Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

jueves, 24 de febrero de 2011

A cuenta de qué nos destruye y tergiversa un ágrafo e inculto militar nuestra cultura?

"Chávez no es dueño del patrimonio"
El Universal /
El historiador y crítico de arte Roldán Esteva-Grillet asegura que en estos 10 años de gobierno revolucionario nunca antes una institución cultural se había lanzado "tan de frente" a los brazos del Estado como lo hizo la Galería de Arte Nacional (GAN) cuando fue inaugurada, en su primera fase. Para él lo que se montó el pasado 25 de abril fue un show más del presidente Hugo Chávez... un show que nada tenía que ver con la GAN y que necesariamente no requería de la presencia del mandatario.

"Al Presidente le armaron un show con niñitos vestidos de rojo con motivo de un programa de lectura. ¡Eso no tenía nada que ver con la apertura de la Galería de Arte Nacional! Él (Chávez) perdió la oportunidad de quedarse callado. Pero eso es imposible pedírselo. Además, se siente dueño del conocimiento universal y piensa darle lecciones hasta a los artistas. Dijo que en la GAN no había nada sobre el Caracazo. Entonces no llegó a ver la obra de Hernández-Diez. Es un video que está en el segundo piso, que es tremendo. Allí está plasmada una de las acciones más bochornosas de ese Caracazo. Proponerle a los artistas lo que deben de pintar es ignorar completamente el arte. Por eso creo que el departamento de educación de la Galería debería programar un curso intensivo, puede ser en La Orchila, de manera de informarle sobre lo qué es y ha sido el arte venezolano", dice el autor del recién lanzado libro Imágenes contra la pared. Críticas y crónicas sobre arte, 1981-2007.

-¿Los artistas que se encuentran a favor del Gobierno están pintando los hechos claves de la revolución?

-No creo que un pintor como Ender Cepeda esté haciendo una obra revolucionaria o política según un programa que el Partido Socialista Unido de Venezuela le haya fijado. Él desde hace tiempo incluía ese tipo de elementos políticos. Tiene una obra en homenaje a Danilo Anderson. Sabemos quién era Anderson. No era un mártir, era un delincuente fiscal. Pero él tiene todo el derecho de hacer ese tipo de arte sin que nadie se lo discuta. Por ejemplo, Manuel Quintana Castillo no se prestaría hacer un arte de propaganda. Ahora hay muralistas que, a cambio de dinero, pintan las paredes en la calle y hacen propaganda, pero no arte.

-¿Se politizó la apertura de la Galería de Arte Nacional?

-Toda acción del Presidente está politizada. Es inevitable. Pero no solamente la reapertura como acto ni como show, sino también el texto o folletín de presentación de la exposición. En el texto inicial se dice que es una obra del Gobierno. Hay toda una terminología revolucionaria bolivariana. En estos 10 años ninguna institución museística se había lanzado tan de frente en brazos del Gobierno. Sí hay que aplaudir que este Gobierno finalmente haya puesto el dinero suficiente para concluir esa obra que tenía 20 años avanzando y abandonándose. Eso es mérito de cualquier gobierno. Pero que le hayan dado ese carácter molesta.

-¿Cómo califica las intervenciones en materia de arte que hizo el Presidente en la inauguración?

-Él hizo exactamente lo mismo que hizo, hace tres o dos años, cuando inauguró la exposición Miranda y su tiempo. Allí estaba nada menos que la persona que había fungido de curadora, Carmen Bohórquez, una especialista en Miranda. Pero ella tuvo que quedarse callada. Según el registro del periódico Todos Adentro, el Presidente dejó a todos deslumbrados con sus conocimientos sobre Miranda. Y estaba al lado de una mujer que es una autoridad en el tema. Esa actitud de adulación molesta, porque proviene prácticamente de gente intelectualmente valiosa, que sabe que el Presidente no puede saber de esos temas.

-Chávez manifestó que el cuadro de Tito Salas que retrata a Páez no debería estar en su despacho por ser un traidor...

-Eso es comenzar a censurar las obras en las que aparezca Colón. Ya las empezaron a censurar, a quitarlas de la vista. Habría entonces que eliminar de la Historia la mención a Colón. Habría que ir a la Casa de Bolívar y quitar el gran cuadro que también hizo Tito Salas del descubrimiento de América. Negar la Historia es tapar el Sol con un dedo. Aunque nos pese, Páez es el fundador de la República de Venezuela. Fue un héroe reconocido por Simón Bolívar.

-¿Quiere decir que podría haber censura en las obras que se muestran en la GAN?

-No todo se puede exhibir. Alguien ha dicho que Pedro León Zapata no aparece, pero ninguna de las obras que él donó a la Galería corresponde a la época que caricaturizaba a Chávez. Zapata no es él único artista que ha hecho críticas a Chávez. Hay otros que sin necesidad de utilizar la ilustración lo han hecho y están allí exhibidos.

-¿Cuáles?

-Por ejemplo, Edgar Sánchez. Pero es porque su obra no está cargada de política. También hay artistas muy valiosos que están a favor del Presidente y no por eso dejan de estar allí.

-¿Qué opinión tiene de la Galería de Arte Nacional y su exposición de apertura?

-Yo le criticaría a la actual exposición Arte venezolano de todos los tiempos que el segundo piso está muy mal montado, muy mal exhibido. Fue muy improvisada. La que es más o menos decente es la parte de abajo. Pero no hay un orden. Uno entra y no sabe por dónde comienza la exposición. Los custodios no son suficientes. Cualquiera puede pasar de los prehispánicos al paisajismo de la Escuela de Caracas. Y después se da cuenta de que se perdió el siglo XIX. Además, luego de pasar por las bellísimas muestras de Bárbaro Rivas y Armando Reverón resulta que en el segundo piso se encuentra a Jesús Soto. ¿Este salto a qué se debe? También, estoy en contra de ese nuevo paradigma museográfico que es convertir las paredes en catálogos. Nadie va a un museo a leer un gran texto pegado en la pared. Después existe un problema con las dimensiones de las salas: son muy grandes. Si las obras no son remarcadas en el sentido de bajarlas visual y perceptivamente, las obras se empequeñecen. La muestra son las esculturas que están afuera, que se ven como una miniatura.

-En su escrito La nueva galería de Arte Nacional, arrincona a Ramón Palomares, Juan Calzadilla y a Román Chalbaud. ¿Qué les crítica?

-No tengo nada que criticarle a alguien como el poeta Palomares, quien fue mi profesor y a quien he leído. Yo respeto el hecho de que él y Calzadilla sientan que lo que soñaban en los años 60 se está cumpliendo ahora. Lo que me parece lamentable es que con su presencia están avalando la cantidad de zoquetadas que dice el presidente Chávez. Es decir, no sé hasta qué punto ellos tienen conciencia de que su presencia avala un discurso. Le dan una categoría intelectual a un discurso que no tiene sostén. Ellos con su trayectoria no le deben nada a este gobierno. Todos hemos visto las películas de Chalbaud, nos hemos emocionado con ellas. Pero lamentablemente las últimas han sido encomiendas.

-El mandatario quiere donar las obras que se encuentran en Miraflores y la Casona a la GAN, para eso designó a su hija...

-Eso muestra una vez más el personalismo que se ha instaurado en el Gobierno. En primer lugar, él no es dueño del patrimonio para tomar esa decisión. Y segundo, es evidente que él está promocionando a su hija.

-¿Qué tanto le afecta al país no presenciar las tendencias artísticas que se generan en el mundo?

-Esa es una carencia nuestra muy grande. Tenemos varios años totalmente aislados. Aquí llegaban paquetes museísticos realmente grandiosos, pero eso significaba pagar seguro. Y el Gobierno se niega hacerlo porque, según un funcionario de los museos, eso es contribuir con el capitalismo. Hacer exposiciones no es simplemente montar un cuadro, se necesita inversión y no hay. Las únicas exposiciones que han llegado aquí han sido solicitadas: la de René Burri, propuesta por Farruco, porque fue el fotógrafo del Che; y la de Emiliano Zapata, solicitada por Chávez, que no contó con una buena presentación gráfica.

-Si no hay individuales en los museos y no se muestran las nuevas tendencias, ¿qué le queda a los artistas jóvenes?

-Ahora hay una mínima posibilidad con ellos a través de la Red de Galerías, a través del Iartes. Son artistas de muy bajo perfil, que no están figurando, No sé que criterios han asumido para la selección de los artistas. Pero son jóvenes. He visto cosas respetables, pero nada asombroso. La gran oportunidad para los jóvenes artistas está en los salones y han decaído.

-¿Se han politizado?

-Sí. Por ejemplo, el jurado ha declarado desierto el tercer Salón Regional de Escultura de Porlamar. Pero en ese jurado ninguno era escultor. Estaban Ángel Hurtado, Ana María Mazzei y Ramón Vázquez Brito. Todos pintores. Es como en el Premio Rómulo Gallegos, ninguno de los jurados es novelista. Un joven artista está limitado para dar a conocer su obra, más si pasa como con la Bienal Arturo Michelena.
Copyright 2002 por EntornoInteligente.com. 7 AÑOS INFORMANDO AL MUNDO SOBRE VENEZUELA
Atención: Todos los contenidos publicados en este sitio son propiedad de sus respectivos dueños. Entorno Inteligente no se hace responsable por los contenidos de terceros, revise el campo "referencia" de cada noticia y conozca a qué medio pertenece la información.


El Museo de Bellas Artes está fracturado

(Para la historia del país éste era el Museo "bandera"
de nuestras artes...Su destrucción simboliza la de la cultura
en Venezuela, pues se ataca a su símbolo mayor)

Nueve de las 11 salas ubicadas en la antigua GAN están cerradas

El rostro del Museo de Bellas Artes muestra parches de cemento, salas cerradas por desmontaje, algunas zonas en recuperación y trabajadores pintando paredes para ocultar las filtraciones (Fotos Kisaí Mendoza)

DUBRASKA FALCÓN | EL UNIVERSAL
miércoles 23 de febrero de 2011 12:00 AM

El Museo de Bellas Artes está lleno de parches. Sí, parches de cemento que intentan cubrir las fracturas que padecen hoy las paredes del edificio neoclásico que construyó Carlos Raúl Villanueva en 1938. Remaches al ras del piso, a lo alto de las paredes, y hasta en el techo, intentan contener las filtraciones que desde hace más de cuatro años se han adueñado de la institución cultural.

Es común que al caminar pedazos de pintura del techo de la institución comiencen a caer a los pies de los espectadores. A simple vista parece que el edificio se cae de a poco.

La imagen que regala el Museo de Bellas Artes es dolorosa. Mientras se buscan rastros de arte entre tantas manchas de cemento, un cartel detendrá una y otras vez al visitante. Es que nueve de las 11 salas del edificio que hasta el 2009 albergó a la Galería de Arte Nacional se encuentran cerradas. El cartel reza: "¡Disculpe! Sala en montaje".

En esas salas se encontraba hasta finales de diciembre la exposición, con evidentes tintes políticos, La Revolución de 1810. En la muestra que fue inaugurada el pasado 17 de julio del 2010, se exponían más de 400 objetos entre libros del siglo XVIII y XIX, prendas de Bolívar y Miranda, utensilios de los indígenas, símbolos religiosos africanos, cofres, una réplica del Leander, grilletes de la esclavitud, y algunas obras de arte.

Luego de casi dos meses allí no hay nada. A pesar de que en la página de la Fundación Museos Nacionales aún hoy colocan entre las ofertas expositivas del museo a dicha muestra.

Tan solo dos salas se encuentran abiertas. En la 7 se expone desde el 18 de noviembre del 2010 la muestra La permanencia de lo efímero: Documentación fotográfica del arte del performance. La colectiva presenta el trabajo de tres fotógrafos: Tamina Hauser, de Chile; Antonio Juárez, de México; y Alejandro González, de Venezuela.

Al frente, en la sala 6, se inauguró el pasado domingo 20 la muestra Al Sur del Trópicor, del pintor Corrado Gelardini.

La pintura ha intentado ocultar algunas de las huellas de las filtraciones. E incluso se ha atrevido desplazar de las paredes a obras como la de Terry Smith. La intervención en la pared del pasillo que une la edificación brutalista, creada por Villanueva en 1976 con la construcción neoclásica, ya no está. Una pared pintada de blanco tomó su lugar, luego de que la obra también sufriera los embates de las filtraciones.

Desde el 29 de agosto del 2010, se mantiene la Colección permanente de la Fundación Museos Nacionales. Arte Latinoamericano, que ocupa desde la sala 12 hasta la 18.

Sin embargo, la sala 13 y 17 estaban cerradas ayer. Personal del museo aseguró que se está haciendo un remontaje para ir sacando piezas de las bóvedas.

Los trabajadores afirmaron, además, que se había aprobado un presupuesto para realizar las labores de mantenimiento. Dinero que podría servir para intentar parar la crisis de infraestructura que vive el Museo de Bellas Artes.

dfalcon@eluniversal.com

Al sur de la ideología
EL UNIVERSAL
miércoles 23 de febrero de 2011 12:00 AM

La primera exposición que se inauguró en el 2011 en el Museo de Bellas Artes le hace un guiño a la Revolución Bolivariana. Al Sur del Trópico de Corrado Gelardini, expone entre collages a "próceres y héroes de la independencia" que han estado ligados con la ideología roja.

El pintor nacido en Roma, y radicado en Calabozo, retrata a Simón Bolívar, Luisa Cáceres de Arismendi, Santa Bárbara y el indio Guacaipuro, entre otros.

Además, muestra un cuadro llamado La Madre Patria en la que aparece un personaje cadavérico, en cuyos brazos destaca el símbolo nazi por excelencia la esvástica: la cruz de brazos doblados en ángulo recto. DF


Además Chávez, la imagen de Simón Bolívar

que tú quieres dar es una impostura a tu favor...

Si eres tan culto tus iconos comunistas escribieron

pestes de Bolívar (Lee vale la verdad no la que te

dice Fidel Castro)

Deja la vaina que le estamos tomando fobia

al Libertador y alejas la historia de lo que dicen

los documentos, con el fanático que pusiste a

dirigir el Archivo General de la Nación,

institución para la cual trabajé cuando era

presidido por Don Mario Briceño Perozo

continuador del trabajo hecho por dignos

intelectuales y no el que se puso el trapo de

palestino enrrollado en el pescuezo cuando junto

al gallego con la cara de estítico de tu Ministro de

la Cultura, el hijo del honorable Doctor Sesto,

fueron a las 4 de la mañana a despojar a la

Academia de la Historia de

los archivos de Bolívar y de Miranda, para hacer

no sé que cosa, porque no han vuelto a declarar ni

a decir qué investigaciones hacen...La joda era

quitárselo a la Academia...Gran vaina...

¿Bolívar y Miranda secuestrados?
La viceministra de Cultura, Carmen Bohórquez, asegura que los archivos de Simón Bolívar y Francisco de Miranda estarán "mejor" en manos del Gobierno
Por: Martha Cotoret







El acto estuvo encabezado por Elías Pino Iturrieta,

presidente de la Academia de la Historia,

y el viceministro para el Fomento de la Economía Cultural,

Pedro Calzadilla. Por su parte el

Director del Archivo General de la nación

vestía a la usanza palestina, cual

Yasser

Arafat criolloFoto: ABN.



Caracas, 05 Jun (Enfoques365).- En acto realizado este sábado en la Academia de la Historia, se formalizaron las actas para transferir los documentos del Libertador Simón Bolívar y del Generalísimo Francisco de Miranda al Archivo General de la Nación (AGN).

El acto que se realizó este sábado en el Palacio de las Academias, estuvo encabezado por el eminente historiador venezolano Elías Pino Iturrieta*, presidente de la Academia de la Historia, y el viceministro para el Fomento de la Economía Cultural, Pedro Calzadilla, quien dijo que el AGN cuenta con una edificación, recursos y personal técnico calificado para mantener los archivos en óptimas condiciones.

“La nación venezolana debe estar contenta y celebrando este proceso tan importante dentro de la memoria nacional', expresó.

Con la transferencia de los papeles de Bolívar y Miranda, el AGN inicia una nueva etapa, que incluye digitalizar el material, a fin de que los venezolanos y las venezolanas puedan disfrutar e investigar cualquier información de forma más eficiente.

“Debemos explotar esa información, en el mejor sentido de la palabra, debemos impulsar una relectura y una nueva interpretación de esa documentación, y a partir de todo el soporte técnico y recursos tecnológicos es posible que en poco tiempo esté disponible en la pagina web”, explicó.

Pedro Calzadilla anunció que también se pondrá a la disposición en medios culturales y en todo el territorio nacional.

Además de digitalizar la totalidad de documentos originales, se transcribirán al castellano moderno, se traducirán los que estén en otros idiomas, y se montarán en la Internet para que pueden ser consultados por cibernautas en todo el mundo.

Luego de que se culmine el traslado de los archivos de Miranda y del Libertador, un equipo de la Unesco visitará el país para certificar el trabajo y verificar el estado de los documentos.

“Para la revolución bolivariana este hecho constituye un paso más en una sostenida política de difusión y revalorización de la historia, con miras a fomentar la recuperación del desempeño histórico del pueblo venezolano”, señaló.

Calzadilla dijo que el Archivo General de la Nación cuenta con la documentación más antigua del país.

A partir del 3 de mayo se inició el proceso para trasladar los documentos y bienes del Generalísimo Francisco de Miranda y del Libertador Simón Bolívar al Archivo General de la Nación, órgano que por ley es el responsable de la custodia, organización, salvaguarda, protección y conservación del patrimonio cultural.

El Archivo del Libertador tiene 283 tomos mientras que el Archivo del Generalísimo Francisco de Miranda lo conforman 63 tomos que ya ha digitalizado la Biblioteca Nacional.

La mudanza debía realizarse antes del 13 de junio de 2010 según establece la gaceta oficial en la Gaceta Oficial Nº 39.402.

.

* LA INFORMACIÓN emitida por la estatal Agencia Bolivariana de Noticias (ABN), insólitamente, omitió deliberadamente el nombre y cargo de Elías Pino Iturrieta, lo que revela el nefasto sectarismo y el primitivismo de quienes dirigen el aparato informativo del gobierno, que debería servir a todos los sectores de la vida venezolana. MIM / Editor-Director de Enfoques365.net

.

LA ACADEMIA DE LA HISTORIA

La Academia Nacional de la Historia es una de las instituciones culturales más antiguas de Venezuela. Fue creada por Decreto Orgánico del Presidente Juan Pablo Rojas Paúl el 28 de octubre de 1888. Tiene como tarea fundamental el estudio de los diversos períodos de la Historia americana y en particular la Historia directamente vinculada con Venezuela; también entre sus finalidades está la promoción de la investigación y la orientación de la enseñanza de la Historia, la formación de una biblioteca de carácter histórico y la reunión de documentos originales que sirvan de fundamento y apoyo para la investigación. Además la Academia se ocupa de la edición de obras directamente relacionadas con la Historia venezolana y americana. A ella han pertenecido, como Individuos de Número y Miembros Correspondientes, desde su fundación, los historiadores más notables del país y la Institución ha mantenido siempre en más de un siglo de existencia una intensa actividad creadora, sin ninguna interrupción. La Academia ha editado hasta el presente más de un millar de libros, cuya temática comprende diferentes períodos y diversos aspectos de la Historia continental; alberga y mantiene bajo su custodia importantes repositorios documentales, entre ellos el Archivo del Libertador Simón Bolívar, el Archivo del Precursor Francisco de Miranda, el Archivo de Carlos Soublette, de José Antonio Páez y muchos otros más. Mantiene un Departamento de Investigaciones en el cual se realizan constantemente importantes estudios históricos y bibliográficos y además edita trimestralmente un Boletín en el cual se publican los trabajos de investigación de sus miembros y de otros historiadores nacionales y extranjeros.
http://www.anhvenezuela.org/academia.php

.

EL ARCHIVO GENERAL DE LA NACIÓN

El Archivo General de la Nación, es una institución transferida del Ministerio del Poder Popular del Interior y Justicia al Ministerio del Poder Popular para la Cultura, el 20 de Mayo de 2007. Tiene como competencias, las que se les otorga la Constitución Nacional, la Ley Orgánica de la Admiistración Pública y la Ley de Archivos Nacionales:

*Custodia, conservación y divulgación del patrimonio documental.
*Centro de Investigación y Formación.
*Ente rector del Sistema Nacional de Archivos.


http://www.agn.gob.ve/Historia+Institucional

VENEZUELA-HISTORIA

Los archivos de Bolívar y Miranda inician su traslado bajo control de Chavez

Efe
miércoles, 12 de mayo de 2010,
Los archivos de Bolívar y Miranda inician su traslado bajo control de Chavez


Los archivos de Bolívar y Miranda inician su traslado bajo control de Chavez Los archivos de Bolívar y Miranda inician su traslado bajo control de Chavez

Caracas.- Una comisión de expertos ha iniciado un minucioso inventario a los archivos de Simón Bolívar y Francisco de Miranda, próceres de la independencia venezolana, que pasarán próximamente, por decreto, bajo control del Gobierno del presidente Hugo Chávez.

Ataviados con guantes de látex, mascarillas y batas, los integrantes de la comisión formada por unos veinte expertos gubernamentales e independientes analizan, desde la semana pasada, el estado del valioso material en la sede de la Academia Nacional de la Historia, en el centro de Caracas.

Hasta ahora, los 283 tomos del archivo del Libertador, declarado Memoria del Mundo por la UNESCO, y los 63 de Miranda reposaban en esa Academia, un organismo independiente compuesto por doce investigadores, algunos de ellos, como su director, Elías Pino Iturrieta, críticos con el Gobierno y su intención con respecto a los documentos.

Mediante un decreto publicado en la Gaceta Oficial el mes pasado, Chávez ordenó el traspaso de la totalidad de los documentos al Archivo General de la Nación (AGN), dependiente del Ministerio de Cultura, en un proceso que debe culminar a mediados de junio y que ha suscitado las reticencias de algunos historiadores.

"Hay una motivación política expresa en el propio decreto (para el traslado de documentos), porque aquí está probado que hemos tratado bien el material. Quieren poner la historia al servicio de la revolución bolivariana", afirmó a Efe Iturrieta.

Según señala el decreto, el objetivo del traslado es rescatar la memoria histórica de las luchas de liberación del pueblo venezolano, las cuales han sido, dice, "ocultadas por factores políticos contrarios al proceso revolucionario".

Esta es la segunda semana de labor de las comisiones técnicas de uno y otro organismo, cuyos integrantes dejaron atrás "algunas tensiones" iniciales para pasar a trabajar "en equipo", declaró a Efe Carmen Torres, de la Academia Nacional.

"Resultados óptimos para el resguardo documental", puede leerse en uno de los informes del archivo del "Generalísimo", en estado de inventariado avanzado, y firmado por los miembros técnicos del Archivo General de la Nación.

Cartas, oficios, decretos y discursos escritos hace más de dos siglos por los próceres de la independencia venezolana se almacenan en salas especialmente habilitadas, entre 16 y 25 grados celcius y entre 35 a 55 grados de humedad.

Entre los documentos, hay escritos tan valiosos como el original del Discurso de Angostura que Bolívar pronunció el 15 de febrero de 1819.

"Para nadie es un secreto que muchos de los voceros de la Academia son francos opositores al gobierno revolucionario. No es que eso sea un peligro, porque hay libertad de expresión absoluta, pero la historia en manos de gente opuesta es fácilmente manipulable", dijo por su parte a Efe el director del Archivo General de la Nación, Luís Pellicer.

Considerados en el mencionado decreto como "la base ideológica de la revolución bolivariana", el pensamiento y memorias de Simón Bolívar (1783-1830) tienen una trascendencia fundamental para la historia de Venezuela, donde se rinde culto al prócer desde mucho antes del proceso impulsado por Chávez.

"Lo que se están llevando es el Evangelio, los originales del Nuevo Testamento", enfatizó Iturrieta, antes de agregar que su "mayor miedo" es "que se haga una lectura canónica o litúrgica de estos documentos".

Pellicer replicó, por su parte: "No necesitamos manipular los documentos. Lo que pasa es que hasta ahora (partes de la historia) han sido silenciadas".

Desde el Archivo se critica una supuesta actitud "oligarca" por parte de los historiadores de la Academia, a los que acusan de promover una versión de la historia "librada por el estado burgués".

Pellicer asegura que, cuando los documentos estén en el Archivo General de la Nación, el organismo trabajará en la promoción de una "historia insurgente", con el pueblo como protagonista.

Los archivos de Bolívar y Miranda (1750-1816) han pasado por distintas manos a lo largo de la historia, en ocasiones por decreto presidencial.

La Academia cuida de los archivos del General Miranda desde 1927, por decreto del entonces presidente Juan Vicente Gómez, y de los archivos de Bolívar desde 1999, por decreto de Rafael Caldera.

"Es algo muy corriente. Se trata de un cambio de lugar simplemente", asegura a su vez el curador del archivo de Bolívar desde hace siete años, el general Héctor Bencomo.

Carola Solé


Academia entregó ayer los Archivos

Dubraska Falcón

Desde ya Mincultura puede disponer de los documentos para su traslado

Elías Pino Iturrieta firmó el acta de entrega a Luis Pellicer (Gabriela Pulido)





Elias Pino y el "palestino"

Luis Pellicer.

Caracas, 6 de Junio de 2010.- La historia ha sido entregada. Tan solo 13 minutos tomó la firma del acta de entrega que hizo ayer, a las 9:00 a.m., la Academia Nacional de la Historia (ANH) al Archivo General de la Nación (AGN) de los documentos del Generalísimo Francisco de Miranda y del Libertador Simón Bolívar. Evento que redujo a minutos la guardia, custodia y mantenimiento que durante 84 años realizó la ANH sobre los Archivos de Miranda, al igual que los 10 años que mantuvo los de Bolívar.

Los encargados de hacer la entrega al director de la AGN, Luis Felipe Pellicer, y así cumplir con el Decreto Nº 7.375 publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, fueron los individuos de número Elías Pino Iturrieta, Inés Quintero y Marianela Ponce. Y con la firma de las actas, el Ministerio de Cultura y el Archivo General de la Nación podrán disponer, cuando así lo quieran, del traslado de los documentos, que según la Gaceta debe ser antes del 13 de junio.

Todo ocurrió dentro de la oficina de la ANH, en el edificio del Palacio de las Academias. Allí había dos ambientes: el festivo, que aplaudió a rabiar cuando se firmaron las actas; y el nostálgico, que no pudo ocultar la tristeza que le invadía al entregar los documentos de los próceres nacionales.

Pino Iturrieta aseguró que estaba tragando seco, pues el pesar era grande. "¡Realmente no me siento muy bien! La Academia se desprende de un material que había cuidado muchísimo. Entonces, hay un sentimiento de pesar, sin duda, de la corporación. Pero también a título personal no debo decir que estoy celebrando. Estamos tragando seco, pero cumpliendo con la obligación que tenemos, bajo coacción legal que tenemos. La versión del secuestro y del ocultamiento de los archivos se cae por sí sola simplemente con ver los informes. Se puede comprobar cuántos visitaron los archivos y nuestras publicaciones", afirmó quien además le entregó a Pellicer la llave del arca de los Archivos de Miranda; y la llave y clave del lugar en donde reposan los del Libertador.

Luis Pellicer, por su parte, no quiso adelantar la fecha en la que serán trasladados los Archivos, por medidas de seguridad. Aunque, aclaró que se realizará un evento público y simbólico de la entrega. Además, volvió a asegurar que la primera publicación que harán será el Discurso de Angostura.

"Este es el penúltimo paso en el proceso de transferencia de los Archivos. A partir de ahora vamos a comenzar nosotros el proceso de embalaje para realizar el traslado en la fecha que estipula el decreto. Nos sentimos inmensamente felices. Ahora estos Archivos van a estar dispuestos para el pueblo".

Historiadores entregan documentos de próceres exigidos

por Chávez

(¿Será otro consejito del palero Fidel Castro

por aquello de la energía de las firmas originales?)

Historiadores entregan documentos de próceres exigidos por Chávez 5 Junio de 2010 Foto: AP





Caracas, 5 de Junio de 2010.- La Academia Nacional de la Historia comenzó el sábado la entrega de documentos históricos que pertenecieron a los próceres de la independencia sudamericana Simón Bolívar y Francisco Miranda y les fueron despojados por decreto del gobierno del presidente Hugo Chávez.

Los miembros de la Academia temen por la conservación de esos documentos. Ese temor es alimentado en parte por el frecuente uso que en actos partidistas y otras concentraciones públicas hace Chávez de la “Espada del Perú”, una de las más valiosas posesiones que todavía se conservan y que fue obsequiada a Bolívar por la municipalidad de Lima.

Algunos miembros de la Academia, que se cuentan entre los más acérrimos críticos de Chávez, además citaron “razones de carácter político” como motivo principal de la decisión del mandatario.

El director de la Academia, Elías Pino Iturrieta, declaró a la prensa que la institución, “pese al dolor que le causa desprenderse de estos documentos por orden presidencial, queremos recalcar de que todo se ha hecho de la manera más civilizada, correcta y profesional”

“Se cumple con obligación de entregar (los documentos) sin ningún tipo de observación de las partes… los archivos se entregan en perfecto estado y confiamos que también se conservarán en perfecto estado”, indicó.

A partir de la tarde del sábado comenzaría el traslado de las bóvedas con los documentos al Archivo General de la Nación, una dependencia del Ministerio de Cultura desde donde, según el gobierno, nunca debieron ser transferidos a la Academia por el gobierno de Rafael Caldera (1994-1999), informó el académico. La entrega se completará el domingo, se informó.

La Academia fue creada en 1888 como una entidad autónoma del gobierno.

Luis Pellicer, director del Archivo General, declaró que esos documentos fueron transferidos “con el propósito de darlo a conocer a todos los venezolanos por ser fundamento de la Venezuela revolucionaria”.

En la exposición de motivos del decreto se afirma que “el pensamiento de Bolívar es la base ideológica de la revolución bolivariana”, como llama Chávez su proyecto político que busca transformar a Venezuela en un estado socialista.

“Ojalá a los documentos se traten con el respeto que merecen y su manejo sea responsable y profesional, estoy seguro que entre profesionales pueden funcionar bien las cosas“, dijo Iturrieta, quien repetidamente a censurado al gobernante venezolano por desenvainar e incluso golpear la empuñadura de la Espada del Perú sobre un podio, en una serie de actos multitudinarios.

Chávez, que sostiene que su misión en la vida es hacer realidad los sueños de Bolívar de una Venezuela con libertad y justicia social, anteriormente ordenó el traslado de la “Espada de Perú”, del Banco Central al Palacio de Gobierno para “tenerla conmigo”. El 4 de febrero la mostró en alto en un acto en conmemoración del fallido golpe de estado que encabezó en 1992, pero entonces no la desenvainó.

La “Espada del Perú” fue obsequiada a Bolívar –prócer de la independencia de Venezuela, Colombia, Perú , Ecuador, Bolivia y Panamá– en 1825, por las autoridades limeñas, en honor de las victorias en las batallas de Junín y Ayacucho.

La espada es una pieza notable: La vaina es en su totalidad de oro macizo de 18 quilates, en el que sobresalen elegantes y variados dibujos, que rivalizan en belleza con 1.374 piedras preciosas, entre diamantes, rubíes y esmeraldas, todos de origen peruano.

Resguardo de archivos históricos están en duda

Ana María Hernández G.

Más política que pericia y un edificio inconcluso son algunas objeciones

Los archivos de Bolívar y Miranda inician su traslado bajo control de ChávezCaracas, 5 de Junio de 2010.- Entregados hoy la Colombeia de Francisco de Miranda y los documentos del Libertador Simón Bolívar al Archivo General de la Nación (AGN), queda preguntarse qué tan a resguardo estarán tales papeles.

Ayer, el director del AGN, Luis Pellicer, garantizaba las condiciones para el total cuido de tales tesoros en el edificio sede del organismo, y hoy lo discuten las especialistas Virginia Betancourt, ex directora de la Biblioteca Nacional (BN); Pía Rodríguez y Nancy Jiménez, expertas en conservación de papel de la misma BN; y la arquitecta Elvira Muñoz, quien participó en el diseño y la construcción del edificio del Foro Libertador junto a Tomás Sanabria.

Menos pericia y más ideología

Para Betancourt, "en las actuales circunstancias políticas y administrativas de Venezuela, aunque el AGN dispone de un edificio adecuado, no hay garantía de respeto a las normas técnicas relativas a su organización y funcionamiento en razón de que los funcionarios gubernamentales son contratados por su orientación ideológica y no por su pericia. En consecuencia, es un grave riesgo el traslado de la Colombeia y del Archivo del Libertador a la sede del Archivo General de la Nación".

La ex funcionaria señala que en la BN se había creado el Centro de Conservación de Papel, "reconocido por la Unesco, la International Federation of Library Associations y la Asociación de Estados Iberoamericanos para el Desarrollo de las Bibliotecas Nacionales de Iberoamérica como el más importante de los existentes en las bibliotecas nacionales de la región", y que su misión "era velar por la preservación de las colecciones al mantener el control de humedad y temperatura del edificio, establecer las condiciones de almacenaje y controlar la calidad del proceso de duplicación, por microfilmación o digitalización, a fin de evitar su manipulación"; y sentencia: "el Centro ha sido desmantelado en esta administración".

Considerar el almacenamiento

Respecto al desmantelamiento, la químico Pía Rodríguez asevera que lo que ha ocurrido es que la capacidad del Centro "ha mermado significativamente", no solo porque no se han repuesto los cargos de técnicos vacantes (su cuenta es de más de veinte) sino por "las insuficiencias presupuestarias, que han ocasionado la 'postergación' de la microfilmación desde hace tres años". En definitiva, "está mermada y limitada la acción del Centro. Las colecciones venezolanas, sin duda, acusarán estas carencias, en lugar de prolongar su vida útil se ve afectada su permanencia".

Sobre ese punto señala Nancy Jiménez, experta en restauración, que "es necesario que los nuevos responsables de estos valiosos e importantes archivos -los del Libertador- consideren las condiciones adecuadas de almacenamiento para evitar que el daño avance. Esto fue lo que se logró en 1999 cuando se remodeló y acondicionó la bóveda donde se mantienen hasta hoy (Academia Nacional de la Historia). También será necesario establecer prioridades para la aplicación de tratamientos adecuados por parte de personal experto".

Ambas coinciden en que la mejor restauración es la que no se hace. "Muchas veces -dice Rodríguez-, con la mejor de las intenciones, se generan daños mayores al intervenir documentos que no lo requieren o al intervenirlos con prácticas inadecuadas a su naturaleza o ya sustituidas por procedimientos menos nocivos que quien aplica el tratamiento desconoce. No es raro encontrar evidencias de hasta tres intervenciones en documentos históricos, cada una más perjudicial que la anterior".

Jiménez relata que cuando trabajaba en BN, le tocó limpiar y proteger una parte considerable de los archivos de Bolívar: "Pudimos evidenciar que fueron restaurados y laminados innecesariamente en el pasado, no sabemos por quiénes. Actualmente están en estado de fragilidad y para agravar la situación, fueron encuadernados uniendo documentos de diferentes tamaños y tipo. Al abrirse los tomos, se corre el riesgo de desgarrar los manuscritos y deben manipularse con mucho cuidado, pues muchas hojas pueden quebrarse".

Devolverse a lo original

En lo que a la estructura del edificio se refiere, la arquitecto Muñoz -quien tiene una maestría en el diseño de edificios de bibliotecas- recuerda que en enero de 2009 lo visitó por petición de la entonces directora del AGN, Carmen Alida Soto, "quien manifestó gran interés en continuar los esfuerzos para concluir el edificio".

Esta profesional se encargó del diseño interior del Foro Libertador; y durante la visita que refiere constató que la edificación no estaba concluida, "sin embargo, puedo dar fe de que el edificio se construyó cumpliendo las normas internacionales establecidas, así como con las especificaciones técnicas para su construcción. Aunque visité sus instalaciones, no tuve la posibilidad de conocer en funcionamiento los diferentes sistemas operativos del edificio", y concluye: "existe, sin embargo, la ocupación de parte del edificio por oficinas del Ministerio de la Cultura, lo que impide la rehabilitación de todos los espacios del edificio, las cuales deben ser ocupadas y acondicionadas para sus funciones originales".

Este sábado formalizan actas para traslado de archivos de Miranda y Bolívar

La viceministra de la Cultura manifestó que la infraestructura de la Academia, donde actualmente están resguardado los archivos, no es antisísmica, y un terremoto podría acabar con los documentos

Caracas, 5 de Junio de 2010.- Este sábado se formalizarán las actas para el traslado de los Archivos de Miranda y del Libertados al Archivo General de la Nación, según informó el director de esta institución, Luis Pellicer.

La mudanza debe realizarse antes del 13 de junio de 2010 según establece la Gaceta Oficial Nº 39.402.

A partir del 3 de mayo se inició el proceso para trasladar los documentos y bienes de Francisco de Miranda y del Libertador Simón Bolívar al Archivo General de la Nación.

'Si hubiera que trasladar los archivos del Generalísimo Francisco de Miranda y del Libertador hoy mismo al Archivo General de la Nación, los espacios están dispuestos y se encontraría a mejor resguardo de lo que están en la Academia Nacional de la Historia', señaló el ministro para la Cultura, Francisco Sesto.

La viceministra de la Cultura para el Desarrollo Humano, Carmen Bohórquez, manifestó que la infraestructura de la Academia, donde actualmente están resguardado los archivos, no es antisísmica, y un terremoto podría acabar con los documentos, además indicó que el humo que se condensa en el centro de la ciudad puede deteriorar el material patrimonial, y también incluyo el riesgo de incendios ya que en la zona lanzan juegos pirotécnicos.

Por su parte, el director del Archivo General de la Nación, Luis Pellicer, indicó que la institución que dirige en unión con el Instituto de Patrimonio Cultural y la Biblioteca Nacional tienen las condiciones ambientales de humedad y temperatura que se requieren para la conservación de esos archivos.

'Tenemos, incluso, archivos y documentación que data de un pasado mucho más remoto, del siglo XVI, y está a buen resguardo y en condiciones óptimas de conservación, está aquí el personal más calificado en el país y posiblemente en Latinoamérica', explicó.

El Archivo del Libertador tiene 283 tomos mientras que el Archivo del Generalísimo Francisco de Miranda lo conforman 63 tomos que ya ha digitalizado la Biblioteca Nacional.

Archivos de Francisco de Miranda pronto estarán disponibles en Internet

Archivos de Francisco de Miranda pronto estarán disponibles en Internet











Caracas, 20 de Mayo de 2010.- La Colombeia, nombre que el Generalísimo Francisco de Miranda le dio a sus archivos, será colocada en una página web que está creando el Ministerio del Poder Popular para la Cultura y que estará lista en pocos meses.

El titular del despacho cultural, Francisco Sesto, destacó que son unas 32 mil páginas de documentos en distintos idiomas: francés, inglés y castellano, entre otros.

Sesto explicó que los documentos serán transcritos y traducidos al español.

“Está muy avanzada la página, la vamos a tener en unos meses“, indicó y explicó que los documentos se podrán observar en la Internet como una fotografía.

Cartas, grabados, objetos, facturas, tarjetas de visita, entre otros, estarán publicados en esta página.

Asimismo, el Ministerio digitalizará y publicará en Internet el Archivo del Libertador, para su libre y universal uso.

Actualmente, un equipo del Archivo General de la Nación realiza un inventario de los archivos de Miranda y del Libertador para su traslado a la sede de esta institución, antes del 13 de junio próximo.

Los archivos de Bolívar y Miranda inician su traslado bajo control de Chávez

Carola Solé

Los archivos de Bolívar y Miranda inician su traslado bajo control de ChávezCaracas, 12 de Mayo de 2010.- Una comisión de expertos ha iniciado un minucioso inventario a los archivos de Simón Bolívar y Francisco de Miranda, próceres de la independencia venezolana, que pasarán próximamente, por decreto, bajo control del Gobierno del presidente Hugo Chávez.

Ataviados con guantes de látex, mascarillas y batas, los integrantes de la comisión formada por unos veinte expertos gubernamentales e independientes analizan, desde la semana pasada, el estado del valioso material en la sede de la Academia Nacional de la Historia, en el centro de Caracas.

Hasta ahora, los 283 tomos del archivo del Libertador, declarado Memoria del Mundo por la UNESCO, y los 63 de Miranda reposaban en esa Academia, un organismo independiente compuesto por doce investigadores, algunos de ellos, como su director, Elías Pino Iturrieta, críticos con el Gobierno y su intención con respecto a los documentos.

Mediante un decreto publicado en la Gaceta Oficial el mes pasado, Chávez ordenó el traspaso de la totalidad de los documentos al Archivo General de la Nación (AGN), dependiente del Ministerio de Cultura, en un proceso que debe culminar a mediados de junio y que ha suscitado las reticencias de algunos historiadores.

“Hay una motivación política expresa en el propio decreto (para el traslado de documentos), porque aquí está probado que hemos tratado bien el material. Quieren poner la historia al servicio de la revolución bolivariana”, afirmó a Efe Iturrieta.

Según señala el decreto, el objetivo del traslado es rescatar la memoria histórica de las luchas de liberación del pueblo venezolano, las cuales han sido, dice, “ocultadas por factores políticos contrarios al proceso revolucionario”.

Esta es la segunda semana de labor de las comisiones técnicas de uno y otro organismo, cuyos integrantes dejaron atrás “algunas tensiones” iniciales para pasar a trabajar “en equipo”, declaró a Efe Carmen Torres, de la Academia Nacional.

“Resultados óptimos para el resguardo documental”, puede leerse en uno de los informes del archivo del “Generalísimo”, en estado de inventariado avanzado, y firmado por los miembros técnicos del Archivo General de la Nación.

Cartas, oficios, decretos y discursos escritos hace más de dos siglos por los próceres de la independencia venezolana se almacenan en salas especialmente habilitadas, entre 16 y 25 grados celcius y entre 35 a 55 grados de humedad.

Entre los documentos, hay escritos tan valiosos como el original del Discurso de Angostura que Bolívar pronunció el 15 de febrero de 1819.

“Para nadie es un secreto que muchos de los voceros de la Academia son francos opositores al gobierno revolucionario. No es que eso sea un peligro, porque hay libertad de expresión absoluta, pero la historia en manos de gente opuesta es fácilmente manipulable”, dijo por su parte a Efe el director del Archivo General de la Nación, Luís Pellicer.

Considerados en el mencionado decreto como “la base ideológica de la revolución bolivariana”, el pensamiento y memorias de Simón Bolívar (1783-1830) tienen una trascendencia fundamental para la historia de Venezuela, donde se rinde culto al prócer desde mucho antes del proceso impulsado por Chávez.

“Lo que se están llevando es el Evangelio, los originales del Nuevo Testamento”, enfatizó Iturrieta, antes de agregar que su “mayor miedo” es “que se haga una lectura canónica o litúrgica de estos documentos”.

Pellicer replicó, por su parte: “No necesitamos manipular los documentos. Lo que pasa es que hasta ahora (partes de la historia) han sido silenciadas”.

Desde el Archivo se critica una supuesta actitud “oligarca” por parte de los historiadores de la Academia, a los que acusan de promover una versión de la historia “librada por el estado burgués”.

Pellicer asegura que, cuando los documentos estén en el Archivo General de la Nación, el organismo trabajará en la promoción de una “historia insurgente”, con el pueblo como protagonista.

Los archivos de Bolívar y Miranda (1750-1816) han pasado por distintas manos a lo largo de la historia, en ocasiones por decreto presidencial.

La Academia cuida de los archivos del General Miranda desde 1927, por decreto del entonces presidente Juan Vicente Gómez, y de los archivos de Bolívar desde 1999, por decreto de Rafael Caldera.

“Es algo muy corriente. Se trata de un cambio de lugar simplemente”, asegura a su vez el curador del archivo de Bolívar desde hace siete años, el general Héctor Bencomo.

Archivo General transformará la historia

Dubraska Falcón /Ana María Fernández

Comisiones técnicas del Ejecutivo inventarían archivos de Bolívar y Miranda

El Discurso de Angostura es el primero que publicará el AGN (Venancio Alcázares)







Caracas, 5 de Mayo de 2010.- El director del Archivo General de la Nación (AGN), Luis Pellicer, fue tajante al develar las intenciones que tiene el Gobierno revolucionario al trasladar de la Academia Nacional de la Historia (ANH) los documentos del Generalísimo Francisco de Miranda y del Libertador Simón Bolívar. Ellos piensan "transformar la historiografía para transformar la conciencia histórica y la conciencia social", según las declaraciones dadas a El Universal.

Esa es la meta que se han propuesto trazar los "historiadores revolucionarios" antes del 13 de junio, según el director del AGN. Dentro de esos objetivos destaca la construcción de una "historiografía insurgente".

"La historia no es objetiva. La historia se escribe desde una perspectiva. Y no es igual que la escriba un burgués o un oligarca a que la escriba una gente que está en el pueblo o que es el pueblo. Cuando hablamos de una historiografía insurgente es porque estamos insurgiendo en contra de una historiografía que ha justificado el Estado liberal burgués y que ha justificado el sistema capitalista. Nosotros estamos construyendo una historiografía que se fundamenta en el proyecto socialista y el proyecto revolucionario", dice Luis Pellicer.

La razón fundamental, según Pellicer, del traslado es que los revolucionarios se niegan a seguir una historia "donde únicamente las élites y los héroes son los constructores de la historia". Así tentativamente desde julio los archivos se podrán consultar vía internet; e incluso se harán públicos documentos -ya editados- como el Discurso de Angostura y del Decreto de Guerra a Muerte.

"Nosotros no pretendemos manipular la historia... pretendemos construir un relato fidedigno de la participación y el protagonismo del pueblo en la construcción de la sociedad venezolana; y de los procesos históricos", dice.

En cuanto al arqueo de los archivos de Miranda y de Bolívar, esta tarea ha transcurrido sin mayores sobresaltos en su segunda jornada, y hasta el momento las comisiones técnicas del AGN dan fe del buen estado de preservación de las colecciones en la ANH.

Sobre el archivo de Miranda, se lee en la planilla del AGN debidamente firmada: "resultados óptimos para el resguardo documental".

Este archivo está ubicado en la sede de la ANH, y la historiadora Marianela Ponce comenta: "este es un sitio público, acá vienen a investigar los estudiantes e investigadores".

De blanco Antonieta de Rogati, por la ANH, y de azul los de la comisión técnica del AGN (Venancio Alcázares)



Ponce explica, además, que mientras los integrantes de la comisión técnica del AGN estén yendo a hacer el inventario, levantarán la información también sobre las condiciones de los documentos. Tal comisión técnica del AGN la componen los estudiantes de archivo Deivy Abad y Elkis Durán, y los historiadores Franklin Amaro y María Gabriela Brito, y por la ANH están Carmen Torres y Antonieta de Rogati.

"Este archivo fue bautizado por el propio Miranda como Colombeia, y la Unesco lo declaró Memoria del Mundo en el año 2007, gracias al trabajo de digitalización que llevó a cabo la propia Biblioteca Nacional en 2006", acota Ponce.

Desde que los volúmenes mirandinos están en la ANH se microfilmaron, y desde 1953 reposan en un arca especialmente construida para resguardar el tesoro documental. Estos archivos cuentan con varias ediciones divulgativas, siempre por decreto presidencial.

En cuanto al archivo del Libertador, el historiador Héctor Bencomo Barrios cumple las funciones de curador de ese legado y asegura que la comisión técnica del AGN asignada lleva a cabo un "trabajo normal, está marchando. Nosotros tenemos mucho trabajo ejecutado, y ellos están levantando sus inventarios, que van a confrontar con los nuestros".

Sobre el traslado, Bencomo ignora cómo lo van a realizar, pero "debería ser en vehículos blindados. Estos documentos son más valiosos que los lingotes de oro, y si esos lingotes los trasladan con fuertes medidas, mucho más estos tomos, que no tienen reemplazo".

En la comisión técnica del AGN que trabaja en Traposos están Carlos Manuel Bravo (historiador), Yesenia Mendoza (archivista), Raúl Jiménez (estudiante de Historia) y Alicia Herrera (investigadora), y por la ANH, las historiadoras Miriam Pierralt, Yinés García, Rosángel Vargas y Eulides Ortega.

Historiadores temen por documentos de próceres venezolanos

Academia Nacional de la Historia de Venezuela. Historiadores temen por documentos de próceres venezolanos. Abril 2010









Caracas, 29 de baril de 2010.- La Academia Nacional de la Historia teme por la conservación de documentos históricos que pertenecieron a los próceres de la independencia sudamericana Simón Bolívar y Francisco Miranda y les fueron despojados por decreto del gobierno del presidente Hugo Chávez.

Algunos miembros de la Academia, que se cuentan entre los más acérrimos críticos de Chávez, citaron razones de carácter político como motivo principal de la decisión del mandatario.

El director de la Academia, Elías Pino Iturrieta, declaró que la institución va a cumplir la ley pero que de todos modos "se le mandó una correspondencia al Presidente de la República solicitando la rectificación de la medida y se está esperando respuesta", informó AP.

"Hay dolor y espera, aunque en el fondo sabemos que no podemos esperar mucho", declaró el historiador venezolano.

La institución, creada en 1888 como una entidad autónoma del gobierno, en un comunicado publicado en la prensa nacional, cinco días después de la promulgación del decreto, renovó sus críticas contra el gobierno pues ven un "inminente peligro en que se encuentra la colectividad venezolana".

"El intento de instaurar un sistema anti republicano fomenta un clima de ofuscación, en el cual la historia se confunde... la desmemoria (es) una herramienta útil a los intereses del poder político autocrático", concluyó el comunicado.

Carmen Bohórquez, viceministra de la Cultura, declaró a la agencia estatal de noticias ABN que la medida se justifica debido a que los documentos de los próceres se encuentran "en riesgo" en la Academia Nacional de la Historia.

Contrario a lo que afirma el gobierno, Iturrieta manifestó que los archivos se encuentran en perfecto estado de conservación y son accesibles al público. El historiador expresó que el deseo de parte de todos los miembros de está institución cultural es que el trato a los documentos sea "igual o mejor".

A partir del 3 de mayo comenzará el proceso para trasladar los documentos al Archivo General de la Nación, una dependencia del Ministerio de Cultura desde donde, según el gobierno, nunca debieron ser transferidos a la Academia por el gobierno de Rafael Caldera (1994-1999).

Luis Pellicer, director del Archivo General, declaró que esos documentos fueron transferidos "a espaldas del pueblo venezolano".

En la exposición de motivos del decreto se afirma que "el pensamiento de Bolívar es la base ideológica de la revolución bolivariana''.

Pino Iturrieta teme que se manipulen Archivos de Bolívar

Dubraska Falcón

Los miembros darán a conocer, el martes 20, su posición por el decreto









Caracas, 16 de Abril de 2010.- Con dolor y consternación recibió la Academia Nacional de la Historia la orden presidencial de entregar los archivos, del Generalísimo Francisco de Miranda y el Libertador Simón Bolívar, Patrimonio de la Humanidad, según la Unesco, al Archivo General de la Nación, según lo publicado en la Gaceta Oficial No. 39.402, de fecha 13 de abril. Así lo dejó claro el director de la Academia, Elías Pino Iturrieta.

"La Academia Nacional de la Historia va a tomar el asunto con bastante seriedad. Vamos hacer un estudio meticuloso del decreto que nos quita los archivos, porque entiendo que no se trata de una agresión a la Academia sino al patrimonio de la sociedad. Estoy adelantando opiniones provisionales porque nos vamos a reunir el día martes para discutir un documento de respuesta. Por supuesto que vamos a acatar la ley, pero haremos una descripción del estado de los archivos y haremos un inventario detallado que se entregará al Poder Ejecutivo", afirmó el catedrático sobre los documentos que deberá entregar a más tardar el 13 de junio del presente año.

Para la institución, los términos del decreto, que afirman querer "rescatar la memoria histórica de las luchas de liberación del pueblo venezolano, las cuales han sido ocultadas por factores políticos contrarios al proceso revolucionario", han sido sumamente dolorosos.

"Desconocemos las razones de la decisión. Solo lo que aparece en el decreto: colocar los documentos al servicio de la revolución. Nosotros consideramos que los documentos están el servicio del público y al servicio de la sociedad como han estado hasta la fecha: cuidados con celo. De manera que si es por la trayectoria de la Academia y por la atención de la documentación no existe ningún pretexto, ninguna explicación para esta medida sorpresiva", subraya Elías Pino Iturrieta y cataloga la acción del decreto como grotesca pues nunca se pusieron en contacto con la Academia.

Sobre el riesgo que pueden correr los archivos del Generalísimo y del Libertador en manos del Ministerio de la Cultura -que ha descuidado al máximo los documentos de la Biblioteca Nacional- Pino Iturrieta no se arriesga a pronosticar. Sin embargo, sí asegura que lo peor que les podría pasar es ser distorsionados y manipulados con fines políticos.

"¿Cómo es eso de los documentos al servicio de la revolución bolivariana? Así lo dice el decreto. ¿Miranda y Bolívar convertidos en palafreneros? ¡Ese es un problema! Y lo digo a título personal. Temo mucho que se reproduzcan estos hechos con los tesoros del país".

Lugar donde reposan los documentos de Simón Bolívar y Francisco de Miranda en la Academia Nacional de la Historia de Venezuela


Guillermo Morón: "El Mayor disparate"

El también historiador y Miembro de Número del organismo, Guillermo Morón, respaldó la posición de Pino Iturrieta y afirmó que se trata "del mayor disparate que se puede cometer", pues los espacios del Archivo General de la Nación son insuficientes para almacenar los manuscritos del Libertador y del General Francisco de Miranda y además "no cuentan con las condiciones físicas y técnicas para ello".

Destacó que en el caso de los documentos del Libertador, se encuentran almacenados en una bóveda que fue construida especialmente para ello y disfrutan del cuidado especializado de años de su curador, el General Bencomo.

Por ello consideró "innecesario" el traslado de los mismos pues para ello deberán acondicionar los espacios en los cuales serán depositados y "ni el Archivo Nacional, ni Miraflores ni la Casona Presidencial, cuentan con el espacio que se requiere".

Ambos historiadores hicieron un exhorto a la sociedad venezolana a interesarse por lo ocurrido, "se trata de la historia de la nación que se encuentra en peligro".

La historia del 19 de abril de 1810

Ayer el Palacio de Las Academias no se daba abasto. La Sesión Solemne con motivo de la conmemoración del Bicentenario del 19 de Abril de 1810 no solamente reunió a un nutrido grupo de las corporaciones que hacen vida en el Palacio. También incluyó a un nutrido grupo de la sociedad, que tuvo que hacer uso de dos salas para escuchar a la oradora de orden del día Inés Quintero.

La Individuo de Número habló durante media hora sobre la selección del 19 de Abril de 1810 como el día inicial de la independencia venezolana.

"Cristóbal Mendoza, director de la Academia Nacional de la Historia concluyó diciendo que el 19 de Abril fue el día de la revelación de la conciencia nacional, el de la cristalización definitiva del sentimiento de patria, el de su triunfo de la revolución", dijo la catedrática quien se hizo acompañar por sus padres en el acto.

Simón Bolívar ordenó quemar sus archivos

Sus edecanes desobedecieron.

Se podría fijar el origen del Archivo del Libertador en 1813 cuando Simón Bolívar, comenzó a guardar la correspondencia que recibía, junto a borradores de cartas enviadas.

El primer custodio de este conjunto de testimonios sobre el pasado fue el propio Bolívar quien viajaba con su archivo.

Después de la muerte del Libertador, sus edecanes se dieron a la tarea de continuar la recopilación de sus papeles, contradiciendo la voluntad de Bolívar expresada en la cláusula 9 de su testamento: "Ordeno que los papeles que se hallan en poder del señor Pavageau [Juan Bautista Pavageau], se quemen".

Daniel Florencio O'Leary y Juan de Francisco Martín serían los más industriosos en la metódica labor, no sólo de guardar y conservar los documentos del Libertador, sino de conseguir y reunir muchos otros que se encontraban en manos de contemporáneos, entre ellos algunos realistas.

El trabajo iniciado por Bolívar y sus colaboradores ha sido proseguido durante casi dos siglos y continúa hoy en día. El Archivo del Libertador comprende documentos militares, cartas personales, juicios, proclamas, decretos, documentos familiares, y otros de diversa índole.

Esta documentación es el testimonio directo de la vida y gesta del Libertador y de parte de la historia de las repúblicas libertadas por él, además de que son buenas fuentes para el estudio de la historia social y de las ideas del siglo XIX latinoamericano.

Archivos de Bolívar y Miranda salen de la Academia Nacional de la Historia

Ana María Hernández G.






Caracas, 14 de Abril de 2010.- Al Archivo General de la Nación deberán ir los archivos del Libertador Simón Bolívar y del Generalísimo Francisco de Miranda, según lo estipula la Gaceta Oficial No. 39.402 del martes 13 de abril de 2010.

De acuerdo con los "considerandos" del decreto No. 7.375 suscrito por el presidente Hugo Chávez y los ministros del gabinete, las razones que se alegan para esta medida establecen que "los documentos y archivos históricos de la nación deben estar al servicio de instituciones del Estado, que verdaderamente desarrollen sus funciones, con el objeto de rescatar la memoria histórica de las luchas de liberación del pueblo venezolano, las cuales han sido ocultadas por factores políticos contrarios al proceso revolucionario".

En tal sentido, la Academia Nacional de la Historia, hasta ahora la depositaria de tan valiosos documentos, tendrán "un lapso no mayor de dos meses, contados a partir de la publicación del presente decreto" para entregar "a la República, por órgano del Archivo General de la Nación de los bienes que conforman el Archivo del Libertador y del Generalísimo Francisco de Miranda".

Entrevista Guillermo Morón, individuo de número de la academia nacional de la historia




La Historia la hacen los historiadores


"La Historia que necesita el pueblo no es la que dictan los dictadores, no es la que imponen en Corea del Norte..."

ANA MARÍA HERNÁNDEZ G.

Caracas 28 de Marzo de 2008.- El próximo 28 de octubre se cumplirán 120 años de la creación de la Academia Nacional de la Historia (ANH), según el Decreto Orgánico del entonces presidente de la República Juan Pablo Rojas Paúl, en 1888.

La semana pasada, el profesor Arístides Medina Rubio habló desde esta tribuna sobre el Centro Nacional de Historia (CNH), como ente destinado a hacer "la Historia que el pueblo necesita" y a ser el órgano del Estado venezolano para asesorarlo en materia de Historia.

Para desglosar lo que a la ANH se refiere, el llamado "decano" de los historiadores, don Guillermo Morón -el Individuo de Número con más tiempo en esa corporación- precisa algunas consideraciones en el delicado asunto del pasado venezolano.

-¿Cuál es la Historia que el pueblo necesita?

-Crear un Centro Nacional de Historia para escribir la Historia que necesita el pueblo es lo que no entiendo. Porque la que el pueblo necesita es la que escriben los historiadores; y esa es la que hace el pueblo. En el caso concreto venezolano es la Historia que han hecho las culturas no nucleares indígenas, antes del Descubrimiento y del proceso de Conquista y de colonización por parte de los españoles en el siglo XVI. Hablo de culturas no nucleares, y la expresión no es mía, es tomada de los antropólogos, de los indigenistas; y cito dos nombres importantes en esa larga tradición. En primer lugar a todos los cronistas de los siglos XVI, XVII y XVIII, y luego en el siglo XX a Miguel Acosta Saignes y, en este momento, a Mario Sanoja Obediente, quien es, por cierto, Individuo de Número de la ANH. De modo que la Academia ha sido una institución abierta y ha escrito la Historia que el pueblo ha hecho, vista por los historiadores.

-¿Cuál exactamente?

-La Historia no la escriben los políticos, no la escriben los politólogos ni los gobernantes. La escriben los investigadores.

-¿Por qué razón?

-Por una muy simple y muy antigua: la palabra "historia" significa "investigación". Fue inventada en el siglo VI antes de Cristo por Hecateo de Mileto, y fue ratificada por Herodoto de Halicarnaso en el siglo V antes de Cristo; y desde entonces han comenzado los historiadores a preocuparse por las historias particulares de cada etnia, de cada cultura, de cada civilización, y también por la interpretación global de la Historia como la han hecho los grandes historiadores. En el siglo XX, (Arnold) Toynbee en ese inmenso libro, Estudio de la Historia. La Historia que necesita el pueblo no es la que dictan los dictadores, no es la que imponen en Corea del Norte. No es la Historia que pretendió imponer, y que se vino abajo, la Unión Soviética. Ahora, yo no creo que eso sea lo que pretenda este instituto (CNH), pero sí lo que pretende el Estado, porque está muy claramente dicho por el señor presidente de la República, Hugo Chávez Frías, en sus numerosas intervenciones sobre el particular. Fue ratificado por uno de sus ministros de Educación, (Aristóbulo) Istúriz, cuando dijo aquella célebre frase: "sí, estamos ideologizando la educación, ¿y qué?". Eso es muy peligroso. De modo que si este instituto nació para hacer libros de Historia de acuerdo con la ideología de "Patria, socialismo o muerte", es grave.

-¿Investigar en Historia no tiene que ver con tener alguna ideología?

-No. La investigación histórica no puede estar ideologizada porque entonces se mira por un solo camino; y cito un caso notable en la historiografía venezolana: mi amigo y compañero de estudio, Federico Brito Figueroa, un marxista-leninista, que interpretaba la Historia no de acuerdo con la metodología marxista, sino con los intereses del Partido Comunista, al cual él pertenecía; pero eso no le restaba mayor importancia a su magnífica Historia social y económica de Venezuela. Pero él no engañaba a nadie. Federico no decía que la Historia que él escribió es la que necesita el pueblo, sino que decía "esta es la Historia que yo escribo, de acuerdo con mi comprensión, con los instrumentos míos de investigación, pero también de acuerdo con mi ideología".

-¿Existen fuentes para el estudio de la Historia de lo que se llama "el pueblo"?

-En primer lugar están ya los libros escritos. En segundo lugar, los documentos, los archivos; y en tercer lugar las tradiciones orales. Allí están los numerosos libros que yo publiqué durante 38 años, desde el 3 de agosto de 1958 hasta el 3 de agosto de 1996. Fui director de Publicaciones de la ANH. Publiqué unos 1.200 volúmenes, y de esa serie mal llamada Historia Colonial de Venezuela, nunca le pude quitar el título.

-¿Cómo debería llamarse?

-Yo lo llamé Historia Provincial, el Estado de Derecho Monárquico, durante el cual nosotros los venezolanos existíamos como tales y abarca los siglos XVI, XVII y XVIII. Y es hoy el territorio de la República Bolivariana de Venezuela. ¡Sí ha cambiado de nombre!, unas 26 veces, porque hemos tenido 26 Constituciones. Un país que no ha llegado a 200 años con el Estado de Derecho Republicano significa que no ha cuajado como país. Ese es uno de los problemas hist´oricos planteados. ¿Qué somos los venezolanos?

-Cuando se alude a historias particulares, de oficios, ¿es la misma Historia o son segmentos de ella?

-Se está hablando de la Historia Cultural. Si se estudia, como hace Alfredo Boulton o Carlos F. Duarte, que estudian la Historia de la Pintura, la de los Muebles o la del Arte, en general, pues esa es Historia que forma parte del pueblo venezolano. También si se estudian los tejidos o las señales que tengan las diversas culturas indígenas que sobreviven en el país.

-Si se hace un poco de autocrítica, ¿que habría que mejorar en la ANH?

-En la ANH lo único que hay que hacer es trabajar. Lo que ya se hizo. La ANH fue fundada en el siglo XIX. Los conceptos que se tenían en ese momento, los historiadores no eran modernos como de este tiempo. Había unos cambios radicales a lo largo de todo el siglo. Aquí me atrevo a decir lo siguiente: en la ANH se trabajó muy duramente en el tiempo que fui director de Publicaciones, y al mismo tiempo director de Investigaciones. Desgraciadamente, en los últimos tiempos ambos departamentos se han reducido a su mínima expresión, porque los responsables al frente de ellos deben tener tiempo para dedicarle a la ANH. Yo le dediqué 38 años como punto fundamental de mi trabajo. La ANH tiene magníficos historiadores. El director actual, Elías Pino Iturrieta, es uno de los mejores historiadores del país. También está Manuel Caballero, de los grandes historiadores contemporáneos de Venezuela y del Continente.

-¿Necesita la Historia de Venezuela ser revisada?

-La de Venezuela y la de cualquier otro pueblo. La Historia siempre está en proceso de revisión. La que escribió Rafael María Baralt, y que le trajo ciertas consecuencias porque habló con la verdad en la mano en relación con los héroes de la Independencia, publicó su magnífica Historia que todavía leemos porque es muy útil, incluso desde el punto de vista literario. Porque el historiador también debe ser buen escritor. Un mal escritor es un mal historiador, porque la Historia debe ser bien escrita, claramente, hay que conocer bien el lenguaje. La Historia siempre está en revisión; cada camada de historiadores revisan lo que los anteriores han escrito.

-Por eso es dinámica...

-Sí, la Historia es dinámica porque la Historia que hace el pueblo es dinámica. El pueblo está continuamente evolucionando, no se detiene. Si se detuviera fuéramos españoles, indígenas o negros del siglo XVI. Pero sucede que no. Ha habido una larga evolución de 500 años, que no es suficiente, para la producción del mestizaje. Nosotros los venezolanos y los latinoamericanos todavía no somos culturas individuales. No hay una cultura venezolana, brasileña, mexicana específica porque apenas tenemos 300 años de Historia. Las grandes culturas han necesitado mucho tiempo. La cultura griega necesitó mil años. La egipcia dos o tres mil años. La europea actual tiene 2.008 años de transformaciones continuas hasta llegar a esa cosa extraordinaria que es la eliminación de las patrias, eliminó el terra patrum, la soberanía local que ha hecho mucho daño en los países latinoamericanos.

-¿Es difícil para América Latina vivir en un mundo donde hay otras civilizaciones ya establecidas?

-Por supuesto que es muy difícil. Se necesitan unos quinientos años más, por lo menos. Porque la evolución de la humanidad es muy lenta.

-El CNH se crea para responder a los intereses del Estado, ¿la ANH no nació con la misma intención?

-Lo que el Presidente dice que va a imponer en Venezuela es el Socialismo Bolivariano del Siglo XXI que no sabemos exactamente lo que es; porque hay contradicción en los términos "socialismo" y "bolivarianismo". Son dos puntos totalmente diferentes y ajenos. La doctrina de Bolívar no era socialista. No existía el socialismo, lo que existía era el liberalismo, la democracia, el republicanismo, la ilustración. Bolívar pertenece a la ilustración. De modo que son cosas contradictorias. La ANH está al servicio del Estado. Hay montones de consultas que se han atendido, desde el Ministerio de Educación y desde la Presidencia de la República. Pero nunca se nos pidió que dijéramos "Patria, socialismo o muerte". Nunca se nos pidió que nos hiciéramos adecos, copeyanos, uerredistas o ninguna cosa política, porque cada Individuo de Número es venezolano y milita en el grupo que le dé la gana. Lo que seguramente no acepta la ANH es que ahora se enseñe una Historia donde se borra a los siglos XVI, XVII y XVIII, hace sobresalir a Simón Bolívar sobre los demás héroes de la Independencia, se elimina el nombre de José Antonio Páez porque "fue traidor". Páez no fue traidor nada, él fue uno de los libertadores y el fundador de esta República; y esa no es la Historia que necesita el pueblo, porque esa es una historiografía al servicio de una sola persona, de una ideología.