Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

jueves, 7 de abril de 2011

Waka Waka eh eh...y sin ir muy lejos...aqui mismito


07 abril 2011

Julio César Pineda || Brújula Internacional

Mirando al África
jcpineda01@gmail.com,@jcesarpineda

Los recientes acontecimientos en Costa De Marfil nos obligan a mirar al África negra al sur del Sahara. Semanas anteriores estuvimos concentrados en África del norte con Túnez y Egipto y sus revoluciones bien dirigidas hacia la democracia, que dejaron de lado treinta años del Dictador Mubarak en el Cairo, veintitrés años del militar presidente Ben Alí en Túnez, y ahora el laberinto de Libia con los cuarenta y dos años de poder absoluto de Gadaffi.

Ahora con la guerra civil en Costa de Marfil, con los enfrentamientos entre las tropas del Presidente saliente Lourent Gbgabo, dictador que se niega a dejar el poder y las del Presidente electo democráticamente Alessane Ouattara, el pasado noviembre quien esta respaldado por la comunidad internacional. Los presidentes que pierden elecciones tendrán que irse irremediablemente aunque aleguen tener el respaldo de las fuerzas armadas y de los civiles militarizados con milicias irregulares. Hoy existe el principio de ingerencia frente a la soberanía absoluta que proclaman los dictadores para que nadie intervenga en su país. Lo hemos visto con Gadaffi y las decisiones de las Naciones Unidas para proteger a la sociedad civil y se ha ratificado con el apoyo al nuevo presidente Ouattara de Costa De Marfil. A Gbgabo como a Gadaffi lo han abandonado sus principales colaboradores y ministros, tarde o temprano la democracia se impondrá.

Con 22.000.000 de habitantes Costa de Marfil es el principal exportador de cacao del mundo, obtuvo su independencia de Francia en 1960 pero no ha logrado estabilizar su vida política y su desarrollo social. Después de la primavera democrática en el mundo árabe, también veremos cambios en toda el África.

El África, con sus 30 millones de kilómetros cuadrados y novecientos millones de habitantes, se une al Asia por el istmo de Suez y a Europa por el Mediterráneo. La Organización de la Unidad Africana, OUA, reúne cincuenta y cuatro Estados, presenta un balance positivo en el compromiso democrático del siglo XXI y en el sendero del desarrollo. Quedó atrás el colonialismo, el socialismo estatista de partido único, bajo el modelo soviético de las primeras revoluciones y se fortalece el compromiso democrático en lo interno, dentro de la integración continental.

En el 2006, la Cumbre China-África, facilitó el encuentro de cuarenta y ocho países en la búsqueda de una influencia de este país emergente en esa región, aún cuando la inversión fundamental asiática se dirige a los países petroleros Nigeria, Sudán, Angola y Congo. Gran Bretaña y Francia no han querido perder su presencia con permanentes cumbres, tanto en el Common Wealth, como en la francofonía.

Washington incrementa sus inversiones y abre nuevos mercados por el nuevo recurso petrolero africano, lo que explica la gran inversión en África Occidental y Angola, además de su interés en Argelia y Libia. Venezuela, en los últimos años ha abierto numerosas embajadas en ese continente, pero esta iniciativa debe ir acompañada con proyectos y programas definidos.

La comunidad internacional ha sido ajena a los grandes cambios del África e indiferente a los ataques en Sudán y Somalia, aunque últimamente se le ha dado especial atención al genocidio de Darfur, donde cada mes mueren diez mil personas. Ahora con la crisis de Costa De Marfil de nuevo miramos al continente africano.

La diplomacia latinoamericana, más allá de la tradicional relación con Estados Unidos y la Unión Europea debe mirar al África, así como lo hacen las grandes potencias, sólo Brasil y México en nuestra región, han entendido la importancia de los vínculos con este Continente.

Después de Chávez la nueva diplomacia venezolana profundizara sus lazos con todo este continente africano no solo en lo político, sino también en lo económico y en lo social, porque nuestra raza mestiza también esta la sangre y la historia del África, como África somos productores de materia prima, queremos un mejor desarrollo y una mejor democracia, siempre en el imperativo de la justicia y la libertad en permanente síntesis, mas allá del capitalismo y del socialismo, en una tercera vía.