Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

lunes, 6 de febrero de 2017

El eclipse de Luna provoca cambios de hábitos, hace que afloren viejos temores, traumas o fobias, dándonos la oportunidad de limpiar nuestra mente y liberarnos de esas conductas caducas que tenemos arraigadas y que nos impiden avanzar.

SÁBADO, 4 DE FEBRERO DE 2017


Eclipse de Luna para contactar tu “yo” esencial

Tomado del blog "Termometro Zodiacal" de Pedro Gonzalez Silva.
El próximo viernes 10 de febrero a las 8:34 de la noche, hora de Venezuela (00:34 GMT del 11 de febrero), se producirá un eclipse lunar. Los eclipses de este tipo sólo se producen cuando hay fase de Luna Llena, en donde el Sol se encuentra en el signo opuesto de donde está nuestro satélite, y por tanto, al estar enfrente, los rayos solares la iluminan con más fuerza; pero cuando la Tierra se interpone, por breves instantes se oculta este brillo y se produce el eclipse.

Es importante la relación que existe entre el Sol y la Luna; esta relación es la que provoca las fases lunares. Asimismo, cada seis meses, esta relación Sol-Luna, provoca los eclipses; en ciertas lunas nuevas se producen los eclipses solares, y en ciertas lunas llenas, los eclipses lunares.

Tanto las fases como los eclipses, son momentos propicios para rituales y visualizaciones de nuestros deseos; si nos conectamos con este ciclo, podemos engancharnos energéticamente con el cosmos para sembrar un deseo y hacerlo realidad, y si lo hacemos en tiempo de eclipses, será mucho más intenso.

En esta ocasión, la Luna al eclipsarse estará en Leo, propiciando energías transformadoras que pueden favorecer deseos relacionados con el amor, así como también con metas de liderazgo, gerencia, y notoriedad, siempre y cuando no se quede en una superficial intención de vanidad, sino de un auténtico deseo de servir a través de las cualidades con las que hemos nacido y que venimos a ofrecer a los demás.

Los eclipses, tanto de Sol como de Luna, generalmente producen transformaciones en los seres humanos, no de manera instantánea, sino en un lapso de unos seis meses como máximo.

Al eclipsarse el Sol o la Luna, su energía se interrumpe por unos momentos. En el caso de nuestro satélite, como éste rige el subconsciente, nuestra psique recibe alteraciones que inducen a transformaciones internas; esto ocurre en el plano individual como también global, pues la Luna rige al “inconsciente colectivo”.

El eclipse de Luna provoca cambios de hábitos, hace que afloren viejos temores, traumas o fobias, dándonos la oportunidad de limpiar nuestra mente y liberarnos de esas conductas caducas que tenemos arraigadas y que nos impiden avanzar.

Cuando el eclipse lunar es en Leo, estas conductas que recibirán modificaciones, tendrán mucho que ver con el ego, esa especie de armadura que esconde a nuestra verdadera esencia personal.

Este eclipse nos pondrá frente a situaciones que nos harán confrontarnos con nuestras vanidades, orgullos y roles que desempeñamos, y que son adquiridos, postizos, y nos alejan de lo que esencialmente somos.

Este eclipse favorecerá para que esa esencia que es nuestro verdadero ser, se manifieste de alguna manera, y nos permita dejar de lado el ego, y así lograr que la energía de nuestro “yo”  esencial, que es la manifestación individual del Yo Superior, tome las riendas de nuestras vidas. Es ese Yo Superior el que realmente actúa a través de nosotros, y aunque lo hace en forma colectiva, a la vez da a cada uno de nosotros una cualidad única manifestada en nuestra esencia personal.

El eclipse lunar se produce con el Sol en el signo opuesto de donde está la Luna; en esta ocasión, como nuestro satélite estará en Leo, nuestro astro rey estará en el signo opuesto, que es Acuario.

Por tanto, la energía que activa este eclipse, influye en las parejas de signos, es decir, en los signos que son opuestos o complementarios. Veamos qué sectores o casas astrológicas reciben influencia del eclipse de Luna, para cada uno de los signos del zodíaco.

LEO Y ACUARIO: Se les activa el sector del desarrollo personal, lo que implica ciertas transformaciones de la personalidad. También se activa el sector de las relaciones de pareja y asociaciones.

VIRGO Y PISCIS: Importantes cambios en sus mundos subconscientes y será una gran oportunidad para deshacerse de viejos miedos y traumas y limpiar sus “karmas”. Asimismo se les presentan oportunidades en el área laboral.

LIBRA Y ARIES: Cambios importantes en su círculo social, nuevas amistades, nuevos grupos a los que pertenecerán. También se activa la casa de los romances y la creatividad.

ESCORPIO Y TAURO: Se les activa la casa de la profesión y la proyección pública, con oportunidades de ascensos, o de realizar una actividad que les dé prestigio; también se activa el sector del hogar.

SAGITARIO Y GÉMINIS: Tendrán oportunidad de explorar o experimentar cosas que jamás han hecho, ir a lugares nuevos, viajar, ir en busca de sus metas más deseadas, así como también iniciar estudios.

CAPRICORNIO Y CÁNCER: Se les activa la casa de la producción económica, inversiones, puede haber cambios en sus creencias o en sus valores de vida, y también se les activa el sector de la sexualidad.