Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

miércoles, 28 de enero de 2015

Cuando creíamos haberlo visto todo en política, se nos aparece este cuestionado personaje, por su ideología y trayectoria de vida, ateo y solapado enemigo de todo lo que huela a religión, a invocar la bendición de Dios para que lo ayude a resolver los agobiantes problemas que aquejan a su país, causados precisamente por las tantas bendiciones que el mismo recibió en abundancia de ese Dios y que, corrupción, dilapidación, orgullo, abuso, demagogia, violación de derechos, derrocharon durante 16 largos años y que ahora faltan dramáticamente. Como me decía un veterano sacerdote, cuando están por morirse, siempre se acuerdan de Dios. Enhorabuena, pues.

Dios proveerá

autro image

Cuando creíamos haberlo visto todo en política, se nos aparece este cuestionado personaje, por su ideología y trayectoria de vida, ateo y solapado enemigo de todo lo que huela a religión, a invocar la bendición de Dios para que lo ayude a resolver los agobiantes problemas que aquejan a su país, causados precisamente por las tantas bendiciones que el mismo recibió en abundancia de ese Dios y que, corrupción, dilapidación, orgullo, abuso, demagogia, violación de derechos, derrocharon durante 16 largos años y que ahora faltan dramáticamente. Como me decía un veterano sacerdote, cuando están por morirse, siempre se acuerdan de Dios. Enhorabuena, pues.
El abuso del poder se ha apoderado de nuestros países. Ello, además de pisotear los derechos humanos de nuestras poblaciones y de convertir los sistemas políticos en especies de caricaturas, genera pobreza y destrucción, afectando a los más necesitados. Hablan de que favorecen a los pobres pero al final son estos los que más se perjudican.
La Conferencia Anual de Davos, Suiza, congregada la pasada semana, ha planteado preocupación por lo que está sucediendo en Venezuela, Argentina y Brasil. Países ricos, pero inexplicablemente pobres en términos de transparencia y rodeados de la incertidumbre que causan grandes nubarrones de corrupción política y excesos de poder
Panamá no está en esa lista, pero bien pudo estarlo de ganar en mayo pasado el partido Cambio Democrático que llevó a la presidencia a Ricardo Martinelli en 2009 con 62% de los votos. Lo que se está descubriendo con el encarcelamiento de algunos de los personeros del gobierno anterior, además de procurar destruir las instituciones democráticas, se dilapidaron en enormes actos de corrupción varios miles de millones de dólares.
Gracias a la sociedad civil y al esfuerzo de los medios de comunicación en el descubrimiento de los ilícitos cometidos durante ese quinquenio, con el apoyo decidido de la Iglesia Católica solicitando transparencia en los pasados comicios y para dotar a la gestión gubernamental de mayor transparencia, ganó las elecciones Juan Carlos Varela y hoy Panamá enfrenta un reto jamás afrontado en nuestra historia.
Por un lado funcionarios de muy alto nivel presos pero con posibilidad de encarcelar al ex presidente Martinelli, tal como ha ocurrido en Guatemala y Costa Rica. Esto logró que evitásemos que Panamá se encaminara a escenarios parecidos a los de Chávez en Venezuela. Disfrazaron con el populismo la corrupción jamás vista en Panamá al igual que ocurrió en Venezuela con Chávez y con Maduro.
Afortunadamente, en Panamá aún podemos esperar mucho para elevar al cielo ese Dios proveerá que ha invocado Nicolás Maduro en su incapacidad de seguir manteniendo a flote una Venezuela que por largos 16 años ellos mismos ayudaron a hundir tan profundamente como hoy se encuentra.
Como el ave fénix Venezuela se levantará rápidamente para ocupar el sitial que le corresponde dentro del continente americano.
 *Abogado y diplomático
Carta de Dios a Maduro
Sabes que por ser Dios me encuentro en todas partes. Me calé completico tu discurso de memoria y cuenta, cumpliendo con mi deber ineludible de ser omnisciente. En un determinado punto –frente a las adversidades que se le avecinan al país por la crisis de los precios del petróleo– te oí decir, haciendo uso de tu libre albedrío: "Dios proveerá"
LAUREANO MÁRQUEZ
Mi muy querido y predilecto hijo pródigo: Sabes que por ser Dios me encuentro en todas partes. Me calé completico tu discurso de memoria y cuenta, cumpliendo con mi deber ineludible de ser omnisciente. En un determinado punto –frente a las adversidades que se le avecinan al país por la crisis de los precios del petróleo– te oí decir, haciendo uso de tu libre albedrío: "Dios proveerá".
Mi pequeña y hermosa criatura. Yo ya proveí. ¿Es que acaso no te has dado cuenta? Te explico, mi estimado moldeado del barro primigenio: El día que creé a Venezuela la coloqué en la zona tropical, para que los rigores del invierno y las nieves no les acosaran y el sol brillara todo el año.
Sin embargo, les puse los Andes con nieves perpetuas para que los maracuchos tuviesen donde pasar frío y usar guantes y gorritos tejidos con orejeras. Las tierras de que les doté son fértiles casi todas. Los llanos son propios para una buena ganadería. En las selvas costeras tienen el mejor Cacao del planeta y donde cultivar un excelente café. Les di tierras productivas en el sur del Lago, en los Andes, en toda la zona central.
Muchos ríos les hice, para que nunca les faltara el agua. Es más, puse dos bien caudalosos uno al lado del otro, para que usaran uno para producir electricidad y el otro -navegable- para que saquen los productos de exportación mineral, que además los coloque al ladito del río para que no hagan mucho esfuerzo en sacarlos.
Les di playas maravillosas para que lleven turistas: Margarita, Los Roques, Morrocoy y la Gran Sabana con su Salto Ángel para que se sintieran maravillados y orgullosos de lo que son.
En el subsuelo les puse las reservas petroleras más grandes del planeta. Tienen también oro, aluminio, bauxita, diamantes y tantas cosas más. Hijito bello: les mandé mensajes, les mandé personas, les envié inspiración: Bello, Bolívar, Vargas, Miranda, Gallegos, Reverón, Picón Salas, el Maestro Abreu, Zapata, Andrés Eloy, Soublette, Convit, Cabré, Davalillo, Lauro, Simón Díaz, Dudamel... (La lista es larga y mis caracteres no son eternos) y hasta Uslar con un mensaje: transformen el petróleo en otras formas de riqueza, siémbrenlo.
Tesoro hermoso de mi corazón. Como si lo anterior fuese poco, les acabo de enviar 15 años de la bonanza petrolera más grande que ha conocido la historia de la humanidad. Multiplica, bebé: dos millones y medio de barriles diarios X 100 X 30 X 12 X 15.
El resultado es el dinero que les envié, para que convirtieran a Venezuela en un Paraíso Terrenal de abundancia y progreso.
Les di todo, Nicolás del alma mía, hijito tierno de mi corazón: ¿Cómo te atreves a decirme que "Dios proveerá"? Mira, si en algún proyecto tenía yo esperanzas era en Venezuela. Les va a costar mucho que yo entienda cómo convirtieron una de mis mejores obras en esta ruina.
Lo siento, hijo, tengo que decirte que tu petición a las finanzas celestiales también ha fracasado.
Mira, te doy un consejo, así de panita: sienta en una mesa a Pedro Palma, Asdrúbal Oliveros, José Guerra, Orlando Ochoa y a Luis Vicente León al que tanto mientas y diles que te den una lista de 10 acciones urgentes para salvar al país de la debacle que le sobreviene y párales bola, que te lo digo Yo, que ya veo lo que viene y no por ser Dios, sino por puro sentido común.
A pesar de todo, te amo.
DIOS