Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

miércoles, 28 de diciembre de 2016

El chavismo no es un “gobierno malo” sino un gobierno del mal.


Análisis de Entorno y Evaluación de Riesgo en el contexto político, social, económico 
de Latinoamérica.
ap.consultinggroup.asesoria@gmail.com
@APIntegra
miércoles, 9 de marzo de 2016


EL PODER DEL CAOS

Aura Marina Palermo
Caracas, 9 de marzo de 2016
El chavismo no es un “gobierno malo” sino un gobierno del mal.

Comencemos con lo que está sucediendo en estos instantes : colapso económico, crisis de liderazgo, 
desórdenes sociales, turbulencia política, perdida de ética y valores, en otras palabras, tenemos una 
sociedad entera avanzando como "rebaño" en la incertidumbre, rumbo al clímax de la crisis, estado 
que se puede sintetizar en una sola palabra: Caos.
El caos se nos presenta como inacabado, transitorio, desarrollándose en forma impredecible, 
como si fuese algo que está a la espera de un desenlace. ¿Cuál? pues sencillamente de que aparezca 
por fin un orden.

Somos parte del caos, no nos podemos considerar como elementos ajenos, somos una SOCIEDAD 
CAOTIZÁNDOSE, intentando con dificultad desentrañar los misterios que esconde nuestra 
anárquica y turbulenta realidad, y es allí cuando viene a la mente la gran interrogante: ¿se 
trata de improvisación o de planificación con el objeto de llevar al país a una transición? ¿Hacia 
dónde?

¿No será más bien que nos están aplicando una estrategia mil veces repetida para aprovecharse 
de nuestra "pereza mental"? pereza por la cual tendemos tanto a subestimar y hasta a burlarnos 
de las cosas realmente importantes, esas que erradamente acostumbramos llamar "paja 
socialista", y nos negamos a aceptar que ya tenemos 17 años sobreviviendo con la 
esperanza de que todo cambie y “se resuelva”, mientras que la revolución y la construcción del 
socialismo avanzan sin piedad.

Esta situación no solo desconcierta, sino que desespera a la ciudadanía porque ha implicado 
la destrucción de su sistema de vida, de su seguridad, incluyendo la vulnerabilidad a derechos 
humanos básicos como lo son el derecho a la vida, la alimentación y la salud.

La ceguera colectiva inducida por el "confort mental" de la opinología y el atosigante marketing 
político de las campañas electorales, que sólo se ocupan de fabricar líderes ante la supuesta 
oportunidad que genera la crisis, de sentarse algún día en la silla presidencial, impide que nos 
planteemos seriamente esta pregunta: ¿y todo este caos no será intencional? 
Busquemos respuestas en la "ciencia del caos", una disciplina relativamente nueva, que se 
conoce como "Caología" y que consiste tal como nos los señala uno de sus pioneros, Mitchell J.
 Feigembaum, en "el estudio del desorden, del comportamiento irregular de las cosas 
determinísticas, ésas que sabes cómo se comportan de un instante a otro, y sin embargo, 
sus movimientos se convierten en algo irregular, errático, y dan la sensación de que se 
producen al azar. Y en realidad, lo que ocurre es que no suceden por azar".

Para la caología nada es simple, el orden se oculta tras el desorden, lo aleatorio está 
siempre en acción, lo imprevisible debe ser estudiado y comprendido, para los "caólogos", 
el azar es determinante en la manifestación de diversos fenómenos y procesos, y sin embargo, 
éstos no son tan azarosos como aparecen a simple vista.

El desorden, es un reto para el pensamiento, invita a encontrar el orden del desorden, 
las determinaciones de lo indeterminado, las regularidades de lo irregular. La turbulencia, 
la desorganización y lo inesperado, son aspectos constitutivos de la realidad, incluso están 
relacionados con la evolución de la vida sobre el planeta.

"...es bueno recordar que nosotros no llegamos aquí improvisando, sino llegamos como 
producto de un hecho histórico y de una planificación estratégica... Hace 10 años estábamos 
entrando en la nueva etapa, después de Yare, después de la prisión…"

Hugo Chávez, 2004
Hablando sobre “La Nueva Etapa”, el “Nuevo Mapa Estratégico”.

Mediante la caología podemos tratar de desentrañar misterios de la construcción de la 
“Democracia Revolucionaria Socialista” y “La Patria Grande”, enigmas contenidos en el 
Proyecto Nacional Simón Bolivar (1999-2019), se trata de planes estratégicos a largo plazo 
que de forma ya alarmante, siguen siendo ignorados por enciclopedistas de la arrogancia 
que con terquedad, o inconfesable deseo de manipulación de la opinión pública, nos informan 
que todo es improvisado o fruto de la ineptitud de un mal gobierno..

Con lo anteriormente expuesto me refiero a que el entramado jurídico del Ecosistema 
Socialista Bolivariano del Siglo XXI que se viene desarrollando, tanto por vía ordinaria 
como por vía de habilitantes y ahora, mediante el Decreto de Emergencia Económica (DEE) 
Socialista, no obedece a improvisación alguna. Obedece a la construcción sistemática de 
un ESTADO COMUNAL y a la “Refundación/Resurrección de la Patria” para poder llegar a una 
DEMOCRACIA REVOLUCIONARIA SOCIALISTA.

Esto aflora nítidamente, una vez que se estudia la cronología evolutiva de la historia viva y 
de los proyectos, desde el mismo momento que Hugo Chávez ingresó a la Academia Militar, 
tal como él mismo lo señala "con un libro de Marx debajo del brazo" (1971) pasando por la 
implantación en el ejército venezolano de una corriente "bolivariana y nacionalista" y lo que 
el propio Chávez señaló como el inicio del “ciclo de la Revolución”, secuencia que se inaugura 
con el "Caracazo", y prosigue con el “trabajo de parto” (según él) del "Por Ahora" (1989),  
los "4F Decretos del Nuevo Gobierno" (1992), el "Libro Azul" (1992), “Una Propuesta Alternativa. 
La UCV al país” (1992), hasta desembocar en los sucesivos estuarios estratégicos de la Agenda 
Alternativa Bolivariana (1996), el taller de alto nivel "Nuevo Mapa Estratégico - Nueva Etapa" 
(2004), el “Proyecto Nacional Simón Bolivar - primer plan socialista de desarrollo económico y 
social de la nación” (2007), la propuesta del candidato Hugo Chávez para la “Gestión Bolivariana 
Socialista 2013-2019 - Programa de la Patria" y “Golpe de Timón” (2012), el “Plan de la Patria 
- segundo plan socialista de desarrollo económico y social de la nación, 2013-2019” y su Ley 
(Maduro, 2013), para finalizar con las “5 Revoluciones para avanzar hacia el socialismo” (2014).

En todas estas etapas encontramos una planificación estratégica y táctica del país a "largo plazo", 
prevista para ser cocinada a fuego lento en veinte años desde 1999 hasta el 2019, una receta que 
posee todos los ingredientes para la construcción del “socialismo del siglo XXI” y la doctrina
 "chavista" es decir, lo que se define como "bolivarianismo del siglo XXI".

Ahora bien, recordemos que Hugo Chávez nunca dio puntada sin dedal, así que pongámonos a 
pensar el porqué en reiteradas ocasiones, nos señaló que las crisis eran necesarias. Es por ello 
que a continuación traigo al contexto, un fragmento de su discurso ante la Asamblea Nacional 
del 15 de enero de 2004:

 "... Lo de Pdvsa era necesario aun cuando nosotros no la generamosBueno, no es que no la 
generamos. ¡Sí la generamos!, porque cuando yo agarré el pito aquel en un Aló Presidente
 y empecé a botar gente, yo estaba provocando la crisis. Cuando nombré a Gastón Parra 
Luzardo y aquella nueva junta directiva, pues estábamos provocando la crisis. Ellos 
respondieron y se presentó el conflicto y aquí estamos hoy. ¡Era necesaria la crisis!". 




El objetivo de esa crisis en PDVSA, aprovechando la situación vivida en el país en los años 2001 y 2002,
 fue el de 
permitir la materialización de dos objetivos estratégicos que ya habían quedado claramente plasmados
en la  Agenda Alternativa Bolivariana de 1996:
 
1.- Control de PDVSA 
2.- Control de cambio

En otras palabras el control político absoluto de la renta petrolera, tanto en la producción como tal 
como en las
 divisas que genera.

Unos meses más tarde de la citada alocución ante la Asamblea Nacional, Hugo Chávez expuso lo siguiente 
en el taller de alto nivel sobre el “Nuevo Mapa Estratégico", realizado el 12 y 13 de Noviembre de 2004 en el 
Teatro de la Academia Militar:  

"Una revolución avanza en medio de un caos, esa afirmación es uno de mis puntos de apoyo frente a los 
sentimientos y frustraciones que de cuando en cuando uno tiene. Claro, dentro del caos debe haber un 
orden, el caos tiene su propio orden, como la corriente de un río. El río choca, se devuelve, pero todo va 
en un orden. Así son las revoluciones".

Sobre esta “gradualidad caótica pero con orden” también se podría señalar como cita ilustrativa, que 
en el 2009 Jorge Giordani, el coautor de la Agenda Alternativa Bolivariana y de todos los planes y mapas 
estratégicos de la revolución (solo excluyendo el tema militar), manifestara que "El socialismo se ha 
construido a partir de la escasez", y como ejemplo ilustrativo, que ese mismo año se clausurase el
 mercado de valores, y el control de cambio pasara de ser un control parcial, a un control absoluto, para 
luego en 2013, con la reforma de la Ley de Ilícitos Cambiarios y la ley del Cencoex-Corpovex, 
materializarse jurídicamente su ulterior evolución de control absoluto a estatificación del comercio 
exterior, el cual incluye no solo a las importaciones y exportaciones sino a la inversión extranjera y 
a la inversión de venezolanos en el extranjero. Norma que por cierto aún las personas no comprenden 
porque su desarrollo jurídico por ahora no está completado, y su operatividad no tiene alineación con 
el marco actual (algo que en un futuro no muy lejano se resolverá) razón por la cual todos señalan que 
son medidas "improvisadas", cuando en realidad están muy bien planificadas como maniobra táctica 
política, para dar en el momento previsto, el salto adelante a un “modelo productivo socialista 
antiimperialista y anticapitalista”.

Veamos en esta breve síntesis, la evolución de esta norma cambiaria de alto impacto durante estos 13
 años, y hacia donde desembocará eventualmente, basándome en el análisis técnico: 































EL PRÓXIMO PASO: LA PROPIEDAD PRIVADA

"No se plantea eliminar la propiedad privada. ¿Es el comunismo la alternativa? ¡No! No está 
planteado en este momento, aquí están los grandes rasgos de la Constitución Bolivariana, del 
modelo económico social, la economía social, la economía humanista, la economía igualitaria. 
No nos estamos planteando eliminar la propiedad privada, el planteamiento comunista, no. 
Hasta allá no llegamos. No, nadie sabe lo que ocurrirá en el futuro, el mundo se va moviendo. 
Pero en este momento sería una locura, 
quienes 
se lo plantean no es que están locos, no. No es el momento. En este instante, nosotros, a menos que 
queramos caer en utopía, debemos plantearnos la creación del nuevo sistema económico. ¡Eso no se 
hace
 ni en dos ni en cinco años, sería una mentira!”






























"Con nuestra Revolución Bolivariana asistimos al parto del Estado Socialista, que se levanta sobre los 
restos de aquel Estado Burgués, aún moribundo. Este es el tránsito que hoy experimentamos, el 
mismo tránsito que estamos obligados a seguir profundizando, si queremos erradicar verdaderamente 
los signos de la vieja política, centrada en el despilfarro, la corrupción, la burocracia, el ventajismo 
y la ineficiencia que aún perviven infiltrados en las prácticas actuales".

Hugo Chávez al hablar sobre la “Nueva Etapa” (2004)

Ahora bien si nos vamos a la categorización del régimen de propiedad de la Agenda Alternativa 
Bolivariana (1996) y al libro Banco Central caso Cuba*, podemos observar que en el primero de forma 
muy hábil, se señala que la propiedad privada se le respetará a las grandes corporaciones (se refiere 
a la inversión extranjera para las zonas económicas especiales e inversión nueva de países amigos) 
mientras que el resto de los sectores, de acuerdo a su importancia estratégica para el modelo político, 
serán de propiedad estatal o mixta (cuando se hace referencia a “capital mixto” no se refiere a 
convivencia sector privado y sector público, sino a que el Estado tendrá el 51 % de participación y, 
Con respecto al control de cambio, no puede caber duda de que ha sido una estrategia muy inteligentemente 
aplicada, dado que llevó al terreno deseado durante 13 años al empresariado criollo, cebándolo hasta 
volverlo “adicto”, y este sin evaluar riesgos, cayó en el redil sin salida de pedir más y más divisas, sin 
darse cuenta que era una maniobra estratégica para poderlo mantener cautivo del sistema y, llegado el 
momento táctico oportuno, aplicarle nuevamente otras políticas de Estado plasmadas en la Agenda 
Alternativa Bolivariana (1996).

El momento táctico se presenta con el actual decreto de emergencia económica socialista, como 
consecuencia de la “guerra económica y la anarquía inflacionaria” y las medidas que se deberán esperar 
son las siguientes:

1.- Estatificación de las redes de distribución
2.- Estatificación de los medios de producción
3.- Estatificación de la banca privada
4.- Estatificación del comercio exterior.

Esto pareciera no tener ni pies ni cabeza, porque todos nos esperamos medidas en la dirección contraria 
de apertura y liberalización de la economía, pero si buscamos respuestas aplicando los principios de la 
caología, y nos ponemos a desentrañar los misterios que se esconden en aquellas frases de Hugo Chávez 
sobre las "crisis", y la de Jorge Giordani sobre la "escasez,  y en la actualidad, en el Presidente Maduro cuando 
reiteradamente nos señala que “las crisis son buenas porque generan oportunidades…”, en medio de esta 
realidad caótica y turbulenta que vivimos, podemos encontrarle un sentido al aparente sinsentido, y 
entender finalmente, que no se trata de ineptitud ni de improvisación, sino de un plan preciso que lleva 
años ejecutándose, sin encontrar una seria oposición.






























HACIA DONDE VAMOS

Alentar y organizar conflictos innecesarios, crisis económicas y sociales, con el fin de generar una 
inseguridad ciudadana insoportable: se trata de un caos agobiante e inquietante, que se está aplicando 
intencionadamente, para romper rigideces y para abrir horizontes. Porque frente al caos permanente 
convertido en pesadilla sin despertar, se puede oponer el orden, y por desesperación imponerse 
cualquier orden, el que sea, el desespero conduce a eso frente al tumulto del caos. Ese es el objetivo, y 
allí es donde radica el amoral poder del caos.

Es por ello que jamás debemos subestimar, que el orden que busca el bolivarianismo del siglo XXI desde 
hace 17 años con el “injerto socialista”, es la construcción de un nuevo orden socialista, y para ello 
llegado el momento, deberá destruirse el capitalismo, para así dar inicio a la etapa post-capitalista 
de la "democracia revolucionaria socialista", en otras palabras, al COMUNISMO. 

Todo este "irracional" análisis de entorno, lo traigo a la palestra porque los sucesos extremos deben ser 
el punto de partida para el estudio, la reflexión y el debate, para la evaluación de riesgos, y no deben 
tratarse puntualmente como excepciones que hay que ignorar, obviar u ocultar. Recordemos lo que les 
señalé al principio: este no es un "mal gobierno", es el gobierno del mal.

*Castro Formento, Manuel A. (2010) Teoría y Practica de la Banca Central. El Caso de Cuba. Ediciones 
Institucionales del BCV.

Aura Marina Palermo
Análisis de Entorno y Evaluación de Riesgo