Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

viernes, 20 de julio de 2012

La única forma de oponerse y superar al chavismo es con su comprensión crítica, desde dentro de si mismo


 “Un demente no es peligroso por el hecho de que pueda suponer una amenaza física para su entorno, sino porque poco a poco destruye la razón de aquellos que le rodean y que se encuentran en sus cabales. La locura en este mundo es mucho más poderosa que la rezón de los hombres que están en su sano juicio. Y el mal, más poderoso que la bondad”.
Joseph Roth(1894-1939): El triunfo de la belleza. Barcelona: Acantilado,2011,p.66

EL TIEMPO EN QUE VIVIMOS

Toda la reflexión que debemos proponer, debe vertebrarse de la comprensión del tiempo que vivimos. Y este es el tiempo de la Caída del Muro de Berlín(Noviembre 10,1989), del fin del socialismo autoritario, del colapso y final de la URSS y de la reimplantación de la democracia no sólo en Europa sino en todo el mundo. Vivimos el nuevo tiempo de la democracia y los sucesos, consecuencias del fin del socialismo, caso las insurrecciones en los países del norte de África y Medio Oriente, proceso aun no terminado, y la rebelión de los Indignados, tiene que ver con el fin del mundo autoritario, producido desde 1980 con las huelgas de Polonia, el triunfo electoral de Lech Walessa, la apertura de los fronteras en Hungría, la Caída del Muro de Berlín, la restauración democrática en los llamados países del oriente en Europeo, como los llamaron los comunistas, aunque en verdad son los centroeurpeos, la reunificación de Alemania y el fin de la URSS. Pero junto a ello la acción de una de las grandes sociedades democráticas de nuestro tiempo: la Unión Europea. Cabeza del sistema democrático universal son los Estados Unidos. Su otro lado: los islotes autoritarios, Corea, Cuba, Rusia y algunos antiguos países de esa región, los llamados países del “eje del mal” y varios de los musulmanes, son cada día más escasos. La gran rebelión del mundo musulmán está a la vista. Y la conquista plena de las mujeres árabes de su libertad y dignidad está a las puertas.
Desde luego, en medio de eso, América Latina vive la crisis de su democracia. Prácticamente solo hay un país que merece atención y tiene un buen gobierno: Chile. Porque el repele de la caída del socialismo está vivo, los dinosaurios de la izquierda gobiernan, antiguos terroristas los más, mandan en Brasil, Uruguay, Perú, Nicaragua. Cuba, el país pordiosero, es un caso aparte, es el único país que en el último medio siglo ha vivido a costa de otros, la URSS primero, Venezuela ahora, nunca produciendo nada y para nada construyendo un régimen deseable. Entre las tareas de superación de la crisis de la democracia latinoamericana, para utilizar el término de Rafael Osío Cabrices, está también la reinvención de la democracia venezolana.

LOS DINOSUARIOS NOS GOBIERNAN

En América Latina, en la mayor parte, los que gobiernan son los dinosaurios de la izquierda.En Valencia, por ejemplo, estuvo el movimiento troskysta encabezado por Alberto Franceschi y sobre todo Julio Castillo, hoy pieza importante en Proyecto Venezuela, después de disfrutar sus estudios gratuitos en la Universidad de Carabobo, sus becas del "Programa Gran Mariscal de Ayacucho",originario proyecto del gobierno de Carlos Andrés Pérez, o sea "teta del Estado Venezolano", regresaron de PARIS vueltos comunstas troskystas, luego pasan al MIR  o MAS y de ahi ideológicamente se me enreda el guaral, porque no me gusta hacer juicios. Los troskystas se mantienen unidos como grupo GRACIAS A JORGE GIORDANI y el apartamento de soltero de Edgardo parra y su hermano en Los Sauces...O sea..
Los derrotados de las guerrillas, lo que nunca comprendieron ni estudiaron la “real” realidad de sus pueblos y fracasaron, tal como sucedió en Venezuela con el proceso guerrillero: vencido por un serio y vigoroso gobierno, el del presidente Rómulo Betancourt, su diarquía con el Copei de Rafael Caldera, y su gran ministro de la Defensa general Antonio Briceño Linares, y por un pueblo que quería democracia. De hecho las guerrillas fueron vencidas con votos el 1 de Diciembre de 1963 cuando la izquierda llamó a la abstención y la gente votó para elegir a Raúl Leoni.
Derrotada como quedó la izquierda nadie pensó que está se iría años más tarde a seguir al mas reaccionario fascista aparecido: Hugo Chávez Frías. 
En estos catorce años del régimen chavista si en algo hemos reflexionado es la necesidad de vertebrar una sociedad donde la política adquiera caracteres distintos y dinámicos, en que la política sirva al ciudadano. Ha vuelto a hacerse verdad aquella concepción de nuestro gran pensador don Augusto Mijares(1897-1979) según la cual: “en Venezuela siempre hemos tenido una generación dispuesta a morir por la patria; lo que nunca hemos logrado es una generación dispuesta a vivir para ella”(Longitud y latitud. Caracas: Ediciones Seguros Horizonte, 1971,p.139). Esta idea fue expuesta por Mijares en 1937 y la consideró tan importante que la volvió a reiterar en los años setenta

la única forma de crear un sistema político que rescate la democracia sea con un estudio serio de lo que ha movido al presidente Chávez y a su gobierno. Aquí los “chavistologos”, entre los que nos contamos, tendrán la palabra.
Los rasgos del chavismo que observa muy bien Carlos Blanco, única forma de pasar hacia otro estadio para la democracia venezolana, son para él:
Es: “a) un régimen neo-autoritario, militarista, centralista, caudillista. Populista en su relación con las masas, fascista en relación son los adversarios político y neo-liberal en su relación con el capital internacional; b)pasó a controlar todas las instituciones del Estado, destruyó la institucionalidad de las FAN, PDVSA y el Banco Central, y está dispuesto a impedir su revelo por métodos democráticos; c) se apoya en los sectores  más volubles de las masas…dispone de recursos ara mostrar falsas o precarias soluciones para problemas seculares…no hay ninguna solución a largo plazo de estos problemas; d) la relación con Fidel Castro y la retórica oficial han llevado a una falsa caracterización del régimen como de izquierda, cuando en realidad, en los hechos, es un régimen de derecha, fascista, inserto en globalización sin ningún proyecto válido y autónomo en desarrollo; e) su revelo electoral está planteado y son evidentes las limitaciones anti-democráticas existentes en la oposición”.
Estoy convencida que  la única forma de oponerse y superar al chavismo es con su comprensión crítica, desde dentro de si mismo, desde su representación de la sombre del inconsciente colectivo del pueblo venezolano
Si sigue o se queda es asunto de cada venezolano y su reflexión personal. 
La figuración de Chávez que se puede datar desde el día de su egresó de la Academia Militar con el grado de Subteniente(1975).  Pese a ser de un signo solar, Leo, es personaje negativo, lleno de oscuridad, quien encarna la falta de afectividad en sus actos, desamor por las personas y por el país. Para él no hay leyes para respetar, ni siquiera las del cariño, ni siquiera pudo conservar la familia que formó con María Isabel Rodríguez.

EL SUCEDERSE

Fue así como a partir de 1977 se llevó a cabo la larga conspiración que encabezó dentro de los moldes de la izquierda derrotada en los años sesenta, conjuración teñida de adversión al sistema democrático, con el antipluralismo y el resentimiento social como señas. Ello fue lo que lo llevó al golpe del Estado(Febrero 4,1992), a la propalación del odio entre las gentes durante la campaña electoral que lo llevaron al poder, a la promulgación de una nueva Constitución(Diciembre 15,1999) como lo hicieron todos los caudillos del siglo XIX. Carta constitucional acomodada al autócrata y a sus necesidades, esta le otorgó inmensas atribuciones al poder ejecutivo, por ello consideramos que desde que se le puso el ejecútese el país entró en la dictadura constitucional que indicó Arturo Uslar Pietri en aquellos mismos días en unas declaraciones suyas dadas en Bogotá que recogió El Nacional.
Chávez conspiró hasta dar el golpe de Estado. Aquella noche y madrugada se mantuvo escondido, no actuó, ni dio la cara, ni peleó, mando a otros a actuar. Luego se rindió. Estuvo preso hasta que una decisión del presidente Rafael Caldera lo dejó en libertad. Volvió a la arena pública, siempre actuando en contra del régimen democrático. Hasta que sus asesores, los torvos Luis Miquilena(1919) y José Vicente Rangel(1929), lo convencieron que si deseaba llegar a la presidencia debía hacerlo fundando un partido y presentándose a las elecciones. Así lo hizo.
Ganó la contienda electoral que lo llevó a la presidencia(Diciembre 6, 1998). Tomó posesión el 2 de febrero de 1999. Al juramentarse ante muchos, el país lo observaba por la televisión, apostrofó la Constitución vigente entonces, que era la de 1961 y convocó un referendo que hiciera posible no la reforma de esa carta sino la promulgación de una nueva. En verdad al decir que aquel estatuto era un papel “moribundo” faltó a la ley, fue su primera violación, porque aquella estaba en vigencia plena. La situación fue tal que el presidente Caldera se negó, en el mismo acto, a entregarle la banda presidencial. En aquella hora fue sólo Caldera el único que protestó. Los miembros del congreso callaron, ni siquiera se pararon, los de los partidos democráticos, y abandonaron el hemiciclo en señal de protesta contra aquellas palabras y aquel gesto inicuo, si lo hubieran hecho se hubiera roto el quórum y la sesión no hubiera podido proseguir. Esa actitud dejó claro lo que era Chávez: ser fiero, espantoso, airado, incluso terrible. Eso se fue haciendo presente por medio de su acción.
A todo lo largo de su gobierno gozó el país de la mejor situación económica que ha tenido la nación a todo lo largo de su historia porque los precios del petróleo fueron subiendo y llevaron al barril a valer hasta 100 dólares cada uno. La nación recibió así en la última década, la del gobierno de Chávez, un billón de dólares, mil millones de millones de billetes verdes, dinero que para nada a sido útil para el pueblo de Venezuela, que vive la más grande crisis económica, pues todo este dinero ha sido regalado por Chávez a países del exterior para por una parte sostener a Cuba, el presupuesto nacional cubano es pagado por Venezuela, con la cual llegó hasta pensar fusionarse y formar una sola república “Venecuba”(lo cual sería un delito de traición a la patria), y además para sostener el intento de hegemonía latinoamericana, un forma de neo-imperialismo, que ha pretendido Chávez sin darse cuenta que la integración no se decreta sino que es producto de largos períodos de construcción. Basta ver el proceso de vertebración de la Unión Europea, una de las más grandes sociedades democráticas que existen hoy, junto a los Estados Unidos, para verlo.



El 25 abril de 1999 se llevó a cabo el Referendo Consultivo para la realización de la Asamblea Constituyente. Esta se instaló, en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela, presidida por Luis Miquilena y no por Alfredo Peña(1944), un antiguo comunista quien había sido el diputado más votado: los ciudadanos fueron representados en ella por 125 diputados del gobierno y 6 diputados de la oposición, porque el llamado “quino Chávez”, inventado por el ministro Nelson Merentes, eliminó toda posibilidad a la oposición. Allí otra característica de este gobierno: el régimen de constantes fraudes electorales, el “quino Chávez” lo era porque era un voto pre-dirigido.

La instalación de la Asamblea Nacional Constituyente(Agosto 15,1999) permitió, en medio de sus debates, la intervención del poder judicial y la eliminación, el 30 de agosto de 1999, del Congreso legítimamente electo en las elecciones de 1998. El 15 de Diciembre de 1999 se llevó a cabo Referéndum aprobatorio de la nueva Constitución, cuyo ejecútese le fue puesto esa misma semana. La nueva Constitución incluía el cambio de nombre del país, ahora República Bolivariana de Venezuela, la creación de un parlamento unicameral pues el Senado había sido eliminado y el más amplio renacimiento de los derechos humanos que se haya confiado a una Constitución venezolana: pero hecho falaz también, nunca ha sido cumplida la decisión: los derechos humanos se han violado cada día: hay presos políticos, exilados, torturados, numerosos asesinatos. Y, además, la Constitución de 1999 está pésimamente redactada. La idea de entregársela al filólogo Alexis Marquez Rodríguez(1931) para que le puliera el estilo nunca fue cumplida. La de 1961 había sido corregida por el “explorador de las palabras”: el maestro Ángel Rosenblat(1902-1984) de allí su belleza estilística.

NUEVAS ELECCIONES

El 30 de Julio de 2000 se llevaron a cabo nuevas elecciones presidenciales. El 19 de agosto de 2000 fue la nueva juramentación del presidente Chávez, algo risible porque ya lo había hecho: estábamos en el mismo país, en el mismo régimen democrático y en el mismo gobierno. El Tribunal Supremo, por miedo a Chávez, dictaminó entonces que el nuevo período presidencial se iniciaba el 10 de enero de 2001. La nueva Constitución había ampliado el período presidencial de cinco a seis años, había aprobado la reelección inmediata, rompiendo la tradición venezolana que la prohibía. Así el sexenio se inició allí y concluyo en enero de 2007. No se les restaron a los seis años que ahora tendría el nuevo período presidencial los dos años que el presidente Chávez llevaba mandando, así el primer gobierno suyo fue de ocho años.
No hay que olvidar al hacer este recuento que lo que define siempre a un mandatario es su actitud ante el período presidencial. Chávez dio órdenes a sus diputados de alargarlo y de permitir la reelección por un período más. La reelección siempre había estado prohibida por nuestras constituciones: en la de 1830 todo presidente para volver a serlo debía esperar que pasara todo el período siguiente; en la de 1961 se establecieron los diez años, como una solución intermedia mientras se hacía, lo que no se ha atrevido a hacer nuestra clase política: la prohibición absoluta de la reelección, que en el futuro se deberá hacer: toda persona no deberá ser presidente sino una sola vez.

EL M ALESTAR PUBLICO APARECE

Ya para ese momento el malestar era muy grande en un país fundamentalmente democrático como es Venezuela. De allí que el 10 de Diciembre de 2001, como consecuencia de las 49 leyes, consecuencia de la Ley Habilitante otorgada al presidente, se efectuara un paro general. Fue el inicio de la vasta protesta general del país democrático que no se ha detenido aun. De hecho el país democrático ya le ha ganado tres elecciones a Chávez, en 2007,2008 y 2010.

EL 11 ABRIL

El 2002 se inició con la gran marcha del 23 de enero. El 4 de abril se inicio la crisis de PDVSA con un paro de actividades. El 11 de abril de 2002 se llevó a cabo la manifestación que en la que participaron millones de venezolanos las cuales terminó con la masacre, ordenada por el presidente, Tiburón Uno, contra aquella gran manifestación de civiles desarmados, todos los cuales encabezaron aquel día una rebelión popular contra el mal gobierno, fue una especie de “fuenteovejuna”: todos a una.
Chávez dejó la presidencia esa noche. Se dijo que renunciaría. Se formó un nuevo ejecutivo, presidido por un empresario, Pedro Carmona Estanca(1941), un personaje risible y de pacotilla, quien gobernó dos días(Abril 12-13,2002). Todo lo sucedido en aquellos días, sobre todo la noche y madrugada del 11 de Abril y la del 12 de Abril, cuando el hombrecito se juramentó así mismo,  fue una gran comedia. No olvidemos que somos el país del “bochinche”, la sociedad que nunca ha comprendido que el mundo es del hombre justo(Julio 8,1835). El 13 de abril, al intervenir un general  Raúl Isaías Baduel, un oficial que no abandonó al presidente, Chávez volvió de su prisión en la isla de la Orchila a Miraflores. “El regreso de Chávez al poder lejos de conjurar la crisis la potenció” acotó Rafael Arraiz Lucca[1]. El general Baduel a quien Chávez le debió el poder es, en el momento en que escribimos estas páginas, un detenido político.

EL PARO CIVICO

Pero la protesta continuó.  El 2 de diciembre de 2002 se inició el llamado Paro Cívico pidiendo la renuncia del presidente. No estuvo para nada organizado. Y fracasó como lo podía prever cualquier analista sensato, incluso si se encontraba en las filas de la oposición y pensaba por si mismo, que es lo contrario de los “escuálidos” que son gritones de esquina, oposición que ha sido incapaz en una década de vertebrar un movimiento opositor coherente. Por ello hay que decir que los opositores tienen dos bandos hoy en día: los “escuálidos” que para nada reflexionan, que no saben hacia donde van. Entre ellos están los políticos de la llamada ahora Cuarta República que lo único que piensan es retornar al poder, cosa imposible: la Cuarta República es historia, ellos no retornaran, el país democrático lo impedirá. Los otros son los disidentes, la minoría pensante que no ha logrado ser escuchada ni por el chavismo y por sus adversarios. Esto fue así hasta la constitución de la Mesa de la Unidad Democrática(MUD), presidida por un político sensato y culto, Ramón Guillermo Aveledo(1950), quien encabezó con un equipo inteligente y bien vertebrado el triunfo que constituyeron las elecciones del 26 de Septiembre de 2010. Pese a todo los escuálidos deslenguados siguen profiriendo sus diatribas contra la MUD sin darse cuenta de la gravedad del momento que vive el país y sin comprender que así solo sirven al gobierno de Chávez y no a la reconstitución de la democracia venezolana, que es el proyecto y en lo que trabaja la MUD y sus asociados.

LA MESA DE CONCERTACION

2003 fue el año de los diálogos, la mesa de Concertación y Acuerdo, de la cual salió la idea de la realización del Referendo Revocatorio. La noche de la firma de aquella decisión los cercanos al presidente lo vieron desnudo, cubierto por una cobija en su cama, llorando, como lo reveló la abogada Virginia Contreras. Pero al parecer Chávez tomó nuevos bríos, la decisión del Referendo, que no sería inmediato, que le dio tiempo, con los consejos de su amigo Fidel Castro(1926), el enemigo constante de la democracia venezolana, de organizar las llamadas Misiones y resistir, apareció la extrema peligrosidad del personaje que es una de sus características, ya lo hemos señalado antes al tratar del golpe de Estado, fallido, del 4 de Febrero de 1992.

FIDEL CASTRO ESCUCHADO

Vaya una acotación: esos consejos de Fidel Castro a Chávez, fuera de la injerencia de un extranjero en nuestra política interna, nos muestra bien la incapacidad de Chávez de pensar para establecer una política a seguir. Dejando hablar a Fidel Castro este ha logrado, gracias al lisonjero Chávez, lo que el presidente Rómulo Betancourt le impidió hacer. En 1959, semanas antes de la toma de posesión de don Rómulo, Castro vino a Caracas a solicitar dinero para poner a andar su Revolución. Se entrevistó con Betancourt. Al entrar el presidente venezolano le dijo: “Doctor Castro, haga el favor de dejar las armas en la puerta. A mi casa no entra gente armada”. Castro dejó la ametralladora recostada en una pared de la puerta. Y al hablar con Betancourt le dijo. “Con el coraje cubano y el dinero del petróleo venezolanos seres imparables en América Latina”. El presidente Betancourt, un demócrata raigal, un hombre que amaba a su país, quien ya se había dado cuenta que Castro era un comunista desde que vivió exilado en La Habana, le respondió “el dinero que produce el petróleo es sólo del pueblo y para el pueblo venezolano”. Su negativa fue rotunda. Cuatro décadas más tarde Chávez le facilitó a Cuba lo pedido por Castro aquella mañana. Solo que le entregó bienes venezolanos a un dictador, no al alguien que podría restaurar la democracia en su país, régimen que aquella nación había gozado por muy pocos años, en cambio los venezolanos lo hemos tenido casi siempre, con algunas interrupciones, desde 1811, hace doscientos años. Y con una excepción: los venezolanos somos psicológicamente democráticos, tal modo de ser está arraigado a nuestra psiquis. Hay una diferencia entre los cubanos y los venezolanos: ante el sucederse de la dictadura de su país ellos han optado por irse, nosotros en cambio hemos estado en pie enfrentándonos al mal gobierno que quiere destruir la democracia, nuestro sistema de vida.


EL REFERENDO REVOCATORIO

El Referendo  de 2004 se basó en que la  Constitución de 1999 en su  artículo 72 aprueba el Referendo Revocatorio para juzgar a los funcionarios a la mitad de período, al presidente Chávez en este caso. A su convocatoria llevó su mal gobierno, los deseos de cambio generalizados, la cierta organización de la oposición, la organización de Súmate, la gran creación de la ingeniero María Corina Machado(1967), las masas que antes que su libertad fuera conculcada, que se estableciera el tipo de gobierno que se propaló desde atrás Chávez en sus arengas dominicales, protestaban y marchaban por ella. Libertad, democracia y buen gobierno pedían todos.
Pero ello, para ello, previamente, como ya lo hemos señalado, se organizaron conversaciones de la oposición con el gobierno, este eligió el Referendo Revocatorio por pensar que nunca la gente reuniría las firmas necesarias. Y las firmas se reunieron una y otra vez, para el Referendo Consultivo que el gobierno prohibió, para el Firmazo(Febrero 2,2003), para el Reafirmazo(Noviembre 28-Diciembre 1,2003), para los Reparos(Mayo 28-30,2004). Así, esto no se ha subrayado, cada vez que la gente se unió para estampar sus señas se realizó un Referendo y siempre ganó la oposición. Porque está viva la unión, la unidad, de los venezolanos en busca constante de un nuevo camino para la democracia. Reiteró la gente venezolana, cada vez que fue necesario, su adhesión al sistema democrático, su modo de vida desde la decisión de separación de España, registrado en nuestra primera Constitución(Diciembre 21,1811), ratificado el 18 de Agosto de 1863, al final de la Guerra Federal, con el “Decreto de Garantías” del presidente Juan Crisóstomo Falcón(Agosto 18,1863) y el 14 de Febrero de 1936, en la gran manifestación de aquella tarde, tan multitudinaria que se le debe llamar “Día de la Democracia”. Pero hay algo más, sugerido por el historiador Carrera Damas, Venezuela es el país en el mundo cuyos ciudadanos han dejado claro, sobre todo en todo este proceso, su adhesión al sistema democrático, ello por encima de todo. Por ello nuestra democracia es una de las más persistentes del mundo, que en el siglo XX se espiga desde el 14 de Febrero de 1936, sólo con la excepción de los años de la Dictadura(1948-1958). Así ha habido aquí siempre democracia, tanto como ha existido, en el mundo de la post guerra tanto en Japón como en la India, al lado de ellas está Venezuela.
El 15 de agosto de 2004 fue el referéndum. El gobierno hizo un escandaloso fraude, avalado por personas del mundo internacional como el expresidente norteamericano James Carter(1924) y el secretario de la OEA, el expresidente colombiano César Gaviria(1947). Los intereses de los petroleros norteamericanos y los de los vendedores de armas protegieron la decisión. La oposición nunca encontró la manera de demostrar el fraude, provado por los matemáticos de la Universidad de Harvard. Incluso en ese momento cuando el asistente de Gaviria, al ver lo que sucedía, llamó a los líderes de la oposición, a Enrique Mendoza(1945) se cabeza visible entonces, recomendándoles sacar la gente a la calle, que era lo que se debió hacer aquella madrugada, estos ni lo escucharon ni se atrevieron. Era lo único que se podía hacer, así la gente yugoeslava entregó a Slobodan Milosevic(1941-2006) al Tribunal Internacional de Justicia para que los juzgara por el genocidio en los Balcanes o los ciudadanos de Georgia lograron presionar a Eduard Shevarnadze(1928) para que renunciara a la presidencia de ese país(Noviembre 11,2003). Si Milosevic era un asesino, Shevarnadze era un político muy destacado, el Canciller de Mijail Govachov(1931) en los días de la Perestroika(1985-1991), pero a quien el poder enloqueció(1995-2003), como siempre sucede. Así los venezolanos podíamos hacer lo mismo y poner fin a una administración que nunca ha gobernado y ha llevado al país al caos, a la anarquía. En el momento en que escribimos estos renglones el país se está cayendo a pedazos: hay inmenso desempleo, grandes carestías, casi no hay comida, el agua no llega todos los días y la electricidad flaquea: tales hechos tumban gobiernos por implosión. Ya lo han hecho, vasta examinar la historia universal para comprobarlo. De hecho la Revolución Francesa(1789) estalló por el alto precio al cual había llegado el pan en París.

EL DETERIORO

Y lo que es peor, lo que es básico en cualquier nación está en grave deterioro, para utilizar palabras sencillas: la educación no puede estar en peor situación, cada día saben menos los estudiantes venezolanos, el proceso educativo ni instruye ni educa a nuestros niños, adolescentes y jóvenes. La Universidad pública está en peor estado con ese adefesio que es el Ministerio de Educación Superior; la salud pública no cuida la salud; la crisis de la seguridad no puede estar en peor situación: la gente no sale para protegerse, la delincuencia ha tomado de tal forma al país que la gente lo hace es protegerse como puede. La delincuencia es propiciada por el propio gobierno: con su practica constante de la corrupción y por propalar que el roba para comer no comete delito. En verdad quien sustrae algo para comer simplemente lo hace porque no trabaja y no labora porque no tiene educación para ejercer un oficio. La inseguridad es tal que lo que recorre al país es el miedo. A veces aparecen los eufemismos del gobierno: la ministra Jacqueline Farías declaró que había que cerrar los centros comerciales, catedrales del capitalismo para ella, para que la gente anduviera por las calles y mirara el paisaje. Alguien le respondió con certeza: ello es imposible porque todas las aceras están rotas y había que caminar mirando al suelo(y no al entorno como pedía la funcionaria) y además hay que mirar siempre hacia los lados para evitar que quien venga detrás nos asalte. Esa es la cruda realidad.
A la vez las relaciones internacionales de Venezuela están tan deterioradas que el país cada día se aísla más. Y Chávez solo desea tener relaciones con los países delincuentes: esos son sus amigos. ¿Qué decir de un mandatario que siempre está rodeado de delincuentes, los de acullá y los de aquí? 



[1] Rafael Arraiz Lucca: Venezuela: 1830 a nuestros días. Caracas: Alfadil, 2007,p.212

El Ejército ha sido maltratado. Siempre creímos que siendo Chávez un hombre que no ama a nadie, ni siquiera así mismo, al menos tenía inclinación por las Fuerzas Armadas. Falso, fue un pensamiento equivocado. Ha contribuido a su erosión como institución.

LA ECONOMIA

Y la economía, la esencia del funcionamiento de cualquier sociedad, la que distribuye los recursos, está en el suelo: entre otras cosas por el intento de construir en el país capitallsia que somos una economía socialista, modo que cayó con el sistema socialista: lo primero que explicó el fracaso de la URSS y sus satélites fue la crisis económica, la argumentaciones expuestas por los expertos no pueden ser más claras y contundentes, tal el análsis que ha presentado el venezolano Humberto García Larralde[1] . Pese a ello, con la concepción de que la única forma de crear un país comunista en Venezuela es empobreciendo a los venezolanos, se ha instrumentado lo que observamos. Y se ha puesto en marcha en ese campo todo lo que he fracasado en todas partes.
En cambio deberían ver lo sucedido en otros ámbitos  del mundo que vivimos. Tal es el caso de  China: se salvó de todos los males de la economía socialista maoísta gracias la elite inteligente que poseía, aun dentro del marxismo, y por tener aquel visionario equilibrado que tuvo, el talento de aquel viejito impar: Deng Xiaoping(1904-1997). En cambio entre nosotros en vez de dejar que fluya la economía con normalidad, dentro de los cauces de una sociedad de mercado, que es lo que somos, no hay que olvidar que Venezuela por el petróleo tiene un sitio en el mundo capitalista, aquí el gobierno ha atacado y perseguido la empresa privada lo que ha llevado al cierre de numerosas empresas, zonas enteras industriales han cerrado sus puertas dejando a numerosas personas sin empleo. Un buen ejemplo podría ser mirar la zona industrial, antes boyante, de La Victoria, en el estado Aragua. Es ello lo que nos ha llevado a la debacle que vivimos. Ni Chávez ni su gente han analizado nunca la verdadera realidad del país. Y es desde ella, y sólo desde ella, en que se puede construir la economía de un país. Venezuela no es una isla, no puede serlo, la tentativa autárquica, como en el Paraguay del doctor Gaspar Rodríguez de Francia, El Supremo(1766-1840), es un imposible en el mundo globalizado de hoy. Sin embargo, Chávez se ha detenido en aquel ejemplo imposible, irreal incluso en el siglo XIX, días del liberalismo.

ASI ESTAMOS

Esa es la realidad. Y lo fue desde atrás, desde 1999, incluso desde que la Asamblea Nacional, como se llama el parlamento unicameral que actúa en Venezuela desde ese año, proclamó  a Chávez ganador en el Referendo de 2004 y lo ratificó en la presidencia(Agosto 27,2004). Fue aquel día en que se alzó la voz de la historiadora Margarita López Maya(1951), la única voz ideológica seria del chavismo en aquellos días, quien señaló a Chávez, quien estaba presente muchos de los graves errores cometidos y prácticamente la imposibilidad de poder seguir adelante sin necesarias rectificaciones. Aquella peroración la hemos llamado nosotros “Regaño chavista a Chávez”[2]. Con el tiempo la profesora López Maya, persona siempre inteligente, comprendió que era imposible a una persona  ética, formada y culta como ella, seguir al presidente, ya que para ella hizo claro que el régimen de Chávez es “corrupto, ineficaz e inficiente” tal como la declaró a El Nacional(Mayo 20,2010).

PESE A ELLO

En octubre de 2004 se realizaron elecciones regionales en las que quedó claro que “”El proyecto hegemónico, nunca desmentido por Chávez, da un paso hacia adelante”, como observó Arraiz Lucca[3].

EL ERROR DE LA OPOSICION

En diciembre de 2005 hubo elecciones parlamentarias. La oposición, sin mirar nunca con claridad la realidad, cosa que no logró hasta la Constitución de la Mesa de la Unidad Democrática, no presentó sus candidatos. El 80% del electorado se abstuvo, fue la “más alta abstención registrada en la historia del país”[4] . Fue un gravísimo error de quienes adversan al gobierno actual porque en aquel momento tenían la posibilidad de ver crecer su presencia con un mayor número de Diputados en la Asamblea Nacional. Y lo que es peor con esa decisión la oposición se quedó sin voz en el parlamento.

LAS ELECCIONES DEL 2006

En las elecciones presidenciales de 2006 volvió a ganar Chávez. Fue en ellas que se inició el liderazgo nacional de Manuel Rosales(1952), quien debió salir al exilio perseguido por el gobierno(2009). El único delito cometido por Rosales fue pensar distinto y desear reinstaurar la democracia. Chávez, según aquel resultado, y lo pautado por la Constitución, sólo podrá ser presidente hasta el año 2013, en ese momento deberá entregar la presidencia a su sucesor.
Pero la esencia de Chávez, lo que lo define, es su decisión de permanecer en el poder. No de gobernar ni de servir al pueblo venezolano, cosa que no ha hecho en ningún momento. Fue por ello, que tratando de convertir a Venezuela en un país socialista y de lograr la aprobación de la presidencia perpetua para él, cosa que nunca hicieron ninguno de nuestros grandes dictadores, ni Antonio Guzmán Blanco ni Juan Vicente Gómez, organizó un referéndum que se llevó a cabo el 2 de diciembre de 2007. Lo perdió ampliamente. El país solo desea ser republicano, democrático y alternativo, regirse, con todas las dificultades que ello siempre ha tenido por una Constitución democrática, sobre todo en un país que no gusta de las leyes y de ningún ordenamiento, que es una nación fundamentalmente libertaria y díscola, “Un país plural…alegre, multicolor, adverso a la uniformidad, al orden, a la disciplina” como dice Ruth Capriles Méndez[5]. Pese a que siempre penda sobre nosotros las observación del gran intuitivo de nuestra realidad, el Libertador, cuando dijo en el Discurso de Angostura(febrero 15,1819), “los venezolanos aman el país pero no aman sus leyes”.
Pese a todo lo dicho Chávez insistió en solo punto, seguir en el poder y en un nuevo referendo, inconstitucional desde todo punto de vista, el 15 de Febrero de 2009 logró que se aprobara su reelección permanente en la presidencia, como si Venezuela fuera una monarquía. Esa misma noche lanzó su candidatura para el período 2013-2019.

¿CUAL ES SU ESENCIA?

¿Cuál es la esencia  de Chávez y de su gobierno? Esa es la pregunta que hay que responder, la que se hace todo el mundo, todos los venezolanos que en su desconcierto por lo vivido no han tenido otro camino que apelar a su historia, interrogarla para responderse los mil interpelaciones que la presencia de Chávez en el poder les plantea, cuestiones angustiosas todas, las viejas “quisicosas” de las que se hablaba en Venezuela en los días de La Cosiata(1826).

SU CONDICION PSIQUICA

En toda esta apreciación se debe partir, y no se crea que exageramos, de su condición personal y de su salud mental. Es lo primero que se presenta a nuestra consideración cuando lo observamos hablar, incluso desde el “por ahora” cuando lo robó el liderazgo del golpe a sus otros tres compañeros. Ese día no debió decir “les habla el comandante Chávez” sino les hablo en nombre de los cuatro comandantes, mis compañeros.
Por ello su condición psíquica se impone en cualquier análisis. Y ello porque lo único que siempre hemos concluido al escucharlo hablar es decir “qué cabeza tan desordenada”. Esa es su esencia. En forma de delirio lo hemos escuchado hablar más de una vez, en medio del frenesí, cercano al desvarío. De allí hay que partir.
Vamos por partes: se ha dicho que su gobierno es el peor que ha tenido Venezuela es su historia: es así, afirmarlo no es ninguna diatriba contra él sino el reconocimiento de una realidad que podemos observar cada día. Incluso los gobiernos de los caudillos del siglo XIX, con los cuales tiene Chávez tantos parecidos, dejaron obra hecha, siempre en medio del horror de las guerras civiles. No nos referimos aquí el general Guzmán Blanco, quien sin dejar de ser caudillo, dejó “el andamiaje de modernidad que levantó su lucidez y tenacidad” que dijo Germán Carrera Damas. Incluso el general Joaquín Crespo(1841-1898), que es el caudillo, a nuestro entender, al cual más se parece Chávez. Si Crespo gobernó Chávez nunca lo ha hecho, siempre está deambulando de un sitio a otro, en vacua acción, como un enfermo, como aquellos que describió Francisco Herrera Luque(1927-1991), perfil que parece haber sido escrito para Chávez, “Hay hombres que son como equilibristas sobre la cuerda floja. Si no se mueven se desploman en el vacío. Su destino es marchar. No importa hacia dónde. Lo urgente es moverse. La quietud los aplasta y destruye. Por eso fijan metas inalcansables…Ni ellos mismos saben el verdadero sentido de esa ambición desbocada que no es más que el manto que cubre la oquedad de sus vidas. Es una defensa contra el hondo vacío que presienten de su existencia”[6]. Uno de esos es Chávez.
Y quizá esa distorsión en la personalidad, que quien haga la crónica e interpretación de sus días, no puede dejar de anotar, es lo que le hizo buscar el poder sin preparación y sin ningún plan. A menos que consideramos a su proyecto como el propio de quien vino a destruir el país, que es lo único que ha hecho. Porque política solo ha tenido una: mantener los precios del petróleo lo más altos posibles. Pero no para bien de Venezuela. Servir a su país no está entre sus propósitos.

LA HISTORIA COMO OBSESION

Pero además siempre está pensando en el pasado, quizá piensa que ningún pasado fue mejor, que también es una actitud falsa y patológica. Y mirar solo hacia lo pasado es una distorsión, por ello ha llevado a Venezuela a retroceder, a perder lo ganado en los últimos noventa años, a partir desde el momento en que Gómez creó el Estado Moderno en los años veinte, verdadero comienzo del siglo XX entre nosotros, porque fue allí donde se inició, como lo hemos explicado antes. Gómez dejó montada a Venezuela en el siglo XX.
Y el presidente Chávez está tan situado en el pasado que es eso lo que explica su obsesión por la historia, de raigambre fascista. Y ello es también una enfermedad porque la historia es memoria que nos ayuda a construir, a planear nuevos días, a no volver a cometer los errores. Pero pensar siempre hacia atrás es una perturbación, detiene a las sociedades.
Pero la obsesión por la historia es lo que lo ha llevado a desfigurar la nuestra, a cambiar, a alterarla, a tratar de abolirla, a llenar su recuento de falacias. Con Chávez sólo vive la anti-historia, incluso la contra historia. Y él no sabe que la historia tiene sus propios fueros, que no se le puede indicar nada, que ella es casta, señora y señera. Y de algunos personajes, de esos como Chávez que siempre pregonan que están haciendo historia con sus actos, lo único que les otorga la historia es una nota al pie de página. Nada más.

CHAFAROTE AGRAFO CAUDILLO

Y, como nuestros caudillos del siglo XIX, Chávez es un neo-caudillo no hay que olvidarlo al analizarlo, es lo que le ha llevado, ya lo hemos señalado, a pretender establecer una Revolución en la época en que estas dejaron de estar presentes, en el tiempo en que hemos visto desplomarse todas las anteriores: la mexicana(1910), la rusa(1917), la China(1949), la cubana(1959) porque nuestro tiempo ha asistido al ocaso de la revoluciones. De allí la observación del maestro Uslar Pietri, en su palique final con Arraiz Lucca, “Ahora hablamos de revolución, es muy curioso, la idea de revolución desapareció del mapa. En este momento no queda ningún poder revolucionario en el mundo…Si alguien se atreviera a hacer un estudio sobre la idea de revolución en Venezuela, se vería lo que ha costado, lo que ha significado, lo que contiene, lo que expresa, es lamentable”[7]. En verdad las únicas revoluciones en pie son la norteamericana(1776) y la Francesa(1789), esta pese incluso a los años del Terror(1793-1794), porque ambas lograron propiciar un cambio humanista: libertad, igualdad, seguridad, derechos humanos, constituciones que rigen a las sociedades. Surgieron de ella la tolerancia, el liberalismo, que es “la flor de la civilización, el tolerar la divergencia” que dijo Uslar Pietri[8]. Por ello el capitalismo salvaje no existe, lo que hay es la sociedad del mercado, con todo lo cruel que pueda ser, sus aporías pueden ser enfrentadas con lúcidos programas sociales.

CONTRA LA VIDA

Pero lo peor en Chávez es, además de conspirar contra el sistema de vida de los venezolanos, es que cada día se presenta como un revolucionario, como alguien que está haciendo una revolución, como alguien de izquierda. Marxista incluso(aunque él para nada ha estudiado a Marx, ni conoce al socialismo, pese a pregonarlo) pero a quien vemos a actuar es uno de los hombres más conservadores que haya gobernado en Venezuela, país que nunca ha gustado de la palabra, en el cual nunca ha habido un partido conservador, el que fue llamado así, en el siglo XIX, lo fue como parte de la polémica política no porque lo fuera porque los llamados conservadores, incluso llamados oligarcas, se cuentan entre los hombres más progresistas que hemos tenido. Así Chávez es un dinosaurio de la izquierda derrotada, pero lo que es peor un fascista. Si se le aplican todas las características del fascismo a Chávez le calzan perfectamente. Hágase la comparación leyendo el estudio de Umberto Eco(1932) sobre el punto, “El fascismo eterno”, y se verá ello con claridad[9].Y si se examinan los grandes estudios sobre esa tendencia, vencida por las armas en la Segunda Guerra Mundial por el mundo democrático, ello se verá más claro, tal el libro de Ernst Nolte[10] o el más bien esquemático y divulgativo pero clarificador de Stanley G. Payne[11]. Así es Chávez un fascista de la línea Mussolini-Hitler-Stalin-Fidel Castro: una línea demoledora de la libertad, dieron nacimiento en grandes dictaduras genocidas. Y en síntesis no hay tal revolución ni bolivariana ni chavista en Venezuela. Lo que hay es una dictadura militar, que se ha escondido bajo el manto de una visión, también distorsionada de las ideas de Bolívar. Es la de Chávez, como lo ha expresado, el profesor Carrera Damas una ideología sustitutiva, de reemplazo: lo que la izquierda caída desde 1968, sucesos de Praga, y sobre todo en 1980, huelgas en Polonia, en 1985, anuncio de la perestroika y 1989: caída del Muro de Berlín, ha encontrado como atajo: como no había doctrinas con la cuales tapar lo sucedido se han inventado estas especies de ideologías de sustitución: el chavismo-militarismo es una.
Pero es también el gobierno de la intolerancia, encabezado porque los que para nada comprenden lo que es la democracia, sistema que implica la tolerancia, el diálogo, la libertad de opinión, como una de sus características. Pero Chávez y su gente no se saben convivir con los que piensan distinto, no pueden vivir con quienes disienten, que son muchos en una nación a cuya mitad Chávez nunca ha logrado convencer de sus ideas ni de su forma de gobierno. Recuérdese que el 48% de los venezolanos votó contra él en 1998 y eso se ha mantenido y crecido.
Pero como es una autocracia el país ha vuelto a tener presos políticos, presos de conciencia. El gobierno usa frente a ellos el eufemismo de “políticos presos” pero en verdad están privados de libertad: o por disentir o por combatir los mil delitos de corrupción que se cometen: más que en la llamada Cuarta República, un término chavista: nunca existió la Cuarta República, lo que sucedió a partir de 1958 es que se reanudó el sistema democrático, la República Liberal Democrática, como la llama Carrera Damas o la República Civil como la llama Manuel Caballero[12] .
Y medio de eso lo que es más grave aun: en la década de Chávez ha habido más de 100.000 homicidios en el país, más cada semana que en cualquiera de las guerras que hay hoy en el mundo. Se ha hecho plena verdad lo que Herrera Luque en Los viajeros de Indias nos hizo comprender ya en los años sesenta, en la primera edición de su decisivo libro(1961): somos el país más homicida del mundo. Sólo que ahora hay algo más: entre todas esas víctimas se esconden numerosos asesinatos políticos, hay ahora en Venezuela “desaparecidos” como lo ha comprendido nuestras organizaciones de defensa de los derechos humanos.

¿ BALANCE?

No manda el gobierno sino la anarquía y el caos(el mismo que está en el cerebro del Presidente).Y la situación es desesperada, porque pese a ser Venezuela un país rico, todo el dinero aportado por el petróleo, cantidades que nunca antes recibió Venezuela, han sido dilapidados, regalados para comprar conciencias, sin darse cuenta, como en la canción de el gran Billo Frometa(1915-1988), que hay cosas que ni se compran ni se venden. No es la espada de Bolívar la que anda por América Latina, según el eslogan chavista, sino la chequera chavista, comprando conciencias y adhesiones, las cuales duraran lo que dure la cantidad que sea depositada cada mes.
Y allí estamos, la situación del gobierno es tan grave que el propio presidente Chávez quiere romper la paz, que tiene más de un siglo de vigencia en Venezuela, desde la batalla de Ciudad Bolívar(Julio 22,1903) día del fin de las guerras civiles y del caudillismo. Y quiere, ante la incapacidad de afrontar los problemas, declarar la guerra a Colombia, viejo deseo suyo, siempre ha sido hombre guerrerista, violento, quien busca derramar la sangre inocente, el lenguaje que usa es siempre el agresivo, el propio de un oficial en medio de la guerra. Olvidó que en Venezuela, sobre todo desde de 1962, las armas del ejército se tornaron en los “fusiles de la paz”(Edecio La Riva). Si una guerra fuera declarada a Colombia  pondría a Venezuela en el mismo sitio que los militares argentinos pusieron a su país en 1982 cuando declararon la guerra de Las Malvinas para tapar la cruda situación que vivía la nación, el año anterior, en 1981, habían quebrado veinte y cinco bancos en ese país. Pedimos a Dios esa infame idea no se realice, que no mande a nuestros muchachos y muchachas a morir en una guerra sin sentido: Venezuela no limita con la FARC(que es guerrilla y narcotráfico) como ha señalado el presidente Chávez, sino con la nación colombiana. Si la infame idea llega a hacerse realidad, para nuestra desgracia, tendremos los venezolanos que reunirnos en las plazas del país a gritar: “¡Viva Colombia¡”. Mientras que en Bogotá, en la llamada Plaza de Bolívar, lo hará Gabriel García Márquez, voceando “¡Viva Venezuela!”, para cumplir su viejo juramento hecho a Miguel Otero Silva si esto llegaba a suceder.
Y no olvidemos: la única vez que Venezuela, con su ejército y el Libertador a la cabeza, cruzó sus fronteras fue para dar la libertad a varias de nuestras naciones, entre ellas a Colombia. Y Venezuela sólo ha sido invadida dos veces: por las ricas potencias europeas al comienzos del siglo XX(Diciembre 9,1902) para cobrar deudas y por el ejército cubano, en Machuructo(Mayo 8,1967) en tiempo en que un varón inolvidable, Raul Leoni(1905-1972), nos gobernaba quien repelió la invasión a la cual se habían unido varios venezolanos, suceso único en nuestra historia, de hecho es un delito de traición a la patria contemplado por nuestro Código Penal. Venezuela, en el siglo XIX, apoyó la independencia de Cuba grandemente. Pero en un momento(Mayo 8,1967) está nación, gobernada por un hegemón, nos invadió para acabar con nuestra democracia. Venezuela supo defenderse con sentido, igual lo hizo ante el intento de corbeta colombiana “Caldas”(Agosto 9,1987), nuestro presidente aquel día, Jaime Lusinchi, estuvo a la altura del sucesos: nuestra soberanía fue preservada.
Y para que todo sea más grave, al igual que en Argentina, en los meses previos a Las Malvinas, ya en Venezuela se ha iniciado, junto con la crisis del gobierno, la quiebra de cuatro bancos de la boliburguesía chavista, caídos incluso por culpa del propio Estado quien no intervino, a través de la Superintendencia de Bancos, para corregir lo malo que sucedía e impedir su caída.
He aquí la crónica que puede hacerse de lo vivido por Venezuela en los últimos desastrosos doce años[13].


[1] Humberto García Larralde: El fascismo del siglo XXI. Caracas:Mondadori,2009,p.55-61
[2] verla en www.analitica.com: Caracas: Mayo 25,2010
[3] Rafael Arraiz Lucca: Venezuela: 1830 a nuestros días,p.214
[4] Rafael Arraiz Lucca:Venezuela: 1830 a nuestros días,p.214
[5] Ruth Capriles Méndez: El libro rojo del resentimiento. Caracas: Mondadori, 2009,p.40
[6] Francisco Herrera Luque: Los viajeros de Indias. Caracas: Alfaguara,2009,p.204
[7] Rafael Arraiz Lucca: Ajuste de cuentas. Caracas: Los Libros de El Nacional, 2001,p.48-49
[8] Rafael Arraiz Lucca: Ajuste de cuentas,p.39
[9] Umberto Eco: “El fascismo eterno” en Cinco discursos morales. Barcelona: Debolsillo, 2004,p.30-58
[10] Ernst Nolte: El Fascismo en su época. Madrid: Ediciones Península, 1967. 615 p.
[11] Stanley G. Payne: El fascismo. Madrid: Alianza Editorial, 1982. 248 p.
[12] Manuel Caballero: Historia de los venezolanos en el siglo XX,p.203
[13] Si bien esta parte final se basa en el examen del tema desde las propias vivencias del autor que ha padecido estos días trágicos, quien es un perseguido del chavismo, hemos tenido a cada paso presente la prensa periódica, los servidores de Internet que registran los sucesos venezolanos, y en lo que trasmiten los canales de televisión, especialmente Globovisión, que ha sido, a través de sus reporteras y reporteros, el gran testigo de lo sucedido en Venezuela desde la ascensión al poder de Hugo Chávez. Tanto que para el trazado de todo este proceso los historiadores del futuro deberán consultar los videos de esta planta. De la misma forma no nos ha sido fácil la elección de las obras en las cuales nos hemos basado fundamentalmente sobre todo porque la mayor parte de ellas son simples elogios, casi siempre adulatorios, producidos por hombres y mujeres cercanos al poder, tanto que apenas hay una obra de origen chavista que se puede utilizar. Nos referimos a la de Margarita López Maya: Del Viernes negro al referendo revocatorio. Caracas: Alfadil, 2005. 383 p. el cual se debe consultar siempre que se estudien estos años, no en vano su autora fue la única voz lúcida que existió dentro del chavismo y la única que le  habló claro a Chávez públicamente, cara a cara, cosa que todos pudimos ver por televisión al trasmitirse su célebre discurso en el parlamento, el cual es una “rara avis” dentro de los escritos del chavismo, esta autora si es una analista y una densa historiadora, cosa que no vemos en los demás libros producidos por la corriente política que apoya al presidente Chavez. Y de los demás libros, algunos muy bien hechos, sólo hemos utilizado aquellos que en verdad son verdaderos exámenes de lo sucedido. No utilizamos los panfletos de la oposición ni las diatribas y menos los insultos que a ningún lugar llevan, ni son útiles ni para el análisis ni como fundamento para la acción política, la cual creemos la historia y sus lecciones debe empapar. Así las obras utilizadas son las Varios Autores: Cuando se jodió Venezuela. Caracas: Consorcio de Ediciones Capriles, 1992 238 p.; Rafael Caldera: De Carabobo a Punto Fijo.2ª.ed.aum. Caracas: Libros Marcados, 2008. 174 p., considerado por muchas personas como las memorias del ex presidente, aunque el volumen es mucho más que eso; de Manuel Caballero, el mayor estudioso del chavismo, son: Las crisis de la Venezuela contemporánea. Caracas: Monte Ávila Editores, 1998. X,176 p.; Contra el golpe, la dictadura militar y la guerra civil. Caracas: Catalá Editor, 1998. 173 p. en donde está el primer análisis de lo que sucedía y había de suceder, en escritos suyos publicados desde las primeras horas de haberse producido el golpe de estado que puso a Chávez en la palestra política. No pueden dejarse de mencionar otros libros suyos, todos sustanciales, como La gestación de Hugo Chávez. Madrid: Catarata, 2000. 167 p.; Revolución, reacción y falsificación. Caracas: Alfadil, 2002. 223 p., La pasión de comprender. Caracas: Alfadil, 2005. 243 p., Por qué no soy bolivariano.2ª.ed. Caracas: Alfadil, 2006. 219 p., Ni Dios ni Federación. 3ra.ed. Caracas: Alfa, 2007. 303 p., La peste militar. Caracas: Alfa, 2007. 219 p.; La abolición de la historia. Caracas: Alfa, 2008. 195 p.; Polémicas y otras formas de escritura. Caracas: Alfa, 2008. 191 p. y su magna Historia de los venezolanos en el siglo XX. Caracas:Alfa,2010.396 p.; Alberto Arvelo Ramos: El dilema del chavismo. Caracas: Catalá Editor, 1998. 224 p.; Patricia Poleo: Tras la huella de Montesinos. Caracas: Planeta, 2001. 264 p.;  Sandra La Fuente/Alfredo Meza: El acertijo de abril. Caracas: Mondadori/Debate,2003. 209 p.;  p.; Elías Pino Iturrieta: El divino Bolívar. Madrid: Catarata, 2003. 255 p.; Rafael Osío Cabrices: Salitre en el corazón. Caracas: Mondadori/Debate, 2003. 131 p. que relata, tras  un viaje, como está la Cuba sostenida por Chávez con el dinero del pueblo de Venezuela para lo cual nunca ha sido autorizado. Del mismo autor es fundamental para el análisis del caso venezolano dentro del contexto latinoamericano su libro: El horizonte encendido. Caracas: Mondadori/Debate, 2006. 601 p. que es el libro más importante publicado en los últimos años sobre el suceder todo de nuestro continente, es un viaje a la crisis de la democracia latinoamericana; Guillermo Mo´ron: “Hgo Chávez” en Los presidentes de Venezuela.6ª.ed.Caracas: Planeta,2003,p.299-321; Alberto Barrera Tyszka/Cristina Marcano: Hugo Chávez sin uniforme. Caracas: Mondadori/Debate, 2003. 413 p.; Armando Durán: Venezuela en llamas. Caracas: Mondadori/Debate, 2004.409 p.; Arman do Durán: Al filo de la noche roja. Caracas: Mondadori/Debate,2006. 293 p.; Armando Durán: Diario del año de la nada. Caracas: Los libros de El Nacional, 2007. 167 p.; Collette Capriles: La Revolución como espectáculo. Caracas: Mondadori/Debate,2004. 214 p.; Fausto Masó: Los amantes del tango. Caracas: Mondadori/Debate, 2004. 191 p.; Germán Carrera Damas: El bolivariasmo-militarismo: una ideología de reemplazo. Caracas: El Ala de Cuervo, 2005. 216 p.; Germán Carreras Damas: Recordar la democracia. Caracas: El Ala de Cuervo, 2006. 162 p.; Teodoro Petkoff: Dos izquierdas. Caracas: Alfadil, 2005. 127 p.; Roberto Giusti: Los años duros,1989-2004. Caracas: Editorial Libros Marcados, 2005. 255 p.; Carsten Todtmann: Todos marchan. Caracas: Tostman, 2005. Páginas sin numerar, se trata de un testimonio fotográfico invalorable sobre las inmensas marchas multitudinarias hechas en Caracas en defensa de la democracia(2001-2004); Francisco Olivares: Las balas de abril. Caracas: Mondadori/Debate,2006. 181 p.; Rafael Arraiz Lucca: Venezuela: 1830 a nuestros días. Caracas: Alfa, 2007. 243 p.; Freddy Muñoz/Américo Martí: Socialismo del siglo XXI: ¿huida en el laberinto?. Caracas: Alfa, 2007. 223 p.; Fernando Mires: Al borde del abismo. Caracas: Mondadori/Debate, 2007. 303 p.; Plinio Apuleyo Mendoza/Carlos Alberto Montaner/Alvaro Vargas Llosa: El regreso del idiota. Prólogo: Mario Vargas Llosa. Bogotá: Mondadori/Debate, 2007,p.79-108; Rafael Simón Jiménez: Las tragedias de la reelección presidencial en Venezuela. Caracas: Catalá Editor, 2007. 215 p.; Carlos Edsell/Carlos Maldonado Burgoin: La Bandera Nacional: tres momentos estelares de su historia. Caracas: Monte Avila Editores, 2006. 162 p.; Enrique Krauze: El poder y el delirio. Caracas: Alfa, 2008. 373 p.; Ruth Capriles Méndez: El libro rojo del resentimiento. Caracas: Mondadori/Debate, 2008. 117 p.; Ramón Hernández: El asedio inútil. Conversación con el historiador  Germán Carrera Damas. Caracas: Los Libros Marcados,2009. 336 p.; Varios Autores: Hegemonía y control comunicacional. Compilación: Marcelino Bisbal. Caracas: Alfa/UBAB,2009. 270 p.; Jorge Volpi: El insomnio de Bolívar: Bogotá: Mondadori/Debate,2009.259 p.; Hay además otros que se consultaran con provecho. Para el estudio del socialismo, de la caída del socialismo real, el de Teodoro Petkoff: El socialismo irreal. Caracas: Alfa, 2007. 317 p. y para los contextos de la violencia, la vida de su existir de Venezuela, Susana Rotker: Bravo pueblo. Caracas: La Nave Va, 2005. 221 p., sobre todo por sus tres ensayos finales, aunque todo el libro de es de gran lucidez como todo lo que escribía su siempre para nosotros llorada autora. Todo Bravo pueblo es impecable e iluminador en cada uno de los asuntos que toca. Es imposible no citar el de Gisela Kozak: Venezuela, el país que siempre nace. Caracas: Alfa, 2008. 108 p. en donde nos muestra el contrapunteo violencia-literatura entre nosotros, siempre escrito a caballo entre la crítica literaria y el ensayo político. Es fundamental la consulta, por lo esclarecedor que es del libro de Allan Brewer Carías: Historia constitucional de Venezuela. Caracas: Alfa, 2008. 2 vols. En el t.II,p.142-542 está el examen del período de Chávez. En nuestro caso toda la meditación que ofrecemos en este capítulo se explaya desde nuestro El oficio de ser venezolano. Caracas: Ediciones Librería Destino, 1992. 145 p. escrito al calor de los acontecimientos de 1992 y de la gravedad que comprendimos tenían para el futuro del país, allí se recoge nuestra contribución para el libro colectivo: Cuando se jodió Venezuela(p.165-196), publicado bajo la dirección de la siempre magnífica Ruth Carriles Méndez y de su papá Carlos Capriles Ayala, quienes concibieron el volumen. En nuestro caso condenamos el golpe de 4 de febrero de 1992 por darnos cuenta, como lo demuestran otros textos de ese libro, que si bien la democracia venezolana necesitaba un gran cambio y los partidos debían ser renovados completamente, no era aquel del golpe de Estado el camino para tal transformación. A poco se demostró eso cuando en un proceso completamente legal, pacífico y constitucional fue suspendido el jefe del Estado Carlos Andrés Pérez de la presidencia de la República, más tarde juzgado por los delitos cometidos, cuya acusación había hecho el Fiscal General de la República, el jurista Ramón Escovar Salom(1926-2008) invocando para hacerlo sólo la Constitución vigente(1961). Fue la primera vez en nuestra historia que se juzgó a un presidente en ejercicio. Aquello constituyó el triunfo del Estado Liberal como lo señaló el historiador Manuel Caballero(La gestación de Hugo Chávez,p.119). A poco se declaró, también cumpliendo con la Constitución, la vacante completa de este presidente y se nombró para terminar su período a un sucesor, el veterano  político Ramón J.Velásquez. Y como el país habrá que reconstruirlo un día, terminado el gobierno de Chávez, debemos pensar en las propuestas para el futuro de nuestra democracia hoy espoliada. Varias de las mejores proposiciones para los nuevos días están en el volumen colectivo: Cómo construir un país en nuestro tiempo. Caracas: Fundación Francisco Herrera Luque, 2005. 192 p.