Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

viernes, 30 de mayo de 2014

Fue Nicolás Maduro quien, en pleno fragor de la protesta estudiantil primero exigió, luego reclamó, posteriormente solicitó y finalmente terminó rogando por la instalación de una mesa de diálogo pero el nivel de conflictividad política se ha reducido, el gobierno se siente menos débil y comienza a desentenderse de aquello por lo cual clamaba hasta hace pocas semanas.

Rayma

Maduro, la MUD y la historia


EL UNIVERSAL
viernes 16 de mayo de 2014  11:10 AM
Nicolás Maduro, ha cumplido un año gobernando a Venezuela. El aniversario de su llegada al poder, se ha vivido bajo la crisis más severa que haya conocido la República. A pesar de la inmensa censura, la prensa, no ha encontrado elementos reales, para evocar los supuestos éxitos de la administración de Maduro, un espejismo que de manera incesante la propaganda oficialista ha querido imponerle a la opinión pública. La baja popularidad de Maduro, era una razón más que sensata para éste primer aniversario de su gobierno transcurriera en medio de la indiferencia.

Pero no fue así, porque los líderes del movimiento #LaSalida y la insurgencia de los estudiantes el #12F, prefirieron mostrar ante la opinión el balance real y severo de la acción de Maduro en sus primeros doce meses de mandato.

Un fracaso, con demostraciones cotidianas. Las razones son múltiples y variadas: La insoportable injerencia cubana, el acoso constante a la libre empresa, el avance en los planes de adoctrinamiento a través de la Educación nacional, las múltiples devaluaciones de la moneda, la asfixiante inflación, el desabastecimiento, el discurso repetitivo, amenazante y desafiante de Maduro hacia quienes se oponen a su administración, etc.

Claro está que, éste desastre tiene un origen. La fuente de ésta terrible crisis, que podría explicar la increíble incapacidad de Maduro para gobernar. Si a ello le sumamos, el evidente esfuerzo del régimen en mostrar sin rubor su mala fe y su pésima voluntad, el motivo profundo de éste fracaso tiene esencialmente que ver con la dependencia de Maduro respecto a la tiranía castrista. Imposible realizar una gestión democrática cuando un presidente se niega rotundamente a reconocer la realidad, no solo del mundo, sino la de su propio país. Es tal la sumisión a los dictámenes de La Habana, que los análisis y los compromisos ejecutivos y administrativos de Maduro son ideológica y físicamente inaplicables en Venezuela.  A menos que, la intención sea, no desmantelar una República, como hizo su predecesor, sino destruirla hasta hacerla desparecer por completo.

Ante ese escenario, una nueva generación de estudiantes universitarios, junto a un liderazgo político emergente, pero perseguido, asfixiado y acosado, han decidido afrontar a Maduro en su tarea destructiva. Una obra, a la cual Maduro dedica todo su tiempo. Como en sus planes no estaba estipulada, la opción de afrontar oponentes, ni traba política alguna, Maduro ante éste imprevisto, reaccionó con miedo. Su falta de coraje político, lo cubre con el recurso a la fuerza, con la represión, con el acoso a los más débiles.

Maduro sueña con imponer su esbirrocracia, y hasta sueña que una parte de la sociedad venezolana va a apoyarlo. Está convencido que ese debe ser el destino de Venezuela. El cambio de la sociedad venezolana, por una que haga sus colas en silencio, que se olvide de la justicia y del desarrollo, que deje la educación de sus hijos, en manos de los sultanes de un régimen ideologizado y con gran debilidad por las prácticas de sicariato político. En fin, elementos que en su conjunto conforman una esbirrocracia.

Maduro, no está solo. En su terrible ilusión, le acompaña toda la potencia del Estado. Una desproporción a su entera disposición, para un proyecto, cuyo fin es la extravagante e irreversible destrucción de la Nación. Sin duda, la mórbida vanidad política de un régimen, que se cree que todo le está permitido.

Las violaciones son múltiples, la reincidencia más que una constante, son el plan del gobierno de Maduro. Alucinado al punto de torpedear su propio tinglado de diálogo, con una UNASUR a su medida, ésta ante el escándalo por las imágenes y testimonios de la razzia oficialista contra los manifestantes pacíficos, ha preferido evocar una pausa en las discusiones, y así evitarse los gobiernos de estos países "amigos" un escándalo en sus respectivas opiniones públicas, por estar abiertamente apoyando a un régimen violador de los Derechos Humanos. 

Ante éste escenario, el inmovilismo se ha instalado en un solo sector. Es terrible constatar que dicha inercia política está del lado de la MUD. Todo un símbolo.

Abusar de la confianza de los electores tiene un límite, que la MUD se empeña en desconocer. Los hechos, los terribles hechos, que estamos viviendo, reafirman y reconfortan, el origen del descrédito, del pecado original electoral que llevó a Maduro al poder. El espíritu público, que no es otro que el espíritu Republicano, se está despertando y luce hoy más que nunca, decidido a condenar ésta estafa que usurpa y ejecuta desde lo más alto del poder.

Sin embargo, hemos escuchado de manera repetida, al liderazgo de la MUD recomendando que tengamos paciencia. Pero la realidad política, ha cambiado tanto que hoy esa suplica, parece exclusivamente dirigida a Leopoldo López, María Corina Machado y Antonio Ledezma. No me queda duda, que dicha paciencia es la línea que pretenden seguir unos profesionales de la vieja forma de hacer política, a la cabeza de viejos partidos, herederos de un pasado que apesta a naftalina, alejados de la realidad y desconocedores de un nuevo movimiento político y ciudadano. La MUD ante ésta terrible crisis ha preferido erigirse en el símbolo del inmovilismo y del conservadurismo.

Las galanterías de la historia, están haciendo que sean los apóstoles del cambio a través de #LaSalida junto al coraje y valentía en la confrontación política directa que hacen los estudiantes del movimiento del #12F, los llamados a compartir con la MUD, éste necesario movimiento de transformación, de ajuste, de adaptación. No dudo un instante que tienen la audacia de ir tras la realización de sus sueños. La MUD no puede verlo, ni vivirlo como una humillación.  La deshonra, está solo en las múltiples derrotas electorales, y ese es el balance de la MUD.

@ldelion
luisdelion@gmail.com


Las dificultades del deshielo

El nivel de conflictividad política se ha reducido, el gobierno se siente menos débil y comienza a desentenderse de aquello por lo cual clamaba hasta hace pocas semanas.

ROBERTO GIUSTI |  EL UNIVERSAL
martes 13 de mayo de 2014  06:40 PM
Fue Nicolás Maduro quien, en pleno fragor de la protesta estudiantil primero exigió, luego reclamó, posteriormente  solicitó y finalmente terminó rogando por la instalación de una mesa de diálogo. El accionar del movimiento estudiantil cobraba intensidad en sus reclamos,  se extendía por todo el país, la lista de víctimas crecía y la situación, por momentos, parecía que se le iba de las manos al gobierno.

Recordaron entonces aquella célebre Mesa de Negociación y Acuerdos, una ocurrencia de Chávez, en pleno paro nacional, recién saliendo de un golpe de estado y con la popularidad seriamente averiada, que le permitió dilatar un larguísimo debate que efectivamente llegó a conclusiones y acuerdos, (una vez ya fría la calle), de los cuales el único que se cumplió y con un año de retraso, fue la celebración del referéndum revocatorio. Total, las exigencias de la alternativa democrática, muchas de las cuales se plantean ahora de nuevo, no fueron satisfechas y Chávez se atornilló en el poder  gracias al aumento de los precios del petróleo, el desarrollo masivo del clientelismo y el control que logró, luego del conflicto, de las Fuerzas Armadas y PDVSA.

Ahora pareciera estarse repitiendo la historia. El nivel de conflictividad política se ha reducido, el gobierno se siente menos débil y comienza a desentenderse de aquello por lo cual clamaba hasta hace pocas semanas. Lo hace porque sabe que el cumplimiento de una sola de las condiciones de la MUD abriría la espita más de la cuenta  y no obstante tratarse de cambios coyunturales que, en principio no comprometerían la gobernabilidad, después de uno podría venir otro y otro y otro

Sin embargo, la situación no es la misma, si Chávez salió fortalecido, incrementó su poder y lo pudo expandir, este de Maduro es un gobierno cuya debilidad estructural se encuentra ahora más comprometida, privado de apoyo popular, con una crisis económica en puertas y las consecuencias sociales que ese puede acarrear. Es evidente que persiguen, primero, el retiro de la mesa, por parte de la oposición, para transmitir la sensación de que ellos sí querían el diálogo y luego están apostando al recurso supremo, el de las Fuerzas Armadas, como sostén  único de su frágil piso político.
@rgiustia