Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

sábado, 21 de julio de 2012

Hollywood cada vez confía menos en el cine épico a la vieja usanza, los pocos que osan retener al espectador tanto tiempo en sus butacas son, literal y figuradamente, auténticos superhéroes. ¿Encantan a una sociedad enferma o la denuncian y reproducen, colocándola ante nuestros ojos?



Christian Bale: "Batman cambió las cosas inmensamente para mí"

El actor admitió tener "una sensación triste, en realidad, agridulce" por despedirse del hombre-murciélago y su álter ego, el multimillonario Bruce Wayne, iconos de la cultura popular previamente representados por Adam West en la televisión y Michael Keaton en la franquicia original dirigida por Tim Burton.

imageRotate
Christian Bale, como Bruce Wayne, y Anne Hathaway como Selina Kyle en una escena de "The Dark Knight Rises" (AP)
EL UNIVERSAL
martes 17 de julio de 2012  09:13 AM
Los Ángeles.- El galés Christian Bale se enfunda por última vez el traje de Batman en "The dark knight rises", un personaje que, según dijo el actor en una entrevista con Efe, cambió su trayectoria profesional "inmensamente".

"Batman cambió las cosas inmensamente para mí", afirmó el intérprete. "Ha hecho de mi carrera algo muy diferente. Previamente los directores y guionistas me ofrecían trabajar con ellos pero los productores a menudo decían que no. Me rechazaban. Eso ha cambiado ahora. Las mismas personas me siguen ofreciendo proyectos que ahora aceptan los productores", añadió.

"The dark knight rises" se estrena el próximo viernes en medio mundo ante la expectación generada por averiguar todos los recovecos de este punto y final -al menos en las manos del director Christopher Nolan- de la saga de superhéroes más exitosa y alabada por la crítica de la historia.

El propio Bale admitió tener "una sensación triste, en realidad, agridulce" por despedirse del hombre-murciélago y su álter ego, el multimillonario Bruce Wayne, iconos de la cultura popular previamente representados por Adam West en la televisión y Michael Keaton en la franquicia original dirigida por Tim Burton.

"Siento que es el momento adecuado para decir adiós. Siempre llega un momento así en la vida y el de esta franquicia está aquí, ahora. Hemos tenido un comienzo, un nudo y un desenlace. Espero que la gente lo haya disfrutado y sienta satisfacción por la versión que hemos presentado y que considero muy fiel al cómic original", manifestó Bale.

Bob Kane creó este universo en 1939 y Nolan le insufló una gravedad nunca antes igualada con sus tres aproximaciones al personaje: "Batman begins" (2005), "The dark nnight" (2008) y, ahora, "The dark knight rises" (2012).

"Estas películas me han dado fe en el hecho de que las grandes producciones también pueden tener personajes con verdadero peso", declaró Bale. "Chris Nolan le ha dado las dosis de escapismo y de entretenimiento lógicas de una producción de este tipo, pero también la calidad que impone a todas sus películas. Me siento muy orgulloso de haber formado parte de ellas", indicó.

Para el actor han sido ocho años de travesía con un personaje al que el espectador acompañó en su viaje de autodescubrimiento, en su materialización como héroe y prófugo de la justicia y, finalmente, en su declive y posterior resurgimiento.

Preguntado si ¿hay algo de alivio también en ese adiós?, el actor responde que "cuando trabajas en un personaje tanto tiempo se crea una relación de amor-odio con él", se sincera Bale.

"Y más en este caso, siendo Bruce Wayne alguien tan complejo. Sinceramente, pienso que se podrían contar muchas más historias, pero también es verdad que hay que parar en algún momento. Y lo hemos alcanzado", apuntó.

En "The dark knight rises", Wayne lleva ocho años recluido en su mansión culpándose de la muerte de su amada, Rachel Dawes, y después de que Batman asumiera la culpa por la muerte del fiscal de distrito Harvey Dent.

La paz reina en Gotham City hasta que aparece un nuevo peligro. Se trata de Bane, un terrorista con el objetivo de convertir la urbe en un infierno nuclear.

Bale es consciente del tono solemne y la profundidad en los personajes de la saga, extremos que encuentran su máxima expresión en "The dark knight rises".

"Sin ningún tipo de falta de respeto hacia las demás películas de superhéroes, he de admitir que no he visto ni una sola desde que empecé a rodar 'Batman Begins'", manifestó el actor.

Preguntado por su momento favorito de la franquicia, Bale regresa a una de las escenas íntimas de la primera parte, aquella que comparte con Michael Caine (el mayordomo Alfred) en un jet privado y en la que ambos debaten sobre el símbolo en el que se quería convertir Wayne.

"Creo que esa escena explica muy bien el significado de toda la trilogía. Las dudas sobre su cometido y sobre cuándo le pondrá fin. Es algo vigente en las tres películas y en esta se da la respuesta", comentó el intérprete, quien se confiesa "expectante" ante el futuro que pueda tomar la franquicia de ahora en adelante.

La respuesta a ello la posee el estudio Warner Bros, pero mientras llega, Bale estará "muy interesado en ver qué ocurre".

"A ver quién recoge el guante y cómo interpretan la saga. Me gustará ver a dónde la llevan", concluyó.

"The dark knight rises" es la nueva Escarlata O'Hara

Las comparaciones entre Batman y Escarlata O'Hara parecen no solo odiosas sino improbables y el clásico de Victor Fleming duró bastante más (238 minutos), pero lo cierto es que en un Hollywood que cada vez confía menos en el cine épico a la vieja usanza, los pocos que osan retener al espectador tanto tiempo en sus butacas son, literal y figuradamente, auténticos superhéroes.

EL UNIVERSAL
martes 17 de julio de 2012  09:43 AM
Madrid.- En el siglo XX, Hollywood solo permitía un metraje de más de dos horas y media a dramas épicos como "Lo que el viento se llevó" o adaptaciones de novelas como "Doctor Zhivago", pero en el siglo XXI son los superhéroes o incluso Blancanieves los que recogen el testigo del cine interminable de gran formato.

¿Es "The dark knight rises", que se estrena este viernes en medio mundo con sus 164 minutos, el nuevo "Lo que el viento se llevó"?

Las comparaciones entre Batman y Escarlata O'Hara parecen no solo odiosas sino improbables y el clásico de Victor Fleming duró bastante más (238 minutos), pero lo cierto es que en un Hollywood que cada vez confía menos en el cine épico a la vieja usanza, los pocos que osan retener al espectador tanto tiempo en sus butacas son, literal y figuradamente, auténticos superhéroes.

Una película tan larga es, por una cuestión proporcional, económicamente menos rentable: se gasta más dinero rodándola, la entrada cuesta lo mismo y, además, se pueden hacer menos sesiones al día.

Pero algo ha pasado este año, porque las películas más taquilleras y comerciales, sin grandes ambiciones de prestigio, superan las dos horas de duración.

Nolan remata con estas dos horas y tres cuartos una trilogía que ha ido "in crescendo": "Batman Begins" duraba 140 minutos y "The dark knight rises" se extendía hasta los 152. Pero la taquilla le dio la razón y no ha temido coquetear con las tres horas en una época en la que el público se acostumbra en internet a las micropelículas.

Curiosamente, "The avengers", la película más taquillera del año hasta el momento -1.500 millones de dólares de recaudación en todo el mundo-, también tuvo un montador más que generoso, con 143 minutos a dividir entre muchos superhéroes: Iron Man, Capitán América, Hulk, Thor, Viuda Negra y Ojo de Halcón.

Y el otro superhéroe que quedaba, "The Amazing Spider-Man", aunque es el más moderado, también supera las dos horas con 136 minutos. Su éxito también ha sido arrollador, mientras que la versión más solemne de un cuento infantil como "Blancanieves y la leyenda del cazador", que aspira a convertirse en una trilogía al estilo de "El señor de los anillos", también supera las dos horas.

Precisamente, la adaptación de la obra maestra de Tolkien por parte de Peter Jackson fue el último éxito del cine de gran formato en el siglo XXI, llevándose once Óscar, como si fuera el mismísimo "Ben Hur", pero títulos como "Australia", de Baz Luhrman, o "Apocalypto", de Mel Gibson, han devuelto al ostracismo a la superproducción de prestigio con metraje interminable.

Hollywood, durante mucho tiempo, había reservado esas largas duraciones para sus grandes apuestas para el Óscar. El concepto de superproducción grandilocuente, que inauguró "Intolerance" ya en el cine mudo, se puso de moda en los 50 al ver el cine peligrar su terreno con la llegada de la televisión.

David Lean, con los 216 minutos de "Lawrence de Arabia", fue quien mejor demostró que la épica que no estaba reñida con el tono intimista, si bien el cine bíblico -"King of kings" o "The greatest story ever told"- también justificaba proyecciones tan largas como los oficios de Semana Santa.

En los años setenta, Coppola se marcó 200 minutos para una secuela, "The Godfather. Part II", y 153 para meterse en el infierno de la guerra de Vietnam en "Apocalypse Now", mientras en los ochenta, "Out of África", "Amadeus" y "Gandhi" se llevaron la palma -y el Óscar- a la mayor duración con 161, 160 y 191 minutos respectivamente.

La última década del siglo XX apostó casi más que ninguna por la calidad de largo metraje: salvo "The silence of the lambs", todas las ganadoras del Óscar en los noventa superaban las dos horas, con mención especial para "Dancing with wolves" (181 minutos), "Schindler's list" (195 minutos) y "Titanic" (192 minutos).

Pero en el siglo XXI, los Óscar empezaron a obviar la superproducción clásica hollywoodiense -muy significativa fue la victoria de "The hurt locker" sobre "Avatar"- y la larga duración pasó al cine de acción, que asume el doble reto de mantener el entretenimiento puro durante más tiempo.


 Luego de la matanza en prestreno de Colorado

Sin embargo, las proyecciones especiales que estaban programadas y el estreno comercial se mantienen. (Foto: Matt Sayles/AP)

Elenco de Batman cancela visitas a México y Japón

Sin embargo, las proyecciones especiales que estaban programadas y el estreno comercial se mantienen

imageRotate
En París, los fanáticos se quedaron esperando (EFE)
EL UNIVERSAL
sábado 21 de julio de 2012  11:40 AM
Ciudad de México.- El elenco de la nueva película de Batman canceló las visitas que tenía previsto realizar a México y Japón, tras la matanza ocurrida el viernes en un estreno en la ciudad estadounidense de Aurora, con 12 muertos y 58 heridos, informó la compañía Warner Bros.

"Debido a los trágicos eventos en Aurora, Colorado, Warner Bros. Pictures ha cancelado la visita que estaba agendada para el elenco y los realizadores, en representación de la película The Dark Knight Rises, en México y Japón", dice un comunicado.

Sin embargo, las proyecciones especiales que estaban programadas y el estreno comercial se mantienen.

En México, el director Christian Bale y los actores Anne Hathaway y Joseph Gordon iban a estar presentes el lunes en la premiere en el Auditorio Nacional, que se realizará sin su presencia. El equipo de The Dark Knight Rises también canceló las entrevistas que tenía previsto conceder con motivo de la premiere de París.

Bale había expresado el viernes su profunda tristeza por esta "tragedia absurda", después del ataque a tiros en un cine de Aurora. El autor fue un joven de 24 años que ya está detenido.