Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

domingo, 20 de febrero de 2011

Tengamos calladito este árbol decretado como el árbol regional carabobeño en 1985 para que no lo deformen como han hecho con todos los otros

En el año 1985,

Ver imagen en tamaño completo




el mango fue

adoptado

Y proclamado como el árbol




regional carabobeño en la Asamblea

Legislativa de Valencia para todo el

Estado por iniciativa aceptada del

Sr. José Antonio Celis, quien además en

La Semana de la Conservación 1992, escribió un poema llamado franciscanamente:

“El Hermano Mango”.

El mango es vida total

Del hambre noble enemigo

Soporta cualquier castigo

Para su almíbar brindar.

Su fruto tan delicioso

Lo comen todos los seres

El Cielo lo dio gozoso

A hombres niños y mujeres

Hermano mango, te aprecio

por ser un árbol leal

cuando el verano está recio

salvas al mundo animal.

Fruto que llevas por dentro

La energía del creador

En el planeta eres el centro

De bondad, alegría y amor.

José Antonio Celis

“In: “Notita”, Suplemento infantil de

Notitarde, Valencia 4 de enero 1998, pág2

(“El mundo de las plantas”)

Sorprendentemente el chavecismo

No ha colocado un frutal paralelo que

Tumbe este símbolo de la “burguesía,

Oligarca y apátrida” como

Ha hecho con otros símbolos, o ha puesto

A niñitos de maternal A a pintar la nueva

Bandera en los pre-escolares bolivarianos,

O a la escuela de sordos a redactar y

musicalizar el nuevo himno o al que

pase primero por la calle a dibujar el nuevo

escudo.


Ver imagen en tamaño completo




UCV - Maracay invita «La Fiesta del Mango»

El carabobeño Sábado 27 de Mayo de 2006 pág D-6

La Universidad Central de Venezuela campus Maracay anuncia que el 8 de junio tendrá lugar «La Fiesta del Mango, el mango evento» que busca rendir culto a esta fruta tropical, a través de la exhibición y venta de bebidas, comidas y artesanías, intercambio de recetas, divulgación científica y manifestaciones artísticas entorno a ella.

El equipo organizador señala que en un ambiente festivo y bajo criterios ecológicos, desean difundir e intercambiar información sobre el mango, para incrementar su aprovechamiento, ampliar su uso alimenticio y el conocimiento de sus orígenes y propiedades nutritivas, en un espacio como el campus de la UCV, donde cada año es posible degustar diversas variedades de esta fruta».

Detallan, que pueden participar productores, vendedores, amas de casa, chefs, artistas, investigadores y quienes se consideren fanáticos del mango. Sólo es necesario formalizar su inscripción.

Este encuentro es preparado por la Dirección de Cultura de la UCV campus Maracay conjuntamente con la Dirección de Escuela, la Coordinación de Extensión, la Comisión de Apoyo para el Desarrollo Socio – Humanístico y agrupaciones estudiantiles como Radio Chatarra, el Centro de Excursionismo Universitario Maracay (CEUM) y el Grupo de Ferias de la Facultad de Agronomía.

Culto culinario

«Queremos reunir en un mismo espacio a quienes deseen promocionar, hacer alarde y compartir recetas e historias entorno a la elaboración de sus jaleas, jugos, caratos, ensaladas, salsas y platillos exóticos con mango.

Incluso, quienes puedan impresionarnos con usos alternativos».

Resaltan que darán prioridad a la creatividad, de manera que invitan especialmente a quienes quieran divulgar alguna forma aún desconocida de consumirlo. El día del evento, entregarán gratuitamente un recetario de los platos que serán exhibidos y vendidos. Por tal razón, es imprescindible que al momento de formular su inscripción, la persona entregue por escrito la receta.

Culto artístico

También están convocados los artesanos, pintores, escultores, músicos, poetas, malabaristas, cuentacuentos, mimos, artistas de todas las edades y géneros que posean alguna propuesta en honor al mango.

De igual manera, los interesados deben inscribirse para que luego la Dirección de Cultura de la UCV campus Maracay, coordine los detalles de su participación.

Divulgación científica

Sobre este punto, los organizadores invitan a todos aquellos profesionales y estudiantes de áreas como la ingeniería agronómica, nutrición, química, medicina, entre otras. «La idea es que ellos presenten carteles cualquier otro material para la difusión de un conjunto de conocimientos relativos al mango».

Ya varios profesores y tesistas de la Facultad de Agronomía UCV, están organizándose para participar.


La inscripción

Las personas y empresas interesadas sólo deben acercarse hasta la oficina de la Sección de Orientación de la Facultad de Agronomía, UCV campus Maracay (ubicada en las adyacencias del estacionamiento de la zona central).

Ahí llenarán una planilla y en el caso de inscribirse para presentar comidas o bebidas, es necesario traer una copia de la receta.

La inscripción es gratuita y aunque en esta oportunidad no está planteada la entrega de premios, los organizadores otorgarán certificados.

El proceso cierra el 30 de mayo y más información puede ser solicitada por los teléfonos (0243) 550.74.34 ó 550.74.23.

Mango: objeto de culto Gustavo Rodríguez, profesor de la cátedra de Manejo Agronómico de Frutales de la Facultad de Agronomía UCV, dice que cuando la fruta llegó a Venezuela de la mano de los españoles, encontró las condiciones ambientales ideales para su producción. Tanto es así, que esta fruta asiática que está presente en todos los estados del país, pareciera que adoptó la nacionalidad venezolana.

Temporada de producción. Comienza aproximadamente el 15 de febrero y culmina el 15 de junio. El período de mayor abundancia se presenta en el mes de mayo.

Especies. Se separa en dos grandes grupos, los monoembriónicos, que tienen su origen en la India y los poliembriónicos que son de Indochina y Filipinas.

Monoembriónicos. Tienen poco contenido de fibra y trementina. Son de mayor tamaño y cuelgan en la mata en solitario, su color es muy atractivo, que entre el rojo, el amarillo y el anaranjado. Estos son sembrados con orientación a la producción para el mercado de la exportación. Las variedades más famosas son `Tommy Atkins´, `Haden´, `Kent´ y `Keitt´.

Poliembriónicos. Se agrupan en racimos, su color varía entre el amarillo y el verde, tienen forma achatada y alargada, y contienen más fibra y trementina, características no deseables en el mercado de exportación. Entre ellos están los mangos criollos, como el bocado, de hilacha y pico de loro, entre otros que también son muy conocidos y apetecidos.

Consumo. L@s venezolan@s consumimos cerca de 2 kilos de mango al año, maduro o verde, en forma de jugo, fruta fresca, jalea, mermelada, compota o en algún platillo especial

(Tomado de El Nacional, 27/05/2006).-


JUEVES, FEBRERO 08, 2007





"Culto al mango" del pintor aragüeño Luis Parra Mora



La colorida naturaleza de la fruta, es plasmanda por Luis Parra Mora, pintor aragueño quien se rinde a su belleza, elegancia y sabrosura en una exposición.







"Culto al mango" del pintor aragüeño Luis Parra Mora está estructurada por ocho piezas bidimensionales y tres tridimensionales. Las esculturas que nos representan a la destrucción del árbol por parte del "progreso", están adornadas por un "penetrable" de pitillos que simbolizan la caída del petróleo hacia el fruto del mango, el homenajeado de turno.



La obra de Luis Parra Mora desde el punto de vista pictórico transmite fuerza en el color y la forma. La línea es complementaria al deseo plástico. La textura es visual y en lo tridimensional es táctil. Su obra es por demás interesante. Parra Mora nos espera con su "Culto al mango" en la Galería de Arte Los Samanes.


La recolecta asegura el bienestar del bebe cuando crezca


Los mangos que salvan vidas

En India un pequeño pueblo del estado de Bihar marca la pauta y asegura su futuro

Geolocalización de la noticia
Amarnath Tewary, 09 de julio de 2010

Mango./>

Mango.


En India, donde tradicionalmente se prefiere tener un niño a una niña, un pequeño pueblo del estado de Bihar marca la pauta y salva vidas.

La receta es simple: cada vez que nace una niña, la familia planta un mínimo de diez árboles frutales.

La práctica da el resultado esperado: asegurar el bienestar del bebé cuando crezca.

Esto porque viven bajo una amenaza cultural que se traduce en violencia física.

A pesar de que dar o aceptar dotes es un delito en India, sigue siendo una práctica común.

También lo son, desafortunadamente, lo que se conoce como muertes por dote, que se producen cuando las chicas son asesinadas o llevadas al suicidio por el acoso continuo y tortura por parte de maridos y parientes políticos en un esfuerzo por extorsionar a un aumento de la dote.

Sólo en 2008, según el Bureau de Registros Nacionales de Crimen de India, se reportaron más de 8.170 muertes por esta razón en el país. La misma oficina reportó en el mismo año que más de seis mujeres se suicidaban cada día por problemas con la dote.

Y Bihar es el estado con la tasa más alta de muertes de dote en India. El pueblo del que hablamos, Dharhara, queda en Bihar.

PERO ALLI, TODO ES DISTINTO...


Nikah Kumari tiene 19 años y su destino era casarse con un maestro de escuela en un matrimonio pactado por Subhas Singh, su padre.

Singh tiene una pequeña y humilde granja, y a pesar de eso, entre sus preocupaciones nunca estuvo el alto costo de celebrar la ceremonia nupcial de su hija.

El día en que nació, y para mantener la tradición de su pueblo, Singh plantó diez mangos. La niña creció y los árboles también. Ahora la dote la van a pagar las frutas, comentó Singh para BBC:

"Ha llegado el día para el que plantamos los mangos. Ya tenemos vendidas las frutas incluso con tres años de anticipación y tenemos el dinero para pagar por la boda".

"Los árboles son como nuestra cuenta de ahorros a plazo fijo".

UN BOSQUE VITAL

Los mangos han liberado a los padres de Nikah de preocupaciones y su historia no es un caso aislado en su pueblo.

Con una población de poco más de 7.000 habitantes, Dharhara tiene más de 100.000 árboles frutales, la mayoría de mango y lichi.

Desde la distancia, Dharhara parece un denso bosque verde incrustado entre los áridos pueblos del área.

Desde adentro, se ve a los del pueblo pueden disfrutar del fresco bajo la sombra frente a sus casas.

Singh pagó por las bodas de tres de sus hijas después de vender los frutos de los árboles que había plantado en el momento en que nacieron. Shyam Sunder Singh aclaró:

"Ahora, hemos dejado nuestras plantaciones tradicionales de trigo y arroz. Sembramos cuantos árboles podemos. Son más rentables y confiables".

"Un huerto de mangos mediano puede valer 200.000 rupias (US$4.245). Estos árboles tienen un gran valor comercial y son de gran ayuda en el momento del casamiento de una hija".

Los habitantes del pueblo ahorran parte de lo que obtienen al vender la fruta y lo guardan en una cuenta de ahorros abierta a nombre de las hijas.

GENERACION EN GENERACION

"Lo aprendimos de nuestros padres y ellos de sus padres. Ha sido así entre nosotros por generaciones", comenta Subhendu Kumar Singh, un maestro de escuela.

"Ésta es nuestra manera de enfrentarnos a los retos que plantean las dotes, el calentamiento global y los abortos de fetos femeninos. No ha habido ni un sólo incidente de feticidio femenino o muerte de dote en nuestro pueblo", añade.

Su primo, Shankar Singh, plantó 30 árboles en el momento en que nació su hija Sneha Surabhi.

Sneha tiene ahora cuatro años y sabe que su padre sembró los árboles en su nombre. La niña ahora se encarga de regarlos.

Todavía no sabe lo que significa la dote. Para ella, son árboles que pronto darán frutas para que ella pueda comérselas.

El más longevo del pueblo es Shatrughan Prasad Singh, de 86 años, quien ha plantado unos 500 árboles en sus 9 hectáreas.

Sus nietas, Nishi y Ruchi, confían en que sirvan para que la familia no tenga problemas en pagar sus bodas.

"Todo el mundo debería imitarnos y plantar más árboles", sugiere su padre, Prabhu Dayal Singh