Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

martes, 15 de mayo de 2012

Se lo dijimos: "no abran ese sarcófago. Abrirlo no les va a traer cosas buenas, es liberar fuerzas que desconocen"

Diputados muertos, ministros con sida y cancer, Presidente muriendose,
aviones destrozados, ferrys igual, linea de metro colapsada, choque de
trenes y lo que falta

Bolívar viene... y viene...
THAYS PEÑALVER | EL UNIVERSAL


Se lo dijimos: "no abran ese sarcófago. Abrirlo no les va a traer
cosas buenas, es liberar fuerzas que desconocen". Pero ustedes, nunca
hacen caso, se creyeron los dueños del país y sus símbolos. De la
manera que el de Tutankamon amenazaba: "la muerte golpeará con su
bieldo a quien turbe el reposo del Faraón", al de Simón Bolívar el
propio Andrés Eloy Blanco, que además es su guardián en el Panteón, se
encargó de advertir: "no se osará perturbar estos sagrados restos,
hasta que Venezuela sea feliz y la América esté unida", "ya no habrá
miedo de sacarlo, para ser trasladado a una urna de cristal y de oro
de El Callao y diamantes del Caroní" (aplausos) "y de perlas de
nuestro mar; que cada hombre de Venezuela algún día pueda dar un
bolívar para el sarcófago interior de su Bolívar, que será del oro que
su pueblo le labra y le afiligrana para guardarle como el mayor tesoro
de su corazón" (ANC 1946 Tomo 3).

Pero nooooo. No solo profanaron el sarcófago, sino hasta el recuerdo
de los hombres que nos dieron la libertad. Ahora ya ven lo que pasó.
Se lo advertimos pero ignoraron por completo que al Libertador le
rindieron grandes honores a su llegada, que regresó escoltado por un
buque de cada nación, que asistieron delegaciones de varios países y
cuando sus restos tocaron tierra venezolana, sus generales y quienes
habían combatido a su lado, llegados de todos los rincones de
Venezuela, hincaron rodilla en tierra subyugados por esa fuerza
irresistible. Algunos de ellos llegaron incluso con los uniformes con
los que habían combatido a su lado en Carabobo y al ver los restos de
El Libertador, el "llanto más ardiente y expresivo" bañó los rostros
severos de aquellos hombres que le pedían perdón. Habían mandado a
hacer un carruaje, tirado por cuatro caballos y cuando lo iban a
trasladar, sus edecanes y más cercanos amigos no lo permitieron,
desataron los caballos y empujaron ellos mismos el carro por
kilómetros, mientras sus generales caminaron al lado sosteniendo los
cordones del carruaje. (Toro 1843) El deplorable sainete
revolucionario, también profanó aquel hermoso momento.

Como para los revolucionarios este país y sus asuntos son como un
circo, entonces decidieron que quien abriera y manipulara los restos
fuera un español. ¿No se les pasó por la mente que se trataba de El
Libertador? ¿Ustedes saben, el que nos liberó de los españoles? ¿Qué
sintieron cuando el español le partió el hueso de la mano con el que
empuñaba su espada? ¿Vieron hacia qué parte del cuerpo apuntó ese
dedo?

Pues ahora la espada de Bolívar anda cortándole las cabezas a todos
los candidatos a tiranuelos. Se la dieron a Gadafi y a los pocos meses
fue derrocado, a Saddam lo mismo, al sirio se le sublevaron y a la
mayoría le tienen incendiado el país. Le entregaron la espada a
Ahmadinejad y a los pocos días se retiró por una extraña enfermedad a
la que definió como cansancio, se la entregaron a Néstor Kirchner y ya
sabemos que pasó, al presidente de Paraguay le dio cáncer, a Mugabe
también, se la obsequiaron a Fidel y meses más tarde estaba fuera del
poder con una rara enfermedad, justo donde apuntó aquel dedo.

El resto a quienes les han regalado la espada, deben estar aterrados
con "el regalito" y viéndose las caras al ver que a los tiranos la
espada les ha cortado la cabeza. Les conviene brindarle la libertad a
sus pueblos, porque ya ven que no es la espada de Bolívar la que
camina por la América Latina, sino el propio Bolívar que ha emprendido
una segunda Campaña Admirable y por lo que se ve, es tan o más
Admirable que la primera. De hecho su fuerza es tan grande, que al
parecer nos libertará dos veces.