Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

jueves, 27 de enero de 2011

Regalo de Cumpleaños Parte II


Comprobaciones científicas de lo que he expuesto en lenguaje
astrológico



Los Delirios de Hugo Chávez

A manera de Abreboca:

15 septiembre 2010 El Carabobeño

(Edición Digital)

El Paranoide

Psicodinámicamente, es un ser absorbido por una gran voracidad en satisfacer sus apetitos sin importarle los daños que pueda hacer en lo moral, social o religioso; todo fundamentado en creer poseer un "Super-yo"; lo que le lleva a ser un inescrupuloso en sus actos; empleando para ello la tozudez, la insensatez, la intriga, la destrucción económica o moral de quien él considere ser su enemigo, estando incluido el uso de términos insolentes. Para el paranoide no hay límite en su odio, de allí su conducta sociopática que le lleva a cometer actos inescrupulosos e indeseables





. Los mejores ejemplos están en Robespierre y

en Iván el Terrible, en la contemporaneidad, con el dato que Ud. anexe, hace el ¡Bingo! ¡Voilá!

Dr R T Blanco Vilariño



"La megalomanía trastornó

a Chávez",

sostiene el psiquiatra

Franzel

Delgado Senior

'Su estructura psicopática de personalidad no lo hace propenso al
suicidio ni al
arrepentimiento',
explica el psiquiatra Franzel Delgado Senior: 'La situación del país
de estos
momentos atenta
contra la salud emocional... Chávez ha causado un sufrimiento
severo
y profundo a los venezolanos...
Cuando un gobernante prolonga su tiempo en el poder, ocasiona
un daño intenso,hasta hacerlo irreversible...
Sin el concurso de la psiquiatría, resulta imposible entender este
complicado y
doloroso escenario nacional'.

Por Myriam Mosquera


Dr. Franzel Delgado Senior.Médico psiquiatra, master
en psicoterapia en el Instituto de Psiquiatría de la
Universidad de Londres entre otros títulos,
tiene la crianza de su padre Francisco "Kotepa" Delgado
por tanto ni es oligarca, ni es burgués...ni hijito de papá.


“A medida que un cerebro está alterado,

produce

una disfunción que se refleja en cualquier

desequilibrio

de salud, en cualquier sistema, sea piel,

intestinal

cardiovascular, pulmonar. Hay veces, que

muchas

personas tienen una hipertensión que no

se

controla,

alergia que no se estabiliza, asma que no

se

revierte y no lo relacionan con su cerebro,

que tiene un desajuste primario”.

“La situación del país de estos momentos

atenta

contra la salud emocional. Si el entorno

agrede,

no se puede estar bien, es como si vamos

a la

playa y estamos muchas horas en el sol,

ese

ambiente nos afecta enormemente, así de

sencillito,lo explico”.

Al ser consultado sobre los efectos de

decisiones como racionamiento eléctrico y

de

agua, así como la devaluación y otras

medidas económicas

puedan tener sobre la salud mental del

venezolano,

Franzel Delgado indicó que, efectivamente

hay

una incidencia importante. “El estrés es

como

una cuerda floja, o puede irse tensando, es

una palabra clave que puede afectar en su

capacidad de

relacionarse con el medio ambiente”.
- ¿Significa que el ser humano no puede

relacionarse con un ambiente hostil?
- El ser humano no está hecho para un

ambiente agresivo.

Nuestros ancestros vivían alrededor

de un río, una playa, montañas, sitios

apacibles fuera

de las conductas humanas, muy unidos a

la naturaleza.

Todo se complicó con el desarrollo del

progreso.

En Venezuela tenemos situaciones

adversas,


Ramiro Valdés vino desde Cuba a

"resolver el problema de la electricidad"


si encendemos una luz, no la tenemos,

un grifo no da agua.


Si enviamos un niño al colegio, pensamos

que no puede regresar, una madre que le


matan a

su hijo y todo lo que se vive alrededor,

que a veces

no le pasa a uno, pero vivimos esa situación

y nos

afecta, porque los humanos aprendemos de

dos maneras, por vivencias directas,


La terrible experiencia contra la Juez

Affiuni...


por lo que

intentamos

aprender, un aprendizaje vicario. Nos

perturba un ambiente hostil,

porque nos vemos allí reflejados.

Delgado Senior advirtió que actualmente

tenemos gran incertidumbre emocional,

por la situación cambiante del país.

A pesar, de un momento

de relax en su consultorio, con música

apropiada

para cualquier paciente en búsqueda de ayuda

profesional,

pudimos palpar su preocupación por la falta de

seguridad emocional en todos los venezolanos.

.
EL PODER OCASIONES UN DAÑO

INTENSO
- ¿Cuál podría ser el aporte de la
psiquiatría

para comprender la actual situación política

venezolana,

considerada totalmente inédita, atípica y que

algunos califican como una “loquera” o

“un país de locos”?
- Sin el concurso de la psiquiatría, resulta

imposible

entender este complicado y doloroso escenario

nacional.

Una década dramática ha trastocado a todos los


venezolanos, devastadoramente a chavistas

y no chavistas.


- ¿El poder en exceso podría afectar

negativamente

la psiquis y la conducta de un gobernante?

- El poder ejerce una influencia inevitable sobre

la personalidad

de quien gobierna. En todas las instancias, pero

cuando

se trata de poder político, los daños son más

graves.

Lo peor para un gobernante es prolongar su

tiempo

en el poder, porque ocasiona un daño intenso,

hasta hacerlo irreversible.





- ¿Son numerosos los casos de gobernantes

a través de la historia, trastornados por el

poder,

además de los clásicos casos como Nerón

en el

Imperio Romano y Hitler en Alemania?



- La historia de la humanidad, es la historia

del hombre,

por eso lo vemos repetirse, en lo bueno y

lo malo.

Personajes funestos, destructivos voraces que

ya

no deberían existir, lamentablemente se repite,

hoy,

a pesar del avance de la civilización

¿Y qué lo explica?

Pues que el hombre sigue biológicamente

siendo el mismo.

.
EL PODER DISPARA FACETAS DE LA

PERSONALIDAD
- ¿Cuáles gobernantes venezolanos, a

través de la

historia, son dignos de estudiar por la

psiquiatría?
- Todo gobernante debería ser estudiado

por la psiquiatría, pero antes de optar al

poder.

Después que lo tiene, es tarde.


Recomendable libro de Mirtha Rivero

sobre

la época anterior a Chávez, la década

de los 80-90...

"Esas tierras trajeron estos lodos"



- ¿Fue exagerado cuando un sector de la

población

venezolana bautizó al ex presidente

Carlos Andrés Pérez como “Locoven”?



- Carlos Andrés Pérez es quizás un buen

ejemplo

como el poder dispara facetas de la

personalidad.

Pérez incurrió, sin dudas, en conductas

megalománicas mientras ejercía el poder,

pero

totalmente inocuas ante las que han

asombrado

después a nuestros ojos.


Luis XIV, El Rey Sol: "El Estado soy YO"


- ¿En términos psiquiátricos como

podría

definirse la megalomanía? ¿Es una

enfermedad exclusiva del poder?

- La megalomanía es un síntoma, como

puede serlo la fiebre.



- ¿La megalomanía es una consecuencia del

culto a la personalidad que suelen recibir

algunos gobernantes?

- Es una patología del pensamiento, en la cual,

la persona sufre una sobrestimación de sus

capacidades o tiene ideas delirantes de falsa

grandeza.


.
EL PRESIDENTE ES UN RIESGO PARA LA

NACIÓN
- ¿Si usted tuviera la oportunidad de hacer

un

perfil psiquiátrico del presidente como sería?
- Lo he hecho en varias oportunidades. De

manera

muy precisa y científica, advertí los graves

riesgos

para la nación desde el año 2002. Creo que

pocos,

lo creyeron, pero siento que hoy, todos se

convencieron.
- ¿Es posible hacer un perfil psiquiátrico sin

sentar al paciente en el diván?

- Sin dudas. Si ese diagnóstico se basa en

conductas observables, es absolutamente

válido. Y si las conductas patológicas son

observadas todos los días, aún es más fácil.

.

Loquera colectiva

- ¿Hasta qué punto, en el caso de los

opositores,

puede ser cierta esa frase según la cual

“Chávez los tiene locos”?


- Chávez ha trastornado de la manera más

imperdonable la estabilidad emocional de la

población venezolana. Ha causado un

sufrimiento severo y profundo a los

venezolanos.

En eso ha

ejercido el poder de la manera más eficiente.


Asamblea Nacional 2011


- Muchas personas consideran que esta

década

del gobierno es una verdadera pesadilla

y una

loquera colectiva para el país ¿Comparte

este criterio?

- Esta década, sin necesidad de leer mucha

historia patria, evidentemente ha sido la

más devastadora

que haya vivido Venezuela. Lo que ven

nuestros ojos es

el resultado de un pésimo gobierno, es mucho

más,

la destrucción progresiva de un país en todos sus

órdenes.


Por primera vez se ve original, que salude a

María Corina Machado y pregunte por

su mamá, Corina Parisca, que fue la primera

en presentarlo por radio.

.
Una conducta anormal

Pero lo repite, lo repite, lo repite y

después se burla de la "burguesita" antes sus

seguidores burlistas, violentos y resentidos




- Chávez ha admitido públicamente

que varias veces busca provocar

y desesperar a los opositores

¿Es esa una conducta normal?
- No es una conducta normal, es

patológica.

Contraria a lo que debe aspirar el

Presidente

normal en cualquier nación del mundo.

Pero, esa acción se corresponde

exactamente con su estructura de

personalidad.



- ¿Qué recomienda para que los

opositores

no caigan en las provocaciones

de Chávez

y sus seguidores?


Gandhi y la resistencia pacífica,

lograda por su coherencia de vida,

con el mensaje, conducta que

debe tener un líder.


La oposición cae una y otra vez ante


las falsas promesas de diálogo del

verborreico

Chávez, a quien no le importa ni el

pueblo ni el

país, SOLO MANTENERSE EN EL PODER,

CUESTE

LO QUE CUESTE...



- Si los opositores y en especial los líderes,

(que aún

no tienen como tales)

exigieran

un consejo práctico de la ciencia, pues sin

duda,

les diría, que hagan todo lo contrario de lo

que Chávez les reconozca. Seguro que así,

irán por buen camino.


.

General en Jefe José Antonio Páez


Chávez y Páez
- ¿En el caso de Chávez, podría darse un

caso

parecido al del general José Antonio Páez,

que de peón y lancero, llegó a convertirse

en un hombre culto, amante de la ópera,

el teatro y la música clásica?
- Ya es tarde para aspirarlo, además con su

estructura cerebral elemental, no lo pudiera

lograr,

ni que lo intentara.
- ¿La permanencia en el poder ha contribuido

a que

el Presidente ahora sea más ilustrado, más

educado o más culto?

- Por lo que observamos con vergüenza los

venezolanos, el Presidente es cada día menos

educado y con respecto a su cultura o ilustración,

es una falsa cáscara que encierra una irremediable

elementabilidad.


- En una entrevista realizada en La Razón,

el ex ministro de la inteligencia Luis Alberto

Machado, calificó a Chávez como un hombre

muy inteligente ¿Comparte usted esa

apreciación?



- En absoluto. Puede reconocérsele clínicamente

una excelente memoria. Pero, memoria no

tiene nada

que ver con inteligencia y puede ser un efectivo

recurso para compensar la elementalidad.
.

Personalidad psicopática
- ¿Cómo terminan personalidades como las de

Chávez, en caso de adversidades profundas?

¿Son propensos a inmolarse, al suicidio o

al arrepentimiento público?
- Su estructura psicopática de personalidad no lo

hace propenso al suicidio ni mucho menos al

arrepentimiento. Este tipo de personalidades

no conocen la sensibilidad, es decir, no la

poseen y para arrepentirse se requiere una buena

dosis para ello.

.

Habla y habla porque está hueco


- ¿Es normal que un gobernante se dedique a

hablar de manera interminable a través de la

radio y televisión, a divagar y a contar

anécdotas de su vida personal y familiar

frente a su colaboradores, obligados a

escucharlo? ¿Cómo podría definirse este tipo

de conducta?


- Esta conducta es patológica, expresión

clara

de megalomanía. Habla horas suponiendo

que todo el mundo debe oírlo, que domina

todos los temas,

que es admirado y reconocido

mientras


Tagore y Gandhi.


habla. Recuerda el pensamiento de Tagore

afirmando,

que habla y habla porque está completamente

hueco. La elementalidad se esconde con frases

altisonantes, verborrea y agresividad, ninguna,

precisamente, atributos de un buen Presidente.



- ¿El tema recurrente al magnicidio podría

considerarse una conducta obsesiva?
- El tema del magnicidio no es patología,

sólo es una treta, típica de los dictadores,

conscientes

además de sus fechorías. En parte, temerosa

de que alguien pueda animarse a convertirse

en vengador.


.

Francisco José Delgado (Kotepa Delgado)
Político y periodista venezolano co-fundador del
Estado Lara, el 20 de mayo de 1907 y falleció en
Caracas. el 5 de agosto de 1998.


La huella de Kotepa

- ¿Su padre, el conocido humorista Kotepa

Delgado,

influyó en su inclinación profesional?
- Mi padre me dejó una huella profunda. De

enseñanzas

valiosas para la vida.

-¿Qué recuerda de su padre? ¿Llegó a

acompañarlo al

diario Últimas Noticias, el periódico fundado

por su padre,

hoy en manos de la familia Capriles?
- Desde muy niño, Kotepa me vinculó a todo cuanto hacía,




nos llevaba al edificio La Francia, donde funcionaba ese

fenómeno periodístico que fundó llamado

Ultimas Noticias,

que modernizó el periodismo venezolano.

Expropiado por órdenes del Comandantepresidente,

por el Alcalde de Libertador, Dr. Jorge Rodríguez


Más tarde, nos

llevaba


a las reuniones de los humoristas en la “Pava Macha”,

“El Infarto”

y otras cuantos publicaciones mas que quebró por

negarse a publicar propagandas.
- ¿Y de los amigos de su padre, qué recuerda?
- Eso siempre lo recuerdo con risas, nuestro querido y


admirado Pedro León Zapata, amigo vitalicio de Kotepa,

fue su gran hermano.
- ¿Influyó su padre en su ideología política? ¿Es

también

de izquierda como Kotepa?
- Hoy lo que tengo más presente, en cada mañana

que despierto,

es el amor por la libertad y el deber inexcusable

de defenderla.

La historia se repite, mire hoy las calles de Venezuela,

la lucha de


los estudiantes y de nuevo verá la gloriosa lucha de

los estudiantes del ‘28.

- Mi padre fue un luchador social, entregado, decente,

noble y

demócrata.

Murió en 1998, justo antes de comenzar la

década funesta.

He llegado a considerar su muerte afortunada,

pues no

habría sido justa la vida, si después de los 91 años,

hubiera

sido testigo de este lastimoso escenario nacional,

que

niega todo lo que él anheló. Se unió a Ana Senior,

mi

extraordinaria madre, que ahora tiene 96 años,

aún lúcida y democrática.

Fue una luchadora ejemplar, bígama, casada con Kotepa y

la libertad.

.

Semanario LA RAZÓN

www.larazon.net

Caracas, 31.01.2010


Nota: Estoy segura que a la generación de mis abuelos no le

hubiera

hecho un Presidente tantas burlas sin que ellos demostraran

su protesta, como nos la ha hecho éste, sobre todo a la

"generación boba" de los 80...

.









Análisis Dr.Franzel Delgado Senior: Los sociópatas siempre


temen que los maten

Franzel DElgado Senior

marzo 10, 2007


Recuerda que las estadísticas universales demuestran que la mayoría de las personalidades sociopáticas, en cuya clasificación incluye al presidente Chávez, tienen un final trágico. El psiquiatra cree que el mandatario está biológica e irrevocablemente diseñado para el conflicto. "Pretender que cambie es como esperar que sus ojos pasen de marrones a azules"

Gloria Majella Bastidas

El poder relajante de la música se siente de entrada en el consultorio de Franzel Delgado Senior. Mientras el médico se instala en su sillón para analizar la controversial personalidad del Presidente Chávez, se oyen, en el fondo, unos sutiles cantos hindúes que se repiten infinitamente. "Yo no tengo ningún interés en descalificar a nadie. Simplemente creo que, sin el aporte de la psiquiatría, no va a ser posible comprender el escenario tan complejo en el que ha entrado Venezuela.". Delgado Senior fue presidente de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría y tiene master en psicoterapia en las universidades de Londres y California. Después de la primera pregunta, el especialista pasa del sereno estado alfa al atento estado beta.

–La tesis del magnicidio es recurrente en el presidente Chávez. ¿Tiene alguna explicación psicológica el hecho de que el mandatario apele a esta constante en su discurso?

–El Presidente tiene, como todo ser humano, una configuración de la personalidad. Ese proceso que nutre la construcción de la personalidad cierra, en promedio, a los 21 años en todas las personas. Y, después de los 21 años, no es modificable. Cuando las cargas de la personalidad están bien repartidas, podemos hablar de una personalidad normal. Pero cuando ese proceso de estructuración se produce de manera inadecuada y cierra con cargas desproporcionadas (muchas cargas de un tipo y pocas de otra), entonces la personalidad se configura patológicamente. Y esa configuración patológica es vitalicia.

–¿Hay alguna configuración patológica en el caso del jefe de Estado?

–Existen características muy claras que permiten, sin mayor dificultad, plantearse una estructura de personalidad de tipo sociopática y narcisista. Los trastornos de personalidad sociopáticos están definidos en las clasificaciones universales de la psiquiatría. Se trata de personas que están diseñadas biológicamente para violar las normas; no ejercen la lealtad; no actúan con la verdad; tienen vidas afectivas sumamente inestables; en su estructura no hay sensibilidad; no hay arrepentimientos; tienen que vivir permanentemente en el conflicto; no saben vivir en paz con los demás; y son muy manipuladoras.


–¿Y la personalidad narcisista?

–En el caso del narcisismo, la percepción que la persona tiene de sí misma está fuera de la realidad; es exagerada; tiene la convicción de ser única; se siente por encima de los demás . Cualquier mala acción es posible para satisfacer esas necesidades narcisistas de la personalidad. Como los narcisistas se creen predestinados para una situación muy especial, perfectamente es factible que puedan abrigar el temor de que hay gente interesada en eliminarlos. El temor del Presidente ante un magnicidio es absolutamente justificable. Si revisamos las estadísticas universales, encontramos que una proporción muy significativa de personas con trastornos sociopáticos termina muerta. Porque son agresivas, son conflictivas, violan los derechos de los demás, y, en algún momento de su vida, alguien les cobra.

–¿Usted puede clasificar la personalidad del Presidente sin que él haya sido su paciente?

–Yo no hago un diagnóstico como médico, porque él nunca ha sido mi paciente, pero los psiquiatras podemos precisar que las conductas observables del presidente de la República se corresponden con este tipo de trastornos de la personalidad que menciono. Aparte de estas características, creo que Chávez es una persona con un grado intelectual muy básico; un hombre con muy poca cultura…

–Pero inteligente…

–Podría ser inteligente. Lo que pasa es que a veces la inteligencia de una persona engaña. Durante mucho tiempo, las clasificaciones internacionales señalaban que una de las características de las personalidades sociopáticas era la inteligencia. Pero, con el tiempo, ese criterio se revisó, porque se comenzó a percibir que no era tanto la inteligencia, sino la habilidad para manipular a los demás lo que los hacía aparecer como inteligentes. Esperar que el Presidente cambie es pretender que sus ojos marrones pasen a ser azules. No es posible.

–¿Pero no podría cambiar ni siquiera apelando a un trabajo de ingeniería genética?

–Sobre la personalidad no se puede actuar. Aquí no podemos esperar paz mientras el presidente de la República sea Chávez. Porque Chávez no es que no quiera ser distinto, es que no puede ser distinto. Biológicamente está diseñado para hacer lo que está haciendo. Y ni que él se lo propusiera pudiese ser distinto. Mientras no entendamos eso, no vamos a comprender por qué le estamos declarando la guerra a los Estados Unidos, o por qué un gobierno que habla de paz anda comprando cien mil fusiles a Rusia.

–La idea del magnicidio también la asoma recurrentemente Fidel Castro, quien ha inventariado la cantidad de veces que Estados Unidos habría intentado asesinarlo.

–Chávez y Castro, aunque intelectualmente son diferentes (el primero es el guerrero y el segundo el oráculo), deben tener personalidades muy parecidas. Para ser un dictador durante más de cuarenta años, Castro debe tener, sin duda, una estructura sociopática. Si no hay una estructura sociopática, no se puede ejercer la dictadura, porque la dictadura es violación de los derechos de los demás; el irrespeto de los límites; conflictividad; es crueldad. Y eso una personalidad sana no lo puede cohonestar. Ninguna persona que no tenga un componente narcisista, creerse superior a los demás, puede ser dictador. Porque precisamente el dictador lo que busca es poder; sumisión; subyugar eternamente.


–Usted dice que Chávez es insensible, pero lo que uno percibe, más bien, es que es precisamente su sensibilidad lo que lo lleva a establecer lazos profundos con los sectores populares.

–Lo que identifica al Presidente con los sectores populares es su gran capacidad de manipulación . Toda conducta pública del Presidente, desde abrazar a una viejita, hasta levantar a un bebé en brazos, son actos ficticios. Son actuaciones para manipular. En las personas con esa estructura sociopática, según los textos, no hay una identificación genuina con el dolor y la necesidad de los otros. Todo está en función de los beneficios que él pueda obtener. Yo creo que el chavismo tiene muchas características de secta. Las sectas siempre tienen un líder, a quien se considera como único, especial, como hombre predestinado a una acción superior; y todos los que siguen a esa persona le deben una sumisión incondicional. Quien participa en el proceso recibe todas las prebendas, siempre y cuando sea incondicional. Pero a aquél que disienta o se salga de la secta, lo acaban.

–¿No existe la crítica?

–No existe la crítica. La lesión más grave que le ha producido la revolución al país es que le ha quebrado la lógica. Nos fracturó la lógica. Nos hemos acostumbrado a vivir con la lógica rota. Un ejemplo típico de esta distorsión de la coherencia es que nos vemos obligados a exigirle al chavismo que cumpla con la Constitución que él mismo promovió. Hay dos elementos que se nos han hecho cotidianos: la paradoja y la incertidumbre. Uno solo de esos elementos que se haga cotidiano, termina enfermando al cerebro. El cerebro tiene que vivir dentro de una estructura lógica, que lo que perciban sus ojos sea lo que él procesa. Son unos escuálidos, y a la marcha asiste un millón de personas. Esta es una maravilla de fiscal, llevémoslo al panteón, y a las dos semanas se sabe que sobre él pesan enormes sospechas de extorsión.

–¿Cuál cree que será el destino del Presidente?

–Si esta llamada revolución tuviese alguna posibilidad de enmienda, la opción de que se mantuviera sería mucho mayor. Pero, como desde el punto de vista de la psiquiatría no hay ninguna posibilidad de enmienda, dada la estructura de personalidad del Presidente, que es inmodificable, esta revolución seguirá hacia el despeñadero. Indefectiblemente, desde el punto de vista de la ciencia, Chávez tiene algo seguro en su futuro, que es la soledad.




Los psiquiatras sientan en el diván

a Chávez


Mente y Política

Publicado el 11.09.2010 23:29
Por Ludmila Vinogradoff


http://www.gentiuno.com/i/enviar.gif

http://www.gentiuno.com/i/trans.gif

Análisis de un narcisista en el poder

Las elecciones legislativas del 26 de septiembre pueden

servir para atornillarle en el mando

Mitómano, megalómano, fabulador, compulsivo, narcisista, carismático, seductor, envidioso, carente de escrúpulos. Éstos son algunos de los rasgos que psiquiatras venezolanos atribuyen a su presidente Hugo Chávez, quien ya lleva casi doce años en el poder... sin contar «los que faltan». Y, pese a que ningún otro presidente constitucional anterior estuvo más de diez años en el poder, él ya va camino de presentarse en las presidenciales de 2012.

Por lo pronto, él mismo dirige la campaña electoral de las elecciones legislativas que se celebrarán el próximo 26 de septiembre, por más que las normas legales se lo prohíban.

Pero justamente transgredir las normas establecidas -como encabezar la campaña de sus candidatos a diputados, abusar de los recursos del Estado y convertir las elecciones legislativas en un plebiscito- es otro de sus marcados rasgos de personalidad resaltados por los especialistas consultados: la necesidad de llamar la atención.

«Es una persona que necesita de constante admiración; muestra preocupación por sus fantasías de poder, parece desconocer el sentido del límite, no tiene noción de lo que es proporción, se cree especial o único, no hay institución que merezca su respeto y requiere de admiración excesiva y siempre públicamente», sostiene la psicóloga y psicoterapeuta María Bustamante.

Para indagar en su conducta hay que remontarse a aquellos días de febrero de 1999 en los que toma posesión de la presidencia, cuando Gabriel García Márquez escribe su famoso artículo «El enigma de los dos Chávez»: «Uno a quien la suerte empedernida le ofrecía la oportunidad de salvar a su país, y el otro, un ilusionista, que podría pasar a la Historia como un déspota más».

Muchos le darían el Oscar a la mejor actuación como político en Venezuela. Por algo gusta de invitar a estrellas de Hollywood como Oliver Stone, Sean Penn y Danny Glover con los que se codea casi como si estuviera entre colegas de una misma profesión: la del político-actor.

Chávez con Sean Penn

Su vocación por las artes interpretativas nace en la propia Academia Militar, donde hizo sus pinitos en el teatro. Así lo recuerda para ABC el coronel Orlando Suárez, ex director de Presupuesto del Ministerio de la Defensa, y antiguo profesor de Chávez: «Una vez ya participó en un grupo teatral de la academia haciendo el papel del general José Antonio Páez. Tiene dotes histriónicas naturales exacerbadas por su tendencia narcisista, aunque antes era tímido y retraído».

Oliver Stone y el documental sobre "El Sur de la frontera"

donde trata a Chávez

Una opinión no muy favorable es la del coronel Suárez, quien recuerda cómo, cuando le daba clases de paracaidismo en 1983 y 1984, Chávez «se ponía blanco de miedo en el momento de saltar. Siempre buscaba una excusa para no hacerlo. Es un cobarde por naturaleza». En la Academia Militar siempre estuvo en los últimos lugares de la promoción, señala. «Fue reprobado en el curso de Estado Mayor. Tuvo que repetir el año para poder graduarse. Y sólo lo consiguió gracias a las influencias de su padre con el ex presidente Rafael Caldera». El coronel Suárez considera que Chávez «está más tostao (loco en términos venezolanos) que el ecuatoriano Bucaram» (ex presidente de Ecuador a quien expulsaron del poder por sus «excentricidades»).

La psicóloga Bustamante destaca el carácter de «benemérito» y «caudillo» de Chávez. Crea expectativas irracionales para ser tratado como alguien especial a quien se le debe ciega obediencia. «Convierte en despreciables adversarios a todos los que piensan distinto a él y casi siempre habla desde una posición altiva y en tono majestuoso ». El móvil más fuerte de su conducta es la exclusión. «Es envidioso -y siente que otros lo envidian- y tiene actitudes arrogantes, soberbias y altivas».

Señala Bustamante cómo el presidente venezolano «despliega expresiones cambiantes y muy superficiales, usa la apariencia física o el atuendo para llamar la atención y tiene un estilo de discurso excesivamente expresionista».

El profesor de Psicoanálisis y Psicoterapia de la Universidad Central de Venezuela, Eloy Silvio Pomenta, nos explica que, en una persona corriente, un carácter marcado por el narcisismo no tiene por qué causar gran trastorno social. Pero cuando se trata del jefe de Estado de un importante país petrolero, que posee además altas capacidades de seducción y manipulación de masas, que posee su pequeña corte intelectual y que atrae a líderes políticos y económicos que acuden a él con fines lucrativos, entonces las repercusiones pueden llegar a ser catastróficas».

Pomenta menciona ocho rasgos del trastorno de personalidad narcisista que padece Chávez: grandiosidad, exhibicionismo, sensación de omnipotencia, fragilidad de la autoestima (con crisis depresivas), incapacidad de amar (como toda la carga afectiva está concentrada en el propio ego, no hay disponibilidad afectiva para los demás), desenfoque de la realidad, cólera y envidia destructiva de cuanto no está a su alcance.

Según el médico psiquiatra Luis José Uzcátegui, autor de «Chávez el mago de las emociones», el mandatario «se ha entrampado en una estructura psicológica totalmente caduca: me refiero a Fidel Castro que es algo catastrófico. Ningún país puede funcionar con esquemas tan atrasados». Sus rasgos se «contagian» a sus acólitos y seguidores. «Lo importante es que estos procesos psicopolíticos se desarrollan según la pauta que ya estamos viendo: alto desgaste e ineficacia».

El 15 de enero de 2010 Chávez se declara oficialmente marxista aunque asegura no haber leído en su vida un libro de Carlos Marx. Si lo hubiera dicho once años antes, pocos habrían votado por él y no estaría hoy en Miraflores. Su proyecto «socialismo del siglo XXI», que el mes pasado Fidel Castro calificó de comunista, fue rechazado en el referéndum de 2007, pero él sigue en ello erre que erre.

«Ahí está el peligro. Hay un tipo de socialismo que es sólo para los antisociales. Inventan un socialismo propio para mantenerse en el poder. Chávez ejerce una dictadura moderna, actualizada a estos tiempos », opina Uzcátegui.

El partido socialdemócrata Acción Democrática, AD, intentó en 2005 acusar a Chávez de «insania mental», que, según la Constitución, puede ser motivo para retirarlo de la presidencia, pero ni el Tribunal Supremo de Justicia ni la Fiscalía General admitieron el caso. Poco antes, en 2002, el entonces presidente de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría (SVP) Franzel Delgado Senior alertó al país del trastorno de personalidad que presentaba Chávez.

En declaraciones a ABC, Franzel acusa a Chávez de dirigir una especie de secta, «un movimiento, que exhibe una devoción excesiva a una persona, idea o cosa y que emplea técnicas antiéticas de manipulación para persuadir y controlar; diseñadas para lograr las metas del líder». Y concluye: «Los psicópatas le temen mucho a las acciones contra su persona. Hablan de magnicidios. No les gusta que lo llamen dictador. Pero yo al nuestro no le veo un final democrático. Lo veo como a cualquier otro dictador».

Análisis de personalidad

Histriónico Tuvo una acentuada vocación teatral desde los tiempos en los que estudiaba en la Academia Militar. Es el político-actor

Megalómano Es una persona que necesita de constante admiración, obsesionado con sus fantasías de poder

Vanidoso Aunque pueda sufrir crisis de autoestima, nada le complace más que el mundo gire a su alrededor

Carismático Es un seductor. Tiene magnetismo y una fuerte empatía. Puede ser muy simpático y embaucador

Narcisista Se muere por llamar la atención, usa el atuendo como disfraz para atraer las miradas sobre su persona

Compulsivo Aunque firme en sus obsesiones, es imprevisible en su actitud. Sometido a coléricos arrebatos de conducta

Mitómano Es un fabulador irrefrenable, con una marcada tendencia a engrandecer cuanto le rodea y defina su personalidad

Ludmila Vinogradoff

Corresponsal del Diario ABC de España en Caracas

Esta entrevista fue publicada el domingo 12 de septiembre de 2010

y usted puede acceder a ella en la Edición On Line del Diario ABC







Patología del Pueblo Venezolano que se identifica con su líder. Representación del Eje Lilith-Priapo

16 diciembre 2010

Alfonso Betancourt || Desde el Meridiano 68




Cultura de la miseria

Como un cáncer nos arropa y nos destruye la cultura de la miseria. Donde quiera que estemos y a la hora que sea, nos encontramos con el vendedor de sueños, de paraísos que nos convertirán de la noche a la mañana de pobres en ricos, de marginados en prestantes figuras de sociedad, de mentecatos y pobres diablos en poderosos magnates y con todos los caminos abiertos hacia el éxito, el triunfo, entre ellos, por ser el más vulnerable a los halagos del dinero, la política, o mejor, la politiquería. Esa señora de mil requiebros que, según nuestra manera de ser, también entra en la cultura de la miseria porque por ella se cuelan hacia los sueños y paraísos muchos frustrados, zánganos y flojos para quienes el trabajo sigue siendo la maldición bíblica.

Rifas, loterías a montones, terminales, 5 y 6 y anexos, juegos de envite y azar, etc, son, entre otros tantos, las puertas por donde pretendemos entrar a la ambicionada riqueza. En esa promoción de la cultura de la miseria la radio, prensa, televisión, revistas, folletos y cine, son los señuelos a través de los cuales se siembra la búsqueda de esa riqueza. ¿Trabajar? Para qué. Si la maldición bíblica fue muy bien adosada por la picaresca española para traducirse en aversión al trabajo (ese que produce sudor porque se hace con las manos) y que por herencia y tradición nos quedó en esos ejemplares criollos del vividor y el pájaro bravo, ahora multiplicados en esas nuevas especies del asaltante y atracador asesinos que han dejado en ridículo, en pañales, al ladrón o ratero de vieja data.

Pero volviendo a los vendedores de paraísos, estos no pueden ser considerados como trabajadores. Trabajador es el que crea riqueza para el bienestar general de la sociedad, no para empobrecerla o cuando más para casos aislados de riqueza producto de la suerte. Y en estos últimos casos están los vendedores de paraísos. Para colmo, ni venezolanos son exclusivamente. Dueños de agencias de loterías, entre los cuales conocimos a un campesino italiano que se enriqueció en el negocio, mafias de terminales y otros vericuetos del juego endemoniado son controladas por extranjeros.

El colmo. Como se desprende, el mal va por tres atajos: 1.- No trabajar para soñar con la riqueza del premio en quienes juegan. 2.- No ser productores de riqueza social quienes venden. 3.- Extranjeros que vienen en búsqueda de trabajo, convertidos en parásitos y propulsores del juego. Entre tanto, quienes andan en estos menesteres que son clientes de millares de venezolanos y extranjeros cuyos brazos y manos deberían estar impulsando la riqueza efectiva del país, uno se encuentra con avisos en el Táchira solicitando braceros para la recolección del café y los venezolanos no acuden; los braceros hay que traerlos de Colombia. Lo mismo en los centrales azucareros, como lo hemos visto en el occidente venezolano. Hay agricultores que invierten, tienen grandes cosechas y cuando solicitan mano de obra para recogerlas, no la encuentran. Conocemos casos de ganaderos que pasan las de Caín porque sus obreros les llegan a los hatos pasados las 8 am en ensordecedoras motos, a manera de competencia en carrera.

Porque, eso sí, el caballo, el burro, la bicicleta ya son obsoletos medios de transporte en algunas regiones del medio rural venezolano. En el medio urbano cuánto le cuesta a uno conseguir un albañil o carpintero para una reparación. Y en referencia al servicio doméstico, es tan degradante para el venezolano que generalmente ahora es ocupado por marginales extranjeros con sueldos superiores a la de muchas secretarias e incluso a cualquier alto empleado de sus países de origen. Pero el desempleo abunda porque todo el mundo aspira a ser enchufado en la administración municipal, estadal o nacional para cobrar sin trabajar.

Y en tanto consigue enchufarse, se va de lleno en búsqueda de la suerte y como no consigue ni lo uno ni lo otro, por razones actualmente obvias, pues muchos paran en el atraco, en el asalto, pero de trabajar, nada ¿trabajar? -Tú estás loco. -Déjame como estoy, yo sé defenderme. -Porque es tal la aversión que sentimos por el trabajo que hay todo un refranero que lo refleja. A manera de ejemplos vayan estas perlas: “El trabajo es tan malo que lo pagan”. “Lo malo del trabajo es conseguirlo”. “Ni que fuera burro agarraría ese trabajo”. Y así por el estilo. Y pensar que sólo con el trabajo se hace la grandeza de los pueblos.


03 diciembre 2010

Fernando Facchin B.|| Neopopulismo chavista



Neopopulismo chavista

Pareciera ser que en 10 años de neopopulismo chavista no hemos aprendido mucho de tantas promesas incumplidas, mantenimiento de chulos extranjeros y políticas fallidas, todo producto de la carencia de una verdadera voluntad política para la convocatoria de la sociedad a sumarse a una cruzada seria y determinante para terminar con la agónica pesadilla populista y expoliadora del país y sacar a la ciudadanía de la alienación y privación de los derechos de las personas para decidir.

Luego de haber creído en un líder, mesiánico, populista, incapaz y autócrata acompañado de una caterva de áulicos, a las personas les queda poco en qué creer. Pierden el sentido del respeto a las leyes; la democracia carece de significado; hay que dejar atrás la visión asistencialista del gobierno, también hay que dejar atrás intereses políticos y personales. La pobreza no se ha reducido nada y en cambio las atrocidades económicas, sociales y políticas del gobierno se multiplican.

Nos empeñamos en perpetuar la condición miserable de los desposeídos y nos condenamos a unos procesos electorales viciados de fraude para que el gobierno mantenga sus dádivas y siga enajenando la voluntad y el libre albedrío de las personas, que así, de seguro, nunca saldrán de la miseria, ni ellos del gobierno. Un seguro botín político.

En el país está de moda la máxima expresión del neopopulismo o “chavismo” a secas, perversión de la democracia que tanto daño ha causado, parece que no escarmentamos y seguimos bajo la égida de esa lacra, cuya herencia es el inmovilismo civil.

El chavismo en su vertiente más negativa pretende, utilizar “medidas populistas”, destinadas a ganar la simpatía de la población, particularmente si ésta posee derecho a voto, aún a costa de tomar medidas contrarias al estado democrático. Lo que pretende es hacer depender al pueblo de él. Las conquistas sociales sólo sirven para secuestrar la voluntad del ciudadano, para hacerle comulgar con ruedas de molino. Estos sistemas sólo buscan mantener en el poder al caudillo, en base a una supuesta deuda social, instalándose una pasividad crítica destructiva.

Tal es la influencia del líder sobre “su” pueblo, que lo que un día se presentó como una “liberación” pasa a ser un secuestro a la voluntad.

Las sociedades acostumbradas a esta especie de “síndrome de Estocolmo” político, terminan por sufrir de una fuerte inacción civil porque no saben decidir. El criterio desaparece quedando la sociedad civil a merced de los “caudillos” que se aprovechan de la situación llegando a ser los peores enemigos para el pueblo. El caso del neopopulismo chavista es ejemplo claro del síndrome. Venezuela hoy sufre de “alienación del criterio”, que se da en sociedades que sufren dictaduras de populismos recalentados y con etiqueta de democracia.

Sigamos debatiendo nuestra realidad pero impliquémonos todos para cambiarla, para dejar fuera para siempre el populismo que nos canta las bondades de un mañana mejor para los mismos, los de arriba, sean gorilas militares o civiles oportunistas, bajo las órdenes de un caudillo o jefe político que guía y manda y su cohorte de fariseos políticos expoliadores, al mejor estilo de Mussolini, Hitler, Franco, Perón, Fujimori, Castro. ¿Cómo han sido juzgados por la historia estos regímenes? Sabemos que han sido duras lecciones aprendidas como ejemplos de gobiernos y regímenes que deberían ser irrepetibles en sus prácticas políticas.

Ante las posibilidades continuistas del caudillismo neopopulista y expoliador llamado “Chavismo”, con un líder radical, violento, autoritario y oportunista que ha destruido las instituciones republicanas para establecer una dictadura unipersonal de nuevo cuño, mezcla de fascismo, estalinismo y falso socialismo. Los venezolanos debemos estar atentos a retomar los principios fundamentales de la Constitución Nacional. Hay que pensar y actuar con sentido de grandeza; el futuro a construir debe estar inspirado en las bases tutelares de esa Constitución que tanto significó y cuyas orientaciones políticas están pendientes de realizar. No olvidemos: en Venezuela no existe democracia participativa; estamos invitados a construirla. Recordemos que nadie es capaz de controlar totalmente a la sociedad, ni estamos condenados a vivir sin instituciones democráticas.

De nuevo recuerdo a José Saramago: “Es hora de aullar, porque si nos dejamos llevar por los poderes que nos gobiernan, y no hacemos nada por contrarrestarlos, se puede decir que nos merecemos lo que tenemos”.


‘El chavismo es un sentimiento que llega a sectores populares, como es el peronismo en Argentina’





José Guerra analiza en su columna de Tal Cual, el significado del chavismo y presenta ciertas comparaciones con el concepto de socialdemocracia y marxismo.

Esta es su columna completa:

Nadie puede decir que profesa el chavismo, como alguien que dice, por ejemplo, que es socialdemócrata o socialcristiano. No existe algo parecido a un conjunto de ideas comprensivas que incluya una concepción del Estado, la economía o la cultura.

No es una doctrina filosófica o política. Tampoco una ideología con un cuerpo estructurado de ideas.

Entonces, ¿qué es? Un sentimiento que ha calado en los sectores populares, como fue y es el peronismo en

en Argentina.

No calza pues el llamado chavismo ninguno de los criterios doctrinales de las filosofías políticas conocidas en Europa o América y no es algo novedoso.

En Europa se formaron y prosperaron las tres grandes filosofías políticas que han orientado la acción de los gobiernos: el marxismo, la social democracia y el social-cristianismo.

El marxismo naufragó con la caída de la Unión Soviética en 1991
y hoy nadie en ningún país civilizado piensa que la dictadura del proletariado, lo que implica negar la vigencia de poderes públicos separados y con controles uno sobre otro, la planificación central como forma de dirigir la economía, el partido único como criterio de la práctica política y el ateísmo como ideología de Estado, tengan alguna posibilidad de ser referencia como modelo de gobierno. Y sobrevive en dos países, Cuba y Corea del Norte, aunque hay candidatos a emularlos.

Por su parte, la social-democracia se fue deslastrando de su pasado marxista tras la toma del poder en Rusia por el leninismo en 1917 y la instauración de un régimen dictatorial.

De allí vino la escisión entre comunismo y socialismo. Concebida por Bernstein y Kaustky, la socialdemocracia en lo económico plantea una economía mixta entre el sector privado y el Estado, donde éste regule la actividad económica para evitar el efecto de los monopolios.

También traza el uso del sistema tributario como mecanismo para redistribuir el ingreso, lo que en muchas experiencias ha llevado a un desaliento de la inversión.

Favorece la socialdemocracia el poder de los sindicatos y el Estado del bienestar mediante gasto público elevado financiado con impuestos. Todo ello
se ha traducido
en una mayor participación de los trabajadores en el ingreso nacional.

Asumió la social-democracia después de mucho trajinar, la idea de que el gobierno se conquista con votos y no con insurrecciones y lucha de clases y
por esa razón defienden la separación de poderes y el pluralismo político al tiempo que niegan que pueda existir una ideología del Estado.

Por su parte, el socialcristianismo tuvo su origen en la visión de las encíclicas de los Papas, denominada doctrina social de la Iglesia. Esas encíclicas se tradujeron y cristalizaron en fuerza política para diferenciarse de la social-democracia hasta conformar los partidos demócrata-cristianos y hoy partidos populares en Europa y América.

La concepción humanista de la Iglesia católica fue a disputarle a la socialdemocracia de origen marxista las preferencias de los electores europeos desde mediados de los años 30 del siglo pasado.

Sus principales teóricos, Luigi Sturzo, Jacques Maritain, Alcides de Gasperi, Konrad Adenauer y quien hizo posible el milagro alemán después de la segunda guerra mundial, Ludwin Erhard.

En lo filosófico el socialcristianismo se basa en la religión católica y la teología que le sirve de sustento. Su idea del Estado no es exactamente la del liberalismo, en el sentido de que proclaman mayor descentralización, también apoyan la separación de poderes y su respectiva independencia.

A diferencia de la socialdemocracia, creen en la responsabilidad individual, lo que se traduce en una menor participación del Estado en los asuntos económicos, impuestos bajos, todo lo cual se plasma en la economía social de mercado, que conjuga la vocación por el correcto funcionamiento del mercado con regulación del Estado, no para interferir sino para que sean más eficientes. Ya no profesan el catolicismo como religión de Estado.

¿Se encuentra en el chavismo conceptualmente estructurado como las doctrinas políticas anteriormente descritas sucintamente? Por supuesto que no. Por tanto, el llamado chavismo es una especie de colcha de retazos que ahora asume al marxismo cuando ya éste ha sido abandonado en todo el mundo, por estrepitoso fracaso en la práctica.

¿Se encuentra en el chavismo conceptualmente estructurado como las doctrinas políticas anteriormente descritas sucintamente?

Dice el chavismo ser marxista y cristiano al mismo tiempo, es decir ateo y creyente simultáneamente. Bolivariano y marxista, es decir liberal y antiliberal. Suscribe el trueque como medio de intercambio pero acepta limitadamente la economía de mercado y el uso del dinero. Vocifera la separación de poderes pero en los hechos subordina esos poderes al Ejecutivo. Adopta el culto a la personalidad.

Como no hay una obra que recoja de forma compacta sus principios, es mejor que sea Hugo Chávez quien narre sus puntos de vista. Dice en el libro Habla el comandante, de Agustín Blanco Muñoz, editado en 1998, refiriéndose a la Tercera Vía de Tony Blair, entonces premier inglés: “En esa misma dirección avanza también el presidente Clinton, me inscribo en ella y seguiremos estudiándola. Capitalismo, sí, pero que se aleje de los extremos. Por eso decimos ‘humanista’”.

Más adelante afirma: “Nosotros, el Movimiento Bolivariano, yo, Hugo Chávez, no soy marxista pero no soy antimarxista. No soy comunista, pero no soy anticomunista (…) hay que ir más allá del marxismo (…) no es él la solución, especialmente para nuestros países, para estas condiciones, donde yo creo que no hay vestigio de clase obrera”.

Y su basamento sería el Árbol de las Tres Raíces: Simón Rodríguez, Simón Bolívar y Ezequiel Zamora. Hasta allí llega el carburante conceptual del denominado chavismo. Por tanto, no se trata de un sistema de ideas harmonizadas sino más bien un programa para la acción política inmediata que surgió en una coyuntura y probablemente desaparecerá cuando las condiciones que lo motivaron y el desgaste natural lo determinen.

José Guerra
¿Qué el chavismo?
Tal Cual

:¿Qué puede provocar la aparición del rencor o resentimiento?

Eudomar Rivera

Docente

El Carabobeño 20 de setiembre 2010

Muchos motivos, algunos de ellos pueden ser: porque un amigo que creíamos fiel y leal nos ha traicionado; porque nos ha sido infiel nuestra pareja; porque cuando éramos niños nuestros padres no nos permitieron hacer tal o cual cosa, o simplemente porque el jefe de la oficina le aumentó el sueldo a otro o decidió elevar de rango a un compañero cuando creíamos que nos lo merecíamos. También puede sobrevenir este sentimiento contra la vida y contra Dios, porque la vida nos ha plantado frente a una serie de infortunios y hasta diría que alguien se puede tornar rencoroso consigo mismo por disconformidad. Las razones son variadas.

Este es, sin duda, uno de los temas duros de la vida. A su alrededor se han creado catedrales de mal entendidos junto con la necedad de continuar siendo víctimas de quienes nos han herido; además, hay quienes aseguran, y con razón, su estrecha relación con la aparición de algunas enfermedades.

Emociones como el resentimiento y el rencor son perjudiciales para la salud. Emociones como el amor, la felicidad, el entusiasmo, la alegría y la esperanza nos mantienen saludables e incluso se ha demostrado su influencia positiva en la recuperación de pacientes con enfermedades graves. Terapias son recomendadas para evocar emociones positivas.

Poner entusiasmo y alegría en las cosas nos hace bien, pero son estas las emociones que nos colocan en posición de peligro, por lo que si no mantenemos el equilibrio y la objetividad nos convertimos en presa fácil del círculo vicioso del rencor.

La aceptación y el equilibrio en las circunstancias difíciles son las actitudes adecuadas para superarlas y poder seguir viviendo sanamente.

La forma de reaccionar ante la adversidad es un patrón de comportamiento aprendido en la infancia y que mantenemos toda la vida. Pero si ya estás en el círculo nocivo del rencor aún te queda perdonar. El perdonar es la experiencia de paz y comprensión que se siente en el presente. Se perdona al confrontar las reglas rígidas que uno ha trazado para el comportamiento de los demás, y al enfocar la atención en las cosas buenas de la vida, no en las malas.

Perdonar no significa olvidar o negar las cosas dolorosas ocurridas. Perdonar es la poderosa afirmación de que las cosas malas no arruinarán nuestro presente, aun cuando hayan arruinado nuestro pasado.

Continuaremos con el “Perdón”, como camino para lograr la aceptación y el equilibrio en situaciones difíciles.

Psiquiatra Roberto de Vries:

La gente está insatisfecha pero

no quiere perder contacto con

el poder

Luis Carías

La cohesión del oficialismo y la oposición con los ciudadanos ha sido en los últimos años como las dos caras de una moneda, en una, desde un comienzo se estableció un mandato vertical impartido desde la figura presidencial y la gente lo obedece, mientras que la otra asimiló ese modelo e intentó copiarlo. Ello supuso la conformación de dos grandes bloques, mientras uno en teoría ha ido perdiendo sistemáticamente el apoyo popular y por ende el poder, el otro ha sido incapaz de captarlo.

El psiquiatra Roberto de Vries explica que ello se debe a que por una parte la gente siente insatisfacción, sin embargo no quiere perder el único contacto con el poder real, en manos del Gobierno. En otras palabras, hay descontento, pero "no se unen a la oposición" y he allí la creación de los famosos ni-ni que han decidido el futuro del país en los últimos años al ser prácticamente la mayoría de Venezuela.

"La gente no quiere lanzarse, cuadrarse o perder el contacto con esa única vinculación al poder que tiene, entonces no lo hacen público, pero se siente, hay insatisfacción y aun así mantienen una actitud cuidadosa frente a las encuestas", expresa De Vries.



Ese fenómeno, según relata, no era común en el pasado político del país, pues anteriormente "cuando estaba dividido el poder, perderlo no significaba que se disipara completamente", la gente manifestaba su posición política, pero el miedo se introdujo incluso a través de las rejas venezolanas con listas como la de Tascón o Maisanta, "y eso compromete incluso el esquema de supervivencia de trabajo".

La insatisfacción se vislumbra con mayor intensidad en tres problemas básicos: la inseguridad, los malos servicios públicos en el que destaca la electricidad y, por último, la inflación "es una pirámide innegable, lo cual permite concluir que la gente que continua con el oficialismo está verdaderamente resteada y piensa que son sólo inconvenientes", piedras en el camino.

Pirámide de valores

De todos modos -asevera el también licenciado en Comunicación Social- lo que mantuvo prácticamente hipnotizados a los venezolanos durante todo este tiempo e impidió que vieran claramente esos problemas, fue que el Gobierno cumple con las expectativas de las personas en el país al reunir los tres valores más importantes: la inclusión que sería pertenecer al sistema, integración que sería funcionar dentro de ese sistema y conexión directa.

En el grupo opositor, por el contrario, no ha sido así. "En el oficialismo es fácil porque se trabaja el criterio de unión y en democracia no se habla de unión, sino de integración", pues en ese sistema no se pierden características como la individualidad para funcionar colectivamente.

Según ejemplifica, la nueva pareja humana funciona bajo esos mismos términos, "es un 11, no un uno indestructible, un 11 sinérgico que se separa porque cada quien conserva su individualidad o autonomía".

Miedo, esperanzas y tristezas

El doctor en psiquiatría recuerda que otrora los procesos electorales se concebían como verdaderas fiestas democráticas pues eran agradables, aunque por momentos se registrara tensión por la constante lucha de poder, "pero desde hace algunos años las elecciones generan miedo, esperanzas y, para quienes se ven perdedores, tristezas".

Entonces drásticamente se tornó de una fiesta democrática a un momento de grave tensión en el que se elige, según señala, entre dos modelos diferentes que no contribuyen a "la confrontación de un conflicto o la búsqueda de mejor justicia, sino un enfrentamiento de verdades incompatibles la una con la otra".

A pesar de que las elecciones constituyen un método competitivo, también se transforman en una lucha antagonista, "el oficialismo lo ve así y como se juegan cosas muy importantes genera miedo", revela De Vries.

Según el experto, la mayor parte de las veces el miedo genera organización, lo cual pudiera notarse en un proceso electoral y la tendencia final "estará en manos de la gente indecisa, que se sienta responsable y comprometida en defensa o ataque al esquema de Gobierno". A su parecer, los ni-ni o no alienados políticamente tendrán más que nunca la última decisión.

Honestidad

El experto en Imagen y Poder define dos conceptos básicos que rodean cualquier campaña electoral. El primero es honestidad, al cual conceptualiza como la verdad dentro de la campaña, "la campaña oficialista no se fundamenta en la honestidad, sino en la verdad emocional, denominada sinceridad". Describe a esa verdad como aquella que no necesita ser comprobada porque es subjetiva.

En contraparte, la oposición ha trabajado con frescura el concepto de honestidad, pues se tocan los problemas, pero no ha habido "suficiente sinceridad para encender los mismos sentimientos y pasiones que el oficialismo".

Legado

El segundo concepto es el legado que define lo que refiere la palabra. Comenzando por la oposición, a su juicio, ha cometido "un error" al no trabajar en esto, "no ha sabido defender el legado de los años democráticos que hubo en la Cuarta República y que permitieran el ascenso al poder del actual gobierno".

Al contrario, el oficialismo ha encontrado un punto de apoyo en el legado, pues ha tenido la "agudeza" de crear uno, asociado a la historia como el Libertador Simón Bolívar y ha trabajado incluso al punto de "borrar años de historia para implantar una nueva".

Según el fundador e investigador del Centro de Estudios del Poder (CEP), muchos ciudadanos están avergonzados de la Cuarta República y no supieron defender los logros por el impacto emocional, lo cual aprovechó el oficialismo para tender la trampa de la confrontación, la cual describe como antagonista y que prescribe incompatibilidad de verdades, pues sólo existe un pensamiento.

De Vries recomienda establecer un legado, porque la gente debe repasar su historia constantemente, lo que justifica "quiénes somos", analizándola desde tres puntos de vista: "todo lo malo que fui es para saber lo malo que soy hoy; todo lo malo que he sido es para ser lo bueno que soy hoy y todo lo bueno que fui es para saber o malo que soy hoy".

Y qué pasó

El investigador ha dedicado varios años de su carrera al análisis psicológico del venezolano y ha concluido que "tenemos muy corta memoria", lo cual tiene relación con la arraigada violencia que comienza a modelar un nuevo sentido de sociedad en cuatro vías probables, una con más fuerza que otra.

En primer lugar, expone, debido al manejo del poder por parte de un solo grupo que domina mayoritariamente elementos sociales, económicos y políticos, se ha comenzado a "psicopatizar" la sociedad, "tenemos rasgos psicópatas, es decir, una vinculación irreal que sirve para ganar algo", sin embargo casi descarta esa posibilidad por lo extremista que resulta.

La segunda opción es que se ha comenzado a vivir en una "psicología de la supervivencia". "Es muy difícil para algunos sectores, que antes estaban cómodos, vivir y se siente cierto estilo de sobrevivencia", es allí cuando entra el problema de la inseguridad.

Aunque diferencia ésta de la "psicología de la dependencia" en la que existe víctima y victimario, "es decir, se crea internamente un medio ambiente inhóspito ante la falta de reglas éticas y morales, y existe la sensación de que todos son enemigos o peligrosos para mis fines".

El tercer criterio a tomar en cuenta -relata el investigador- es el defecto de la "alexitimia" que se define como la incapacidad para verbalizar emociones, "no se lleva el concepto al verbo, se falla en el camino y a nivel emocional con un ambiente inhóspito de alta violencia pudieran ocurrir cosas graves".

La visión que más apoya es la cuarta a la cual llama manejo situacional. Según define se presenta la sensación de que el líder no sabe hacer frente a una situación determinada y pierde su condición de líder. Es entonces cuando el liderado inconscientemente busca con desesperación una salida al problema e impone una agenda al líder.

Ejemplifica con la inseguridad. "El líder no sabe qué hacer y el ciudadano implementa inconscientemente la primera solución que pasa por su cabeza, pese a que no sea la mejor salida", es decir, tomar las riendas del asunto en sus propias manos.

También pudiera ocurrir que el líder sí es consciente de la situación y la contramaneje a su favor, "lo cual sería una lucha de poder que evitaría que surgieran nuevos líderes".

Dependerá de los líderes

Aun así, el futuro continúa incierto y dependerá totalmente de los líderes "que tengamos", porque actualmente se manifiestan, de manera abierta, grandes oportunidades para construir una sociedad nueva, "no una de víctimas-victimarios, sobrevivientes, egoístas o independientes, sino de una personalidad interdependiente".

Pero eso, agrega De Vries, dependerá de que los líderes comprendan las posibilidades que se ofrecen, "todo está en crear el capital social que se necesita como cemento para construirlo y generar confianza en el otro venezolano".

Dos caminos se abren a la sociedad entonces, por una parte, se puede construir una aniquilación anárquica, de sobrevivientes, victimarios que dominen a víctimas o una sociedad consciente que se construya de manera interdependiente, "más abierta y dialogante" gracias al capital social.

Espacio publicitario

El Carabobeño 20 de setiembre 2010

CRÓNICAS DEL S. X X I

El líder como amo

LAURA CORBALÁN

E l grado de idealización del caudillo es equivalente al grado de
prohibición para pensar de manera autónoma, y cualquier disidencia es
catalogada como irracional El ascenso y mantenimiento de un líder político
que funciona como amo es decir de alguien que se postula por encima de
cualquier ley o institución social-suele explicarse como resultado del
engaño que ejerce sobre sus seguidores o quienes lo votaron. Wilhelm
Reich, un psicoanalista inmerecidamente descuidado, tuvo otra respuesta al
observar el ascenso de Adolfo Hitler. Sus observaciones sobre la
psicología de masas del fascismo resultan particularmente relevantes para
estos tiempos en que en nombre de la democracia se intenta inutilizar a
través del establecimiento de dinastías familiares o del nombramiento de
candidatos al margen de los caminos colectivos-- los propios principios
que la hacen posible.

Reich fue uno de los primeros en señalar que constituía un error explicar
el éxito de Hitler basándose exclusivamente en el papel de la demagogia
que funcionaría "engañando" o "seduciendo" a las masas.

En su opinión lo importante era saber por qué las masas se dejaban engañar
o seducir o, en otros términos, por qué una mayoría llegaba a respaldar a
quien estaba en contra de sus propios intereses. Reich encontraba que este
interrogante no podía explicarse exclusivamente por la economía o la
política sino que requería un análisis de la psicología de masas resultado
de la estructura autoritaria del ser humano que, temeroso de la libertad,
concluye siendo conducido a una sumisión incondicional a un caudillo. Es
lo que puede observarse en lo que Michael Foucalt y Gilles Deleuze llaman
el "pequeño fascismo cotidiano".


UN BURGUÉS PEQUEÑO, PEQUEÑO En su trabajo sobre psicología de masas y
fascismo, Reich encuentra el caldo de cultivo del hitlerismo en las
características de una clase poseedora de un poder social muy superior al
de su importancia económica y con intereses ligados a la preservación de
la estructura patriarcal de la sociedad.

Esa ubicación social genera una distintiva contradicción en esa clase: por
un lado el enfrentamiento entre colegas, la falta de solidaridad entre
iguales, y por el otro, la necesidad de unirse a ellos por temor a
descender en la escala social al estar desposeídos de una fuerza
colectiva. El líder, y la sumisión acrítica a él, permiten superar esa
contradicción generando ese lazo social que la falta de solidaridad con
los iguales impedía: se constituye así un grupo, una entidad colectiva.
Pero es un grupo aparente, de base narcisista, en el cual el "nosotros"
funciona como velo para escamotear la relación exclusiva individuo-líder.

La posibilidad de extraer ganancias políticas de esta situación puede
promoverse con una técnica que el populismo político difícilmente
descuida: suscitar la ausencia de mediación a través de la inutilización,
o destrucción, de las instituciones sociales.

Si se tiene en cuenta que las relaciones entre los seres humanos no se
establecen solamente a nivel consciente hay una dimensión inconsciente
que también está constantemente en juego , es posible anticipar los
efectos negativos de esa estrategia.
No casualmente un psicoanalista
británico consideró que las instituciones funcionaban, a nivel social,
como sistemas de defensa contra las ansiedades y angustias más primitivas.
Porque la institución no constituye un elemento exterior al ser humano en
la medida que una institución que es básica, la familia y el sistema
simbólico en que está inscrita , hace posible el nacimiento de un sujeto.
Este encuentro sujeto-institución se repetirá a lo largo de la vida junto
con la dialéctica original sumisión-rebelión que la acompaña desde el
comienzo.

Como un sujeto humano no nace como tal sino que se hace a través de su
paulatina diferenciación del ambiente que lo rodea, de los otros y de lo
otro-- siempre se corre el riesgo de deshacer esa construcción.

LA REGRESIÓN SUBJETIVA Inutilizar a nivel social el rol de las
instituciones, a fin de que su lugar sea ocupado por el caudillo,
contribuye de manera importante a esa regresión subjetiva, generando así
una especie de locura colectiva que parece actuar a nivel público pero
mantiene un lazo privado, narcisista, con lo otro. De productor de la
política el ciudadano se transforma en su consumidor.

En definitiva, se instala la palabra de alguien que no es interpretada
como la que describe la realidad sino como la realidad misma. De allí la
necesidad de dictaminar sobre lo que es pensable.

El grupo funciona como una masa psicológica donde, al no existir mediación
entre el grupo y el líder --las instituciones no cumplen su función-- se
establece una relación uno a uno con el líder pero no entre sus
seguidores. En ese contexto el grado de idealización del caudillo es
equivalente al grado de prohibición para pensar de manera autónoma.

Cualquier disidencia es catalogada como irracional o como producto de una
patología ya que la norma, en tanto protege a los seguidores, no puede ser
cuestionada. De esa manera, toda discrepancia pone en peligro la cohesión
narcisista del grupo, la fe en el único garante que puede asegurar la
cohesión social una vez que las instituciones que debían cumplir esa
función han quedado inutilizadas.

27 JULIO, 2010

1. DOS VISIONES...

UN PAÌS

Escribir sobre este tema puede resultar algo más que complicado en un país polarizado

como el nuestro. Mi visión de país para muchos podría estar influenciada por mi

posición política o mi vinculación con el partido UNT. Sin embargo más allá

de mi visión personal o mis intereses particulares, construir una visión de país

exige tomar como referente la diversidad de ideas y opiniones que en conjunto

permiten forjar una visión compartida de la Venezuela que aspiramos todos,

más como colectivo que como individualidad. Un colectivo que por cierto

es muy amplio, al cual se circunscriben tendencias políticas que se oponen

radicalmente pero que extrañamente adoptan al unísono modelos, actitudes

y objetivos que en algún punto pueden llegar a converger.

En mi Post anterior "La Unidad que Necesitamos" planteaba la necesidad de

trabajar en función de un objetivo común, capaz de imponerse sobre

nuestras diferencias, especialmente las de tipo político, por lo que resultaría


La Comandante Lina Ron "Con Chávez todo, sin Chávez nada"

imperioso antes que nada determinar cual o cuales son esos objetivos

sobre los cuales podríamos trabajar en colectivo. De allí surgió la idea de

hacer uso de las redes sociales como medio para captar las inquietudes

y opiniones de un colectivo muy diverso, el de mis seguidores de twitter

y mis contactos de facebook, y trabajar juntos en función de una premisa común:

La Venezuela que queremos y la Venezuela que soñamos.

Es curioso, como una simple pregunta puede llegar a generar tanto

interés en algunos, mientras que para otros, la sola idea de compartir

su visión de país con personas de distinta tendencia política puede

llegar a resultar "estéril" (@Sinceramente creo que seria una

discusión estéril ). respuestas como estas reafirman mi teoría de que

la polarización es el más grande obstáculo para la construcción de una

verdadera Patria y por ende de un mejor país, cuando una tendencia política

se antepone a algo tan simple como plantear tu visión de país, es

evidente que no estas preparado para trabajar en función de objetivos

superiores a tu entorno y a tus intereses.

También hay para quienes por una razón u otra 140 caracteres son la mejor

excusa para eludir el tema,.mientras que para otros resulta técnicamente

imposible resumir todas sus ideas en un espacio tan reducido

(@Felizmente, no cabe en 140 caracteres!) o los que ni siquiera multiplicando

los tweets les alcanza (@creo que 140 caracteres multiplicados

por 800 no me alcanzarían). Confieso que no es fácil describir

nuestros anhelos en un espacio tan reducido, sobretodo cuando se trata de

algo tan simple y tan complejo a la vez, como lo es plantear una idea de

país y si se trata de personas que hacen de la escritura su pasión.pues más

complejo aún.

El mártir Franklin Brito


Algunos utilizaron sus 140 caracteres para bosquejar su respuesta a

partir de su posición política, bien sea pro gobierno (@140 caracteres

no me alcanzan para decirte la Venezuela que tendríamos de

No ser por los Medios q enferman a la población.) o en su defecto

en oposición a estos 11 años (@En140 caracteres es difícil muy

difícil describirla pero sí estoy seguro de q deseo sea mejor

q la q tenemos desde hace 11 años) Evidentemente no es fácil

desprenderse de la filiación política para definir el país que se anhela.

De allí que algunos simplemente esbozan su idea en torno a la figura de un

hombre, como punto de partida para construir su ideal de país, Chávez

como propósito, Chávez como objetivo, Chávez como razón.

(@Sin Chávez - @Sin Chávez...... eso es un resumen - @Sin Chávez.

lo demás viene por añadidura! -@Sin Rep Bolivariana

y sin Chávez, respectivamente - @Una Venezuela SIN CHAVEZ -

@Sin Chávez y lacayos - @Una Vzla sin corruptos, sin Chávez

y en democracia) posición respetable pero si se quiere también

extremadamente simplista ante la necesidad de establecer parámetros

que nos permitan construir una idea coherente sobre ese país ideal.

Otros reflejaron en tweets sus mas sentidas criticas al gobierno,

haciendo énfasis en aquellos aspectos que nos alejan de ser el país

que aspiramos, seguridad, justicia y libertad, un anhelo común que

para muchos nos ha sido negado en estos últimos 11 años y que reflejan

a su vez la mayor demanda de los venezolanos que adversando al gobierno

y al proyecto

del presidente Chávez, tienen al menos claras las razones que fundamentan

su posición. Para algunos todo radica en un sistema judicial que

responda realmente a los principios que lo inspiran (@Sueño con una

Venezuela donde quien nos gobierne respete la Carta Magna.

Donde la justicia haga

honor a su nombre.) y haciendo del respeto al ordenamiento Jurídico su

mayor premisa, sobre la cual se garantiza el Estado de Derecho, la seguridad

y libertad de un país

(@Un Pais con un sistema judicial con Moral y Dignidad! al

tener estas cosas seguro se van a ir agregando otras cosas

importantes que no te mencione pero que entre ellas es la

Seguridad! La Libertad! Ya que no hay Libertad cuando sales

a la calle y puedes ser víctima de la delincuencia, y el estado esta

en la obligación de brindartela y no lo hace, o de manera deficiente!

Todo por estar pendiente de un Proyecto comunista y de perseguir

y atropellar a sus Adversarios! Saludos!), ciertamente la gestión

de gobierno del Presidente Chávez ha estado marcada por la necesidad

de relegitimarse constantemente a través de elecciones, las cuales se han

convertido en una práctica anual de agenda obligatoria, en razón de la

cual la confrontación política se ha hecho cotidiana tanto como lucha

por imponer el poder absoluto del Estado a través de la subrogación

de todos los poderes (@con poderes autónomos pero a decir verdad

por ahora (frase celebre) me conformo con una Venezuela sin

chavistas). También hubo quienes fueron un poco más allá en sus criticas

y mas que criticar a Chávez como figura, criticaron lo que representa para el país

(@No tener un Presidente ni Gobiernos Militarista, Autoritarios, y

mucho menos Neo Comunistas como el que tenemos que son ya

Son Modelos Fracasados, lo unico que prefesan y lo manifiestan

en sus discursos es La Envidia, Odio y Resentimiento. Un Atraso!) .

No faltó quien atacara los efectos y consecuencias propios de estos regimenes


(@Algo muy lejos de lo que tenemos ahora, tiranía,

empobrecimiento, impunidad, exclusión) y que en Venezuela se

han convertido en practica usual de gobierno

(@mas grave es la forma como el gobierno acabó con la

libertad en diferentes areas: prensa, oposición, industria, etc.)

afectando la seguridad jurídica de un sector de la población que siente que

no existen garantías jurídicas que le permita asegurar su estabilidad,

(@en donde lo que obtengas por esfuerzo, no venga un dictador

a disponer de ello; donde pueda caminar seguro por las calles).

Sobre este particular, pienso que un hombre o un gobierno no tiene la

fuerza suficiente para imponerse sobre un país, si este gobierno se ha

mantenido aún a pesar de quienes no lo apoyamos, es porque como

pueblo, sea por acción u omisión lo hemos permitido.


Cada Gobierno elige el tipo de régimen que desea instaurar para sus

propósitos y los medios para alcanzarlo, pero es el soberano

quien aprueba o no su procedencia. En Venezuela en cada proceso electoral,

sea cual sea su resultado, se refleja la voluntad de un pueblo, que nos

guste o no ha definido nuestro día a día y por ende nuestro destino inmediato.

Los efectos de este Gobierno, negativos o positivos, son palpables, aunque

algunos pretendan ocultarlos, otros magnificarlos o simplemente el resto

quiera ignorarlos. Que los medios utilizados para lograr su propósito no son

los más óptimos o resultan dañinos, pues es parte de su estrategia, la cual hasta

ahora no hemos sido capaz de desmontar de manera definitiva. Este gobierno

ha encontrado en la confrontación su mejor medio para consolidar su

fuerza y en la supresión de poderes la vía idónea para legitimarla, esa es

la visión de muchos venezolanos, visión que comparto, aunque no todos lo hagan

(@sin tanto odio y poder absoluto en un gob. como el q tenemos desde

hace 11 años el cual viene con un toque total destructivo).

En la otra acera algunos parecen tener muy claro que clase de país desean,

(@Una Venezuela Socialista.).Probablemente este comentario puede

pasar inadvertido viniendo de una persona vinculada directamente al

proceso, sin embargo llama poderosamente la atención que su conducta

y trabajo van de la mano con esta idea de país, posición respetable y

digna puesto que una de las razones por las cuales nuestro país se encuentra

inmerso en esta profunda crisis de valores, es entre otras cosas, por la

falta de verdadero compromiso y consonancia entre lo que hacemos y

predicamos, advirtiendo que el socialismo no puede ser etiquetado

como una forma de gobierno orientada al fracaso o atraso, pues lo que ha

hecho del socialismo una forma de gobierno viable para unos países

o inconveniente para otros, es la forma en como se asume, los objetivos

que persigue y la voluntad de quienes están llamados a construirlo, es decirn

que toda forma de progreso que refleje con hechos la intención de proveer

mejores servicios y garantizar verdadera justicia social y libertad para sus

ciudadanos, siempre se erigirá como una opción para la consolidación de

una patria digna, sea cual sea el camino o la ideología que predique y aquel

que actue conforme a la ideología que predica será digno de convertirse

en propulsor de la misma.

Muchos de los adeptos al Gobierno estan plenamente convencidos

de transitar el camino correcto hacia el país que desean (@La Vzla

que quiero y sueño es la que ahorita mismo estan enrumbada

en q todos los vzlanos tengan sus necesidades básicas a la mano)

más aún a diferencia de sus detractores hay quienes encuentran en

la figura del Presidente Chávez el eje motor que orienta esta revolución

y el pilar fundamental para la consolidación de su proyecto socialista

Lic. Desirée Santos Amaral

(@como la que estamos construyendo con nuestro l

íder fundamental ChavezCandanga_ - @El Pais q quiero

es el q estamos construyendo de la mano y guia d nuestro

CMDT PATRIA SOCIALISTA o MUERTE Estamos Venciendo).

Por supuesto no faltó aquel que culpara a la 4ta de todas nuestras

desgracias, incluso para justificar las propias de estos 11 años de

Revolución y quien no escatimó en recurrir a las ofensas típicas de

aquellos que no encuentran

otro modo para fundamentar sus posiciones

(@GRACIAS AL PRESIDENTE CHÁVEZ TENEMOS UN

PAÍS QUE ESTA SURGIENDO.YA Q TU 4TA REPÚBLICA LO

DEJO EN QUIEBRA MISERIA Y MAS GRACIAS A CHÁVEZ

ESTE PAÍS ESTA SALIENDO DE LA MISERIA DONDE LA


DEJARON. CON LOS PROGRAMAS SOCIALES Y ECONÓMICOS.

A QUE FALTA. CLARO QUE SI, PERO TAMBIÉN SE HA

LOGRADO BASTANTE. ESTO Q DEJO LA 4TA NO SE ARREGLA

EN 11. TUVIERON MAS DE 40 AÑOS DESTRUYENDO Y NO ME

VAS A DECIR QUE ES MENTIRA. POR FAVORY SI USTEDES

DEJARAN DE HABLAR PAJA Y TRABAJARAN POR EL PAÍS

FUERA MEJOR. PERO LO QUE SON UNAS VIEJAS CHISMOSAS)

Graso error el de algunos creerse dueños de la verdad y peor aún

pretender que sólo ellos hacen algo por el país.

Desafortunadamente son muchos los que piensan de esta manera y

menosprecian a todo aquel que se atreva a pensar distinto u oponerse

a su proyecto revolucionario.

Ya por último, cito este tweet en especial, dado que en él se recoge un poco

de cada unos de los elementos que caracterizan, al menos en teoría, el

proyecto socialista del presidente Chávez y que a su vez, pienso, que

refleja el sentir de gran parte de sus adeptos

(@Si eres Vzlana. Ya sabes q Vzla 1 pais soberano, democratico

y socialista con logros revolucionarios en beneficio del pueblo.

me estraña tu pregunta! no es la Venezuela que quiero y sueño.


Es la Vzla q tenemos orgullosamente liderada por Hugo Chavez.

Es decir, es tu pais revolucionario, socialista y chavista.

Gracias a chavez vives en democracia plena con libertad plena.

Tienes un gobierno q garantiza los derechos del pueblo.

Garantiza la salud, educacion, alimentacion, la igualdad,

la justicia.gracias al Chavez somos un pueblo participativo

y protagonico de la revolucion rumbo hacia el socialismo.

Asi q estas equivocada con tu pregunta. Ya tenemos una Venezuela

en potencia en todos los ambitos con la ideologia para debatir).

Como la autora de este tweet, muchos estan plenamente convencidos de haber

logrado o de ver cristalizados los objetivos bàsicos de la Revolución.

Sobre este particular me permitirè agregar que el verdadero socialismo

no puede estar sostenido sobre la base de un país dividido y excluyente.

Asimismo, considero prudente advertir que parte de inquietud

surgió de mi pleno convencimiento de que un país nunca llega al limite

de su crecimiento y progreso, pues ello es una constante sobre la cual, no

todo esta dicho y no todo esta hecho.

Lo anterior es solo una síntesis de todos los tweets que recibí en

atención a la interrogante sobre la Venezuela que queremos y soñamos,

en esta primera parte sólo enfoqué la visión de aquellos que parten de

una tendencia política, bien sea oficialismo u oposición, para definir la

Venezuela que anhelan.

lumpendictatoriatmaniefie.jpg


La tiranía del lumpen

Dejarse obnubilar por la aparente tiranía del "lumpen" es un grave error

ANTONIO A. HERRERA-VAILLANT | EL UNIVERSAL
jueves 27 de enero de 2011 12:00 AM

En países con altos índices de pobreza, con gobiernos dominados por marginales irresponsables, nace una especie de desánimo fatalista entre su gente mejor preparada e informada: se sienten abrumados por la cantidad de personas que parecen sustentar a semejantes regímenes.

Los sectores pensantes pueden cometer importantes errores de diagnóstico al sentirse en desproporcionada minoría en situaciones de irracionalidad colectiva o de aparente indiferencia.

Muchos olvidan que a lo largo de la historia las verdaderas fuerzas de cambio invariablemente provienen de quienes tienen preparación y conciencia cívica.

Algunas estadísticas también confunden a ciertos analistas y encuestadores que -avasallados por la aparente fuerza de sus números- buscan explicaciones rápidas, matizadas de sociología o ideología, para determinados fenómenos políticos.

La "numerología" induce a varios errores: uno es clasificar estratos sociales por medidores exclusivamente económicos ante una clase media empobrecida que continúa conservando sus valores y aspiraciones fundamentales; otro es borrar las diferencias siderales que existen entre unos pobres dignos que buscan superarse, y los eternos marginales.

Durante el siglo antepasado Karl Marx acuñó el término "lumpen" para identificar a cierto miserable estrato social formado por mendigos, vagabundos, delincuentes de oficio, y trabajadores ocasionales, que en toda comunidad suele adherirse políticamente al ganador o mejor postor.

Los atorrantes regímenes populistas que han surgido en la historia latinoamericana, como prototipo el peronismo, ciertamente nacen con mayorías electorales; pero sus instrumentos de combate -para amedrentar y acorralar al espíritu cívico y progresista de la gente decente- son precisamente quienes nada tienen que perder.

Dejarse obnubilar por la aparente tiranía del "lumpen" es un grave error. Es confundir el títere con el titiritero.

Induce a tirar la toalla, a dejar el campo libre al demagogo de turno, a dar credibilidad a sus mentiras o -peor- agotar esfuerzos buscando un "anti-líder", que compita en popularidad irresponsable con quien la consigue apelando a la ignorancia y desespero del mínimo común denominador.

Ante tales situaciones, lo más inteligente -a la larga y a la corta- que pueden hacer quienes piensan y sostienen valores de civismo y modernidad es actuar con aplomo e inteligencia; con la calma que exige una jauría de perros rabiosos:

Ofrecer irreductible respeto, dignidad, y decencia frente a la popularidad efímera de la demagogia.

aherreravaillant@yahoo.com

Por eso nos calamos como lectura editada y regalada por
el Ministerio del Poder Popular para la Cultura, casi
como libro icono de la "Revolución del S.XXI" , el libro



Barco esclavista





Un país al revés

Nos encontramos en una sociedad que debe protegerse de los embates del Estado

AXEL CAPRILES M. | EL UNIVERSAL
jueves 27 de enero de 2011 12:00 AM

Vivimos en un país al revés, en una nación boca abajo. En casi todas las sociedades y geografías los estados existen para proteger a las personas de los abusos y prepotencia de otros individuos y grupos, para amparar a la ciudadanía del desorden y la anarquía, para asegurar el cumplimiento de los acuerdos y contratos, para articular la nación y preservar la ley. Por lo general, vemos a los estados intentando reducir los conflictos, defendiendo el ordenamiento jurídico, suministrando seguridad para las personas y las propiedades, sosteniendo las instituciones.



En Venezuela no. Mientras que en otros territorios, los estados se enfrentan a los elementos asociales que buscan subvertir el orden establecido y saltar por encima de las normas colectivas, en nosotros ha ocurrido un extraño cambio de roles. No es el funcionario del Estado quien le indica al ciudadano que debe someterse a los consensos constitucionales, sino el ciudadano quien intenta desesperadamente preservar la integridad nacional y procura gobernanza. En lugar de un Estado obligado a defenderse de las tendencias disgregadoras de la sociedad, nos encontramos en una sociedad que debe protegerse de los embates anárquicos del Estado. Es, sin

duda, una extraña condición de

i

inversión y confusión psicopolítica.


El tecnicismo académico ha desarrollado un conjunto de indicadores para diferenciar entre los estados débiles, frágiles, colapsados o fallidos y una amplia gama de deficiencias de capacidad para llevar a cabo las funciones de gobierno. Entienden como incapacidad la falta de control de la violencia, la inflación desbocada, la anomia o la anarquía. Lo que no conciben los intelectuales de los organismos multinacionales es que hay estados, como el venezolano, que se alimentan de esas brechas, que se nutren del caos. Se ha escrito mucho sobre los esfuerzos de las naciones para enfrentar del imperio de la ilegalidad, las mafias, los grupos delictivos y terroristas. Nosotros escribiremos la novela de una sociedad protegiéndose con escudos de papel de los ataques del Estado.

acaprile@ucab.edu.ve