Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

jueves, 26 de julio de 2012

Carajo Fidel tengo 60 años calándome tus vainas. Murió Payá cuyo HUmanismo cristiano segui y nadie sabe qué vaina es porque tú Fidel ocupabas todo el espacio, y sigues echando vaina en latinoamérica con hipócritas como Lula Da Silva, la guerrillera urbana de la Dilma y los carajos ya viejísimos guerrilleros del pasado como el tupamaro Mujica y todos los que integran El Foro de sao paulo...Coño tengo derecho a oir otro discursito en mi vejez...Dígame calarme a Jorge Giordani a quien los troskystas plásticos de la Universidad de Carabobo ni mencionan cuando el camarada era su líder desde la UCV


Fidel cambia los resultados vía PIN

EUGENIO MARTINEZ |  EL UNIVERSAL
jueves 26 de julio de 2012  02:43 PM
A raíz del artículo de la semana pasada "No hay fraude no detectable" (lo pueden leer en: http://bit.ly/NR5Dzt)  recibí varios correos de lectores formulando nuevas preguntas sobre el supuesto fraude preparado para el 7 de octubre.

Inicialmente debo reiterar que los políticos, militares retirados, articulistas y expertos electorales que más insisten en hablar de teorías de fraude, en su mayoría, están basando sus opiniones en datos suministrados por terceros que desconocen cómo funciona el sistema de votación automatizado que se usa en Venezuela.

No obstante, este tema el de las garantías de que se respetarán los resultados no es meramente técnico. Existe algo llamado la "Traza de papel" que en el pasado se ha convertido en la mejor evidencia de respeto a la voluntad popular. Esta evidencia puede ser cotejada por todos los electores que tengan interés en verificar los resultados del proceso electoral del 7 de octubre.

Podemos resumir la "Traza de papel" en tres grandes pasos:

1) El comprobante de votación es el primer elemento en este caso individual que permite a cada elector verificar que su voto se corresponde con la selección electoral que realizó en la máquina.

2) Cuando culmina la votación y se cierran las mesas, cada máquina imprime el acta de escrutinio con los resultados de la mesa en la que fue empleada. Solo después que se imprime este acta es que se procede con la transmisión de resultados (en este proceso tienen especial importancia los miembros de mesa y testigos electorales de cada candidato) Los resultados de cada máquina se transmiten a la Sala de Totalización del CNE (en el texto de la semana pasada abordamos las denuncias de las salas de totalización paralelas).

3) Después del proceso de transmisión, los presidentes de mesa de cada centro de votación eligen al azar (usando papeles numerados) las mesas que serán auditadas en ese centro (este proceso también debe ser ver verificado por los testigos y miembros de mesa). La auditoría que se realiza en este momento es muy sencilla:

Se verifica que la suma de los comprobantes de votación (que fueron depositados por cada elector en la urna cerrada) sea idéntica a los resultados que se encuentran impresos en el acta de escrutinio y por ende sean idénticos a los resultados transmitidos hasta la sala de totalización del CNE. A pesar de todas las teorías de fraude que existen, hasta este momento no se han presentado casos de auditorias en las cuales se reporten inconsistencias numéricas entre el conteo manual y el acta de escrutinio de la máquina.

4) Evidentemente el CNE totaliza las actas de todas las mesas. Bien sea  por la publicación en la página web, o por la publicación en la Gaceta Electoral de los resultados por mesas, se puede cotejar fácilmente si en la totalización se "sumaron" datos distintos a los que tenían las mesas. ¿Cómo? Comparando el acta de escrutinio con el resultado que totaliza el CNE.

¿Qué puede ocurrir en una mesa sin testigos?

Si no hay testigos de una opción política y con la complicidad de los miembros de mesa antes de cerrar la mesa se puede votar por una opción política específica tantas veces como electores no hayan acudido a sufragar en esa mesa (lo cual reportaría una inusual participación de 100% de los electores). Terminado este proceso se imprime un acta totalmente válida y se transmite.  En este escenario existe una debilidad teórica del sistema, debilidad que puede corregirse con miembros de mesa bien adiestrados, presencia de testigos  y de electores en las auditorías.

Seguramente algún lector estará preguntando: "¿Se pueden "meter" miles de votos adicionales en cada máquina? La respuesta: No. Cada máquina de votación tiene un límite máximo de votos el cual es igual a la cantidad de electores inscritos en la mesa y así es reflejado en el Acta de Escrutinio, técnicamente no es posible votar más veces que la cantidad de electores registrados, y en el supuesto negado que eso ocurriese, se podría detectar fácilmente comparando la transmisión de la máquina con los datos del Tabla Mesa (archivo de infraestructura electoral que tiene el detalle de cuántos electores están habilitados a votar en cada mesa).

No faltará entonces quien refiera la cadena de Blackberry en la cual se asegura que se pueden falsificar los comprobantes de votación. Esto tampoco es posible porque los votos impresos llevan escrito una firma electrónica propia de cada máquina de votación. Si alguien falsifica los comprobantes es muy sencillo diferenciarlos.

¿Conclusión? Se necesitan testigos en todas las mesas y una participación mayoritaria.

Paradójicamente esta debilidad del sistema podría limitarse con el uso del Sistema de Autenticación Integrado (SAI), que aunque no garantiza el principio un elector, un voto en todas las mesas, sí podría facilitar que se descubra algún intento de manipulación como el descrito anteriormente en casos en que no existan testigos electorales.

La verificación de la "Traza de papel" ha coincidido en todos los procesos realizados desde 2006. Desafortunadamente es más probable que buena parte de quienes explican cómo será el fraude se hagan eco de la cadena que dice que Fidel cambia los resultados vía PIN, que de las explicaciones que describen cómo funciona el sistema electoral.

emartinez@eluniversal.com

En twitter: @puzkas

Desenmascarando la farsa

ADRIANA D´ELIA |  EL UNIVERSAL
jueves 26 de julio de 2012  02:52 PM
Cada vez que aparecen los gobernadores no oficialistas diciendo que el Gobierno central le debe plata a las regiones y un vocero del Gobierno aparece diciendo que han entregado todo los recursos, nuestro pueblo puede confundirse. Por eso quiero desenmascarar la estrategia, para confundir a todos los venezolanos, a quienes realmente le pertenecen esos recursos.

Es muy sencillo, el Gobierno central calcula el presupuesto de las regiones para arrancar el año a 50$ el barril -hasta el año pasado, 2011, lo hacía a 40$ el barril-pero el monto que debió presupuestarse para Miranda a 70$ el barril -como al resto de las regiones- es de 4.725 MM. A 50$ el barril nos dieron 3.161 MM. El precio del crudo venezolano ha estado, desde 2007, en 70$ promedio, por lo tanto el Gobierno central arranca el año metiéndose en el bolsillo, 1.564 MM. En pocas palabras arranca el año en deuda con los mirandinos, sin contar el resto de las regiones.

A la fecha -finales de julio 2012- solo han aprobado dos créditos adicionales. Uno de 132 MM y recientemente otro de 90 MM, para sumar 222 MM.

Decimos que esos créditos son una burla, porque habiendo transcurrido un semestre de ejecución presupuestaria, al menos han debido entregar la mitad de la deuda, que son 782 MM, pero sólo hemos recibido por créditos adicionales 222 MM. Es decir, faltan, al menos 560 MM en este semestre. Por eso decimos que hemos recibido sólo el 14% de la deuda que tiene el Gobierno central con los mirandinos.

A esto debemos restarle más del 100 por ciento de inflación que hemos tenido en los últimos tres años. Es decir que la merma en los recursos que tenemos para cumplir con nuestros trabajadores y programas sociales que nuestro pueblo requiere para progresar y mejorar su calidad de vida, definitivamente sin dádivas, es avasallante. Sencillamente, los recursos no están. El Gobierno central, no le da al pueblo, lo que por ley le pertenece.

Mientras que en Miranda exigimos los recursos para cumplir con nuestro pueblo, desde el Gobierno agitan y ponen ollitas para alborotar y presionar, como hicieron la semana pasada con nuestros bomberos de Miranda. Afortunadamente se impuso la institucionalidad que ha sembrado Henrique Capriles en Miranda y la confianza en un equipo de gobierno que desde 2008 le ha cumplido a todos los mirandinos por igual. El esfuerzo y la confianza en la gestión rindió sus frutos.

No me queda la menor duda que a partir del 7 de octubre no sólo Miranda, sino todos los pueblos de las regiones tendrán los recursos que le van a permitir progresar y salir adelante, porque vamos a tener un presidente que conoce las necesidades de nuestro pueblo y confía en las capacidades de nuestros gobernadores y alcaldes, independientemente del partido que sean. Eso lo vamos a tener con el favor de Dios y la voluntad de los venezolanos que ya se cansaron del engaño y el chantaje.

Gobernadora (e) de Miranda

Adrianadelias@gmail.com

La enfermedad del izquierdismo

JUAN GUERRERO |  EL UNIVERSAL
jueves 26 de julio de 2012  02:46 PM
  En su libro, La enfermedad del izquierdismo en el comunismo, Vladimir Illich "Lenin" realiza una radiografía sobre las mentalidades desviadas ideológicamente y centra su atención en aquellos dirigentes y líderes que se autodenominan de "izquierda".

  Desde su análisis Lenin advierte sobre los individuos que, valiéndose de una seudo formación ideológico-política de avanzada, en su acción pervierten la razón última de todo proceso revolucionario de cambio hacia una conciencia de clase.

  Son las denominadas mentalidades burguesas que asumen como suyo el protagonismo histórico del proletariado para mantener sus privilegios e instalarse como clase dominante del nuevo Estado.

  En los procesos de cambios sociales se vive siempre una etapa donde estas mentalidades se hacen presentes en actos que son más propagandísticos que de real cambio de actitud ante la vida y la sociedad.

  Esto es lo que presenciamos en muchos de estos novatos dirigentes, quienes están descubriendo en el siglo XXI las tesis de Marx, Lenin, el anarquismo español y ruso, sin haber comenzado a leer ni menos reflexionar ni contrastar el ideario americanista de Sebastián Francisco de Miranda y Rodríguez, con su posición filosófica y política en la construcción de su Colombeia, ni tampoco la visión de un Estado pedagógico (anagógico) de Simón Rodríguez, ni la posición política de Andrés Bello en la afirmación del castellano "de" América, ni tampoco las reflexiones nacionalistas de Pío Tamayo o la visión descarnada del momento histórico vivido por nuestros antepasados más ilustres, como De Las Casas, Oviedo y Baños, Antonio Navarrete, López Méndez, en los siglos XVI, XII y XVIII.

  Ciertamente que el enemigo más peligroso lo tiene este llamado "proceso" en sus propias filas, y se llama "ignorancia". Esto es lo que llamo la mentalidad marginal hecha Estado.

  El enemigo no está en la acera del frente, en las filas de la oposición. Está en el cerebro, en la mente de tanto funcionario de mentalidad marginal, enredado en la telaraña de un proceso, de una revolución y un socialismo que se mantiene gracias al alza petrolera.

  Quien de entre los llamados revolucionarios de pacotilla afirme que está en el proceso, así, sin adjetivos, debe tenérsele por sospechoso. Esto porque proceso implica cualquier acto humano que conlleva ir de un punto a otro... como ir desde el cuarto al sanitario.

  Por ello es imprescindible entender que en modo alguno esta etapa que vive la sociedad venezolana en su conjunto, es un socialismo o comunismo o anarquismo.

  Es una fase inicial, muy modesta, atropellada y torpe, de cambio de un "estado de cosas" para establecer un sistema de relaciones entre la ciudadanía y el Estado, donde quizá se pueda fortalecer la sociedad en su base comunitaria, como herencia cultural, que permita la construcción de un modelo social municipalizado y con poderes locales compartidos. "Pero", para lograr esto, debe necesariamente clarificarse y fortalecerse el sistema educativo nacional como práctica de la libertad democrática.

  De lo contrario, seguiremos cayendo en el charco de la barbarie partidista y el chisme político doméstico, aguardando que los marginales de izquierda nos resuelvan la vida a su manera.

camilodeasis@hotmail.com

@camilodeasis