Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

martes, 19 de abril de 2011

Rayma la verdad de nuestras carreteras y de la revolución comunista


Pensamiento envenenado

Cubanos y norcoreanos están entre los seres más sufrientes y humillados del planeta

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ | EL UNIVERSAL
sábado 16 de abril de 2011 12:00 AM

La revolución es una visión patológica de la sociedad moderna, a la que motejaron "capitalismo". Es una enfermedad del espíritu que exagera hasta el absurdo los rasgos malvados de la naturaleza humana, codicia, crueldad, envidia, explotación, los atribuye a la sociedad podrida -en la futura nacerá el "hombre nuevo"- y los cree determinantes de toda acción. "Nadie es inocente", exclamó Ravachol cuando arrojó una bomba a las familias reunidas en el Café de la Paix de París. El terrorista Santo Caserio enterró una daga en el pecho del honorable presidente Carnot, grabada con la frase "Venganza por Vaillant", un colega muerto en accidente laboral en manos de la justicia. Nadie es honrado detrás de la apariencia ya que la moral, las leyes, la democracia, son mamparas del crimen. Los medios de comunicación, la industria cultural, el cine, la publicidad, milagros posmodernos que llenan de magia nuestro aparato perceptivo, son realmente siniestras maquinarias de enajenación. Naciones esplendorosas que proporcionan felicidad a sus ciudadanos, en realidad son imperialistas y explotan a los países pobres. El empresario más honrado es un vampiro y la filantropía una máscara. Un cretino brillante dijo que es tan criminal asaltar un banco como fundarlo.

Según ese pensamiento envenenado la Humanidad padece una metástasis moral. Digno de la siquiatría política, hunde sus raíces en la herejía Cátara o Albigense, "los puros" del siglo XI, sectas que dominaron varias ciudades del Langedoc, cerca de Cataluña. En Besiers, Narbona, Foi, Toulousse y Carcassona rompieron con todo para vivir en la pobreza y la caridad. El Mundo Material -empezando por la Iglesia-, era perverso porque lo habían creado Javhé, el demonio, o Satanael, un hermano malvado y renegado de Cristo. Lo hicieron a escondidas de Pater Noster, el Dios de bondad, para vengarse de él por construir el Mundo del Espíritu. De ese acto espurio nacen los humanos, y todo lo tangible es demoníaco, tiene en sí el germen del gusano y la destrucción. Qué hay bajo la piel de la mujer más bella: vísceras, inmundicias. Sectas menos radicales, como los Franciscanos y otras, creían que la Iglesia se había desviado, pero que hombres "íntegros" podían redimirla y negociaron para esquivar la hoguera. La radicalidad no lo permitía a los Cátaros de ayer, ya que su objetivo era destruirla. La única opción para ellos era "el Espíritu", así como para los Cátaros de hoy es "la Revolución".

Los Cátaros contemporáneos creen también que los pocos justos, honorables y valientes deben rechazar el mundo ("el capitalismo") encarnación de todos los males, y se requieren remedios bárbaros en males bárbaros. Cauterizar las llagas de la sociedad, meter el escalpelo, sangrarla, limpiar detritus, sucios intereses, eliminar los contaminados. Y el devenir se repite como maníaco: cada vez que los delirantes quieren sanear la impureza humana, crean lo más siniestro, el infierno en la tierra para Holderling. Los pecados de la locura corriente terminan en juegos de niños frente a la trágica pesadilla, el horror maligno, la crueldad sin límites de la revolución.

Con los bolcheviques triunfan los Cátaros del siglo XX y crean gobiernos absolutos en muchos lugares. Una vez fracasan en su empresa de hacer el bien, se instala la esquizofrenia: defender monstruosos resultados a nombre "del pueblo" que martirizan, y encanallar a quienes los denuncian. El error inicial se convierte en mentira insolente y hacen del lenguaje, al decir de Voltaire, un instrumento para encubrir el pensamiento. Todo es dolor aciago y espinas para la gente pero se aferran al poder por lo mismo que denunciaban: ambición, corrupción, riqueza, intereses creados y miedo al Frankestein que pusieron en marcha.

Después vinieron los aterradores desmoronamientos en los que pagan justos por pecadores. Víctimas de los setenta años de una "sociedad justa" en la Unión Soviética, deambulan como parias en occidente. Cubanos y norcoreanos están entre los seres más sufrientes y humillados del planeta. Y las caídas. Sitiada Besiers, uno de los focos de resistencia cátaros, por tropas francesas y vaticanas, ya al final de su aventura contra la Iglesia, el enviado del Papa sugiere al Duque invadir la ciudad para apresurar el final. Ante lo que sería una masacre de la población, el Duque le pregunta cómo lograrán los soldados distinguir buenos cristianos de Cátaros. El Obispo mira a las alturas y responde: "Dios en el Cielo sabrá reconocer los suyos".

@carlosraulher


ElColombiano.comMedellín, 22 de abril de 2011
Tímidas reformas oxigenan el PCC
AP-La Habana, Cuba | Su hermano, Raúl Castro, se posesionó en el cargo después de haber sido el segundo secretario, y prometió mantener a Cuba por la vía socialista, pese a que sus reformas económicas contemplan una mínima apertura.

Tímidas reformas oxigenan el PCC

EL PARTIDO COMUNISTA Cubano, liderado por Raúl Castro, insistió en su rechazo al capitalismo, pero aceptó reformas económicas.

Diana Carolina Jiménez | Medellín | Publicado el 20 de abril de 2011

En cinco años, Cuba no será la misma. El nombramiento de Raúl Castro como el máximo responsable del Partido Comunista de Cuba (PCC) y la aprobación del plan de reformas económicas planteadas por él para superar la crisis que atraviesa el país son, a los ojos de los analistas, el comienzo del fin de la generación de la revolución del 59.

Y es que el plan económico emprendido por el general Castro plantea una tímida apertura a la iniciativa privada que incluye la ampliación del trabajo, un masivo recorte de las plantillas públicas, más autonomía de las empresas estatales y la eliminación de subsidios sociales innecesarios. Reformas que, según analistas, le darían oxígeno al régimen aunque sean "limitadas y tardías".

Ovacionado por los asistentes al congreso, el nuevo presidente del único partido cubano dijo que asumía las riendas "con la misión de seguir perfeccionando el socialismo y de no permitir jamás el regreso del régimen capitalista a la isla".

Pero, para el analista y profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Florida, Eduardo Gamarra, las reformas aprobadas representan un cambio significativo en el régimen.

"Que hoy se promueva la inversión privada y que se diga que el cubano ya no debe esperar todo desde arriba, vaticina un cambio en Cuba. Lo que viene en los próximos cinco años va a ser muy interesante; debemos esperar a ver cómo Cuba se va a reinsertar en el mundo capitalista", señaló Gamarra.

Siguen los "históricos"
El PCC cerró ayer un sexto congreso que oficializó la sustitución de Fidel Castro por su hermano Raúl como primer secretario de la organización, con lo que se completa formalmente el traspaso de poderes iniciado en 2006 cuando el líder de la Revolución delegó sus cargos al caer enfermo.

La agencia Efe informó que para la segunda secretaría de la organización, la que Raúl Castro había ocupado hasta ayer, el PCC designó a José Ramón Machado Ventura. Con este nombramiento, Machado se afianza como el número dos del régimen.

El nuevo comité central del PCC tiene 115 miembros y en él se aumentó la cuota femenina y la racial, si bien se mantiene buena parte de los "históricos" de la revolución.

Lo mismo ocurrió en el buró político, que pasa de 24 a 15 miembros, pero solo tres de ellos son nuevos: el resto son de la "vieja guardia" y militares, lo que parece contradecir el llamamiento que Raúl Castro hizo en la apertura del VI Congreso, sobre la necesidad de rejuvenecer los cargos políticos.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, afirmó en un mensaje escrito que "el socialismo es la única vía para la salvación de la humanidad".

2. El Comité Central aprobó más de 300 reformas presentadas por el Presidente, que buscan modernizar el sistema económico cubano.

» Los dos líderes del PCC


Raúl Castro, el primer Secretario del partido
Raúl Castro, de 79 años, es el hermano menor de Fidel Castro y actual presidente de Cuba. Fue nombrado oficialmente como presidente en el 2008. Sin embargo comenzó su mandato dos años antes, cuando Fidel sufrió una enfermedad que lo hizo abandonar el poder.

Machado, el número 2 del régimen de Castro
José Ramón Machado Ventura, de 80 años, es médico y fue el primer vicepresidente de la isla tras la revolución. Machado Ventura es uno de los líderes históricos del movimiento comunista y es asociado a Castro desde la guerrilla formada en la Sierra de la Macarena.