Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Una figura puede alcanzar su notoriedad lo mismo por sus obras en pos del bien que por todo el mal realizado; de ahí que Adolf Hitler y Fidel Castro —a pesar de sus conocidos crímenes y desaciertos dentro de sus líneas políticas— han pasado a la posteridad, aunque resulte difícil de admitir. Adolf Hitler (1889-1945 o 1958) se destacó en sus inicios como líder del Partido Nacional Socialista Obrero Alemán, precursor del Partido Nazi. Fidel Castro (1926-2016) estuvo vinculado a los partidos Ortodoxo y Unido de la Revolución Socialista de Cuba, y desde 1965 al Partido Comunista de Cuba, del cual fue su primer secretario hasta el 2011. Ambos comenzaron su actividad política como opositores. Hitler intentó una insurrección conocida como el Putsch de Múnich, en 1923, siendo condenado a prisión tras su fracaso. Durante su estancia en la cárcel redactó la primera parte de su libro Mein Kampf, en el que, además de exponer su ideología, trata aspectos autobiográficos. Fidel Castro se inició de igual forma como opositor y fue condenado a prisión después de su fracasado asalto al Cuartel Moncada en 1953. Su frase "Condenadme, no importa, la historia me absolverá", en el juicio por el ataque al cuartel Moncada, fue la abreviación de una pronunciada por Hitler. El futuro Führer fue juzgado luego del asalto fallido al Ministerio de Guerra en Munich, en noviembre de 1923, para derrocar el gobierno alemán. En el juicio Hitler dijo: "Aun cuando los jueces de este Estado puedan condenar nuestra acción, la historia, diosa de la verdad y de la ley, habrá de sonreír cuando anule el veredicto de este juicio y me declare libre de culpas". Igualmente la famosa frase de Castro "Dentro de la revolución todo, contra la revolución nada", en sus "Palabras a los intelectuales" de 1961, fue un plagio de una que Mussolini usaba para definir al fascismo: "Todo en el Estado, nada fuera del Estado, nada contra el Estado".

El video sobre Fidel Castro con más visitas en Youtube

Fidel Castro celebra su cumpleaños 90 | Foto: EFE
Fidel Castro | Foto: EFE
Lejos de tratarse de uno de sus discursos o documentales sobre su vida el clip con más visitas es de una caída que sufrió el ex presidente cubano luego de un acto en Santa Clara, Cuba 

El 20 de octubre de 2004, Fidel Castro finalizaba un acto en la ciudad de Santa Clara en Cuba, cuando tropezó. El resultado fue una rodilla fracturada y una fisura en el brazo derecho, pero a pesar de ello su estado era "bueno", según indicaban sus médicos. Las lesiones sanaron y desaparecieron con el tiempo, pero el video de su caída, con más de 2'482.000 visualizaciones en Youtube. 
Luego de tropezar, el ex dictador cubano exhortó a la población cubana "a mantener la tranquilidad", y consideró que "muy pronto estaría restablecido", según el video de YouTube. Aseguró también que "estaba en condiciones de seguir atendiendo las cuestiones fundamentales, en estrecha coordinación con la dirección del Partido Comunista y del Estado".
Castro cayó esa noche al finalizar un acto ante unas 30 mil personas y minutos después explicó el percance desde una silla en medio de los aplausos de aliento del público.
"Para que nadie especule, tengo alguna fractura en la rodilla y tal vez una en el brazo, pero estoy entero", dijo Castro, que se resbaló al concluir el discurso por una graduación de jóvenes instructores de arte en Santa Clara, a 270 kilómetros al este de La Habana, en la plaza Ernesto "Che" Guevara, donde reposan los restos del mítico guerrillero argentino-cubano.
El accidente se produjo cuando Castro bajaba las escaleras y se encaminaba a su asiento. Resbaló con su pie derecho para caer de ese lado sobre rodilla, cadera y brazo.



(CC)

Castro, Hitler y Mussolini
Roberto Álvarez Quiñones
NUEVA YORK, Nueva York, diciembre, www.cubanet.org - Aunque los grandes medios de comunicación del  mundo no quieren hablar de ello, el próximo primero de enero Fidel Castro alcanzará los 51 años en el poder y  mejorará su récord mundial como único mortal que ha sido dictador durante medio siglo.
Es  un dictador, porque aunque el anciano comandante  no es ya presidente de Cuba, es el Primer Secretario del Partido Comunista, que según la Constitución socialista es la máxima instancia de poder en la isla. O sea, que el “presidente” Raúl Castro  está subordinado a Castro I.

Estudiando a los tiranos más importantes de los últimos 100 años, advertí cuáles fueron los peores,  no sólo por el daño causado a sus pueblos, sino por su impacto internacional: Adolfo Hitler, Benito
Resultado de imagen para benito mussolini

Mussolini, José Stalin, Mao Tse Tung, Sadam Hussein y Fidel Castro.
Émulos de Calígula como Pol Pot,  que exterminó a dos millones de sus compatriotas en Cambodia, o Amin Dada,  Suharto, Mobutu Sese Seko, Francisco Franco,  Kim Il Sun, Rafael Leónidas  Trujillo, Augusto Pinochet, Juan Vicente Gómez,  Porfirio Díaz, o el líder talibán Mohammad Omar, fueron genocidas, pero no afectaron a la comunidad internacional.
Castro,  además de trasladar su otrora próspero país a la Edad Media  casi provoca una guerra nuclear en octubre de 1962 y causó la muerte de  miles de personas al exportar guerrillas y  terrorismo a Latinoamérica, y con sus intervenciones armadas en Angola, Etiopía,  Namibia, Argelia, Sahara Occidental, Nicaragua, Argentina, Bolivia, Granada  y Venezuela.
¿Cuál fue el más letal? El índice apunta hacia Hitler. Provocó la más sangrienta y destructiva guerra ocurrida jamás, con  60 millones de muertos. Incendió a casi toda Europa y parte de Africa del Norte y de Asia.
No obstante,  según el  Libro negro del comunismo,  un estudio realizado por profesores europeos de izquierda,  publicado en 1997, Mao Tse Tung fue más lejos: 65 millones de chinos murieron durante su liderazgo (1949-1976), unos de hambre a causa de la colectivización de la tierra, y otros ejecutados, muchos de ellos durante la “revolución cultural”. El maoísmo se diseminó por el planeta y aún hoy sigue influyendo en  guerrillas o partidos políticos.
Resultado de imagen para benito mussolini

Mussolini fue uno de los  mentores ideológicos del Fuhrer, al crear en 1919 los “Fasci Italiani di Combattimento”, grupos armados que luego constituyeron el Partido Nacional Fascista de Italia, en 1920.
Stalin  causó la muerte de 20 millones de personas entre 1932 y 1941, la mitad a causa de la colectivización de las tierras y la otra mitad en los paredones de fusilamientos, según un informe de Olga Shatunovskaya, en un pleno del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética en 1960, presidido por Nikita Kruschev. Y fue  la cabeza del movimiento comunista mundial durante tres décadas.  Sadam Hussein invadió  Irán y provocó más de un millón de muertes. Luego invadió Kuwait y originó la Guerra del Golfo Pérsico.
Semejanzas
Resultado de imagen para benito mussolini y Fidel castro

Hay sorprendentes semejanzas entre Hitler, Mussolini y Castro. Los tres comenzaron abrazados a la izquierda. Hitler se definía  a sí  mismo como socialista, la bandera de su partido era roja y decretó el 1 de Mayo como día feriado. Odiaba a la burguesía y consideraba que el fascismo y el comunismo eran la misma cosa. El partido nazi fue fundado (1919) con el nombre de Partido de los Trabajadores Alemanes (DAP). La palabra nazi significaba socialismo, pues era la abreviatura de “Nationalsozialismus”.
Mussolini, llamado Benito por su padre socialista en honor a Benito Juárez, se inició como líder marxista y movilizaba a los trabajadores  en contra del orden “burgués”.  Dirigió el semanario “La Lotta di Classe” y en 1913 fundó la revista “Utopía”.
Excepcionales oradores, los tres tenían el don de la palabra electrizante, convencían a las “masas” de  que  lo blanco era negro,  y padecían de un desmedido narcisismo. Hitler era  ovacionado por multitudes que lloraban; algunas mujeres se desmayaban de emoción. Por eso obtuvo 13 millones de votos en las elecciones de 1932.
En cortometrajes realizados por Leni Riefenstahl, documentalista de Hitler, resulta asombroso ver el parecido de Castro con el líder nazi, al hablar con el mismo tono grandilocuente y agresivo,  y también con las poses histriónicas de Mussolini, como se aprecia en el documental “El fascismo corriente” (1964), que el soviético Mijail Romm realizó a partir de materiales de archivo.
Fidel Castro en julio de 1953 dirigió el asalto a una fortaleza militar, para capturar armas y derrocar al  dictador Fulgencio Batista. El  pésimamente organizado ataque fracasó y a su jefe lo arrestaron. En el juicio a que fue sometido Castro terminó con una bella frase: “Condenadme, no importa, la historia me absolverá”. Y ese fue el título que le puso al programa político y social que escribió en la cómoda y breve prisión que le tocó.
Hitler, en tanto,  asaltó el Ministerio de Guerra en Munich (noviembre de 1923). El ataque igualmente fracasó y en el juicio que le siguieron dijo: Aún cuando los jueces de este Estado puedan condenar nuestra acción, la historia, diosa de la verdad y de la ley, habrá de sonreír cuando anule el veredicto de este juicio y me declare libre de culpas". Luego, en su prisión de nueve meses en la fortaleza de Landsberg,  Hitler escribió su programa político e  ideológico, Mein Kampf  (Mi Lucha).
¿Pura casualidad?. Quizás no tanto. El sacerdote jesuita Armando Llorente, profesor, mentor y amigo de Fidel en el Colegio de Belén, quien con 94 años fue entrevistado en Miami en 2007 –entrevista que reproduce el semanario Elveraz.com--, cuenta que Fidel pidió Mi Lucha en la bibloteca el colegio.
''Estudiaba y leía mucho, con especial predilección libros sobre los conquistadores españoles y escritos de los líderes del nazismo y del fascismo, como Hitler, Mussolini y José Antonio Primo de Rivera”, explicó el prelado español, que agregó: ''(Fidel) cantó conmigo el "Cara al sol'' veinte mil veces y con el brazo en alto”.  “Cara al sol” era el himno de la Falange Española, el partido fascista.
Los ‘gusanos’ de Hitler y Fidel
El Fuhrer llamó gusanos a los judíos,  a los que consideraba que se podía borrar de la faz de la Tierra, o  avasallar. Fidel bautizó como gusanos a quienes no estaban de acuerdo con él, que igualmente se podían  expulsar del trabajo, despojar de sus propiedades, encarcelar, y hasta fusilar.
El Duce creó las camisas negras, cientos de miles de fanáticos con los que entró en Roma y tomó el poder el 30 de octubre de 1922. Hitler  organizó las camisas pardas, convertidas luego en horrendas  tropas de asalto, y Castro organizó las camisas azules de las milicias armadas en 1960, luego las desarmó y  las llamó Milicias de Tropas Territoriales (MTT), y por último creó las Brigadas de Respuesta Rápida,  sin uniforme para que parezcan civiles, y que el gobierno envía a reprimir a golpes cualquier amago de protesta pacífica.
Pero Castro fue más lejos con los Comité de Defensa de la Revolución, organización represiva  a nivel de cuadra para que una mitad de la población vigile a la otra mitad  y las dos juntas informen a la policía sobre lo que hace cada ciudadano.
Otro  enlace entre ellos es el de inventarse un mundo fantástico y  aferrarse a  ideas fijas desconectadas de la realidad. Con Berlín ya ardiendo, y el Ejército Soviético casi a las puertas de su bunker, Hitler continuaba contemplando los planos del futuro Berlín del Tercer Reich que los arquitectos Hermann Geisler y Albert Speer habían realizado.
Resultado de imagen para benito mussolini y Fidel castro
Hoy, con el país soltando los pedazos debido a un sistema social inviable que sólo genera pobreza y esclavitud, Castro insiste en sus reflexiones  que “el futuro pertenece por entero al socialismo”.
Busque este artículo en el BLOG:

Rafael Gallegos    Blog núm. 275

LA COTIDIANIDAD DESPLOMADA

Las absurdas medidas políticas y económicas  de la “revolución” ya llegaron al estómago de los venezolanos. La propaganda basada en Goebbels, los comunistas soviéticos y en sus alumnos más recientes Fidel y Raúl Castro, ya no hace efecto. La publicidad oficial es infinitamente más pequeña que el hambre cotidiana.
Resultado de imagen para Nicolas maduro, Hugo Chavez y Fidel castro
Chávez cantando el Himno Nacional  todos los días a las seis de la mañana y a las doce de la noche por los canales oficiales, no logra rescatar la nostalgia por los comienzos de la”revolución”. Maduro bailando salsa al son de orquestas internacionales, tampoco demuestra la  alegría del  “hombre nuevo”, si acaso parece que estuviera burlándose del “hambre nueva” que ha provocado esta “revolución”. Mientras el venezolano sacrifica su comida en pro de  sus hijos, el presidente los invita a una fiesta en cadena nacional… magnífica representación de la frase poética del gran Andrés Eloy Blanco: el niño pobre ante el juguete caro.
Resultado de imagen para Nicolas maduro, Hugo Chavez y Fidel castro
 Ninguna propaganda puede superar la desesperación por la nevera vacía, la incertidumbre de no saber qué comer mañana, el desencanto de engañar a los hijos con teteros aguados, la heroica vergüenza de los padres dejando de comer para que los hijos puedan alimentarse, el sacrificio de madrugar en una  cola para comprar si acaso dos paquetes de pasta o de harina precocida, el retroceso histórico de las mujeres al tener que usar paños para sustituir las toallas sanitarias, la desesperación de no conseguir medicinas para tratamientos crónicos, el macabro abrazo de la muerte en hospitales sin insumos. Y pensar que esto sucede en el país “con las mayores reservas petroleras del mundo”. “Se acabó la Renta”, nos dicen, lo que no explican es que la utilizaron para arruinar a Venezuela.

Los venezolanos leíamos en la prensa de los setenta, ochenta o noventa,  que Argentina, Uruguay, Brasil, Bolivia, o Perú entre otros países latinoamericanos sufrían miles por ciento de inflación. Pobrecitos, decíamos al unísono. Hoy, los “pobrecitos” somos nosotros, la única nación con esta tragedia inflacionaria. El día a día nos ha enseñado que la hiperinflación es más que alza de precios: es el desplome de la cotidianidad. Inflación es no saber si comeremos mañana, es la certidumbre de la desnutrición de nuestros hijos, es concentrar todo nuestro esfuerzo en conseguir alimentos, por encima de los demás gastos que  por imperativo del bolsillo y de la sobrevivencia, pasan a un segundo, e inexistente plano.
Resultado de imagen para Nicolas maduro, Hugo Chavez y Fidel castro
Con qué propaganda puede el gobierno convencer a su “pueblo” que la “revolución” vale la pena cuando un huevo de gallina cuesta medio día de sueldo mínimo (Bs. 27.000 mensuales), un perro caliente, una empanada, un litro de leche, un solitario pan sobado, o una lechosa valen un día de salario básico; una hamburguesa dos días, un kilo de comida para perros tres días ( quién pudiera comer perrarina),  un kilo de carne cuatro días y el cine, ni les cuento…  y no tomamos como base el cesta ticket, porque no se los dan a los adultos mayores que son más de tres millones y también comen. Según las cifras de canasta básica, los venezolanos sueldo mínimo para comer bien deberían trabajar por lo menos diez meses al mes, o sea… 

Y ahora el dólar disparado. Si la inflación este año superó el 700 %, para el 2017 podrá duplicarse o triplicarse. Aunque usted no lo crea,  el año que sentiremos  nostalgia por este terrible 2106 y diremos que por lo menos hacíamos colas y las cosas costaban dos y tres mil bolívares. A este paso de vencedores,  un pasaje de autobús llegará a mil bolívares y una empanada requerirá un préstamo hipotecario.

Y el gobierno se empeña en justificar este modelo socialista que como todos los que en el mundo han sido, desde Lenin, Mao, Fidel, Allende, Velasco Alvarado, Chávez o Maduro, solo han traído penurias. Todos esos regímenes a pesar de las diferencias de estilo, han tenido los mismos procedimientos y claro, los mismos resultados. Control de divisas, de precios, expropiaciones, estatizaciones, control y que obrero, conculcación de libertades y al final… el pueblo hambriento en el nombre del pueblo.

Hoy los venezolanos estamos probando en carne propia como el socialismo se convierte en desesperación. La “revolución” llegó al estómago del pueblo, que encarecidamente les pide que se vayan. 

Qué vergüenza, la primera hambruna petrolera de la historia.

NUESTRO LIBRO EN AMAZON

Me complace anunciar la venta en  Amazon del libro “Petróleo y gas: el caso Venezuela”, que hemos elaborado conjuntamente Eddie Ramírez y Rafael Gallegos.

Para entender al petróleo.