Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

jueves, 25 de agosto de 2011

Tu planeta que te lleva a la ambición de poder pero como caiste en el juego de la Luna (Cáncer) eres el sirviente de poderosos como Fidel Castro (III

Sol ☉

, , , , ,


(Del lat. sol, solis).

1. m. Estrella luminosa, centro de nuestro sistema planetario.
2. m. Luz, calor o influjo de este astro.
3. m. Tiempo que el Sol emplea en dar aparentemente una vuelta alrededor de la Tierra.
6. m. Alq. oro (metal).
Real Academia Española

From Wikipedia:
Planets in astrology
Sun




Zoom Image


Artículo de Mario Paltrinieri - Elena Rader (1981):

Elemento: Fuego.
Domicilio: Leo.
Exilio: Acuario.
Exaltación: Aries.
Caída: Libra.
Recorrido diario: aproximadamente un grado.
Recorre el zodíaco: en un año.

Principio: El yo consciente, la vida, la voluntad, la capacidad afectiva y de relación con el entorno social; la energía vital, la fuerza física y psíquica, la evolución, el idealismo, la autoafirmación.

Símbolo: La edad adulta, la autoridad, el sujeto. En tema femenino, simboliza una figura masculina importante (el padre, el marido, el amante, el hermano, el abuelo, etc), la organización, el éxito. En tema masculino, representa la virilidad, la madurez y la creatividad.

Armónico: Alegría de vivir, lealtad, generosidad, pasionalidad, valentía, nobleza, altivez, espiritualidad, elevación.

Disarmónico: Hipertrofia del yo, narcisismo, exhibicionismo, orgullo, teatralidad, despotismo, crueldad, soberbia, prepotencia, paternalismo, egoísmo.

Fisiología: El corazón, la sangre, la vista y la columna vertebral.



Artículo de CNR:

La luminaria central que rige todo el sistema, pues produce calor, crea vida, confiere orden. Se le consideraba por los antiguos como bienhechor y significaba prestigio, grandes acciones, pompa y boato. Al estar representado por un círculo contiene en sí racionalidad y eticidad. Es a la vez el centro de nuestro sistema planetario, sistema que lleva precisamente su nombre (sistema solar), y por ello rige fundamentalmente el corazón y la columna vertebral.

Astrológicamente fija su domicilio en Leo; es decir, Leo es la casa natural del Sol.

Los antiguos griegos, en su mitología, lo llamaban Helios, y lo consideraban como un dios inactivo.

En el tema astral se le considera como formando parte de lo que viene en llamarse primera dualidad de otro elemento que lo acompaña (la Luna) y actúa desde un nivel superior, infinito; desde la autoridad que, a un tiempo, protege las cosas, la vida, el mundo anímico y espiritual. Su papel es fundamental a la hora de interpretar un tema astral y, a menudo, puede influir en la Luna. Algunas características clave referidas al Sol podrían ser: magnificencia, pomposidad, ostentación, generosidad y actividad.



Reseña de Astrodienst:

El Sol habla del núcleo real de la persona, el sí mismo interior, aquello que es de importancia central. También nos muestra la vitalidad general y la habilidad para auto afirmarse, describe la tonalidad general del ser que colorea todo lo demás.
Signo equivalente: Leo.



Reseña de Stefan Nitschke:

El Sol es el centro de nuestra sistema solar y todos los planetas se mueven en órbitas elípticas alrededor de esta estrella fija que parece pasar cada día delante de la Tierra de Este a Oeste. A una distancia de aproximadamente 150 millones de kms, el Sol parece a nuestros ojos como un pequeño disco brillante en el firmamento, pero en realidad es enorme, ya que tiene un diámetro de 1,39 milliones de kilómetros y así es casi 700 veces más grande que todos los planetas juntos.

Naturalmente, el Sol fue el principal cuerpo celeste observado por el hombre y, por lo tanto, ocupa un lugar importantísimo en todas las mitologías. El dios griego Apolo era la personificación del Sol y fue adorado como la fuente de la fuerza vital, iluminación y curación.

En la astrología, el emplazamiento del Sol revela la cualidad básica de nuestra conciencia. Es el factor central de nuestra personalidad, del mismo modo como el Sol es el centro de nuestra galaxia. Por esa razón, nos identificamos tanto con el signo solar. Si nuestro Sol está en Piscis, nos consideramos Piscis. Si está en Aries, pensamos que somos Aries. No cabe duda que el Sol es muy importante para el análisis astrológico, pero no debemos olvidar que es sólo un factor entre muchos.

Un Sol bien emplazado y aspectado otorga a su nativo alegría, confianza y buena salud. Tiene una afinidad natural con el signo Leo, el cual comparte muchas atributos con el Sol.



Reseña Fraternidad Rosacruz:

SOL ☉ - Como el hombre es hecho a imagen de Dios, quien es trino en su manifestación, así astrológicamente, el yo superior en el hombre es representado por un circulo con el punto central denotando el más alto aspecto del espíritu, el Espíritu Divino cuya facultad es la Voluntad. Así mismo, el Sol se refiere en el horóscopo como la más alta expresión del individuo mismo. Denota la influencia positiva saliente en el hombre, su carácter en el sentido más amplio de la palabra. Así tenemos en el símbolo del Sol un círculo que denota un símbolo del Espíritu y el Sol, así como su símbolo indica, es el centro de todas las facultades espirituales, la fuente de la vida.



EL SOL:

BASICO - Individualidad, lo que uno realmente es, vitalidad, voluntad, grandes ambiciones, aquellos con autoridad, hombres.

POSITIVO - Generosidad, dignidad.

NEGATIVO - Despotismo, arrogancia, ostentación, falta de ambición, cualidades animalísticas.



ACRUX: Boletín Astrológico y de Ciencias Antiguas.


EL SOL
LUMINARIA


Signo que rige: Leo.
Casa que rige: Quinta.
Signo de su Detrimento: Acuario.
Signo de su Exaltación: Aries.
Signo de su Caída: Libra.
Función: sostenimiento.
Proceso: dador de propósitos.
Propósito: integración.
Sexo: masculino-activo.
Elemento: Fuego, compuesto de las cualidades primitivas de 5,5 de Caliente y 2 de Seco.
Significado tradicional: la fuente de la voluntad, vitalidad y el poder personal. La personalidad o ego. Cualidades de liderazgo y autoridad.
Significado humanista: el centro y poder del yo (alma). El propósito y la dirección de la persona en la vida. El principio de auto-actualización y centrado. El provee al individuo con un tipo particular de experiencia (signo) necesitado para descubrir su verdadera naturaleza. El yo total de la persona es sostenido a través del consumo del tipo de "combustible" simbolizado por el signo solar. El potencial de vida es simbolizado por el Sol, definido y enfocado por Saturno.
Significado Cíclico: el Sol es la fuente de toda la luz de vida sostenida dentro del sistema solar.
Cuerpo humano: corazón, parte superior de la espalda, bazo, sistema circulatorio, esperma, ojo derecho del hombre y ojo izquierdo de la mujer.
Órganos: Cerebro, nervios, corazón, arterias, ojos, el lado derecho del cuerpo y las enfermedades de estas partes.
Funciones vitales: La vista y la ceguera.
Representa: el impulso de poder, la personalidad, el ego.
Frase clave: ser interno.
Palabras Clave: Vitalidad, creatividad, dirigente, rey, ego, significancia, corona, orgullosamente, oro, corazón, altanero, arrogante, egocentrico, poderoso, autoestima, yo interno, valor, fuerza, liderazgo, voluntad, poder, dominación, auto centrado, padre, esposo, autoridad, jefe, conducta básica, carácter.
Profesiones: Todas las elevadas; regentes, alta aristocracia y altos funcionarios públicos; jefes de grandes empresas; jefes militares de jerarquía; profesiones que manejan el oro o sus valores; todas las de carácter heroico.
Minerales: Crisólito, diamante, jacinto, rubí, oro.
Plantas: Alsina, Angélica, Atanasia, Azafrán, Balsamina, Berza común, Canela, Cardomomo, Cebada, Cebolla, Celedonia, Cereza, Ciclamino, Coliflor, Corregüela, Crisantemo, Genciana, Heliotropo, Laurel, Lavanda, Loto, Mejorana, Naranjo, Palmera, Ranúncula, Romero, Salvia, Sándalo rojo, Tomillo, Trigo, Vellorita y cereales en general.
Árbol: Roble.
Animales: León, águila, halcón y gallo.
Colores: Amarillo, dorado y purpúreo.
Números: 1 y 4.
Días: El domingo.
Horas: Los domingos, la 1a y la 8a horas después de la salida del sol y la 3a y la 10ª de la noche siguiente.
Países: Todo el Oriente.

Mitología

Helios es el joven dios griego del Sol. Es el hijo de Hiperion y Theia. Con la oceánida Perse se convirtió en el padre de Aeëtes, Circe y Pasife. Sus otras dos hijas son Fetusa ("radiante") y Lampetia ("brillante"). Tuvo un hijo llamado Faetón, quien una ocasión le permitió guiar su carruaje en el cielo. El joven sin habilidades no pudo controlar a los caballos y cayó hacia su muerte.

Cada mañana al amanecer asciende del océano en el este y maneja su carruaje, jalado por sus caballos, Pirois, Eos, Aethon y Flegon para descender en la noche al oeste.

La reverencia del Sol como un dios vino del este a Grecia. Helios fue adorado en varios lugares del Peloponeso, especialmente en Rodas donde cada año se llevaban a cabo en su honor juegos gimnásticos. Fue representado como un joven con un halo, parado en un carruaje, ocasionalmente con un manto ondulante. Sus atributos son el látigo y el globo, y sus animales sagrados fueron el gallo y el águila. Fue el dios romano personificado del sol, completamente idéntico al griego Helios.

Significado Astrológico

La más importante expresión del individuo. Muestra las cualidades de liderazgo y triunfo. Representa el principio masculino, el padre, marido y los hombres en general. El a rige la salud, los principios vitales, la autoridad y los que la ostentan, rango, títulos, cargos elevados, progreso, dignidad, energía, sentido de identidad, capacidad de experiencia. Su acción es fortificante y vitalizadora. Donde se halla el a en el horóscopo es la vida y corazón del horóscopo, es allí donde uno debe brillar.

El Sol rige el día. Es como una novia saliendo de sus habitaciones, como el campeón que festeja después de haber ganado una carrera. Como el principal centro gravitatorio de nuestro Sistema Cósmico (esto es el Sistema Solar), el sol representa el centro de nuestra identidad, nuestro carácter básico y forma de comportamiento. En el contexto familiar el Sol representa la principal figura masculina o padre. También puede representar cualquier figura de autoridad.

El Sol, principio y poder

Considerando la simplicidad de la estructura de un horóscopo, no podemos dejar de impresionarnos por la profundidad de sus simbolismos. Un centro y doce radiaciones circunscriptas por un círculo, eso es todo. Y sin embargo, sirve como una representación del Cosmos. Nada en la simbología representa tanto por tan pocos medios.

La estructura de un horóscopo simboliza la base de la manifestación de cualquier cosa, un ser humano, un evento, una nación o un sistema solar. Cada objetivación tiene su propio patrón o frecuencia vibratoria y el simple dibujo de un círculo con radiaciones desde el centro puede usarse para representar el "cuerpo" de esa objetivación.

Consideremos un sistema solar: Se nos dice que el Logos habiendo seleccionado una área esférica de espacio en la aurora de la manifestación, vierte sus energías en el centro, así objetivando un Sol, o centro de manifestación. La voluntad del Logos interpenetra esta inmensa esfera por todas partes. Desde el centro, o Sol, se irradian varios campos para la actividad evolutiva. Nosotros llamamos a esos "campos", planetas y cada uno provee una morada para el desarrollo de varios tipos de seres. Cada planeta se halla casi en la misma relación con el Creador que cada color con el Principio de la Luz, o cada tono con el Principio del Sonido. El Sol, como cuerpo central, es la Voluntad del Logos objetivada y los cuerpos del sistema son las expresiones de esa Voluntad en la manifestación.

El horóscopo como mapa de los cielos, debe en realidad mostrar el Sol en el centro. Sin embargo, en relación con la Tierra, que es nuestro campo de evolución y para propósitos astrológicos, nosotros incluimos el Sol en la familia de los planetas por esta razón: en términos humanos, la expresión de la Voluntad está aún por desarrollarse mediante procesos evolutivos. La humanidad en su mayor parte, vive en sus negativos, sus sentimientos, temores y deseos. Por consiguiente, la dominación por la experiencia es inevitable. Vivir en la "Conciencia Solar" implicaría una identidad completa con el Origen, completo desapego de las experiencias del sentimiento, completo dominio y dirección de todas las facultades expresadas por un ser humano. Esto, en términos nuestros es Maestría. En otras palabras, un maestro, aunque encarnado, determina sus experiencias por radiación de su propio centro, no por respuesta a los impulsos y tendencias de sus planetas. Él entonces, hasta donde sea posible, es verdaderamente un creador, él vive en su conciencia Solar.

Desde el punto de vista aún del más mundano acercamiento de la astrología se usa el mismo dibujo. El sitio de nacimiento es el centro desde el cual se irradian las distintas experiencias de la vida, en términos de personas, lugares y cosas. El mismo dibujo se usa para representar el "Ego objetivado"; el Yo Superior, o potencialidad de Dios es el centro del círculo y los distintos estados o expresiones de potencialidad son las posiciones y aspectos planetarios. El horóscopo se ve asimismo como el símbolo de una manifestación de Dios en cualquier aplicación.

Puesto que el Sol representa el más elevado estado de conciencia conocido por el hombre, el principio aplicado es el Principio del Poder, el primer aspecto del Logos. Nosotros como astro-analistas, debemos prestarle atención a los aspectos del Sol en el horóscopo, porque éstos representan los "grados de conciencia de Dios" que la persona ha alcanzado hasta la fecha en su presente ciclo de desarrollo. Todo aspecto solar benéfico, indicador de una aplicación armoniosa o constructiva del principio del Poder, es una redención. Cada aspecto inarmónico, se ve que es un obstáculo o perversión del Poder. El Sol es la síntesis de todos los planetas y cualquier planeta identificado con el Sol por aspecto, "disposición", etc. gana de ese modo, en poder y esfera de experiencia, tanto espiritual como mundanamente. Los planetas, particularmente los dinámicos, localizados en Leo, indican que su expresión constructiva debe basarse en el recto uso del poder; las aflicciones indican la tendencia a pervertirlo.

Los horóscopos que tienen el Sol sin aspectos ofrecen un estudio interesante. Semejante patrón revela que en este ciclo, la persona implicada esta iniciando su conciencia de poder. El signo de la posición solar nos indica el sendero espiritual o esotérico de este desarrollo. La casa de la posición solar nos indica donde, comienza él, en esta encarnación. Los planetas en Leo y sus aspectos, nos indican los medios a través de los cuales él está tratando de expresar el Principio del Poder y por ellos a través de que canales su conciencia de Poder se expresará en el futuro.

Fijemos en nuestras mentes la idea que los aspectos afligidos afectando al Sol son problemas serios. Los otros planetas pueden estar en conflicto entre sí y de ahí que resulten muchos problemas; pero cuando la conciencia de poder y de propósito es impedida en su crecimiento, la habilidad de la persona para tratar con sus dificultades planetarias está muy limitada. Las soluciones son entonces más difíciles de encontrar y de aplicarse. En otras palabras, el horóscopo completo se debilita conforme la conciencia Solar sea inhibida o aminorada. Y, por consiguiente, las aflicciones dinámicas en el mapa tienen justamente tanto mayor poder para "afligir dinámicamente". La fuerza o la energía, en análisis final, debe controlarse por el poder que irradia el centro. Esclarezca este pensamiento imaginando la posición del Sol como el centro de actividad en el mapa, irradiando sus energías en todas direcciones. Las cuadraturas y oposiciones al Sol se verán, de ese modo, como líneas de fuerza desde los planetas que interceptan o interrumpen estas irradiaciones a ángulos rectos o de frente, desde el lado opuesto del círculo.

Básicamente, la casa con Leo en su cúspide indica el departamento de la vida que contiene su fuente de experiencia de Poder o "lección de Poder". Cualesquiera condiciones adversas que estén demostradas en esa casa, y puede haber muchas, expresan, lo mejor posible, su poder y autoridad, en los asuntos de esa casa. Los planetas ahí demuestran que es lo que usted desea expresar, pero Leo en la cúspide indica cómo puede usted expresar esos impulsos.

La localización del Sol indica dónde procuramos nosotros dominar directamente y gobernar nuestras condiciones. Por consiguiente, ese es nuestro "centro" para esta encarnación. Una gran variedad de "condiciones Solares" son, desde luego posibles. No obstante, cualquier planeta en aspecto favorable al Sol, de esta manera integrado con bastante poder, puede utilizarse como neutralizador de negativos en otras partes del mapa. Cualquier planeta semejante es automáticamente de gran influencia en el mapa y puede ayudar a resolver las discordias.

Una consideración de los aspectos negativos del Sol

Sol – Marte: Poder – Deseo. El Poder se expresa a través del conflicto, la competencia, la dominación, la conquista sexual, la impiedad, y la crueldad. Marte es básico, o primitivo, expresión propia y cuando se abusa del poder por medio de él, su vibración desencadena una energía tremenda que tiende a causar alguna forma de destrucción o dolor a otros, o "dominación a toda costa". El Poder se expresa aquí como egotismo. Este aspecto es simbólico de la polaridad masculina no regenerada. Hasta cierto punto, el Sol afligido en Aries o en Escorpión, lleva casi el mismo colorido; también, cualquier aflicción al Sol en conjunción con Marte en cualquier signo. Puesto que este aspecto es básicamente tan masculino en cualidad, su redención puede encontrarse en alguna aplicación constructiva de la polaridad femenina: Luna, o Neptuno.

Sol – Júpiter: Poder – Orgullo. El Poder se expresa en varias formas, negativas o falsas, de reconocimiento propio. Estas formas de "darse bombo" pueden trazarse a la clase de conciencia que da valor indebido a la abundancia financiera, a la posición social o profesional, los antecedentes de familia, menciones egotistas de sus talentos y habilidades y la clase de benevolencia que por lo general se expresa con miras hacia el reconocimiento o el aplauso. Un aspecto de "falsa aristocracia", símbolo del "esnobismo" y la presunción. La persona así condicionada tiende a exagerar aquello que considera meritorio en su propia naturaleza y circunstancias y reacciona con ira u ofensa ante cualquiera inferencia de que él no es todo lo que pretende ser. La crítica abierta o franca lo hace cerrar los oídos y la conciencia para retirarse a marfileña torre de excelsa dignidad ofendida; pero permítasele oír, indirectamente que se esperan ciertas excelencias de él y se echará hacia atrás para sostener la buena opinión que él aprecia. En otras él "arrojará su poder" hacia el mejoramiento, si cree que vale la pena el esfuerzo, pero a la inversa, arrojará las mismas corrientes de poder en su orgullo cuando es empequeñecido. ¡Él debe mantener la buena opinión de sí mismo!. Una persona semejante no puede hacer nada mejor que armonizar sus discordias internas, que crear un patrón uniforme de actos benévolos, y no hablar de ellos.

Sol – Saturno: Poder – Irrealización. Indica tal falta de realización de un área de experiencia que las energías del propio Centro son necesitadas para la redención de karma. En un horóscopo predominantemente dinámico, este aspecto arroja un fuerte énfasis a la ambición y el logro en cualquier forma. El "impulso trepador" es sentido intensamente y el poder se utiliza en gran medida para vencer obstáculos. Aparentemente, este patrón representa un pasado en que las oportunidades para el desarrollo fueron descuidadas o desperdiciadas. En esta encarnación el tiempo perdido debe redimirse. En un horóscopo predominantemente pasivo, este aspecto es fuerte-mente "gravitacional" en su efecto; los requisitos de Saturno apegan la persona a la Tierra. En tal caso, revise cuidadosamente cualquier impulso dinámico en el horóscopo, que pueda proveer un posible desencadenamiento de poder por canales de crecimiento. Las personas representadas por Saturno en este aspecto son aquellas que tienden a reprimir o inhibir al individuo. Ellas amenazan la individualidad misma de éste y aunque él tenga que redimir una experiencia de responsabilidad muy necesitada, no debe, por el bien de su propia vida constructiva y sana, dejarse influir tanto por otras personas que lo sometan a la desesperación, a la pérdida de confianza propia o a otros posibles negativos psicológicos.

Sol – Urano: Poder – Ilegalidad. Este es el aspecto del anarquista. Debido a la naturaleza y propósito de Urano, su cuadratura al Sol, o conjunción afligida, es una potencialidad para la destrucción terrífica en alguna forma. Las posibilidades de liberación de energía indicadas por esta combinación son tan grandes que debe buscarse y analizarse cuidadosamente todo medio de control. Una fuerte tendencia a la cristalización en alguna forma está automáticamente implicada como un factor concomitante a este aspecto, revise las condiciones de Saturno cuidadosamente y de ese modo determine en qué parte de su experiencia la persona tiende a rebelarse con tal intensidad, y posiblemente llegando a la violencia. Un aspecto de genio potencial está indicado por cualquier aspecto de Urano al Sol, pero la cuadratura o la oposición parece indicar la posibilidad de destrucción considerable acompañando su expresión. Este aspecto bien controlado, arroja cargas magnéticas y dinámicas tremendas a los otros planetas envueltos y por consiguiente, cuando es dirigido constructivamente, puede servir para grandes logros y habilidades.

Sol – Neptuno: Poder – Ilusión. Este es un aspecto muy sutil y difícil. El poder de visualizar, y de soñar, es intenso, pero como este aspecto indica la perpetración de la ilusión en el pasado, demuestra un patrón de desilusión en la encarnación presente. El instinto dramático está pronunciado; de hecho, tan pronunciado, que a veces la persona vive en su sueño de "cosas como pudieran ser" en vez de comprenderlas como son. En una persona artística, particularmente aquellas artes regidas por Neptuno, la música y el drama, éste es un aspecto muy inspirador; pero es inspiración sin dominio. El nativo cuando es estimulado puede "sintonizarse" sin ningún esfuerzo con influencias sutiles y convertirse, él mismo en instrumento. Sin embargo, el precio pagado por exceso de esta "sintonización" es el agotamiento físico, psíquico y nervioso, pérdida de poder, vitalidad y salud generalmente. Las personas representadas por Neptuno en este patrón, en sus fases negativas, son aquellas que pueden conducirlo a hábitos debilitantes y de ese modo, disipar su retención de propósito.

Cuando el horóscopo es principalmente pasivo en cualidad con escasa fuente de estímulo "impulso", este aspecto, si está poderosamente marcado, puede indicar un individuo que se pasa la vida soñando sin ningún propósito de realización. Tarde o temprano, él deberá darse las manos con la realidad y unir sus esfuerzos hasta cierto punto, con los canales del vivir constructivo. Cuando sus sueños se hagan añicos y su torre de marfil se desplome, cuando aquellos que él amó y admiró se conviertan en la fuente máxima de sufrimiento, entonces él debe afrontar estas experiencias con una aplicación constructiva de Neptuno, fe, conocimiento espiritual, amor puro y sobre todo, aprender de sus decepcionadores. Ellos sólo reflejaron aquello que ha sido falso en él en el pasado. Este aspecto indica una armonización con fuerzas más elevadas, o por lo menos, fuerzas ocultas, que en expresión negativa le trae al nativo experiencias con el rayo astral inferior. Para reconstruir su patrón él debe purificar y limpiar sus "imágenes internas" por medio de inspiraciones y sueños a la realidad por alguna forma de trabajo o hacia la realización de propósitos autodirigidos de lograr ideales verdaderamente elevados.

Sol – Luna: Poder – Sentimiento. Tal aspecto indica una mente subconsciente muy impresionable y "cuadros" de sentimientos negativos tomados en la niñez que pueden oscurecer la conciencia de sí mismo y traer confusión por el resto de su vida. El estudio del horóscopo de un niño semejante le revelará a los padres las rutas que él querrá seguir, pero si en su excesiva incumbencia por cada instante de su vida ellos lo impresionan con sus preocupaciones, miedos y ansiedades, le ocasionarán un grave daño, el de empañar su subconsciente con los propios estados negativos de ellos asegurando la incapacidad de "labrar su propio camino" a medida que crece. Un niño con este aspecto debe ser guiado constructivamente, para que haga sus propias decisiones y nunca forzadas contra su voluntad. Esto se aplica, por supuesto, a cosas relativamente sin importancia.

Naturalmente un niño no puede desenfrenarse, pero esas pequeñas cosas que son de interés personal para él no deben tocarse por las otras para que él pueda crear, hasta cierto punto, la propia conciencia de su pequeño mundo. Se ha encontrado que el impacto de cierta influencia en la niñez sobre el subconsciente del niño, ha resultado en un conflicto interno que ha conducido a discordia y fracaso en la vida adulta. Cuando un niño aprende a conocer su propio poder sin influencias indebidas o negativas sobre su subconsciente, estará mucho más capacitado para prever, planear, crear y realizar sus propósitos. Dicho y hecho todo, el Sol ciertamente representa el florecimiento de la personalidad y la habilidad y la conciencia del yo como creador del bien, puede ser estimulada mejor, desde el principio. Si un adulto con el Sol cuadrado o en oposición a la Luna, consulta para la solución de una tendencia desintegradora en su vida, haga lo que se puede hacer para instigarlo a psicoanalizar en alguna forma y traer a la superficie de su mente consciente las compulsiones que pueden haber sido impresas en él cuando era niño. El debe echarlas para arriba y hacia afuera para limpiar sus canales hacia una expresión de vida más constructiva.

El Sol es el centro de nuestro sistema solar, y todos los planetas se mueven en órbitas elípticas alrededor de esta estrella fija que parece pasar cada día delante de la Tierra de Este a Oeste. A una distancia de aproximadamente 150 millones de kilómetros, el Sol parece a nuestros ojos como un pequeño disco brillante en el firmamento, pero en realidad es enorme, ya que tiene un diámetro de 1.39 millones de kilómetros y así es casi 700 veces más grande que todos los planetas juntos.

Naturalmente, el Sol fue el principal cuerpo celeste observado por el hombre y, por lo tanto, ocupa un lugar importantísimo en todas las mitologías. El dios griego Apolo era la personificación del Sol y fue adorado como la fuente de la fuerza vital, iluminación y curación.

En la astrología el emplazamiento del Sol revela la cualidad básica de nuestra conciencia. Es el factor central de nuestra personalidad, del mismo modo como el Sol es el centro de nuestra galaxia. Por esa razón, nos identificamos tanto con el signo solar. Si nuestro Sol está en Piscis, nos considera-mos Piscis. Si está en Aries, pensamos que somos Aries. No cabe duda que el Sol es muy importante para el análisis astrológico, pero no debemos olvidar que es un solo factor entre muchos.

Un Sol bien emplazado y aspectado otorga a su nativo alegría, confianza y buena salud. Tiene una afinidad natural con el signo Leo, el cual comparte muchos atributos con el Sol.

El elemento del signo solar colorea de forma decisiva nuestra psique, porque revela la cualidad básica de nuestra conciencia y muestra lo que nos inspira y motiva. También revela lo que es «real» para nosotros y qué tipo de actividades y experiencias nos proporcionan energía y fuerza.