Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

viernes, 7 de diciembre de 2012

"Este evento, que iniciamos un día 4, del mes 4, de 2004, gira alrededor del instrumento más emblemático de la música venezolana. Se trata de darle permanencia en el tiempo" al cuatro, comenta Hurtado, quien ha logrado efectivamente una vitrina no solamente de intérpretes, sino de fabricantes del instrumento, así como un trabajo de formación importante.


El cuatro florece y brinda frutos en su sexta edición

Hoy se darán a conocer los ganadores de la Siembra 2012.

imageRotate
Hurtado, junto con Marco Tulio Mendoza, emprendió este encuentro (Cheo Pacheco/Archivo)
Contenido relacionado
ÁNGEL RICARDO GÓMEZ |  EL UNIVERSAL
viernes 7 de diciembre de 2012  08:01 AM
Jorge Glem, Héctor Molina y Edward Ramírez de C4Trío salieron de la Siembra del Cuatro impulsada por Cheo Hurtado. Son probablemente los más conocidos, pero hay otros nombres que afloran en la cosecha: Miguel Siso, Carlos Capacho, Rodney Silva, José Luis Lara, Albert Hernández, Lisett Hernández, Luis Pino... 

Cheo Hurtado no teme que lo dejen sin trabajo. Se sonríe y responde: "Tenemos que sumar y lograr que el cuatro se gane su espacio, se han multiplicado los intérpretes del cuatro, además, somos muy pocos cuatristas, si se compara con la cantidad de violinistas del Sistema". 

Hoy se darán a conocer los resultados de la sexta edición del encuentro -el cuarto competitivo- que se realiza desde ayer en la sala José Félix Ribas del Teatro Teresa Carreño. 

En la justa participan diez jóvenes de entre 16 y 30 años, provenientes de Bolívar, Carabobo (dos), Mérida, Guárico, Miranda, Sucre, Anzoátegui, Monagas y Yaracuy. 

"Este evento, que iniciamos un día 4, del mes 4, de 2004, gira alrededor del instrumento más emblemático de la música venezolana. Se trata de darle permanencia en el tiempo", comenta Hurtado, quien ha logrado efectivamente una vitrina no solamente de intérpretes, sino de fabricantes del instrumento, así como un trabajo de formación importante. 

Este año, por ejemplo, se muestra el trabajo del luthier tachirense Édgar Ramírez, quien además de mostrar su trabajo en una exposición sonora, proporciona el cuatro que sirve como premio. 

¿Que si haría la Siembra de la Bandola? Cheo Hurtado no lo descarta, siempre y cuando las condiciones y los recursos estén dados, aunque votaría porque otro lo produjera.