Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

miércoles, 21 de mayo de 2014

Lilian Tintori entrevistada por ABC de Madrid (España)

Lilian Tintori, durante la entrevista hecha por ABC
ERNESTO AGUDO
INTERNACIONAL /

Lilian Tintori, durante la entrevista hecha por ABC

Madrid 21/05/14-02:39h
Lilian Tintori, mujer de Leopoldo López –líder opositor venezolano en prisión desde hace tres meses y a la espera de ser juzgado– ha visitado Madrid en una gira que también la llevará a Bruselas y París para divulgar el mensaje de su marido, que «se encuentra injustamente encarcelado por pensar distinto al régimen», y para buscar el «apoyo de las naciones democráticas ante las violaciones de los derechos humanos» que tienen lugar en su país.
–¿Cómo puede materializarse ese apoyo del que usted habla en resultados?
–En pronunciamientos importantes de países democráticos. En Venezuela se violan diariamente y de manera sistemática los derechos humanos. En los últimos tres meses hemos visto la mayor represión en nuestra historia. En las calles vemos heridos, violados, y asesinados. Esta represión es resultado de la protesta más larga jamás vivida en Venezuela, que ya lleva más de tres meses y que continuará, porque el descontento es nacional.
– ¿Por qué protestan?
–Para decir basta a lo que vive cada día el venezolano. Por la escasez impresionante que hay, la inflación y la inseguridad. El venezolano está harto de no poder salir a la calle por miedo a que lo puedan matar y de no conseguir alimentos o tener que hacer largas colas de seis o siete horas en los supermercados para adquirirlos. El deterioro de la situación en 2014 ha sido impresionante.
– ¿No es tarde para salir a la calle ahora? ¿No había que hacerlo cuando la oposición denunció fraude en las elecciones presidenciales del año pasado?
Nunca es tarde para luchar por tu país. Además, lo que estamos viviendo hoy no es lo que estábamos viviendo el año pasado. En lo que va de año, tenemos 4.680 muertos por la violencia. Es una cifra horrorosa. Es impresionante lo que ha ocurrido. Venezuela ha despertado y por eso está en protesta. Hoy los que queremos el cambio somos mayoría. El 80% de la población opina que las cosas van muy mal.
– ¿Qué situación está viviendo Venezuela?
–Venezuela está siendo atacada, no hay justicia ni ley. En Venezuela se violan diariamente y de manera sistemática los derechos humanos. En los últimos tres meses hemos visto la mayor represión en nuestra historia. Por protestar y decir que quieres un país distinto te llevan preso, sin orden de captura ni proceso judicial. Mi esposo está encarcelado por ser un líder nacional y por querer un cambio. Más de 200 estudiantes están presos y hay cientos de familias divididas y destrozadas solo por tener el sueño de un mejor país.
Este domingo, el Foro Penal Venezolano informaba de que se habían contabilizado 3080 detenciones por protestar desde febrero y que 164 personas están en prisión. ¿Qué opinión tiene al respecto?
–Ese dato es alarmante. Esto nunca había pasado en Venezuela. Es algo que impresiona y por eso estamos en emergencia. Esto demuestra un descontrol del gobierno. El pueblo está descontento, ha despertado y va a seguir en la calle hasta que haya un cambio profundo, no haya escasez, inflación ni inseguridad.
¿Se siente Leopoldo López culpable o corresponsable de los abusos y de las 42 muertes que han dejado estos meses de protestas por llamar a salir a las calles a manifestar?
–Para nada. Aquí el único culpable es Nicolás Maduro, el comandante de una Fuerzas Armadas que se manejan de una manera violenta. Protestar no es un delito y el gobierno debe proteger a los ciudadanos. Si la Guardia Nacional en vez de atacar a quienes piden un país mejor, trabajara para mejorar la seguridad, tendríamos un país distinto.
El ministro de Interior, Miguel Rodríguez Torres, la ha acusado de de dar apoyo logístico a los estudiantes que hacen campamentos en las calles de Caracas. ¿Cuál es su grado de implicación en las protestas?
–No les basta con meter preso a Leopoldo, ahora me atacan a mi. El ministro me ha atacado públicamente y lo que dice es falso. Cuando lo oigo hablar siento vergüenza. Lo que debería hacer es velar por la seguridad del pueblo venezolano y bajar los índices de violencia. Por su culpa, mi hija Manuela, que tiene cuatro años y que sabe que su padre está preso, me pregunta todos los días si a mi también me van a meter presa. En cuanto a mi implicación, yo voy a las protestas y las apoyo siempre que sean pacíficas. Nosotros no estamos de acuerdo con la violencia, la rechazamos, pero siempre estaré en la calle con la gente.
–¿Calculó mal Leopoldo López entregándose a las autoridades venezolanas? ¿Tiene alguna expectativa de cuándo podría quedar en libertad?
Leopoldo calculó como lo hace un valiente, un héroe, un progresista. Calculó como lo hace alguien que ama a su patria y tiene que dar pasos de muchos sacrificios para lograr cambios. Él tiene que quedar en libertad en cualquier momento porque es inocente, es un buen hombre, un buen padre y un buen hijo. No es un fascista, ni terrorista ni violento. Es una persona respetuosa de los Derechos Humanos.
¿Qué relación tiene con María Corina Machado? ¿Teme ella la posibilidad de ser encarcelada?
En Venezuela todo el mundo está expuesto, sea político o no. En Venezuela no hay estado de derecho ni ley que se respete. A ella y a Antonio Ledezma (alcalde del Distrito Metropolitano de Caracas) los amenazan con llevarlos a prisión constantemente. Con ella tengo una buena relación. La admiro como mujer y como política y estoy muy agradecida por el trato que me ha dado desde que mi marido está preso.
¿Se convertirá usted en otra líder política como lo es ella?
–No soy política. Siempre voy a estar al lado de Leopoldo acompañando su lucha y voy a estar representando la voz de Venezuela. No se tiene que ser político para luchar por tú país. Yo lucho como mujer venezolana.
– El domingo la Mesa de Unidad Democrática (que aglutina a los partidos de oposición) entregó un documento a los cancilleres de la UNASUR con varias condiciones para retomar el diálogo con el gobierno, suspendido el día martes. ¿Qué opinión tiene de ese diálogo?
–Nosotros, siempre y cuando se respeten los Derechos Humanos y se liberen a los presos políticos, estamos de acuerdo con el diáologo. Para sentarse a negociar deben haber unas condiciones claras que deben cumplirse.
Uno de los que más ha apostado por el diálogo es Henrique Capriles, quien además estuvo preso durante el gobierno de Chávez. ¿Qué relación tienen él y su marido actualmente y cuáles son sus diferencias?
Las difrencias son válidas en democracia. Ellos son muy amigos, son compañeros de lucha, han trabajado juntos y lo van a seguir haciendo. Henrique lo visitó en la cárcel en una gran muestra de solidaridad. Tenemos el mismo objetivo, buscar un cambio político en Venezuela que permita conseguir bienestar, paz y progreso. El gobierno quiere mostrar que estamos divididos y eso es falso. La oposición está más unida que nunca.
¿Cuándo vio a su marido por última vez? ¿Cómo está él y cómo son las visitas?
–El domingo pasado. Está fuerte a pesar de que está aislado, secuestrado y encerrado injustamente. Sólo puede ver a sus padres y a sus hijos de jueves a domingo desde las diez de la mañana hasta las cinco de la tarde. Tiene tres meses sin poder compartir con nadie además de su familia y esto es irregular. Hay unos derechos que se deben cumplir y a él se le están violando.
–¿Cómo lleva su familia esta situación?
–Está siendo muy duro. Estamos apoyándolo al máximo y sacando fuerzas de debajo de la tierra, porque estamos comprometidos con él, lo amamos y creemos en su proyecto de una mejor Venezuela.
–¿Por qué el gobierno ve en él una amenaza?
–No es la primera vez que lo atacan. Tenemos 10 años aguantando ataque tras ataque. Estuvo inhabilitado en 2008 y recurrió ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que le dio la razón. Es un hombre íntegro en valores y principios que sueña con un cambio y tiene un proyecto construido a lo largo de los años. Lo ven como una amenaza porque es un gran líder que la gente quiere y apoya. Leopoldo se ha preparado para transformar su país.