Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

jueves, 28 de abril de 2011

Sólo nos queda oir los discos de acetato y disfrutar una peliculita, porque para nada más alcanza el sueldito



27 abril 2011

Martha Barroeta || Taller de Fantasía

Juan Bautista Plaza

Reconozco y considero que, teniendo voz pública semanalmente, debería en estos momentos abordar temas tan vigentes como lo son los innumerables problemas del país. Estamos en una semana donde se decidirán cualquier cantidad de conflictos que se han venido arrastrando y otros que han sido provocados por dirigentes políticos que han llevado este país al borde del abismo.

Estoy atenta, tanto como ustedes, al acontecer regional y nacional. Padezco de las mismas angustias de decir “la cosa está mala”; “a dónde va a llegar este país”; “lo que gano trabajando no me alcanza”; etcétera. Toda esta situación la vivimos cotidianamente. En este momento mi alma está... como de reposo, prefiero centrar unos minutos en otras materias. Hablemos de un autor, maestro, pedagogo, expositor y profundo ser humano: Juan Bautista Plaza.

A Juan Bautista Plaza lo conocí porque compré su bien escrito libro intitulado: El lenguaje de la música en su 2da. Edición, que consta de 284 páginas y que me costó 65 bolívares. Estoy recordando a Bautista Plaza tanto como a René Rojas, ya que sus clases consistían en enseñanzas pedagógicas con un lenguaje sencillo sin que se perdiera la esencia en la instrucción.

Ambos tuvieron la gran virtud de transmitir sabiamente sus conocimientos musicales. A Plaza le debemos esa media hora de charlas semanales que, basándose en informar al radioescucha didácticamente, con una paciencia infinita lograba introducirlo en el mundo fantástico de flores sobre el pentagrama. De los silencios, de claves jugándose posiciones, de cadencias y de cuanto signo musical se presentara sobre las rayitas horizontales.

Entusiasmado y convencido, trabajaba celosamente por uno de sus ideales más claros. Optimista por lo que podía resultar de la labor semanal, no decayó ni un instante en el compromiso que tenía consigo mismo.

Son lecciones populares sobre música; también acotaciones sobre la música colonial venezolana; lecciones de historia de la música donde me imagino lograba reunir a los amantes de este género alrededor del “transmisor”. Recordemos que estas instrucciones fueron confiadas a B. Plaza a principios del año 1939. El mundo de la música es sumamente extenso.