Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

domingo, 27 de mayo de 2012

GEGO: 100 AÑOS DE SU NACIMIENTO


100 AÑOS DE SU NACIMIENTO
Tan sólo enlaces con abandono concertante sabe quien teje de esa vehemencia que saborea dejar la red hacerse en la paciencia de la luz Alfredo Silva Estrada, Variaciones sobre Reticuláreas
25 MAY 2012 | CULTURA

Texto: Ileana Ramírez y Ricardo Sanz

La obra de Gego (1912-1994) está impregnada del placer de quien descubre relaciones y asociaciones entre formas a través del juego. De estas travesuras de engarces, tejeduras y conexiones, nacieron universos que revelan una interpretación escultórica singular del espacio en el arte. Esta artista de carácter introvertido pero amable llegaría a Venezuela  proveniente de Alemania en 1939 formada como Ingeniero y Arquitecto  y desarrollaría a partir de 1957 un cuerpo de trabajo  inscrito en la abstracción.

En sus dibujos, esculturas e intervenciones arquitectónicas, la línea, en su multiplicidad de trazos, revela formas geométricas de distinta densidad a partir de su contorno o su estructura. Sus construcciones espaciales poseen la capacidad de evocar para quien las observa, el mundo entendido a partir de la observación sensible de su creadora; podemos imaginarla alejada del bullicio, concentrada en comprender la constitución esencial de las formas en su casa de Tarma, sumergida en ese estado de ánimo placentero y de ensimismamiento, descubriendo las relaciones  elementales de la materia. Los mundos de Gego revelan un universo rico en la manera de traducir  perceptualmente los fenómenos, estudiados desde el ámbito científico.  Su obra propone nuevas claves para la construcción de la idea de espacio, en diversos formatos establecen distintos tipos de relación con el ámbito expositivo o urbano desde sus dibujos sin papel que carecían de soporte bidimensional hasta su obra de escala urbana diseminada por distintos espacios de nuestra ciudad.

Los espacios donde se ubican algunas de estas obras se han convertido en parte de la experiencia urbana caraqueña. Dispuestas en centros comerciales, edificios institucionales así como en El Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, construidas a base de tejidos y formas hechas de alambre de acero inoxidable, tubos o guayas, estas  permanecen en nuestra memoria como parte esencial del entorno que habitamos.  Si el espacio puede convertirse en lugar a través de sus significados e importancia para nuestra memoria, quizás no sea exagerado decir que uno de los más importantes de nuestra ciudad esté dentro del  Museo de Bellas Artes y sea el que construye la obra de Gego Reticulárea de 1969, de significación histórica para la plástica venezolana pero sobre todo como propuesta que invita al visitante a establecer una relación más diáfana con la obra de arte.

Reticulárea se ha convertido en parte de muchos de los planes de fin de semana de visita a los museos de los venezolanos y en memoria, para algunos entrañable, que se manifiesta en ese pequeño y  maravilloso espacio que dejó Gego como legado a los habitantes de Caracas.

Gego es una de las artistas plásticas más importantes de nuestro país, con amplio reconocimiento internacional,  es por eso  que este año en el marco de la celebración de los cien años de su nacimiento, la Fundación Gego en alianza con instituciones museísticas y académicas, públicas y privadas,  tanto nacionales como internacionales organizan una extensa programación de eventos a lo largo de éste y del próximo año.

Gego en curadores y artistas

Como un homenaje a Gego reunimos testimonios y comentarios de personalidades del arte venezolano quienes nos hablaron de esta creadora y la importancia de su obra.

“La Colección Mercantil se une a la celebración del centenario de Gego (Gertrud Goldschmidt, Hamburgo, 1912 – Caracas, 1994) con la exhibición de un conjunto de piezas realizadas entre 1963 y 1989. Son treinta y seis obras en las que predominan las técnicas del grabado como el intaglio, la litografía y la serigrafía, obras emblemáticas de la artista como Chorro Reticulárea, 1988 y Esfera 2, 1976 también forman parte de la muestra.  Una alfombra tejida en lana, proyectada hacia 1970 constituye un caso curioso que da cuenta de la afición de Gego por el tejido.

Formada en Alemania, la artista arriba al país en 1939 sin conocer nada de él, ni hablar su lengua, esto no impide que en corto tiempo desarrolle una obra sin precedentes, inclasificable dentro de las tendencias constructivistas predominantes para la época.  Inteligente y silenciosa como la describió Marta Traba, Gego experimentará con formas geométricas básicas, y técnicas y materiales cotidianos como el tejido en hilo de alambre, para construir sus series de Reticuláreas, Troncos, Chorros y Dibujos sin papel. Como arquitecto se destacó incorporando su trabajo a importantes obras civiles y arquitectónicas”.

A Gego se le debe, localmente, la noción de ambientación, las Reticuláreas son estructuras tridimensionales que crecen de manera aleatoria invadiendo el espacio. Este tratamiento prefiguró lo que hoy se denomina “instalación”.

Tahía Rivero. Curadora


“Figura clave de la modernidad en Venezuela, la obra de Gego se redimensiona continuamente, ocupando así un lugar relevante y plenamente legitimado en la escena del arte universal, por su indudable contribución  al arte del siglo XX.

Inclasificable, silenciosa, austera y de proporciones insospechadas, la experiencia artística de esta singular y original creadora ha sido, no obstante, insuficientemente explorada por las generaciones subsiguientes. ¿Cómo afectan en estas particulares audiencias las virtudes estructurales, formales y poéticas de su propuesta hoy, cuando es urgencia explorar y difundir en profundidad sus aportes?”

He allí  el verdadero homenaje a la mirada despojada y desnuda de Gego, a su capacidad de ¨hacer visible algo que no existe en la naturaleza¨, como ella misma solía expresar.

Ruth Auerbach. Curadora


“La obra de Gego irradia una vitalidad artística que, para quienes conocimos a su autora, se hace connatural al don de la vivacidad que iluminaba a su persona. Como esos seres que parecen levitar unos centímetros sobre la aspereza del suelo porque en realidad están siempre un poco más allá de la inmediatez de las cosas, Gego y su obra, la una con su vivacidad, la otra con su vitalidad, llevaron a muchos a la comarca de un arte sin ataduras, a un espacio que sólo puede existir alejado de enunciados cortantes, de convicciones absolutas, de extremos radicales e incluso de las posiciones de ruptura que se consideran a sí mismas más libertarias.

Analistas, alumnos y amigos coinciden en algunas ideas que definen aspectos tanto del personaje como de su producción. Son palabras como armonía y orden, claridad y nitidez, ligereza. Equilibrio entre rigor  -conceptual, artesanal- y libertad”.

María Elena Ramos. Curadora


Mi trabajo como curadora ha sido sobre la influencia de Gego en el arte de la arquitectura, así es que sobre eso van estas doce líneas, que espero les sean de utilidad:

“Desde los 1950s, Gego empezó a marcar con su obra al arte y a la arquitectura moderna de Venezuela. Gego se diferencia de los demás artistas por ser arquitecto. Desde su llegada al país en 1939 proveniente de Hamburgo, trabajó como arquitecto en Caracas. Aunque a partir de 1947 se volvió hacia el arte en busca de nuevas maneras de construir espacios, éstos nunca dejaron de ser arquitectónicos. Una obra suya, El Chorro, 1974, brilla en el espacio a doble altura de la biblioteca de la Facultad de Arquitectura de la Ciudad Universitaria de Caracas. Este tributo es muy significativo, porque pocos artistas fueron tan influyentes como Gego en el desarrollo de la arquitectura moderna en Venezuela.  Aparte de sus muchas obras de integración con la arquitectura, Gego también desarrolló una importante obra docente que dejó una marca indeleble en todos los arquitectos que salieron de la escuela entre 1959-1966. En los ejercicios académicos del “Taller Gego”, la memoria de su educación como arquitecto en la Alemania de pre-guerra siempre estuvo presente. Los estudiantes trabajaban como en la Bauhaus, con métodos constructivistas. Una vez terminados los proyectos, hasta los más abstractos de ellos, aún despojados de lo funcional y construidos en el espacio con lo estrictamente necesario, resultaban demasiado parecidos a edificios.”

Hannia Gómez. Arquitecto


“En muchos de mis primeros trabajos encontré coincidencias con Gego que no eran conscientes...  comencé entonces a mirar con más cuidado su trabajo, un trabajo de tejedora que admiro y respeto por su delicadeza y precariedad,  una precariedad que es feliz por la sensación que deja de que hay algo por terminar o mucho por hacer... un trabajo que entraña algo muy femenino.

Este acercamiento también me hizo reflexionar sobre lo que uno toma de la naturaleza, pero también sobre lo que uno toma de su entorno, de algo que ya está procesado....  y aquello que con Gego fue casi un homenaje inconsciente se ha ido transformando, gracias a estas primeras angustias y reflexiones,  en una posibilidad de diálogo con otros autores que me han ido abriendo otros caminos en mi intento de mostrar lo que miro”.

Magdalena Fernández. Artista


Ge y go

- Ge: ¿Y ese poco de alambritos?
- Go: Los compré para mi mesa de recibo, ¿te gustan?
- Ge: No entiendo por qué gastas tanto dinero en eso.
- Go: Pero haz un esfuerzo y captarás la belleza que allí se encuentra.
- Ge: Yo no creo…alambres hay por todas partes, o sea la belleza está en todo lugar.
- Go: ¿Admites que allí hay belleza?
- Ge: Tú quieres enredarme.
- Go: Un momento, no te vayas a los extremos, eres tú sola la que te enredas y ensombreces lo que para mí está claro. El arte requiere paciencia y prudencia, es verdad que son dos cosas, pero mi alma necesita esos alambres tejidos.
- Go: Yo no he puesto eso en duda, deja a un lado tu arrogancia intelectual y verás que es mejor mi estética.
- Ge: Eres tú la arrogante, no quieres nada con el saber, yo no soy una loca.
- Go: Yo no he dicho eso.
- Ge: Tú no me respetas.
- Go: Haz con tu plata lo que te de la gana.
- Ge: No me confundas.
- Go: Mira, el perro quiere jugar con tu obra.
- Ge: Es tu perro, contrólalo.
- Go: A un animal no le puedes cobrar una obra de arte.
- Ge: Por fin dices algo inteligente.
- Go: Bueno, ya tengo 100 años.

Alí González. Artista


“Gego fue una persona muy cálida que resultó ser una gran amiga y compañera. Compartimos mucho en su casa en Los Chorros, desde una taza de café hasta largas tertulias sobre diseño y escultura que eran temas que nos unían, a pesar de que cada una tenía enfoque diferentes. Para mí fue una suerte conocerla”. 

Valerie Brathwaite. Artista


EVENTOS Y ACTIVIDADES

1. Restauración de la obra Chorro, (1974) de la facultad de arquitectura y urbanismo de la UCV, Caracas
2. Exposición de Gego: Colección Mercantil
3. Recital de poesía en espacio Mercantil
4. Exposición: Gego: Procedencia y Encuentro. Sala Mendoza
5. Biografía de Gego de El Nacional
6. Exposición: Gego en La Gan
7. Seminarios de grabados. La Línea, La Expresión Inquieta
8. Exposición: Gego en el papel
9. Taller para niños Gego en plastilina
10. Presentación del libro Desenredando la red. La reticulárea de Gego: Una Antología  de Respuestas Críticas
11. Video Gego. Reticulárea
12. Restauración y remontaje de la obra Reticulárea

Para mayor información visitar: fundaciongego.com/
www.facebook.com/Gego100

Fundación Gego, CA

Caracas, Distrito Capital - Av. Ppal L D Vinci, Centro Comercial C C Bello Monte, Nivel 3, Local 3-E, Urbanización Bello Monte, Caracas, Distrito Capital
(0212) 7511342
Jueves, 26 de Abril de 2012 05:35 PM

Espacio Mercantil se une a la celebración del centenario 

de Gego



Espacio Mercantil se une a la celebración del centenario de Gego









Desde el 29 de abril hasta el 5 de agosto, Espacio Mercantil presenta la exposición “Gego en la Colección Mercantil”, con motivo de la celebración de los 100 años del nacimiento de la artista Gertrud Goldschmit (Gego).

Esta exposición muestra las diferentes etapas creativas de esta artista, nacida en Alemania, que fue capaz de dejar una huella imborrable en el arte moderno venezolano, a través de sus obras que hoy se encuentran en diferentes lugares de la ciudad como, por ejemplo, la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de Universidad Central de Venezuela y la estación de metro La Hoyada, entre otras.
En la muestra puede apreciarse como prevalecen las técnicas tradicionales -el tejido y el grabado- de las cuales se valió la artista para expresar sus inquietudes, como muestra inequívoca de su tendencia a lo manual y didáctico. De las 37 piezas que componen el recorrido, vale destacar Chorro Reticulárea (1988) y Esfera 2 (1976) en la que Gego desarrolla su planteamiento de volumen vacío, articulado a partir del crecimiento de triángulos hechos en hilos de alambre.
En la entrada de la sala, encontramos una escultura de hierro esmaltado, Cubo en esfera (1966), pieza que no solo alude a los inicios de Gego como escultora, sino que además establece un contraste sustantivo de materiales y soportes con relación a lo que van a ser sus inéditos hallazgos plásticos. En las litografías, por ejemplo, se percibe la modulación  característica de la imagen gráfica en proceso, como método de construcción. Además se incluye una de las tres alfombras que realizó, una evidencia de su interés por el diseño utilitario. Se trata de una pieza singular que se exhibe por primera vez y resalta el tejido como estrategia presente en toda su trayectoria.
Esta experiencia se hace aún más completa, al estar acompañada por una selección de textos y poemas con las obras, realizada por Edda Armas, en los que Gego junto a escritores e investigadores cercanos a su trabajo, recogen reflexiones sobre su propuesta visual. En este sentido y bajo la organización de Armas, el próximo 17 de mayo se realizará en Espacio Mercantil el recital de poesía titulado “Poemas por y para Gego”.
La coordinación general de la exposición estuvo a cargo de la Curaduría de Arte de Mercantil, informó la Gerencia de Comunicaciones Corporativas de la institución.
La exposición “Gego en la Colección Mercantil” estará abierta al público en el Espacio Mercantil, en horario de martes a viernes de 10:00 a.m. a 5:00 p.m. y los domingos de 11:00 a.m. a 3:00 p.m., en el Edif. Panaven, PB, Av. San Juan Bosco con 3ra. Transversal de Altamira, Caracas.
Un poco más de Gego
Hamburgo, 1912 - Caracas, 1994
Formada y nacida en Alemania en 1912, Gertrud Goldschmit es una artista que trabajó en Venezuela desde 1939 hasta su muerte en 1994. Su obra, en principio ligada con las tendencias del neoplasticismo europeo y del constructivismo, se despliega en una inquietante investigación plástica, gráfica y arquitectónica, que la llevó a concretar múltiples propuestas donde las retículas, las estructuras colgantes, el dibujo, las esculturas, los grabados y las tejeduras, la convirtieron en una artista inclasificable, una artista cuya obra traspasó las vanguardias para instaurarse como una de las más importantes referencias de la contemporaneidad.
La producción plástica de esta artista es una muestra de la tenacidad y el empeño, la disciplina y la constancia que significa el asumir el arte como una labor de vida. Preocupada por las problemáticas y metáforas del individuo, el ser y su entorno, su trabajo se convirtió en visionario; desde los dibujos y acuarelas de los años cincuenta, donde pueden apreciarse colores y líneas que serán parte de las temáticas del futuro, hasta los orgánicos proyectos civiles, las estructuras y las inserciones en el espacio de los años setenta y ochenta.
Además de trabajar como docente en la Facultad de Arquitectura de la UCV, obtuvo el Premio Nacional de Artes Plásticas en el año 1979. Su obra ha sido presentada en museos y galerías internacionales, exhibiendo sus propuestas en ciudades como Nueva York, Bogotá, Caracas, Munich y San Francisco. Entre las exposiciones póstumas más importantes destaca la gran retrospectiva de su obra titulada: Cuestionando la línea: Gego, una selección, inaugurada en el año 2000 en el Museo de Bellas Artes de Caracas, para recorrer posteriormente el Museo de Bellas Artes de Houston, el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey y el Museo Rufino Tamayo en la ciudad de México.