Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

sábado, 30 de julio de 2011

Arrodíllense ya mein Führer



Rodilla en tierra...

Como venezolano civil me siento ofendido por el insulto inferido a los militares de mi patria...

ADOLFO P. SALGUEIRO | EL UNIVERSAL
sábado 30 de julio de 2011 12:00 AM

Cuando uno creía que ya lo bizarro alcanzó el límite más bajo y escandaloso resulta que la realidad nos demuestra que siempre es posible descender un poco más.

No otra cosa es el episodio que protagonizó el jefe del Estado en ocasión de su regreso de Cuba hace justamente hoy una semana cuando -a su voz de mando- un grupo de cadetes de la FAN que le rendía honores hubo de arrodillarse ante el Júpiter tropical.

"Rodilla en tierra" en principio es una posición utilizada en las antiguas formaciones de infantería de línea por los fusileros preparándose para abrir fuego contra el enemigo. Hoy día no se necesita ser militar para entender que tal orden es interpretada unánimemente como una humillación inaceptable proferida para ofender no solo a quienes ordenó arrodillarse para escuchar su perorata sino a toda la FAN representada, en este caso, por su menor jerarquía -los cadetes- pero que ofende a todos los niveles del estamento militar, empezando por los de más arriba. ¡Todo el mundo de rodillas y sanseacabó! ¡Para que vean quién es el amo de esta vaina!

Como venezolano civil me siento ofendido por el insulto inferido a los militares de mi patria y rechazo airadamente el episodio no solo por vergüenza ajena con los cadetes sino por que los "grandes cacaos" se la calaron bien calladitos.

Si los militares poseedores de las armas de la República son obligados a arrodillarse ¿por qué nos vamos a asombrar que los poderes Judicial y Ciudadano se esmeren en complacer las "exhortaciones" del omnipotente hijo de Sabaneta?

Naturalmente estamos de acuerdo con la flexibilización de las condiciones para los presos enfermos. No puede ser de otra manera. Lo que no debe ocurrir es que fiscales y jueces que hasta ayer negaban con repetida crueldad las más elementales peticiones humanitarias hoy salgan corriendo a otorgar medidas de excarcelación ¡por que Júpiter las exige!

Y qué podemos decir del TSJ cuya titular ordenó abrir una investigación contra el gobernador Capriles con el fin último de sacarlo del escenario político que lideriza tan solo para que apenas días después se viera obligada a "rectificar" cuando la enteraron que el promotor de la acción acababa de ser expulsado del PSUV porque el asunto se había convertido en un boomerang. Vale decir que si los hechos imputados a Capriles los denuncia el PSUV son investigables. Si los denuncia un pendejo no lo son. ¡Bien bonito!

Y anote Ud. esta perlita que le anticipo: si la Corte Interamericana de Derechos Humanos llega a decidir que la inhabilitación de Leopoldo López viola sus derechos, nuestro TSJ reversará de inmediato su actual jurisprudencia que -insólita e inconstitucionalmente- exige que las sentencias de tribunales internacionales de los que Venezuela es parte por tratados firmados, han de pasar por el filtro de nuestros magistrados para poder ser ejecutadas.

Si a Leopoldo le dan la razón en la CIDH segurito que nuestro TSJ mandará cumplir la sentencia para contribuir al incremento de las complicaciones de la oposición de cara a las venideras primarias donde un nuevo participante con amplia opción complicaría el cuadro.

apsalgueiro@cantv.net