Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

domingo, 22 de julio de 2012

“No es el despotismo militar el que puede hacer la felicidad de un pueblo, ni el mando que obtengo puede convenir jamás, sino temporariamente a la República…Huid del país donde uno solo ejerza todos los poderes: es un país de esclavos. Vosotros me tituláis el Libertador de la República, yo nunca seré un opresor”(Escritos del Libertador,t.VI,p.8-9).


TRAZOS
UNA PRESIDENCIA DEMASIADO LARGA
Por: ROBERTO LOVERA DE-SOLA

Teníamos dos temas para tratar en esta columna. Pero aquel con que titulamos nos parece perentorio por ser asunto sobre el cual mucho se preguntan los venezolanos, sus enseñanzas históricas son muchas: la larga presidencia de Hugo Chávez.
Vayamos a ello. La expresión con la que titulamos, “una presidencia demasiado larga” es del padre Luis Ugalde(“Doce años y dictadura”, El Nacional: Diciembre 30,2010). Sobre ella tenemos varias cosas que observar.
Lo primero en que debemos pensar ante  este hecho es que el gobierno de Hugo Chávez ya sido hoy en día casi tan largo como el del general Juan Vicente Gómez(1857-1935). Contamos los años como le gusta hacer nuestra opinión pública: que el gobierno de Chávez se inicio con su triunfo electoral(1998), tiene entonces catorce años, se vocea en la calle y en los medios. Aunque en nuestra historia los gobiernos comienzan el día de la juramentación de Jefe del Estado: tendría trece en este momento, muchos en ambos casos. Pero tomemos los catorce, que dice la gente, para nuestro examen.
Cuando decimos que este gobierno ha sido tan largo, aunque no tan bueno con el de Gómez, que dejó al país montado en el siglo XX, es por este hecho: la dictadura de Gómez duró 27 años(1908-1935). De estos el General solo fue presidente 16 años pues los otros 11 años, en los que siempre fue Comandante en Jefe del Ejército, los ejercieron los doctores José Gil Fortoul(1861-1943), entre 1912-1913, Victorino Márquez Bustillos(1858-1941), entre 1914-1921 y Juan Bautista Pérez(1869-1952) entre 1929-1931. Esto así, si Chávez ha sido Presidente durante catorce años sólo le faltan dos para alcanzar al Benemérito. Con la gravedad de que Chávez es presidente en el siglo XXI, en tiempos de las alternancias de los presidentes en toda América Latina es cada cuatro años, menos en México donde pervive el sexenio, que algún día deberán reformar y establecer el balotage electoral, para evitar lo que ya hemos visto dos veces suceder allá. Según esto en Venenezuelaentre 1998-2012 ya deberían haber habido tres presidentes distintos, Chávez y otros dos.
Vivimos el tiempo del fin de las dictaduras, de la caída del socialismo y de la democracia plena en el mundo, con excepción del Corea del Norte, Cuba y de los llamados países del “eje del mal”, así haya elecciones en alguno de ellos, todos tan amigos del presidente Chávez: dime con quien andas y te diré quien eres, dice el adagio popular.
Pero la reflexión sobre el tópico debe seguir mirando las formas en que han durado los períodos presidenciales a lo largo de nuestra historia republicana.
Comencemos por el momento en que nuestro primer Congreso, instalado el 2 de Marzo de 1811, a once meses de la Declaración de Independencia(Abril 19,1810),  nombró, en 1811, el primer ejecutivo, que fue colegiado. Este duró apenas un año, por las características de las época. Hubo dos triunviratos, así nuestro primer presidente lo fue el doctor Cristóbal Hurtado de Mendoza(1772-1929). Y el primer Jefe de Estado que gobernó solo fue Francisco de Miranda(1750-1816) durante su corta dictadura de ciento veinte y tres días(Abril 7-Julio 25,1812).
Vayamos con el Libertador. Este si bien fue Jefe Supremo en 1813-1814, como consecuencia de la Campaña Admirable, y más tarde Jefe de las tropas, por nombramiento colectivo de una junta de oficiales en Santa Ana del Norte, isla de Margarita, en 1816 y tras diversos avatares propios de las campañas de 1817 y 1818, fue nombrado presidente por el Congreso de Angostura en 1819, que él mismo había convocado. Fue luego presidente elegido, siempre en procesos electorales, más tarde por los congresos de la Gran Colombia: en 1821 y  en 1825, en períodos de cuatro años, las dos veces el general Francisco de Paula Santander(1792-1840) fue elegido Vicepresidente. La crisis constitucional de 1828 obligó al Libertador a gobernar cinco años. Fue Presidente hasta su renuncia ante el Congreso Admirable, en Bogotá, en 1830. Estos datos refutan plenamente la observación de un historiador escuálido según lo cual fue Bolívar hombre siempre con aspiraciones a dictador y el creador del personalismo entre nosotros.¡Mentira podrida!, como decía nuestro querido maestro el padre Manuel Aguirre Elorriaga(1904-1969). Fue el Libertador quien avizoró, antes que nadie, al caudillismo, en su carta a don Pedro Gual(1783-1862), un mes exacto antes de Carabobo, desde Guanare. Cuando dijo que los soldados vendrían a “cobrar el precio de sus lanzas”, que “temía más a la paz que a la guerra”(Escritos del Libertador. Caracas: Sociedad Bolivariana de Venezuela, 1988,t,XX,p,62).
Páez, tan denigrado injustamente por el actual gobierno, “La opinión del Presidente sobre Páez es muy distinta a la suya”, nos dijo una alta funcionaria del Ministerio del Interior y Justicia. Le contestamos, respetuosamente: “lo que le he explicado no es mi opinión sino la de los documentos y las interpretaciones que sostienen la historia de Venezuela”. Quizá sabía ella que uno sus compañeros de partido nos había llamado “piti godo” por aclarar la verdadera trayectoria de Ezequiel Zamora(1817-1860). Páez nunca ha sido bien analizado por esta administración como es su deber, cultivando la “historia casta”: la basada en los papeles del pasado.
Páez, vayamos a nuestro tema, aunque fue Jefe Civil y Militar del Venezuela desde 1821, tras la batalla de Carabobo, en cuyo propio campo el Libertador lo ascendió a General en Jefe, tras superar el ataque de epilepsia que le dio al terminar el combate. Entre 1821-1830, nueve años que hay que anotar, aunque no se hace, hay que incorporarlos entre los propios del llamado período de Páez, en ellos se fraguo su liderazgo y se convirtió en el centro de la escena política. Fue en este mismo tiempo en que creció el liderazgo del general Santander en Colombia y la del venezolano Juan José Flores(1800-1864) en Ecuador, fue el caudillismo previsto por el Libertador.  Páez fue Presidente tras el golpe de 1830 pero Presidente Constitucional desde la aprobación de la Constitución de ese año(Septiembre 22,1830), la cual juró, acató y respetó. Y fue Presidente por un  primer período, de cuatro años, 1831-1834. En ese momento, no había reelección, dejó el poder en manos del ganador, el sabio José María Vargas(1786-1854), y se retiró. Y respetó a lo que le obligaba la Constitución: que no podía ser candidato sino esperando a que pasara un período completo, 1835-1839. Fue cuando se nominó por segunda vez y fue otra vez Presidente(1839-1843) y volvió a respetar la norma, entonces fue elegido Carlos Soublette(1789-1870). Ambos Páez y Soublette formaron un dúo como un siglo más tarde sería el de Rómulo Betancourt(1908-1981) y Rafael Caldera (1916-2009). Pudo ser Páez otra vez Presidente, en 1847, pero no llegó a nominarse.
En 1846 la elite paecista cometió el gran error de no acceder a la alternativa de los partidos y permitir la llegada al poder la oposición democrática y legitima: el partido Liberal. Así quien debió ser Presidente en 1847 fue Antonio Leocadio Guzmán(1801-1884). Pero se le bloqueó su aspiración, se le detuvo, se le condenó a muerte incluso. Se sembraron entonces grandes semillas negativas, las raíces de la Guerra Federal están allí. Y llegado al poder José Tadeo Monagas(1784-1868), mal visto por la elite paecista, Páez se levantó en armas contra él. Fue vencido, perdió todos sus bienes y enviado al destierro. “Estamos pobres, pobres” llegó a escribirle, desde el destierro, a su esposa doña Dominga Ortiz(1792-1875). Fue su gran error político aquel levantamiento, nunca debió conspirar contra el régimen por él creado, considerado la “edad de oro de la república”.
Con el tiempo quien estuvo en el poder más tiempo, menos, desde luego que Gómez y Chávez, fue el general Antonio Guzmán Blanco(1829-1899). Fue presidente quince años: en el Septenio(1870-1877), el Quiquenio(1879-1884) y el Bienio(1886-1888). Pero no fue presidente todo ese tiempo corrido, tanto que Francisco Linares Alcántara(1825-1878), lo fue dos años(1877-1789), Joaquín Crespo(1841-1898) otros dos(1884-1886), Hermógenes López(1830-1898) uno(1887-1888) y Juan Pablo Rojas Paul(1826-1905) dos(1888-1890), estos  llenaron los períodos intermedios entre cada uno de los pasos de Guzmán Blanco por la Casa Amarilla, sede de la presidencia entonces. El Palacio de Miraflores no había sido construido, los presidentes residieron en caseron crespero a partir de 1900, el primero fue Cipriano Castro(1858-1924). Con Rojas Paúl se produjo la necesaria reacción anti-guzmancista después de diez y ocho años de hegemonía del Ilustre Americano, sus estatuas cayeron en 1889, empujados los estudiantes por el propio Rojas Paúl, uno de los hombres más diestros que han gobernado en Venezuela. Su paralelismo con Eleazar López Contreras(1883-1973) no es casual.
Después de Guzmán Blanco vinieron: Juan Pablo Rojas Paúl por dos años, Raimundo Andueza Palacios(1846-1900), por otros dos(1890-1892), Joaquín Crespo por seis(1892-1898), Ignacio Andrade(1839-1925) por dos(1898-1899) y Cipriano Castro por nueve.
Muerto Gómez López Conteras, demócrata raigal, hizo reducir el período presidencial a cinco años; Isaías Medina Angarita(1897-1953) gobernó cuatro años, su régimen fue interrumpido por un golpe; Rómulo Gallegos(1884-1969) nueve meses(Febrero 15-Noviembre 24,1948); Carlos Delgado Chalbaud(1909-1950) dos años(1948-1950) hasta su asesinato; Germán Suarez Flamerich(1907-1990) dos años, hasta el fraude electoral de 1952, para evitar acodarlo renunció, como el hombre cabal que era, y salió al destierro con el dinero que le prestó un amigo; Marcos Pérez Jiménez(1914-2001) cinco años, aunque fue factor central de nuestra vida política desde el golpe de 1948 y lo había sido antes del pronunciamiento contra Medina, uno de los grandes demócratas que han gobernado Venezuela, tanto como lo fue el general Soublette en el siglo XIX.
Entre 1958-1959 fue el gobierno de la Junta de Gobierno, fueron presidentes el almirante Wolfgang Larrazabal(1911-2003) y el doctor Edgar Sanabria(1911-1989). En lo adelante los presidentes Betancourt, el primero en nuestra historia en haber obtenido el gobierno en unas elecciones y el primero en ejercer completamente su período presidencial y entregarlo a su sucesor elegido libremente; Raúl Leoni(1905-1972), el primer presidente en suceder a otro democráticamente electo y entregar el gobierno a otro elegido con elecciones; Rafael Caldera, el primer candidato opositor en ganar una elección a quien no se le puso obstáculo para acceder a Miraflores, como no se lo habían permitido en 1846 a Antonio Leocadio Guzmán o en 1897 a José Manuel Hernández, el Mocho(1853-1921);  Carlos Andrés Pérez(1922-2010), Luis Herrera Campins(1925-2007), Jaime Lusinchi(1924) y la segunda presidencia de Caldera duraron un quinquenio, cinco años. La segunda presidencia de Pérez fue de un poco más de cuatro años, hasta su caída, consecuencia de sus delitos, en 1993. Completó los dos años que faltaban de  su período(1993-1994) el Dr.Ramón J.Velásquez(1916). Velásquez fue un presidente constitucional y no provisional, como han dicho los que no conocen nuestra evolución constitucional, pues fue elegido por el Congreso en elecciones de segundo grado, tal como lo pautaba la Constitución de 1961.
El recuento es claro: solo dos presidentes han gobernado tan largo tiempo: Gómez y Chávez, ambos autócratas, el actual, como lo dijo el maestro Arturo Uslar Pietri(1906-2001), creando una dictadura constitucional. Y la permanencia de un mismo hombre en el poder tanto tiempo nunca es buena, según expresó el Libertador con su habitual sentido de la prudencia, bien aprendida leyendo a  Nicolás de Maquiavelo(1469-1527).  Las palabras de Bolívar, en su oración de Angostura(Febrero 15,1819), fueron:

“La continuación de un mismo individuo frecuentemente ha sido el término de los Gobiernos Democráticos. Las repetidas elecciones son esenciales en los sistemas populares, por que nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un ciudadano el Poder: el Pueblo se acostumbra a obedecerlo, y él se acostumbra a mandarlo, de donde se origina la usurpación y la tiranía. Un justo celo es la garantía de la Libertad Republicana, y nuestros Ciudadanos deben temer  con sobrada justicia que el mismo Magistrado que los ha mandado mucho tiempo los mande perpetuamente”(Escritos del Libertador, t.XV,p.7).

En 1814, siendo Jefe Supremo, con todo el poder en sus manos, producto de sus triunfos militares, llegó a expresar en un discurso(Enero 2,1814), en la Iglesia de San Francisco, en Caracas:

“No es el despotismo militar el que puede hacer la felicidad de un pueblo, ni el mando que obtengo puede convenir jamás, sino temporariamente a la República…Huid del país donde uno solo ejerza todos los poderes: es un país de esclavos. Vosotros me tituláis el Libertador de la República, yo nunca seré un opresor”(Escritos del Libertador,t.VI,p.8-9).

Tan conciente esta de que no podía ejercer el poder solo que una vez llegó a Caracas, tras la Campaña Admirable(Agosto 6,1813), convocó a los más capacitados para que opinaran por escrito sobre el régimen político que convenía al país en aquel momento de la guerra. El mismo hizo publicar las opiniones en varios folletos y en las columnas de la Gaceta de Caracas.
Caracas: Julio 17,2012.
Caracas: Julio 17,2012.
Caracas: Julio 17,2012.