Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

domingo, 18 de mayo de 2014

Venezuela hace tiempo que viola los derechos humanos y usa la "justicia" para perseguir a la disidencia. La Corte Interamericana de Derechos Humanos de la OEA (CIDH) acaba de reconocer oficialmente que Venezuela es un Estadoforajido, al anunciar que el país "queda al margen del derecho internacional"

Los temores de Maduro

FERNANDO OCHOA ANTICH |  EL UNIVERSAL
domingo 18 de mayo de 2014  12:00 AM
Numerosos venezolanos, casi todos provenientes de partidos cercanos a la izquierda democrática, se hicieron la ilusión de que Nicolás Maduro sería capaz de reorientar a Venezuela, superando los muy graves errores políticos y económicos cometidos por Hugo Chávez. En verdad, yo no pensé de esa manera. Nicolás Maduro me pareció una personalidad demasiado débil para poder enfrentar una situación tan compleja como la que tiene su gobierno. El problema comenzó desde el principio. La decisión tomada por Hugo Chávez tenía que crear en amplios sectores del chavismo, particularmente en los militares comprometidos el 4 de febrero, una importante resistencia. De todas maneras, era tan fuerte la autoridad de Chávez que nadie se atrevió a oponerse a dicha candidatura. Allí estuvo el primer error de Nicolás Maduro. No aprovechar el inicio de su gobierno para imponer su autoridad. Lamentablemente, no lo logró.

Era imposible resolver tan delicado asunto sin lograr fortalecer una propia personalidad política. Creer que el prestigio de Chávez iba a ser suficiente, fue el segundo gran error. Era necesario, lanzar con audacia un conjunto de acciones que le permitieran fortalecerse para poder controlar los dos grupos que, con certeza, lo iban adversar: el chavismo radical y los militares del 4 de febrero. Tuvo varias oportunidades para hacerlo. Una casi de inmediato: ordenar la libertad de los presos políticos y el regreso de los exiliados. Sólo esta medida le hubiera dado un propio perfil político que lo habría ayudado a obtener una mayor votación en las elecciones presidenciales. En caso de que hubiera habido que recontar los votos, debió aceptar la propuesta de Capriles. De todas maneras, logró superar la crisis y triunfar en las elecciones municipales. Era otra oportunidad para fortalecer su autoridad. También la dejó pasar...

Lamentablemente, en política las oportunidades siempre son escasas. La crisis empezó a manifestarse con particular intensidad: marcada inflación, grave inseguridad y  escasez de productos de primera necesidad. Era imposible que tan delicada situación económica no tuviera una expresión política. El descontento se manifestó a través de un sector particularmente combativo: los estudiantes. La manifestación del 12 de febrero fue un primer estallido, que pudo haberse solucionado con cierta facilidad: liberar a los primeros estudiantes detenidos en San Cristóbal, antes de la manifestación en Caracas, era una medida imprescindible si en realidad se deseaba superar, sin mayores complicaciones, el enfrentamiento estudiantil. Sorprendentemente, se hizo lo contrario. Un agente del Sebin asesinó a dos estudiantes. Las razones no son fáciles de explicar, pero claramente se percibe algún interés político...

A partir de ese momento, el estallido popular fue tomando particular fuerza. El camino inicial del gobierno fue la represión. Los estudiantes mantuvieron con firmeza su posición. El número de muertos, heridos torturados y detenidos alcanzó tal gravedad que obligó al gobierno a proponer un diálogo con la oposición. El gobierno propuso, como garantes de dicho diálogo, a la Unión de  Naciones Suramericanas. La MUD aceptó el diálogo, con ciertas condiciones: un representante del Vaticano como mediador y el reconocimiento por parte del gobierno de cuatro puntos como base de la discusión. Esos puntos fueron:  "una ley de Amnistía para todos los detenidos políticos, una Comisión de la Verdad realmente independiente, un acuerdo que permitiera la renovación equilibrada de los poderes públicos y la desmovilización y desarme de los grupos paramilitares, mal denominados colectivos, con verificación internacional".

La negociación, como era de esperarse, no ha avanzado ni un ápice. Los grupos radicales del chavismo, liderados por Diosdado Cabello, han hecho lo imposible por sabotear las conversaciones. La mejor demostración fue la reciente designación por el Parlamento de una Comisión de la Verdad sólo constituida por representantes oficialistas. Este desafío del chavismo radical tiene que ser analizado. Además, hay otro elemento: el incremento de las acciones represivas dirigidas por el general Miguel Rodríguez Torres. ¿Estas dos acciones están respaldadas por Nicolás Maduro o por el contrario es una clara demostración del rechazo del sector radical del chavismo a su política de diálogo? Estoy convencido que Maduro prefiere aceptar la imposición del chavismo radical que enfrentar una crisis interna de consecuencias impredecibles. Naturalmente, a la MUD no le quedó otra alternativa que suspender las conversaciones. Los garantes tienen la última palabra...

Venezuela: un gobierno forajido y mendicante

Mientras Venezuela se hunde en la ruina moral y económica... el Ilegítimo está en una "bailanta"

imageRotate
MARTA COLOMINA |  EL UNIVERSAL
domingo 9 de junio de 2013  12:00 AM
Venezuela hace tiempo que viola los derechos humanos y usa la "justicia" para perseguir a la disidencia. La Corte Interamericana de Derechos Humanos de la OEA (CIDH) acaba de reconocer oficialmente que Venezuela es un Estadoforajido, al anunciar que el país "queda al margen del derecho internacional" al negarse a cumplir la decisión de reincorporar a tres jueces expulsados del Poder Judicial por haber sentenciado de acuerdo a derecho y no atendiendo las razones políticas del Gobierno y del politizado TSJ. El mismo TSJ que hizo un traje "legal" a la medida de la inconstitucional voluntad de Chávez de nombrar a Maduro presidente y que ha declarado "inejecutables" las sentencias de la CIDH, como el fallo a favor de los derechos políticos de Leopoldo López, quien sigue perseguido por el régimen. El TSJ retarda ilegalmente su respuesta a la documentada solicitud de impugnación electoral hecha por Capriles, a todas luces ganador de las elecciones del 14-A, pues no de otro modo se explica la reiterada negativa del CNE (y de Maduro) a la auditoría integral con la que se comprometieron ante Unasur y el diferimiento de la auditoría de huellas; del reporte de incidencias del SAI; revisión de los cuadernos de votación de los fallecidos y el rechazo a pronunciarse sobre la aberrante declaración de Maduro cuando dijo conocer la identidad de 900 mil electores chavistas que no votaron por él.

El DRAE define "forajido" como" la persona facinerosa que anda fuera de poblado, huyendo de la justicia. Los casos de los presos políticos; de la Fiscal que acusa a diputados opositores con pruebas forjadas y solo invita a Mario Silva a declarar como testigo, a pesar de los 17 delitos existentes en su audio hecho público, y muchos más, retratan al gobierno facineroso. Organismos mundiales han denunciado a Maduro de silenciar las voces opositoras con el fin de impedir las críticas. Tan grotesco es el régimen, que otorga el Premio Nacional de Periodismo al difunto Chávez, quien persiguió y dejó desempleados a miles de periodistas democráticos en todo el país y cerró más de 50 medios. Maduro sigue la misma práctica: en lo que va del 2013 ha habido 143 ataques a la libertad de expresión en Venezuela.

De aquel gobierno arrogante que compraba voluntades con su generosa petrochequera, ya no queda más que un régimen ilegítimo, mendicante, debilitado, al margen del derecho internacional y rechazado por el pueblo. La política exterior hace aguas por las sospechas de fraude electoral y el impacto de la violencia y las persecuciones contra opositores. Los "panas" Lula, de Brasil, y José Mujica, de Uruguay, fueron muy críticos esta semana: Lula recomendó al Ilegítimo "buscar conciliación porque es difícil gobernar con 50% a favor y 50% en contra", y el presidente uruguayo le recordó a Maduro la necesidad de diálogo porque "para que una izquierda sea democrática se tiene que aprender a convivir con la oposición". Lula asistió con Santos a un acto de masas en Bogotá en pleno "pleito" de Maduro con el colombiano por recibir amigablemente a Henrique Capriles en la Casa de Nariño (un histérico Nicolás le espetó a Santos estar "complotando" contra él). Y la guinda: Maduro y Jaua se inclinan ante el Imperio al solicitar la entrevista con Kerry (previa libertad del cineasta Tracy). Esfuerzo fallido porque la Casa Blanca ya anunció que respalda solicitud de recuento transparente de votos en Venezuela y que la conversación de Kerry con Jaua "no implica un reconocimiento explícito y pleno de Maduro como presidente" (EN 7-06-13).

La Venezuela mendicante, endeudada, hundida en la inmundicia moral (revelada por los audios de Silva y Ruperti), y con tarjeta de racionamiento, se veía venir: el régimen ha dilapidado la renta petrolera en corrupción, regaladera, compra de armas de guerra, a la par que liquidó la agricultura e industria nacionales con "expropiaciones" ilegales, siguiendo el ejemplo de los Castro. Hoy estamos sin reservas internacionales, con una Pdvsa que mendiga préstamos por el mundo (a pesar de estar el crudo a $100) y que ha quebrado el BCV (solo ingresó al emisor el 45% de las divisas y le debe Bs. 75 mil millones). Pdvsa subió en 134% compra de combustibles a EEUU en el primer trimestre mientras los despachos petroleros a ese país cayeron 22%. Los importadores engañados esperan por unas divisas que no existen; los anaqueles de los mercados están vacíos y el mes de mayo colocó al país con la inflación más alta del mundo: 48,1% en alimentos (10% solo en mayo). Mientras Venezuela se hunde en la ruina moral y económica en la que han desembocado estos 14 años de revolución saqueadora, el Ilegítimo está en una "bailanta", que es como decir en Babia. 

mcolomina@gmail.com