Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

domingo, 24 de abril de 2011

Cuando mi esposo era Director de MINDUR se inauguró este Museo y aun creía que en Valencia habían amigos leales. ¡Cómo actúa la Justicia Divina. cara!

Hasta a Boris Ramírez lo olvidaron como ganador del Arturo Michelena ese año,
después de jalarle tanta bola y
sobre todo quienes le debieron su inicio en las artes y su entrada en el difícil
mundo de
la sociedad artística caraqueña, que cuentan ahora un cuento de hadas
tan romántico y donde ni una
palabra de agradecimiento le dan, sobre todo el que se le presentó para que
lo ayudara sin que Boris lo buscara. Ese desagradecimiento en finales de tiempo
es falta de nobleza, tanta que a mi me costó que ese personaje me borrara como una
leprosa de su página de Facebook sólo por solicitar hacer una página de recuerdo
al amigo que tanto lo ayudó mientras vivió con él y le enseñó el arte "religioso" y lo
introdujo en el mundo de los artistas y galeriascaraqueñas. Tengo una carta de Boris
dejada antes de morir, asi que no como cuento porque saben, sé ser amiga y la
virtud que adoro es la nobleza. Las tendencias sexuales y la vida de cada quien
me importa un
carajo, pero malo es malo, innoble es innoble y Justicia Divina hasta Clodosvaldo Russian tan ateo,
sabe que existe y funciona en su momento. Por tanto la entrevista a Bugallo me estremece
porque se que él puede hacer mucho si se une a gente decente, mujeres de verdad claras
y no las mediocres oportunistas, pues no está contaminado con la químicamente pura mierda
que bañó a los personeros de la cultura universitaria y oficial
valenciana en los años 80-90 que hasta un crimen hubo, de un muchacho bueno y produjo uno
de los libros más desgarradores que he leído "Holocausto"...Si Paco Bugallo se mete en este
lío será un cátaro entre mil enemigos de verdad corruptos, porque lo del Ateneo es producto de
sexo vil, no de la tendencia que puede ser hasta zoófila, de la traición, el egoísmo y la depravación
desde Roberto Guevara hasta el último pobre muchacho que murió de Sida por ambicionar o ser
reconocido en los pasquines culturales o ser publicado en alguna revista del CONAC...
Me alegra la conversión espiritual del periodista cultural de Valencia, pues los benedictinos
de la Abadía "San José" me han enseñado la fuerza del converso arrepentido, se parece a Angela Zago
y su cuentico de la revolución de los ángeles y
su "Aqui no ha pasado nada" cuando estuvo en todo protagonizando, pero la Caridad
cristiana es eso, y Paco Bugallo
como Manolo Valdés deben conocer muy a fondo el arte y la sensibilidad de las obras mayores
y espirituales que trabajan, para siquiera asomarse Francisco Bugallo a la podredumbre en que
quedó convertido el Ateneo, y no por Acosta Carlez, sino por quienes cerrados en pasional lucha de pareja
la comandaban y se cayeron
a celos personales y demás delicatesses tipo Marat Sade.
Igual el Museo de las esculturas en el boulevard Celli con Armando Celli Alcalde de Valencia
cuando junto a mi esposo Director del Ministerio de Desarrollo Urbano (Carabobo), el de DIDUR y
demás personalidades acompañamos a Luis Herrera Campins, Presidente a inaugurar
junto al Gobernador copeyano dicho Museo donde me consta la buena voluntad que siempre
ha caracterizado a los donantes de obras en Carabobo, dígame Colette Delozanne que espera
aún que los dirigentes de la Galería Universitaria le contesten su discurso y
que la UC diga el nombre del rector que les quitó el derecho al Premio a la Creatividad en 1995
para que repare lo hecho...Ella es sincera, el problema está en los otros.... que de paso no son chavistas
y eso sucedió cochinamente antes que éste llegara al poder...
por cierto. Bueno, si vi a Miguel Peña reinvindicado, la Justicia Divina obra en su momento.




El Carabobeño


24 abril 2011

Hoy y Después en Valencia

Alfredo Fermín

afermin@el-carabobeno.com

Teníamos la esperanza de que la promesa de los funcionarios municipales, encargados del sector cultural de la ciudad, cumplieran con su promesa de restaurar, en tiempo breve, las obras del patrimonio artístico, entre ellas las del Museo al Aire Libre, al que le han cambiado el nombre por plaza, según dice una pobre placa que sustituyó al elegante medallón de bronce con el auténtico escudo de Valencia.

Ayer hicimos un recorrido por el parque y lo encontramos descuidado, con los aparatos giratorios que en las noches iluminaban las obras, destrozados, con los bancos cubiertos de grama, sin vigilancia, y con buena parte de los pedestales vacíos.

El Museo, inaugurado por el presidente Luis Herrera Campíns en enero de 1982 fue prácticamente un regalo de grandes artistas venezolanos a Valencia, por considerar que mostrar sus obras al aire libre era un concepto del arte contemporáneo completamente novedoso en nuestro país.

En esa colección estaban obras de Francisco Narváez, Pedro Barreto, Valerie Brathwite, Jorge Segui, Rafael Martínez, Salvatore Sagami, Belén Parada, Marietta Bergman, Víctor Valera, Colette Delozzanne, Harry Abend y Cornelis Zitman, por mencionar algunos maestros del arte escultórico.

La prensa nacional y los críticos de arte calificaron de "increíblemente hermosa" esa colección que, desde sus inicios, ha tenido muy mala suerte, porque a los dos días de la inauguración, en la Nochebuena de aquel año, desconocidos se llevaron la bella escultura "Mujer con hoja de plátano", sin que más nunca se tuviera noticias de ella. Sólo permanece el sencillo pedestal de cemento, recordando aquel acto vandálico.

Los gobiernos municipales que siguieron dejaron abandonada esa obra, ubicada al final de la avenida Monseñor Adam y cubierta con una espléndida arboleda que da al lugar un ambiente de paz y recogimiento espiritual. El alcalde Argenis Ecarri encargó a un equipo de artistas, entre ellos José Coronel, para restaurar las obras. Cuando Paco Cabrera se posesionó como alcalde, atendiendo el clamor de El Carabobeño, continuó los trabajos de restauración y embelleció impecablemente -como era su estilo- esa joya de nuestro patrimonio artístico.

Lamentablemente, al final de la administración de Paco el parque fue descuidado, lo que se fue agravando en la presente administración. En 2010 fue anunciada la restauración de algunas obras a cargo de los especialistas Tiziano Fioravanti, Sergio Di Lollo y Delia Mora, quienes prometieron terminar su trabajo en dos meses.

Entre las piezas que fueron al taller están obras maestras de Pedro Barreto, un sol plateado que se encontraba a la entrada del museo y una columna de hierro perforada de Víctor Valera, cuyas ausencias, en el parque, son más que notorias. Tampoco están las de Rafael Martínez, Jorge Zerep, Félix George y la bella niña con moñitos mirándose en un espejo de agua, que nos fue entregada junto con la de Miguel Sanoja, luego de que unos desconocidos se las llevaron y después no sabían qué hacer con ellas.

Se ha dicho que las obras están restauradas, pero no las han llevado al parque debido a que están esperando la construcción de una caseta para la vigilancia. Ojalá que no sea por falta de presupuesto, porque tenemos la información de que la monumental obra de Carlos Cruz Diez en la Redoma de Guaparo continuará incompleta porque la parte destrozada por un chofer borracho, después de que fue restaurada, el gobierno municipal argumenta que para eso no hay presupuesto. Con la cultura siempre es así. En cambio para la propaganda, los carnavales y otras menudencias siempre hay plata suficiente. Y lo peor es que, cuando se trata del patrimonio artístico y cultural del municipio, son poquísimos los que reclaman, ni se quejan, como si todo funcionara a la perfección.

UN RECONOCIMIENTO para los artísticos trabajos que hicieron Antonio De Nóbrega, en el hermoso monumento de la iglesia Inmaculado Corazón de María, de El Viñedo; y Fernando Ascenso y Jesús Calderón, quienes tuvieron a su cargo el sobrio monumento de la Catedral. Iguales congratulaciones para monseñor Ricardo Guerra, párroco de Naguanagua, y Máximo Tovar, párroco de Santa Rosa; a las hermanas del Colegio Betania, a las Siervas del Santísimo y al equipo de la iglesia de San José, por el esmero que pusieron para que la feligresía reflexionara ante Jesús Sacramentado en Semana Santa. Y por supuesto, para Hogares Crea

.

Plaza de las Esculturas: arte al aire libre


Al final del bulevar de la avenida Monseñor Adam de la urbanización El Viñedo, exactamente en la plaza “Cristóbal Mendoza”, se encuentra un espacio muy conocido en la jerga valenciana como “La plaza de las esculturas”, el cual constituye un oasis artístico dentro del devenir cotidiano de la ciudad.



Su nombre real es Museo al Aire Libre “Andrés Pérez Mujica”, en homenaje al gran artista valenciano cuyo talento fue reconocido internacionalmente, autor entre muchas otras, de la célebre obra “La Bacante”, premiada en el Grand Pallais de París en 1928. Uno de sus ejemplares, vaciado en bronce en 1973, se exhibe en dichos espacios.

La “Plaza de las Esculturas” es un área más bien pequeña, en donde se reúnen 30 obras de diferentes artistas, en su mayoría valencianos, adquiridas para otorgarle a Valencia una exposición permanente al aire libre. Además de la selecta exhibición artística, la plaza conserva un ambiente vegetal que logra recrear en perfecta armonía un medio donde la naturaleza es capaz de fusionarse con el arte.

Sus inicios

Este museo fue inaugurado el 19 de diciembre de 1982, con Armando Celli Giugni como presidente del Concejo Municipal. “La fuerza motriz de la idea y su puesta en práctica”, es decir, quien dio la iniciativa para la realización de éste, fue la señora Florelia Mariño, quien siendo curadora del mismo, le dio vida y alma a la plaza desde entonces, hasta su muerte en el año 2002.



Un cariño a la plaza

Por muchos años, la “Plaza de las Esculturas” fue modificada y en ocasiones poco promovida por descuido a los espacios culturales y recreativos de la ciudad. Sin embargo, en 1996 la Alcaldía de Valencia se propuso tomar cartas en el asunto tomando en cuenta la gran importancia que poseen los espacios culturales y áreas públicas abiertas para el espíritu de la ciudad
.

Es entonces cuando se decide modificarlo, trabajando en un proyecto de muy altas expectativas. En dicho plan, se realizaron modificaciones espaciales mediante un cerramiento vegetal, se dispusieron tres puertas de acceso al recinto, se construyó un espacio para la realización de eventos especiales, y se incorporaron caminerías que facilitan el recorrido del museo y permiten apreciar cada una de las obras individualmente.

Cabe destacar que en las construcciones, tanto del espacio ceremonial como de las caminerías, se utilizaron materiales naturales como arena y grava, lo cual contribuye con la armonía entre arte y naturaleza, característica fundamental del lugar.



Así, con rostro nuevo y más presentable, se inauguró la nueva etapa del museo, por el Alcalde de Valencia, Francisco Cabrera, el 16 de mayo de 1997. A partir de aquella fecha, este sitio recreacional se ha destacado como protagonista dentro del escenario citadino y en diferentes ceremonias culturales.


A su vez, otras reparaciones han sido realizadas más recientemente como por ejemplo, la creación de un enrejado ornamental, la incorporación de nuevas obras más la recuperación y restauración de las ya existentes, y la instalación de un moderno y particular sistema de luces automatizado, el cual permitirá crear un ambiente en el que la tecnología también jugará un papel fundamental en la armonía reinante en el lugar.

Un oasis artístico en medio del devenir urbano

Lo ideal del Museo al Aire Libre “Andrés Pérez Mujica” es la facilidad en su acceso, y que así como puede recorrerlo a pie siguiendo las caminerías y apreciando cada una de las obras, también es posible sentarse a leer un buen libro o disfrutar de la extraña tranquilidad de un lugar que se encuentra rodeado por el tráfico. Además, si lo desea, estará a su disposición un personal que lo guiará a través de la historia de cada una de las obras y sus creadores.



Si desea visitar la plaza puede hacerlo todos los días de la semana, entre las 7:00 de la mañana y las 9:00 de la noche.

Escrito por Bernardette Rodríguez
Martes 15 de Marzo de 2005

DE todo ésto el genial Guillermo Vizcaya, Director de Cultura de la Alcaldía y su
Alcalde volvieron un pastizal horrible como describe Fermín en su artículo
lo que en verdad era una belleza..