Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

martes, 13 de mayo de 2014

En la Luna Llena de Tauro se celebra el festival del Wesak como homenaje a Buda...En Venezuela será a las 2,47 pm.

DOMINGO, 11 DE MAYO DE 2014


Limpieza psíquica con la Luna Llena de Buda

Tomado del blog "Termómetro Zodiacal" de Pedro González Silva
Hemos comentado en este espacio que la Luna rige nuestro mundo psíquico y emocional, y cuando está en su fase llena, esa marea emocional está al máximo de elevación. La Luna se relaciona con nuestro subconsciente, con nuestra memoria acumulada, y en el subconsciente guardamos nuestras experiencias, cual si fueran álbumes llenos de fotos.

En álbumes de fotos, solemos atesorar nuestros buenos recuerdos, a nadie se le ocurre tener un álbum de malos momentos. Sin embargo, nuestro subconsciente sí acumula las malas experiencias, al igual que las buenas, y se van acumulando como en un baúl.

Esas malas experiencias en nuestro subconsciente, aparentemente se van olvidando, sin embargo afloran a manera de temores o complejos, cuando nos enfrentamos a nuevas experiencias que se parecen a las vivencias pasadas; por ejemplo, la frustración de un fracaso amoroso puede aflorar como temor, cuando nos enfrentamos a la posibilidad de un nuevo enamoramiento.

Todas esas experiencias negativas que podemos haber acumulado, es necesario hacerlas aflorar, tomar conciencia de ellas, y limpiar nuestro subconsciente “perdonando” esas situaciones del pasado.

Un momento muy favorable para hacer esa limpieza del subconsciente es en tiempo de Luna Llena, pues el ambiente se hace más propicio para que aflore todo aquello que hemos acumulado allí.

Y aún más favorable es hacerlo cuando el plenilunio es el que se produce a finales de abril y primera quincena de mayo, cuando el Sol transita por Tauro, pues esa es la Luna Llena de Buda, maestro espiritual que dejó una importante enseñanza para vencer emociones perturbadoras y alcanzar la paz interna y la claridad mental.

Las enseñanzas de Buda van más allá de connotaciones religiosas; pueden ser aplicadas desde cualquier creencia o religión, pues tienen que ver con nuestro mundo psíquico y el desarrollo de nuestra mente.

La Luna Llena de Buda se produce cuando nuestro satélite está en  Escorpio frente al Sol en Tauro. En esta ocasión, la Luna Llena ocurre este 14 de mayo a las 2:47 de la tarde, hora venezolana (19:17 GMT).

Es muy significativo que la Luna Llena de Buda sea en Escorpio, pues este es un signo intenso y radical, donde la energía lunar se desajusta y nos puede llevar a muy fuertes y perturbadores extremos emocionales, y justamente esta tendencia es ideal para aplicar la enseñanzas de Buda, la cuales son parte de sus propias vivencias personales.

Buda, el príncipe Sidharta Gautama, vivió en carne propia los extremos en su vida; primero la extrema riqueza, aislado en un mundo de fantasía, ajeno a los sufrimientos del resto del mundo, y luego, al entrar en contacto con la realidad, quiso vivir el otro extremo, la pobreza extrema.

Finalmente, comprendió que el punto medio, el punto de equilibrio, era el camino para alcanzar la paz interna; comprendió que toda situación tiene dos caras y hay que colocarse en el medio, desde donde se ve la globalidad, el Todo, desde donde alcanzamos la comprensión perfecta e integramos las aparentes paradojas de la vida. Eso es alcanzar la iluminación, la comprensión de la verdad, y ello lleva a la paz interna, al equilibrio.

Buda dejó la enseñanza de vencer el sufrimiento que se produce desde nuestro mundo emocional; cuando nos enganchamos en las emociones perturbadoras nuestra mente se nubla; cuando alcanzamos el punto de equilibrio y aprendemos a ver las emociones desde lejos, sin engancharnos en ellas, damos claridad a la mente, al absoluto presente.

El Sol en Tauro ilumina a la Luna en Escorpio; el signo del toro toma su nombre de la constelación que lleva su mismo nombre, y en ese grupo de estrellas, hay una que destaca por su brillo: Aldebarán, conocida como el “ojo del Toro”, y cuyo simbolismo puede asociarse a la iluminación, al estado búdico.

En la Luna Llena de Tauro se celebra el Festival del Wesak, conmemoración budista donde se le rinde tributo a este gran maestro espiritual. Wesak significa (en lengua pali, de la India) el mes lunar ubicado entre abril y mayo, que es donde se produce la Luna Llena de Buda.

La tradición atribuye al propio Buda la instrucción sobre la manera adecuada de rendirle homenaje. Poco antes de morir, vio a su fiel servidor Ananda, llorando. El Buda le aconsejó no llorar, sino comprender la ley universal de que todas las cosas compuestas (incluyendo incluso su propio cuerpo) son impermanentes.

Hizo hincapié en que la manera de rendirle homenaje era tratando de seguir sinceramente sus enseñanzas. Así es como se espera que los budistas y aquellos que toman en cuenta el legado del Buda, celebren Wesak aprovechando la oportunidad para reiterar su determinación de llevar una vida noble, desarrollar sus mentes, practicar la bondad amorosa y trabajar para traer paz y armonía a la humanidad.


El Festival de Wesak se ha celebrado durante siglos en el conocido valle de los Himalayas . Asimismo…el Festival de Wesak ha sido celebrado durante largo tiempo en muchos países, y a medida que pasa el tiempo y avanza la instrucción de las masas, la reunión mantenida en el momento de la Luna llena de Tauro, asumirá gran importancia, pero su nota clave cambiará. Como ya he señalado, su significación y la del Viernes Santo pertenecen al pasado, y su utilidad casi ha llegado a su fin. La intención del Buddha y del Cristo es que en cada país haya oportunamente alguien que actúe como Sus Representantes en el momento de los dos Festivales, para que la distribución de la energía espiritual desde el primer gran Aspecto o Rayo, sea directa, del Buddha (y luego desde Shamballa) al Cristo, y del Cristo a esos discípulos en todos los países que pueden ser influidos y actúan como canales para la corriente directa de energía.
Dos grandes corrientes de energía -una enfocada por intermedio del Buda, la otra por el Cristo- deben ser fusionadas y mezcladas, y la tarea de los discípulos del mundo, es precipitar esta energía combinada sobre el mundo expectante.

Buddha y Cristo, la Jerarquía, la Humanidad y Shamballa, formarán parte de la nueva y futura religión mundial, y el tema de los Grandes Acercamientos constituirá el fundamento básico de la futura enseñanza espiritual.”
El Buddha