martes, 7 de junio de 2011

Trastornos mentales: principal causa de discapacidad en jóvenes

La bendición

Pedir la bendición es una de las costumbres más bellas de nuestra fe

JOSÉ MANUEL OTAOLAURRUCHI, L.C. | EL UNIVERSAL
martes 7 de junio de 2011 12:00 AM

Pedir la bendición es una de las costumbres más bellas de nuestra fe. Antes de salir de viaje los padres bendicen a los hijos para que Dios los libre del mal y les permita volver salvos a casa. En muchos hogares la prole pide la bendición antes de retirarse a dormir para que Dios les conceda una noche tranquila. En la calle con frecuencia le piden al sacerdote la bendición diciendo: "¡Bendígame, padre!".

La bendición es un sacramental. Un sacramental es un signo sagrado a través del cual se otorgan dones espirituales a la persona que los acoge con buenas disposiciones. La forma más común es la bendición. Por eso se bendice a los niños, a los novios, las imágenes u objetos religiosos e incluso lugares públicos para favorecer la sana convivencia y la cordialidad.

El sacerdote bendice rociando con agua bendita o haciendo la señal de la cruz. Los fieles la reciben santiguándose, es decir, llevando la mano de la frente al pecho y del hombro izquierdo al derecho pasando por el corazón. De esta manera quedan blindados la mente y el corazón de los malos pensamientos y deseos. Cuando nos santiguamos manifestamos el compromiso de querer guiar nuestra vida por el sendero del bien y de la verdad. Expresa una actitud de humildad, pues solo pide auxilio el que sabe que lo necesita.

Para valorar la bendición, podemos considerar su contrario, la maldición. Llamar maldito a una persona es más grave que cualquier insulto y conjurar una maldición es algo diabólico. Recordemos la historia de Jacques de Molay, el gran maestre de la orden de los templarios, condenado a morir en la hoguera por orden del rey de Francia, Felipe IV, el Hermoso. Antes de ser abrasado por las llamas, Molay emplazó al Rey, al Canciller y al Papa a comparecer ante el tribunal de Dios en el plazo de un año, y los tres efectivamente murieron en ese tiempo. Cualquiera podría pensar que se trató de una maldición, pero Marigny, el fiel administrador del rey de Francia, quien a punto de ser ahorcado a traición se dio cuenta de que: "La maldición no venía de Dios, provenía de sí mismo y no tenía otra fuente que sus propios actos, y lo mismo sucedía con todos los hombres y con todos sus castigos". Son nuestras obras las que nos premian o condenan.

Jesús antes de ascender a los cielos nos bendijo, nos concedió la gracia para librarnos del maligno y resistir las tentaciones del pecado original. Al mismo tiempo cada uno debe ser una bendición para su familia, sus amigos y su patria. Ser ungüento que cure los dolores de tantas personas que sufren, ser motivo de esperanza para los que padecen penas y dolores.

@jmotaolaurruchi


Cuando vuelvan a pedir la bendición a una figura parental que los
quiera y les de la seguridad y equilibrio que merecen como niños
otro gallo cantará...


Notitarde 06-06-2011

Trastornos mentales: principal causa de
discapacidad en jóvenes



NOTA: Entre el abuso de la TV, la competitividad
y la ausencia de valores sobre todo de la familia,
pues los muchachos tienen
que "calarse por que si" el cuento de las múltiples
"parejas" tanto de "mi Papá" como de "mi mamá",
quienes con un egoísmo extremo le hacen vivir en contra
de sus exigencias como niño y adolescente. Debe
ser un "adulto madurado en periódico" que se cala
esa sucesión de especímenes que se acuestan con sus
padres, o la soledad histérica de la mujer sin pareja
porque a éstos les dió la gana tenerlo soltera y ahora no
sabe qué hacer y él se convirtió en una "carga problemática"
o divorciarse o por "evolución"
tener "parejas multifuncionales" ¿A quién le importa
qué piensa él o ella de éso? Son niños y eso deja una
herida que a nadie la importa porque supuestamente
la espiritualidad es una "creencia" que hay que suprimir
y "hay que respetar a los padres" ahi si como era
antiguamente...¿Con qué moral se le impone éso si nadie
lo ama sino que en aras de la supuesta "libertad" es él una
alfombra que sirve pero no se cuida como es...





BBC Salud

Las enfermedades mentales como la depresión, el abuso de alcohol, trastorno bipolar y esquizofrenia, son la principal causa de discapacidad entre jóvenes y adolescentes en el mundo, revela una investigación.

Estos trastornos, señala el informe llevado a cabo por la Organización Mundial de la Salud (OMS), representan el 45% de las enfermedades que afectan a la población de entre 10 y 24 años de edad en el mundo.

Y son una carga de salud pública mucho más importante -por la pérdida de años de vida debido a la discapacidad- que las lesiones por accidentes de tráfico y las enfermedades infecciosas y parasitarias, como malaria y VIH.

Y sin embargo, dice el informe publicado en la revista médica The Lancet, los adolescentes y jóvenes han quedado relegados en los programas de salud porque siempre se ha considerado a este grupo de edad como un "grupo sano".

Período crucial

Tal como señala Fiona Gore, quien coordinó el estudio, ésta es la primera investigación que analiza las causas globales de discapacidad entre los individuos de entre 10 y 24 años.

"Aunque en estos años emergen problemas de salud importantes y factores de riesgo de enfermedades que se desarrollarán en el futuro, se desconoce cuál es la carga global de enfermedad de estos individuos" dice la investigadora.

Tradicionalmente, los programas de salud pública en todo el mundo tienden a centrarse en la salud de los niños menores de cinco años.

Este grupo de edad sigue siendo el más vulnerable y el que representa la tasa más alta de mortalidad en el mundo.

Pero tal como señalas los investigadores, la adolescencia y juventud son períodos cruciales porque en ellos se establecen los factores de riesgo de varias enfermedades y problemas de salud más tarde en la vida, como el abuso de sustancias, los embarazos no deseados y las infecciones de transmisión sexual.

Discapacidad

Los científicos utilizaron los datos del Estudio Global de Enfermedades llevado a cabo por la OMS en 2004 en países de altos, medianos y bajos ingresos.

Con esos datos calcularon cuáles eran las causas específicas que estaban conduciendo a una pérdida de años de vida debido a discapacidad en cada región del mundo.

Los resultados mostraron que entre este grupo de edad, que suma cerca del 27% de la población total del mundo (unos 1.800 millones de personas) se presentan más enfermedades que causan discapacidad a largo plazo, que enfermedades que causan muerte.

Los investigadores encontraron que la principal causa de discapacidad tanto en hombres como mujeres son las enfermedades neuropsiquiátricas, con una incidencia de 45% en la población, principalmente la depresión, el abuso de alcohol, esquizofrenia y el trastorno bipolar.

Las lesiones no intencionales, principalmente los accidentes de tráfico, son la segunda causa de discapacidad (12%) y en tercer lugar, con una incidencia de 10%, están las enfermedades infecciosas y parasitarias, como malaria, VIH y tuberculosis.

África

La región más afectada por estas discapacidades, afirma el estudio, es África. Y en todas las regiones del mundo se encontró que la edad en que comienzan a aparecer los factores de riesgo de discapacidad es entre los 15 y 19 años.

"En los primeros años de la adolescencia la aparición de enfermedades que causan discapacidad es baja" afirman los autores.

"Sin embargo, las tasas aumentan drásticamente en los últimos años de la adolescencia y primeros años de la adultez tanto por el abuso de alcohol como las relaciones sexuales sin protección".

"Otros factores de riesgo que por lo general comienzan en la adolescencia son el consumo de tabaco, poca actividad física, alta presión arterial, sobrepeso y obesidad, y su contribución a enfermedades sólo se hace aparente hasta la etapa media y última de la adultez", agregan.

Tal como señalan los investigadores, este estudio pone de manifiesto "la necesidad de enfocar los esfuerzos en la prevención de las enfermedades no transmisibles y en los factores de riesgo que no causan mortalidad sino discapacidad en adolescentes y jóvenes".


Notitarde 03-06-2011

En Venezuela el único aborto provocado, aceptado legalmente, es el médicamente necesario. (Foto: Cortesía)

|

El aborto: una opción con secuelas psicológicas


Valencia, (Rebeca Anais Peña / Web Notitarde).- Con casi 40 años de edad, desempeñando el rol de padre y madre de dos hijos de 8 y 5 años, una vida hecha y circunstancias económicas desfavorables, Paola Gómez se enfrentó ante una situación que le cambiaría la vida, un embarazo no deseado de una relación socialmente prohibida.

La decisión de abortar estuvo envuelta en dudas; sin el apoyo del padre, con bajos ingresos económicos, los señalamientos de la sociedad y principios religiosos llenaban de confusión a esta mujer que se preguntaba si asumir o no las consecuencias de haber olvidado por un día tomar la pastilla anticonceptiva.

"Sentí como si se me desprendiera algo por dentro y sí, me dolió mucho, me sentí mal, muy mal, en un principio físicamente adolorida, fueron dos semanas convaleciente en casa, el sufrimiento no era sólo corporal sino emocional, estaba devastada", comentó Paola respecto a su aborto.

La práctica fue llevada a cabo por un doctor que trabaja estos casos en secreto, el método empleado fue el de succión o aspiración, en condiciones aptas tanto médicas como sanitarias, para aquel entonces, en 1998, por un costo de tres millones de bolívares, monto que costeó la pareja de la entrevistada.

En Venezuela el único aborto provocado, aceptado legalmente, es el médicamente necesario, en el cual peligre la vida de la madre o del feto. Referente al tema, la Gineco- Obstetra Eberlyn Vélez, quien atiende constantemente embarazos precoces en Guacara, zona de estrato socioeconómico D y E, afirma que existen diversos tipos de abortos clandestinos, práctica que define como criminal y antiética, en el caso de ser realizada por un profesional de la medicina.

Por su parte, la Psicóloga Corian Asprino, quien trata con casos de mujeres que presentan problemas emocionales o traumáticos post- aborto, indica que muchas de sus pacientes acuden al tratamiento psicológico en general a partir de los 3 meses, frecuentemente por motivos asociados y una vez que están en proceso de terapia es que se descubre que hay una situación de aborto no resuelta, vinculada con el problema inicial.

Explicó que desde el punto de vista psicológico las consecuencias pueden ser: síntomas depresivos, ansiedad, estrés, trastornos de sueño, problemas de conducta, disfunción sexual o incapacidad de sentir placer, pensamientos suicidas, en líneas generales todo lo que está asociado a ese duelo no resuelto o situación traumática.

"Cada quien puede hacer con su cuerpo lo que quiera, pero responsablemente, actuar con libertad implica considerar las consecuencias de tus acciones. En cuanto a los límites que imponen la sociedad y los ingresos económicos, deben ser justamente los factores a considerar cuando se toman decisiones referidas a la conducta sexual", reflexiona Paola quien concluye, "Aún hoy después de 12 años, me duele y en momentos de depresión lloro y me pregunto cómo sería mi hijo, que sexo tendría, a quién se parecería, no lo he superado y creo que nunca lo haré" concluyó Gómez.