Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

miércoles, 25 de julio de 2012

Disfrutar la Sala del Museo de Bellas Artes donde están las "Reticularias" es acceder a otro espacio energético. eso me hace falta entre otras muchas cosas de Caracas


Gego, la racional e intuitiva

El Museo de Arte Contemporáneo reúne 20 artistas en la exposición

imageRotate
"Gego obra abierta: testimonios y vigencia" se encuentra en la sala 2, 3, 4 y 6 FOTOS: NICOLA ROCCO
| 1 | 2 | 3 |
DUBRASKA FALCÓN |  EL UNIVERSAL
miércoles 25 de julio de 2012  12:00 AM
Tejer y destejer. Eso fue lo que hizo la artista Gertrud Goldschmidt (1912- 1994) con el constructivismo y el abstraccionismo geométrico. La docente, escultora y dibujante, que el próximo miércoles hubiese cumplido 100 años de vida, entabló a su manera diálogos entre ambas tendencias artísticas en un mundo rígido que se rindió ante su creación. Su obra generó no solo la admiración de artistas de su época sino también el culto, la influencia y la investigación de creadores contemporáneos. 

"Gego abrió con maestría un camino distinto dentro del mundo del arte latinoamericano y venezolano", asegura Fabiola Arroyo, curadora de la exposiciónGego obra abierta: testimonios y vigencia, que se encuentra en el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, en Parque Central. 

"Presentamos la vigencia y los testimonios que durante décadas ha generado la obra abierta de Gego dentro del mundo del arte contemporáneo", dice Arroyo, quien junto con Indira Aguilera Kohl presenta en las salas 2, 3, 4 y 6 diversas relaciones y diálogos con la obra de la artista venezolana. 

La exposición se encuentra dividida en dos capítulos. En el primero, Testimonios, se exponen las obras que están vinculados con los protagonistas culturales de la época de Gego, como, por ejemplo, las piezas y fotografías que realizó junto con Gerd Leufert, su compañero de vida; la performance que hizo su gran amiga Sonia Sanoja; y el poemario Variaciones sobre reticuláreas, de Alfredo Silva Estrada. 

Vigencias, el segundo capítulo de la exhibición, presenta la relación que han mantenido, de forma conceptual y artística, creadores venezolanos con Gego. "Se trata de un grupo de creadores contemporáneos invitado con los que estamos proponiendo diálogos, correspondencias tanto estéticas como conceptuales y formales". 

Así las obras gráficas y esculturas de Gego dialogan con piezas de Luis Arroyo, Alessandro Balteo, Nadia Benatar, Sigfredo Chacón, Elías Crespin -su nieto y con quien comparte por primera vez en una sala de exposición-, Eugenio Espinoza, Magdalena Fernández, Dulce Gómez, Ramsés Larzabal, Pepe López, Yucef Merhi, Emilio Narciso, Aureliano Parra, Alfredo Ramírez, Rafael Reverón-Poján, Franklin Sánchez, Eric Schröder Vivas y Ani Villanueva. 

En total son 103 obras. Entre ellas destaca la comunión de la pieza Los chorros, que Gego donó al Museo de Barquisimeto; y las acuarelas que creó entre 1980 y 1981, con un video instalación de Magdalena Fernández; o con la pieza de su nieto, Elías Crespin, Malla electrodinámica, que ganó el premio Armando Reverón en 1994. 

"Hay estudios y análisis críticos que demuestran las relaciones y las referencias que han tenido artistas como Magdalena Fernández y Alessandro Balteo con la obra de Gego. Ella ha tenido una influencia fundamental en distintas propuestas artísticas", dice la curadora. 

Pero la exposición va más allá, según Fabiola Arroyo. No se trata solo de los artistas que han recibido influencia de la creadora, sino también aquellos que no la hayan estudiado. "Queremos mirar a la Gego que construía con la razón y la emoción; con la racionalidad y la intuición. Ese es el fin", concluye la curadora.