a sus cínicos y cursis llamados a olvidar la tragedia nacional. De manera que es ardua la tarea que se impone. Pero a mí me parece que algo ganaríamos si le diésemos un lugar a eso que en jergas ya viejas se llamaba “espontaneismo”, no necesariamente tener una estrategia mesiánica única, dejar que la rabia y la rebeldía busquen sus naturales salidas. Marchar, por ejemplo, a paso redoblado hacia Miraflores a enfrentarnos  con los colectivos armados y los ejércitos bolivarianos, es emblema de esos espejismos sin destino. Venezuela es un volcán, somos abrumadora mayoría, la crisis es cada día más honda,  dejemos que millones de gargantas griten, que muchos armen las respuestas propias a sus heridas. Con diálogo o sin él. Probablemente a la dirigencia solo le toque indicar los puntos de convergencia, el lugar de las citas decisivas e insuflar aliento a la justa rebeldía. Tienen razón los que señalan que este no es un problema sólo de la MUD sino de la nación entera. Bueno hay que buscar la manera de que ésta despierte y grite por doquier.

Nunca como en estos tiempos había sido tan difícil ser venezolano. La cédula de identidad se ha vuelto una lámina opaca y ruinosa. Nuestra historia reciente nos ha confrontado severamente con nuestro gentilicio. De ser un mapa de ciudadanos ostentosos, alegres y altivos somos hoy un territorio por donde deambulan a sus anchas el hambre, la aflicción y la violencia. De ser los más simpáticos del continente somos los más ruidosos en la depresión. Estamos viviendo el desencanto de ser venezolanos en el siglo XXI. Y para muchos eso ha significado quemar las naves, bracear hacia el exilio, buscar otra orilla para reinventarse la vida. Los anfitriones de antes son los desterrados de hoy. Los huérfanos de patria.

Resultado de imagen de Las colas en Venezuela?trackid=sp-006

Los otros

Los países van cambiando, como la gente, como la historia. Como esa embocadura de noticias que es la tecnología
Nunca como en estos tiempos había sido tan difícil ser venezolano. La cédula de identidad se ha vuelto una lámina opaca y ruinosa. Nuestra historia reciente nos ha confrontado severamente con nuestro gentilicio. De ser un mapa de ciudadanos ostentosos, alegres y altivos somos hoy un territorio por donde deambulan a sus anchas el hambre, la aflicción y la violencia. De ser los más simpáticos del continente somos los más ruidosos en la depresión. Estamos viviendo el desencanto de ser venezolanos en el siglo XXI. Y para muchos eso ha significado quemar las naves, bracear hacia el exilio, buscar otra orilla para reinventarse la vida. Los anfitriones de antes son los desterrados de hoy. Los huérfanos de patria. 

***
 ¿Pero dónde queda la patria? ¿Queda en Chacao, en los cerros de Petare, en Naguanagua, en el hervor de Maracaibo, en la curva infinita de Choroní? ¿Queda en la postal del Salto Ángel? A todas estas, ¿cuántos venezolanos hemos estado realmente en sus aguas? ¿Cuántos selfies nos hemos hecho con un araguaney a nuestras espaldas? ¿Hemos construido nuestra infancia rodeados de tucanes y estepas llaneras? Una estricta mayoría solo entona esas palabras en canciones y arrebatos de frontera. Entonces, ¿dónde está eso que llamamos patria, que hace que tanta gente muera por ella, se despeche por ella, o se oculte de ella? ¿Está en ese tótem caraqueño que es el Ávila? ¿Está en los pinchos de sospechoso origen del Estadio Universitario? ¿En la entrañable Polarcita? ¿En la garganta de Oscar D’León, en las arepas de medianoche, en el humor eterno, en esa tragedia que llaman la viveza criolla? ¿Está en el miamoreo, en el buenos días con queso guayanés, en el chalequeo sin pausa? ¿En el oropel devaluado del Miss Venezuela? Quizás está en todos esos lugares y en ninguno. Quizás la patria es como el alma, un algo intangible, un territorio invisible que circula por nuestras emociones de forma escurridiza y magnífica. 

                                               ***
​                                              
Hoy son muchos los que se han ido del país con las cenizas de lo vivido en el equipaje. Unos han sabido pasar la página, como quien supera una capitulación amorosa luego de un largo desfile de sollozos. Otros se han quedado atascados en la nostalgia. Y hay quien ha preferido renunciar de raíz a su propia raíz. Todas son formas de supervivencia. Porque irse de tu geografía tiene mucho de orfandad. Y ante ese frío mortal cada quien decide abrigarse como quiere. O como puede.
En estos años, tan marcados por la sensación de fracaso como sociedad, hemos aprendido a odiarnos. Y denigramos de lo nuestro. Y nos parece risible ser hermanos de la espuma, de las garzas y de las rosas (que tampoco es que son muy autóctonas las rosas). Y vemos por encima del hombro nuestro propio pasado. Y nos acusamos de vulgares y rústicos. Y decimos que somos demasiado maracuchos o excesivamente caraqueños.
Muchos afirman que el país donde nacieron ya no existe. Y es verdad. Pero tampoco es el de Guaicaipuro, ni el de Bartolomé de las Casas, ni el de Miranda o Boves, ni el de Teresa de la Parra o Rómulo Betancourt. Ni siquiera el de Reverón, Cabrujas o Vicente Gerbasi. No es el país de nuestros ancestros, ni será el de nuestros nietos. Los países van cambiando, como la gente, como la historia. Como esa embocadura de noticias que es la tecnología.
  
​                                      ***
Hay quien argumenta que es absurdo quedarse en un país que se hunde cien metros cada día. Que salvarse es lógico. Y sí. Uno tiene derecho a salvarse. Pero también tiene derecho a decidir si lo hace adentro o afuera. 
Hay quien justifica su decisión de irse juzgando a los que se quedaron. Y también existe el terrible viceversa. Hay quien se atreve a prohibirle a todo el que esté afuera que opine, sugiera o se duela. Y está el que a millas de distancia decreta la mejor vía para llegar triunfalmente a Miraflores. 
Hay tantas maneras hoy de ser venezolano. 
Condenarnos unos a otros es un ejercicio infecundo y pernicioso. En rigor, es tan difícil irse como quedarse. Es imposible sobrevivir sin heridas a cualquier decisión que se tome. Sabemos que el verdadero exilio es emocional.Que la mente se va primero que los pies. Que el corazón gestiona sus propios pasaportes. Que podemos divorciarnos del país así sigamos durmiendo bajo su misma luna. Y también ocurre que hay quien ya en otra orilla no deja de destilar la punzante noción de desarraigo. Ocurre que el afuera te puede deformar la mirada. O afinártela. Todo depende de la forma en la que te asomes al país. Y de la ventana que elijas.
Pero  el rizo se hace más doloroso cuando terminamos condenando a un gentilicio entero por los desvaríos de un grupo de bandoleros que corean estribillos revolucionarios. Y por nuestra torpeza o desencuentro para conseguir el remedio a esta desventura monumental. 

                                               ***
Nadie puede abandonar a un país del todo. Adonde vayamos, él irá con nosotros. Nos acompañará en la manera de descolgar nuestra risa, en la cadencia del habla, en el ímpetu de los abrazos, en el baile y en el paladar, en esa forma de ser cercanos y excesivos. Seguiremos siendo caribes en las calles de Lisboa o Montreal. Caraquistas o magallaneros en los suburbios de Berlín o en el metro de Nueva York. Vinotintos en la derrota y en el gol de última hora. Ruidosos y entrañables. Permisivos, sensuales e irresponsables. Pónganos usted el huso horario, la dosis de nieve, el idioma que desee, igual seremos lo que no tenemos más remedio que ser, a mucha honra para millones, a tanta pena para otros: venezolanos. Como lo diría un colombiano: supremamente venezolanos.  
                                               ***
El hecho es que se nos anda desgajando el corazón por los amigos que  parten  cada semana, los vecinos que  migran en  manada, los profesionales que saltan al vacío del quién sabe. Hoy discutimos en todas partes sobre esa herida en progreso que es el éxodo venezolano. Pero ese conflicto —hay que decirlo— solo lo tiene un sector de la población, pues para ejecutar esa operación de alto impacto ciertas condiciones aplican.
En cambio los otros, millones de otros, están rudamente entrampados en una pesadilla de distinto calibre. Una muchedumbre que sobrevive con el golpe seco de la resignación en su pecho. Esos otros no hablan de España, Panamá o Chile. Es una duda a la que no tienen acceso. Se montan unos sobre otros y no ven las costas de Florida. Se empinan. Se encaraman. Y nada. No ven más que incertidumbre en el paisaje de sus próximos años. Por más que lo deseen, no pueden irse. El mundo es del tamaño de su barrio, pueblo o caserío. Del grosor de su bolsillo. El pescador de Juan Griego, el agricultor de Timotes, el jornalero de Zaraza, el indígena de la Guajira, el motorizado de Catia, cada uno de ellos y su profuso entorno están atrapados en esta emboscada de la historia. No hay puerta de escape para ellos. Ni escalera de emergencia. Ni foto posible en el aeropuerto de Maiquetía.
Irse no es el dilema de sus insomnios.

                            ***

Los otros son muchos rostros. Rostros que hacen ocho horas de cola para comprar migajas de comida. Que ruegan a Dios de lunes a lunes. O que piensan que Dios está demasiado distraído. Los que no saben ni sabrán lo que es un Walmart, una clínica en Houston o un colegio en Madrid. Son los que se quedan porque no queda otra. Porque la vida no les alcanza para más. 
Y están también los otros. Los que gritan patria con dólares a 6,30. Los que viven en clubes, aviones y capitales del primer mundo en nombre de Chávez. Los inescrupulosos. Los que decidieron saquear la última gota de petróleo en nombre de un resentimiento.
Se nos anda desgajando el corazón todos los días.
En nombre de los que lograron irse y no volverán. De los que apuestan por la migración del retorno. De los que reniegan del país. De los que lo añoran hasta el temblor. De los que se han enriquecido hasta la indecencia. De los que ya son cadáveres de un pillaje llamado revolución. De los que insistimos porque queremos. O porque no hay más remedio que insistir.

                                       ***

Son tantos los otros que somos todos. El país. Todos. Tan distintos y tan en la misma palabra: Venezuela. La palabra que vamos a recuperar a pesar de tanto. La palabra que nos arropa y empina. La que decimos cuando preguntan de dónde venimos. La que pronunciamos cuando nos interrogan sobre tanta nostalgia. La palabra donde hemos sido mejores y necesitamos volver a serlo. 
La patria, eso tan intangible y contundente, cabe en cuatro sílabas. Y todos, nosotros y los otros, los otros que somos todos, nos contenemos en ella.  Y la convertiremos, así sea con dolor y terquedad, en una forma de victoria. No tenemos otra opción. No hay otra contraseña posible.