Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

sábado, 19 de mayo de 2012

¿Que se habrá figurado el ciudadano Presidente, que insulta al pueblo diciéndonos "majunches"?





Notitarde 17-05-12 |

Majunches

/


¿Que se habrá figurado el ciudadano Presidente, que insulta al pueblo diciéndonos
"majunches"?, será que ahora porque tiene la plata de la hipoteca china bajo el colchón,
y un avión de ochenta millones de dólares en la puerta, se considera superior a los
de "ínfima clase" ¿Por quién le sale ese aire de alta alcurnia, de displicente elevación
social?. El hecho de ser Presidente, no le otorga superioridad genérica, de ningún tipo.
En las democracias, -y se supone que esta es una-, el presidente se considera un
 temporario primus inter pares, esto lo decimos, pues ya por segunda vez, tiende
desde el solio presidencial al desprecio de los ciudadanos; hace poco se refocilaba
gritándonos "escuálidos", es decir "sucios asquerosos" según el Diccionario de la Real
Academia Española de la Lengua.), (Del lat. squalidus). 2. adj. Sucio, asqueroso.
3. adj. Zool."
Ahora grita: "majunches", es decir: "de ínfima calidad" (Idem). Nótese que no escribo
que el ciudadano berrea, porque sería decirle animal, y esto está muy lejos de
nosotros que guardamos respeto. Eso de ser presidente, en la escala humana no
es gran cosa, elementos que han llegado al solio presidencial, los hubo
de ínfima calidad humana, analfabetas, transformistas, etc.
Eso sí, casi todos 95,5% ladrones, en la misma categoría los hubo de aquellos que
las abuelas llamaban patos, y en los Imperios hasta artistas de Hollywood.
Es preciso decir, que algunos de calidad humana en lo personal discutible, llevaron
la felicidad a sus pueblos. Y entre reyes y emperadores; comenzando como es
lógico por Nerón. Dice, Tácito (siglo IV a. c.) que al Emperador le gustaba la cosa...
empezó diciéndole a Pancrasio: "Que ojitos….etc."
Los calificativos vulgares desenmascaran al sujeto emisor, en el fondo de la
expresión hay un submundo patético: ¿Complejo de inferioridad latente?
¿Incultura atroz? no lo sabemos, tampoco tenemos algún poder que nos defienda,
los estatuidos por la Constitución que deben hacerlo, son un mullido cojín para que a
sus anchas se siente el poder.
El uso continuo de expresiones vulgares, solo enturbia el ambiente, lo hace
irrespirable, es violencia oral, que despierta odios, y produce en quien las pronuncia
enfermedades corporales; en el caso que nos ocupa, es posible que desaparezcan
los quebrantos con una buena radiación.
Las radiaciones cubanas reconocidas mundialmente por ser las más caras y de
pésima calidad, actualmente son pagadas con cuotas de Soberanía Nacional.
No se justifica, que existiendo a mano la salvación del paciente, se recurra a la peor
medicina del planeta, ¿Se sigue acaso la línea de algún Maquiavelo aparentemente
servil, que pregona: que es imprescindible un chavismo sin Chávez?