Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

sábado, 29 de octubre de 2011

La imagen fluye en Arte Ascaso "El Columpio Español" se expone en la Galería de Arte Ascas

La imagen fluye en Arte Ascaso

"El Columpio Español" se expone en la Galería de Arte Ascaso

DUBRASKA FALCÓN | EL UNIVERSAL
martes 25 de octubre de 2011 12:00 AM

Una catarata gigante, de tres metros de altura, que vomita 1.500 litros de pintura negra captará de inmediato la atención de quienes visiten la exposición El Columpio Español de la Galería Arte Ascaso, en Las Mercedes. La muestra, curada por el investigador Roc Laseca, se fundamenta en una premisa única: la imagen.

"El planteamiento curatorial se centra en examinar el comportamiento que tiene la imagen casi en su condición de animal vivo", asegura Laseca, quien presenta la muestra a propósito del Bienio Español de Venezuela. "Estamos acostumbrados a consumir imágenes permanentemente, nos encontramos frente a un flujo continuo de imágenes, pero no tenemos tiempo para observar ni analizar su naturaleza. Ni siquiera nos damos cuenta de que la naturaleza de la imagen es conflictiva; de que se construye en un campo de lucha", agrega.

En total serán 148 obras de los artistas ibéricos Adrián Alemán, Teresa Arozena y Gonzalo González, Beatriz Lecuona y Oscar Hernández. Cinco creadores, que a través del dibujo, la fotografía, la escultura y la instalación, se encargarán de detener al espectador frente a sus piezas, y explicarle cómo se comporta la imagen.

"Es pertinente que evaluemos y observemos la naturaleza de la imagen. Estamos viviendo una contemporaneidad visual. Yo trabajo en el campo del paradigma de la complejidad y ahí desarrollo mi actividad semiótica. Ahí analicé la imagen como un cuerpo arrojado al mundo", afirma el también semiotista Roc Laseca.

Para realizar este análisis, el curador español escogió el columpio como metáfora. Esto es: el vaivén del instrumento con el que acostumbran divertirse los niños le sirvió para hacer visible, según afirma, la cultura visual.

Es por ello que dividió los tres pisos de la galería según el tipo de viaje que generaba el columpio. "Para representar la metáfora del columpio ilustré los movimientos que penetran la imagen en su interior; es que ella se debate siempre entre dos moralidades en conflicto. Estos dos puntos son el balanceo en el que el columpio lo que hace es oscilar. Y eso se traduce en que oscila, por un lado, entre la voluntad por ilustrar los temas y, por el otro, en su propia contradicción".

La oscilación del columpio se detiene en el primer piso de la Galería para presentar la catarata, que se retroalimenta de pintura negra con nueve bombas hidráulicas. La obra realizada por los artistas Beatriz Lecuona y Oscar Hernández presenta, según Laseca, una imagen que se debate entre el tiempo y el espacio.

"La instalación lo que muestra es un flujo continuo de imágenes en movimiento, litros y litros de pinturas que somos incapaces de detener para dibujar un cuadro o construir una obra. Solo lo vemos".

El conflicto que genera la imagen entre el cuerpo y el fantasma llenan el segundo piso de Arte Ascaso con las fotografías de Teresa Arozena y las esculturas de Gonzalo González.

"La imagen es en sí misma corporal: tiene peso, volumen. ¡Adquiere corporalidad! Pero el fantasma, que son las fotografías, son en sí un cuerpo virtual. La obra es un campo holográfico: está interesada no en ser sino en parecer. Ahí está la contradicción. Teresa y Gonzalo exponen eso (...) Es él quizás la figura con más trayectoria dentro de la exposición. Nos presenta un caso Neodadá con los objetos. Como han dicho muchos expertos, lo que hace es revisar el minimalismo. Él rellena el cubo que el minimalismo quiso dejar vacío", dice Laseca.

El también doctor en Teoría de Arte y Prospectiva Cultural afirma que, en el tercer piso de la galería, la metáfora del columpio dibuja una curva entre la comunidad y la muerte. Esta representación se logra gracias a las imágenes de Adrián Alemán, quien "habla de cómo la muerte aparece organizando el tiempo y el cuerpo".

Alemán muestra una serie de fotografías en las que capta y documenta la llamada Fosa de San Andrés, ubicada en Santa Cruz de Tenerife. Hoy los barcos de mercancía, que no pueden incorporarse al puerto, descansan ahí. Pero en la época franquista allí eran arrojados los cuerpos de los fusilados.

"Son tres pisos: mente, cuerpo y muerte. Todo termina derivando siempre en una reflexión hacia la muerte. Esta es una exposición que limita entre el hombre y el tiempo".

dfalcon@eluniversal.com