Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

lunes, 28 de febrero de 2011

Edmundo Chirinos reflejo de una sociedad corrupta y cómplice.¿Es sólo él, el culpable?

Conoci a Edmundo Chirinos

hace muchos años.

Nunca fue santo de mi devoción

Pero me parece muy extraño

todo lo que le aconteció...Sus muchísimos amigos
¿dónde están? ¿La cantidad de mujeres socialités
que se acostaron con él por elección personal, ojo
no porque las violó sino porque era chévere
famoso y lo consideraban un gran amante?
¿La cantidad de gente que ayudó a lo largo de su
vida y sus cargos?

UNA COSA ADORÉ DE CHIRINOS LO DE
LLAMAR
"GENERACION BOBA" CUANDO ERA
RECTOR DE LA UCV A:

y otros bichos de uña de ese tipo...
porque los que aguantaron los tiros y la
detención de la Guardia Nacional
en Tazón fueron
los muchachos de Maracay y Valencia,
el bobo Jaua y el burguesito Rodriguez
estaban en su casita...

¿Qué hay detrás de todo ese silencio?
Como Stalin buscaba hacer con sus enemigos,
lo volvieron
loco o más loco ¿Por qué?
¿Hay algo sombrío que no conviene que se sepa?
No defiendo a Chirinos, repito, no es santo de mi devoción
pero todo me parece innoble y extraño...

Una poderosa bestia instintiva



A Ibeyise Pacheco, la autora…

La incongruencia nos amalgama. Así somos. Debo la frase a mi amiga Rosamaría con quien conversaba recientemente sobre la extraña sensación que me había dejado el leer un libro excepcional. Sangre en el diván, un trabajo de investigación periodística escrito por Ibeyise Pacheco y editado por Grijalbo, es un libro cuya lectura me dejó envuelto en un asco que todavía no logro exudar completamente. El hecho sucedió aquí como una sucesión de displicencias que por más de treinta años celebramos colectivamente.

Llega una madre y decide entregar la salud de su hija en las manos de un médico célebre. Daba confianza haber lidiado antes con presidentes y demás celebridades. Y mucho sosiego debía producir que en su largo currículo (que ahora sabemos era en parte inventado) había un rectorado, una candidatura presidencial y un largo protagonismo en la fundación de la nueva era socialista. No podía imaginar que toda esa alharaca de títulos y relaciones no era otra cosa que una inmensa trampa. El mismo que había encarado a la generación boba era ni más ni menos un asesino con buena facha y peores costumbres, abusador contumaz, ultrajador insaciable, que de repente se vio cogido por una nueva época en la que las redes sociales son el mecanismo para un ajusticiamiento veloz e inapelable. Queda la duda, empero, que haya sido la única vez. Pero fue la última.


Poco interesa el detalle. Lo que me produce grima es la posibilidad de una celebración tan larga. Lo que me estorba es que por más de treinta años él se haya regodeado, invicto, por el reconocimiento nacional. Lo que me parece insoportable es que él mismo haya sido el mejor trofeo de una sociedad de cómplices, incapaz de dar la cara por la decencia, inhabilitada para enfrentar un monstruo tan elemental, soez e instintivo como demostró ser.

Sin embargo, el infausto hecho no deja de proporcionarnos enseñanzas invaluables. La primera es casi una venganza ideológica. El psiquiatra nunca renegó de su comunismo. Lo fue hasta el final, con lo que esa versión de hombre bueno y nuevo que por esa misma razón es miembro del partido socialista unido o del rancio partido comunista es una vulgar falacia propagandística. La segunda es una advertencia contra nuestra tendencia a celebrar las apariencias sin hacernos preguntas incómodas. El libro deja el amargo sabor de una comunidad científica y social que supuestamente no sabía nada de lo que estaba pasando, pero aun así lo sabían, como compartiendo un secreto. La tercera es esa incapacidad atávica que hace del venezolano un ser propenso a inclinarse incondicionalmente frente al poder.

Dr. Edmundo Chirinos, psiquiatra de la

pareja presidencial


El psiquiatra exhibía el poder y las relaciones como un amuleto. Se presentaba como el médico infaltable en la cama de los ricos y famosos. Y éstos se prestaban a una relación de adulancia en la que lo menos importante era la idoneidad profesional. Hablaba bonito, escuchaba buena música, bebía buen vino y se presentaba como un amante exquisito. Frente a estos atributos, poco importaba que sus métodos terapéuticos fueran decimonónicos y fraudulentos. Por cierto, no creía en Dios, por lo menos no en el nuestro, porque en su relato deja colar una atracción irresistible por la enfermedad, la mutilación y la muerte, a las que pagaba constantemente el diezmo debido.


Pero volvamos a nosotros. Me aterra que tengamos tan pocos anticuerpos hasta el punto de tener que convivir en complicidad con el mal. Entre nosotros puede prosperar el mal que asesina, miente sin escrúpulos y no deja de tentarse por el poder absoluto para obligarnos a transitar una locura aún más colectiva. Me estremece que alternemos la bulla dicharachera con el silencio más absoluto. Y que así como ocurrió lo que relata Ibeyise, a nuestro lado viva el corrupto, el trasgresor, el violador de los derechos humanos, el juez que no hace justicia o el militar que se solaza cada vez que puede echar gas del bueno a manifestantes desarmados. Es el mismo silencio, porque esa raza de criminales tiene vecinos, asiduos y relacionados que van a sus fiestas y se toman sus güisquis, sin preocuparse por nada, porque nosotros estamos dispuestos a pasar por debajo de la mesa una y mil veces para no pasar por el mal rato del “hasta aquí”.

¿Qué papel juega la madre en todo esto?

Hay gente que no tiene ética. Esa frase se puede leer en el libro de Ibeyise. Sin embargo quién sabe si no estaba únicamente referida al psiquiatra sino que también puede atribuirse a todos aquellos que no nos sentimos capaces de trazar la raya que separa lo correcto de lo que no es, asumiendo por esa decisión todos los costos que se deban pagar, so pena de pasar por el infierno de la incongruencia y el amargo sabor de sentirnos culpables por estimular esa bestia instintiva que todos llevamos por dentro.


El Narciso de Caracas
Von Reiner Luyken* / Die Zeit (Alemania) - 05/06/06



El palacio del Presidente venezolano está situado en una colina sobre el centro de la ciudad de Caracas. El edificio del mandatario lleva el bello nombre de Miraflores... En las paredes del "Salón de los espejos", cuelgan retratos del héroe nacional, Simón Bolívar, más grandes que el tamaño real.










El Presidente está sentado frente a una mesa profusamente decorada, sus piernas lige-ramente dobladas -una pose- como las de los retratos de los reyes en el siglo XIX. Su mirada se concentra en una cámara colocada delante de la mesa. Lleva puesta una chaqueta de trabajo, con las insignias de una empresa de acero. Ya está de nuevo en pantalla, el Presidente Hugo Chávez Frías. Un teniente coronel que pasó, de golpista a Jefe de Estado elegido y auto-denominado revolucionario.

Hace pocos minutos se presentó en la pantalla con su propio programa televisivo, ante su pueblo, como suele hacerlo casi siempre en domingo.

El programa se llama "Aló Presidente". Chávez funge de moderador, director y entretenedor único, en una mezcolanza de clase de Biblia, enseñanza política, respuestas a llamadas telefónicas, chistes populares, que dura seis horas. "Aló Presidente" juega un papel tan importante en la política venezolana, como las reuniones de Gabinete y los debates en la Asamblea Nacional. A menudo los Ministros escuchan por primera vez, en estas entregas televisivas, los nuevos propósitos del Presidente. En el programa del 7 de abril 2003 despidió al Presidente de la empresa nacional PDVSA. Como un juez beisbolero mencionó uno tras otros los nombres de los directores, pitando y diciendo "tú estás fuera".

La revista intelectual inglesa "Prospect" llamó a este Jefe de Estado no convencional "mezcla ecléctica de 'thatcherismo' con ideología castrista, un vivaz marxista majadero y un showman postmoderno".

El vigoroso Chávez no es el jefe de una república bananera. Venezuela es el quinto productor del petróleo mundial. Especialmente los EEUU, dependen del petróleo venezolano. Mucho más ahora, con la guerra en Irak.

Por lo tanto, PDVSA es mucho más que una gran empresa. Allí descansa también el Poder del Presidente. Desde su elección en el año de 1998, Chávez se ha dedicado, especialmente, a jugar con las relaciones hacia Estados Unidos. Es el único Jefe de Estado que ha visitado a Saddam Hussein desde la guerra del Golfo en 1991. Estrechó los lazos con Irán y Libia. Se hizo amigo de Castro y le envía petróleo barato a Cuba. En la OPEP, cuyas cuotas habían sido sobrepasadas rutinariamente con anterioridad por su país, consiguió elevar el precio internacional, con medidas de contención estrictas.

Además, cerró el espacio aéreo para los aviones norteamericanos que querían perseguir a los mercaderes colombianos de la droga en cielo venezolano. Despidió a la Misión militar norteamericana de Caracas. Y, coronó la historia de sus provocaciones en Nueva York, donde había sido invitado como huésped de honor a un almuerzo con banqueros y financistas en el hotel Waldorf Astoria. Bill Rhodes, el más importante vocero del Citigroup para América Latina, estaba sentado a su lado. A pesar de que trataba una y otra vez de comenzar una conversación con él, Chávez se las ingenió para hablar con todos y cada uno, especialmente los mesoneros y las mesoneras, excepto con su vecino. Esto lo consagró como héroe popular en América Latina donde la reputación de USA no es buena.

El Presidente se presenta ante su pueblo con un chaquetón de trabajo. Cerca de la entrada del Salón de los Espejos está un monitor con el cuadro que los televidentes reciben. Ellos no ven nada del lujo principesco de los sillones dorados y los cuadros, sólo reciben la imagen del Presidente, en su chaquetón de trabajo. Y, a veces, a la Ministro de Información que está sentada a su lado. ¡Cómo lo idolatra! Como una fanática. Esta mujer de mediana edad sonríe gustosa con cada broma que él hace, a veces casi devotamente. El Presidente la premia poniendo cariñosamente su mano izquierda sobre el antebrazo de la ministra. La mano izquierda con la que escribe, toma café, gesticula... La derecha la utiliza sólo en los actos oficiales para saludar. La estrecha fuertemente. La voz de Chávez es sonora y agradable. Habla tranquilo e interminablemente.

¿Qué puede decir un Presidente durante seis horas?









Cada vez, cuenta de nuevo anécdotas de la vida de Bolívar... En la segunda mitad del siglo XIX, Bolívar, el héroe maltratado, se convirtió en culto del nacionalismo venezolano. Las plazas principales de casi todas las ciudades y la moneda llevan su nombre, Venezuela se llama ahora República Bolivariana y supuestamente se encuentra en medio de una "revolución bolivariana". Tiene una "Constitución bolivariana", un librito azul con el formato de la Biblia de Mao, con cuyo contenido se justifica toda declaración.

Los opositores del régimen sostienen que el concepto "bolivariano" está vacío de contenido y "es sólo una coartada emocional para tapar la falta de un programa político". En vez de un movimiento político, el Presidente lo que ha hecho es un culto a su personalidad. Chávez ha hecho del Estado, su botín, dicen los críticos: "Él cree que lo que es bueno para él es bueno para Venezuela".

Los chavistas, sus más fieles seguidores, aseguran en cambio, que la Revolución sirve para "crear conciencia y pensamiento bolivarianos". Que la revolución bolivariana busca la paz y la libertad, no en una democracia representativa, sino "participativa y protagónica". Para lograr esto, se han organizado las masas revolucionarias, desde hace medio año, en círculos bolivarianos. Algunos de éstos están armados.

En 1988, 56 por ciento de los electores votó por Chávez. Algunos de los ciudadanos creían que emprendería la lucha contra la criminalidad. Él lo había prometido... Obreros e izquierdistas votaron por él, porque creyeron en su retórica socialista revolucionaria. En vez de eso, el porcentaje a su favor se ha reducido al 30 o 35 por ciento. La oposición se extiende desde la Asociación de Empresarios hasta los Sindicatos de trabajadores, desde la Iglesia Católica hasta grupos de las juventudes comunistas. El 11 de abril de ese año, marcharon cientos de miles de opositores al Régimen en una gran manifestación hacia el Palacio presidencial. Tiradores dispararon, desde los techos de dos hoteles y de edificaciones públicas, a la multitud. 17 personas murieron, cientos fueron heridos. Chávez ordenó la salida de tanques de guerra. Pero los generales simpatizantes de la oposición no obedecieron su orden. Chávez aceptó salir de Miraflores. Los generales lo enviaron preso a la isla de La Orchila, en el Caribe.

Dos días más tarde, Chávez estaba de nuevo en el poder. Militares fieles a él lo trajeron de vuelta. Chávez aseguraba ahora que de ocho a diez millones de personas -el doble de la población de Caracas- marcharon a Miraflores para salvar la revolución.

Chávez denomina a sus opositores, escuálidos y sus adeptos atacan continuamente a los periódicos y a los canales televisivos que critican su régimen. Los chavistas han tomado los alrededores de la Plaza Bolívar como si fuese exclusivamente de su propiedad hasta el punto que nadie más se atreve a acercarse a ella...

Atracción fatal

Hugo Chávez sabe cómo atraer a periodistas extranjeros. El antiguo redactor del "Guardián", Richard Gott escribió una biografía de Chávez y calificó a su revolución como un "experimento singular", que "podía erigirse en orientador del futuro de América Latina". John Lee Anderson, reportero estrella de la revista "The New Yorker", presentó al jefe de Estado como un idealista realizado. Ahora se encuentra una hermosísima reportera de la televisora árabe Al-Yazzira, en el Salón de los Espejos del Palacio presidencial. Lo alaba, embrujada: "Él tiene una personalidad extraordinaria".

¿Se dejan engañar los corresponsales por el encanto de su fascismo disfrazado de revolución social, porque quieren ver en Chávez a un precursor valiente en la lucha contra la globalización y el neoliberalismo?

O ¿simplemente no pueden sustraerse a su irradiación, como sospechaba una periodista local?

Herma Marksman conoce esta sensación. Ella fue su amante durante 9 años. El affaire comenzó el 17 de abril de 1984. Ella puede recordar exactamente el día. En una fiesta casa de una amiga... "Nos entretuvimos. Hablamos sobre política. Más tarde, al anochecer, recitó poesías y cantó. Chávez no es un gran cantante pero no se inhibe de hacerlo, cada vez que se le ofrece una oportunidad, y frente a cualquier público. Ella se enamoró apasionadamente de él en ese mismo lugar...".

Unos dos años antes de este romance, Chávez había creado una célula secreta con otros oficiales. El 17 de diciembre de 1982 juraron no detenerse hasta romper las cadenas...

En 1992 Chávez y sus compañeros del Juramento, trataron de tumbar el sistema de gobierno existente. Tuvieron éxito en la Provincia, pero en Caracas, donde Chávez dirigía la rebelión, fallaron. Los golpistas estuvieron presos dos años. Antes de ser apresado, Chávez logró, en un corto discurso televisado, pasar de "mister nobody" a ser la figura principal de la política venezolana. Se responsabilizó por el golpe y prometió: "se presentarán nuevas oportunidades. Nos espera un futuro mejor". En 32 segundos se convirtió en el héroe popular...

Herma Marksman le dijo una vez "quien es endiosado como tú, se vuelve vano y maníaco" Él me contestó: "no te preocupes, tengo mis pies sobre la tierra".

Eso fue en 1992. Un año después empezó ella a darse cuenta de sus primeros cambios. Chávez se había vuelto impaciente, intolerante y autoritario; ...en ese año rompió su relación con él.: " .... Esa fue la época en que comenzó a creer que él era un elegido". ¿De Dios?

"No, no de Dios, Yo nunca vi en él ni un ápice de religiosidad. No, más bien de la Historia. Una vez dijo que él provenía de otra vida de vasallaje en el pasado. Él cree en eso al pie de la letra.", Y agrega: "Hoy pienso que está enfermo. Quizás desde hace tiempo tenía esa enfermedad en estado latente. Siempre fue un hombre necesitado de mucho afecto. Sin embargo una vez me dijo "cuando alguien significa mucho para mí tengo miedo de que voy a destruirlo."

La psiquiatra María Josefina Bustamante sostiene que Chávez presenta una deformación narcisista de la personalidad. Busca constantemente aprobación y ha perdido todo sentido de la proporción y de las normas que regulan las relaciones entre semejantes. Durante su visita al Presidente ruso Putin le hizo una demostración de un salto de karate. Trató de besar a la reina Sofía de España y de abrazar al Emperador japonés Akihito. Al Papa le colocó su brazo sobre el hombro como si se tratase de un viejo amigo. Tutea a cada uno, no importa quien sea.






Detesto a Chirinos pero es el

psiquiatra que lo sabe todo desde

el comienzo del héroe...



Sí, naturalmente, dice el

doctor Edmundo Chirinos, el hombre es un Narciso. Ya ha sucedido que Chávez hable sin parar desde las seis de la mañana hasta la medianoche sin interrupción. Es extremadamente extrovertido y bastante excéntrico. Además, obsesivo. ¿Pero un psicópata? "No, él es un político. ¿Acaso no lo son todos?", pregunta sonriendo Chirinos. Su psicoterapeuta piensa que Chávez se quedó en la pubertad.

Chirinos se proclama "Consejero de Chávez en situaciones psíquicas críticas". La sala de espera de su clínica para enfermedades psicoterapéuticas y neurológicas, está "cursimente" decorada como una selva. El agua cae sobre peldaños de piedra. Un león de madera y un perro de porcelana, están colocados sobre plantas parásitas. El doctor es un hombre pequeño con el cabello pintado y peinado cuidadosamente sobre su calva.

Nos cuenta que al comienzo, cuando el recién elegido Presidente sufría de contracciones nerviosas, él lo ayudó a controlarlas con ejercicios de relajación y de respiración. Últimamente, aconsejó al Presidente cuando su segundo matrimonio fracasó.

En el fondo, dice el doctor, Chávez es un hombre que quedó atascado en la pubertad. Tiene el "síndrome del adolescente". En su infancia le faltó la figura paterna. Chávez
nació en 1954, hijo de una pareja de maestros pobres, en el pequeño pueblo de Sabaneta. El niño, hasta los once años, vivió con su abuela. El psiquiatra piensa que su complejo de Edipo lo tuvo con ella. Su relación con la madre fue siempre mala. Una vez, siendo ya adulto, dejó de hablar con ella por años después de una discusión. A los 17 años entró en el ejército. Está muy influenciado por el ejército, dice Chirinos. No sabe sino comunicarse jerárquicamente con otras personas.

Chirinos no puede imaginarse que Chávez crea en una Ideología importante. "Él no es un intelectual. Pero sabe engañar maravillosamente a la gente. Ellos creen que es muy leído. En realidad se ha aprendido de memoria una o dos páginas de todo tipo de libros y hace como si conociera a los autores profundamente. En realidad, siempre ha pensado sólo en el poder. El ama el poder más que todo lo demás. Está poseído por él".


— ¿Hasta ser despiadado contra los demás?

— "Sí, hasta eso".

— Pero, ¿usted lo estima a pesar de eso?

"No como Presidente. El poder lo ha vuelto autoritario y totalmente prendado de sí mismo".

— ¿Y como persona?

—"Así sí. Me gusta mucho como persona, a pesar de sus defectos. Me gusta su espontaneidad. Fíjese, todos los presidentes y candidatos a elecciones acarician a los niños. Se trata siempre de actos hipócritas. Pero en él es auténtico. En eso radica su popularidad. En ese plano es absolutamente honesto. Esta espontaneidad tiene también que ver con un plano de su subconsciente, su necesidad de afecto. Él da amor para obtener amor".

¿Es amor paternal el que ahora mueve al Presidente a mostrar ante la cámara de televisión, en el Salón de los Espejos, un dibujo de su hija Rosinés de cuatro años?

El colorido cuadro "una casa bellísima, en la que viven sólo animales".

"Es un arca de Noé". Él sigue con un lápiz las líneas circulares del dibujo fantasioso infantil. Así de bello como es este domicilio, explica luego, debe ser toda Caracas. Ya comenzó a serlo.

A los televidentes, en sus hogares, se les muestran las fachadas de brillantes colores de las casas del Barrio 24 de Julio. Una amarilla, roja la otra, verde claro, la tercera. Una realización de su Plan Reviva para el saneamiento de las barriadas.. "¡Qué lindas están estas casas ahora!" dice, "Como la pintura de Rosinés".

Si uno viaja al lugar y observa las casas, no puede sino constatar que sólo las fachadas fueron arregladas y pintadas. En la parte de atrás todo quedó igual. Pura escenografía.

Luego Chávez muestra cuadros y estadísticas. Los resultados "de mi trabajo día y noche con mis expertos económicos", demuestran los adelantos alcanzados, les explica. Una afirmación que se contradice con los datos más actuales. De acuerdo con la prensa venezolana, el producto nacional bruto, en los últimos seis meses, ha bajado un 7%. El desempleo está por el 20%

Hay un 24% de inflación. Cada punto de inflación implica que 20.000 personas caen en pobreza crítica, en la que vive ya un 80%. Cada 52 minutos es asesinado alguien en alguna región de Venezuela, 10.0000 personas al año.

En la costa, del otro lado del Avila, donde ocurrió un deslave que enterró valles y ciudades, se puede estudiar en su forma más deprimente el caos cotidiano. En Carmen de Uria, uno de los lugares más golpeados, viven todavía unas 150 familias en casas derrumbadas. Nadie sabe cuántos muertos están enterrados debajo del fango. No hay agua potable. En cada temporada de lluvia, se renueva la amenaza de una catástrofe. Las mujeres se arrastran como sombras por las destrozadas callejuelas. Los hombres se quedan sentados en casas inhabitables y se emborrachan con aguardiente que toman por whisky. Esta es pues la economía revolucionaria.










Las ideas de Chávez relacionadas con la política económica provienen de un hombre que se llama Jorge Giordani, quien estudió primero técnica de la comunicación y luego -en los 60- se graduó de Planificador económico, en el pueblo inglés de Guilford. Además, a edad avanzada y por puro idealismo, se hizo profesor universitario y, durante diez años, fue el gurú de Chávez, por lo cual pudo llegar a ser Ministro de Economía y Desarrollo en Venezuela. Giordani convirtió el Ministerio en un Laboratorio, en el cual científicos excéntricos probaban planes utópicos.

Chávez estaba fascinado. Llamaba a Giordani cons-tantemente, tanto a las tres de la mañana como a las seis. El comandante no duerme más de tres horas y espera también de sus colaboradores que trabajen sin descanso. Pero, la lealtad no descansa en la reciprocidad. En mayo de este año dejó caer a Giordani. El expulsado no ha oído una palabra del Presidente desde entonces. Se ha quedado en su casa, demasiado golpeado, mientras sigue rumiando acerca de planificación bolivariana.

Guardias uniformados de negro cuidan al alcalde

El ambiente caldeado con sus viejos amigos, favorece que haya cada vez más enemigos en su propio círculo, que no esperan sino la oportunidad de quitarle el poder. Un observador informado sostiene que Chávez utiliza 95% de su tiempo, en descubrir y enfrentar intrigas. De los pocos fieles en los que todavía puede confiar, se cuenta el anciano García Ponce, jefe de los Círculos Bolivarianos en Venezuela. Donde sea que Chávez aparece en público, allí está García Ponce. Cada vez que Chávez fanfarronea políticamente, Ponce está de su lado.

Entre los indiscutibles fieles se encuentra también, el joven Alcalde del centro de la ciudad, donde Miraflores está ubicado. Un diplomático extranjero lo considera un "asesino, un auténtico killer". Su oficina está custodiada por cuatro guardias uniformados de negro que, con su aspecto, quedarían bien en una película de terror futurista.

Los adeptos a Chávez siguen siendo fieles a él. Los hechos no los irritan, ni siquiera la adquisición, en medio de la crisis económica, de un Airbus que costó 65 millones de dólares. Él usa ahora el avión, principalmente, para visitar a su amante que vive en la provincia. Pero los pobres y dolientes de todo el país, creen que nadie fuera de Chávez podrá mitigar sus necesidades. De todas partes vienen a buscarlo donde quiera que Chávez deba presentarse. Durante largas horas esperan bajo el fuerte sol de la zona ecuatorial, inválidos, enfermos en sillas de ruedas y ciegos de la mano de sus acompañantes. Todos quieren entregarle al Presidente cartas y documentos. Un pálido estudiante, con anteojos de cristales como fondos de botella, asegura a todos que sólo una cirugía de los ojos, en Cuba, puede salvarlo de la ceguera. El Presidente debe ayudarlo: "eso está estipulado en la constitución bolivariana". Cuando se le preguntó si él había escuchado a alguien que de verdad habría sido ayudado por Chávez, respondió muy bajito: "no".

"Yo creo en Chávez"

Este es el slogan de los chavistas. Pero luego no aparece el "ofrendador". Ayudantes recogen las cartas y los documentos y los solicitantes se retiran lentamente. La gente de las barriadas se aferra a Chávez como a una promesa. Los barrios están marcados por escaleras empinadas, calles angostas y grises cloacas, con casas de ladrillos crudos y techos de zinc que se multiplican en las laderas del monte Ávila, alrededor de Caracas. Crecieron sobre terrenos ocupados ilegalmente. Los habitantes creen que sólo Chávez decretará su expropiación de sus antiguos dueños.

Y está también Lina Ron, una luchadora callejera empedernida que, burlonamente, se autodenomina "la cara más fea de la revolución" y que persigue por sí sola, a los criminales cuando ve amenazado el orden. Una mujer a la que nadie se atreve a oponerse abiertamente. Fuma como un camionero. Corre tan rápido, a través de la ciudad, que es casi imposible seguirla y hala a una tropa de hombres, tras ella, que la obedecen ciegamente.

Su cuartel general es una antigua casa de citas convertida en bunker, en el centro de la ciudad. Si se le pregunta qué es lo que le fascinó de Chávez, contesta patéticamente: "Él es generoso y humano. Él es amigo de los buenos. Él ha profundizado el proceso revolucionario y nuestra revolución. Él es puro en palabras y límpido en hechos. Él ama a los débiles y es valeroso frente a los malvados".

Probablemente su adoración proviene más bien de que, sólo bajo el mando de Chávez, ha tenido la libertad de marcar su distrito, en la espesura de la capital, como una leona. Dos hombres de su entorno dicen después, cuando la jefa está a suficiente distancia como para no poder oír: "Nosotros infiltramos la Revolución. Nosotros planificamos una revolución dentro de la Revolución. Esto sólo camina con sacrificios de sangre. Por ella nos entrenamos cada día. Tenemos bombas, pistolas, granadas, radios y fusiles"

En el Salón de los Espejos, del Palacio presidencial, el programa ha llegado a un punto crucial. De pronto se descubre, que una mujer está en el teléfono, a la espera de una respuesta, desde hace media hora. "Aló amor" dice el Presidente. "Espero que no estés en una casilla telefónica. ¿Estás sentada? ¿Te ha traído alguien una taza de café? ¿Estás en tu casa, amor? Chávez sonríe a la cámara". Sus ojos brillan juguetonamente. Tan natural, tan juvenil. Luego mueve sus hombros y se echa a reír a carcajadas.

Sólo en los tres o cuatro cortos descansos, cuando una maquilladora retoca su bronceada tez, nos encontramos de pronto, con un Hugo Chávez muy diferente ante la cámara apagada. Un hombre extraño, con rasgos gélidos -tan fríos como si alguien le hubiese encendido una luz interna. Un hombre que la gente allá afuera, en el país, no llega a ver.

Mientras tanto ya son las cuatro de la tarde ¿Quién está viendo todavía la televisión? La estadística de los que ven la estación estatal está por el 5%. Ahora llama una mujer joven de España que le comunica la creación de dos Círculos bolivarianos allá: "Siempre vemos Aló Presidente" dice.

"Todo el mundo ve Aló Presidente". Chávez alardea, medio en serio, que el régimen de Pekín le pidió que aprendiera chino para que los chinos pudiesen ver su programa. Como su amigo Castro. Él ve todos sus programas. Como todo buen revolucionario. Una magnífica ocasión para llegar a su próximo tema: el Che Guevara. La ministro de información asiente muy seria, mientras habla de las enseñanzas que hay que sacar del asesinato de este gran revolucionario, cuyo aniversario se cumple justamente ahora.

Del Che regresa de nuevo a Bolívar y de Bolívar a él y al golpe de los oligarcas contra su Revolución. La cámara sigue prendida.











Después del golpe, en abril, la gente de Chávez sospechó de los EEUU, como en su momento cuando se trató del golpe de Estado contra el Presidente chileno Allende. Se dice que se avistó un barco de guerra americano en las costas venezolanas en la hora crucial. El mismo Chávez declaró que, mientras se encontraba en la isla del Caribe donde estuvo preso dos días, vio un avión norteamericano. Solamente puede especularse acerca de una colaboración activa. Cuando alguien le sugirió, entre cuatro ojos, a un diplomático americano en Caracas que esta vez se habían dejado agarrar "in fragranti", sonrió sin negar el cargo. Presumiblemente hubo una ayuda secreta que conduce a Otto Reich, un político, exiliado cubano, que el Presidente George Bush eligió como Sub Secretario de Estado para América Latina. A decir verdad, el Departamento de Estado se dio cuenta muy pronto, que estar cerca de los golpistas le produciría más daños que beneficios.

Excepto Colombia, Perú y Ecuador, todos los demás países suramericanos denunciaron el golpe de Estado.

El gobierno norteamericano se retrajo. Se le exigió a la embajada que previniera a la oposición de no tomar el poder por la fuerza. El ex embajador Reich fue retirado de una delegación que viajaría a Venezuela.

Por otro lado, Chávez también cayó en cuenta que con la ayuda de Washington puede mantenerse más fácilmente en el poder. Cada vez se le oyen menos peroratas anti-norteamericanas. En julio, Venezuela produjo más petróleo que en los meses anteriores y sobrepasó por primera vez, desde hace años, su cuota de OPEP. El Ministro de Minas prometió seguir aumentando la producción de acuerdo con los sucesos relacionados con Irak, en el cercano Oriente. Como los "lumpen" en la obra de Bertold Brecht, Bush y Chávez se sientan ahora en la misma mesa. Es obvio que el petróleo y el poder son más importantes que la libertad y la democracia.


[*] El Narciso de Caracas / Von Reiner Luyken / "Die Zeit". Hamburgo. (Versión en español de Marianne Kohn Beker) Publicado a mediados del año 2002.

Hugo Chávez: 'Lloró y tenía miedo'

Published: 9/6/10 a las 12:24PM
Hugo Chávez

AOL Noticias Escritor

AOL Noticias
CARACAS - Es difícil de creer pero tal parece que el prepotente y duro Hugo Chávez también enjuga lágrimas y hasta padece de miedo, según un libro que acaba de salir al mercado llamado "Yo lo vi llorar".
El texto recoge las declaraciones de Otto Gebauer, un oficial de inteligencia del Ejército venezolano, quien asegura que en el 2002 Chávez "lloraba y pedía que lo sacaran a Cuba", durante el golpe de estado.

Gebauer, quien permanece desde hace más de tres años en una cárcel militar capitalina, fue sentenciado en el 2007 a doce años y medio de cárcel por insubordinación y complicidad en la privación de libertad de Chávez durante el fallido golpe del 2002.


"Tenía la cara desencajada, llegó un momento en que estaba llorando al mirar las imágenes de las protestas que desencadenaron el golpe military", según las palabras de Gebauer publicadas en Infobae.com













"Ese Hugo Chávez que uno ve en la televisión, tan prepotente y seguro de sí mismo, no fue el que yo vi. Aquel Chávez era sumiso, inseguro, dudaba de todo, arrepentido de todo lo que había sucedido", afirmó Gebauer a la prensa. "El 12 de abril Chávez no decía que iba a morir por el pueblo, yo soy el presidente, ni nada de eso. ¡No señor! Lo que decía era: ¡Sáquenme para Cuba!'', aseguró.




Gebauer es una de los llamados "presos políticos" que integra el listado de opositores que competirán en las elecciones legislativas de septiembre en las que los adversarios del gobierno se juegan la oportunidad de retornar a la Asamblea Nacional.

Hugo Chávez infraganti

Hugo Chávez es famoso por sus muecas, sus canciones y claro por sus controversiales declaraciones. Aquí te mostramos diez imágenes del presidente en momentos que podríamos decir: "quedó feo para la foto".


Mandamientos histriónicos
Luis José Uzcátegui* / El Universal (Venezuela) - 16/10/08

Del manojo de órdenes de un cerebro fuera de control sobresalen otras funciones

Las cosas que suceden en un país siempre van a ser más fáciles de entender y predecir si se va a la causa inicial, eso que los romanos llamaban ab ovo. Los repetidos destrozos que los políticos infieren a los pueblos se deben a diversos factores, pero sobre todo, a la personalidad del Jefe de Estado.

Como sucede en Venezuela las naciones con ningún equilibrio de poderes e hipertrofiado el Poder Ejecutivo tienen el mejor caldo de cultivo para el desbarajuste histriónico de un gobernante. Le permite montarse -por un tiempo- en la cresta de la popularidad ya que sigue a cabalidad las indicaciones de un cerebro que en épocas pasadas era asociado a personalidades infantiloides, y se sabe que la comunicación de los niños es grata y ambigua, hasta que la convierten en patraña emocional.

Solamente un histriónico sin control puede pasar tanto tiempo convertido en centro de atención. De aquí que parecen seres "incansables". Necesitan vivir en un show eterno, pues de otra manera se sienten muy mal. Además predomina el mensaje empalagoso, provocador, agresivo o insultante con lo cual controla sádicamente a sus lacayos y confunde al pueblo. Su estado de ánimo cambiante le impele a mostrar expresiones afectivas superficiales y abruptas que son interpretadas como encanto, carisma y "sapiencia" política.

Al tener como única referencia su yo corporal, el aspecto físico lo utiliza hasta dormido para llamar la atención sobre sí mismo. Después vienen los mensajes verbales altamente subjetivos y carentes de matices. A esto se le suma
autodramatización, teatralidad y exagerada expresión emocional. ¡Y los resultados son obvios...! Aparece el gran líder que invade de pantomimas a su país y a dirigentes de los mundos subdesarrollado y desarrollado que cada vez son más consumistas, imberbes, histriónicos y con una desmesurada avidez por el "vil metal".

Del manojo de órdenes de un cerebro histriónico fuera de control sobresalen otras funciones. Es altamente sugestionable y su
dificultad para generar afectos estables le lleva a inventar una intimidad en las relaciones que nunca existe. ¡Y es entonces -si se encuentra un buen consejero del mal- que cualquier cosa puede suceder...! Es a este cerebro al que hay que controlar o en épocas electorales utilizando un eufemismo cursi se podría decir: ¡Vencer!

[*] Web: www.gerenciaemocional.com / E-mail: emocion@cantv.net


Superman autóctono
Luis José Uzcátegui* / El Universal (Venezuela) - 30/10/08

Todo narcisista desbocado es letalmente explotador, saca provecho de los demás

Quién en la urbe local y mundial no se pregunta atónito acerca de la conducta del mandatario. ¡Y la respuesta no deja de ser compleja! ¿Mal carácter, cansancio, falta de educación, malcriadez, desesperación, miedo, "retórica electoral"? Es todo esto, y mucho más...

Es lo que los sabios griegos describieron en el mito de Narciso como hubris:
Exagerada admiración hacia sí mismo, insufrible arrogancia, creerse superior a los demás, vivir "enganchado" en fantasías de poder casi divino, pretender tener dotes especiales, una inteligencia fuera de serie, heredero de héroes y dueño de la verdad absoluta.

Convencido que posee derechos para gobernar por décadas también divaga viéndose artífice principal de una tercera guerra mundial o líder de grupos terroristas. Y dado que la negación es su "hobby" a pesar de estar siendo ahorcado por la crisis financiera y la realidad petrolera vocifera que está "tranquilo y sin nervios".

Para estos individuos,
el resto de los humanos no son más que peones cuya única función es obedecer y ser dirigidos por ellos, pero nunca pueden ni deben tener ideas propias, ni mucho menos ser libres.

Y la tragedia no es que existan seres dominados por un cerebro narcisista; de una forma u otra la sociedad les ayuda o les instala límites. La gran tragedia radica en que lleguen al poder y no existan instituciones que los pongan en cintura.

Exigen admiración excesiva a sus ideas y planes, quienes no lo hacen o le contradicen, se convierten en enemigos acérrimos, así días atrás hayan sido panas. Todo narcisista desbocado es
letalmente explotador, saca provecho de los demás, y cuando ya no les interesan, los execra. Por más que lo aparenta y lo proclama, no tiene capacidad para entender los sentimientos de los otros, al no tener clara conciencia de su problema mental, no puede ver la existencia del otro. Y si las cosas no se dan como quiere pierde el control mutando a un ser iracundo, agresivo y belicista.

El final de los narcisos está escrito en las leyes de la psiquis. Narciso era un adolescente que en una fuente clara se encuentra con su propio reflejo y se siente cautivado por el muchacho, que lo mira desde el otro lado del agua. Sin poder poseer el objeto de su pasión, que es él mismo, se queda contemplándolo, y allí se consume y muere...

[*] Web: www.gerenciaemocional.com / E-mail: emocion@cantv.net



BADUEL, Raúl Isaias

"Caray yo si quiero a mi vieja, la mamá de Baduel y dígame a la comadre

no jile...esas si son amores mios de añooos..." Hugo Chávez

16 / Nov / 2010

Raúl Isaías Baduel, (6 de julio de 1955) militar y político venezolano. En 2002, encabezó la operación cívico-militar que restituyó en el poder a Hugo Chávez durante el Golpe de Estado en Venezuela de 2002. Fue Comandante General del Ejército venezolano desde enero de 2004 hasta julio de 2006, y Ministro de la defensa de junio de 2006 hasta julio de 2007. Desde el 2009 se encuentra recluído en prisión, cumpliendo una condena de casi ocho años.

Carrera militar

Inicios

Egresado como Licenciado en Ciencias y Artes Militares en la Promoción "General de Brigada Francisco Carabaño" del año 1976, con el número 11 de mérito (sobre 84 graduandos). El 17 de diciembre de 1982 es uno de los cuatro Miembros fundadores del Movimiento Bolivariano Revolucionario - 200, prestando juramento bolivariano bajo el Samán de Güere junto a Hugo Chávez, Jesús Urdaneta, Felipe Antonio Acosta Carlés. Durante el 4 de febrero de 1992 y repetidamente el 27 de noviembre de 1992 manifiesta no tener disposición para participar en los golpes de Estado por lo cual es marginado por sus compañeros. Asume posiciones de Mando del Ejército durante el Gobierno de Hugo Chávez.

Operación Restitución de la Dignidad Nacional


El día 13 de abril del año 2002 dirige como Comandante de la Brigada de Paracaidistas del Ejército la llamada "Operación: Restitución de la Dignidad Nacional" la cual tuvo dos propósitos fundamentales:

  1. Restaurar el hilo democrático y la paz social luego del Golpe de Estado en Venezuela de 2002.
  2. Rescatar de su cautiverio al presidente Hugo Chávez.

El éxito de la operación militar estableció un precedente inédito en la historia latinoamericana.

Ministro de Defensa


El 24 de junio de 2006 mientras se realizaba el desfile en la 185° conmemoración de la Batalla de Carabobo que liberó a Venezuela del dominio español, el General de división Raúl Isaías Baduel es ascendido al grado de General en Jefe y es nombrado Ministro de la Defensa del gobierno de la República Bolivariana de Venezuela. El 18 de julio de 2007, en el patio de honor de la Academia Militar de Venezuela, paso a la honrosa situación del retiro, siendo sustituido en el cargo de Ministro del Poder Popular para la Defensa por el General en Jefe Gustavo Reyes Rangel Briceño, ascendido el mismo día, en el acto de pase a retiro de la promoción 1977 y la graduación conjunta de los alfereces y guardiamarinas de la promoción "4 de febrero de 1992".

Crítico al chavismo

El 5 de noviembre de 2007 se manifestó en contra de la reforma constitucional (promovida por Chávez y por la Asamblea Nacional), llamando a levantarse ante lo que se consideró un momento crucial en la historia moderna venezolana. En el referéndum de 2 de diciembre de 2007 el presidente de la república Hugo Chavez sufre su primera derrota en comicios nacionales por una mínima diferencia de actas escrutadas que ronda alrededor de 150-200mil de un total de 9 millones de votos. En cuyos resultados ganó el 'NO' (aun no se posee información oficial sobre los resultados ) que buscaba la ratificación de dicha reforma.

Luego del referendum sigió por el país proclamando que la fórmula para cambiar la situación del país ante el poder del actual gobierno, era convocar a una Asamblea Nacional Constituyente nuevamente. Siguió expresando públicamente sus críticas al gobierno del Presidente Chavez- uno de los actores, junto a Baduel, del juramento del Saman de Guere- de una manera pública donde decía entre otras cosas que "No podemos permitir que nuestro sistema se transforme en un capitalismo de Estado, donde sea el Estado el único dueño de los grandes medios de producción. Un país puede cometer el error de nominalmente llamarse socialista y en realidad practicar un capitalismo de Estado".

Encarcelamiento


El 2 de abril de 2009, Baduel es arrestado por agentes de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) por supuestas sospechas de corrupción por parte de la Fiscalía de la República. El 7 de mayo de 2010 fue condenado a casi 8 años de cárcel, por el supuesto robo de 30 millones de bolívares y 3,9 millones de dólares durante su gestión como ministro.[1] Baduel acusó a los ministros que lo precedieron y lo sucedieron del manejo de este dinero, y aseguró que el motivo de su encarcelamiento fue por oponerse a Chávez:

Soy un preso de Hugo Chávez.

Además, fue inhabilitado para ejercer cargos públicos hasta el fin de su condena, y se le confiscaron diversos bienes.

"No soy preso político sino un reo de Hugo Chávez"

Baduel dijo que Chávez "montó un teatro" al lamentar su sentencia

El ex ministro de la Defensa Raúl Isaías Baduel asegura que nunca fue chavista (Cortesía)

El ex ministro de Defensa, Raúl Isaías Baduel, no se siente un preso político sino un reo del presidente Hugo Chávez y augura que otros que contraríen al mandatario correrán igual suerte.

Hace 30 años, cuando eran militares activos, Chávez y Baduel juraron clandestinamente con otros miembros del Ejército, ante un árbol centenario, romper la opresión de los poderosos. Pero Baduel, general retirado, no acompañó a Chávez en el alzamiento que lideró en 1992 y diez años después rechazó el golpe de Estado en contra del gobernante izquierdista. Por eso, el Gobierno lo ensalzó como héroe de la restauración. Chávez lo nombró ministro de Defensa en 2006 y apadrinó a la menor de sus 12 hijos.

"Quien contraríe los caprichos de Hugo Chávez se expone al uso excesivo del poder y al autoritarismo", dijo Baduel a Reuters el pasado jueves en su celda en Ramo Verde. "Y cada quien ve si asume las consecuencias de sus actos", dijo.

Baduel fue enjuiciado por corrupción poco después de criticar la "revolución socialista" en 2007. Su sentencia aún no ha sido publicada, pero el general explicó que lo condenaron por el supuesto robo de 30 millones de bolívares y 3,9 millones de dólares durante su gestión como ministro, entre junio-2006 y julio-2007.

El ex funcionario afirmó que su predecesor y su sucesor comparten responsabilidad en el manejo del presupuesto de la cartera y rechazó las palabras de Chávez, quien dijo el fin de semana que la sentencia le dolía en el alma. "Montó un teatro", desdeñó, azuzado por tres de sus hijas que preparaban una copiosa comida criolla.

"Soy un preso de Hugo Chávez", afirmó. Pero Baduel niega ser disidente. "Nunca estuve inscrito en el proyecto personalista de Chávez. Nunca fui 'chavista'", dijo. Agregó que factores de la "llamada oposición" negocian parcelas de poder con el Gobierno.

Quienes desconfían de él atribuyen su propuesta de convocar a una Constituyente a un pacto velado con Chávez. Para algunos no está preso sino vacacionando con la familia y que entra a la cárcel para que lo visiten. La semana pasada un tribunal militar lo condenó a 7 años y 11 meses de prisión. ¿Esperaba una sentencia menor? "Sí", dijo con cara triste.


El abogado del general Raúl Isaías Baduel, Omar Mora Tosta, informó este martes sobre el traslado de su representado a la Corte Marcial.

Cortesía de Globovisión 16/11/2010)

“Fui notificado que se presentó una comisión de la DIN para realizar un mandato de conducción a la fuerza del general Baduel hacia la Corte Marcial, nosotros estábamos esperando una boleta de notificación incluso ayer estamos reunidos con él, pensamos que iba ser notificada esta decisión que días atrás hemos denunciado como ilegal” resaltó.

Para finalizar, el Abogado defensor indicó que han sido víctimas de abuso de poder. “Días atrás la corte absolviendo la instancia le negó el debido proceso y el derecho a la defensa del general Baduel, después que habíamos presentado el recurso de apelación contra la sentencia condenatoria de primera instancia se tenía que haber llevado acabo la audiencia”

Baduel ratifica que “no aceptaría un indulto” de Chávez

general_Raul_Isaias_Baduel_5x3

El general Raúl Isaías Baduel respondió a los supuestos rumores de un indulto que le otorgaría el presidente Hugo Chávez. A través de su cuenta twitter señaló: “En vista de los recientes rumores sobre un Indulto que me daría Hugo Chávez, ratifico mi posición fijada y publicada… donde expreso “Soy inocente. Por eso NO aceptaría un indulto”.

Lea a continuación una notificación realizada por el general Baduel para el director del Centro Nacional de Procesados Militares y al presidente Hugo Chávez:

“Me es grato dirigirme a usted en la oportunidad de hacer de su conocimiento que el día martes 09 de Noviembre de 2010 aproximadamente a las 13:30hrs, el Stt (Ej) Delgado acudió portando una notificación relativa a una diligencia referida a la causa seguida en mi contra, y en forma verbal informarme que el venidero 16Nov10 estaba previsto un traslado. Respondí al precitado oficial que no firmaría ningún documento ni aceptaría voluntariamente ningún traslado hasta tanto no hablara con mis abogados defensores y no recibiera la notificación escrita de la Corte Marcial de las razones de no realización de la audiencia oral y pública fijada para el día 26 de Octubre de 2010 a las 0830 hrs.

Ratifico a Ud lo expresado al Stt (Ej) Delgado, y aprovecho la ocasión para hacer de su formal y debido conocimiento esta irregular situación violatoria de mis derechos y del debido proceso, dada su condición de Jefe de la Defensoría Pública Militar, y por tanto obligado a velar porque estos aludidos derechos sean respetados y en ningún caso conculcados, como se persiste desde el inicio de éste proceso en mi contra.

Esta determinación se fundamenta además en las razones que a continuación expongo:

1.) La Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela desde su Exposición de Motivos, sus Preámbulos en su Titulo I Disposiciones Fundamentales y en todo su articulado consagra la condición de Estado DEMOCRÁTICO y SOCIAL de DERECHO Y JUSTICIA.

2.) En atención a lo anterior no prestare mi participación voluntaria. Para seguir el juego al tirano de nuevo cuño que ejerce el Poder Ejecutivo, y quien al decir de Platón lo hace como un “Gobierno Viciado”, que pone bajo su control omnímodo y personalista a los órganos de justicia, pretendiendo desviar la atención y generar confusión en las ocasiones que cínicamente afirma que existe un “Estado de Derecho”. Todo esto se sustenta en la truculenta teoría de la “Verdad formal”, para crear la apariencia que se respetan los derechos, se respetan las garantías constitucionales, se respeta la ley.

Esta mentira tiene su soporte en los hombres que se prestan para hacerla y mostrarla como realidad: Detrás de cada “Tirano” hay intelectuales dispuestos a cultivarlo y usufructuar sus prebendas, haciendo el triste e indigno papel de filibusteros del pensamiento esclavo conformando una repudiable y pestilente atmosfera de servilismo.

3.) Con estos persistentes vejámenes en mi contra se construye un mensaje directo de amedrentamiento a los integrantes de la Institución Armada y se acentúa el despropósito de destrucción de la FAN para reemplazarlas por una especie de guardia pretoriana a sueldo e incitada hacia la corrupción generada por el desguace de los recursos petroleros de la Nación y tomando como referente a otras tiranías del mundo. Se echa mano de un discurso de confrontación con un imaginario “imperio enemigo”, pero en realidad se busca atenazar por el medio a los propios Venezolanos, amenazándolos con las F.A.N en caso de oponerse a sus perversos fines.

4.) De manera evidente a partir del 10JUL07 se ha venido orquestando y perpetrando en mi contra una serie de atropellos, utilizando para ello a la justicia penal militar. En los actuales momentos estas acciones son perpetradas por la Corte Marcial, y a la fecha presente me mantiene en un “limbo jurídico”, cuando mis abogados y yo no hemos sido notificados de las razones de no celebración de la audiencia oral y pública fijada para el 26OCT10 destacandose como un hecho grave que el secretario de la referida corte, notificara a los abogados Hadid, Mota y Tosta que: “los magistrados habían declarado DESISTIDA, POR INCOMPARECENCIA DE LA DEFENSA”, LA APELACION INTERPUESTA POR LOS REFERIDOS PROFESIONALES DEL Derecho.

5.) Es suficientemente sabido quien ha ordenado éste atropello y las sucesivas violaciones de mis derechos y del DEBIDO PROCESO, me refiero al Presidente de la República Hugo Chávez, y a él reitero expresamente:

a.) No me asusta Presidente, paciente y estoicamente, junto a mi familia y amigos no nos desesperaremos porque yo salga de éste cautiverio físico impuesto por Ud y sus secuaces.

b.) Usted definitivamente ha defraudado a la Institución que trató vanamente de formarlo como un Ciudadano digno y útil a la Patria.

c.) Usted ha sometido al descredito el concepto de profesionalismo e institucionalidad de la FAN Venezolana.

d.) Usted ha propiciado por su ambición megalómana y autocrática de ser presidente vitalicio de una Venezuela destruida la más abyecta adulancia de una banda de aduladores rapaces, que medran voraces en una deformada democracia.

e.) En fin, Ud ha hecho que nuestro país con sus continuos dislates, el nada apreciable sitial de ser el reino de la INIQUIDAD y la ESTULTICIA.

Todas las consideraciones expuestas en forma precedente ratifican mi decisión irrevocable de no prestar mi concurso voluntario a la permanente y continua violación flagrante de mis derechos y del DEBIDO PROCESO.

Ante la iniquidad y arteros ataques ordenados por el Presidente de la República para mantenerme privado de mi libertad física, me fortalezco en los ejemplos de ese adalid de la DIGNIDAD y la ESPERANZA me refiero a NELSON MANDELA y junto con el señalo:

“El hombre valiente no es el que no siente miedo sino el que es capaz de conquistarlo…”
“No nací con hambre de libertad, nací libre… La libertad es INDIVISIBLE…” Y
“Ser libre no es simplemente desprenderse de la cadenas sino vivir de un modo que respete y aumente la libertad de los demás…”

Reitero entonces que saldré de ésta prisión física, cuando quien se ha empeñado en ser un Midas al revés, vale decir Hugo Chávez, deje la presidencia.

Comunicación que hago a Ud para su debido conocimiento y demás fines consiguientes:

Ramo Verde 101840Nov10
Raúl Isaías Baduel
CIV N 4309.405

Vía Globovision