Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

jueves, 9 de noviembre de 2017

RECUERDOS DE LA VENEZUELA QUE ESTÁ EN PELIGRO

RECUERDOS DE LA VENEZUELA QUE ESTÁ EN PELIGRO
admin | 08/11/2017 | Web del Frente Patriotico
Recuerdo los años anteriores a esa desgracia llamada Hugo Chávez y si bien es cierto que los venezolanos no nos merecíamos una declinación que avanzaba aceleradamente, si hubo una gran culpa en lo que nos está sucediendo, ya que fueron muchos los que sin recapacitar, sin darse cuenta de la gravedad de las palabras que pronunciaba el “comandante” le aplaudieron y rieron toda su vulgaridad, cayeron en la trampa de hacer dinero fácil sin al parecer darse cuenta que en la misma medida que robaban y, se hacían la vista gorda porque se aprovechaban de lo que en su ceguera consideraban ignorancia, estaban perdiendo el país ya que, después de todo se estaban llenando de dinero cargado de picardía con muy poco sentimiento patriótico, poco amor por el país, si es que alguna vez lo sintieron.

Cierto es que hoy todo el mundo está boquiabierto con el destrozo de ese paraíso que era Venezuela, pero muy pocos los que realmente la defendieron y todavía pretenden que sea el esfuerzo de otro quien los libere. En un principio todo se lo dejaron a la Gente del Petróleo a quienes abandonaron al negarse a hacer los disparates que la gente pretendía se llevaran a cabo, siempre el robo al tesoro de la nación fue una vía para enriquecerse por parte de ciudadanos y funcionarios para quienes primero era el dinero y luego el país. Todavía hay gente que con tal de que ellos estén bien no les importa que el país esté quebrado, entre estos todos los militares y funcionarios transformados en multimillonarios de la noche al día. Todavía llaman a Maduro presidente, insisten en la vía electoral sin luchar por un Consejo Nacional Electoral (CNE) limpio y democrático Siempre están del lado del más fuerte y quieren pasar agachados ante los problemas.
Cierto es que Venezuela no se merecía su destrucción, como tampoco lo es que su más precioso tesoro que son los niños estén sufriendo la miseria y penuria que están pasando, lo cual no es un buen augurio para el futuro de ellos ni del resto del pueblo y mucho menos del país, ya que ellos representan el futuro de Venezuela y si crecen hambrientos, débiles e ignorantes el país retrocederá décadas, Lo que ha sucedido en Venezuela es un genocidio que tiene unos culpables innegables en sus diferentes etapas. Estamos viviendo una de las peores crisis y quien sabe hasta cuándo durará. Sin que reaccionemos con inteligencia y anteponiendo la moral y principios ante todo.
Es preciso que recapacitemos y hagamos un recorrido sincero de todos estos larguísimos años de desgracia y abandono, que volvamos por nuestro fuero y nos decidamos todos a luchar por un mejor país, una Venezuela reconciliada, proyectos de país basados en verdaderos principios existen, han sido formulados, consultados y estoy más que segura que de aplicarlos lograríamos todos unidos esa Venezuela que queremos, verdaderamente libre, con futuro, para esto no se necesitan armas, ni guerras, ni amenazas, ni mordazas, lo que se necesita son principios, voluntad y un trabajo honesto que nos lleve a rescatar al país que una vez tuvimos y que hemos dejado perder por el egoísmo.

Pensémoslo bien y nos daremos cuenta que un futuro con decencia nos espera si verdaderamente nos lo proponemos.
EL FINAL CONJUNTO DEL RÉGIMEN Y SU OPOSICIÓN
admin | 08/11/2017 | Web del Frente Patriotico
Que complicado se pone intentar escribir de una realidad que cambia cada hora, cada minuto. Pareciera que fueron el año pasado eventos que tienen solo días de haber ocurrido. Es por eso que se hace más difícil porque ahora de lo que se trata es de identificar tendencias y hechos que no se ven a simple vista. ¿A dónde nos llevara esta fractura irreversible de la oposición oficial? ¿Qué tan grave es y qué consecuencias tendrá eso para Venezuela?

Tengo la teoría –aún por comprobarse- de que ese terremoto del 15 de Octubre todavía no termina (ver Terremoto político, en http://ticsddhh.blogspot.com/2017/10/terremoto-politico.html). El deslizamiento de las placas tectónicas políticas de Venezuela no solo derribó el edificio de la MUD sino que sus ocupantes se fueron corriendo buscando refugio para las edificaciones del régimen.

El común de la gente piensa continuar en la pachanga electoral, y los partidos de la extinta MUD seguirán reclamando los votos opositores “as usual” haciéndole la comparsa al régimen, en una suerte de huida hacia delante de la oposición colaboracionista. Y la gente votará y votará hasta las Presidenciales el año entrante, con declaraciones de los voceros de esa oposición de que su “lucha será por unas mejores condiciones electorales” para elegir Presidente (ver Ramos Allup llama a fortalecer la imagen unitaria y procurar mejores condiciones electorales, en https://www.lapatilla.com/site/2017/11/03/ramos-allup-llama-a-fortalecer-la-imagen-unitaria-y-procurar-mejores-condiciones-electorales/). ¡Por Dios! Me reiría de eso si no fuera tan patético. Eso era lo que pedíamos antes de la elección de Maduro y la MUD no nos paró ni medio, por no decir lo que corresponde (A la sociedad democrática venezolana ante el llamado a elecciones el 14 de abril de 2013, en http://declaraciondecaracas.blogspot.com/2013/03/ante-las-elecciones-del-14-de-abril.html). Ese es el lamentable camino que les quedo después del terremoto, pensando que saldrán con bien de eso.

Pero lo grave no es eso. Es que para poder sostener ese parapeto electorero deberán proceder a montar la pantomima de un nuevo CNE, esta vez desde la Asamblea Constituyente fraudulenta, porque ahora la gente no se va a tragar a Tiby Lucena de nuevo, so pena de dejar los centros vacíos en una nueva elección. Y ya lo están negociando con el régimen. Ese es el costo del refugio luego del terremoto. Y el régimen impondrá su 3 a 2, ahora sin Tiby, y con algunas de las “reptoras” actuales, en una composición tramposa de nuevo.

La ex MUD abre de esa manera un nuevo período de convivencia, esta vez manifiesto con el régimen. Ambos luchando por sobrevivir en tiempos donde es imposible una convivencia, a menos que te hayas pasado con todo y pertrechos para el otro bando. Los venezolanos deben saber que eso que se llamaba oposición oficial ya no lo es. Ya es el régimen disfrazado de oposición. Y si deciden votar en ese parapeto electoral que monten, estarán contribuyendo a alargar el sufrimiento que vivimos en este país.

El régimen tratará desesperadamente ser reconocido internacionalmente y para ello se gastará hasta el último dólar, que debiera estar destinado a nuestra comida y medicinas, en la ex MUD y a todo aquello que le intente dar legitimidad a sus actuaciones, alargando la agonía de todo el mundo. Vano intento. Ya está condenado. Ya Venezuela es un Estado fallido con una tiranía narco militarizada y terrorista al mando. Y eso tendrá consecuencias para los que se abrazan a él buscando un oxigeno que ya se acabó, como la ex MUD. Y esa charada de que no voy a las Municipales pero si a las Presidenciales “buscando mejores condiciones electorales” no es más que un embuste que se están metiendo ellos mismos y peor aún a los venezolanos que de buena fe aun cree en ese liderazgo.

Pero lo que hacen es volver sobre el interminable ciclo de la historia, que si no la conoces, la repites. Ramón J. Velásquez, citado por Simón Alberto Consalvi en su biografía de Juan Vicente Gómez  indicaba: “Tenía razón Cipriano Castro cuando al dirigirse al Congreso Nacional en su mensaje de 1903 afirmó que nada le enorgullecía tanto como “la gloria de haber vencido al famoso caudillaje histórico, muerto por mi propia mano, en el mismo campo de batalla al filo de mi espada, porque dejó así allanado el camino de una paz, duradera y fecunda”.(…). A La Victoria concurrieron como a un cementerio de elefantes, todos los viejos prestigios militares de Venezuela. Los que durante 50 años habían dictado la ley, y dividiéndose a ratos en oposición y gobierno, habían mantenido el control absoluto del poder político y del dominio militar. Cuando se dispersen, cumpliendo la orden general del 2 de noviembre de 1902, dictada por Matos en el cuartel de San Mateo, va en camino del olvido total…” (1).

Nosotros no tendremos que matar a nadie “en el mismo campo de batalla al filo de mi espada”como hizo Cipriano Castro con la ayuda de Gómez, pero la historia nos enseña que si deben desaparecer políticamente estos personajes que impiden que el país evolucione a un nuevo siglo y que por décadas han “dictado la ley, y dividiéndose a ratos en oposición y gobierno, habían mantenido el control absoluto del poder político y del dominio militar” después que esta debacle pase. ¡Y pasará! ¿Quiénes quedarán de pié? Solo aquellos que verdaderamente interpreten el tiempo histórico en el cual viven.

El régimen y su oposición –que ahora son dos caras de la misma moneda- abiertamente esperan que los venezolanos les compremos esa nueva fachada. ¿Esperará Rosales que los zulianos le compren que el gobierno no apoya su nueva candidatura “opositora” cuando lo dejaron participar, levantando su inhabilitación política? ¡Ramos Allup y Rosales al menos deberían tener la decencia de inscribirse en el PSUV!

Los acontecimientos políticos estarán cada vez mas sesgados a la inviabilidad del modelo político comunista y terrorista del régimen. Y aquellos que estén viviendo una relación de simbiosis mutualista asqueante con el gobierno (ver Simbiosis, en http://ticsddhh.blogspot.com/2012/12/simbiosis.html) tendrán invariablemente como consecuencia sufrir su mismo destino. Ojala nos hagan ese favor de no despegarse de ese tronco agonizante, le ahorrarán a Venezuela muchos años de sufrimiento futuro…
Terremoto político
Por Luis Manuel Aguana

Luego de un terremoto, lo que siempre se recomienda en prudencia, es esperar tranquilo un breve tiempo que aparezcan las replicas del sismo para no quedar en peor situación, porque se supone que el terremoto ya ocasionó, por lo inesperado, un daño importante.

Lo que ocurrió en Venezuela con el fraude del régimen el 15-O fue un terremoto político de unas consecuencias que no podemos todavía sopesar en su magnitud ni despachar como un simple robo en las elecciones de gobernadores. Luego la réplica, representada por la juramentación de los gobernadores electos de Acción Democrática, se terminaron de caer las estructuras restantes que creímos que se sostendrían pese a lo fuerte del terremoto inicial.

El primer edificio en caerse fue el de la MUD. Muchos venezolanos creyeron de buena fe que aun cuando el terremoto del fraude se llevara el supuesto “triunfo” opositor ofrecido por la MUD de “mas 20 gobernaciones”, aun así los pocos gobernadores electos opositores que quedaran de pié “no se juramentarían ante una Constituyente fraudulenta”, como gritara la MUD en sus comunicados.

Vana ilusión. El férreo dominio del Secretario General de Acción Democrática sobre su partido prevaleció  sobre la voluntad de los electores de los gobernadores adecos electos. Esperaba esa conducta, no porque tuviera una bola de cristal sino porque es parte de un comportamiento consistente de la oposición oficial frente al régimen (ver mi nota ¿Quien será el ganador el 15-O? http://ticsddhh.blogspot.com/2017/10/quien-sera-el-ganador-el-15-o.html). Sin embargo deseaba haberme equivocado. Acción Democrática actuó a los ojos de los venezolanos a espaldas a su glorioso pasado histórico. Si no fue así, deberá entonces la base de ese partido corregir lo que haga falta corregir para que Venezuela no pierda lo que ha sido un importante bastión de la democracia venezolana.

Indicaba en esa nota que lo harían, y lo hicieron. Se fueron a postrar vergonzosamente frente a Delcy Rodríguez en la constituyente fraudulenta. Y no se equivoquen con el caso de PJ en el Zulia. Si la situación hubiera sido a la inversa, esto es, si le hubieran tocado a PJ esas 4 gobernaciones, Julio Borges hubiera tomado la misma decisión de Henry Ramos Allup. Así que esos supuestos golpes de pecho de honorabilidad de ese partido no son más que la toma de ventajas de posiciones políticas frente a su principal contendor en las Presidenciales que esperan tener con el régimen, ante una decisión que ambos partidos ya habían tomado muchísimo antes de las elecciones. Que Guanipa le venda ese discurso a los pendejos. Ya muchos salieron con posición adelantada lanzando al gobernador electo del Zulia como candidato presidencial. ¡Por favor, hasta cuándo se van a aprovechar de las inocentes ilusiones de cambio de los venezolanos!

Ahora bien, Henry Ramos Allup sale de la réplica de ese terremoto como una de sus principales víctimas. Y yo me pregunto ¿esperaban que brotara una naranja de una mata de mango? Me voy a atrever aquí a decir que Henry Ramos Allup no puede ser el chino de Recadi. Esto es, el único culpable de una tragedia que tiene muchísimo más fondo y responsables de los que vemos a simple vista. Si existe algún “culpable”, si es que lo podemos llamar asi, es una manera de hacer y concebir la política, que atropella todo lo moral, todo lo ético, toda la lógica, incluso hasta toda la racionalidad con tal de seguir conduciendo los destinos del país y administrar una ubre que pareciera que es inagotable en el medio de la mayor miseria material -y peor aún, moral- que ha vivido la Nación después de la Guerra de Independencia.

Podremos volcar en una sola persona toda nuestra “frustrachera” por lo sucedido el 23 de Octubre viendo los gestos de genuflexión de esos Gobernadores adecos electos frente a las cámaras y a la vista de todos. Ya ellos deberán responder por eso ante la historia. Pero lo que no se ha resuelto todavía es la razón por la cual los dirigentes políticos hicieron lo que hicieron, que no es otra cosa que un sistema de partidos incapaz de renovar su dirigencia y de poner por delante al país y a sus ciudadanos en lugar de sus propios apetitos de poder e influencia. Eso es lo medular de este problema.

Mientras un régimen corrupto, sea este o cualquier otro, maneje la caja y distribuya cargos a su antojo porque tiene control de la renta y el reparto de posiciones de poder mediante el control de la maquinaria electoral, en este estado de cosas ético y moral, habrá siempre alguien que haga el papel que hizo Henry Ramos Allup, que para su infortunio le correspondió a el en esta oportunidad. Si le hubiera tocado a Borges seria Ramos Allup quien se estaría rasgando las vestiduras como lo hace Guanipa.

Esto no indica que Ramos no tenga parte de esa responsabilidad, como también la tuvo el famoso chino de Recadi. Lo que digo es que nos tenemos que ver en todos retratados en este espectáculo. Los jefes de esos partidos políticos no podrían haber llegado tan lejos en una entrega del país de no haber mediado un apoyo popular masivo a sus actuaciones; y Ramos Allup no actuó por su sola cuenta en esta traición monumental al pueblo de Venezuela mas allá de lo que ha sido el sistema de complicidades que todavía existe en Venezuela.

¿Seguiremos tolerando que la competencia para resolver este gravísimo problema se base en carismas, en quien insulta mejor al régimen, echa mejores discursos en la Asamblea Nacional, o en si es un muchacho “echao pa'lante” que se bate en las marchas con la policía? Ya va siendo hora de EXIGIR PROPUESTAS, analizarlas y debatirlas, y ver con mucho cuidado quien las hace y porque las hace. Es hora de exigir a los liderazgos una ruta, no candidaturas ni salvadores de la patria. Cambiando a los choferes no arreglaremos este autobús destartalado donde viajamos todos. Esto dejó de ser desde hace mucho un debate electoral para todos los venezolanos para convertirse en  un camino espinoso y duro en el que se nos puede ir la vida, como ya lo hemos podido dolorosamente constatar.

Y es por eso que en la fase que se nos abre ahora en una Venezuela post-MUD, no se puede aceptar que se le pongan gríngolas al pensamiento de la gente permitiendo que las viudas y los herederos de Henry Ramos Allup nos lleven de nuevo como ganado al matadero electoral. Como quisiera una Venezuela que haya aprendido esa lección y sea mucho más exigente.

Como lo cerré en mi nota justo antes del megafraude del 15-O, “Abstención en tiempos de colaboracionismo” (verla en http://ticsddhh.blogspot.com/2017/10/abstencion-en-tiempos-de.html): Si nos venden, tanto a los que votaron como a los que no, ya sabremos a qué atenernos… Pues bien, ya nos vendieron. Comencemos ahora a actuar de acuerdo con eso, dando el primer paso para construir una oposición antisísmica. Se lo debemos a las nuevas generaciones...

Caracas, 27 de Octubre de 2017

Twitter:@laguana

EL MOLURISCO, NUEVA ESPECIE POLÍTICA VENEZOLANA
admin | 08/11/2017 | Artículos | No hay comentarios
Tu eres un injerto raro de perro con escopeta
Yo te he visto en la retreta de la Plaza de Humocaro
Aquiles Nazoa

Nos equivocamos cuando pensamos que la degradación de la sociedad venezolana se explica solamente por la existencia de un componente criminal, el chavismo, claramente separado de la Venezuela digna. La realidad es que entre el chavismo y la oposición democrática existe una ya numerosa interfase integrada por oportunistas, cobardes o traidores a los principios democráticos, la cual complica la lucha de la Venezuela digna, ya que estos integrantes de la interface se mimetizan como defensores de la democracia para avanzar en sus agendas personales.
Uno lee la definición física de interfase y puede comprender lo que está pasando en Venezuela en el orden social.
Dice así:
Se denomina interfase a la zona de separación entre dos fases o medios diferentes, como por ejemplo, agua/aire, metal/disolución, agua/disolvente orgánico, que corresponden respectivamente a interfases líquido/gas, sólido/líquido y líquido/líquido. Esa zona de nadie, o frontera, tiene una enorme importancia en el estudio de una gran cantidad de procesos físicos y químicos, ya que en ella ambas fases pierden sus propiedades características y aparecen nuevas fuerzas que son muy diferentes a las existentes en los medios por separado, lo que da lugar a nuevas estructuras y ordenaciones de compromiso entre las que demandan ambos medios.
Aunque esta es una definición físico-química revela con sorprendente claridad lo que está pasando en la sociedad venezolana. Entre el chavismo y la oposición, grupos  claramente diferenciables, ha aparecido una interfase que comparte algunas de las propiedades de uno y otro grupo pero que desarrolla sus propias características, ya que posee agendas, ambiciones y propósitos diferentes a los unos o los otros. No son, como decía, Joselo ni “mariscos” ni “moluscos” pero una nueva clase que podría denominarse Moluriscos, la cual posee los instintos autocráticos y rapaces del chavismo mezclados con las pretensiones democráticas y populistas de pseudo-líderes tradicionales,  quienes aspiran al poder y a participar del saqueo de los bienes nacionales.
Los miembros de esta interfase predican, por conveniencia, la participación electoral, aunque cuando saben que ir a ella bajo las reglas del chavismo valida al narco-régimen y le da aspecto de legitimidad a lo que es un gran crimen contra el país. Algunos de ellos llegan a pactar en secreto con el chavismo, obteniendo alguna modesta parcela de poder como contraprestación de sus esfuerzos en pro del régimen. El resultado será un gobernador arrodillado frente al chavismo, o un alcalde mediatizado, quienes dependerán de los dineros que le suministre o le niegue el narco-régimen y, por lo tanto, no podrá jamás ejercer el papel que una oposición genuina debería ejercer.
Uno que otro de estos miembros de la interfase se preparan para acudir a una contienda “presidencial”, a fin de hacerle contrapeso a cualquier candidato presidencial realmente democrático, contribuyendo así a la sobrevivencia del chavismo, grupo al cual se irán pareciendo cada día más. Empresas “encuestadoras” al servicio del chavismo, como Hinterlaces, ya apuntan – hoy mismo – , ver:
http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=86347
a un miembro de la interfase, un molurisco (mitad molusco, mitad marisco)  como probable candidato presidencial de “oposición”. Otro de ellos, hoy candidato a Gobernador del Zulia en traición al candidato de verdadera oposición desconocido por el narco-régimen, será otro que tarde o temprano se lanzará a ser candidato presidencial de los moluriscos.
Esta interfase que no es ni chavismo ni oposición sino todo lo contrario pretende reemplazar en el poder al chavismo, manteniendo muchas de sus características trágicas. Representa, por lo tanto, un enemigo más para una oposición que debe ser contundente e intransigente, tanto con el chavismo como con los pseudos demócratas que nadan entre dos aguas.


Borges: estamos listos para un proceso de negociación con el Gobierno
Notiespartano/Portales
9 noviembre, 2017
Este jueves el presidente de la Asamblea Nacional (AN), diputado Julio Borges junto al presidente de la Comisión de Política Exterior, diputado Luis Florido, ofrecieron una rueda de prensa a fin de anunciar al país su disposición para ir a un proceso de negociación con el Gobierno y la presencia de representantes de -al menos- seis países, con la intención de “lograr la restitución de la democracia en Venezuela”.
Borges insistió en que “tenemos muchos meses luchando por la constitución de un grupo de países amigos. Por eso es que ir a una elección presidencial con reglas que le den paz y confianza a todos los venezolanos”.
“Estamos anunciando que hemos desarrollado y desplegado nuestras relaciones con América latina lograr condiciones electorales que nos permitan ir a elecciones presidenciales. Estamos decididos a seguir tocando las puertas de los distintos países de la región. Todavía no está cuajado del todo este grupo, ya hemos tocado las puertas de México, Chile, Paraguay, quienes han expresado que están dispuestos a ayudar en tal sentido”, recalcó.
Por su parte, Luis Florido expresó que “estamos listos en la unidad democrática para este proceso de facilitación y esperamos que el Gobierno también lo esté”.
“Llevar al Gobierno al terreno internacional es un proceso que no ha sido fácil (…) hay que abordar la crisis humanitaria que vive Venezuela. Estamos esperando que República Dominicana, en conjunto con nosotros y el Gobierno,  coloquemos la fecha para dar inicio a esta facilitación. Hemos decidido hablar con totalidad y transparencia con este tema que es tan importante para todos los venezolanos”, indicó.
Explicó que “el martes hicimos reunión con los jefes de fracción y todos estuvimos de acuerdo en que debemos transitar este camino en pro de lograr las condiciones electorales para las presidenciales”.
“Esta es la primera vez que vamos a tener un proceso de negociación internacional. La presencia de estos países y el Grupo de Lima no es cualquier cosa. ¿Va a tener éxito este proceso? No lo podemos garantizar. Pero le garantizamos al pueblo venezolano que le informaremos de todo lo que ocurra en proceso de negociación”, recalcó.
Ley contra el odio no es para frenarlo
Al ser consultado sobre la Ley Constitucional contra el odio por la convivencia pacífica y la tolerancia aprobada por la constituyente cubana, Borges indicó que “esa ley no es para frenar el odio, sino para promoverlo en Venezuela”.
“Esa ley es un escándalo mundial, así hay que denunciarlo en todas partes, busca callarle la boca al pueblo venezolano, es la negación de lo que somos como país libre. Esa ley lo que busca es sembrar el miedo en los medios de comunicación, en las redes sociales, en los movimientos políticos castigándonos con la ilegalización. El Gobierno está equivocado si piensa que puede contener el sentimiento de la población con represión”, insistió y agregó que “Venezuela se está muriendo de hambre, de medicinas y también de libertad. Busca seguir destruyendo el anhelo de libertad”.


miércoles, 8 de noviembre de 2017

El 10 de octubre el coloso del zodíaco ingresó a Escorpio, signo del "médico de los pobres" Júpiter retorna y activa nuestra misión colectiva y la causa de José Gregorio Hernández ALBANELA RAVELO

Contrapunto Domingo, 24 de Septiembre de 2017 a las 8:19 a.m.
A propósito de que en pocas semanas el planeta de la expansión ingresa a Escorpio, reanimando la conciencia de nuestra espiritualidad, hoy analizamos la carta astral de un venezolano y escorpiano excepcional, cuya misión es ejemplo universal
Este próximo 10 de octubre, Júpiter, el coloso del zodíaco, ingresará a Escorpio, magnificando y activando a sus nativos y a los temas propios de esa franja zodiacal, contenido que desglosaremos en las próximas dos semanas.

El profundo poder de Júpiter en Escorpio nos sitúa en el contexto de reanimar el compromiso social, la conciencia de nuestra misión individual y colectiva, y un replantamiento de la esencia pura y amplia de nuestra espiritualidad.

Por ello, hacemos tributo a un venezolano universal, escorpiano excepcional, cuyas enseñanzas y ejemplo nos recuerdan valores fundamentales para nuestros tiempos.

El impulso de Júpiter, el gran benefactor, en su retorno de cada 12 años, nos refiere que su ruta de beatificación para su posterior canonización, será activada entre el 10 de octubre de 2017 y el 7 de noviembre de 2018.
El ejemplo de un escorpiano universal

José Gregorio Hernández nació en 1864, cuando el sol transitaba por Escorpio, el signo que evidencia la muerte y el fin, para hacer posible la regeneración y la nueva vida. El signo asociado a la sexualidad, paradójicamente, es capaz de trascenderla y enrumbarse, como lo hizo “el médico de los pobres”, por un derrotero profundamente religioso, místico y, después de su muerte física, por un camino espiritual.
Su nodo lunar norte, parte kármica, misión de vida o camino del alma, se ubica en su mismo signo, Escorpio, revelando que transitaría por fuertes lecciones de desapego, y una lucha por establecer un gran control y dominio de sí mismo.
Como un típico escorpiano, José Gregorio, apasionado de su profesión y con una inquebrantable vocación religiosa, no le temía a la muerte, su misión lo llevó a un estrecho vínculo con ella, donde innumerables veces salió victorioso.
En su mapa natal, Saturno, planeta que representa una especie de voz de la conciencia, ubicado en el signo de las relaciones, Libra, le llevó a practicar un enorme sentido de responsabilidad con la gente, no solo con sus pacientes, sino con su familia, ubicó a sus padres y educó a hermanos y sobrinos.
Mercurio, planeta de comunicadores, también en Libra, lo llevó a compartir sus conocimientos y el producto de sus investigaciones.

Con el impulso de Júpiter y Venus, planetas de lo filosófico y de la armonía en Sagitario, el signo de traspasar las fronteras, publicó sus avances médicos y sus conceptos de filosofía; viajó a Europa, para entregarse a sus dos grandes amores: la medicina y la religión.
La luna, su mundo emocional, en Virgo, el signo de la exigencia y el servicio, señalan su entrega a la minuciosidad científica, su éxito como docente y la habilidad con que llevó su devoción a la práctica: fundó la primera cátedra de bacteriología de Venezuela y luego de culminar estudios en París, regresa con equipos para el laboratorio del Hospital Vargas.
Ya jubilado de su profesión, Fray Marcelo, nombre que obtuvo cuando nació en la vida religiosa en Italia, pasó por la ineludible experiencia kármica de una nueva renuncia. Asumió con lucidez una profunda muerte simbólica y deja su carrera religiosa por trastornos de salud para regresar a su tierra natal, Venezuela.
Marte, planeta de acción y energía se encontraba retrógrado en Géminis, el signo del pensamiento, del transporte y de los desplazamientos, en su carta natal, dándole una gran pasión por sus ideas.
El 29 de junio de 1919, Marte en su faceta violenta pasó por encima del Marte de esa carta natal y se ubicó al lado de Urano el planeta de lo sorpresivo, y José Gregorio muere víctima de un accidente, con el único vehículo que existía en Caracas.
Aún después de fallecido, continúa venciendo a la muerte, en cada testimonio, en la fe que le profesan, en sus milagros, en sus aportes a la ciencia, en las múltiples anécdotas y en lo que sus “mediums” o canales dicen recibir de él.
En 1949 se abrió el proceso de su canonización en el Vaticano, en 1986, le fue otorgado el grado de Venerable y en 2013, su santidad, el papa Francisco, expresó interés por la causa del Dr. José Gregorio Hernández. En pocas semanas, el planeta de la expansión, retornará luego de 12 años, para activar y difundir su esencia, su propósito y su vocación.
Hoy (2017) en Venezuela y el mundo entero, podemos afirmar que la intensa aura magnética de un ave fénix, renace poderosa de su contacto con la muerte, porque la misión de José Gregorio aún no ha terminado...

@AlbanelaRavelo

Causa de beatificación del Dr. José Gregorio Hernández
A los venerables sacerdotes, miembros de Institutos de Vida Consagrada, miembros de los movimientos de apostolado seglar, y fieles en general.


Con un cordialísimo y fraterno saludo, Mons Fernando Castro Aguayo, Obispo Auxiliar de Caracas y Vice-Postulador de la Causa de Beatificación del Venerable Dr. José Gregorio Hernández, y un servidor, tenemos el gusto de dirigirnos a Ustedes con relación a dicha Causa, para solicitar su valioso apoyo.
 Como sabemos, la Santa Sede es muy estricta en cuanto a los pasos necesarios para la beatificación. El más importante, que fue la declaración de las Virtudes heroicas es decir, el reconocimiento de la santidad de vida del Dr. Hernández., ya se dio el 16 de enero de 1986. Pero aún falta uno fundamental que es el milagro verificado y reconocido como tal por la Santa Sede. Lamentablemente, los dos procesos de presuntos milagros que nosotros enviamos a Roma, fueron rechazados por la Comisión Médica de la Congregación para las Causas de los Santos, uno en 1987, y el otro en 2009
 ¿Qué hace falta para impulsar la Causa de Beatificación de José Gregorio? Especialmente dos cosas muy importantes:
 1. En primer lugar que NO SE TRIBUTE CULTO PÚBLICO al Dr. José Gregorio Hernández. Queremos recordar a los fieles y especialmente a los sacerdotes y religiosos, “que, antes de que el Santo Padre lo declare “beato”, no se debe tributar al Dr. Hernández los honores del culto público. Es decir, no se pueden tener imágenes suyas en los Templos o Capillas u Oratorios Públicos, ni utilizar el término de “Santuario del Dr. José Gregorio Hernández”, ni invocarlo en actos litúrgicos, ni ofrecer el Santo Sacrificio de la Misa en acción de gracias a él. Lo que sí podemos y debemos hacer es pedir a Dios su pronta beatificación y ulterior canonización. Es muy importante que observemos estas normas, a fin de no poner trabas al reconocimiento de la santidad de José Gregorio por la Santa Sede”. (Carta Pastoral del Cardenal Arzobispo de Caracas sobre la Causa del Dr. José Gregorio Hernández)
 ¿En que se manifestaría el culto público al Venerable Dr. José Gregorio Hernández?
 1. En la presencia de imágenes suyas en los templos parroquiales, iglesias filiales u oratorios públicos o semipúblicos. 2. En que se acepten intenciones de Misa para dar gracias a José Gregorio favores recibidos. 3. En llamar “Santuario” de José Gregorio Hernández una Capilla u Oratorio público o privado ya existente o nuevo.
 En este sentido, cualquier fiel puede tener privadamente una imagen o estampa del Dr. José Gregorio Hernández; sin embargo no se pueden exponer en las Iglesias a la veneración de



los fieles. Se pueden ofrecer Misas “por la pronta beatificación del Dr. José Gregorio Hernández”, pero no “en acción de gracias a él”. No podemos bendecir pequeñas grutas del Dr. Hernández, y tampoco podemos bendecir las estampas con su imagen.

Esto es muy importante. Si descuidamos este aspecto, en el que siempre hemos insistido desde la Vicepostulación de la Causa, corremos el peligro de que se impida el progreso de la Causa, porque esas manifestaciones de culto hacia quien no ha sido beatificado están prohibidas por la Santa Sede.

2.- En segundo lugar, les pedimos promover el envío de la información sobre los presuntos milagros.

Dada la popularidad del Dr. Hernández, algunas personas tienen la impresión de que lo único necesario para que la Santa Sede proceda con su beatificación es la manifestación masiva del pueblo venezolano De hecho esto ha afectado a los devotos, pues algunos piensan erróneamente que ya no es necesario poner por escrito los presuntos milagros y favores sencillamente. Sin embargo, es imprescindible la comprobación del milagro.

Por ello les pedimos que tengan a bien leer la información adjunta en la cual se dan las informaciones precisas que se deben suministrar al Vice-postulador de la Causa para la Beatificación del Dr. José Gregorio Hernández. Asimismo les invitamos a enviar esas informaciones sobre los presuntos milagros a la Vicepostulación de la Causa, a las direcciones indicadas en el anexo.

Querido hermanos: mucho les agradecemos haber leído esta carta, y les rogamos hacer todo lo posible para proteger e impulsar esta Causa, tan querida para el pueblo venezolano!

Con nuestra afectuosa bendición episcopal,


      +JORGE L. UROSA SAVINO,                    + FERNANDO CASTRO AGUAYO
    Cardenal Arzobispo de Caracas         Obispo Auxiliar de Caracas, Vice-postulador



martes, 7 de noviembre de 2017

En Venezuela rige solapada e implícitamente la norma vigente en las peores dictaduras: PROHIBIDO PENSAR

DEBATE SOBRE LA MISERIA, SOBRE LA MISERIA DEL DEBATE
admin | 07/11/2017 | Web del Frente Patriotico
En Venezuela rige solapada e implícitamente la norma vigente en las peores dictaduras: PROHIBIDO PENSAR
Antonio Sánchez García @sangarccs
“Las dictaduras fomentan la opresión, las dictaduras fomentan el servilismo, las dictaduras fomentan la crueldad; más abominable es el hecho de que fomenten la idiotez.”
Jorge Luis Borges
1
            No recuerdo, en estos 18 años de socialismo bolivariano ni en estos veinticinco años transcurridos desde el golpe de Estado que rompiera el hilo constitucional y quebrantara para siempre el Estado de Derecho, tras la intención de derrocar al gobierno constitucional e imponer una dictadura militar, una sola discusión, ni un miserable coloquio o un desangelado debate – tampoco libros, ensayos o artículos que versaran sobre la naturaleza que subyacía a ese Estado de Derecho fracturado ni sobre el proyecto político y socioeconómico del movimiento golpista que pretendía suplantarlo. Cuando más, memorias. El venezolano prefiere recordar que pensar. Tampoco recuerdo, luego de diciembre de 1998, que se planteara la discusión sobre la esencia del gobierno presidido por Hugo Chávez que pretendía instaurar no sólo una dictadura, travestida como casi todas ellas, sean comunistas o fascistas, de “democracia directa y participativa”, sino incluso un régimen totalitario en Venezuela. Recuerdo algunos pálidos aportes de Alberto Garrido sobre la influencia del argentino Humberto Ceresole sobre la mancuerna fuerzas armadas, caudillo, pueblo. Con fuertes resonancias del fascismo carapintada de los militares golpistas argentinos y un desmarque radical respecto de la influencia del castro comunismo cubano, que destacado críticamente por Ceresole le merecería ser expulsado del reino rojo y carapintada venezolano. No advirtió el pobre que el régimen en vías de implantación ya era rojo rojito. Ninguna sobre el fascismo cotidiano del subdesarrollo que subyacía a dicha fórmula, ni muchísimo menos sobre el vínculo Chávez-Fidel Castro, escandalosamente divulgado luego de su primera visita a Cuba, en 1995. Entonces como hoy, en la América Latina irracional y delirante, no causaba asombro ni disgustos identificarse con los tiranos, si se proclaman de izquierdas. Pero que ni J.V. Rangel ni Luis  Miquilena permitieron subrayar. Eran sus principales asesores en manipulación electorera, al extremo de llevar a su discípulo golpista a socializar, un vaso de whiskey en la mano, con John Maisto, el embajador norteamericano en Caracas. “Miren sus manos, no su boca”, dijo el torpe y menguado funcionario del Departamento de Estado luego de uno de esos cordiales encuentros en la sede de la embajada americana en Caracas. Ya entonces me previno sobre la oprobiosa complicidad del Departamento de Estado frente al castro comunismo que se avizoraba en Venezuela. Borges, el indoblegable genio argentino,  lo había avizorado mucho antes: “En Estados Unidos se espera que uno sea partidario de los indios, que hable mal del país y que sea comunista. Cuando me niego a estas tonterías, a veces defraudo a los que me escuchan.” Y temí que absolutamente desvinculado de los principios del marxismo, que ninguno de esos militares golpistas conocía, el socialismo bolivariano no hiciera más que cumplir el horror de la tragedia soviética, reconocida con lucidez y coraje por su primer disidente, León Trotzky en La revolución traicionada: sin el más elemental desarrollo de sus fuerzas productivas, Chávez no haría más que reafirmar el pronóstico que el joven Marx presagiara dos años antes de publicar su Manifiesto Comunista: “(…) el desarrollo de las fuerzas productivas es prácticamente la primera condición absolutamente necesaria (del comunismo). Por esta razón: sin él sí se socializaría la indigencia y ésta haría resurgir la lucha por lo necesario, rebrotando, consecuentemente, todo el viejo caos (…)”. Bíblico: la revolución proletaria y el comunismo no se produjeron en ninguna sociedad desarrollada. En aquellas sociedades pre capitalistas e donde se impusieron gracias al voluntarismo de vanguardias decisionistas no hicieron otra cosa que socializar la indigencia. Y, por ello, montar sobre esa indigencia socializada monstruosos totalitarismos policiacos.    
No se ha tratado, pues, en la bolivariana, de una revolución socialista: se ha tratado de un brutal asalto del gorilaje tropical castrista al Poder y a las riquezas venezolanas. Había que travestir el asalto castrocomunista in status nascendi de rebelión democrática. Como en su momento lo hiciera Fidel Castro desde la Sierra Maestra. Primero el asalto. Luego, la verdad. Más nada: confundir al eventual enemigo. Y salvo algunos pocos avispados, todos se tragaron el cuento. Chávez no era el enterrador de la democracia: era el partero de la nueva, resplandeciente e impoluta democracia tropical venezolana. ¿Cómo definir la estrategia y la táctica políticas correctas y adecuadas con las que enfrentar al mortal enemigo, si jamás se ha sabido real y verdaderamente en qué consiste y por qué razón nos vemos envueltos en esa mortal enemistad que nos enfrenta? ¿Si quienes defenestraran a Carlos Andrés Pérez y hoy, gangosos y estridentes, cacarean su usurpado liderazgo, habían decidido pasar agachados y acechar por tiempos mejores? A la carencia de todo pensamiento crítico, que jamás lo tuvieran, inmoral connivencia con la barbarie: inolvidable el silencio alcahuete y aprobatorio de los líderes de entonces ante la burla, el sarcasmo y el desprecio de la asunción de mando. Me refiero a Ramos Allup y a Henrique Capriles. Y lo que da cuenta de la miseria opositora: siguen al frente de la oposición oficialista. 
2
             A juzgar por los hechos y luego de las docenas de elecciones de todo orden habidas desde entonces, jamás se debatió en Venezuela por qué y para qué se elegía, qué proyectos diferenciaban a las distintas posiciones, que ideologías inspiraban a los partidos de una y otra banda. Cuál era, en rigor, el proyecto del gobierno y cuál aquel con el que la oposición de los partidos del establecimiento, viejos y nuevos, pretendían enfrentarlo. Salir de Chávez y luego salir de Maduro: fuera o no fuera cierto, esa ha sido toda la razón que ha asistido a la llamada oposición desde diciembre de 1998. Salir no de quienes nos aherrojan, los dictadores de siempre, sino de los estorbos de malos gobiernos. Es más: aún al día de hoy no existe consenso entre las fuerzas opositoras sobre la caracterización del régimen. Aún en 2006, durante una visita a la presidenta Michelle Bachelet en Santiago de Chile, una comitiva opositora formada por Teodoro Petkoff, Manuel Rosales, Julio Borges y Timoteo Zambrano – sólo faltaban Henry Ramos Allup y Leopoldo López para que ella hubiera sido la fiel y completa expresión del conjunto de las fuerzas opositoras que hoy, a once años de distancia, conforman y constituyen la llamada Mesa de Unidad Democrática –  sostuvo sin titubeos y con una firmeza axiomática que no dejaba lugar a dudas: “Hugo Chávez es un demócrata”. El periódico El Nuevo País, de Caracas, lo destacó con foto principal, a todo lo ancho de la portada.
             La historia, en cambio, se encargó de desmentirlos y confirmar lo que algunos analistas veníamos sosteniendo desde la alborada del 11 de abril de 2002, fecha de la insurgencia popular y el pronunciamiento militar que lo separara durante algunas horas de su cargo: Chávez no sólo no era un demócrata. Era un dictador populista de la peor ralea  y un tirano en ciernes, ya se había entregado a los brazos de Fidel Castro y había decidido pública y verbalmente  convertir a Venezuela en una “segunda Cuba”: “vamos hacia la isla de la felicidad” (sic).  Hasta el día de hoy ninguno de los mencionados propagandistas del talante democrático del caudillo que odiaba a Venezuela y prefirió irse a morir en brazos de su padre putativo en La Habana, ha expresado una sola palabra de auto crítica. Es más: todos ellos continúan actuando como si la colosal falacia que entonces expresaran, sin rubor alguno, siguiera impoluta. Como si ahora su sucesor, Nicolás Maduro, y su régimen – ya mundial y reconocidamente forajido, terrorista y narcotraficante – fuera tan democrático como lo fuera en tiempos del boyante y dispendioso Hugo Chávez.
           Que la oposición que llamaremos “oficialista”, vale decir: acordada tácita o explícitamente con el oficialismo castrocomunista, continúa negándose a reconocer la naturaleza dictatorial, ilegítima, fraudulenta, narcotraficante y terrorista del régimen, lo demuestra el fervor con el que todos sus dirigentes, de AD a PJ y de UNT a Voluntad Popular –  dialogan con sus autoridades, el sacrosanto respeto a su legalidad eleccionaria, así sea impuesta por una quisicosa ilegítima de toda ilegitimidad mediante el fraude más notable, descomunal y llamativo de la historia, falsamente bautizada de Asamblea Nacional Constituyente,  y los acuerdos de convivencia establecidos como para haber aplastado todos los intentos insurreccionales de la Resistencia, ante la cual han hecho como que sí pero como que no, azuzándola cuando le convenía para presionar al acorralado gobierno dictatorial tras sus propósitos electorales, llevando incluso al matadero a decenas de jóvenes esperanzados en el desalojo del régimen, desgastándola a ella y a los millones de combatientes de la sociedad civil en un sacrificio continuado y estéril, y traicionándola cuando obtenidos sus propósitos electoreros constituía un estorbo a la pax Ramos-Borges-Maduro necesaria como para montar los centros electorales y darle curso al simulacro de enfrentamiento celebrado en los colegios electorales. A la tragedia del 2014 sucedieron las parlamentarias del 2015. A la tragedia del 2017 suceden las del 15 de octubre. Muertos por voto. Casa por cárcel.
3
             Suena insólito, y cuando menos absurdo, que quienes dirigen los partidos políticos más importantes del establecimiento, controlan todas las universidades y centros de investigación económicos, políticos, históricos y sociales, y disfrutan de una cohorte de asesores, doctores en diversas disciplinas de las ciencias económicas y sociales, no hayan resuelto debatir pública, abierta, democráticamente sobre la naturaleza del régimen, la caracterización del período, el proyecto estratégico que inspira las acciones de la dictadura, el proyecto global que, desde La Habana y Sao Paulo, lo inspira. Es más: sobre las características de la crisis humanitaria a que ha dado lugar, el papel que desempeña en el conflicto que enfrenta a las grandes y medianas potencias, las perspectivas abiertas  a nivel global para su resolución y, desde ese análisis profundo y descarnado, pueda justificar sus acciones o alterar sus programas y puntos de vista. Y que en lugar de avanzar por la senda de la investigación, el pensamiento y la reflexión acerca de los que somos y deseamos ser, se desgasten pariendo un bodrio farandulero y ominoso para difamar en el más puro estilo nazifascista a quienes se resisten a pasar por el aro de las madamas del CNE y su ANC. Votar o no votar: hasta allí llegan nuestras angustias intelectuales.
             Llevado al nivel de los partidos, directamente responsables de la miseria del debate, aún no expresan sus proyectos tácticos y estratégicos. ¿Qué diferencia a AD de PJ, a UNT de VP, a AP del MAS, a la Causa R de COPEI? Los que se confiesan socialdemócratas, ¿son socialistas? ¿Los justicieros son socialcristianos? ¿Dónde encasillar a los huérfanos de partido capaces de encuadrarse en cualquiera de ellos y ser su candidato a gobernador? ¿Qué fuerzas o sectores sociales y qué ideología representan un Ismael García o un Luis Florido, un Henrique Capriles o un Henry Falcón, un Leopoldo López o un Julio Borges? Salas Römer ¿puede representar indistintamente las misteriosas ideologías de VP o de PJ? Asunto difícil de dilucidar, toda vez que muchos de ellos han transitado de un partido al otro como quien se muda de ropa interior. Sin traumas aparentes en su universo de certidumbres. ¿O carecen de ellas?
            De una sola cosa podemos estar ciertos: todos se reconocen de izquierda. Que en Venezuela, reconocerse de derechas es poner el cuello en la guillotina. La derecha, sepa Dios en Venezuela qué y a quiénes represente, es un clavo ardiente. Ser liberal, un verdadero y gran honor para hombres de la talla y la estatura de un Mario Vargas Llosa, un Enrique Krauze, un Macri o un Pedro Pablo Kuczynski es poco menos que pecaminoso. Ser de izquierdas, un honor. Ser de derechas, un improperio. 

            Mientras continúe  la miseria del debate, no habrá debate sobre la miseria. Sus protagonistas están demasiado ocupados en participar de las próximas elecciones como para pensar en las próximas generaciones. En Venezuela rige solapada e implícitamente la norma de las peores dictaduras: SE PROHIBE PENSAR.


CULPA
admin | 06/11/2017 | Web del Frente Patriótico
No recuerdo a ciencia cierta si fue John Kennedy quien habló de la orfandad de las derrotas y de la paternidad plural de las victorias. Pero independientemente de quien haya sido el constructor de esta gran verdad, la debacle producida por los resultados prácticos de las votaciones el 15 de octubre, han puesto a los jefes de la MUD a buscar -desesperadamente- un padre para la criatura, dado que no la pueden convertir en hijo expósito.
La decisión del partido Acción Democrática de Ramos Allup (para diferenciarlo del de Alberto Carnevali y Leonardo Ruiz Pineda), de ordenar a los gobernadores adecos electos por los pueblos de Táchira, Mérida, Anzoátegui y Nueva Esparta de que se juramentaran ante la espuria Asamblea Nacional Constituyente, les puso más que brillante la calva de la ocasión. En lo sucesivo, llamarán traidor al líder y al partido de los adecos y echaran al saco del olvido que la traición primigenia fue haber concurrido a unas votaciones dirigidas, claramente, a dar un barniz de democracia a un régimen tiránico y un poco de legitimidad política a la ANC.
Ya empezaron los operadores cibernéticos de la MUD a lanzar pestes contra Ramos Allup y sus gobernadores acólitos y a resaltar la digna actitud del maracucho Guanipa (PJ), quien al parecer fue el único que entendió que el mundo no se acaba mañana y que una conducta asociada a la traición lo podía convertir en un eunuco político.
El 10 de octubre, cinco días antes de las malhadadas votaciones, tuve la oportunidad de leer un twitt que decía así: «Hoy nos piden el voto para ganar espacios y mañana se arrodillarán ante la ANC para no perderlos.». Usando menos de 140 letras, este compatriota resaltó el antes y el después del 15O; hizo notorio que no habían planteamientos ideológicos ni ofertas de obras públicas o mejoras sociales, que todo lo que se deseaba era que la gente mostrara una vez más su rechazo al régimen, cuidándose muy bien de comentar que la moneda tenía otra cara: el beneficio directo y personal de los caciques de la MUD y de los antidemocráticos partidos que dirigen.
En sus afanes burocráticos, la MUD tuvo la desfachatez de convocar al pueblo a lograr una victoria imposible; señalo como imposible esa victoria prometida, por cuanto no hay victoria sin dignidad, independientemente del terreno en que se plantee la batalla. Imposible vencer cuando reiteradamente hemos sido sometidos a la humillación de esperar la sacrosanta decisión de Tibisay Lucena para saber si el voto que depositó el elector llegó al destino deseado o fue negociado entre gallos y medianoche.
El 15 de octubre me hizo recordar las proféticas palabras de Churchill ante la conducta timorata de Chamberlain ante Hitler: «han perdido el honor y ahora tendrán la guerra».
La búsqueda de culpables por parte de la MUD es incansable; su docena de cagatintas que nos fatigan con sus sandeces en las redes sociales, no cesan de repartir culpas ni de inventar excusas. La primera, sostenida durante varios días, fue que la derrota era culpa de los abstencionistas, pero cuando Henry Ramos se quitó el disfraz y ordenó a sus conmilitones que concurrieran a juramentarse ante la ANC, cambiaron radicalmente el discurso y, con él, las víctimas de sus denuestos, demostrando que para ellos poco importa la verdad, la cual siempre tienen arrodillada en el altar de sus conveniencias.
Ramos Allup es culpable, quizás el más culpable de haber traicionado la confianza popular, pero señalarlo como el único culpable de la debacle ética de la MUD, es falso, interesado y absurdo. Cuando él sorprendió a Venezuela entera anunciando su participación en unas votaciones que a todas luces fueron convocadas para dar visos de legitimidad a la ANC, los demás líderes han debido negarse rotundamente y haberlo castigado por su dislate político; en vez hacer tal cosa, se embarcaron en la misma canoa que los conduciría a la catarata de la ira popular.
La MUD debe desaparecer, pero no para renacer con otras siglas y las mismas caras; es hora de constituir una nueva oposición dispuesta, sin titubeos ni diálogos mezquinos, a restaurar la libertad y la prosperidad perdidas. Que Dios nos ayude.


LA MUERTE DE LA CRÍTICA
admin | 06/11/2017 /Web del Frente Patriotico
El régimen pena la crítica con expulsiones y marginamientos. Se sabe. Es la vocación autocrática y policial. Dentro de la oposición debería ser distinto; pero, no lo es. Especialmente entre quienes siguen sin chistar lo que dice –o decía- la MUD. Progresivamente, los factores que la dominan marginan -cuando pueden- el pensamiento y las actitudes críticas.
Hay escribidores, articulistas, políticos de la tercera edad, jóvenes atrevidos e improvisados, analistas y periodistas, que funcionan como la infantería que ataca toda disidencia y que funciona como el Santo Oficio en defensa de las decisiones de la MUD; sean unas o las contrarias. En las semanas recientes se pudo ver un episodio nuevo de la vieja intolerancia.
Los dirigentes habían dicho en los meses de la protesta que jamás aceptarían ir al disparate de las elecciones regionales. Toda la oposición compartió tal criterio. Luego cambiaron de política y adoptaron la tesis de las elecciones regionales. Otros factores de la sociedad se opusieron a esa súbita mutación. Pues nada, comenzó el pelotón de censores a arremeter en contra de los que opinaban distinto. Más adelante, un número importante de ciudadanos expresó su decisión de no votar; allí se desató una de las más lamentables e inútiles guerras, esta vez en contra de “los abstencionistas”. Misteriosamente, cuatro días antes de las elecciones, al observar el desastre de la MUD que atacaba a una parte de la propia oposición llena de dudas, los jefes ordenaron detener la campaña en contra los que se negaban a votar. Esta conducta duró poco tiempo, porque una vez conocidos los resultados, se achacó la catástrofe de esa política de nuevo a los abstencionistas, siendo que los números mostraban que la abstención no era la causa del desastre sino el colosal fraude que esos dirigentes de la MUD decían que no era posible, dada la vigilancia que los testigos mantendrían (y no mantuvieron) en todas en las mesas electorales. Viraron de nuevo al evidenciarse el fraude.
El nuevo episodio es que, contra toda previsión, los partidos que ayer participaron en las regionales, ahora son “abstencionistas” para las municipales, y la infantería de la antigua MUD se mueve, sin el más mínimo asomo autocrítico, a respaldar la posición que ayer apenas les revolvía el hígado.
Lamentablemente, los incondicionales se han convertido en acríticos portadores de la represión intelectual para servir –falsamente- a la unidad, dinamitada por sus dueños. Y la crítica “interna” no sirve porque no hay nada “interno” que no sea del dominio público.


Robert Lespinasse: “Dialogar con el régimen sería signo de retardo mental” El psiquiatra, ex presidente de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría, aseguró que Venezuela es un país con experiencia democrática, luchador, optimista, "que en un 90% sabe lo que quiere"


Por JOLGUER RODRÍGUEZ COSTA | JOLGUERR@GMAIL.COM
05 DE NOVIEMBRE DE 2017 12:31 AM
—Apática ante el presunto fraude electoral, ¿de qué sufre 90% de la población?
— ¡Sufre gran “frustrachera”!
—¿Y la MUD? 
—Fuerte estado “confusional”, que la está llevando a su autodestrucción, al suicidio.
—¿Sobreviene una crisis de masoquismo en la población? 
—No, la perplejidad y desconfianza que afecta a la población produce cuadros depresivos.
—¿Con AD se vivía mejor? 
—Con AD y todos los gobiernos que ha habido, este es el peor gobierno de la historia venezolana.
—¿Y ahora con el sometimiento de los gobernadores adecos a la ANC? 
—Se prostituyeron con la prostituyente.
—¿La patología de estos gobernadores? 
—Síndrome de Estocolmo: te quiero porque me dañas, una contradicción contradicha.
—¿La patología del caudillismo? 
—–La que sufre toda Latinoamérica, búsqueda desesperada de un opresor que los someta. Esto sí es masoquismo.
—¿Qué representa el caudillo: una madre, un padre, un padrino? 
—Un padrastro sádico, castigador.
—¿Vive Chávez como caudillo? 
—Los maduristas lo mataron y enterraron bocabajo.
—Al apoyar la irrefutable tragedia venezolana, ¿es el chavismo-madurismo como el nazismo? 
—Al crear y profundizar la tragedia venezolana el chavismo-madurismo es más dañino que el nazismo, acabó con el país.
—¿Es el fanatismo consustancial con la medianía intelectual? 
—Consustancial con la ausencia intelectual total.
—¿Han subestimado a Maduro? 
—Subestimamos a Fidel y Raúl, quienes lo promovieron por manejable e inmaduro, igual al G-2 cubano.
—¿Son los países reflejo de sus gobernantes? 
—Por la ignorancia de sus pobladores terminan siendo promotores y víctimas de sus incapaces gobernantes.
—Psicopolíticamente, ¿qué es este régimen? 
—Mezcla de psicopatología con trastorno disocial (antisocial) de la personalidad, más déficit intelectual.
—¿Una terapia para la MUD? 
—Terapia de modificación de conducta centrada en racionalidad, coherencia, erradicación del narcisismo, unidad de criterio y de objetivos.
—¿Para el gobierno? 
—Electroshock, terapia electroconvulsiva por tiempo prolongado para resetearlo y humanizarlo.
—¿La psicopatía de Trump?
—Gobernar un país compulsivamente y pelear con todos, su malcriadez y poca conciencia de lo importante de su rol.  
—¿De Juan Manuel Santos? 
—La indefinición ha tendido a disminuir y tiene posiciones más claras. Aunque tarde está piando.
—¿Evo Morales? 
—Contrajo la megalomanía y quiere aferrarse al poder a como dé lugar. Un dictadorzuelo más que azota a Bolivia.
—¿Ramos Allup? 
—A pesar de su veteranía luce algo errático e inseguro.
—¿Maduro? 
—La selección cubana para conservar la “teta”.
—¿El “coco” de la Unidad Democrática? 
—–Individualismos, personalismos, vedetismo, ingenuidad e incongruencia.
—¿El “coco” de la revolución? 
—La educación y con ella la autosuficiencia, pues acabaría con la ignorancia que castra al pueblo y lo hace dependiente.
—¿El “coco” del “soberano”? 
—La ignorancia y la mendicidad a la que siempre ha sido condenado y lo convierte en “soberano pendejo”.
—¿Son delirios los miedos de la población? 
—Son conductas delirantes de quienes para controlar a la población lo crean e infunden.
—¿Una terapia colectiva? 
—Terapia de reestructuración del yo y de apoyo para restablecer la confianza en sí mismo. “Quien no espera vencer ya está vencido”.
—¿Es curable el resentimiento? 
—Marca para toda la vida al que lo tiene. Se constituye en la “huella perenne”.
—Aquí ya lleva 18 años instalado… 
—Y la manera como se ha estimulado lo convierte en enfermedad altamente contagiosa entre ignorantes.
—¿Qué recomienda para el equilibrio? 
—Dirigencia política, honesta, clara, que comunique; unida monolíticamente, coherente, que responda oportunamente y sintonice con el pueblo.
—¿Perderá el venezolano la capacidad de sarcasmo? 
—Debemos preservarlo, el humor y el sarcasmo son herramientas indispensables para preservar la salud mental del venezolano y lo ayuda a sobrevivir.
—¿Una luz en su diagnóstico? 
—Este es un país con experiencia democrática, luchador, optimista, que en un 90% sabe lo que quiere.
—¿Qué agradece el psicoanálisis nacional al proceso? 
—Tener experiencia sobre el ejercicio de una psicopatología de guerra, de catástrofe, sin recursos para atenderla. Todo un reto.
—¿El impacto psicológico si gana el oficialismo las próximas elecciones? 
—¿Si se participa con este CNE, con dirigencia opositora fragmentada e incapaz de prever y reaccionar como en las de gobernadores?, nueva y más intensa “frustachera”.
—¿Y si ganan las presidenciales el año que viene? 
—Imposible con 90% de descontentos, pasaríamos a ser un fenómeno de Ripley: Aunque usted no lo crea y de Nuestro Insólito Universo como el mayor acto de masoquismo en el mundo.
—¿Y si la oposición gana y no se deja robar el triunfo? 
—Resucitará Venezuela.
—En interacción política, ¿qué fue el diálogo? 
—Una trampa cazabobos.
—¿Qué pasaría en Venezuela si el régimen convocase al diálogo y la oposición aceptara? 
—Terminaríamos convencidos de que los dirigentes políticos de la oposición padecen de retardo mental profundo. 

Los brujos de Chávez “El título del libro de David Placer es acertado: los brujos de Chávez, nunca la experiencia mística del difunto o la toma de conciencia de una finura ética asociada al cumplimiento de los diez mandamientos, en particular no robar y no matar. De eso no se trata, los brujos chavistas estaban y siguen estando vinculados al poder y a su conservación”


David Placer | Editorial Dahbar
 Los brujos de Chávez (2017)
Por RICARDO BELLO
05 DE NOVIEMBRE DE 2017 12:00 AM
La interpretación de la religiosidad que utiliza como fundamento teórico David Placer en su crónica Los brujos de Chávez, publicada este año por la Editorial Dahbar, gira en torno a la magia. Es una dimensión de lo sobrenatural que a veces satura por completo la realidad social del venezolano, sobre todo si pertenece al ámbito militar. El sociólogo alemán Max Weber aventuró la tesis de que la coacción a Dios –la acción simbólica que busca mover a la divinidad a fin de conseguir una respuesta, generalmente material– está relacionada con la magia. Pero de ahí a pensar que todo fenómeno religioso es  magia o está vinculado de forma esencial a los trabajos de brujos y hechiceros, hay un buen trecho, una distancia que nunca logró cruzar el difunto en sus búsquedas “espirituales”. Otro gran investigador alemán, Otto Frank, muy superior a Weber a nuestro juicio, al menos en lo referido a los estudios sobre la naturaleza de la religión, se planteaba una realidad diferente: la fe intenta acercarse a la experiencia de lo santo, esa zona de la realidad esquiva a la razón, asociada al concepto latino de numen, lo desconocido que solemos encontrar en los relatos de los santos de la Iglesia Católica o el Budismo. El título del libro de David Placer es acertado: los brujos de Chávez, nunca la experiencia mística del difunto o la toma de conciencia de una finura ética asociada al cumplimiento de los diez mandamientos, por ejemplo, en particular el no robar y el no matar. De eso no se trata, los brujos chavistas estaban y todavía lo siguen estando, vinculados al poder y a la conservación del mismo.
Bien lo decía Norberto Bobbio, las teorías políticas se reducen a dos: el liberalismo, que intenta limitar y controlar el ejercicio del poder y el marxismo, que lo acumula y quiere todo, sin límites ni control. Fidel Castro reconoció y aprovechó esa debilidad (o deberíamos decir desequilibrio psicológico) del venezolano. A comienzos de la década de los sesenta intentó, aunque sin éxito, controlar por la vía de las armas a nuestro país y su petróleo, pero lo que no pudieron los fusiles, fue logrado con los collares. Desde Cuba, afirma Placer, los babalawos empezaron a llenar los ministerios, las Fuerzas Armadas y las principales empresas del Estado venezolano para crear la mayor red de información y espionaje creada hasta ese entonces en el país; tal como lo hizo en Cuba y explicó Andrés Oppenheimer en un extraordinario reportaje: “La hora final de Castro”. Si eres santero o babalawo, más chance tienes de subir en la jerarquía militar, en la burocracia estatal o en Pdvsa. Es un sistema de creencias que satisface lo que cierta antropología de las religiones reconoce como teoría de la persecución: no soy responsable de mi bienestar, sino que me veo en la necesidad de culpar a otro de mis fortunas o desgracias. La conciencia del mal no está dentro de mí, soy inocente de todo cuanto me acontece y sin injerencia personal real en mi salud o suerte, delego mi responsabilidad a otros seres, cuyo poder invoco con mis actos de brujería, fumando un tabaco o sacrificando animales.
Los santeros latinoamericanos se encontraron con un Estado petrolero que apoyaba y financiaba sus actividades, al punto de que a partir del año 2003 y durante varios años tuvo lugar el llamado Festival Internacional de Tradiciones Afroamericanas (FITA). Los militares asistían y podían inscribirse en talleres de formación a fin de obtener más conocimientos sobre esas religiones en pleno apogeo bajo el visto bueno del Comandante. Pero al final de su vida, el difunto tuvo una crisis, provocada por esa terrible enfermedad que humilla y regresa a tierra a todos y cada uno de sus pacientes y empezó a acercarse a la Biblia. Se fue distanciando del culto a Changó, así como de las organizaciones que lo promovían y comenzó a frecuentar a los que siempre permanecieron cerca de las Sagradas Escrituras. El libro de Job, naturalmente, fue uno que intentó descifrar. La investigación de David Placer es un muestrario de horror, algo así como el descenso a una cultura pre-moderna que persigue trasladar el foco de la responsabilidad personal a una zona ajena al libre albedrío. Ya no soy dueño de mi destino, ni quiero esforzarme por mejorar mi condicion económica, no tiene sentido, para eso tengo las Misiones y el Estado que velan por mí; y en su defecto, un buen babalawo. Siempre eludiendo la necesaria toma de conciencia que debería colocar in situ, en el interior de uno mismo, a todo proceso de transformación espiritual y material.
La dimensión persecutoria se unió al marxismo. Los individuos ya no son responsables de sus actos, sino víctimas de explotadores y demonios que atentan contra su bienestar. El marxismo venezolano, visto así, resulta más bien una manifestación de lo gótico, ese afán por encontrar en el sótano de nuestras estructuras psíquicas personales y colectivas, la presencia de un ser o una energía que dirige y controla nuestras vidas, lo cual termina siendo una conducta grata para quien se niega a reconocer sus crímenes y perversiones. Como decía mi papá, nadie queda mal con su conciencia.

lunes, 6 de noviembre de 2017

NADIE IMAGINO QUE SIGLOS DESPUES DE HABER SIDO LIBERADOS DEL IMPERIO ESPAÑOL Y CONVERTIRNOS LOS VENEZOLANOS EN SINÓNIMO DE LIBERTADORES IBAMOS A ENTREGAR EL PAÍS AL IMPERIO CASTRO/COMUNISTA DE CUBA EN PLENO SIGLO XXI.

BATALLA NAVAL DEL LAGO DE MARACAIBO
admin | 06/11/2017 /Web del Frente Patriotico
A mi distinguido y apreciado amigo Doctor Alfredo García Deffendini, quien con demostrado valor y entrega ha mantenido en alto día tras día la lucha incansable por la democracia, la libertad e independencia de nuestra amada Venezuela, fundador  del FRENTE PATRIÓTICO, página web de publicación diaria  nacional e internacional donde tienen cabida con sus escritos toda una pléyade de pensadores y analistas políticos y económicos cuyo pensamiento es uno VENEZUELA.

HUMBERTO  MARCANO  RODRÍGUEZ

Hablar de la Batalla  Naval del Lago de Maracaibo no es una tarea fácil, cuando existe un crecido número de excelentes y reconocidos historiadores que se han ocupado del tema y entre los cuales podemos nombrar:
Francisco Alejandro Vargas, historiador  de la Armada, Capitán de Navío Bernardo Jurado Toro, fundador del Museo  Histórico Militar, hoy devenido en sitio donde presuntamente está el cadáver de Hugo Chávez, Contralmirante Antonio Eljuri-Yunez, Antonio César Espinoza, David Chacón Rodríguez y Hadelis Jiménez López  entre otros, por lo tanto no entraré  en la parte narrativa de lo que en si fue el desarrollo de este acontecimiento histórico que va a determinar con certeza la verdadera  fecha de la Independencia de Venezuela  del dominio español ¿Por qué  hago esta  afirmación, contradiciendo lo que muchos  historiadores se han empeñado en establecer  el hecho de que la Batalla de Carabobo, selló la Independencia de Venezuela?  Por las razones  que a continuación explicaré y que están sustentadas  históricamente con suficiente documentación al respecto.

Comenzaré  aclarando  que nadie  puede poner en duda  que la Batalla de Carabobo, tuvo y tendrá  siempre una grandísima importancia  en la lucha independentista y que  allí  se  comprometieron casi todos  los efectivos militares tanto de los republicanos  como de los realistas y la participación no  solo en la batalla  en sí, sino en los combates  que  se dieron de distracción que empeñaron grandes  contingentes de ambos lados, eso unido  a la estrategia y la planificación desarrollada por  el Libertador antes y durante  la misma, para movilizar  en el momento preciso y con contundencia  a las Divisiones a pesar de las posiciones favorables  de las tropas realistas, pero de allí a  sostener  que la Batalla de Carabobo selló la Independencia de Venezuela, hay un gran trecho.

En la Batalla de Carabobo, no hubo capitulación ni rendición general, se rindieron algunos batallones realistas, pero el Capitán General de Venezuela  el General Miguel La Torre y Pando y su segundo  el General Francisco Tomás Morales con todo su Estado Mayor y un gran contingente de soldados  se retiró en orden y se refugiaron en Puerto Cabello, desde donde comenzaron abrir nuevas operaciones bélicas, entre ellas la reconquista  de Coro.

En el tiempo transcurrido entre la batalla de Carabobo y la del Lago de Maracaibo se realizaron en el territorio venezolano 67 combates  tantos terrestres  como navales y de todo ello hay registro histórico, donde  en realidad fue tomando auge la presencia y desarrollo  de la fuerza naval republicana en especial a los fines  de bloqueos  de diferentes puertos, haciéndole  cada día más  difícil la movilización a las  tropas realistas.

En cuanto a la Batalla  Naval del lago de Maracaibo, una vez finalizada  esta y ante la aplastante derrota  sufrida por las  fuerzas realistas y la precipitada huída  del comandante naval español  el Capitán de Navío Ángel Laborde, el General Morales entiende que ya no puede  seguir  resistiendo  y el 3 de agosto firma la capitulación, mediante la cual cesan las hostilidades  y la presencia  del ejército  realista  en Venezuela, de  esta manera  la Batalla el Lago de Maracaibo sella y consolida definitivamente  la independencia de Venezuela, ya  que el General Morales  en su condición de Capitán General ( el último  que  tuvo España en Venezuela) entiende perfectamente  que privado de  fuerzas navales  se le hace imposible cualquier intento de resistencia y las pocas  fuerzas  que  aún quedaban estaban tan aisladas que  era imposible  su reubicación y como consecuencia de ello el castillo de Puerto cabello donde  se encontraba  a su frente el Brigadier Sebastián de la Calzada capitula también  y entrega  este bastión al General  José Antonio Páez.

La capitulación del gobierno de España en Venezuela  mediante la cual se selló y consolidó  nuestra independencia,  se  efectuó  en dos fases, la primera se realizó la firma en Maracaibo por  el Capitán General Francisco Tomás Morales y la segunda es la firma por parte  del Contralmirante José Prudencio Padilla, comandante  de la flota republicana y  quien dirigió la batalla del lago de Maracaibo y por el General Manuel Manrique, jefe de las fuerzas terrestres republicanas  del sector,  en el pueblo de Los Puertos  de Altagracia, en la costa oriental del lago,  en ambas ciudades se  conservan como museos  las llamadas Casas de la Capitulación.

La Batalla  Naval fue una gran confrontación  entre las flotas republicana y realista, dio comienzo a las  15:15 horas (3-15 PM), cesando la misma  a las 18:45 horas (6-45PM) con la derrota total de la escuadra española.  Comandante  de la escuadra republicana  el Contralmirante José  Prudencio Padilla, con 10 buques  de línea  y las fuerzas sutiles.  Comandante de la escuadra  española  el Capitán de Navío Ángel Laborde con 16 buques  de línea y las fuerzas sutiles.



La escuadra  republicana  estaba compuesta  por los  siguientes buques: Bergantines Independiente, Confianza y Marte y las goletas Antonia Manuela, Manuela Chitty, Emprendedora, Peacock, Independencia, Leona y La Espartana. La escuadra realista estaba conformada  por los bergantines Esperanza y San Carlos y las goletas Zulia, General Riego, Rayo, Cora, Mariana. María, Liberal, Estrella, Salvadora, Habanera, Especuladora, Montserrat, Goajira y el bergantín goleta Rayo. Además  ambas escuadras estaban acompañadas  por  sus correspondientes  fuerzas sutiles  que  se componían de piraguas y bongos  artillados. Entre  los  oficiales navales republicanos se distinguieron Renato Beluche, Pedro Lucas Urribarrí, Clemente Castell,  Nicolás Joly y Walter Chitty entre otros, el Ejecutivo y el Congreso de Colombia  decretó honores y condecoraciones para todos  los participantes  de tan memorable batalla.

Un acto de gran significación, es  que el Contralmirante José Prudencio Padilla una vez  que pasa la última revista a la escuadra, ordena que  se ize el banderín que ordena el abordaje  de las naves  enemigas y que se dejara izado, lo que  significaba que  era  su última orden y a partir  de  ese momento cada comandante  de unidad actuaria  con total independencia en la batalla, demostrando de esa forma la confianza absoluta que tenía  de  sus oficiales  comandantes. 

De acuerdo a la investigación histórica no pueden existir dudas que es precisamente con la Batalla Naval del lago de Maracaibo el 23 de julio de 1823 cuando en definitiva se va a sellar y consolidar la Independencia de Venezuela, de igual  manera  es falso el eslogan de que en Carabobo nació la República de Venezuela, la República de Venezuela  como tal nace con la Declaración de la Independencia el 19 de Abril de 1.810 y la firma del Acta de la Independencia  el 5 de julio de 1.811, también es bueno aclarar  que ambos  actos  fueron eminentemente  civiles, lo militar se va a dar posteriormente  con la lucha independentista y que  suele suceder en estos casos, los civiles  se van transformando en militares.

Corresponde a la Armada Venezolana  de acuerdo a  sus  archivos históricos clarificar esta magna fecha de la verdadera consolidación de nuestra independencia y honrar a esa pléyade de héroes navales  que  con su bravura y coraje la hicieron posible. Los nombres  de todos  estos héroes son la significación de nuestra independencia.

Humberto Marcano Rodríguez


NADIE IMAGINO QUE SIGLOS DESPUES DE HABER SIDO LIBERADOS DEL IMPERIO ESPAÑOL Y CONVERTIRNOS LOS VENEZOLANOS EN SINÓNIMO DE LIBERTADORES IBAMOS A ENTREGAR EL PAÍS AL IMPERIO CASTRO/COMUNISTA DE CUBA EN PLENO SIGLO XXI.
EL EJÉRCITO DE OCUPACIÓN QUE OPERA EN VENEZUELA
admin | 06/11/2017 | Web del Frente Patriotico
El general de cuerpo de ejército y viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, Joaquín Quintas Solá, fue un visitante de honor durante las operaciones de simulacro de defensa aérea y marítima que realizó el ejército venezolano a mediados de enero de este año. El general cubano no llegó solo a Venezuela. Lo acompañaron otros oficiales de su país, especialistas en defensa estratégica territorial y se dirigieron al centro de operaciones donde se realizaría el ejercicio denominado Zamora 200, en la isla de La Orchila, con el fin de supervisar las operaciones de defensa.
El evento no es nada extraño en Venezuela y forma parte de un largo proceso que comenzó Hugo Chávez cuando a partir del año 2000 se firma el primer convenio Cuba-Venezuela y ese año entran a Venezuela 7.200 cubanos. Un informe que publicó el diario El Universal sobre el convenio, revela que el mismo costaría a la nación mil millones de dólares de acuerdo con los programas reflejados en el mismo documento.
Entre los años 2004 y 2007, a raíz del lanzamiento de las misiones, la presencia de cubanos en Venezuela aumentó significativamente entre 14.000 y 18.000 por año. El mismo Hugo Chávez anuncia en el año 2007 que 20.000 cubanos estarían trabajando en el área de salud. Ese mismo año el ministerio de Salud venezolano reconocía que 4.000 cubanos habían desertado. Para el, año 2012 ya habían pasado por Venezuela 210.000 cubanos.
Invasión militar
Es a partir de 2007 que se producen los cambios políticos más radicales dentro de la FAN y la alianza militar con Cuba. Ese año se institucionaliza el lema dentro de la institución militar de: “Patria, socialismo o muerte”.
A partir de agosto de 2007 con la reforma de la Ley Orgánica de la FAN se incorporan aspectos similares al de las Fuerzas Armadas Cubanas como las Regiones de Defensa Integral (REDI), el nuevo grado de mayor general y el comandante en jefe de la FAN.
Es en esos meses de 2007 que se profundiza la incorporación de oficiales cubanos como asesores en la FAN a nivel del CEO y el envío de oficiales a realizar cursos de estado mayor a Cuba con la inducción en el cambio de la doctrina militar. Se incorpora el concepto de la “guerra de todo el pueblo” bajo la premisa de la supuesta invasión de Estados Unidos.
En 2008 se establece el “Grupo de Cooperación Estratégica” dirigido por un general de las Fuerzas Armadas de Cuba cuya función fue la de asesorar la nueva organización de la FAN y revisión de los nuevos planes operacionales de acuerdo con la nueva doctrina militar. Ello incluyó el establecimiento de una unidad militar cubana de unos 200 a 300 efectivos con sede en Fuerte Tiuna que operan en las diversas áreas del nuevo concepto de defensa.
Todo ese proceso ha estado orientado al control militar por encima de la sociedad civil y los poderes regionales y al control interno en materia de seguridad. Al mismo tiempo se compromete a los altos jefes militares en la conducción del país dándoles a cambio importante privilegios políticos y económicos.
Los cambios en Cuba
A partir de la caída de la Unión Soviética en 1991 y en consecuencia, la desaparición del soporte económico de la revolución cubana, especialmente en el área militar, los Castro se vieron en la necesidad de hacer cambios radicales en su economía. Uno de los aspectos más dramáticos de aquel momento al que Fidel Castro identificó como “período especial en tiempo de paz”, era la sobredimensión de sus fuerzas armadas y la imposibilidad de mantenerlas operativas.
A inicios de la década de 1990, la economía cubana sufrió una fuerte recesión, el Producto Interno Bruto (PIB) cayó -35% en apenas cuatro años, debido a la desaparición del campo socialista de Europa del Este, lo que implicó que se perdiera alrededor de 80% de las relaciones comerciales con el exterior (BNC 1995) además de todas las facilidades crediticias y comerciales que se obtenían de la relación con esos países.
La experiencia, muy parecida a la que vive hoy Venezuela, fue la aparición de un fuerte mercado negro, la pérdida de valor del peso cubano y la posterior dolarización de la economía. El sueldo en pesos cubanos de un militar pasó de 1,15 pesos por dólar a 26 pesos por dólar con una inflación incontrolable.
El presupuesto de defensa alcanzaba los 1.149 millones de pesos, pero para 1996 había descendido a 497 millones de pesos. Pero esto no se debe entender como una simple reducción del 58%, el peso fue devaluado. La reducción real tuvo un impacto cercano al 70%.
Para 1992 la reducción de las Fuerzas Armadas Cubanas pasó de unos 300.000 afectivos a 172.000, además del despido de uno 27.000 técnicos.
Es de resaltar que la crisis económica afectaba los privilegios económicos de los que gozaba la cúpula militar y en consecuencia ponía en peligro la lealtad de sus líderes.
Es así que la crisis económica no solo se observó en los balseros y de cientos de cubanos que irrumpieron en diversas embajadas sino en militares que secuestraron o robaron aviones como el general Rafael del Pino de la Fuerza Aérea, segundo jefe del Estado Mayor del Ministerio de Defensa. Viceministros y altos funcionarios buscaron asilo; un teniente coronel secuestró una aeronave y voló a Guantánamo. El 21 de Marzo del 1991 un piloto de un MIG-21 se marchó a Estados Unidos y una semana después otro MIG 23 aterrizó en Guantánamo mientras diversos aviones de Cubana de Aviación fueron secuestrados por militares para aterrizar con sus tripulaciones en Estados Unidos.
En la reducción de la fuerza militar, los Castro dejaron una minoría de oficiales de aproximadamente 30% profundamente comprometida, en la mayor purga histórica que enfrentara ejército alguno y volcó el presupuesto de Defensa sobre ellos de manera de mantenerlos lejos de las carestías del resto de la sociedad.
Con el otro 70% de la oficialidad, envió a sus casas al personal menos comprometido y creó las Regiones Integrales de Defensa y las Zonas de Defensa (similares a las creadas ahora en Venezuela) que no tenían realmente que ver con la defensa, sino con la producción económica. Envió a la mayoría de los cuadros a las “zonas de desarrollo”, es decir, donde estaba el dinero. Ideas que sintetizó Castro en la siguiente expresión: “tanta importancia o más, tienen los frijoles como los cañones”.
De esa manera la alta oficialidad cubana pasó a manejar y a desarrollar las 40 empresas más importantes de Cuba que van desde la industria azucarera, transporte, comunicaciones, pesca, energía y minería, como GAESA hasta empresas financieras como CIMEX.
Cambios en Venezuela
La asesoría cubana permitió primero a Chávez y luego a Nicolás Maduro anticiparse a los efectos que puede causar una crisis económica en el sostenimiento del poder. De allí que la atención en las fuerzas armadas y su reestructuración fue una tarea de primer orden para sostener al régimen del socialismo del siglo XXI.
El promedio de ingresos de PDVSA entre 2009 y 2014 fue de $110.000 millones y en apenas tres años los ingresos petroleros se redujeron en un 62%. Si tomamos en cuenta la reducción de ingresos de otras materias primas, las expropiaciones y el mal manejo de unas 500 empresas del Estado generando pérdidas, más el endeudamiento con países como China y Rusia, la reducción de ingresos en dólares es de 69%. Una caída, salvando las particularidades de cada país, con el mismo impacto que sufrieron los cubanos en tiempos del “Período Especial”.
Las proyecciones al cierre de 2017 para Venezuela según Venamcham (Cámara Venezolana Americana), es una inflación de 1.400%, un dólar paralelo (mercado negro) de 40.000 bolívares por dólar y una caída del PIB de 15%.
La diferencia en el tema militar es que Cuba recibía gratuitamente el armamento y el mantenimiento de parte de la URSS, pero a la caída del mundo socialista esas donaciones desaparecieron y en adelante debían financiar las operaciones del parque armamentístico con prácticamente la mitad de presupuesto. Si bien la adquisición de una aeronave de combate era relativamente económica o donada por la URSS, su mantenimiento sería un dolor de cabeza. Mantener operativo un MIG 29 puede costar unos 5 millones de dólares por año. Un Sukhoy de los adquiridos por Venezuela en estos años debe realizársele el overhaul (revisión) en sus turbinas cada 500 horas de vuelo, de lo contrario, debe permanecer en tierra y sus pilotos en casa.
Para 1993 Cuba poseía la fuerza aérea más grande del continente sur con 240 aeronaves. De manera que, al igual que en la Cuba de los 90, Venezuela posee una Fuerza Armada con 250.000 hombres, con un contingente de altos oficiales tres veces mayor a otras fuerzas similares en el continente.Todo ello en el contexto de un país hiperinflacionario, con la mitad de sus ingresos, sin medicinas, sin alimentos y productos a los cuales solo hay acceso a través del mercado negro o del dólar paralelo.



El ministro de la Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, junto a Fidel Castro en una imagenq ue compartió en sus redes sociales, en septiembre de 2015.
@VLADIMIRPADRINO

La nueva estructura militar
Los cambios en la Ley Orgánica de La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (2014) establecieron una nueva estructura, creando el Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (CEOFANB) a través de las Regiones Estratégicas de Defensa Integral, (REDI), Zonas Operativas de Defensa Integral (ZODI) y Áreas de Defensa Integral (ADI).
Esto creó el establecimiento de Zonas Militares, dependientes del Comando General de la Reserva Nacional y Movilización Nacional; Zonas Estratégicas de Defensa Integral y las Regiones Operativas de la Defensa Integral, subordinadas al Comando Estratégico Operacional.
La Región Estratégica de Defensa Integral, es una agrupación territorial de fuerzas y medios en un espacio del territorio nacional con características geoestratégicas, establecido sobre la base de la concepción estratégica defensiva nacional, para planificar, conducir y ejecutar operaciones de defensa integral, a fin de “garantizar la independencia, la soberanía, la seguridad, la integridad del espacio geográfico y el desarrollo nacional.” Es decir, incluye el desarrollo económico.
Las Regiones Estratégicas de Defensa Integral cuentan con un comandante (oficial general o almirante) un segundo comandante y su Estado Mayor Conjunto, Zonas Operativas de Defensa Integral (ZODI) con su comando, segundo comando y jefe de Estado Mayor Conjunto y éstas a su vez, están divididas en áreas de Defensa Integral (ADI) con su comando, segundo comando y Plana Mayor.
El comandante de la REDI, quien es designado por el Presidente de la República, ejerce el mando operacional sobre todas las unidades de los cuatro componentes asignados a su región.
En la actualidad existen siete regiones estratégicas de Defensa Integral, que a su vez encuadran 24 Zonas Operativas de Defensa Integral, 4 Zonas Operativas de Defensa Integral Marítima Insular y 99 áreas de Defensa Integral desplegadas a todo lo largo de los 335 municipios del país.
De allí que es el sector militar es el que domina todo el territorio por encima de las autoridades civiles como gobernadores y alcaldes, respondiendo sólo a las instrucciones del Comandante en Jefe de la FANB que es el Presidente de la República.
Las FANB en la economía
No menos del 70% de la economía de Venezuela está manejada por el sector militar y alta oficialidad que fue separada de la institución militar para atender las empresas del Estado. Así que semejantes a las divisiones del área militar, mayores generales, almirantes, generales y coroneles se integraron a las empresas más importantes del país, pertenecientes al Estado.
Al igual que en Cuba, los altos oficiales están en una suerte de “Divisiones Industriales” en metalmecánica, en minería, en energía, en finanzas, alimentos, entre otras. Adicionalmente, ocupan 32% del gabinete ejecutivo y 30% de las gobernaciones de estado.
Haga click sobre la imagen y esta se agrandará.

Un estado clave para el sector militar ha sido el estado Bolívar ya que de allí proviene uno de los más importantes ingresos por materiales estratégicos del país, apartando el petróleo. Además de los proyectos gubernamentales para la explotación del oro y otros minerales, conocidos como ‘El Arco Minero” las empresas más importantes de la región han estado manejadas desde la Corporación Venezolana de Guayana, que agrupa empresas siderúrgicas de hierro y acero, de aluminio y de bauxita, por el mayor general Justo Noguera Pietri, quien ha sido electo gobernador de Bolívar en las recientes y muy cuestionadas elecciones en la que se presume, hubo un importante fraude en las actas.
Se trata de una gobernación que desde el año 2000 ha estado gobernada por otro militar de confianza del Gobierno central, el general Francisco Rangel Gómez, de quien se ha denunciado, protege gran parte de las operaciones mineras en la zona que están controladas por bandas armadas dirigidas por los llamados “pranes”, en especial en la explotación y tráfico de oro, diamante y el coltán.
Adicionalmente, en manos del control militar se encuentran empresas de cemento, la importación y distribución de alimentos, la industria pesquera, comunicaciones, área de salud, finanzas, entre otras.
Un trabajo publicado el pasado mes de agosto por la periodista especializada en economía, Mayela Armas, refiere que entre 2013 y 2017 se han constituido 14 compañías, exclusivamente militares, en áreas clave, con lo cual el poderío económico directo de la FANB asciende a un total de 20 industrias.
Esas empresas forman parte de la zona económica militar que planteó el Jefe de Estado hace cuatro años y que dio paso al motor industrial militar donde las empresas de la FANB tienen alianzas y apoyos de privados.
En los lineamientos del Ministerio de la Defensa de 2017, el titular del despacho, Vladimir Padrino López, señaló que es necesario impulsar el motor militar por lo que ordenó a las empresas “aumentar su productividad y eficiencia”.
Indicó Padrino López que el motor industrial militar es de vital importancia para la economía local porque permite, no sólo acompañar el crecimiento de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en todos sus componentes, sino que lleva adelante nuevos procesos productivos para el beneficio de la nación y la construcción de la economía diversificada.
Aun cuando Venezuela no está dirigida por un gobierno militar, su fuerza armada maneja el verdadero poder, al tener el dominio económico y el poder de la seguridad interna.


Y LA DESGRACIA MAYOR:LA TRÁGICA INVOLUCIÓN DE LA GERENCIA EN PDVSA: DE ALFONZO RAVARD A RAFAEL RAMÍREZ
admin | 06/11/2017 | Web del Frente Patriótico
La gerencia de Petróleos de Venezuela – especialmente desde 2002 hasta hoy –  ha sufrido una constante involución generada por  la ruinosa política petrolera impuesta por el chavismo. En efecto, Petróleos de Venezuela fue originalmente creada como empresa petrolera capaz de competir en el campo internacional con las mejores empresas del sector y dar dividendos a la nación, a fin de que la Nación utilizara estos dividendos para el progreso de sus habitantes. Esta filosofía de la empresa y esta actitud gerencial prevaleció por varios años, con algunos problemas derivados de la politización de sus cuadros, la cual se inició después de la salida del general Rafael Alfonzo Ravard de la presidencia de la empresa y del escamoteo que el presidente Luis Herrera Campíns hiciera del Fondo de Financiamiento de la empresa. Aunque esta politización se fue acentuando año tras año, hasta 1999 PDVSA pudo mantener un razonable nivel de gerencia profesional. La salida de la presidencia de PDVSA de Roberto Mandini y su reemplazo por Héctor Ciavaldini le daría el golpe de gracia a la gerencia profesional de PDVSA, brevemente interrumpido durante el interludio positivo de la presidencia de Guaicaipuro Lameda.
La crisis gerencial en PDVSA estalló en 2002, cuando el difunto nombró a Gastón Parra presidente de la empresa petrolera. Parra, a quien conocí muy bien, era un profesor universitario dotado de una estrecha visión de la industria petrolera, totalmente apegado a una visión marxista de la economía, quien apenas habría visto un pozo petrolero en fotografías. Parra carecía de dotes gerenciales y, dada su miopía ideológica, consideraba a los gerentes profesionales de la empresa como apátridas y servidores del imperialismo yanqui. La reacción de los gerentes profesionales de PDVSA ante este absurdo nombramiento no se hizo esperar y ella causó el despido de 22.000 gerentes y técnicos de la empresa e hizo posible su control político por parte del difunto. Después de Parra vendrían Ali Rodríguez, Rafael Ramírez, Eulogio del Pino y Nelson Martínez, todos ellos simples ejecutores sin chistar y, como en el caso de Ramírez, hasta entusiasta generador  de las suicidas políticas del chavismo en el sector petrolero.
Los gerentes de antes y los gerentes de ahora
La gerencia profesional que manejó a PDVSA, especialmente  durante los años de Rafael Alfonzo Ravard, tenía las siguientes características:
(1) no hacía política dentro de la empresa;
(2), creía en la meritocracia, es decir, la promoción de los mejores;
(3), respetaba las normas y los procedimientos;
(4), veía la empresa como eficiente generadora de dividendos para la Nación;
(5) poseía una perspectiva internacional del negocio;
(6), no se robaba los reales.

 En contraste, los gerentes de PDVSA hoy en día: 
(1) son simples fichas políticas del régimen y están ideológicamente adoctrinados;
(2), la meritocracia les resulta una mala palabra pues solo se apoyan en su lealtad al régimen para progresar dentro de la empresa;
(3), Se meten las normas y procedimientos de lo que era una empresa comercial sana en el bolsillo;
(4), ven la empresa como caja chica del régimen y como posible fuente de enriquecimiento;
(5), tienen una visión parroquial del negocio petrolero y han dejado de alternar con las gerencias de las grandes empresas petroleras mundiales;
(6), permiten y hasta promueven una corrupción galopante, desde arriba hasta abajo.
Las diferencias fundamentales entre los gerentes de PDVSA de antes y los de ahora son dos: su actitud sobre los objetivos de la empresa y su calidad ética. Para los gerentes pre-chavistas PDVSA debía ser una empresa comercial, manejada con eficiencia para generar divisas para la Nación, compitiendo en los mercados mundiales con las grandes empresas multinacionales. Por años así fue y, como resultado, PDVSA era reconocida como una de las cinco empresas mejor gerenciadas del mundo. Sus gerentes actuaban en un marco de alta transparencia. El único escándalo de magnitud que tuvo PDVSA pre-chavista fue el de los Petro-Espías y fue denunciado de inmediato por la misma empresa y los culpables rápidamente identificados. Algunos de  ellos fueron la cárcel, algunos se fugaron al exterior y viven hoy muy tranquilos, disfrutando de sus dineros mal habidos. Algunos otros gerentes fueron injustamente acusados y la injusticia fue reparada.
De resto, la gerencia de PDVSA fue muy criticada por dar “colitas” en sus aviones a algunos miembros de la familia o a amigos, lo cual llevó al difunto Chávez a “vender” los aviones de la empresa.
Pero, ¿qué pasa hoy en día? los gerentes de PDVSA han aceptado que la empresa debe ser una empresa “social”, es decir, involucrada directamente en importar y distribuir comida  (podrida con frecuencia), en fabricar ladrillos, criar búfalos y sembrar sorgo, mientras sus labores medulares son trágicamente desatendidas. Estos gerentes viven en un mundo ideológico absurdo en el cual utilizan un lenguaje pomposo sobre soberanía, segunda independencia, potencia mundial, la salvación de  la humanidad y otras necias pretensiones difíciles de tomar en serio cuando la realidad es que no pueden mantener debidamente sus instalaciones y cuando la producción petrolera ha caído en un millón de barriles diarios desde 1998. Los escándalos de corrupción en PDVSA son múltiples, tan horrorosos que hasta el mismo régimen ha comenzado a hablar de fraudes por centenares de millones de dólares. En realidad, PDVSA se ha convertido en una gran lavadora de dinero y los escándalos se miden en miles de millones de dólares, como lo prueban las investigaciones que se llevan a cabo en el exterior. Los aviones de PDVSA se han multiplicado (hay más de cuarenta naves) y hoy día transportan familiares, mucamas  y amigas y amigotes extranjeros. Eso sí, el payaso presidencial, Maduro, no se atreve a viajar en ellos porque no confía en la “lealtad” de los pilotos nativos, prefiriendo Cubana de Aviación lo cual es una prueba más del tutelaje que ejerce Cuba sobre esos pobres diablos. Lo mismo pasaba en la Francia de los colaboracionistas con Hitler.
Los resultados de esta involución no se han hecho esperar, están a la vista, son incontrovertibles. PDVSA está hoy arruinada operacional y financieramente. Tiene cinco veces más empleados que en 1998. Está endeudada hasta el tuétano. Produce un millón de barriles diarios menos que en 1998. Fracasó en sus cacareados planes para llevar la producción a cinco millones de barriles en 2012… en 2015… blá blá blá; sus refinerías están semi-destruidas, los tanqueros no aparecen por  ninguna parte, todos los días aparecen nuevas evidencias de corrupción; la planificación estratégica es hecha, según dice el impresentable Del Pino, por 100.000 empleados, se regala petróleo por razones políticas a Cuba y a los otros satélites de Cuba, la empresa ha perdido todo prestigio internacional y nadie le vende a crédito.
Compatriotas: La centésima parte de los crímenes que esta gerencia ha cometido sería suficiente para ponerlos a todos en la cárcel.
La involución ha sido trágica y muestra como los mejores fueron desplazados por los peores. Lo que aquí digo está abundantemente documentado.

NOTA: cuando hablo sobre la gerencia de antes y de ahora no pretendo que TODOS los gerentes de antes fueran intachables o que TODOS los gerentes de ahora sean unos bandidos. Hablo de las mayorías que, en uno y otro caso, han dado los resultados que están a la vista. 

Implican a hermano de Rafael Ramírez en lavado de dinero en bancos de EE UU
De acuerdo con un reportaje publicado por la periodista Maibort Petit en su blog, Fidel Ramírez Carreño está entre los beneficiarios del envío de millones de dólares a Estados Unidos con soporte en facturas falsas 
Por EL NACIONAL WEB
06 DE NOVIEMBRE DE 2017 09:42 AM | ACTUALIZADO EL 06 DE NOVIEMBRE DE 2017 12:27 PM
Fidel Ramírez Carreño, hermano de Rafael Ramírez, está entre los beneficiarios del envío de millones de dólares a Estados Unidos con soporte en facturas falsas. 
Alegando servicios de consultoría prestados por funcionarios del gobierno de Venezuela, la empresa KCT Cumaná II Internacional les envió millones de dólares a través de Miami Equipment & Export Co, informó la periodista Maibort Petit en un reportaje. 
KCT es el consorcio venezolano señalado por participar en el esquema de corrupción y lavado de dinero por el que están siendo juzgados los dos dueños de Miami Equipment & Export Co., Luis Díaz y Luis Javier Díaz.

Ambos son acusados por el gobierno de Estados Unidos de operar un banco sin licencia y haber blanqueado unos 100 millones de dólares. 

Lea la nota completa aquí


La Gerusia, consejo de los más viejos en la antigua Esparta
¡Por donde andará Lucio Quicio Cincinato!
* Juego de palabras tomadas de la obra Biografía del Caribe de Germán Arciniegas

EL PORQUÉ DE UN CONSEJO MORAL PARA PRESIDIR UN GOBIERNO DE TRANSICIÓN
admin | 06/11/2017 /Web del Frente Patriotico
Nunca antes como ahora, desde el Descubrimiento y la Colonización, en medio de toda la violencia y las contradanzas, cuando los cambios en estas tierras la hacían extraña a sus nativos. Cuando la nueva cultura y la religión cambiaban todo el concepto de su forma de vida, lo que se notaba en dos particularidades: la desnudez de sus cuerpos era un pecado y las enfermedades traídas por los colonizadores diezmaban a las poblaciones. Pero desde el primer día que el almirante pisó tierra se iba a producir el milagro de la vida. Ambos mundos, que se encontraban sorprendidos, se interrelacionaban en una explosión entre el blanco y la india: un cambio de piel. Con cada nuevo nacimiento va mudándose de color, es el mestizaje con que se alumbrará la nueva nacionalidad. Luego imbricarían las otras razas y otras nacionalidades: la mulata de una belleza que seduce al hombre del otro lado del Atlántico, ninguna regla ni aun la inquisición podrán contra las ardientes pasiones que despiertan. Un encuentro de dos mundos que transformaría a ambos.
Luego vendrá la Guerra de Independencia –para muchos una guerra civil–; el nacimiento de Colombia –el delirio, la Gran Colombia–; la dolorosa separación con la Cosiata, también conocida con la Revolución de los Morrocoyes, el 30 de abril de 1826; después las guerras intestinas y la Guerra Federal. Se diezmaba la naciente república. Llega la pacificación con Gómez, quien acaba con los caudillos sembrados en cada rincón del territorio. Y en la segunda mitad del siglo XX, con el nacimiento de los partidos políticos, el voto universal y secreto, se comienza con el experimento de la democracia como sistema.
El andar democrático se trastoca en 1998 con el ascenso de Chávez Frías al poder, en principio un régimen populista y caudillista que en su caminar transmutará en una férrea dictadura socialista marxista, cuyo objetivo es la formación del hombre nuevo –lo absurdo– en la búsqueda de la utopía comunista desde la Revolución rusa de 1917. El nuevo caudillo se enquistará en el poder desde diciembre de 1998 y paulatinamente irá desmontando todo el ensamblaje democrático que hubo en la república desde 1961 –gesta de un grupo de hombres liderados por Rómulo Betancourt–.
La primera cirugía del chavismo al cuerpo de Venezuela fue violar la Constitución de 1961. Alegando la supraconstitucionalidad de la voluntad popular se propone redactar una nueva carta magna, pero como la vigente se lo prohíbe en su artículo 250, utiliza a la Corte Suprema de Justicia de entonces, que por banalidad de sus integrantes le permite pasar por encima de la Constitución –país al revés–. Va destruyendo toda la legalidad e inventa su Kino electoral, prolegómenos de la gran estafa electoral, domina la constituyente y fabrica a su imagen y semejanza la Constitución de 1999, imponiendo la discrecionalidad de su interpretación, que viene a ser la causante de todos nuestros males aun cuando por paradoja de la historia, los partidos y dirigentes de la oposición terminan imitando a Chávez Frías, al definirla como la mejor Constitución del mundo –realismo mágico–.
De inmediato comienza con el desmontaje de todo el Poder Judicial para transformarlo en espejo del Ejecutivo y prevé con la astucia del filibustero darse un piso permanente neodemocrático a través de elecciones consecutivas –el castrocomunismo entiende que para los países del mundo occidental las elecciones son la base fundamental de todo sistema que quiera llamarse democrático–. Modifica todo el sistema electoral designando personas comprometidas con el proceso y adultera el registro civil, y como consecuencia el registro electoral. Nace la impronta de los números invertidos, en la que hay más crecimiento electoral que crecimiento poblacional, ya dos más dos no son cuatro.
Después, con los avances y retrocesos tácticos, vendrá la pérdida de la separación de los poderes públicos, que sí son los pilares de un Estado democrático. Se comienzan los procesos de expropiación –confiscación– de propiedades: tierras y empresas. Se usa el presunto imperio de la ley y de los tribunales como brazo ejecutor de las decisiones del Ejecutivo y del caudillo. La justicia se emplea como arma de terror y amedrentamiento; la corrupción y el narcotráfico como municiones para la compra de conciencias; y el hambre para dominar a la población. Nacen los grupos colectivos y paramilitares como complemento al terror, serán las brigadas de choque. Chávez Frías y después Maduro son alumnos aventajados del castrocomunismo, perfeccionando el estalinismo y el nazismo.
Durante ese interregno, paralelamente se van comprando países para que sirvan como soporte a la revolución en los diferentes organismos multilaterales y se crean triangulaciones comerciales para favorecer económicamente a los socios ideológicos, como la compra de conciencias individuales –las comisiones se transmutan de las personas a las naciones y viceversa en una danza de corrupción y prostitución–, la revolución y el petróleo dan para todo. El perfil de la nueva república lo van trazando a golpes de audacias quienes menos saben, son los hijos de nadie. Con estos populistas y engañadores de oficio se pone al diablo a hacer hostias, el país todo paulatinamente se va hundiendo en el estiércol del diablo.
Pero todo ese andamiaje es un paraguas que tiene goteras que son de espanto. En algún momento se les devolverá, así como se les devolvió a los piratas con patentes de corso otorgadas por las coronas inglesa, francesa y la misma española, cuando Inglaterra el 17 de septiembre de 1718 emitió su célebre decreto de persecución contra ellos. También las demás coronas lo harán y los piratas terminarán siendo cazados por sus promotores.
Ahora bajo otro escenario sucede lo inesperado, por donde no lo esperaban: el régimen, que acudía a los acreedores con la ligereza de un jugador de casino, se encuentra con que estos solo avanzan dineros a cambio de fantásticos intereses; así, llegará el momento en que no tiene con qué pagar y se precipitará como piedra que cae de la montaña, pues no tendrá cómo mantener ni a sus empleados ni a su ejército de mercenarios.
Después de 18 años de régimen chavista-madurista y de 23 elecciones sumando la próxima de alcaldes, nos encontramos con un país devastado y arruinado, con un Estado fallido. Pareciera que todas nuestras guerras se hubiesen realizado en este lapso. Nunca antes habíamos presenciado cambios tan radicales y violentos en profanación a todos los principios conocidos en el mundo occidental. Comenzando el siglo XXI el gobierno queda en manos de un chofer de autobús, de un capitán del Ejército ascendido por reconocimiento posterior al retiro, de un TSJ cuyos magistrados no0 aguantan un examen académico y una asamblea constituyente popular que se desdice en su propia desgracia.
Pero todas estas intemperancias y locuras van dejando algo en el espíritu de los díscolos cachorros que se quiere domesticar: el amor a la libertad. Pero ese es otro lado de la historia, ¿dónde está el “contrapeso”?
El “contrapeso” –los partidos y dirigentes políticos opositores– hasta ahora solamente ha servido de apalancamiento cuando el régimen, por su propia estulticia e incompetencia, se siente desfallecer. Ese “contrapeso” ha estado la mayor parte de estos 18 años presto para servirle como punto de apoyo, para brindarle las muletas necesarias para que no se desplome; así lo han venido haciendo hasta ahora. Al final, coronan y desenmascaran sus comportamientos con la participación en las últimas elecciones de gobernadores y, con el reconocimiento expreso que los pocos elegidos hacen a la ilegítima asamblea constituyente, salvo una excepción: la bajeza de la juramentación de los gobernadores es realismo mágico. Ahora se preparan para las próximas elecciones municipales y para el final, el gran festín electoral: las presidenciales. Después vendrán nuevas elecciones y si no están previstas, las inventarán. Es tiempo de la autocrítica y de la rectificación, si no ese necesario “contrapeso” desaparecerá del escenario político.
De todo lo anterior queda una historia turbia y caótica, como son todas las historias verdaderas. El pueblo que la ha hecho es un pueblo en el que hay de todo. Si fuéramos a quitarles sus manchas a nuestra historia como a la de América, no quedaría en nada. Porque todo eso que hay de negro en nuestra vida es el carbón de donde brotan nuestras llamaradas, como lo escribía Germán Arciniegas
Con lo que nos pasa hay más barbarie en Venezuela hoy que en la época de la Colonia y de la independencia. En aquellos tiempos los caballos brincaban entre charcos de sangre, la guerra a muerte decretada por el Libertador era de una ferocidad absoluta. La reconquista de Morillo, más feroz aún, pero llega el momento de buscar la justicia con pasión.* Y allí estamos en este momento crucial de nuestra historia.
Esa es nuestra historia, y si queremos aprender y crecernos en la adversidad de estos últimos años no será suficiente con sustituir a este régimen de oprobio por un gobierno producto de una elección concertada, ya que si fuese así, seguiríamos dando tumbos en un circulo vicioso para volver a caer en regímenes populistas y neocaudillistas. Es por ello que en este estado de ruina se requiere de un gobierno provisional de transición compuesto por un consejo moral, constituido por aquellos hombres más viejos pero más sabios, que por su experiencia, intelectualidad, preparación, probidad, ética, mucho de ellos con experiencia militar y con el sentido del deber y del sacrificio mayor, honren a la república en la búsqueda de la mayor felicidad posible de los gobernados, con equidad, justicia y con la aplicación del imperio de la ley.
El gobierno de transición provisional tendría la obligación de la reinstitucionalización del país y de la recuperación del Estado de Derecho. Para ello debe crear la plataforma para unas elecciones justas e imparciales, un sufragio efectivo y la no reelección, con la prohibición expresa de que quienes formen parte del consejo moral podrán en ningún momento, después de la transición, optar a ningún cargo público. Con las elecciones cesarían en sus funciones, su premio sería el honor de la patria grande y su descanso la muerte como continuación de la vida, como en la antigua Esparta con el consejo de los más viejos, la Gerusia. Si no es así, iremos de la tragedia de aquí a la tragedia de allá y a la tragedia de mañana. Las pasiones cada día se encrespan más.