Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

sábado, 19 de febrero de 2011

Un descanso y alimento para el alma en el caos cultural sin falsas maniobras como se acostumbra ahora

La identidad de
Rafael Cadenas

Lisbeth Salas presenta una 'fotobiografía'

en "Rostros y Decires"



Durante dos años la fotógrafa venezolana Lisbeth Salas realizó
una fotobiografía del poeta Rafael Cadenas. Con la diagramación
de Álvaro Sotillo y la corrección de textos de Javier Aizpurua,
en la próxima semana estará en las librerías el libro de la Editorial
La cámara escrita, "Rostros y decires" (Fotos Cortesía Lisbeth Salas)

DUBRASKA FALCÓN | EL UNIVERSAL
sábado 19 de febrero de 2011 12:00 AM

La poética vida de Rafael Cadenas (Barquisimeto, 1930)

no se narra solo en palabras. Más allá de una simple

biografía inundada de letras, en 119 páginas del libro

Rostros y decires/ La Cámara escrita 2 se presenta

una 'fotobiografía' que sorprende desde que se mira el

vestido del libro. Se trata de una narración desde la

mirada de la fotógrafa Lisbeth Salas (Caracas, 1971).

Ella decidió que al poeta debía vérsele desde otro ángulo.

Desde esas imágenes que se encuentran en sus álbumes

personales, desde esos instantes que Salas podría capturar,

desde esa poesía de Rafael Cadenas que a más de uno

ha enamorado hasta los huesos.

"Quería hacer biografías contadas en imágenes.

Se tratan de pequeñas 'fotobiografías', de manera

de que la gente se entere de la vida, la cotidianidad,

las obsesiones y los deseos de los escritores a través

de las imágenes. Quería echar un cuento a través de la

fotografía. Fue lo que hice con el libroInfinitamente

serie de Enrique Vila-Matas. Con Cadenas uso sus

manuscritos, cuento la historia desde el comienzo

de su vida. Es una 'fotobiografía' en la que he querido

agregar pequeños incisos de poemas de sus libros más

importantes. Incluso se incluye un poema inédito";

asegura Salas, del libro que pertenece a la editorial

Cámara Escrita.

En el proceso de creación no solamente participó el mismo

Cadenas, sino que la diagramación de Rostros y decires

fue realizada por el maestro Álvaro Sotillo, mientras que

la corrección de los textos la hizo Javier Aizpurua.

"Trabajo con autores vivos porque me gusta hacer los

libros con ellos. Me gusta saber lo que piensan, escuchar

sus opiniones, sus críticas. De alguna manera fue un diario

hecho a seis manos entre Álvaro, Rafael y yo. Cadenas me

está contando su vida y yo le estoy contando la mía", dice.

Dos años le llevó a Salas la realización de este proyecto.

En el primer año realizó el montaje con las imágenes

familiares de Cadenas; sus fotografías cuando era niño.

Ella misma seleccionó los poemas que aparecen en el libro,

comoIntemperie, Memorial y Falsas Maniobras, entre

muchos otros. Incluso, disimula sus fotos para que el

lector no crea que son tomadas por ella. "Intento hacer

mucha ficción. Intento que el lector se pregunté '

¿esto es verdad?' ¡Aquí todo es verdad! De hecho lo miras

a través de los manuscritos de Cadenas".

El libro no tiene desperdicio. Es una joya en cuanto a

diseño. En él se mezclan imágenes en polaroid, con

textos originales de Cadenas. Dentro de las 119 del

libro muchas páginas tendrán la caligrafía del poeta.

Sus correcciones quedan en esas hojas que diseñó

Sotillo y creó Salas.

"Para nosotros como lector siempre es una curiosidad saber

cómo es el otro. Ver esa identidad. Este libro traduce una

identidad que se llama Rafael Cadenas. Álvaro respetó la

narrativa del libro. Trabajamos a seis manos muy bien.

Cadenas estuvo con nosotros en todo el proceso".

En Rostros y decires, Lisbeth Salas descubrió que

podría realizar pequeñas antologías de los autores

que han apasionado a Rafael Cadenas. Ahí están

Miguel de Cervantes, Walt Whitman, Rilke, D.H. Lawrence,

Constantino Cavafy, Fernando Pessoa y Jorge Luis Borges.

"Es una parte del libro en la que Cadenas le hace homenaje

a sus autores. En el caso de Rilke, me fui al Castillo

Duino buscando sus huellas. Él representa el alma de

Cadenas, es un autor que no se ha agotado en su

lectura. Continúa leyéndolo", confiesa Salas.

El prólogo del libro está hecho por el propio Rafael.

Además de tener un poema escrito especialmente

para él por Antonio Gamoneda. "El equipo de trabajo

funcionó. Cadenas se cuida mucho. Sabíamos que no

quería nada pomposo ni vanidoso, que lo acercará a un

mundo que no fuera el suyo", remata Salas.