Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

sábado, 30 de julio de 2011

Se confirmó el suicidio de Allende lo que pone fin a una farsa, comienza un nuevo cuento de Fidel para no morir su Revolución Imperial personal

Sección Videos: “La Batalla de Chile” es un documental histórico que en las décadas de los 70 y 80 fue distribuido en 35 países del mundo. No es un filme de archivo: es un documento filmado en el momento mismo de producirse los hechos. Su autor y director trabajó con un equipo en medio de los acontecimientos. El material virgen (película de l6 MM en blanco y negro) fue una contribución del documentalista francés Chris Marker y el montaje se realizó gracias a la colaboración del Instituto de Cinematografía Cubano (ICAIC). Jorge Müller Silva (el cámara del filme) fue secuestrado por la policía militar de Pinochet en noviembre de 1974. Hasta hoy se desconoce su paradero. Es uno de los 3.000 desaparecidos que todavía hay en Chile. “La Batalla de Chile” ha sido objeto de la censura en Chile y nunca ha sido emitida por la televisión pública.



Justicia investigará muerte de ex Presidente Allende

Publicado por: cada7wm 30 - enero - 2011 Comentar

Tras 38 años se investigarán las causas del deceso del líder de la Unidad Popular. Si bien pocos dudan del suicidio, la indagatoria promete poner fin a las innumerables versiones que desde el 11 de septiembre de 1973 se han dado del hecho.
Como si el esclarecimiento del crimen del senador UDI Jaime Guzmán no fuera suficiente, el juez Mario Carroza tendrá otra tarea para la historia: investigar la muerte del Presidente Salvador Allende. Esto, ya que será el encargado de llevar adelante las indagatorias en las 726 querellas por violaciones a los DDHH cometidas entre 1973 y 1990, presentadas el miércoles por la fiscal de la Corte de Apelaciones de Santiago, Beatriz Pedrals.

La razón de estos requerimientos es la decisión de la Corte de judicializar todos aquellos procesos que no fueron investigados con anterioridad. “Esto es para dar un corte final a todo lo que dice relación con detenidos desaparecidos y fallecidos sean por las razones que sean”, dijo Pedrals.

De esta forma, y tras 38 años, la Justicia chilena decidió por primera vez indagar el deceso del Mandatario. Y si bien hay un mayoritario consenso histórico en torno al suicidio de Allende, la investigación buscará poner fin al largo debate que se inició tras el 11 de septiembre de 1973.

LAS MIL Y UNA MUERTES

Consumado el golpe, las versiones sobre la causa de muerte del líder de la UP se multiplicaron. A esto ayudó el secretismo con que las autoridades de la Junta Militar decidieron tratar el asunto: un entierro fantasmal al mediodía del 12 de septiembre en el cementerio Santa Inés de Viña del Mar, al que sólo asistieron su viuda Hortensia Bussi, su hermana Laura Allende, dos sobrinos y su ex edecán aéreo, el comandante Roberto Sánchez.

La versión del suicidio –oficializada por los militares a través de las prensa- fue rechaza de inmediato por la familia y los colaboradores del ex Jefe de Estado. Desde México (donde llegó Bussi con sus hijas Isabel y Carmen Paz) y Cuba (a donde lo hizo Beatriz, la“Tati” la hija predilecta de Allende) se sostuvo que al Presidente lo habían asesinado.

De aquí se tomó Fidel Castro para dar su propia versión de los hechos. Fue en un discurso (a esta altura histórico) en la Plaza de la Revolución de La Habana el 28 de septiembre de 1973. Se basaba en un relato hecho por el ex GAP Renato González, llegado a la isla como exiliado, el que fue respaldado por “Tati”.

En el, Allende había caído combatiendo producto de dos disparos, uno en el estómago, otro en el pecho, para luego, moribundo, ser acribillado con varias ráfagas.

En esta línea, otra versión, tenía nombre y apellido para el supuesto asesino presidencial: el capitán de Ejército René Riveros Valderrama, que después pasaría por la DINA.

Sólo con el reestablecimiento de la democracia (1990) la familia Allende admitió el suicidio.

Hace cinco años el debate se encendió nuevamente tras la publicación del libro “Cuba Nostra. Los Secretos de Estado de Fidel Castro”, del periodista francés Alain Ammar, en la que se acusa al comandante cubano de ser el autor intelectual de la muerte de Allende.

La tesis, rechazada firmemente por la familia del Mandatario, sostiene queAllende fue ultimado en La Moneda por Patricio de La Guardia, jefe de la misión militar cubana en Santiago, por orden directa de Castro. Esto, para evitar que Allende se rindiera ante las fuerzas rebeldes y se asilara en una embajada.

El mismo destino habría corrido para el periodista Augusto Olivares, asesor y amigo de Allende, ajusticiado por haber tenido conocimiento del plan. Según Ammar, la orden de Castro fue que ambos crímenes pasaran por suicidios.

LA VERSIÓN DEL SUICIDIO

Incluso para aquellos que siempre han aceptado (y avalado) la tesis del suicidio, no todo está dicho. La versión del médico personal de Allende, Patricio Gijón Klein, único testigo del hecho y que por años recibió el desprecio de la familia Allende y de la izquierda chilena por sostenerla, ha sido cuestionada.

En los últimos años dos han sido las principales teorías que se han levantado al respecto: primero que Gijón no fue el único testigo de la muerte de Allende, si no que también varios funcionarios más, como los doctores Arturo Jirón, Óscar Soto y José Quiroga, el intendente de La Moneda Enrique Huerta y el subsecretario general de gobierno Arsenio Poupin (los dos últimos fusilados en el Regimiento Tacna de Peldehue a los pocos días del golpe).

Segundo, a partir de una investigación del periodista Camilo Taufic, se sostiene que Allende no se habría suicidado con el fusil AK-47, regalado por Fidel Castro como dice la historia oficial, sino con otro parecido.

Asimismo se pone en duda que el sillón rojo del Salón Independencia de La Moneda, haya sido el lugar escogido por Allende para terminar con su vida. Según esta versión, lo habría hecho en otro lado y luego arrastrado allí por las fuerzas de asalto que se tomaron el Palacio de gobierno.

FIN DE UNA FARSA MONTADA POR FIDEL CASTRO
NUESTRO PADRECITO STALIN TROPICAL, COMENZANDO
YA ANCIANO LA DE HUGO CHAVEZ Y SU PARAISO
AÑORADO, SU POSESION UTOPICA PERSONAL: VENEZUELA













martes, 19 de julio de 2011
Autopsia confirma que Salvador Allende se suicidó

La autopsia realizada al ex presidente de Chile, Salvador Allende, confirmó que el mandatario se suicidó el 11 de septiembre de 1973 y murió por dos impactos de bala con un fusil AK-47. Sus familiares se dijeron tranquilos con el informe. teleSUR