Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

viernes, 29 de abril de 2011

Pobres indios, la claque que les cayó encima hace 500 años ¿Sería Colón chavecista?

28 abril 2011

Alfonso Betancourt

|| Desde el Meridiano 68

La corrupción la empezó Colón

Llama la atención que algunos comentaristas, en sus artículos, señalen que la corrupción en Venezuela, se inició con la República.

Posiblemente impresionados por el auge que en esta ha tomado, especialmente en las últimas décadas, y más en el presente, les hace pasar por alto que la corrupción, específicamente en el caso nuestro, empezó con Colón en 1492 cuando le birló a Rodrigo de Triana

(Rodrigo de Triana. Juan Rodríguez Bermejo

Colón señalando la isla de Guanahaní
Nacionalidad: España
Siglo XVI
Militar y marino
Conocido como Rodrigo de Triana, participó en la primera expedición que realizó Colón al Nuevo Mundo. Según relata la historia del descubrimiento fue el primero en avistar tierra desde el puesto de vigía de La Pinta el 12 de octubre de 1492. Pero Colón le robó protagonismo al afirmar que fue el primero en avistar tierra, lo que impidió que recibiera una recompensa de los Reyes Católicos. Su siguiente destino fue el sur del Pacífico, donde perdió la vida en la batalla de las Molucas.)

la recompensa de diez mil maravedíes que los Reyes ofrecieran a quien primero lanzara el grito de ¡TIERRA! ¡Como buen judío converso el Almirante de la Mar Océano no podía negar sus habilidades de comerciante y de amor al dinero, inventando la estratagema de haber sido el primero en ver tierra en la noche, reservándose la sorpresa para anunciársela a la tripulación en el amanecer del 12 de octubre.

Pero el asunto va más allá, pues en los descubrimientos que siguieron, en los Viajes Menores, en la Conquista y en la Colonización, los hechos de corrupción no les fueron ajenos, empezando por el escamoteo de que fuera el famoso QUINTO REAL y eso a pesar de que tres funcionarios, entre los cuales se destacaba el Tesorero Real, estaban presentes en la vigilancia de que el requisito se cumpliera.

Ni de hablar que en la Colonia, cuando el proceso de la Administración, por razones obvias, se hizo más complejo, los hechos de corrupción menudearon, por lo que no fuera nada extraño, para corregirlos, el establecimiento de los famosos JUICIOS DE RESIDENCIA.

Al iniciarse la República, el mal no se extirpó. A las milicias por haberse pronunciado en apoyo del 19 de Abril y el 5 de Julio, se les duplicaron los sueldos. Mal se empezaba para abrirle las agallas al futuro caudillismo militarista que en la Gesta Magna encontró estímulos para crecer y extender sus brazos sobre los bienes públicos.

Tan grave fue la situación que Bolívar, para corregir los desmanes, lanzó un famoso Decreto de pena capital para quienes se apropiaran bienes de la nación de 10 pesos hacia arriba.

De nada sirvió. Las posteriores guerras civiles y el dominio del caudillismo militarista en la Cuarta República, fueron terrenos abonados para la corrupción sin que fueran ajenos a la misma, civiles de los regímenes democráticos y por consecuencia, el mal como se ha podido ver en la V República, sigue campante. Amanecerá y veremos

28 abril 2011

Fernando Luis Egaña

|| Discurso emergente

Discurso emergente

Nos encontramos sumidos en una crisis provocada por una casta política que no nos merecemos y que nos lleva a la ruina, como país y como ciudadanos. Terminado el asueto de Semana Santa debemos tomar responsabilidad sobre nuestro acontecer, aunar esfuerzos sociales y políticos para desalojar del poder a un gobierno calamitoso y corrupto.

Venezuela, no podrá resolver sus acuciantes problemas sin un nuevo rumbo político. Salir de la crisis requiere dar un salto político cuantitativo y cualitativo de grandes proporciones y prepararnos a una campaña electoral desigual, fraudulenta y ventajista.

Ante la realidad, más del 60% de los venezolanos aspiramos a un nuevo Presidente y un nuevo rumbo para el país, en ese sentido, el cambio de gobierno, no será una simple y vulgar transición administrativa, un cambio de personajes, será algo más que eso, una verdadera transición política de gran importancia, como nunca se había dado en el país.

El debate está abierto para un discurso que sea radicalmente distinto al de la política tradicional, un discurso emergente, cercano a la gente, donde se prescinda de las formalidades del lenguaje, de los conceptos desconocidos y hasta de una sintaxis incomprensible. El discurso debe variar siempre, tomando en cuenta quienes son sus interlocutores.

Para articular un discurso emergente, es necesario que los políticos de oficio y los aspirantes a ser electos, empiecen a escuchar a los ciudadanos a través de los medio idóneos para ello, por ejemplo, mediante foros de opinión donde se oigan las voces de los críticos y los disidentes, donde se analicen y discutan las ponencias de cada candidato, espacios abiertos donde prevalezca el ánimo de oír y no de imponer, foros donde participen todos los sectores sociales, políticos y económicos sin distingo de bandera política o de ideología.

Quienes aspiren reelección también tendrán que participar en el debate político emergente para que la sociedad no los rechace. Lo contrario, sería un pésimo signo en estos momentos de cambio, donde se está generando la dinámica social que exige la realidad nacional. No hay forma de hacerse a un lado.

El discurso político ha sido tradicionalmente unidireccional, el partido y el candidato deciden un mensaje que trasladan a los votantes a través de diferentes medios, el ciudadano lo recibía y actuaba o no en consecuencia.