Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

sábado, 8 de octubre de 2016

El presidente de Colombia Juan Manuel Santos gana el premio Nobel de la Paz 2016 El galardón premia los esfuerzos del mandatario en el proceso de paz con las FARC y fue recibido por Santos con estas palabras: "Recibo este premio Nobel en nombre de las víctimas del conflicto en Colombia" ¿Donara Juan Manuel Santos a las victimas de la guerrilla en Colombia la suma de dinero que desde el año 2001 se lleva el ganador del Premio Nobel de la Paz que es de 10 millones de coronas suecas, algo menos de 970.000 euros y algo más de 1.400.000 dólares americanos.??? ¿El es millonario, de las familias mas poderosas de Colombia, lo hara?




Juan Manuel Santos junto a su esposa, María Clemencia Rodríguez, este viernes en la Casa de Nariño de Bogotá. AFP | QUALITY




El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha sido galardonado con el Premio Nobel de la Paz 2016 por sus esfuerzos en el proceso para poner fin a la guerra acordado con la guerrilla de las FARC. El Comité Noruego del Nobel ha destacado del mandatario la "fortaleza" necesaria para afrontar la "tarea" del proceso de paz abierto con la insurgencia más antigua de América Latina tras más de 50 años de conflicto. "Colombianos, este premio es de ustedes. Lo recibo, en especial, en nombre de las millones de víctimas que ha dejado este conflicto que hemos sufrido", ha dicho el mandatario este viernes, dos horas después de que se le anunciara el galardón en la Casa de Nariño, su residencia oficial, acompañado de su esposa María Clemencia de Santos.
"Pese al voto en el referéndum", ha manifestado la presidenta del comité, Kaci Kullmann Fiveen, con relación al rechazo en el plebiscito del domingo a los acuerdos alcanzados entre el Gobierno y la guerrilla, Santos ha contribuido siempre "al final del conflicto". La convocatoria electoral, con un voto negativo del 50,21% de los electores y una abstención del 62%, se celebró el pasado 2 de octubre. "Debemos reconciliarnos y unirnos para culminar este proceso, y comenzar a construir una paz estable y duradera", ha declarado el presidente en referencia a la polarización que se vive en el país desde que comenzaran las negociaciones. La división se ha ido incrementando a medida que se desarrollaba la campaña del referéndum. Tras el rechazo en las urnas, la figura del expresidente Álvaro Uribe, principal opositor al proceso a través de su partido el Centro Democrático, ha recobrado mucha fortaleza. Casi dos horas después de que se conociera el anuncio, el líder opositor ha lanzado un tuit en el que felicita al líder de Colombia por el galardón, pero con reservas: "Felicito el Nobel para el Presidente Santos, deseo que conduzca a cambiar acuerdos dañinos para la democracia".
Rodrigo Londoño, alias Timochenko, líder de las FARC, se adelantó a la comparecencia oficial con un mensaje en su cuenta de Twitter, el canal oficial de la insurgencia desde que se rechazaran los acuerdos en el plebiscito: "El único premio al que aspiramos es de la #PazConJusticiaSocial para #Colombia sin paramilitarismo, sin retaliaciones ni mentiras #PazALaCalle". La guerrilla y cinco víctimas del conflicto armado colombiano estaban nominadas con el presidente Santos para el galardón, aunque finalmente solo ha recaído en el mandatario.




El único premio al que aspiramos es de la para  sin pamilitarismo, sin retaliaciones ni mentiras 

El fallo, anunciado a las 11 de la mañana, hora peninsular española, y 4.20h de la madrugada, hora de Colombia, ha pillado al país americano aún dormido. El galardón no se esperaba. Han pasado cinco días desde que los colombianos decidieron rechazar los acuerdos de paz y parecía razón suficiente para que la candidatura quedara relegada al olvido.  "El referéndum", ha continuado la noruega Kullmann Fiveen, "no fue un voto contra la paz. Los que votaron no, no rechazaron el deseo de paz sino un acuerdo específico de paz". Para la organización del Nobel, "el resultado ha generado una gran incertidumbre sobre el futuro de Colombia. Hay un riesgo real de que el proceso de paz se paralice y de que estalle de nuevo la guerra civil, lo que hace todavía más importante que todas la partes, encabezadas por el presidente de Santos y el líder de la guerrilla de las FARC, Rodrigo Londoño, mantengan el respeto al alto el fuego".
Santos, consciente de la falta de respaldo en su país, pese al unánime apoyo internacional que se manifestó en la ceremonia de la firma del acuerdo final en Cartagena el pasado 26 de septiembre, ha remarcado su intención de "perseverar" en la búsqueda de la paz. "Recibo este reconocimiento con gran humildad y como un mandato para seguir trabajando sin descanso por la paz de los colombianos. A esta causa dedicaré todos mis esfuerzos por el resto de mis días".
Además, el comité se mostró convencido de que Santos "ha acercado de forma significativa hacia una solución pacífica el sangriento conflicto" en su país y que ha sentado las bases para el desarme verificable de las FARC y un "proceso histórico de reconciliación y hermanamiento nacional". "Sus esfuerzos para promover la paz cumplen por tanto los criterios y el espíritu de la voluntad de Alfred Nobel", aseguró el comité. El premio, argumentó el jurado, trata de animar "a todos aquellos que tratan de lograr la paz, la reconciliación y la justicia en Colombia".







El conflicto de Colombia, que con 52 años es el más largo del continente americano, ha causado la muerte de 220.000 personas, el desplazamiento de más de seis millones de personas y la desaparición de otras 45.000. Los cuatro años de negociaciones en La Habana, con Noruega como país facilitador, culminaron el 24 de agosto en un acuerdo de paz, que fue solemnemente firmado en Cartagena de Indias el 26 de septiembre por Santos y el jefe de la guerrilla. Lo firmado, que ocupa 297 folios, fue sometido a referéndum el 2 de octubre.

La respuesta en la calle

Pese al más de 60% de abstención en el plebiscito, los colombianos han decidido ejercer presión en las calles desde el pasado miércoles, un día después de que el presidente Santos anunciara que, por el momento, prorrogaba el cese bilateral al fuego, que se creía indefinido, hasta el próximo 31 de octubre. Una gran marcha en 14 ciudades, que solo en Bogotá consiguió reunir a unas 100.000 personas, salió a reclamar "acuerdos ya". En el centro de la capital, en la plaza Bolívar, un grupo de ciudadanos acampa desde la noche de la manifestación pidiendo que los gobernantes no se levanten de la mesa en lo que ya se conoce como el Campamento por la Paz. "Recibimos la sorpresa con alegría y optimismo este mensaje de esperanza y solidaridad que nos ofrece la comunidad europea", ha dicho una de sus representantes. "Invitamos a todos y todas a que se acerquen a la plaza de Bolívar a construir la paz".
El Comité Noruego señaló además que el galardón es "un homenaje al pueblo colombiano que, a pesar de todos los abusos sufridos, no ha perdido la esperanza de lograr una paz justa y a todas las partes que han contribuido a este proceso de paz". En esta ocasión se habían presentado 376 candidaturas, de las que 148 eran organizaciones y 228 eran personas. Se trata de una cifra récord, que supera a las 278 recibidas en 2014.
Desde que se entregó por primera vez en 1901 se han concedido 96 galardones a un total de 129 premiados. En 2015, el Nobel de la Paz recayó en el Cuarteto Nacional de Diálogo de Túnez por su "contribución a construir una democracia plural" en el país tras la revolución de 2011. El Cuarteto estaba integrado por dos sindicatos, un colegio de abogados y la Liga Tunecina para la Defensa de los Derechos Humanos.






EL PROCESO DE PAZ SE QUEDÓ SIN EL PRINCESA DE ASTURIAS


El proceso de paz de Colombia entre el Gobierno y las FARC sonó como uno de los grandes favoritos para ganar el Premio Princesa de Asturias de la Concordia en esta edición. Los acuerdos, alcanzados entre la guerrilla y el presidente Juan Manuel Santos para poner fin a 52 años de conflicto armado fue, según fuentes conocedoras de los premios, una de las 33 candidaturas analizadas por la Fundación Princesa de Asturias que —como el Comité de los Nobel de la Paz— no hace públicos los nombres de los nominados.
El galardón, que tiene como objetivo premiar una labor que “contribuya de forma relevante a la defensa de los derechos humanos, al fomento de la paz, de la libertad, de la solidaridad, de la protección del patrimonio y, en general, al progreso y entendimiento de la humanidad” fue finalmente para la la ONG Aldeas infantiles.