jueves, 18 de octubre de 2012

Recordando las predicciones para el 2012 de Angel Gabriel Novoa


LUNES, 26 DE DICIEMBRE DE 2011

Ángel Gabriel revela los astros: No habrá cambios en Venezuela, el Presidente seguirá en el poder

Una redacción llena de periodistas escépticos esperaba la llegada del famoso astrólogo y psíquico Gabriel Novoa, mejor conocido como Ángel Gabriel del programa “Volver a ti” que transmite La Tele.
La incredulidad de los comunicadores pasó rápidamente a asombro al comenzar a escuchar la vida de este personaje, que después de unos minutos, frente a nuestra pe­tición, respiró profundamente y con la mirada lejana, comenzó a predecir el futuro: los cambios políticos en el 2012 y la actuación de La Vinotinto para Brasil 2014 fueron algunos de sus presagios. Igualmente no se dejó pasar la oportunidad y se realizó una consulta que no sólo trajo espíritus del más allá, también convenció de sus dones a los del más acá.

-¿Desde cuándo tiene el don de comunicarse con los muertos?

-Esto me sucede desde los siete años. A esa edad comencé a tener encuentros inesperados con el más allá. A partir de ese momento se volvieron consecutivos, simplemente se mostraban entidades fijas, o en movimiento, hasta que a los 12 años hicieron contacto conmigo y comenzaron a demostrarme que no eran parte de mi imaginación.

-¿No le dio miedo eso?

-Claro, era una sensación diferente. Me preguntaba ¿será que hoy van a estar ahí? Era arroparse, apagar la luz y esperar. Sabía que no podía dormirme porque pasaría algo, además de la sensación que me daba, las piernas se me ponían frías, el corazón me palpitaba a mil; eso era indicio de que en ese lugar había algo. No lo podía ver en ese momento, sonaban cosas. Comenzaron a acercarse en forma amigable, luego fue más abrupto y después de eso, quisieron hacerme una especie de prueba para que yo me die­ra cuenta de que no eran malos, que estaban conmigo y me querían ayudar. Nadie, ni mis padres, supo esto hasta que tuve el programa de “Volver a ti”. Yo pensé que no me creerían, esa fue mi primera reacción, además de mi timidez. No era persona de exteriorizar nada, ni de hacer alborotos. De hecho, la primera vez que hablé en público me di cuenta de que tenía miedo escénico, me paré frente a 200 personas y comencé a tartamudear.

-Mencionó una prueba que le hicieron los muertos ¿Cómo fue?

-Ellos me hicieron una prueba sencilla. Dijeron: marca un papel, gíralo y te vamos a decir cuál es. Yo los tiraba en el piso de la sala, uno de ellos se paraba delante del papel y me decía cual era. Métodos muy sencillos para que no me asustara. Luego de eso sí comencé a verlos en las calles y a los 19 años me inicié con la sanación y consultas a través del Tarot. Mi primera aparición fue en Marte TV, como invitado, e hice una sanación a distancia para todas las personas que me estaban viendo.

-¿Cómo fue su adolescencia?

-Tenía un grupo de amigos y siempre experimentábamos. Jugábamos con la Ouija, ese era mi juego de las tardes. Por cierto, es peligrosísimo porque atrae entidades muy bajas y para sacarlas de la casa o de una persona… se está jugando contra todo el mal acumulado de la humanidad.

-¿Qué pasa cuando se topa con un espíritu malo?

-A estas alturas, ya nada. A lo largo de mi experiencia se me ha hecho sencillo alejarlos y lidiar con ese tipo de situaciones. La lucha era antes cuando no sabía manejar el poder del bien. Ésta otra fuerza está muy presente y cuando uno no tiene el control de sí mismo te encuentras a merced de las personas, espíritus o debilidades. Tenemos muchas debilidades y eso hace que los espíritus nos dominen fácilmente.

-¿Todos tenemos un don?

-Sí, el don es producto del alma. Todas las almas, en general, tienen capacidades, pero la personalidad está aquí abajo. No siempre se tiene el conocimiento o la disposición, pero todos lo tienen en algún área. Hay sensitivos, visuales y auditivos donde se proyectan otros planos.

-¿Cuál ha sido su experiencia más dolorosa?

-Me conecto con las energías de las personas que ya fallecieron, es imposible no sentir algo. Al principio era más fuerte pero todavía… hay cosas muy puntuales, cómo el caso de una niña que se presenta en el programa y me señala a un señor sentado en el público. Le expliqué y me dijo que era su hija. Yo los veo muy reales frente a mí, como de carne y hueso, pero también puedo traspasar al plano donde ellos se encuentran. En aquel momento pude ver la casa de ellos -donde estuve como media hora y aquí es como un segundo- y la niña me señaló su cuarto, luego la parte superior del cuarto, y le explico al padre. Él me dice que la niña me cuente y es cuando la veo ahorcada. Le dije lo que vi y empe­zó a llorar preguntando el por qué. Regresé a escenas de la niña y vi como lo que parecía un tío abusaba de ella. Ya el padre lo suponía, pero no con certeza. Fue muy fuerte.

-Entre tus requisitos está la comunicación grupal ¿por qué?

-Hay personas que por el dolor de haber perdido a sus seres queridos se cierran tanto que es difícil que la persona venga a dar una palabra de aliento. Cuando hay dos familiares hay dos puertas por donde hacer la comunicación. Prefiero hacerlo en grupo, son opiniones diferentes, hay muchos casos. Actualmente lo estoy haciendo con 70 personas y al azar. Los espíritus más fuertes del grupo proyectan su energía y comienzo a hacer contacto para que todo el mundo observe.

-¿Le han dicho impostor?

En una oportunidad, al azar, le hacía contacto a una señora. Cuando terminamos se me acerca y me dice: ‘Yo venía a descubrir que esto era una mentira. Iba a salir a decir a los medios sobre su falsedad, pero me voy convencida de que esto es real’.

-¿Por qué los fallecidos deben tener más de seis meses?

-Porque los familiares quedan destruidos emocionalmente y más es el deseo de quitarse el dolor a la necesidad de una respuesta. La ayuda en todo esto es saber que están vivos. Cuando ellos mueren tienen que aprender una lengua nueva, por decirlo así, cuando tienen un año o seis meses ellos hablan fluido.

-¿Es cierto que cuando las personas se van a morir lo saben?

Si, es verdad. Hay personas que saben y otras que no saben nada. Por lo menos mi abuela supo cuando iba a morir. Siete años después dijo: ‘hoy voy a morir, vámonos’. Agarró a mis tías, escribió unas notas, dejó los pagos pendientes y exigió que la llevaran al hospital. Cuando llegó le dio un infarto. Cuando están muy viejitos pueden ver a los que están del otro lado, sobre todo cuando agonizan.

-Lo intangible es difícil de creer ¿cómo hace en su día a día?

-Existe de todo gracias a Dios. La mayoría acepta bastante el hecho de que haya una posibilidad que sea real. No creo que crean al 100% porque este es el mundo de las ilusiones y la fantasía. Uno cree que va tener salud y juventud todo el tiempo, que el dinero es eterno. Creen en el amor perfecto… el mundo vive una ilusión, no me importa si la gente cree o no.

¿Qué le dicen en la calle?

-Han pasado muchas cosas. He recibido burlas, sarcasmos. Una vez en una discotienda colocaron el Carmina Burana a todo volumen. Seguí buscando mis discos y disfrutando de la música. Ha sucedido bastante que personas me digan que soy un farsante o el mismo demonio. Me ofrecen el arrepentimiento y yo les doy las gracias. Escucho lo que me tengan que decir, yo respeto sus creencias aunque ellos no respeten las mías.

-Los espiritistas dicen que ese tipo de don no se cobra ¿por qué usted sí?

-Hay dos razones: es ley de vida. Así como el científico, el carpintero, tienen un don único, eso es un don de Dios, y si todo eso es un don de Dios ¿qué diferencia hay con lo que hago? Lo que no cobro son las sanciones porque es una energía que no me pertenece.

-¿También tiene el don de ver el futuro?

-Sí claro. A través de los espíritus, pero también a través de una capacidad personal. Desde niño yo tenía los llamados déjà vu frecuentemente. A los cinco o seis años ya sabía de cosas que iban a pasar minutos antes de que sucedieran. Hay revelaciones que se me han hecho sobre el planeta, sobre la vida… son cosas que uno se guarda. Otras las he dicho por televisión y se han cumplido. Todo esto es muy delicado. El futuro tiene mucho que ver con decisiones del presente y hay personas que pueden cambiar lo que uno puede ver.

-¿Ha visto su futuro?

-No lo veo, sólo cosas necesarias. No lo veo a voluntad propia porque la mente juega mucho con lo que uno cree que quiere. Un ejemplo de eso es que soy astrólogo, y a veces vienen personas a decirme que quieren ser cantantes, ser famosos y ganarse un Grammy, pero tú ves la carta astral y ella decide tus posibilidades. Yo bajo a la gente muy rápido de la mata y les digo hasta dónde pueden llegar, a qué vienen, hasta dónde se limitan, pero también les digo para dónde tienen más posibilidades. Eso sí, si se ve que pueden lograrlo, pero es muy difícil, les digo que sí se puede, pero les menciono los pasos que tendrían que seguir para alcanzar la meta.

-¿Qué de cierto tienen estas teorías de la ley de atracción?

-Uno puede estar aferrado a algo que quiere y no va a pasar nada. Hay personas que creen que un baño les va a resolver la vida o que un espíritu…

-Pero usted manda baños…

-Sí, pero como algo adicional. Todo en la naturaleza es energía, fue creado por Dios y está cargado de sol, de agua… si uno agarra todos esos elementos y se hace un baño, no puede tener nada de malo. Uno se libera de una energía más densa, pero eso es todo. En el caso del futuro, le digo a la persona que tiene que ac­tuar, moverse. Uno tiene que conocerse mucho y saber a qué vino. Hay personas que nacen con la claridad y otras personas, como yo, que nacimos sin saber qué haríamos.

-¿Cómo uno puede saber a qué vino? ¿Hay que consultarse?

-Desde un psicólogo que te muestra una planilla con las aptitudes, pasando por una carta astral hasta ponerse a pensar en sí mismo qué es lo que se quiere.

-¿Cómo ve la muerte? ¿Le duele?

-Hace un año mi mamá estuvo a punto de morir. No se me había muerto alguien cercano desde los tres años cuando se murió una abuela. Sólo mascotas. Siempre supe que existía ese más allá y pensé que estaba bien preparado, pero cuando me tocó afrontar eso me di cuenta de que aunque había visto y hablado con los espíritus, en definitiva es inevitable el dolor al desprenderse de ese amor y ser querido.

-¿Cómo es el proceso para conectarse con los espíritus?

-Generalmente, cuando voy al programa medito toda la mañana. También como muy sano, no hago na­da que me perturbe para poder llegar al lugar con la mente clara. El ambiente lo preparo previamente porque es sólo una hora y media de grabación y todo tiene que salir bien.

-¿Podría decirnos qué ve en la redacción de 6to Poder?

-En todos los lugares antiguos siempre hay muchas energías de todos. Aquí se deben sentir cosas. No todo el mundo lo podrá sentir, pero pasan. Aquí hay energías de cada uno de ustedes. En la entrada del semanario se siente algo muy fuerte. También siento que hay algo grande, un espíritu, está por la redacción y la oficina. Siempre hay energías que se van a quedar y no por eso les va a pasar algo pero sí podría influir en el comportamiento de algunos. Aquí las personas están muy metidas en su trabajo y no perciben las cosas porque eso no perturba fácilmente.

-¿Y qué ve en el futuro de 6to Poder?

-Como grupo se conformó una entidad. Este ser muestra que ha tenido que pasar por varias etapas complicadas. Veo un cambio de concepto, pero no en su estructura general más bien en su evolución. Es un progreso que va a pasar. Llega algo anexo al semanario, como una revista con otro corte para llegar a otro público y que será otra fuente de ingreso. Van a estar en radio y van a tener un gran impacto con su estrategia. Hay fuerzas que no son visibles, pero son personas reales y que le han hecho un seguimiento fuerte al semanario. Para la radio tienen que mantener el mismo corte porque tendría conflictos de intereses. Se van a terminar de solidificar.

-¿Y qué ves en Venezuela?

-Seguirá todo igual, en el sentido gubernamental. El Presidente seguirá… no se muere ni le veo cambios.

-¿La Vinotinto irá a Brasil 2014?

Si yo dijera que no, las personas se pondrían muy tristes, si yo dijera que sí, todo el mundo apoyaría mentalmente eso. Sí, sí van a clasificar.

A minutos de finalizar el foro, Gabriel Novoa accede a realizar una sesión con uno de nuestros periodistas. La única condición es que en realidad tuviera la necesidad del contacto. Luego de hacer profundas respiraciones, Novoa comienza a intentar el contacto con el familiar de la colega. Para sorpresa de la periodista, no sólo hubo contacto con la persona esperada, que además reveló algunos secretos para la familia de esta joven, sino que también logró relacionar a cuatro cercanos más, quienes se expresaron a través de Novoa. El resto del equipo, en total silencio, escuchaba cada palabra mientras esperaba el gran desenlace, saber si todo lo dicho era verdad, ya que de esta manera, las predicciones de líneas anteriores también tendrían validez. Luego de despedirse el invitado, nuestra compañera comentó que todo lo que había dicho Novoa era acertado, y luego de unas llamadas confirmaría algunos secretos familiares que, por ahora, no serán contados.

Fuente:  http://www.6topoderweb.com