Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

viernes, 26 de febrero de 2016

Mañana se cumplen 27 años de haber ocurrido el llamado "Caracazo"...Hoy esperamos el desenlace del desastre desatado aquel entonces.

EL 27F

Mañana se cumplen 27 años de haber ocurrido el llamado "Caracazo"

REINALDO GADEA PÉREZ |  EL UNIVERSAL
viernes 26 de febrero de 2016  12:00 AM
Mañana se cumplen 27 años de haber ocurrido el llamado "Caracazo" e independientemente de las averiguaciones adelantadas por los tribunales de la República, época de vigencia del llamado sistema acusatorio, y las efectuadas por el Ministerio Público, a raíz de la entrada en vigencia del Código Orgánico Procesal, cuyas normas de transitoriedad fueron desaplicadas por control difuso, mediante sentencia dictada por el Dr. Carlos Escarrá al momento de decidir una solicitud de avocamiento realizada por el entonces fiscal general Iván Darío Badel, existen otra serie de investigaciones, de esas que hacen los especialistas de la historia, que están dando al traste con la tesis mantenida por el oficialismo y la Vindicta Pública.

En efecto, comunicacionalmente y en diferentes escritos, la Fiscalía General de la República ha sostenido que la revuelta popular se produjo como consecuencia de las medidas económicas puestas en práctica por Carlos Andrés Pérez en su segundo gobierno, conocidas también como "El paquetazo".

Sin embargo, ha surgido una nueva tesis, y uno de los investigadores de esos eventos me señalaba que la explicación del Ministerio Público no tiene ni sindéresis ni coherencia por la forma y manera en que se desarrollaron los acontecimientos.

Indicó que Pérez II había sido, primero, precandidato presidencial de Acción Democrática, habiendo sido seleccionado por las bases de su partido frente a la candidatura de Lepage, aupado por el entonces Presidente Lusinchi. A ese momento él comenzó a esbozar cuál sería su programa económico.

Luego, como abanderado presidencial del partido blanco realizó su campaña electoral, dejando claramente explicado su programa de gobierno, que incluía el final del control de cambio, el reordenamiento del gasto público y el aumento de la gasolina, entre otras, así como las medidas sociales que se pondrían en vigencia para proteger a las clases menos favorecidas, entre ellas, algunos subsidios directos.

Tuvieron tanta aceptación las propuestas, me explicaba el investigador, que Pérez resultó electo con el 53% de los votos, trece puntos más que su cercano rival, Eduardo Fernández.

Pérez asumió la Presidencia el 2 de febrero de 1989 en un acto que denominaron "La Coronación" a la cual asistieron innumerables personalidades del mundo entero, incluyendo a un connotado revolucionario que, casualmente, estuvo en el llamado "Bogotazo" el 9 de abril de 1948, cuando era estudiante. Allí hubo protestas, represión y saqueos a consecuencia del asesinato de Gaitán.

Es imposible, me refirió, que un simple incidente en Guarenas con motivo del aumento de pasajes unilateral de los conductores, provocara tan fiera reacción, no en la ciudad mirandina, que fue rápidamente sometida por la Guardia Nacional ante la inoperatividad de la Policía Metropolitana, sino en la ciudad capital. Es indiscutible que esos eventos fueron fríamente calculados por la radical izquierda venezolana, donde los grupos ultrosos tenían y tienen sentadas sus bases.

Es imposible, me narró, que a menos de un mes, y sin haberse puesto en marcha las medidas, ocurrieran esos eventos sin el patrocinio adecuado de los sediciosos, esa es la única explicación que tiene el hecho de un tiroteo, día y noche durante tres días en diferentes lugares ubicados en Catia y El Valle. En el resto del país, al igual que en Colombia, no ocurrió prácticamente nada.

Así pues, la tesis que echa la culpa del Caracazo a las medidas económicas tomadas por Pérez, va perdiendo cada día más terreno, máxime que con la situación que vivimos, que es bastante peor que aquella y nada ha ocurrido, ¿Por qué será eso? Piensen.

gadeaperez@cantv.net

El desenlace



Uno puede definir un sencillo modelo para predecir el desenlace de una guerra: la acumulación de factores desfavorables permite vaticinar la derrota. La acumulación de factores favorables permite vaticinar la victoria. Así, la derrota es una circunstancia que se da cuando se produce la mayor acumulación de factores y atributos desfavorables para una de las partes en combate.
Desde esta perspectiva, el desenlace no ofrece dudas. Hablemos corto y de lo reciente para aprovechar el tiempo y el espacio, mismos que pierde el populismo chavista-madurista en su guerra contra la democracia.
A medida que Hugo Chávez perdía popularidad aumentaba el gasto en misiones y programas sociales. Nicolás Maduro heredó esa popularidad declinante. Con tal lavativa encima, al son de una deslumbrante torpeza y un entorno de precios también declinantes del petróleo que le impidió aumentar el gasto social, Maduro llevó su herencia a niveles mínimos, hecho del que se dio cuenta –sorprendido– el pasado 6 de diciembre de 2015 cuando perdió las elecciones parlamentarias.
Argentina, votó por el cambio el pasado noviembre/2015 y Mauricio Macri ganó la presidencia con poco más de la mitad de los votos: ya no llegarán más maletines negros a la Argentina.
El 20 de febrero y según reportó El Nuevo Herald, el gobierno chino se negó a acceder al pedido de Venezuela para que le otorgue un período de gracia en el servicio de su deuda: los chinos están preocupados por lo que Isaac Newton denominaría el equilibrio inestable de Maduro.
En Bolivia tres días después, el pasado 23 de febrero, Evo Morales fue otro sorprendido: la mitad de su país le dijo No a su reelección. Al igual que Maduro, Evo –uno de los amigos predilectos de Hugo Chávez– dijo que respetaría los resultados del referéndum, lo cual está por verse: a lo mejor se le pegaron las malas mañas de Chávez.
También, el pasado 23 de febrero, los 15 miembros de la Comunidad del Caribe, Caricom, reafirmaron públicamente su apoyo al mantenimiento y la preservación de la soberanía de Guyana y su integridad territorial en la disputa fronteriza con Venezuela. Así, Caricom le pintó la segunda “columbidae” a Venezuela. La primera fue cuando otorgó licencias a medio mundo para explorar, y eventualmente explotar, parte de la plataforma continental de Venezuela, rica en reservas de petróleo y gas con Nicolás Maduro sorprendido sin táctica ni estrategia.
Otra columbidae se la pintó Irán a Maduro el mismo 23 de febrero: el ministro de Petróleo iraní, Bijan Zanganeh, calificó de “ridícula” la propuesta de algunos productores de crudo, incluyendo a Arabia Saudita y Rusia, para congelar la producción en los niveles de enero de 2016.
De esta forma, con un entorno de precios de petróleo que se mantendrán todavía bajos a juzgar por el análisis de expertos, sin Irán y sin China, con Obama viajando a Cuba el próximo 21 de marzo, con una deuda interna con proveedores que según Conindustria monta a 12 millardos de dólares y con vencimientos e intereses de deuda externa de unos 9,5 millardos, con el dengue, la chikungunya y el zika, y sin medicinas ni alimentos, una tasa de homicidio intencional de 90, con inflación, y recesión, sin agua ni electricidad, con planes para “exportar” con un bolívar sobrevaluado, y hasta con Nicmer Evans –el fan N° 1 de Hugo Chávez– tirándole indirectas directas, Maduro no acudirá al Fondo Monetario Internacional a pedir ayuda.
¿Pueden tantas moscas estar equivocadas?
Sun Tzu diría: El desenlace es inevitable.