Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

jueves, 23 de mayo de 2013

Simón Bolívar nunca fue socialista...Era un hombre muy avanzado para su tiempo. Comprendió que para liberar América era preciso unir a todo el continente. Y la maravilla es que por un momento fugaz en la historia, lo logró. Hermanados por el odio común a España, los americanos unieron y cumplieron grandes proezas, grandes hazañas. Pero Bolívar no había contado con la mezquindad de sus generales y el caos que acompañó la paz.


ENTREVISTA MARIE ARANA, ESCRITORA

"Simón Bolívar no era socialista"

"Bolívar no había contado con la mezquindad de sus generales y el caos".

imageRotate
Arana ha sido jurado del Premio Pulitzer y además habla ruso y mandarín (Cortesía)
ANDRÉS CORREA GUATARASMA |  ESPECIAL / EL UNIVERSAL
jueves 23 de mayo de 2013  07:45 AM
Nueva York.- "Una vida entera en busca de Bolívar", confiesa al tratar de resumir los seis años -tres investigando y tres escribiendo- que le tomó completar American Liberator, biografía recién editada por Simon & Schuster. 

Nacida en Lima y residenciada en la capital estadounidense, fue crítica literaria de The Washington Post, matutino con el que ahora colabora junto a The New York Times "sobre temas latinoamericanos, tratando de aclarar un poco quiénes somos, qué pensamos".

-¿Por qué Bolívar y en inglés?

-Toda mi carrera literaria ha consistido en intentar explicarle Latinoamérica al mundo. La región en general, y nuestra personalidad en particular. Cada libro ha sido un ladrillo más en ese edificio. Para mí, tomando en cuenta toda la región como un organismo, nacido de un pasado común, el único personaje histórico que podía representar nuestra visión, ambición, coraje y taras era Bolívar. Por eso lo escogí como el héroe más representativo de América del Sur. Espero que un día salga también en español, pero el libro fue escrito para angloparlantes, para explicarles algo de la historia de nosotros a ellos. Los latinoamericanos ya sabemos mucho de la vida de Bolívar. Además, mi lengua profesional es el inglés.

Y hay más: "tengo dos antepasados que combatieron en la Batalla de Ayacucho (1824). Uno en cada bando. Un tatarabuelo mío fue el brigadier general español Joaquín Rubín de Celis, el primero en caer en esa batalla. El otro, un soldado republicano, que 16 años después se casó con la hija del brigadier. Así que podemos decir que soy hija de la independencia que Bolívar trajo al Perú".

-¿Cuáles fueron las principales fuentes consultadas? ¿Recorrió sus andanzas?

-Mi fuente principal fue su obra escrita: su correspondencia, sus proclamaciones, sus manifiestos. Una abundancia sin igual. Allí encontré el hombre de carne y hueso, un torrente de ideas, una visión casi profética. Tuve la suerte de poder trabajar en Lima en la Biblioteca Nacional, en Washington en la Biblioteca del Congreso, y en la colección Bolivariana de Brown University. Y viajé a Venezuela y Colombia muchas veces en el pasado, así que tuve una familiaridad muy estrecha con esos países.

-¿Qué aporta en comparación con biografías previas? 

-La escribí como si fuera novela, pero con un rigor académico muy estricto. La escribí tratando de retratar vívidamente los eventos, la realidad, la gran aventura. Tenía en mente un lector inteligente, exigente, pero que no sabe nada de la historia, de los sacrificios inimaginables, de la violencia y la esperanza que dieron origen a nuestros países. Es un libro que trata de entretener y educar a la vez. 

-¿Cómo es mejor aproximarse a Bolívar: "objetivamente" o a través de la ficción, como en El general en su laberinto?

-La novela de García Márquez es excelente, una obra de arte. Pero no necesitamos ficción para hacer creíble la historia.

-¿Le ha hecho daño a Suramérica vivir del mito de Bolívar?

-Vale la pena estudiar el hombre mismo, y olvidarse de los mitos. Bolívar ha sido manipulado por muchos políticos: en Venezuela, por Páez, Guzmán Blanco y Chávez. Fuera de Venezuela, por muchos más. Recordemos, por favor, que Bolívar no era socialista, que Karl Marx, muchos años después de la muerte del Libertador, odió a Bolívar; que Bolívar, aparte de ser un hombre del Siglo de las Luces, a veces no pudo repartir la justicia que tanto amaba. Que era un ser humano. Estudiar el hombre detrás de los mitos resulta ser mucho más interesante.

-¿Fue víctima de sí mismo al pensar que la Gran Colombia era posible?

-Era un hombre muy avanzado para su tiempo. Comprendió que para liberar América era preciso unir a todo el continente. Y la maravilla es que por un momento fugaz en la historia, lo logró. Hermanados por el odio común a España, los americanos unieron y cumplieron grandes proezas, grandes hazañas. Pero Bolívar no había contado con la mezquindad de sus generales y el caos que acompañó la paz.

-En base a sus investigaciones, ¿qué pasó en Venezuela para que allí surgiera una generación que definiría la historia suramericana: Bolívar, Sucre, Miranda, Bello? 

-Es impresionante, ¿no? Siempre se los digo a mis compatriotas peruanos: ¿qué hubiéramos hecho sin los venezolanos? Pero hay que decir que los colombianos también comparten esa grandeza. Todo latinoamericano tiene héroes de los cuales estar orgulloso.

-¿Por qué cree que Hollywood no ha hecho una película sobre Bolívar? 

-Por ignorancia. Los norteamericanos saben muy poco de la historia de los países latinos. Y los hollywoodenses, menos. Me han contado que un director venezolano, Alberto Arvelo, está por lanzar una película sobre Bolívar. Tengo muchas ganas de verla.

-De sus muchas citas, ¿cuál es su favorita?

-"El arte de vencer se aprende en las derrotas". Bolívar fue derrotado muchas veces. Pero siempre siguió luchando. Hasta el fin, tuvo una tenacidad y una valentía sin igual.

acorrea@eluniversal.com