Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

viernes, 2 de enero de 2015

Según otros movimientos espirituales que practico en este momento, vivir en la Tierra supone aprender cómo manejar la energía multidimensional desde la perspectiva del cuerpo físico. Aceptar la creciente toma de conciencia de que el pensamiento crea la realidad constituye el fundamento para la transformación de la conciencia y del despertar espiritual de la humanidad.


El Angel de la claridad del dia
por Juan Angel Moliterni 

En este momento, vivir en la Tierra supone aprender cómo manejar la energía multidimensional desde la perspectiva del cuerpo físico. Aceptar la creciente toma de conciencia de que el pensamiento crea la realidad constituye el fundamento para la transformación de la conciencia y del despertar espiritual de la humanidad. Es su responsabilidad elevarse por encima del miedo y aplicar el poder de su alma consciente para crear la realidad. Antes de nacer, cuando eran almas conscientes, cuando no tenían el ropaje humano, se comprometieron a Ser, Hacer y Tener, para DAR algo que nadie más puede. Hay almas y dimensiones de la realidad en la tierra que esperan ansiosamente su contribución. También es importante recordar que para anclar los códigos de una conciencia expandida en la realidad física tienen que mantener no solo el equilibrio en todos los aspectos de su vida, sino también ser conscientes de cómo comportarse como almas en encarnación