Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

sábado, 12 de noviembre de 2016

Otra pieza del rompecabezas en la que tambien esta involucrada Venezuela en la forma menos esperada es la siguiente: hay un deseo de banalizar el simbolo de America estupidizando a los personas a traves de la instauracion de la pobreza y de la limitacion, la carencia y el infantilismo espiritual, que lleva a que se instauren movimientos espirituales sectarios, que en vez de elevar los niveles de conciencia, los hace descender a traves de la oferta economica, multinivel, a la dependencia y al fanatismo enajenante. Los protestantes anuncian una cruzada, al mejor estilo de la Contrarreforma presentada en entrada anterior, para establecer la Iglesia Catolica como preponderante quitandoles los privilegios a las diferentes divisiones de los protestantes en el mundo, eso estaria en manos de los jesuitas; en cambio la estupidizacion de la poblacion, en este caso de la venezolana viene del lado madurista/chavista/castrista que no leen los jesuitas como tal, pues no acceden a la perversidad de la mente de Fidel Castro, y su sed de venganza contra Venezuela, señal que creo ya entendio Monseñor Claudio Celli al ver la conducta de los representantes del chavismo en el dialogo con la oposicion que sucede en Caracas, donde se agrego Tareck El Aissami, representante del fundamentalismo islamico presente en Venezuela. Por otra parte se busca idiotizar a la poblacion con los movimientos pseudoespirtuales a los que hice referencia anteriormente. (Parte III)

Bergoglio, el papado y la izquierda 
7 Julio, 2015
Jamás he sido de derechas. SS Francisco a Civiltá Cattolica
Culpo a los políticos que buscan sus propios intereses. Los socialistas creen en la redistribución que es una de las razones de la pobreza. Ustedes quieren nacionalizar el universo para controlar todas las actividades humanas. Cardenal Bergoglio a Chris Matthews [1]
Resultado de imagen para Max Weber,

Cuando Max Weber (Maximilian Carl Emil Weber (Erfurt, 21 de abril de 1864-Múnich, 14 de junio de 1920) , el gran sociólogo alemán, publica La ética protestante y el “espíritu” del capitalismo (Die protestantische Ethik und der ‘Geist’ des Kapitalismus), en 1904, el papado 
Resultado de imagen
estaba en manos de Pio X (latín: Pius PP. X) (Treviso, Reino de Lombardía-Venecia, (actual Italia), 2 de junio de 1835-Roma, 20 de agosto de 1914 ) . Enfrentado a Werner Sombart y a Karl Marx, Weber, al mismo tiempo que se oponía a las visiones unilaterales y totalizantes de uno y de otro rechazaba el determinismo, la reducción de las pulsiones básicas de los procesos históricos a la economía o al espíritu, insistiendo, sin embargo, en los condicionantes espirituales, religiosos, en el desarrollo de los procesos económicos. Y atendió a un hecho 
Resultado de imagen

apenas considerado por las ciencias sociales – que impulsara junto a Werner Sombart (Ermsleben, 1863 - Berlín, 1941)a alturas de máxima cientificidad -: el principal motor del desarrollo capitalista, siempre en manos de los sujetos económicos concretos, no de abstracciones hegelianas, habría sido el espíritu protestante.
Sus esfuerzos científicos: comprender el espíritu del capitalismo desde sus raíces éticas en la religión. El punto de partida de la superación de los prejuicios anticapitalistas del cristianismo – la ambición de ganancias con un mínimo esfuerzo, inherente al rentismo, y la estimación de que el trabajo es una maldición divina y una carga que debe ser combatida – los encuentra en los profundos cambios de conciencia aportados por la Reforma. En pocas palabras, la tesis de Weber es que el mundo protestante es más exitoso económicamente que el mundo católico gracias al influjo de la religión protestante en cada uno de sus individuos: amor al trabajo, honradez, ahorro y un apego permitido a lo material, algo que el catolicismo no supo responder. De allí el exponencial desarrollo del capitalismo en los países protestantes y sajones – Inglaterra, Alemania, los Estados Unidos – y el hundimiento en el mercantilismo de los países latinos y católicos: España e Italia, principalmente.
Ustedes destruyen el incentivo del hombre para, inclusive, hacerse de su familia, un crimen contra la naturaleza y contra Dios. Estas ideologías crean más pobres que todas las 
Resultado de imagen para Jorge mario Bergoglio a Chris Matthews

corporaciones que ustedes etiquetan como diabólicas. Bergoglio a Chris Matthews
Vuelvo a reflexionar sobre esa extraordinaria obra del sociólogo alemán al leer las palabras con que el Papa Francisco, hasta cardenal Bergoglio un perspicaz y combativo opositor al populismo castrochavista – “Chávez es el clásico ejemplo: ustedes, los socialistas, empobrecen para controlar políticamente a sus clientelas” le dijo palabras más palabras menos al periodista norteamericano que fuera a sonsacarle sus verdades en el terreno de la contingencia política inmediata. No se pronunció, como lo hiciera Lutero, por la libre determinación y el esfuerzo personal como fuente de una anhelada y bendecida riqueza, bienaventurada por Dios, pero tampoco se mostró “pobresista”. Todo lo contrario: un cura combativo, progresista y liberal. Si el contenido de dicha entrevista es verdadero, y no un montaje interesado con intereses espurios.
Es cierto que en esa entrevista que conmoviera a la cristiandad venezolana, arrinconada en la pobreza y el desamparo por culpa del populismo izquierdista que Bergoglio denunciara con vehemencia en dicha entrevista, tampoco hubo confesiones mayores de sus íntimas tendencias político partidistas. Si bien se comenta en la red que en una importante entrevista con un medio progresista italiano habría confesado no haber votado jamás por la derecha. Lo cual viene a significar que cuando no se abstuvo o votó nulo, votó por la izquierda. ¿En Argentina, por la familia Kirchner? De estar vivo nuestro Cardenal Rosalio José Castillo Lara, que me confesara haber seguido fiel y cristianamente las instrucciones de Pío XII quitándose la sotana, cubriéndose la tonsura con una boina y saliendo a repartir panfletos y hacer rayados contra los comunistas italianos por las calles de la Roma de la posguerra, qué significado tenía y cuál era el pecado de votar por los partidos que los Castro, Chávez y Maduro consideran de derecha, entre ellos, desde luego, los partidos democratacristianos y liberales del mundo. ¿Votar por los comunistas?
Al natural entusiasmo con que recibiéramos la noticia de su nombramiento, seguros de que un defensor de las libertades democráticas y del emprendimiento de corte liberal en nuestra América – en dicha entrevista también recurrió al símil de regalar peces o enseñar a pescar, casi bíblica metáfora del liberalismo manchesteriano – ocuparía el trono de la cristiandad, nos sucede ahora la perplejidad. Oírle decir no sólo a un tirano, sino a un implacable asesino de opositores como Raúl Castro después de reunirse con el Papa en el Vaticano que tanto impacto le causaran las palabras de SS Francisco que pensaría seriamente si volver al seno de la Iglesia, no puede menos que preocupar hondamente a un cristiano sometido a una satrapía dominada por el sujeto de marras.
El imperio de la dependencia creado por Hugo Chávez, con falsas promesas, mintiendo para que lleguen a arrodillarse ante el gobierno y ante él. Dándoles peces pero sin permitirles pescar. Si en América Latina alguien aprende a pescar, es castigado y sus peces confiscados por los socialistas. La libertad es castigada. Tú hablas de progreso y yo de pobreza. Bergoglio a Chris Matthews
No ha habido en todo su reinado una sola palabra que refleje la frontalidad y franqueza anti populista de Bergoglio. En cambio, llegando al Ecuador de Correa, esa sí una “democracia restringida”, que aún no avanza los miles de kilómetros que lo separan de la dictadura castromadurista, el ahora Papa Francisco se ha escorado sin ambages hacia quienes hacen de la pobreza la principal preocupación de las izquierdas por las que él parece haber votado. Y las cuales no se interesan en la pobreza para superarla, como hicieran los reformistas luteranos desplegando las potencialidades del capitalismo moderno, sino como caldo de cultivo para el dominio político, como él mismo lo describiera con agudeza y aparente sinceridad en la entrevista mencionada. Haberlo dicho en Ecuador, de viaje hacia la crisis económica y la recesión siguiendo la senda del chávezmadurismo venezolano, es doblemente preocupante. ¿Seguirá en esa tónica de agradar los oídos de las izquierdas marxistas latinoamericanas en Bolivia, en donde se propone mascar hojas de coca como muestra de solidaridad con los pobres bolivianos?
Temo por América Latina. Toda la región está controlada por un bloque de regímenes socialistas, como Cuba, Argentina, Ecuador, Bolivia, Venezuela, Nicaragua. ¿Quién los salvará de esa tiranía? Bergoglio a Chris Matthews
¿A qué vino Francisco? ¿A reunirse con su feligresía que sufre y padece el atropello a sus libertades? ¿A respaldar las luchas democráticas de una región empantanada en el castrismo cubano? ¿O a darle un espaldarazo a los embates del forismo marxista? Sería un imperdonable desacato responder a esas graves interrogantes sin atender a sus hechos. Pero cuentas claras conservan la amistad. Y la amistad de un Papa que fue un extraordinario Cardenal bien vale una misa.
@sangarccs
________________________________________
[1] La supuesta entrevista del Cardenal Bergoglio con el periodista norteamericano Chris Matthews ha sido seriamente cuestionada por falsa o su traducción al español por gravemente manipulada. Ruego tomar las citas que aquí se insertan con las debidas precauciones. Recomiendo por ello consultar 
este artículo.
Raúl Castro y el Papa Francisco: misterios de la Iglesia
19 Mayo, 2015
A Asdrúbal Aguiar
Chris Mathews, periodista británico de tendencias socialistas, se llevó una amarga sorpresa cuando llegó a entrevistar al Cardenal Bergoglio, primado argentino. Sufrió lo que cuentan del pastor que fue por lana y salió trasquilado: no consiguió enardecer al cardenal Bergoglio con sus reproches socialistas. El que salió enardecido fue él.
La entrevista dio la vuelta al planeta en tiempos en que ni Bergoglio ni Mathews tenían la menor idea de lo que le esperaba a uno de ellos: convertirse en el Sumo Pontífice de la Iglesia católica, apostólica y romana. Si todo lo que en dicha entrevista expresara el primado argentino contribuyó a que el Sacro Colegio Cardenalicio lo designara máximo dirigente de los miles de millones de cristianos del mundo, la intención no podía ser más clara: sincerar la política, acercarla a los principios de la Iglesia Católica, desterrar la demagogia, la humillación, la mentira y humanizar la gestión de la vida pública, adecentándola y descascarándola de la pesada carga de manipulación marxista. En el caso concreto de América Latina, advertirle al mundo de la grave amenaza que se cernía sobre el continente desde Venezuela, en donde un teniente coronel golpista practicaba en abundancia lo que Bergoglio consideraba el colmo de la manipulación: empobrecer a las mayorías en nombre, precisamente, de esa mayoría, para arrastrarla a elegir a sus propios depredadores. Bergoglio acusaba, precisamente, al socialismo marxista, al chavismo en concreto, y al castrocomunismo por extensión, dominio e influencia, de empobrecer para reinar: “Culpo a los políticos que buscan sus propios intereses. Los socialistas creen en la redistribución que es una de las razones de la pobreza. Ustedes quieren nacionalizar el universo para controlar todas las actividades humanas”.
La radicalidad y racionalidad del rechazo al socialismo no podía ser más categórico. E iba a la esencia del reproche del liberalismo al comunismo: no le enseña al hombre los medios para su propio enriquecimiento, sino que lo conduce irremisiblemente a la mendicidad para convertirlo en un siervo del Estado. Vale decir, del partido. “Ustedes destruyen el incentivo del hombre para, inclusive, hacerse de su familia, un crimen contra la naturaleza y contra Dios. Estas ideologías” –no necesita aclarar que se trata del comunismo en todas sus vertientes – “crean más pobres que todas las corporaciones que ustedes etiquetan como diabólicas”.
La indignación de Mathews lo lleva a brincar de la silla: “Nunca había escuchado algo así de un cardenal”. A lo cual responde el hoy Papa Francisco, si bien, necesario es aclararlo, por entonces nadie divisaba el papado en su horizonte inmediato, “la gente dominada por socialistas necesita saber que no tenemos que ser pobres.” Y allí destapa el frasco de la indignación de Mathews, pues Bergoglio deja de lado toda prudencia y entierra su espada en el corazón del monstruo: “El imperio de la dependencia creado por Hugo Chávez, con falsas promesas, mintiendo para que lleguen a arrodillarse ante el gobierno y ante él. Dándoles peces pero sin permitirles pescar. Si en América Latina alguien aprende a pescar, es castigado y sus peces confiscados por los socialistas. La libertad es castigada. Tú hablas de progreso y yo de pobreza”.
La trascendencia del reproche y su profunda importancia radican en el análisis que lo sustenta: no se trata de Hugo Chávez, ni siquiera de Venezuela. Se trata de toda nuestra región, se trata del Foro de Sao Paulo: “Temo por América Latina. Toda la región está controlada por un bloque de regímenes socialistas, como Cuba, Argentina, Ecuador, Bolivia, Venezuela, Nicaragua. ¿Quién los salvará de esa tiranía?”.
Rebosa de la acrimonia cardenalicia toda una reflexión metódica y científica – sociológica, económica y políticamente sustentada que inhiben cualquier consideración accidental. El anticomunismo de Bergoglio se inserta en la más compleja y profunda tradición de la Iglesia y el cristianismo: un tirano comunista no puede arrodillarse ante el Papa y prometer regresar al seno de la Iglesia luego de haber tiranizado a su Patria durante más de medio siglo, perseguido a su Iglesia, encarcelado y asesinado a sus mejores hijos y llevado al dominio de todo un continente en los términos tan contrarios al espíritu de la Iglesia, como le reclamaba Bergoglio a Mathews, receptor por circunstancia de un discurso dirigido a toda la izquierda socialista mundial: “Ustedes han creado el estado de bienestar y ha sido solo respuesta a las necesidades de los pobres creados por la política. El estado interventor absuelve a la sociedad de su responsabilidad. Las familias escapan de su responsabilidad con el falso estado de bienestar e inclusive, las iglesias. La gente ya no practica la caridad pues ve a los pobres como problema del gobierno. Para la iglesia ya no hay pobres que ayudar, los han empobrecido permanentemente y son ahora propiedad de los políticos. Y algo que me irrita profundamente, es la inhabilidad de los medios para observar el problema sin analizar cuál es la causa. A la gente la empobrecen para que luego vote por quienes los hundieron en la pobreza”.
Si la cruda e implacable sinceridad del cardenal Bergoglio irritó hasta la exasperación a un periodista de simples tendencias socialistas al encontrarse a un anticomunista de la más rancia, legítima, justificada y pura especie ¿qué reacciones no hubiera provocado en un tirano que constituye la prueba palpable y fehaciente de las graves y trascendentales acusaciones de quien hoy ocupa el trono papal? Es más: ¿qué habría pensado el máximo responsable por la creación del bloque socialista que él denuncia tan frontalmente y sin tapujos? Estamos ante otro misterio de la Iglesia.

@sangarccs

muelasgaitan

sembrando consciencia