Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

lunes, 22 de junio de 2015

Nuestras faltas abren nuestros corazones de piedra y mueven el espacio de la mente rígida hacia la comprensión y la paciencia. Es al hacerlo mal, al ser rechazados y al experimentar dolor que somos conducidos a depender totalmente de Dios.

La Genialidad Franciscana: La Integración de lo Negativo
Perder es Ganar
Viernes, 19 de junio, 2015
Por el Padre Richard Rohr, OFM

No vamos a Dios haciendo lo correcto. Por favor, créanme acerca de esto. Vamos a Dios haciendo lo incorrecto. Cualquier guía de almas sabe que esto es verdad. Si fuéramos a Dios siendo perfectos, nadie llegaría a Dios. Esto nivela el terreno totalmente. Nuestras faltas abren nuestros corazones de piedra y mueven el espacio de la mente rígida hacia la comprensión y la paciencia. Es al hacerlo mal, al ser rechazados y al experimentar dolor que somos conducidos a depender totalmente de Dios.  Yo quisiera que no fuese verdad.  Pero lo único que sé en este momento de mi travesía  es que Dios me ha permitido hacerlo casi todo mal, para que pudiera experimentar plenamente cómo es que Dios puede hacerlo todo totalmente bien.  No sé de qué otra forma pudiera saber eso tan plenamente en lo más profundo de mi ser.

Es por eso que el cristianismo tiene como su símbolo central de transformación a un hombre desnudo y sangrante que es la imagen misma del fracaso, la pérdida y la muerte….y que, realmente, está ganando—y revelando el patrón secreto a los que quieran unirse con él ahí. Todo el mundo gana porque, si hay una cosa que todos tenemos en común, si somos honestos, es nuestra debilidad e impotencia en una—pero usualmente muchas—áreas de nuestra vida.  Dentro de cada uno de nosotros hay una parte que está rota y herida.

En un mundo en el que la imperfección parece estar por doquier, la persona humilde y honesta tiene una ventaja enorme en cuestiones espirituales  y es capaz, inicialmente y siempre, de encontrar a Dios en su vida sencilla. Jesús dice, empleando el tiempo presente, “El reino de los cielos les pertenece a los pobres de espíritu” (Mateo 5:3). Se trata de una experiencia AHORA, no de una recompensa posterior.


El entrar a la travesía espiritual a través de lo considerado negativo, o de lo que parece ser la puerta trasera, elimina todo elitismo de la espiritualidad, que es su tentación más común. No se nos va a premiar por nuestra virtud más tarde; la virtud es su propia recompensa—AHORA—tanto para mí como para los demás. Las aseveraciones usuales que le gustan a nuestro ego (“Soy una persona avanzada”) no sirven para nada y, de hecho, descubrimos que son gran parte del problema. El boleto más rápido para el cielo, la iluminación, o la salvación es la aceptación tranquila de nuestra pequeñez. Entonces no tienes nada que probar, que proteger o que promover. Ya llegaste a la portería del gol. Estar conscientes de nuestra necesidad de misericordia diaria es nuestro único boleto de entrada al cielo. Al ego esto no le gusta mucho, pero el alma lo comprende perfectamente.