lunes, 6 de febrero de 2012

Un gran astrólogo: José Hernández que publica los domingos en El Nacional

sMartes 14 de agosto de 2007

Haga click aquí para agregar esta noticia a sus recortes

José Hernández, cosmobiólogo: "No somos esclavos del cosmos"

Dedicado a recuperar el prestigio de una ciencia desvirtuada por inescrupulosos mediante prácticas adivinatorias inadmisibles, transmite sobre una base científica la esperanza y probabilidad de que la humanidad cambie, si quiere, su destino de guerras y acabe el nocivo divorcio que tiene con la madre naturaleza.

POR FERNANDA GARCÍA

Traspasa fronteras transmitiendo la verdadera esencia de la cosmobiología. Es la misión de vida de José Hernádez, vocación que descubrió con la práctica de esta disciplina que hoy lucha por ganarse un espacio, liberándose de mitos y falsas creencias que por años desvirtuaron a la astrología. Y no es que los astros y el cosmos no tengan que ver con nuestra evolución y el afán de trazar un mejor destino para los seres humanos; el asunto es que ahora está capacidad de ser arquitectos de nuestra propia existencia se sustenta sobre rigurosas investigaciones y bases científicas que le retribuyen la seriedad y prestigio perdido a costa de la charlatanería y la especulación de quienes osan ofrecer adivinar el futuro burlando la confianza de cientos de mortales crédulos y vulnerables.

José desde joven descubrió su interés por la cosmobiología, y aunque nació en Perú, fue en Venezuela -donde se radicó- que se dedicó a estudiarla. Representante de la Gran Fraternidad Universal ante el Consejo Consultivo Económico y Social de la Naciones Unidas en Nueva York, fue invitado por la filial en Chile de la GFU para organizar cursos de astrología científica en Viña del Mar y otras ciudades.

-¿Cuál es la diferencia entre astrología y cosmobiología?

"La astrología es una sola, pero había tanta especulación y deformaciones que, se ha alejado de sus fuentes. Este conocimiento forma parte de las culturas madres porque en todas ha habido un cocimiento astrológico presente, por eso hoy se habla más bien de cosmobiología".

-¿Está desacreditada la astrología?

"Lo que ocurre es que en la astrología existe la concepción a lo largo de varios siglos de que lo que predicen los astros es lo que forzosamente tiene que ocurrirnos. En cambio, la cosmobiología te enseña que uno puede definir las cosas, tomar lo que te sirve y no tomar lo que no te vaya a servir".

MITOS

-¿Qué mitos afectan hoy a la astrología?

"Una persona que tiene dos o tres meses de estudio de astrología ya se considera astrólogo y este conocimiento a lo menos se tarda cinco años; depende de la intensidad. Detrás de la astrología existe una disciplina, una base matemática, mucha investigación, constatación porque para poder aseverar algo hay que presentar las evidencias".

-¿En qué base científica se sustenta la cosmobiología?

"Nosotros tenemos en nuestro organismo elementos como plomo, oro, cobre, minerales, etc. Esos mismos elementos se encuentran en la naturaleza y en el cosmos. De acuerdo con la posición en que se encuentre determinado planeta se forma una especie de magnetismo, de polaridad entre el elemento orgánico y el elemento inorgánico y esto predispone situaciones".

-¿Cuál es entonces la aplicación práctica de la cosmobiología?

"Nosotros no estamos predeterminados, sino predispuestos por las influencias y debemos saber manejarlas. Es como hablar de diferentes vías para ir a Santiago, una autopista, una carretera, un camino de piedra o montañoso. Para ir al destino de tu vida en cuanto a trabajo, tu objetivo, tus sentimientos, tu familia puedes escoger el camino que prefieras".

-¿Entonces no nacemos predeterminados sino predispuestos?

"Lo que pasa es que existe el libre albedrío. Si estuviéramos determinados por el cosmos, si nuestro destino estuviera determinado, entonces para qué estamos acá. La predisposición en cambio, es todo lo que existe en la naturaleza con su propio campo influenciable, ya sea un lugar lleno de plantas o una pieza con paredes negras. Acércate a una persona; te va a influir en algo y tú a ella. Todo es un intercambio de vibraciones, de influencias pero tampoco necesariamente es la misma para todos. Al estar rodeado de paredes negras algunos se comprimen otros no. Tampoco quiere decir que todos se relajan en un campo de plantas verdes".

-¿De qué depende?

"De uno. De cómo conduzca su vida. Existen esas predisposiciones que son ciertas, son válidas pero uno las escoge o no las escoge".

-¿Es verdad que uno atrae las energías negativas?

"Exacto. Es necesario trabajar con la mente, por eso el yoga ayuda a limpiar la mente a no predisponernos, a no inhibirte, a desarrollar nuestro potencial y el libre albedrío es el elemento fundamental para que uno pueda tomar decisiones, es el que te ayuda a evolucionar. Quedarte a expensas de lo que va a suceder no ayuda. No somos esclavos del cosmos, ni de los planetas".

MISIÓN EN LA VIDA

-¿Podemos saber cuál es nuestra misión en la vida a través de la cosmobiología?

"Claro que si, lo que pasa es que cuando hablamos de misión hay que entenderlo en su sentido específico y su sentido global. La misión que uno tiene en su vida, en términos generales, es hacer lo que a uno le gusta pero hay que hacerlo bien en cuanto a su responsabilidad familiar, personal, laboral, etc. Entrar en el terreno específico es encontrar en qué aspecto de la vida uno puede llegar a tener una mayor trascendencia".

-¿Cómo saberlo?

"En la carta astrológica, en base a las carreteras y autopistas que te decía, encontrará uno para qué uno ha llegado a esta vida, no en forma literal, sino qué cosa puede ofrecer a la humanidad, qué puedo dar yo a mis congéneres, cómo puedo ayudar al resto de la gente a mí y a mi familia. La carta astral habla de potencialidades, trabaja sobre eso y tú ves qué te gusta, porque la misión de cada quien requiere un alto grado de identificación. Pero es delicado porque uno de los aspectos más trascendentes que tiene el ser humano es la misión que cada quien debe cumplir y sino hay una preparación correspondiente por parte del astrólogo él puede entrar en el terreno de la especulación".