miércoles, 3 de agosto de 2011

Fundadores del Diario "El Nacional" que cumple 68 años







El Diario "El Nacional parece en Caracas, en agosto de 1943. Fundado por Henrique Otero Vizcarrondo y su hijo Miguel Otero Silva. Pronto se convirtió en uno de los diarios de circulación nacional más importantes de la historia del periodismo venezolano. Su primer director fue el poeta Antonio Arráiz (1903-1962), que permaneció cinco años en el cargo, mientras que el mismo Miguel Otero Silva ocupó la jefatura de redacción.
Por el diario pasaron las firmas más significativas del pensamiento y la cultura venezolana del siglo **. Así, por ejemplo, Arturo Úslar Pietri mantuvo durante medio siglo, de manera ininterrumpida has su fallecimiento, la columna ’Pizarrón’.
La dirección general del diario corresponde a Miguel Henrique Otero, nieto del fundador e hijo de Otero Silva, que ha acometido la reconversión integral del diario, que actualmente cuenta con una defensora del lector, Alba Sánchez.Henrique OTERO VIZCARRONDO
Nació: 04 NOV 1884 en: Cumaná, Sucre
Casó: 1908 en:
Murió: 27 DEC 1952 en: Caracas
Padre:Miguel OTERO VIGAS
Madre:Vicenta VIZCARRONDO ROJAS
Otros cónyuges:
ÁRBOL Esposa: Mercedes SILVA PÉREZ
Nació: en:
Murió: en:
Padre:
Madre:
Otros cónyuges:
ÁRBOL Hijos
Nombre: Miguel OTERO SILVA
Nació: 26 OCT 1908 en: Barcelona, Anzóategui, Venezuela
Casó: en:
Murió: 28 AUG 1985 en: Caracas
Cónyuges: María Teresa CASTILLO TERÁN Mercedes BAUMEISTER VELASCO
ÁRBOL Nombre: Alejandro OTERO SILVA
Nació: en:
Casó: en:
Murió: en:
Cónyuges: María CALVO
ÁRBOL Nombre: Vicente Emilio OTERO SILVA
Nació: en:
Casó: en:
Murió: 1967 en:
Cónyuges:
ÁRBOL Nombre: Clara Rosa OTERO SILVA
Nació: en:
Casó: en:
Murió: en:
Cónyuges: NN GUZMÁN GUEVARA NN CALVO NN ALTAMIRANO
ÁRBOL Nombre: Carlos Enrique OTERO SILVA
Nació: en:
Casó: en:
Murió: en:
Cónyuges:
ÁRBOL

Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Henrique Otero Vizcarrondo

Por Juan Macedo



Uno de los hípicos de antaño que con su aporte moral y material contribuyeron al engrandecimiento y difu­sión del turf, fue sin dudas Don Henrique Otero Vizcarrondo, figura destacada dentro de las más distintas actividades en Venezuela y cuya pre­sencia y actuación en nuestro hipismo fue también descollante. Nació en Cumaná, Estado Sucre, el 4 de noviembre de 1884. No es posible, empero, ocuparse de Don Henrique Otero Vizcarrondo, sin mencionar sus múltiples activida­des dentro de la vida venezolana, y para ello, he aquí, en breve síntesis del notable escritor y periodista Antonio Arráiz, aspectos de Don Henrique Otero Vizcarrondo: "Venezolano, como que una vez fue dueño de un tres puños, el "San Vicente", a bordo del cual comerciaba de cabotaje entre Cumaná -donde había nacido-, Bar­celona, Guanta y La Guaira, a lo largo de ese litoral del Oriente de nuestra Patria en que el modo de ser vene­zolano se cuaja y se solidifica como si a uno lo curaran con sal".






"Navegando en ese tres puños fue donde aprendí a hablar solo y a cocinar", solía contar el "viejo" Otero. Una vez tuvo un negocio de alpargatas y capelladas entre Mercaderes y La Gorda, en el bullicioso cora­zón de aquella venezolanísima Caracas de principio de siglo, todavía sin limousine ni rascacielos. También tuvo una fábrica de velas y jabón cerca de Barcelona. Y en sociedad con Don Clemente Leoni, una botica en la esquina de Santa Capilla, la "Farmacia Francesa".



Y un día compró buena parte de las acciones del acueducto de Barcelona, y para modernizarlo se fue a Cuba a comprar maquinarias. Creó la luz eléctrica de la misma ciudad y un negocio de aserradero y carpintería y mueblería. Y tuvo hacienda de café y hatos y fincas madereras El Jobo, Erasmera, La Aurora, La Fila, Las Delicias, La Acequia, El Rincón, La Haciendita, Zapatero, Mata del Medio, Las Delicias de Naricual. Tuvo fracasos y caídas, incendios y liquidaciones y comenzaba de nuevo con redoblada energía.



Se diría que su placer no consistía en ganar o triun­far, sino por el contrario, en arriesgar y en perder, para darse el gusto de volver a empezar. "Dicen que soy sortario –comentaba- Yo lo que soy es porfiado". Pero para los del oficio de emborronar cuartillas, la obra cumbre de Don Henrique, la que perdurará a través del tiempo y el espacio, es la fundación del Diario El Nacional. Fue a EEUU a adquirir una prensa para editar El Morrocoy Azul y la adquisición fue la más moder­na maquinaria que podía comprarse en ese momento -1942- en plena segunda guerra mundial.






Y "porfiado", también lo fue en el turf. Su incor­poración a esta actividad, más como una distracción, como un remanso distinto de tanta actividad, se produjo en 1946 con un ejemplar llamado Miss Bambi, que no pasó a la historia por sus hazañas... pero luego vinieron otros, como Relancina, Zapatin, Boleteado, El Greco, Cayaurima y Pachacho, que en la tempo­rada 1946-47, figuró entre los mayores ganadores y cla­sificó a Don Henrique Otero Vizcarrondo entre los más destacados de la estadística de Propietarios, lugar que repitió al año siguiente, para figurar en 1949 como líder en tal renglón.



Y fue este año de 1949 el de su mayor aporte a la hípica, pues contrató a Julio Castro Ruiz, destacado pro­fesional chileno en la difícil tarea del entrenamiento de Pura Sangre, quien arribó a Venezuela conjuntamente con otra figura descollante de la fusta: Raúl Bustamante, y ambos, con el material que les proveía Don Henrique, hi­cieron lucir en innumerables ocasiones los colores azul, blanco y rojo de su divisa.



Y en ese mismo año adquirió en Chile uno de los ejemplares más costosos importados de ese país, y se justificaba, pues era en su tierra un auténtico "crack": se llamó Sud Oscuro, segundo en le Estadística de esa Temporada, en la que tuvo adversarios calificados como Hypocrite y Caimán, y cuyos cotejos movili­zaban multitud de aficionados deseosos de presenciar la pugna de esos tres ases de la pista. Otros buenos purasangres que dejaron buen sentado el nombre de Don Henrique como importador fueron Exotic, Pussy, Mahometano, Odín, Fariseo, Rebenque, Tintorera y Olimpiada.



Sud Oscuro


Trofeo del clasico obtenido con la chilena Exotic



Sus "porfías" le dieron razón, ya hemos dicho que encabezó la Estadística de 1949, lo que se repitió en 1950, totalizando una de las más altas cifras registradas en los anales de nuestra hípica para esa época, pues la cifra más alta lograda por un propietario o Stud la ostenta­ba el Stud Los Pinos con Bs. 293.438,85 en el año 1948 y Don Henrique Otero Vizcarrondo, con su caballada, acu­muló Bs. 471.784,30 en 1949 y Bs. 738.105,20 en 1950.



De su enlace con la distinguida dama Doña Mercedes Silva Pé­rez, nacieron Miguel, Carlos, Clara Rosa de Altamirano, Vicente Emilio y Alejandro, todos ellos bien conocidos y de reputación bien cimentada en las diver­sas actividades a que se han dedicado.



El fallecimiento de Don Henrique se produjo el 27 de diciembre de 1952, en forma repentina, en el Departamento que ocupaba en el Edificio de El Nacional, su obra cumbre, según su misma expresión, y sería injusto cerrar estas líneas sin dar cuenta de que además de su multiplicidad de activi­dades, fue asimismo un apasionado por las cuestiones artísticas, formando una valiosa colección de obras de arte, especialmente en cerámicas, la cual donó al Go­bierno Nacional para integrar el patrimonio del Museo de Bellas Artes.



Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Diario El Nacional, Sr. Antonio Arráiz.



Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 06 de diciembre de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados


Miguel Otero Silva
Miguel Otero Silva
Nacimiento 26 de octubre de 1908
Barcelona
Defunción 28 de agosto de 1985
Caracas
Ocupación Novelista, Escritor, Humorista, Periodista, Político.
Nacionalidad Bandera de Venezuela Venezuela
Género Novela

Miguel Otero Silva (n. Barcelona, Venezuela, 26 de octubre de 1908 — m. Caracas, 28 de agosto de 1985) fue un escritor, humorista, periodista y político venezolano.
Contenido




Biografía

Nació el 26 de octubre de 1908 en el estado Anzoátegui en Venezuela. Con una familia humilde, su padre fue Enrique Otero Vizcarrondo y su madre, quien murió cuando Miguel Otero Silva aún era pequeño, fue Mercedes Silva Pérez.

Desde siempre marxista, leía la Biblia desde niño a pesar de no pertenecer a un culto definido, más bien próximo al ateísmo. A través de la literatura y el periodismo, relató numerosas páginas de la historia venezolana del siglo XX.

Formó parte de la Generación del 28, fue crítico de arte y un acalorado seguidor del béisbol. Poseía un fino humor y se autoproclamaba gran amigo del merengue, pero confesó en una oportunidad que no era muy diestro a la hora de conseguir pareja. Sin embargo, se casó después de haber cumplido los 40 años con María Teresa Castillo, con quien tuvo dos hijos.

Nunca terminó la carrera de Ingeniería Civil en la Universidad Central de Venezuela porque decidió cambiar los números por las letras al verse sumamente interesado por el periodismo. Llego a ser director del diaro El Nacional (Venezuela), fundado por su padre, y se fue haciendo un extenso repertorio de entrevistas, noticias, reportajes y crónicas e impulsó el género de la mancheta en Venezuela. En 1979, recibe el Premio Lenin de la Paz, equivalente soviético del Premio Nobel de la Paz, siendo el único venezolano en haberlo recibido.

Miguel Otero Silva muere en Caracas el 28 de agosto de 1985. Dejó a su muerte un amplio legado literario que abarca desde obras de teatro hasta poemas, legado que ha merecido la admiración de autores tan conocidos como Pablo Neruda y Gabriel García Márquez.
Obras

Sus obras fueron:

Fiebre (1939)
Agua y Cauce (poesía, 1937)
Casas muertas (1955)
Oficina No 1 (1961)
La muerte de Honorio (1963)
La mar que es morir (poesía, 1965)
Poesía hasta 1966 (poesía, 1966)
Cuando quiero llorar no lloro (1970)
Lope de Aguirre, príncipe de la libertad (1975)
La piedra que era Cristo (1984)

Referencias

Sala Virtual de Investigación del CIC-UCAB.

Enlaces externos

Fundación Internacional José Guillermo Carrillo
Miguel Otero Silva en la BitBlioteca
Biografía en Venezuelatuya.com
Archivo digital con decenas de artículos de la obra periodística de Miguel Otero Silva
Miguel Otero Silva. resumen de poemas, parte de su Obra.

Antonio Arraíz
Antonio Arraíz
Nacimiento 27 de marzo de 1903
Bandera de Venezuela Barquisimeto, Venezuela.
Defunción 16 de septiembre de 1962
Bandera de los Estados Unidos Westport, Estados Unidos.
Ocupación Poeta, novelista, cuentista y ensayista.
Nacionalidad Bandera de Venezuela venezolano.
Período Siglo XX
Género Novela, cuento, poesía.

Antonio Arraíz (n. en Barquisimeto el 27 de marzo de 1903 y fallecido en Westport, Estados Unidos el 16 de septiembre de 1962) fue un poeta, novelista, cuentista y ensayista venezolano.
Contenido

Carrera

De 1912 a 1916 se educa en el Colegio Católico Alemán. En 1919, con dieciséis años, viaja a los Estados Unidos, donde quería cumplir su sueño de ser actor y aviador.1 En 1922 regresó a Venezuela, y comenzó a practicar varios deportes.(anos)2

Participó en las protestas estudiantiles de 1928 contra la dictadura de Juan Vicente Gómez y fue encarcelado en La Rotunda y en su ciudad natal (1928-1933). Se refugió en Ecuador y Colombia; regresó al país en abril de 1936.

Como poeta no se lo puede ligar ni a la llamada "Generación del 18" ni a la "Vanguardia de 1928", aunque estuvo más cercano a esta última.

Escribió el libro Los lunares de la Virreina desde la prisión, ya que estuvo encarcelado siete años (desde 1928, ya que fue participante de las Jornadas Estudiantiles y en la frustrada Toma del Cuartel San Carlos) durante la tiranía de Juan Vicente Gómez.1

En 1924 había publicado Áspero, su primer poemario, que es, junto com Puros hombres (1938) y los cuentos de ''Tío Tigre y Tío Conejo'' (1945), su obra más leída. En 1932 se publicó en Argentina su poemario ''Parsimonia''.

En 1935 es liberado, y comienza a trabajar el diario El Heraldo, de Barquisimeto. Es nuevamente apresado y desterrado, y vive en Ecuador y Colombia hasta su regreso en 1936 a Venezuela, con el gobierno de Eleazar López Contreras, donde ocupó varios cargos públicos, como secretario de la Gobernación del estado Carabobo y en la delegación venezolana ante la ONU.2 3

En 1943 ocupa el cargo de Director del periódico El Nacional, hasta 1948.1

También se desempeñó como periodista en el diario Ahora y en la revista Élite, de la que fue jefe de redacción.4

En 1948 se establece definitivamente en los Estados Unidos, exiliado tras el derrocamiento del gobierno de Rómulo Gallegos, donde finalmente fallece.1 En Estados Unidos trabajó en el departamento de publicaciones de las Naciones Unidas.3

En 1966 el INCIBA publicó su 'Suma Poética'. Otras obras relevantes son Damas Velásquez (1943) -reeditado el 1950 con el título El mar es un potro, Todos iban desorientados (1951) y El diablo que perdió su alma (1954). En 1943 participó en la fundación del diario caraqueño 'El Nacional'. Se instaló definitivamente en Estados Unidos en 1949, y trabajó en la ONU hasta su muerte, que se produjo en Nueva York el 6 de septiembre de 1962.
[editar] Obra

Su primer libro (Áspero) fue novedoso porque rompió las tendencias literarias de la época, el Romanticismo y el Nativismo.4

Áspero (1924, poemario).
Los lunares de la Virreina (1931, novela).
Este Congreso debe disolverse (1936, ensayo).
Puros hombres (1938, novela).
Cinco sinfonías (1939, poemas).
Culto bolivariano (1940, ensayo).
Dámaso Velásquez (1943, novela).
Cuentos de Tío Tigre y Tío Conejo (1945, cuentos).

Escribió también libros de texto, de historia y geografía venezolana, para la enseñanza en colegios primarios y secundarios.1
Premios

1931 Primer premio del concurso del diario La Prensa (Argentina), por Los lunares de la Virreina.4

Referencias

↑ a b c d e «"Antonio Arraiz"» (en español). analitica.com (12 de enero de 2006). Consultado el 1 de mayo del 2009
↑ a b «"Antonio Arraiz"» (en español). venezuelatuya.com. Consultado el 1 de mayo del 2009
↑ a b «"Antonio Arraiz"» (en español). mipunto.com. Consultado el 1 de mayo del 2009
↑ a b c «"Antonio Arraiz"» (en español). globovision.com. Consultado el 1 de mayo del 2009

Bibliografía

(2001). Enciclopedia Océano de Venezuela. Editorial Océano, Barcelona España. 936 pp. ISBN 84-494-1821-6

] Enlaces externos

"Antonio Arraíz", biografía y estudio de poemas por Valmore Muñoz Arteaga