Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

viernes, 7 de enero de 2011

6 de enero: Fiesta de los Reyes Magos. Epifanía : La manifestación del Señor



Reyes Magos. Fresco del Giotto.


Epifanía : La manifestación del Señor

Epifanía significa "manifestación". Jesús se da a conocer. Aunque Jesús se dio a conocer en diferentes momentos a diferentes personas, la Iglesia celebra como epifanías tres eventos:

Su Epifanía ante los Reyes Magos (Mt 2, 1-12)

Su Epifanía a San Juan Bautista en el Jordán

Su Epifanía a sus discípulos y comienzo de Su vida pública con el milagro en Caná.

La Epifanía que más celebramos en la Navidad es la primera.

La fiesta de la Epifanía tiene su origen en la Iglesia de Oriente. A diferencia de Europa, el 6 de enero tanto en Egipto como en Arabia se celebraba el solsticio, festejando al sol victorioso con evocaciones míticas muy antiguas. Epifanio explica que los paganos celebraban el solsticio invernal y el aumento de la luz a los trece días de haberse dado este cambio; nos dice además que los paganos hacían una fiesta significativa y suntuosa en el templo de Coré. Cosme de Jerusalén cuenta que los paganos celebraban una fiesta mucho antes que los cristianos con ritos nocturnos en los que gritaban: "la virgen ha dado a luz, la luz crece".

Entre los años 120 y 140 AD los gnósticos trataron de cristianizar estos festejos celebrando el bautismo de Jesús. Siguiendo la creencia gnóstica, los cristianos de Basílides celebraban la Encarnación del Verbo en la humanidad de Jesús cuando fue bautizado. Epifanio trata de darles un sentido cristiano al decir que Cristo demuestra así ser la verdadera luz y los cristianos celebran su nacimiento.

Hasta el siglo IV la Iglesia comenzó a celebrar en este día la Epifanía del Señor. Al igual que la fiesta de Navidad en occidente, la Epifanía nace contemporáneamente en Oriente como respuesta de la Iglesia a la celebración solar pagana que tratan de sustituir. Así se explica que la Epifanía se llama en oriente: Hagia phota, es decir, la santa luz.

Esta fiesta nacida en Oriente ya se celebraba en la Galia a mediados del s IV donde se encuentran vestigios de haber sido una gran fiesta para el año 361 AD. La celebración de esta fiesta es ligeramente posterior a la de Navidad.

Los Reyes Magos

Mientras en Oriente la Epifanía es la fiesta de la Encarnación, en Occidente se celebra con esta fiesta la revelación de Jesús al mundo pagano, la verdadera Epifanía. La celebración gira en torno a la adoración a la que fue sujeto el Niño Jesús por parte de los tres Reyes Magos (Mt 2 1-12) como símbolo del reconocimiento del mundo pagano de que Cristo es el salvador de toda la humanidad.

De acuerdo a la tradición de la Iglesia del siglo I, se relaciona a estos magos como hombres poderosos y sabios, posiblemente reyes de naciones al oriente del Mediterráneo, hombres que por su cultura y espiritualidad cultivaban su conocimiento de hombre y de la naturaleza esforzándose especialmente por mantener un contacto con Dios. Del pasaje bíblico sabemos que son magos, que vinieron de Oriente y que como regalo trajeron incienso, oro y mirra; de la tradición de los primeros siglos se nos dice que fueron tres reyes sabios: Melchor, Gaspar y Baltazar.

Los tres Reyes Magos y el significado de sus regalos
El oro, el incienso y la mirra tienen cada uno un significado:
Melchor (Magalath), anciano de blancos cabellos y larga barba del mismo color, procedente de Europa; Melchor entrega la mirra, La mirra es una sustancia rojiza aromática que es común en medio oriente y Somalia. Era muy valorada en la antigüedad para la elaboración de perfumes. La mirra es el símbolo del hombre.

Gaspar (Galgalath), el más joven y rubio de los tres reyes magos procedente de Asia. Gaspar entrega el incienso, El incienso es una preparación de resinas aromáticas vegetales, a las que se añaden aceites de forma que al arder desprenda un humo fragante y un olor característico. El incienso en el símbolo de Dios. En muchas religiones el incienso se utiliza en los ritos religiosos.

Baltasar(Serakin), de raza negra, procedente de Africa, Baltasar entrega el oro, el más precioso de los metales. El Oro es el símbolo del Rey. La descripción de los tres reyes magos fue hecha en el siglo XIV por un monje benedictino, Beda, que los describió en un códice, según hemos espuesto más arriba.



Hasta el año de 474 AD sus restos estuvieron en Constantinopla, la capital cristiana más importante en Oriente; luego fueron trasladados a la catedral de Milán (Italia) y en 1164 fueron trasladados a la ciudad de Colonia (Alemania), donde permanecen hasta nuestros días.

El hacer regalos a los niños el día 6 de enero corresponde a la conmemoración de la generosidad que estos magos tuvieron al adorar al Niño Jesús y hacerle regalos tomando en cuenta que "lo que hiciereis con uno de estos pequeños, a mi me lo hacéis" (Mt. 25, 40); a los niños haciéndoles vivir hermosa y delicadamente la fantasía del acontecimiento y a los mayores como muestra de amor y fe a Cristo recién nacido.
En Venezuela algunos padres hacen regalos a sus hijos esa noche,en otras naciones, como Italia, es el día en que "la befana"o bruja buena, deja a los bambini sus regalos.

EN NUESTRA REALIDAD ACTUAL QUÉ PODEMOS AGREGAR A ESTE TEXTO PARA QUE SE CONVIERTA EN REFLEXION E IMPORTANTE LECTURA MÁS QUE UN SIMPATICO RECUERDO?

En la solemnidad de la Epifanía del Señor, el Papa celebró la Santa Misa en la basílica vaticana. En la homilía, el Santo Padre explicó que los Magos "eran probablemente sabios que escrutaban el cielo, pero no para tratar solamente de "leer" en los astros el futuro (justamente el 6 de enero ha sido tomado como el Dia de los astrólogos); (...) eran más bien hombres "en busca" de algo más, en busca de la verdadera luz, capaz de indicar el camino que recorrer en la vida. Eran personas seguras de que en la creación existe lo que podemos definir como la "firma" de Dios, una firma que el hombre puede y debe intentar descubrir y descifrar".



Refiriéndose al rey Herodes, el Papa subrayó que era "un hombre de poder", a quien "Dios le parece un rival, un rival especialmente peligroso, que querría privar a los hombres de su espacio vital, de su autonomía, de su poder. (...) Herodes es un personaje que no nos resulta simpático y que instintivamente juzgamos negativamente por su brutalidad. Pero debemos preguntarnos: ¿quizá hay algo de Herodes también en nosotros? ¿Quizá también nosotros, a veces, vemos a Dios como una especie de rival? ¿Quizá también nosotros somos ciegos ante sus signos, sordos a sus palabras, porque pensamos que pone límites a nuestra vida y no nos permite disponer de la existencia a nuestro gusto?".

"Cuando vemos a Dios así -continuó- acabamos por sentirnos insatisfechos y descontentos, porque no nos dejamos guiar por Aquel que es el fundamento de todas las cosas. (...) Debemos abrirnos a la certeza de que Dios es el amor omnipotente que no quita nada, no amenaza, sino que es el Único capaz de ofrecernos la posibilidad de vivir en plenitud, de experimentar la verdadera alegría".

(Nota de Josefina: Estos párrafos referentes a Herodes a los venezolanos nos vienen como "anillo al dedo" por la situación política que vivimos. Las preguntas propuestas deberíamos hacerlas cada uno de nosotros para asumir lo que nos acontece en la dimensión exacta de su significado, pues la sombra de nuestra nacionalidad y de cada uno de nosotros está personificada y es un espejo de algo nuestro,mío, una proyección del inconsciente colectivo venezolano y de cada uno de quienes habitamos esa Tierra de Gracia)

Benedicto XVI señaló que los Magos, "como hombres sabios, sabían sin embargo que no es con un telescopio cualquiera, sino con los ojos profundos de la razón en busca del sentido último de la realidad y con el deseo de Dios movido por la fe, como es posible encontrarlo. (...) El universo no es el resultado de la casualidad, como algunos quieren hacernos creer. Contemplándolo, estamos invitados a leer en él algo profundo: la sabiduría del Creador, la inagotable fantasía de Dios, su infinito amor por nosotros".

"No debemos dejarnos limitar la mente por teorías que llegan siempre sólo hasta un cierto punto y que -si observamos bien- no están de hecho en contradicción con la fe, pero no logran explicar el sentido último de la realidad. En la belleza del mundo, en su misterio, en su grandeza y en su racionalidad no podemos sino leer la racionalidad eterna, y no podemos sino dejarnos guiar por ella hasta el único Dios, creador del cielo y de la tierra. Si observamos de este modo, veremos que Aquel que ha creado el mundo y Aquel que nació en una cueva en Belén y sigue habitando entre nosotros en la Eucaristía, son el mismo Dios vivo, que nos interpela, nos ama, quiere conducirnos a la vida eterna".

El Santo Padre afirmó que para los Magos "era lógico buscar al nuevo rey en el palacio real". Sin embargo, "la estrella les guió a Belén, una pequeña ciudad; les guió entre los pobres, entre los humildes, para encontrar al Rey del mundo. Los criterios de Dios son diferentes a los de los hombres; Dios no se manifiesta en el poder de este mundo, sino en la humildad de su amor, ese amor que pide a nuestra libertad ser acogido para transformarnos y capacitarnos para llegar a Aquel que es el Amor".

Tras poner de relieve que para los Magos "fue indispensable escuchar la voz de las Sagradas Escrituras: sólo ellas podían indicarles el camino", el Papa subrayó que "la Palabra de Dios es la verdadera estrella, que, en la incertidumbre de los discursos humanos, nos ofrece el inmenso esplendor de la verdad divina".

"Dejémonos guiar por la estrella, que es la Palabra de Dios, sigámosla en nuestra vida, caminando con la Iglesia, donde la Palabra ha plantado su tienda. Nuestro camino estará siempre iluminado por una luz que ningún otro signo puede darnos. Y también nosotros -concluyó- podremos convertirnos en estrellas para los demás, reflejo de esa luz que Cristo ha hecho resplandecer sobre nosotros".

Fuente: VIS - Vatican Information Service




Y para llevar este hecho al presente en Venezuela, donde ya llevamos dos navidades de horror,tristes, apagadas, me gustaría compartir este artículo como una descripción de algo que puede estar a la vuelta de la esquina para nosotros


El Nuevo Herald > Opinión
...Publicado el domingo, 01.09.1l .AMELIA M. DOVAL: Cuba y sus rollos malos


"Los cubanos, al menos los que ya comenzamos hace un tiempo a teñirnos las canas, navegábamos entre las dudas, con respecto a la aparición de los Reyes Magos. Cuando llegamos al mundo todavía los camellos pasaban por debajo de la puerta o entraban por el patio. De repente fueron acusados de ladrones fugitivos de nuestra capacidad mental. Nunca entendimos por qué, si ellos traían regalos, no se llevaban nada. Nuestra inocencia infantil no se percató del cambio y por más que nuestros padres se esforzaron fue imposible mantener la tradición.

Dejaron de existir los Reyes Magos para entrar a funcionar los Rollos Malos; a partir de entonces fue un dilema mayor adquirir un juguete. Soñar con una bicicleta iba más allá de nuestros instintos, llegó un momento que nos daba igual un triciclo que un monociclo, ¡dichosos los payasos que de una bicicleta hacían dos! La pregunta sería: ¿y al que no le tocará el sillín qué hacía? La dejamos en suspenso porque suspendidas en el aire quedaban las expectativas.

Los Reyes Magos de antes venían con el frío, con las fiestas, con la alegría. Los Rollos Malos trían las discusiones, el calor, los carnavales y no podía faltar el discurso extendido de un Fidel prepotente (si hubo otro que no lo fuese, nunca lo conocimos). El motivo ya no sería la llegada del año, la paz, la unión familiar. Nosotros debíamos celebrar el asalto al Moncada, las muertes, la tristeza familiar.

Con los Reyes Magos, los padres se escondían, escogían juguetes, nos engañaban con el pasto. Con los Rollos Malos, el gobierno nos imponía los juguetes que debían gustarnos, hacíamos las largas colas y cansados nos conformábamos con la esperanza de que al otro año a estos Rollos se les ablandaría el corazón. Los Reyes Magos seguían viniendo mientras nosotros los llamáramos con nuestra inocencia. Los Rollos Malos dejaban de venir a una edad determinada, cuando consideraban ellos que nos hacíamos grandes para todo, menos para ser libres.

La Estrella en el cielo dirigía a los Reyes Magos. Nuestra estrella debía ser la de la gorra del Ché, no entendíamos por qué si él no era cubano, ni árabe, ni mago y mucho menos rey.

Menos mal que con los Reyes no se fue el ratón que cambiaba dinero por dientes, esa sería la única fantasía que perduraría por años. Bueno, en realidad fantasía tradicional porque siempre ha sido una fantasía cada reporte de ganacias y logros que da el Estado. Gulliver en país de gigantes nos sentimos de pequeños, nada podíamos alcanzar, ni juguetes, ni sueños.

No han cambiado los tiempos, siguen los odiados Rollos Malos haciendo de las suyas en tierra cubana, negándoles el derecho de la infancia a los niños y dejando a los padres desprovistos de la fantasía de disfrutar la inocencia con sus hijos. Otro año más sin Reyes Magos".

Escritora y filóloga cubana.
...

Read more: http://www.elnuevoherald.com/2011/01/09/866044_amelia-m-doval-cuba-y-sus-rollos.html#ixzz1AcxYwRSG