Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

sábado, 9 de abril de 2011

Dios ilumine a los dos Presidentes...

01 abril 2011

Chávez y Santos, lo que callan para poder hablar

Hugo Chávez y Juan Manuel Santos se reúnen por tercera vez en ocho meses.

(Foto Archivo)

Caracas (BBCMundo).- La época de turbulencias entre Venezuela y Colombia parece por ahora ser cosa del pasado. Desde la llegada al poder del presidente Juan Manuel Santos, ambos países se han acercado.

Las críticas y descalificativos que viajaban entre Caracas y Bogotá dieron paso a una relación en la que, al menos de dientes para afuera, son puras sonrisas.

Con seguridad eso volverá a quedar patente cuando el presidente Hugo Chávez visite a Santos este viernes en la ciudad colombiana de Cartagena, con una agenda marcada por el aspecto comercial, acuerdos en materia de energía y transporte.

Será el tercer encuentro entre ambos desde que Santos asumió en agosto pasado y se restablecieron las relaciones diplomáticas.

Caracas había roto el vínculo un mes antes tras la denuncia del entonces presidente colombiano Álvaro Uribe, con quien Chávez tuvo un tenso vínculo, de la presencia en Venezuela de guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

"Radicalmente diferentes"

Las cosas cambiaron. Santos llegó a calificar a Chávez como su "nuevo mejor amigo" y este jueves reconoció que las relaciones eran "radicalmente diferentes".

"Estamos teniendo unas buenas relaciones, no porque yo me haya vuelto 'chavista'. Ni creo que Chávez se haya vuelto 'santista', sino porque nos conviene", dijo el presidente colombiano.

Pragmatismo puro, dicen algunos analistas quienes desconfían de que todo sea tan reluciente. Es que consideran que hay temas que se dejan fuera de la agenda, o no se discuten en profundidad, con tal de mantener la sintonía. Entre ellos, el de las FARC.

"Para el público van a presentarse como que todo fue armonioso, pero habrá que analizar los entretelones", le dice a BBC Mundo el experto en relaciones internacionales y ex embajador venezolano Adolfo Taylhardat.

"El tema de la seguridad, la presencia de guerrilleros de las FARC en Venezuela, eso se ha dejado de lado. Se le ha echado tierra. Llama la atención la actitud de Santos. Parece que se tapa los ojos para no perjudicar un arreglo comercial", agrega.

El presidente colombiano, sin embargo, destacó este jueves que "Chávez ha venido entregando gente. Eso no tenía precedentes; gente de las FARC o del ELN (…) y capos del narcotráfico".

En tanto, para Demetrio Boesner, ex profesor de Historia de las Relaciones Internacionales en América Latina, el clima de desconfianza entre ambos países no ha sido superado, las diferencias persisten y la situación actual constituye una tregua.

Por ello, asegura el ex embajador, aspectos de la relación como la simpatía de Chávez hacia las FARC, la presencia militar estadounidense en Colombia y hasta la situación en Libia quedarán fuera de la discusión.

Por su parte, el analista Raimundo Kabchi replica que "todo tema puede ser abordado" y que "no existen problemas insalvables".

Kabchi señala que con Santos la relación entre ambos países tomó el curso "lógico" y "normal". Y dice que la "elite política y económica colombiana se dio cuenta de que es de interés para ambos países mantener buenas relaciones".

Sin la CAN

El domingo los cancilleres de ambos países se reunieron e hicieron pública la intención de trabajar en aras de un nuevo acuerdo comercial, algo que ya se anticipaba.

Es que a partir del 22 de abril no estarán operativas las cláusulas económicas de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), que seguían vigentes por cinco años, tras el retiro del organismo por parte de Venezuela en 2006.

Esas cláusulas obligaban a Venezuela a mantener aranceles de entre 0% y 5% para los productos provenientes los socios de la CAN (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú). Un nuevo marco para el comercio entre ambos países se hace necesario.

La Cámara de Integración Económica Venezolano Colombiana (Cavecol) "ve con singular preocupación la terminación del disfrute de las ventajas" entre dos países que el año pasado mantuvieron un intercambio comercial de US$1.400 millones.

Dos años atrás las exportaciones rondaban los US$6.000 millones pero el enfriamiento de las relaciones afectó el comercio.

Para resolver esto, Cavecol asegura que Venezuela podría negociar acuerdos bilaterales con cada uno de los miembros de la CAN. La cámara estima que de no lograrse un "acuerdo amplio" antes del 22 de abril se debería prorrogar el goce de las ventajas arancelarias.

El caso Makled

Aunque no está en la agenda, se cree que ambos gobernantes tratarán el tema de la extradición del presunto narcotraficante venezolano Walid Makled.

Makled está preso en Colombia, donde la Corte Suprema dio el visto bueno a su extradición, decisión que ahora está en manos de Santos.

El venezolano es reclamado por delitos relacionados con el narcotráfico por Estados Unidos y por Venezuela, donde además está acusado de lavado de dinero y homicidio.

Para Taylhardat el caso juega un "papel muy importante. Es una carta que tiene Chávez para presionar a Santos y Santos para presionar a Chávez".

"Chávez quiere traer a Makled porque si va a Estados Unidos va a contar sus negocios con personalidades del gobierno. Y Santos podría decirle que no le entrega a Makled a menos que haga esto o aquello; es una carta de negociación que tiene en la mano", opina el analista.

"La tesis de la negociación me parece muy creíble", sostiene Boesner.

El Carabobeño 08 abril 2011

Agustín Blanco Muñoz || Makled: ¿Base por bola...

Cuando Min-Defensa dice que investigará las denuncias del empresario del narcotráfico Walid Mackled “caiga quien caiga porque aquí no hay protegidos” (Correo del O, 06/04/11, p.1) da a entender que pía ahora porque se acaba de enterar de que en su fuerza hay colegas de alta jerarquía acusados de estar metidos en cuestiones muy oscuras.

Con el agravante de que no es la primera vez que se señala un vínculo entre jefes militares de algún nivel y narcotráfico. Sobre la relación con el narco y los ‘perros de la guerra’ se puede escribir varios capítulos en este ex país.

Esta declaración se junta a la emanada de la Fiscalía quien también señala que todo lo denunciado por Makled está siendo investigado.

Pero de antemano se sabe que idea es ganar tiempo y olvido de lo actuado a lo largo de ocho años, para ver si es posible que a Walid y a sus presuntos compinches militares y de la alta dirigencia política se les conceda una sabrosa y rentable base por bolas.

¿Qué condena recayó sobre el general Acosta Carles, ex gobernador de Carabobo, señalado como socio-protector de la empresa que gerenciaba Makled?

¿Cuando Mata Figueroa alude al ‘caiga quien caiga’ es porque ya tiene el visto bueno del Golpista Presidente (GP) para proceder a investigar a otros de los mencionados?

En realidad, el robo oficialista debe haber alcanzado niveles verdaderamente elevados para que el GP, frente a la propia dirigencia de su partido, señalara el lunes 21/03/11 que “A nosotros nos traga la vieja política, nos traga la corrupción de la política, esos viejos valores capitalistas, pequeño-burgueses, burgueses quienes se infiltraron por todos lados y siguen infiltrados dentro de nuestro partido.”

El presidente del PSUV dice que la organización está infiltrada por los ladrones de la cuarta y se está tragando la revolución. Admite el GP de este modo que los 12 años de esta ‘revolución’ son continuación del mismo saqueo.

Y esto lo atribuye el GP a una tal falta de ética que se siente en el robo creciente y en actividades como la caza de votos: a mí que nadie me busque como portaviones porque me siento como un adeco cuando me ponen en ese plan.

Mackled, mientras, lanza sus acusaciones con precisión y sin asomo alguno de temor o angustia. Parece muy seguro de lo que está denunciando y hasta de lo que le espera.

Acusa al Estado venezolano de narcoestado: “Fíjate lo que está pasando en San Fernando de Apure. Diariamente salen cinco o seis aviones cargados con cocaina hacia Honduras. De ahí hacia México y de México hacia EEUU.”

Refiere una misión adelantada en conjunto con el alto mando militar al que le pagaba millones de dólares a cambio de favores. Y además del general Acosta Carles agrega nombres como los de Rangel Silva, Hugo Carvajal, Carlos Máximo Aniasi Turchio y dirigentes del PSUV.

Independientemente de si se extradita a Makled para un sitio u otros, lo que ya no es posible es tapar el asunto. Y llama la atención que Makled, en todo momento, actúa como si en lugar de protagonista principal fuese un simple testigo presencial, con capacidad para registrar y examinar ese acontecer desde afuera.

Y no se trata sólo de poner al descubierto la corrupción, sino de atender los males que toca una institución constituida en puntal de esta llamada revolución que, tomada como está por una confederación de grupos que ejercen el pillaje a discreción, necesita contratar grupos de fuerza para que controlen los que han tomado la senda del desborde y haga las veces de una tal vanguardia que se quedó en el camino.

Pero ocurre que muchos de los contratados forman parte de la legión militar que hoy vive dentro del robo pero que dice prestar un servicio completamente desinteresado y patriótico a la república bolivariana.

Y en este sentido los vemos hoy al frente del Plan Integral de Educación para supuestamente instruir a la población, a todos los niveles, en el manejo de las ‘modalidades militares’ para que se aprenda el oficio de defensores de la patria.

Y en nada de esto hay una intención ideológica. Sólo se prepara al ciudadano, desde la primera infancia, para la defensa de la revolución. Y es el mismo caso de las milicias o la tropa profesional llamadas a completar la fuerza armada en la defensa integral de la nación.

En todo caso se trata de extensiones o aprendices de las FAN, en los cuales se hace grandes inversiones. Porque tal y como señaló el GP en entrevista televisiva en su visita a Uruguay: “No se puede hacer una revolución profunda y seria sin un ejército”. Porque para el GP también está claro que es “triste una revolución que depende de un solo hombre”.

Para el GP, entonces, a falta de proletariado, campesinado y clase media revolucionarios, se echa mano de los contingentes militares que en forma de tarifados puedan responder a la demanda de garantizar la estabilidad y tranquilidad de su revolución.

A esta hora todo apunta hacia la existencia de un Narco Estado sustentado en una Narco Revolución. Ayer fueron las computadoras de Raúl Reyes. Hoy las acusaciones-confesiones de Wakled. ¿Qué decisiones tomará el narcotráfico mundial para solventar esta situación? ¿Se activará la base por bolas para el GP o buscarán poncharlo con curvas adentros y sliders?

Twitter: @ablancomunoz