Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

martes, 14 de diciembre de 2010

Comencemos por el principio. La toma de consciencia de LA NADA

“Nada, nada, nada… y aún en el monte nada”. Así leemos en el gráfico de la

Subida del Monte Carmelo que Juan de la Cruz- GRAN PEDAGOGO- usaba como

medio visual para explicar su doctrina sobre el camino que lleva a la igualdad de amor con Dios, a la unión con el Infinito, con el Amado.

A Juan se le conoce por tantas cosas. Y uno de sus sellos distintivos es,

precisamente, el de la NADA y la NEGACIÓN. Tanto es así que su doctrina ha sido

tantas veces malinterpretada. Hay quien le tiene miedo porque hablar de la NADA

parece ser sinónimo de ascesis, mortificación, renuncia al placer, al gozo de la vida…

Pero el sinónimo más cercano a la NADA sanjuanista nada tiene que ver con

ninguno de esos términos. La palabra que mejor expresa su NADA es el TODO. La

nada es condición, es camino, es decisión por la plenitud, es opción por la libertad más absoluta, por el placer más auténtico, por la felicidad que no acaba nunca.

Pero caminar, gozar, ser libre, ser feliz, todas estas metas presentes en el corazón

de todo ser humano, requiere de un serio aprendizaje y entrenamiento, de una

preparación, de una disposición más interior que exterior. Conformarse con placeres pasajeros, querer atrapar la felicidad como si de un objeto se tratase, no son más que impedimentos para alcanzar el TODO, el Absoluto, la Plenitud.

Juan de la Cruz, maestro de las Nadas, porque conocedor profundo de la

psicología del alma, sabe que lo infinito no puede poseerse, no puede encerrarse en un frasquito… Quien quiere atraparlo cae en el reduccionismo y se frena en el camino hacia el infinito. NADA es NADA. NADA es absoluto, nada es TODO. Paradoja o contradicción. Pero sabiduría sencilla y simple, verdad evidente a los sentidos naturales.

Quien se llena la boca de sabores no tiene el gusto preparado para gustar; quien se llena el oído de ruidos, no capta la melodía más bella del silencio; quien se abruma de olores y perfumes, no distingue ni percibe el aroma suave de la brisa; quien busca solo satisfacer el tacto, no tiene las manos libres para dejarse acariciar por el aterciopelado plumaje de una Presencia que se escribe con mayúsculas.

Por eso la NADA es el Todo. Es preparación y disposición. Es una opción

fundamental en la vida. Si quieres dar la mano al AMIGO y abrazarle, tienes que soltar todo lo que en ellas llevas; si quieres gozar el Infinito, has de dejar de entretenerte en los finitos… Nadie puede servir a dos señores… porque donde está tu tesoro, allí también está tu corazón.

La NADA es radicalidad, no admite caminos intermedios. No importa como sea

la cadena que te tiene atado y te impide volar. Mientras no la rompas no podrás

emprender el vuelo. Es igual si se trata de una gruesa cadena, o de un hilo fino, o

dorado. Para volar hay que romperlo: eso es la NADA.

La Nada de Juan es camino que pasa por muchas etapas, por muchas noches. La nada es subir, la nada es entrar en la oscuridad, la nada es abrirse al conocimiento de sí, la nada es el modo natural de ser, la nada es la pobreza de espíritu, la nada es vestirse de esperanza, la nada es aprender y saber amar, la nada es el modo para no impedir al todo, la nada es el olvido. Y la Nada, aún siendo nada, lo es Todo.

Francisco Javier Sancho Fermín, ocd