Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

miércoles, 28 de enero de 2015

“Venezuela está a las puertas de una crisis humanitaria sin precedentes en ese país, derivada de la aguda escasez de productos de primera necesidad y de las dificultades de la población para acceder a la justicia y utilizar canales libres de participación y comunicación”, advirtió el e expresidente colombiano Andrés Pastrana en una entrevista con el Diario las Américas. Pastrana, quien estuvo en Venezuela acompañado del expresidente chileno Sebastián Piñera, constató personalmente el sufrimiento de la población para poder conseguir alimentos por medio de filas descomunales que recuerdan la situación cubana.

El régimen al desnudo

Ayer al impedir que dos expresidentes suramericanos pudieran visitar al preso político Leopoldo López, el régimen bolivariano quedó al desnudo, pues demostró la verdadera naturaleza represiva que mueve sus actuaciones contra cualquier ciudadano que considere –sin que medie un juicio en firme– como enemigo al cual hay que mantener tras las rejas pasando por encima de las leyes y, desde luego, de la Constitución Nacional.
Si Leopoldo López es un peligro para la sociedad venezolana sin haber cometido delito alguno y hoy corre el riesgo de ser condenado a 20 años de prisión por deseo expreso del señor Maduro y de una instancia indecente de la justicia, qué pueden esperar quienes hoy están en el poder y han saqueado a más no poder los dineros públicos cuando dejen el mando.
Si Venezuela está arruinada y pasando hambre no es precisamente por culpa de Leopoldo López, sino por esa comandita cívico-militar cuya ineptitud para manejar los asuntos del Estado nos ha llevado al precipicio. Las pruebas de ese pillaje están ante nuestros ojos porque estos seudosocialistas abandonaron la vida modesta que llevaban y hoy habitan en lujosas residencias, sus hijos estudian en colegios privados o en el exterior y viajan alrededor del mundo en aviones de Pdvsa cometiendo peculado de uso.
Este nivel de vida no se corresponde precisamente con los dineros que perciben como funcionarios públicos.Y ni se diga con los militares de alto rango que han abandonado toda vergüenza y se han unido a la piñata delictuosa ejerciendo ya como ministros o como vulgares carceleros de gente inocente. Estos generales hablan y juran fidelidad al socialismo, pero actúan como cualquier militar de Pinochet, del dictador argentino Videla, de Stroessner en Paraguay, de Papá Doc en Haití o Chapita Trujillo en la Republica Dominicana.
Estos coroneles y generales saben perfectamente bien que un civil no tiene por qué estar recluido en una cárcel militar. Ese acto en sí mismo es un delito y una mancha en la carrera profesional de un militar porque se presta y es cómplice de un acto que viola expresamente la Constitucional Nacional.
El haber estudiado en la Academia Militar es un gran honor e implica una conducta intachable e imparcial ante el resto de la sociedad. La gente imagina –y no sin cierta razón– que si a un oficial lo mandan a dirigir una cárcel no es precisamente por ser el más brillante de su promoción. Pero si encima se presta a imponer un clima de represión implacable en el recinto carcelario violando los derechos humanos de los presos, entonces ya no existen dudas de su ética endeble y de su debilidad moral.
Con el acto de ayer en la cárcel militar de Ramo Verde (¿olivo?), al impedir la visita de dos ilustres expresidentes, Andrés Pastrana, de Colombia y Sebastián Piñera, de Chile, al preso político Leopoldo López, tanto los militares chavistas como los civiles que integran la cúpula del gobierno le demuestran al mundo no solo su desprecio por la democracia, sino también por los derechos humanos. 

Arreaza negó que Piñera y Pastrana vieran a López  

Los ex presidentes de Chile, Sebastián Piñera, y de Colombia, Andrés Pastrana, en las afueras de la cárcel de Ramo Verde | Foto: EFE
Los ex presidentes de Chile, Sebastián Piñera, y de Colombia, Andrés Pastrana, en las afueras de la cárcel de Ramo Verde | Foto: EFE
Los expresidentes de Chile y Colombia opinaron que el impedimento confirma que el dirigente es un preso político
ÁLEX VÁSQUEZ / MARÍA VICTORIA FERMÍN
Ayer en la mañana parecía que los ex presidentes Andrés Pastrana, de Colombia, y Sebastián Piñera, de Chile, iban a poder visitar a Leopoldo López en su celda de Ramo Verde. Dos camionetas Comando del Sebin los custodiaron desde Caracas hasta la entrada de la prisión en Los Teques. Los agentes, que llevaban armas largas, les aclararon que solo ellos y la familia de López podían pasar el cordón de seguridad de la Guardia Nacional, que estaba aproximadamente a 500 metros del edificio.
Así lo hicieron a las 11:02 am. Permitieron que María Corina Machado y Antonio Ledezma los acompañaran. 45 minutos después se devolvieron, sin siquiera acercarse a la prisión.
¿Por qué no entraron? ¿Quién dio la orden? Pastrana lo explicó: “¿Cómo es que dicen? De arriba, que de arriba y más arriba no nos dieron la autorización. No sé quién es el de arriba”, dijo al caminar, entre empujones que casi lo tumban, hacia la camioneta negra que lo devolvería a Caracas, en compañía de los padres de López. Piñera regresó en otro vehículo con Lilian Tintori, esposa de López, y Machado.
Los guardias nacionales dijeron que la única forma de permitir el acceso era si Miraflores lo ordenaba. La Embajada de Chile, tras petición de Piñera, contactó al Ejecutivo. Tintori aclaró quién dio la orden: “Nos comunicamos con el vicepresidente Jorge Arreaza y dijo que no”.
Ambos exmandatarios coincidieron en que la prohibición viola los derechos humanos de López: “En cualquier país del mundo lo mínimo que se puede permitir es la visita a un preso. Sea su familia o amigos. Punto. No necesitábamos autorización. Esto confirma que es un preso político”, aseveró Pastrana.
El exjefe de Estado incluso pidió a los funcionarios que lo invitaran a pasar a tomar un café, para conocer Ramo Verde. “En Colombia cualquier ex presidente llega a una institución militar y lo invitan por lo menos a tomar un vaso con agua”, añadió. Piñera concordó con Pastrana en que los presos de países democráticos tienen derecho a ser visitados.
Al presidente Nicolás Maduro, quien afirmó que los exmandatarios venía a apoyar un golpe, le dijo: “Si quiere ser respetado, tiene que aprender a respetar. No hemos venido a Venezuela a apoyar ningún golpe de Estado. Tampoco estamos respaldados por dinero sucio. Venimos invitados por demócratas. Quiero pedirle la libertad de Leopoldo López”.
En su regreso a Caracas, los exmandatarios se detuvieron en la autopista Francisco Fajardo, a la altura de Plaza Venezuela, para observar la cola de personas que intentaban comprar comida en el Bicentenario. Pastrana escribió en su Twitter: “Para Nicolás Maduro la tal cola no existe”, y colocó una fotografía.
Machado fue la encargada de coordinar la visita. Fueron acompañados por los alcaldes Antonio Ledezma (Alcaldía Metropolitana), y David Smolansky (El Hatillo); los parlamentarios Andrés Velásquez, Roberto Enríquez, Eduardo Gómez Sigala y Richard Blanco, entre otros, y los dirigentes Freddy Guevara y Gaby Arellano.
Machado lamentó que el gobierno impidiera el acceso: “Hoy los ex presidentes vivieron en carne propia los atropellos que vivimos los venezolanos”.
Smolansky indicó que el impedimento no tiene precedentes en América Latina: “Pastrana y Piñera tuvieron relaciones cordiales con el gobierno venezolano. Si querían demostrar al mundo que aquí no hay democracia, ayer hicieron todos los esfuerzos posibles”.
El ex presidente de México Felipe Calderón no pudo asistir a Ramo Verde porque su vuelo se retrasó, pero sí estará en el foro de hoy llamado Poder Ciudadano y la Democracia de Hoy, en el hotel Caracas Palace.

Protesta. El oficialismo envió a decenas de personas a protestar en la plaza La India de Los Teques contra la visita de los exmandatarios. Tenían pancartas con la cara de Hugo Chávez, con el nombre de Piñera y una svástica, gritaron insultos y golpearon las camionetas en que viajaban los dirigentes.
Wisely Álvarez, del Consejo Legislativo de Miranda, afirmó: “El pueblo salió espontáneamente, ya que estos inmorales vinieron para hacerse cómplices de este fascista culpable de tanta violencia”.
Lo de espontáneo no fue así, a juzgar por las decenas de camionetas Toyota Land Cruiser nuevas que esperaron por los manifestantes. En las redes sociales varios grupos oficialistas rechazaron la visita.

La agenda
Andrés Pastrana y Sebastián Piñera mantuvieron ayer un par de reuniones privadas en el hotel Caracas Palace para discutir sobre derechos humanos y libertad de expresión. 
Al primer encuentro fueron invitados el Colegio Nacional de Periodistas, el Ininco, Espacio Público y el Instituto Prensa y Sociedad. 
También asistió el presidente editor de El Nacional, Miguel Henrique Otero, y representantes de los diarios Tal Cual, el Correo del Caroní, la periodista Tamoa Calzadilla, el locutor Luis Chataing y comunicadores sociales que denunciaron autocensura y censura en sus medios. 
A la segunda reunión acudieron familiares y víctimas de represión por las protestas de 2014, organizaciones de derechos humanos, abogados de los estudiantes encarcelados y parientes de los presos políticos. 
Horas antes del evento, el coordinador de medios Rafael Garrido señaló que los familiares y las víctimas de la represión están agradecidos con Pastrana y Piñera, y esperan que puedan difundir los abusos del gobierno en todo el mundo.
El Dato El vicepresidente de la República, Jorge Arreaza, informó a través de su cuenta de Twitter que representantes del Comité de Víctimas de la Guarimba y el Golpe Continuado pidieron una reunión con los ex presidentes Andrés Pastrana y Sebastián Piñera. El defensor del pueblo, Tarek William Saab, calificó a Piñera de pupilo de Pinochet, que promovió el terrorismo de Estado. 

Pastrana: “Venezuela está a las puertas de una crisis humanitaria”

El ex presidente colombiano Andrés Pastrana es escoltado por fuerzas de seguridad del Estado durante su visita a la prisión militar de Ramo Verde, en su intento de visitar y exigir la liberación del dirigente opositor venezolano Leopoldo López | Foto: EFE
El expresidente colombiano Andrés Pastrana durante su visita en Venezuela | Foto: EFE
El expresidente de Colombia, quien estuvo en Venezuela acompañado del expresidente chileno Sebastián Piñera, constató personalmente el sufrimiento de la población para poder conseguir alimentos por medio de filas descomunales que recuerdan la situación cubana

“Venezuela está a las puertas de una crisis humanitaria sin precedentes en ese país, derivada de la aguda escasez de productos de primera necesidad y de las dificultades de la población para acceder a la justicia y utilizar canales libres de participación y comunicación”, advirtió el e expresidente colombiano Andrés Pastrana en una entrevista con el Diario las Américas.
Pastrana, quien estuvo en Venezuela acompañado del expresidente chileno Sebastián Piñera, constató personalmente el sufrimiento de la población para poder conseguir alimentos por medio de filas descomunales que recuerdan la situación cubana.
“Estamos viendo que no hay alimentos y que la gente se está quejando. Ayer, por mencionarte algo que uno no puede creer, en el aeropuerto pedimos un sándwich de jamón y queso y no había. Sólo podían vender café negro porque no había leche en un aeropuerto internacional”, declaró.
A los dos expresidentes se les impidió visitar en la cárcel al líder Leopoldo López, el principal de decenas de presos políticos opositores al régimen de Nicolás Maduro.
“El vicepresidente de Venezuela Jorge Arreaza reconoció que Leopoldo López es un preso político, y la cancillería de Colombia a través de un comunicado pidió la libertad de Leopoldo, cosa que me alegra porque es claramente  la demostración de que sí había presos políticos allá en Venezuela”, declaró el exmandatario.
Pastrana sostuvo que pudo constatar de primera mano la existencia de un claro régimen de violaciones a los derechos humanos en Venezuela, lo que incluye golpizas, desapariciones y otros atropellos contra cientos de colombianos en las zonas de frontera entre los dos países, tema sobre el cual este diario publicará en los próximos días un amplio reportaje.
Pastrana y Piñera asistieron en Caracas a un foro sobre democracia que el Presidente Maduro atacó con reiterados insultos y acusaciones tales como que, en su criterio, habían viajado a Venezuela “financiados por el narcotráfico”.
A las denuncias de los expresidentes sobre falta de libertad y de alimentos para la población, el presidente Maduro comenzó a soportar el efecto de las revelaciones del diario ABC de España sobre la existencia de un cartel de las drogas del que hacen parte los principales generales venezolanos y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

Pastrana al “paisano” Maduro

autro image

Es que Maduro no aterriza ni cuando está en tierra. Es porfiado en el error. Insistente en la torpeza. Obsesivo en el desatino. Ha quedado como el represor que es, sin talento para hacer cosa distinta a perseguir al prójimo. Con motivo de la visita de los ex presidentes Andrés Pastrana, Sebastián Piñera y Felipe Calderón, de Colombia, Chile y México, respectivamente, el fatigado jefe del régimen no ha tenido más ocurrencia que insultarlos (“los están pagando con dinero del narcotráfico”) y de prohibirles la visita a Leopoldo López en la prisión de Ramo Verde.
Los ex presidentes vinieron invitados por la oposición democrática venezolana a eventos a los que se convocaron representantes de todos los partidos y casi todos asistieron. Los ex presidentes conocieron de primera mano los atropellos a la libertad de expresión y de prensa, supieron por las víctimas de los atropellos y violaciones de los derechos humanos, padecieron a militares que les impidieron la visita al prisionero, observaron sin que nadie se los contara las colas infinitas del desamparo y la escasez, y debatieron sin temor sobre la terrible situación de Venezuela.
Fue muy importante la reivindicación del derecho de levantar su voz en defensa de la democracia venezolana y de criticar el autoritarismo del régimen, porque todo demócrata tiene el derecho y el deber de defender la libertad, la democracia y los derechos humanos, en cualquier lugar del planeta. Insistieron en temas esenciales: la necesidad de la unidad de las fuerzas democráticas; el extraordinario recurso que significa la lucha no violenta; y el llamado a perseverar en la reconquista de la democracia.
Su presencia significa un paso decisivo en el reconocimiento internacional de las luchas democráticas de los venezolanos, a lo cual se sumó el ex presidente de Costa Rica y premio Nobel de la Paz, Oscar Arias, quien envió una emocionada carta al Foro sobre el Poder Ciudadano realizado el pasado lunes.
Sin duda, los eventos realizados con los ex mandatarios latinoamericanos van a tener inmensa repercusión. El régimen venezolano, grogui como está, no desistirá en su empeño descalificador, pero sus ataques desesperados son cada vez menos creíbles y más autodestructivos.
María Corina Machado, Antonio Ledezma y David Smolansky, anfitriones del evento, merecen el reconocimiento por su trabajo impecable y unitario.
Mientras tanto, Maduro haría bien en calmarse y escuchar el críptico mensaje que le envió Andrés Pastrana: “Maduro así no se tratan los paisanos”.