Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

miércoles, 16 de febrero de 2011

Como Martin Lutero en 1520...15 jóvenes, un pajarito y Faceboock cambiaron la historia del mundo



JUEVES, FEBRERO 03, 2011

Y de pronto, la revolución




Santiago Alba Rico



En 1999 dos perros se cruzan en la frontera.
Uno, argelino, flaco, desfallecido, cojo y roído
por las pulgas, trata de entrar en Túnez; el otro,
tunecino, lustroso, bien alimentado, limpio,
saludable, trata por su parte de entrar en Argelia.
El tunecino está perplejo: “¿por qué quieres entrar
en mi país”, pregunta. El argelino responde: “porque
quiero comer”. E inmediatamente añade, aún más
perplejo que su compañero: “Lo que no entiendo es
por qué quieres entrar tú en Argelia”. El tunecino entonces
contesta: “porque quiero... ladrar”.

En 1999, cuando se contaba este chiste en los
medios intelectuales, Túnez estaba amordazado,
pero a cambio disfrutaba -se repetía- de una situación
económica incomparablemente mejor que el resto del
mundo árabe. Con un crecimiento medio del 5%
durante la década pasada, el FMI ponía al país como
ejemplo de las ventajas de una economía liberada de
las trabas proteccionistas y en el año 2007 el Foro
Económico Mundial para Africa lo declaraba “el más
competitivo” del continente, por encima de Sudáfrica.
“Kulu shai behi”, todo va bien, repetía la propaganda
del régimen en vallas publicitarias, editoriales de prensa
y debates coreográficos en la televisión. Mientras el gobierno
vendía hasta 204 empresas del robusto sector público
creado por Habib Bourguiba, el dictador ilustrado y
socialista, se multiplicaba el número de 4x4 en las calles,
se construían en la capital barrios enteros para los
negocios y le loisir y hasta 7 millones de turistas acudían
todos los años a disfrutar de la cada vez más sofisticada y
sólida infraestructura hotelera del país. En el 2001, cuando
se abrió el primer Carrefour, símbolo y anuncio del ingreso
en la civilización, algunos podían hacerse la ilusión de que
Túnez era ya una provincia de Francia. Era un país maravilloso:
la luz más limpia y hermosa del mundo, las mejores playas,
el desierto más hollywoodesco, la gente más simpática.
No se podía hablar ni escribir, es verdad, pero a cambio
la gente engordaba y el islamismo reculaba. La UE y Estados
Unidos, pero también las agencias de viajes y los medios
de comunicación contribuían a alimentar la imagen de un país
más europeo que árabe, más occidental que musulmán,
más rico que pobre, en transición hacia la felicidad del
mercado capitalista. No se podía ni hablar ni escribir, es
verdad, y también es verdad que ocupaba el segundo
lugar en el ranking mundial de la censura informática,
pero el esfuerzo del gobierno merecía una recompensa:
Túnez organizó una Copa de Africa, un Mundial de
Balonmano y en 2005 una insólita Cumbre de la
Información durante la cual se ocultó al mundo una huelga
de hambre de jueces y abogados y se detuvo a periodistas y
blogueros.

A poco que alguien se hubiese molestado en rascar
bajo esa superficie bien barnizada habría descubierto
una realidad bien distinta. Nadie o casi nadie lo hizo. De
enero a junio de ese año 2005, por ejemplo, El País publicó
618 noticias relacionadas con Cuba, donde no pasaba nada,
y 199 sobre Túnez, todas sobre el turismo o el mundial de
balonmano; El Mundo, en esas mismas fechas, registró
5162 entradas sobre Cuba, país donde no pasaba nada,
y sólo 658 sobre Túnez, casi todas sobre el mundial de
balonmano; y ABC tendió 400 veces la mirada hacia
Cuba, país donde no pasaba nada, mientras sólo mencionaba a
Túnez 99 veces, 55 de ellas en relación con el mundial de balonmano.
El 10 de marzo de ese mismo año una rápida búsqueda en Google
entregaba 750 enlaces sobre el reparto del gobierno cubano de
las famosas ollas arroceras y sólo tres (dos de Amnistía
Internacional) sobre la huelga de hambre y la tortura a presos
en Túnez.

Pero lo cierto es que Carrefour y los humvee -y la vida
nocturna en Gammarth- ocultaba no sólo la normal
represión ejercida por Ben Ali desde 1987, año del
golpe palaciego o del Gran Cambio, sino también la
desaparición de una clase media que había comenzado a
formarse en los años 60 y había sobrevivido a la crisis de
finales de los 80. Unos pocos entraban en el Carrefour y
otros muchos salían del país: hasta un millón de jóvenes
tunecinos -sobre una población de 10 millones- viven
fuera, sobre todo en Francia, Italia y Alemania. Mientras
una minoría dejaba el francés por el inglés y despreciaba,
por supuesto, el dialecto tunecino, la estructura educativa
heredada del régimen anterior, relativamente solvente,
se degradaba de tal modo que el último informe PISA relegaba
a Túnez a uno de los últimos diez lugares de la lista de la OCDE.
Mientras veinte familias disfrutaban del ocio en los Alpes o
en París, el paro aumentaba hasta alcanzar el 18%, el 36%
entre los más jóvenes: entre los diplomados y licenciados
pasaba de un 0,7% en 1984 a un 4% en 1997 para dispararse
a un 20% en 2010. En el espejo del Carrefour -en medio de
la publicidad atmosférica que invitaba a un consumo inaccesible-,
los jóvenes de la banlieue de la capital y de las regiones del centro
y sur del país parecían conformarse con poder disfrutar de ese reflejo.

¿Quién se beneficiaba de este crecimiento bendecido por el
FMI y por las instituciones europeas? Básicamente una sola
familia, extensa y tentacular, a la que los despachos de la
embajada estadounidenses filtrados por wikileaks describen
como un “clan mafioso”. Se trata de la familia de Leyla Trabelsi,
la segunda esposa del dictador, hasta tal punto dueña del país
que muchos se referían a Túnez (la Tunisie) como La Trabelsie.
Ben Alí y su familia política se habían apoderado, mediante
privatizaciones opacas, de toda la actividad económica de
la nación, convirtiendo el Estado en el instrumento de un
capitalismo mafioso y primitivo o, mejor, de un feudalismo
parasitario del capitalismo internacional.

NOTA: FIDEL CASTRO Y SU VIEJERO es la mismaaa cooosa en
el supuesto "comunismo": todo para mi, vaya, nada para tí.
He observado que Fidel aún enfermo, Raúl Castro, el asesino
Ramiro Valdés, y el negrero que nos han enviado como "médicos",
asesores de "deportes" y de cuanta vaina hay y de la que no
saben nada, o sea, el G2 encubierto, está formado
por tipos grandotes y gordotes, mientras Yoanny Sánchez,
las "damas de blanco", la "jineteras y el "amado pueblo cubano"
están más flacos y desnutridos que los
Yoanny Sánchez y su blog "Generación Y" le han
ganado la partida al G2 cubano y a Ramiro Valdés
en comunicar al mundo "la verdad" que viven
en la Cuba utópica, en el "mar de la felicidad"
para europeos intelectuales y sudamericanos
trasnochados y detenidos en la evolución humana,
que no aceptan que se pusieron viejos, que la
vaina fracasó tanto que hasta Fidel senil lo
ha "Confesado" en sus "Reflexiones". Yoanny
y los blogueros y rockeros cubanos lo han hecho
como le ha dado la gana, aunque le caigan a palo
al esposo de ella, la respetuosa de los derechos
humanos y civiles: los fanáticos milicianos y
policías de la Revolución Castrocomunista.
El poder de las redes sociales e Internet es tan
grande que recuerda la Reforma Protestante
contra la Iglesia católica de
Martin Luther by Lucas Cranach der Ältere.jpeg

Lutero a los 46 años de edad
(Lucas Cranach el Viejo, 1529)


Martín Lutero(Eisleben, Alemania,10 de
noviembre de 1483


en 1520 y siguientes, teólogo, fraile católico
agustino recoleto que a través de la

Archivo:Buchdruck-15-jahrhundert 1.jpg
Imprenta Siglo XV


imprenta,novedad creada en 1440
aproximadamente, de la mano de
En Europa, muchas imprentas favorecían
a Lutero la unión con los tipógrafos
que eran secuaces suyos, rápidamente
publicaban los escritos de Lutero y retrasaban
los emitidos por las autoridades eclesiásticas.
Fue asi, el primer "hereje" que dispuso de un medio
de comunicación eficaz, poderoso, rápido para
transmitir sus propuestas de reforma colocadas
en la catedral de Wittenberg (Alemania), contra
el Papa León X y la poderosa Iglesia que tenía espías por
todas partes y lograr sus objetivos. Como los
muchachos árabes y los cubanos sus críticas eran
como toda crítica revolucionaria, sin matices, y al
igual también que nuestros huelguistas de hambre
venezolanos que son reseñados por los medios
de comunicación, Lutero logró la Reforma Protes-
tante siendo "hijo de la imprenta" (la Twitter, Face-
book etc. de la época) pues su fuerza estaba en ella.





Miserables de Victor Hugo, que tanto aman Chávez y
Farruco Sesto, hasta lloran mencionándolos.
¿Qué pasará en Cuba? Hay que preguntarle a la revista Forbes
y su lista de millonarios para que entreviste a Fidel...¡Cosa
más grande Caballero, la lucha de clases!!!


La lista de sectores saqueados por el clan resulta apenas
creíble:
la banca, la industria, la distribución de automóviles, los
medios de comunicación, la telefonía móvil, los transportes,
las compañías aéreas, la construcción, las cadenas de
supermercados, la enseñanza privada, la pesca, las bebidas
alcohólicas y hasta el mercado de ropa usada. No puede
extrañar que, durante las revueltas de estos días, se hayan
asaltado tantos comercios, empresas y bancos; se ha
hablado de “vandalismo”, pero se trataba también de un
vandalismo certero o, en cualquier caso, de un vandalismo
que, incluso cuando se desencadenaba al azar,
inevitablemente acertaba: golpease donde golpease,
golpeaba sin duda una propiedad de los Trabelsi.


Fortaleza inexpugnable donde vive Fidel Castro.


En este cuadro de represión y apropiación,
había que tender el oído para escuchar el ruido
de la marea ascendente. Pocos lo hicieron, ni siquiera
cuando en enero de 2008, en Redeyef, cerca de Gafsa,
en las minas de fosfatos, otro incidente menor -una
protesta por un acto de nepotismo- puso en pie
de guerra a toda la población. Durante meses se prolongaron
las huelgas, hubo cuatro muertos, doscientos detenidos,
juicios sumarísimos con penas escalofriantes. Mientras
Redeyef permaneció sitiado por la policía, sólo periodistas
y sindicalistas tunecinos trataron de romper el
bloqueo policial e informativo. En Europa, laTrabelsia seguía
siendo bella, tranquila, segura para los negocios y la geopolítica.

¿Quiénes están más desnutridos, los
"héroes de la revolución a favor del
proletariado o el pueblo de Venezuela?




Tan solo un periodista italiano, Gabriele del Grande,
se atrevió a entrar clandestinamente en el corazón
de las protestas y sacar información antes de ser detenido
por la policía y expulsado del país. Su reportaje
comienza así: “Sindicalistas detenidos y torturados.
Manifestantes asesinados por la policía. Periodistas
encarcelados y una potente máquina de censura para evitar
que la protesta se extienda. No es una clase de historia sobre
el fascismo, sino la crónica de los últimos diez meses en
Túnez.
Una crónica que no deja lugar a dudas sobre la naturaleza
del régimen de Zayn al Abidin Ben Ali -en el gobierno
desde 1987-. Una crónica que revela el lado oscuro de
un país que recibe millones de turistas todos los años y del
que escapan miles de emigrantes también todos los años”.
En un libro posterior, Il mare di mezzo, del Grande describe
en detalle la maquinaria del terror tunecino, con las cárceles
secretas en las que desaparecían no sólo los opositores
nacionales sino también los emigrantes argelinos, secuestrados
en el mar por las patrulleras locales -policías de Europa- para
ser arrojados luego en el abismo. Nadie dijo nada. Era mucho
más importante sostener al dictador; Ben Ali y las potencias
occidentales compartían no sólo intereses económicos y
políticos sino también el mismo desprecio radical por el
pueblo tunecino y sus padecimientos.

Pero el 17 de diciembre una chispa iluminó de pronto
el monstruo y revelo asimismo, como explica el
sociólogo Sadri Khiari, que “no hay servidumbre voluntaria
sino sólo la espera paciente del momento de la eclosión”.
El gesto de desesperación de Mohamed Bouazizi, joven
informático reducido a vendedor ambulante, puso en marcha
un pueblo del que nadie esperaba nada, que los otros árabes
despreciaban y que Europa consideraba dócil, cobarde y
adormecido por el fútbol y el Carrefour. Un ciclo lunar
después, el 14 de enero pasado, tras cien muertos y decenas
de metástasis rebeldes en todo el territorio, la ola rompió en
el centro de Túnez y alcanzó su objetivo. Ya no se trataba
ni de pan ni de trabajo ni de youtube: “Ben Ali asesino”,
“Ben Alí fuera”. La última carga policial, desmintiendo
las promesas que había hecho el día anterior el dictador,
provocaron aún numerosos muertos y heridos. Pero era
muy hermoso, muy hermoso ver a esos jóvenes de los que
un mes antes nadie esperaba nada volverse en la calle y
retener a la gente que huía para animarla a regresar a la
batalla con las estrofas vibrantes del himno nacional:
“namutu namutu wa yahi el-watan” (moriremos moriremos
para que viva la patria). A última hora de la tarde, apoyado
hasta el final por Francia, el dictador huía a Arabia Saudí,
dejando a sus espaldas milicias armadas con instrucciones
para sembrar el caos.

El peligro no ha pasado, la lucha continúa. Pero ahora
hay un pueblo que libra las batallas. “El 14 de enero es
nuestro 14 de julio”, repiten los tunecinos. Quizás el
de todo el mundo árabe. Jamás el pueblo había derrocado
un dictador; y este pueblo inesperado, intruso en la lógica
de las revoluciones, este Túnez de jazmines y luz de miel,
ahora de dignidad y combate, es el espejo en el que se
miran los vecinos, de Marruecos al Yemen, de Argelia a
Egipto, hermanos de frustración, infelicidad e ira. No hay
que encontrar las causas, siempre dadas, sino el minuto.
Y ese minuto es ahora.
TOTALITARISMO ES IGUAL DE "DERECHA" O DE
"IZQUIERDA".


Surge nuevo líder opositor en Egipto

PUBLICADO: 8 de febrero de2011, a las 4:00 pm (este)

Un joven egipcio relacionado con Google y recientemente liberado de la cárcel se sumó por primera vez el martes a las multitudes en la plaza Tahrir de El Cairo, donde arrancó aplausos y vivas al gritar "¡No cederemos hasta que se vaya el régimen!".

AP
Wael Ghonim
Muchos en la multitud de cientos de miles dijeron que se sentían inspirados por Wael Ghonim, de 30 años y gerente de comercialización de Google Inc., quien también fue organizador de la campaña por internet que provocó la primera protesta el 25 de enero para exigir la renuncia del presidente Hosni Mubarak.

Apenas liberado tras 12 días de cárcel, Ghonim dio una entrevista por televisión el lunes por la noche en la que lloró al recordar a los muertos de las últimas dos semanas.

En un breve discurso desde el escenario, presentó sus condolencias a los familiares de los muertos.

"No soy un héroe, los mártires son los héroes", dijo. A continuación repitió la consigna de las manifestaciones: "Mubarak, vete, vete, vete".

La multitud respondió con gritos, silbidos y un aplauso ensordecedor.

Ghonim ha surgido como un elemento concentrador de los manifestantes que rechazan a los partidos tradicionales de oposición, que se reunieron con el gobierno en medio de las concesiones más amplias efectuadas en sus tres décadas de existencia.

Las manifestaciones carecen de una voz representativa clara y muchos temen que los partidos tradicionales traten de sabotear la insurrección, pero insisten que ninguna concesión es aceptable mientras Mubarak siga en el poder.

Unas 130.000 personas se han afiliado a un grupo en la red social Facebook que postula a Ghonim como vocero de la insurrección. La página se llama "Yo delego a Wael Ghonim para hablar en nombre de los revolucionarios egipcios".

En su primera entrevista televisada el lunes por la noche, Ghonim dijo que las protestas son "la revolución de la juventud de la internet" y dijo en tono desafiante: "No somos traidores".

Llegó a la plaza cuando estaba atestada por una multitud de magnitud comparable a la más grande hasta el momento, con un cuarto de millón de personas.

La presencia masiva fue una respuesta contundente a la pregunta de si los manifestantes conservan su impulso después de dos semanas de presiones que no han logrado desalojar a Mubarak.

"La entrevista (de Wael) mostró un aspecto de la verdad que los medios estatales trataron de ocultar por mucho tiempo", dijo el general de ejército retirado Essam Salem. "Mucha gente vino porque vio la verdad".

Entre los presentes había incluso empleados del gobierno, entre ellos 5.000 docentes universitarios que intentaron vanamente marchar sobre el ministerio del Interior y encontraron su paso cerrado por las fuerzas de seguridad.
Derechos Reservados © por Telemundo.com.





15 Febrero 2011

Jóvenes y redes sociales: claves del cambio egipcio

Florece un nuevo paradigma para las luchas sociales

Por DAVID Kirkpatrick y D. Sanger E. / The New York Times

EL CAIRO - Mientras los manifestantes en la plaza Tahrir se enfrentaban a las fuerzas pro gobierno, aplicaban una lección ofrecida por sus homólogos de Túnez: “Consejos a los jóvenes de Egipto: Ponga vinagre o cebolla en sus pañuelos para contrarrestar el gas lacrimógeno”.

El intercambio de Facebook fue parte de una colaboración extraordinaria de dos años que ha dado a luz a una nueva fuerza en el mundo árabe -un movimiento de jóvenes árabes dedicado a la difusión de la democracia en una región que carece de ella.

Jóvenes activistas egipcios y tunecinos intercambiaron un torrente de ideas sobre el uso de la tecnología para evadir la vigilancia e intercambiaron consejos sobre cómo hacer frente a las balas de goma y organizar barricadas.

Ellos fusionaron sus conocimientos seculares en las redes sociales con una disciplina cincelada por movimientos religiosos y combinaron también la energía de los fanáticos del fútbol con la sofisticación de los cirujanos.

Liberados de los veteranos de la oposición política árabe, ellos descansaron en tácticas de resistencia no violenta canalizada por un profesor estadounidense a través de una brigada de la juventud serbia, así como en tácticas de mercadotecnia de Silicon Valley.

Ahora los líderes jóvenes están mirando más allá de Egipto. “Túnez es la fuerza que empujó a Egipto, pero lo que hizo Egipto será la fuerza que empuje el mundo”, dijo Rachid Walid, uno de los miembros del movimiento de la juventud 6 de Abril, que ayudó a organizar las protestas del pasado 25 de enero que provocó el levantamiento. Él habló en una reunión la noche del pasado domingo, donde los miembros discutieron compartir sus experiencias con los movimientos juveniles similares en Libia, Argelia, Marruecos e Irán.

“Si un pequeño grupo de personas en todos los países árabes salen y perseveran como lo hicimos nosotros, entonces eso sería el final de todos los regímenes”, dijo y añadió en tono de broma que la próxima cumbre árabe podría ser “una fiesta de presentación” para todos los líderes jóvenes en ascenso.

La revuelta egipcia tuvo una manufactura de varios años.

Ahmed Maher, un ingeniero civil de 30 años de edad y organizador líder del movimiento 6 de Abril, se vinculó primero a un movimiento político conocido como Kefaya (o Suficiente) alrededor del 2005. Maher y otros como él organizaron su propia brigada, Jóvenes por el Cambio.

Sin embargo, el grupo no pudo reunir suficientes seguidores; varios arrestos diezmaron sus filas de liderazgo, y muchos de los que quedaron fueron absorbidos por partidos de la oposición legalmente reconocidos. “Lo que destruyó el movimiento fueron los viejos partidos”, dijo Maher, quien desde entonces ha sido arrestado cuatro veces.

Para 2008, muchos de los jóvenes organizadores se habían retirado a los teclados de sus computadoras y se convirtieron en blogueros, tratando de aumentar el apoyo para las huelgas aisladas desencadenadas por las privatizaciones del gobierno y la inflación galopante.

“Éste es tu país”

Entonces, hace aproximadamente un año, el creciente movimiento de jóvenes egipcios adquirió un aliado estratégico, Wael Ghonim, un ejecutivo de mercadeo de Google, de 31 años de edad. Como muchos otros, él ingresó en la red informal de los jóvenes organizadores por el movimiento que se creó en torno a Mohamed ElBaradei, diplomático y Premio Nobel que volvió a Egipto hace un año para tratar de poner en marcha la moribunda oposición política.

Ghonim tenía poca experiencia en política, pero sí una gran aversión por la abusiva policía egipcia, la base del poder gubernamental. Ofreció su olfato empresarial para la causa. “Trabajé en el mercadeo... yo sabía que si se construye una marca se puede hacer que la gente confíe en ella”, dijo.

El resultado fue un grupo de Facebook creado por Ghonim: Todos Somos Khalid Said, en tributo a un joven egipcio que fue muerto a golpes por la policía.

Ghonim -desconocido para el público, pero trabajando en estrecha colaboración con Maher en el movimiento 6 de Abril y en contacto desde el grupo de ElBaradei- dijo que usó el asesinato de Said para educar a los egipcios sobre los movimientos de la democracia.

Él llenó el sitio con vídeos y artículos de periódico sobre la violencia policial. En repetidas ocasiones recalcó un mensaje simple: “Este es tu país, un funcionario del Gobierno es tu empleado que recibe su sueldo del dinero de los impuestos, y tú tienes tus derechos”.

Con el tiempo atrajo a cientos de miles de usuarios, abonando su lealtad a través de ejercicios de participación democrática en línea. Cuando los organizadores planificaron un “día de silencio” en las calles de El Cairo, por ejemplo, se definió entre los usuarios en línea el color de las camisas que habría de usarse.

Cuando estalló la rebelión, el gobierno de Mubarak lo detuvo durante 12 días en aislamiento con los ojos vendados en un tardío intento de detener su trabajo. Después de la revolución de Túnez el 14 de enero, el movimiento 6 de Abril vio la oportunidad de convertir su poco notable protesta anual en el Día de la Policía -del 25 de enero, que celebra una revuelta policial que fue sofocada por los británicos- en un evento mucho mas grande.

Ghonim utilizó Facebook para promover el apoyo. Si al menos 50,000 personas se comprometían a salir ese día, sugirió el sitio, la protesta podría celebrarse. Más de 100,000 se registraron. “Nunca había visto una revolución que fuese anunciada”, dijo Ghonim.

El resto es historia


Un enlace de Túnez y Egipto

que estremecieron la

o que estremecieron la

historia árabe



"La Academia de cambio es algo así como Karl Marx ,

y nosotros somos como Lenin ", dijo Basem Fathy,

otro organizador, que a veces trabaja con el

Movimiento de la Juventud abril 6 y es también

el director del proyecto en el Egyptian Academia

Democrática, que recibe subvenciones de los Estados

Unidos y se centra en los derechos humanos y la

supervisión de elecciones. Durante los manifestantes

la ocupación de la plaza Tahrir, dijo, utilizó sus contactos

para recaudar unos 5.100 dólares de los empresarios

egipcios para comprar mantas y tiendas de campaña.


'Este es tu país'

Luego, alrededor de hace un año, el egipcio

movimiento juvenil creciente adquirido un aliado

estratégico, Wael Ghonim , uno de edad, ejecutivo

de marketing de Google años 31. Como muchos

otros, que se introdujo en la red informal de los

organizadores de los jóvenes por el movimiento que

se reunieron en torno a Mohamed El Baradei ,

el Premio Nobel de ganar diplomático, quien regresó

a Egipto hace un año para tratar de poner en marcha

su oposición política moribunda.

El Sr. Ghonim tenía poca experiencia en política,

pero una intensa aversión por la policía egipcia

abusivo, el pilar de gobierno el poder.

Él ofreció su comprensión del negocio a la causa.

"Trabajé en la comercialización, y yo sabía que si

se construye una marca puede hacer que la

gente a confiar en la marca", dijo.

Hosni Mubarack

El resultado fue un grupo de Facebook creado el Sr.

Ghonim: Todos somos dijo Khalid , después

de un joven egipcio que fue muerto a golpes

por la policía. El Sr. Ghonim - desconocido para el público,

pero trabajando en estrecha colaboración con el

Sr. Maher de abril de Movimiento Juvenil 6 y

un contacto de grupo del Sr. ElBaradei - dijo que

usó el señor Said matar a educar a los egipcios sobre

los movimientos de la democracia.


Él llenó el sitio con videos y artículos de periódico

sobre la violencia policial. En repetidas ocasiones

recalcó un mensaje simple: ". Este es su país, un

funcionario del gobierno es su empleado que recibe

su sueldo de su dinero de los impuestos, y tiene sus

derechos" Apuntó especiales en las distorsiones de los

medios de comunicación oficiales, ya que cuando el pueblo

"desconfianza de los medios a continuación, usted sabe

que no se va a perder", dijo.


Con el tiempo atrajo a cientos de miles de usuarios,

la creación de su lealtad a través de ejercicios de

participación democrática en línea.

Cuando los organizadores previsto un


"día de silencio" en las calles de El Cairo, por ejemplo,

los usuarios encuestados en las camisas de color

lo que deben llevar todos - negro o blanco.

(Cuando estalló la rebelión, el gobierno de Mubarak

lo detuvieron durante 12 días en aislamiento con los

ojos vendados en un tardío intento de detener su trabajo.)

Después de la revolución de Túnez el 14 de enero,

el 06 de abril Movimiento Juvenil vio la oportunidad

de convertir su protesta anual de poco notable en

Día de la Policía - del 25 de enero día de fiesta que

celebra una revuelta policial que fue suprimida por los

británicos - en una mucho más grande evento.

El señor Ghonim utiliza el sitio de Facebook para

movilizar apoyo. Si por lo menos 50.000 personas

comprometidas a salir ese día, el sitio sugerido,

la protesta podría celebrarse. Más de 100.000 se

ha registrado.

"Nunca he visto una revolución que fue previamente anunciado

antes," dijo el Sr. Ghonim.

Para entonces, el 06 de abril el movimiento se había

unido a los partidarios del Sr. ElBaradei, algunos partidos

liberales y de izquierda, y el ala juvenil de la


Hermandad Musulmana a El Cairo yeso con

carteles modernistas captura de ojos publicidad de

sus Túnez inspirado en la Policía de protesta el día.

Pero sus mayores - incluso los miembros de la Hermandad,

que había sido durante mucho tiempo interpretado

como extremistas por el Sr. Mubarak y Occidente

- rehuido a la calle.

Día de la Policía explicó que iba a honrar a la lucha


contra el colonialismo británico, Essem Erian, un

líder de la Hermandad, dijo: "Ese día todos

deberíamos estar celebrando juntos.

"Todas estas personas están en Facebook, pero no

sabemos quiénes son?", Preguntó. "No podemos

vincular nuestros partidos y entidades a un mundo virtual."

"Este fue '

Cuando llegó el día 25, la coalición de activistas jóvenes,

casi todos ellos ricos, ha querido aprovechar la frustración

generalizada con la autocracia del país, y también con

la pobreza extrema de la vida egipcia. Comenzaron su

día tratando de unir a la gente pobre de las quejas

acerca de los problemas bolsillo: "Ellos están comiendo

la paloma y el pollo, pero comer frijoles todos los días."

Al final del día, cuando decenas de miles de personas


marcharon a la plaza Tahrir, sus cantos se ha vuelto

más radical. "La gente quiere derrocar al régimen",


gritaban, un lema que los organizadores dijeron

que había leído en los signos y en las páginas de

Facebook de Túnez. Sr. Maher de abril de Movimiento

6 de la Juventud, dijo que los organizadores aún debatido

asalto el Parlamento y el edificio de la televisión

estatal - clásico movimientos revolucionarios.

"Cuando miré a mi alrededor y vi todas esas caras

desconocidas en las protestas, y fueron más valientes

que nosotros - Yo sabía que esto era para el régimen",

dijo Maher
.