Razón del nombre del blog

Razón del nombre del blog
El por qué del título de este blog . Según Gregorio Magno, San Benito se encontraba cada año con su hermana Escolástica. Al caer la noche, volvía a su monasterio. Esta vez, su hermana insistió en que se quedara con ella,y él se negó. Ella oró con lágrimas, y Dios la escuchó. Se desató un aguacero tan violento que nadie pudo salir afuera. A regañadientes, Benito se quedó. Asi la mujer fue más poderosa que el varón, ya que, "Dios es amor" (1Juan 4,16),y pudo más porque amó más” (Lucas 7,47).San Benito y Santa Escolástica cenando en el momento que se da el milagro que narra el Papa Gregorio Magno. Fresco en el Monasterio "Santo Speco" en Subiaco" (Italia)

domingo, 10 de abril de 2011

El femenino burlado por un masculino falso es el origen del karma del Ateneo de Valencia, pues ésta es eje energético femenino de Venezuela: su Lago

El Carabobeño 09 abril 2011

Expertos y recursos son claves para el lago de Valencia

La magnitud del problema del lago de Valencia es muy amplia. (Foto Archivo)

Franlia Rodríguez H. | frodriguez@el-carabobeno.com

Los problemas que ha generado la crecida del lago de Valencia, ahora conocido como lago Los Tacarigua, podrían detenerse en un lapso de tres a cinco años si las autoridades gubernamentales conceden recursos y contratan a expertos en el tema. De lo contrario, continúan en riesgo unas 3 millones y medio de personas que habitan en los alrededores de la cuenca de los estados Aragua y Carabobo.

La afirmación fue formulada por el profesor de la Universidad Simón Bolívar, Arnoldo José Gabaldón, durante su participación en un foro organizado por la agrupación "Aragua Sin Miedo", para discutir cuál es la realidad del lago.

Gabaldón quien ha cursado estudios e investigaciones para mejorar la gestión y la política ambiental en el país expuso que la magnitud del problema es muy amplia y la única causa ha sido la mala gestión ambiental.

De alli parte la energía femenina de Venezuela

representada en sus indígenas prehispánicas

DIOSAS DE TACARIGUA, convirtiendo a Valencia

en el polo energético femenino de la nación, por eso

la fundadora del Ateneo de Caracas es María Luisa

Escobar, valenciana de nacimiento.

Muere María Luisa Escobar






Murió en Caracas, la pianista y compositora valenciana,

María Luisa Escobar, creadora de infinidad de canciones

y boleros, entre los que sobresalen "Como la primera vez",

"Noches de luna de Altamira", "Contigo", "Orquídeas azules"

con letra de Lucila Palacios y el famoso tema "Desesperanza",

interpretado por primera vez por el barítono venezolano

Eduardo Lanz, y dada a conocer internacionalmente por

Alfredo Sadel. Fue una promotora de la difusión de la cultura

musical, gremialista y defensora de los derechos individuales

y civiles de las damas. Fundó el Ateneo de Caracas en 1931,

y la Asociación Venezolana de Autores y Compositores (AVAC)

en 1947. Es considerada una de las más grandes creadoras

musicales de Hispanoamérica, al lado de Consuelo Velásquez

y María Grever.

Por eso el drama valenciano comienza

cuando en 1991 la misma persona que

hoy dirige al Ateneo de Valencia creó en la Universidad de

Carabobo como su autoridad máxima el Instituto

Superior de la Cultura para encumbrar a una sola persona,
que engaña con su conducta "masculina" desde su arribo a la ciudad
a la fundadora del Ateneo de Valencia:
María Clemencia Camarán, quien escribió sobre ese punto,
y genera una energía de doble frecuencia
en el mundo cultural: la aparente con matrimonio e hijos y la
verdadera en los medios sociales privados y su amistad con el
primer y único poeta que cambia de identidad sexual en fuera de
Venezuela, asunto que proyecta su caos y lleva a la confusión,
separaciones matrimoniales y muerte de muchos
por SIDA,
más hechos de conducta un tanto deplorable en una sociedad pacata
y "religiosa" pero con vicios muy ocultos como en todo lo que vive de
apariencias y falsas identidades personales y religiosas,
(cosa que comprobé personalmente trabajando en la parte educativa y
de contacto de ALVI, Asociación Luchemos por la Vida,
contra el Sida a finales de los años 80-90).
Nada de eso importarían pues es su vida privada si no fuera porque es
también President@ del Ateneo de Valencia violentando con gran soberbia
y desdén a las ex-presidentas del Ateneo y sobre todo la
"promesa" con las diosas mujeres Atenea y Hestia, custodias de los
Ateneos en el mundo, pues al arquetipo
Atenea se le complementa con el ejercicio equilibrante de Hestia,
representado por las presidentas de la institución hasta 1991,
mujeres representantes de ese arquetipo, se necesita ser muy
íntegralmente masculino para vencer a la diosa ya que Poseidón no pudo,
cuando lucharon por el dominio de Atenas, y esa figura y sus adláteres
generaron en Valencia la Ley de un karma que esa misma persona
que le dio poder sin darse cuenta, por "mamador de gallo", debe hoy
afrontar como segundo hombre al frente de una institución femenina, pues es un
problema que no es político sino arquetipal, sexual, de pareja, dada la presencia
en el Ateneo paralelo de otro representante de la misma dualidad,
vinculado afectivamente a todo el entorno del antiguo directivo de la institución y
del corazón del mismo desde 1991. Problemas de pareja...no de ideologías
políticas ni movimientos culturales. Otelo no Acosta Carlez.

Por eso la solución del Ateneo de Caracas se logró, que si fue problema
político y desde la
más alta magistratura... fue resuelto por Carmen Ramia, mujer-mujer,
Presidenta de dicho Ateneo, donde nunca hubo medias tintas en su
cabeza, aunque estuviese rodeado de muchos seres de varias
expresiones y tendencias afectivas, lamentablemente también
barridas por el SIDA.
Con Atenea y Hestia no se juega desde un frente depravado,
cómplice, complaciente y dual...aunque se aparente lo contrario.

Las Presidentas del Ateneo estuvieron acompañadas por hombres
que NUNCA aspiraron a ser President@s...Solo un yin yang caótico
disfrazado de UNO, fue capaz de hacerlo...Ahi están las consecuencias.

En términos jungianos: En el Ateneo de

Valencia se rompió el alma de la institución y por ende de la

ciudad, por eso no hubo hilo que las uniera de nuevo,

convocara a la ciudadanía como cuando una MUJER-MUJER era
la Presidenta de su Junta Directiva asi estuviera rodeada de hombres
o de cualquier tendencia sexual posible humana.
Desde la Diosa de Tacarigua hasta 1991 no se habia concretado una
bofetada al alma del centro energético femenino de Venezuela.
Su sello se cerró por complicidad de una ciudad pacata e hipócrita,
conveniente e insincera.

viernes, marzo 28, 2008

Los dioses y las diosas de Grecia

Dioses de cada Hombre y Mujer
Síntesis realizada por Manuel Márquez

El primero en hablar de arquetipos en psicología fue C.G.Jung, quien lo definía como patrones de existencia o esquemas básicos de conducta internos-innatos y latentes-, que se hallan arraigados en el inconsciente colectivo. Siguiendo a Jung, la doctora Shinoda desarrollo una topología psicológica femenina y masculina basada en la mitología griega, ya que esta narra las historias arquetípicas y evoca sentimientos e imágenes que integran la herencia humana. Diosas y dioses son, por tanto, fuerzas poderosas invisibles que modelan la conducta e influyen en las emociones y que también interactúan, afectando a cada hombre y mujer individualmente. Conocerlos es una enorme fuente de poder personal, puesto que los arquetipos son potenciales partes de nosotros mismos que podemos desarrollar para crecer y vivir de acuerdo con lo que realmente somos y queremos, experimentando axial la dimensión sagrada de nuestras vidas. El objetivo es que la persona adquiera la capacidad de utilizar la entidad mas adecuada en cada situación y conseguir armonizar a los dioses y/o diosas, que no son más que partes de uno mismo. Además de descubrir nuestro mito personal, hemos de activar otros y sintonizarlos, pues entre todos nos ayudaran a crecer y a enfrentar los avatares de nuestra existencia. axial, a través de las deidades y mitos, el ser humano dirige los arquetipos, y no al revés.
Por circunstancias culturales, familiares y personales, todos presentamos algunos arquetipos activos, mientras otros permanecen dormidos. En los sucesivos despertares influyen sobre las distintas etapas por las que pasa el ser humano en su desarrollo. Por ejemplo, una mujer en su adolescencia puede ser una Persefone, la doncella sin metas claras, conectada con sus sentidos y a la espera de algo o de alguien capaz de arrebatarla, y cuando sienta su sexualidad y empiece a tener relaciones con distintos chicos surja en ella la bella Afrodita, que le da la capacidad de enamorarse. Si en una de esas relaciones encuentra al hombre de su vida, aparecerá tal vez Hera hablándole de compromiso y haciéndole soñar con una boda. Hera será quien le permitirá ser fiel al hombre elegido. En el instante en que empiece a sentir la necesidad de crear nueva vida, será Demeter la que este sugiriendo la idea de quedarse embarazada. Al tiempo, tal vez se exprese Atenea para ayudarle a sacar adelante su trabajo y poder llegar axial a fin de mes. Y si sufre una infidelidad y decide divorciarse, invocara a Artemisa, convirtiéndose en solidaria con las mujeres, independiente, que sabe marcarse objetivos y conseguirlos. Quizás al final de su vida y tras la experiencia vivida, pueda convertirse en una Hestia, la anciana sabia y espiritual que busca la soledad para conectar con ella misma.
De la misma manera, un chico puede identificarse con Hermes en su juventud; entonces, fascinado por los viajes, recorrerá el mundo con su mochila a cuestas tratando de conquistar a todas las mujeres que encuentre en su camino, como un Júpiter. Cuando se enamore y surja el deseo de un compromiso afectivo invocara a Dionisos, el dios de la sensualidad y el erotismo, que es capaz de comprometerse con la mujer que ama para serle fiel, mientras que Apolo le instara a encontrar un trabajo estable. Para formar una familia o ascender profesionalmente, Zeus-Júpiter constituye también una imagen valiosa. Cuando padezca una enfermedad o una depresión hará un viaje al submundo con Hades, el guía del inconsciente. Y si advierte la injusticia o la violencia contra las personas que ama, podrá aparecer el pasional Poseidón, dios de las emociones que lleno de ira arremeterá contra los culpables. Si encuentra el bricolaje o la jardinería como un medio de relajarse Hefestos estará en sus pensamientos. Para enfrentarse a un grave problema surgirá Ares el guerrero, que le dará la capacidad de luchar contra viento y marea.
En todo caso, se trata de hacerse consciente de este proceso que pasa inadvertido. De este modo se establece el control y se alcanza la gobernabilidad de la propia vida. Lo más importante, opina la doctora Shinoda, es que cada uno descubra su propio mito, pues este le llevara a ser y hacer aquello para lo que ha nacido. Una vez descubierto ese esquema básico de existencia en el cual la persona se identifica, es importante potenciarlo. Aunque haya un dios con el cual se identifique más, también existen todos los demás, asociados a otras partes del yo. Por eso es necesario armonizarlos todos. La toma de conciencia y el desarrollo de estos arquetipos internos que son las diosas y dioses, axial como su armonización, conducen tanto a la mujer como al hombre a la plenitud psíquica, pues habrá logrado integrar a sus deidades interiores con todos sus rasgos. Cada ser humano es un ser completo, como una bola facetada de cristales que contiene todas las deidades.
ATENEA, LA ESTRATEGA



Es la diosa de la inteligencia, la sabia, la guerrera, la pragmática. Representa a aquella que es capaz de valerse de su inteligencia e intuición para resolver conflictos y enfrentarse a la vida. Un ejemplo muy claro de mujer Atenea es la ejecutiva que logra ascender a altos puestos directivos dentro de la empresa. Es perspicaz, intuitiva, inteligente, realista y muy diplomática, pues se vale de las alianzas para conseguir sus objetivos. Las mujeres Atenea prefieren la compañía de hombres, pues sus conversaciones les interesan mucho más. Trabajan a gusto con ellos, saben conversar de cualquier tema masculino y nunca entra en enredos sexuales ni emocionales. Encarna la colega perfecta, la mano derecha del jefe, la confidente de Apolo, que no busca intimidad emocional. Como esposa y madre seguirá siendo una gran estratega y administradora de la casa, y siempre elegirá a hombres triunfadores, intelectuales y ambiciosos. El poder es su más potente afrodisíaco. Será poco romántica, pues seguirá llevando puesta su coraza, y será completamente impermeable a los celos. La carencia de Atenea es que ha separado su centro de acción de su centro de sentimiento. Sacrifica el amor y el placer en aras del deber. La sabiduría y la intuición solo saben emplearla para los negocios o el trabajo, no para conectarse con su fuente interna y llegar a ser la mujer completa que es en potencia. Necesita entregarse a los placeres con afrodita y rescatar a Persefone, que hará emerger la niña de su interior y le dará la capacidad de disfrutar de los pequeños detalles de la vida.
RASGOS:
-pragmática.
-Enfocada al logro profesional
-Disciplinada y equilibrada
-Ambiciosa
-Sociable, se rodea de hombres triunfadores.
-Defensora del patriarcado
-Sentido critico

PROFESIONES TIPICAS:
-Ejecutivas.
-Secretarias o mano derecha de directivos.
-Directoras de medios de comunicación, empresas.
-Profesoras.


La Señora de Atenas y de cada ciudad con ATENEO
Atenea compitió con Poseidón por ser la deidad protectora de Atenas, que aún no tenía nombre, en una versión de su mito fundacional. Se acordó que cada uno daría a sus habitantes un regalo y que éstos elegirían cuál preferían. Poseidón golpeó el suelo con su tridente e hizo brotar una fuente, lo que les daba un medio de comerciar y agua (en su cima Atenas fue una importante potencia marítima, derrotando a la flota persa en la Batalla de Salamina), pero ésta era salada y mala para beber.
En otra versión alternativa, Poseidón ofrecía el primer caballo y Atenea ofreció el primer olivo domesticado. Los ciudadanos (o su rey, Cécrope) aceptaron el olivo y con él el patronazgo de Atenea, pues les proporcionaba madera, aceite y alimento. Según Robert Graves opinaba que «los intentos de Poseidón por tomar posesión de ciertas ciudades son mitos políticos» que reflejaban el conflicto entre religiones matriarcales y patriarcales. Atenea fue también la diosa protectora de otras ciudades, notablemente de Esparta.
Se representa a Atenea como la ayudante y protectora de la agricultura, papel bajo el que se representa a la diosa como inventora del arado y el rastrillo. Creó el olivo, enseñó a la gente a uncir los bueyes para arar, cuidó de la cría de caballos e instruyó a los hombres en su doma con bridas, otra invención suya. Los nombres de sus primeras sacerdotisas, las hijas de Cécrope, Aglauro (Aire brillante), Pándroso (Rocío) y Herse (Lluvia), y son meras personificaciones de sus cualidades, de gran valor para el territorio ateniense.
También se le atribuían otras relacionadas con varios tipos de ciencia, industria y arte, y todos sus inventos no son del tipo que los hombres harían por azar o accidente, sino que requerían reflexión y meditación. Pueden señalarse la invención de los números, del carro y de la navegación. En la historia ateniense enseña a Erictonio a atar sus caballos al carro, y en la corintia enseña a Belerofonte a dominar a Pegaso. Respecto a todos los tipos de artes útiles, se creía que había familiarizado a los hombres con los medios e instrumentos que eran necesarios para practicarlas, como con el arte de producir fuego. También se creía que había inventado casi todos los tipos de trabajo en los que se empleaba a las mujeres, como el hilado y el tejido, y ella misma era diestra en ellos. Incluso en Homero todos los productos del arte femenino, se califican de «obras de Atenea». Muchos paladios (estatuas de Palas) llevaban un huso y una rueca en la mano izquierda. Su genio cubre el campo de la música y el baile: fue la inventora de la flauta y la trompeta, así como de la danza de guerra pírrica, de la que se decía que fue su ejecutora más antigua, en la celebración de la victoria de los dioses sobre los Gigantes. Atenea fue una de los grandes patrones de artes tanto útiles como elegantes. Por ello se la llamaba Ergane, y fue la diosa de toda la sabiduría, el conocimiento y el arte, y la representaron sentada a la derecha de su padre Zeus y apoyándole con sus consejos.
Dispensaba las bendiciones de la naturaleza, es la protectora del crecimiento de los niños, y como diosa del cielo claro y el aire puro, otorga salud y aleja la enfermedad. En Atenas era patrona del estado y la protectora (con Zeus) de las fratrías y las casas que formaban la base del estado. En Atenas y Esparta protegía las asambleas populares y deliberativas. En los demás sitios presidía sobre las mayores uniones de gente. También mantenía la autoridad de la ley, la justicia y el orden, en las cortes y la asamblea del pueblo. Esta noción era tan antigua como los poemas homéricos, en los que se describe a Atenea ayudando a Odiseo contra la conducta sin leyes de los pretendientes. Se creía que había instituido la antigua corte del Areópago, y en casos en los que los votos de los jueces estaban empatados, daba el decisivo en favor del acusado.
Atenea promocionaba la prosperidad interna del estado, al fomentar la agricultura y la industria y al mantener la ley y el orden en todas las transacciones públicas, y de la misma forma también lo protegía de los enemigos extranjeros, y así asumía el carácter de una deidad de la guerra, aunque en un sentido muy diferente al de Ares. Según Homero ni siquiera llevaba armas, sino que las tomaba prestadas de Zeus, guardaba a los hombres de la masacre cuando la prudencia lo requería, y repelía el salvaje amor por la guerra de Ares, conquistándolo. Atenea no ama la guerra por sí misma, sino solo por las ventajas que ganaba el estado al emprenderla, y por tanto sólo apoya aquellas empresas bélicas que se iniciaban con prudencia y que probablemente arrojaran resultados favorables. En época de guerra, las ciudades, fortalezas y puertos quedan bajo su especial protección.
El culto de Atenea fue muy importante ya que fue adorada en todas las partes de Grecia, sugiriendo su relación con Tritón que sus lugares de culto más antiguo en Grecia se ubican en las riberas de este río Beocio, que desembocaba en el lago Copais, y donde había dos antiguas ciudades pelasgas, Atenas y Eleusis, que fueron según la tradición tragadas por el lago. Desde allí su culto fue llevado en un periodo muy antiguo por los minios al Ática, Libia y otros países. En Atenas se convirtió en la gran divinidad nacional de la ciudad y el país, y más tarde por los atenienses, estándole consagrada la serpiente, el símbolo de la renovación perpetua. En Rodas su culto era igualmente muy antiguo, siendo adorada como la diosa que ayudó a Danio a construir el primer barco de cincuenta remos. Entre las cosas que le estaban consagradas se menciona la lechuza, el gallo y el olivo, que se decía que había creado en su concurso con Poseidón por la posesión del Ática. En Mesenia su estatua llevaba un cuervo en la mano.
Los sacrificios que se le ofrecían consistían en toros, de donde probablemente obtuvo el epíteto de Tauróbolo, corderos y vacas. Eustacio señala que solo se le sacrificaban hembras, con excepción de los corderos. En Ilión se decía que se le sacrificaban doncellas o niños locrios cada año como expiación por el crimen cometido por Ayante Locrio con Casandra, y la Suda afirma que estos sacrificios siguieron ofreciéndosele hasta el 346 a. C.
En el Ática se celebraban varios festivales haciendo referencia al papel de Atenea como protectora de la agricultura: la Calintaria y Plinteria, la Esciroforia, la Arreforia o Herseforia, y la Oscoforia, que eran comunes a Atenea y Dioniso. Incluso la fiesta principal, las Panateneas, fue originalmente una fiesta de la cosecha. La siembra se abría en con tres servicios sagrados del arado. De estos, dos eran en honor de Atenea como inventora del arado, mientras el tercero se celebraba en honor de Deméter. Al comienzo de la primavera se le daban gracias por anticipado por la protección que iba a proporcionar a los campos. Es significativo que la presentación del peplo o manto, la principal ofrenda de la celebración, tuviese lugar en la temporada de siembra.
Era adorada en las Calceas (Fiesta de los herreros) como señora y protectora de las artes y la artesanía. El festival de la Apaturia hacía una referencia directa al carácter de la diosa como protectora del estado. El festival de Atenea Itonia en Coronea era una fiesta confederada de toda Beocia. Fue adorada con Erecteo en el templo bautizado en su honor (el Erecteión), el santuario más antiguo de la acrópolis de Atenas.



POSEIDON, REY DE LOS MARES:

Poseidon.jpg


Es el dios de las emociones reprimidas. Como el propio Océano que gobierna, es un dios inestable, voluptuoso, violento y rencoroso. Como arquetipo, representa la parte inconfesable y reprimida de Zeus. Estos hombres pragmáticos y controladores reprimen sus emociones, las enjaulan y cierran bajo llave. Pero finalmente, en un acto de dolor o de rabia, acaba saliendo a la luz el colérico Poseidón. Sin embargo, este arquetipo es también por el que se puede contactar con un mundo psicológico de gran profundidad y belleza. Bajo este aspecto se expresa con frecuencia el escritor, el músico o el artista. Poseidón es la pasión desprovista de razón y por ello el hombre que vive bajo su influencia suele adaptarse muy mal a la cultura de Zeus, aunque ambos se necesiten y complementen. Representado por un caballo o un toro, sexualmente es un semental. Su deseo es inminente y se lanza sin tener en cuenta lo que alberga el corazón de su pareja. Sin embargo, es muy capaz de enamorarse, pues el motor de su vida es siempre la pasión. El hombre Poseidón es un ciclón de pasiones desmedidas. Para crecer y ser feliz a de estabilizarse, pues de lo contrario caerá en el caos. Con este fin deberá desarrollar su propio delfín, que simboliza el guía del inconsciente, y que le invitara a ser sensible, cariñoso y comunicativo. A través de esta figura conquistara a la mujer de sus sueños y vivirá con ella un apasionado romance. Dicho delfín le inspirara para ser buen padre y le dará estabilidad emocional. También deberá demandar algo de Hefesto, el dios de la forja que transformara su ira y su dolor en arte. Pintar, esculpir, arreglar el jardín o hacer bricolaje son buenas actividades para sus momentos de furia. Finalmente, un poco de Zeus, Apolo y Atenea añadirán algo de objetividad a su vida.

RASGOS:
-Emocionales
_Imaginativos
-Filantrópicos, compasivos
-Intuitivos y clarividentes
-Caóticos
-Tendencia a las adicciones para perder conciencia de la realidad.

PROFESIONES TIPICAS.
-Artistas
-Cineastas
-Bailarines

HESTIA, EL FUEGO DEL HOGAR:
Hestia, by Sandra M. Stanton

Hestia era la mayor de los doce dioses olímpicos y la hija mayor de Rea y Cronos. Cuando empezó su papel de diosa, tuvo su propio trono en Olímpus, pero cuando Dionisus creció, se lo regaló al joven dios, tomando una silla al hogar, atendiendo el fuego divino. Hestia es la Diosa del Hogar y una de las tres diosas vírgenes. Su símbolo se tiene en cada casa, y cada vez que un bebe se da a luz, los padres había que llevar el enfante alrededor el símbolo antes de que podría ser aceptado como una parte de la familia

Es la diosa de la espiritualidad, el fuego del hogar, la que confería a este integridad y totalidad. Hestia encarna a la mujer focalizada en si misma, en su experiencia subjetiva interna. Sabia e intuitiva, Hestia sabe captar la esencia de cada situación, pues mira más allá de lo aparente. Ella disfruta de la soledad que le permite entregarse a la meditación, en conexión con las riquezas de su mundo interno. Representa a la tía soltera, la ermitaña, la mística o la sacerdotisa. El problema que encuentran las mujeres Hestia es que suelen ser incapaces de manejarse en el mundo real, de resolver asuntos tan prosaicos como la declaración de la renta y todo lo relacionado con el dinero. Necesitara una Atenea capaz de enfocar parte de su intuición, sabiduría e inteligencia al mundo exterior, y una Artemisa que le aporte firmeza. Si usted es madre de una niña Hestia, tímida y siempre en "Babia", apúntela a un campamento de verano, porque la convivencia y la naturaleza llamaran a su Artemisa, al tiempo que puede disfrutar de la meditación bajo las estrellas o abrazada a los árboles. Pero también deberá fomentar en ella un animus (el hombre interior) de Hermes, el dios mensajero y comunicador, que le sirva de centinela de su intimidad y le permite relacionarse con el mundo.

RASGOS:
-Espiritual.
-Lunática y hechicera.
-Orden y paz interior.
-Riqueza interna.

PROFESIONES TIPICAS:
-Religiosas.
-Místicas.
-Sanadoras.

LEY DEL KARMA:
De acuerdo con varias religiones dhármicas, el karma sería una energía trascendente (invisible e inmensurable) que se deriva de los actos de las personas.
El karma explica los dramas humanos como la reacción a las acciones buenas o malas realizadas en el pasado más o menos inmediato. Según el hinduismo, la reacción correspondiente es generada por el dios Iama, en cambio en el budismo y el yainismo —donde no existe ningún dios controlador— esa reacción es generada como una ley de la Naturaleza (como la gravedad, que no tiene ningún dios asociado). En las creencias indias, los efectos del karma de todos los hechos son vistos como experiencias activamente cambiantes en el pasado, presente y futuro.

Según esta doctrina, las personas tienen la libertad para elegir entre hacer el bien y el mal, pero tienen que asumir las consecuencias derivadas.

Etimología

El sustantivo sánscrito karman significa ‘acción’. Proviene de la raíz kri: ‘hacer’ (según el Unādi Sūtra 4.144). Es errónea la etimología karaṇa: ‘causa’ y manas: ‘mente’, en boga en Occidente. La letra n final de karman (que no es una ) indica que se trata de un sustantivo neutro. Para analizar sus raíces habría que usar sólo el término kar-ma (no kar-ma).

En pali se dice kamma y en birmano kan.

Karma: no sólo acciones físicas

Tanto para el hinduismo como para el budismo, el karma no implica solamente las acciones físicas, sino habría tres factores que generan reacciones:

  • los actos
  • las palabras
  • los pensamientos

La lucha fue muy cruel y despreciativa apoyada por una sociedad cómplice, un comunicador

partícipe protagónico del juego, unas autoridades ignorantes de lo que hacían, el karma se

generó, la frecuencia se emitió y en su momento de mayo exigencia de unidad por las circunstancias

energéticas que vivía la ciudad se trancó el juego porque no había la energía que en 1955, por ejemplo

unía a los integrantes de la Junta Directiva y la ciudad, pues el problema no es político, y nadie lo va a

decir ni afrontar como es , pues es endeble por la eterna complicidad y cobardía de la apariencia social.

La vida privada es un

tesoro inviolable, pero no es causa que justifique la violación del pacto ancestral con la

diosa, pues convierte su fortaleza de acción en endeble, individual, egoica y no unificadoa, grupal, fuerte y

sincera.

Por tanto el drama del Ateneo de Valencia es "un largo viaje desde la naturaleza

inferior o animal de una sociedad que cedióante ella hasta nuestra

volver a rescatar la naturaleza superior o divina que finalizó en la década

de los 90.

Los creyentes en el karma sostienen que las

injusticias sociales (como parece ser esta lucha) son

simplemente la reacción de las malas acciones

que habrían cometido las actuales víctimas

Cada víctima estaría sufriendo exactamente

lo que hizo sufrir a otros (ni más, ni menos).

Según los hindúes, el karma es una «ley» de

acción y reacción: a cada acción cometida

le corresponde una reacción igual y opuesta.

Según Yogananda, las explicaciones mitológicas

serían la forma de explicar ciertas energías a

personas sin educación espiritual, de forma que

las diversas formas de energías astrales,

invisibles y no registrables por los instrumentos

actuales, se personalizarían y explicarían

como si fueran dioses, semidioses, demonios,

arquetipos,

etc.

El karma sería el «ojo por ojo y diente por

diente» bíblico, pero no como invitación a nuestra

venganza, sino aludiendo al castigo de las

leyes divinas.

Y no metamos aqui a la Virgen del Socorro o a las

devociones de la sociedad valenciana, porque las

energías que se manejaron son demasiado densas

y depravadas para que ella intervenga, cuando los

protagonistas principales manejan una vasta gama

de creencias de muy baja frecuencia.


ATENEA, LA ESTRATEGA
Es la diosa de la inteligencia, la sabia, la guerrera, la pragmática. Representa a aquella que es capaz de valerse de su inteligencia e intuición para resolver conflictos y enfrentarse a la vida .Es perspicaz, intuitiva, inteligente, realista y muy diplomática, pues se vale de las alianzas para conseguir sus objetivos. Trabajan a gusto las mujeres más con ellos, saben conversar de cualquier tema masculino y nunca entra en enredos sexuales ni emocionales. Encarna la colega perfecta, la mano derecha del jefe, la confidente de Apolo, que no busca intimidad emocional. Como esposa y madre seguirá siendo una gran estratega y administradora de la casa, y siempre elegirá a hombres triunfadores, intelectuales y ambiciosos. Sera poco romántica pues seguirá llevando puesta su coraza, y será completamente impermeable a los celos. La carencia de Atenea es que ha separado su centro de acción de su centro de sentimiento. Sacrifica el amor y el placer en aras del deber. La sabiduría y la intuición solo saben emplearla para los negocios o el trabajo, no para conectarse con su fuente interna y llegar a ser la mujer completa que es en potencia.

Necesita entregarse a los placeres con Afrodita y rescatar a Perséfone, que

hará emerger la niña de su interior y la mujer profunda le dará la capacidad

de disfrutar de los pequeños detalles de la vida.


HESTIA, EL FUEGO DEL HOGAR
Es la diosa de la espiritualidad y la paz. Hestia encarna a la mujer focalizada en su experiencia subjetiva interna. Sabia e intuitiva, Hestia sabe captar la esencia de cada situación, pues mira más allá de lo aparente. Ella disfruta de la soledad que le permite entregarse a la meditación, en conexión con las riquezas de su mundo interno. Representa a la ermitaña, la mística o la sacerdotisa. El problema que encuentran las mujeres Hestia es que suelen ser incapaces de manejarse en el mundo real, de resolver asuntos tan prosaicos como la declaración de la renta y todo lo relacionado con el dinero.

Necesitara una Atenea capaz de enfocar parte de su intuición, sabiduría e inteligencia al mundo exterior, y una Artemisa que le aporte firmeza. Pero también deberá fomentar en ella un /animus/ (el hombre interior) de Hermes, el dios mensajero y comunicador, que le sirva de centinela de su intimidad y le permite relacionarse con el mundo.

VS.


POSEIDON, REY DE LOS MARES:
Es el dios de las emociones reprimidas. Como el propio Océano que gobierna es un dios inestable, voluptuoso, violento y rencoroso. Estés arquetipo es también por el que se puede contactar con un mundo psicológico de gran profundidad y belleza. Bajo este aspecto se expresa
con frecuencia el escritor, el músico o el artista. Poseidón es la pasión desprovista de razón y por ello el hombre que vive bajo su influencia
suele adaptarse muy mal a la cultura de Zeus, a aunque ambos se necesiten y complementen. Su deseo es inminente y se lanza sin tener en cuenta lo que alberga el corazón de su pareja .Es muy capaz de enamorarse pues el motor de su vida es siempre la pasión. El hombre Poseidón es un ciclón de pasiones desmedidas Para crecer y ser feliz debe estabilizarse, sino caerá en el caos. Con este fin deberá desarrollar su propio delfín que simboliza el guía del inconsciente, y que le invitara a ser sensible, cariñoso y comunicativo. Podrá conquistara a la mujer de sus sueños y vivirá con ella un apasionado romance y le inspirara para ser buen padre y le dará estabilidad emocional.

También deberá demandar algo de Hefestos, el dios de la forja que transformara su ira y su dolor en Arte. Pintar, esculpir, arreglar el jardín o hacer bricolaje son buenas actividades para sus momentos de furia. Finalmente, un poco de Zeus, Apolo y Atenea añadirán algo de objetividad a su vida.



El Carabobeño 10 abril 2011
La Bienal 65 Salón Michelena fue una manifestación de coraje
El ex rector de la Universidad de Carabobo, Elis Mercado expresó la angustia que sufren los sectores culturales del país, durante el acto de entrega de los premios de la Bienal 65 Salón Arturo Michelena, celebrado en la Galería de Arte Braulio Salazar.

"Vivimos momentos de angustia y desazón. Se invaden los ateneos, se atropellan a los grupos teatrales, se excluye a quienes disienten del pensamiento único que nos pretenden imponer. Se expropian los museos y se atenta contra el legado universal de la ilustración", manifestó Elis Mercado, quien preside el Ateneo de Valencia.

La celebración de esta Bienal fue una nueva expresión de coraje de la junta directiva del Ateneo de Valencia para darle continuidad a una de las tradiciones artísticas de mayor prestigio en el país, en momentos de adversidad para la casa de cultura cuyos espacios -de su legítima propiedad- fueron tomados, por activistas del partido del gobierno nacional, para convertirlos en centros de adoctrinamiento político. Mientras tanto la valiosa colección de obras de Arte, que allí se conservaba con esmero, es víctima de un abandono que puede ocasionar la pérdida irreparable de obras emblemáticas del Arte Venezolano de los siglos XX y XXI.

Ya son dos las bienales que han debido exhibirse en espacios prestados, como consecuencia de esta invasión, por lo cual la perseverancia, la constancia y el esfuerzo fueron tan importantes como las obras de destacados artistas mostradas en el Museo de la Cultura, Gabinete del Dibujo y de la Estampa, Quinta La Isabela y el Centro Cultural Eladio Alemán Sucre.

El jurado de esta Bienal, cuyo comisario es Wladimir Zabaleta, integrado por Felipe Herrera, Alberto Asprino, Julio Pacheco, ganadores del premio Michelena; Ruth Auerbach y Lorena González otorgó, a Pedro Fermín, el gran premio Arturo Michelena, consistente en 60 millones de bolívares.

El premio Andrés Pérez Mujica, patrocinado por la Alcaldía de Naguanagua, lo recibió Gerardo Rojas; el Premio Antonio Edmundo Monsanto, auspiciado por Ipapedi y las universidades de Carabobo, Arturo Michelena y José Antonio Páez, fue para Jason Galarraga y el Premio Armando Reverón, donado por las cámaras empresariales, lo mereció Juan Candeo.

También fueron entregados los reconocimientos especiales del jurado a Cecilia Urbaneja, Ara Koshiro, Corina Briceño, Pietro Daprano, Raymondo Romero y José Manuel Avila.

En el acto de entrega de estos premios, estuvieron Jessy Divo de Romero, Rectora de la Universidad de Carabobo; Henrique Salas Römer, ex gobernador del estado Carabobo; Alejandro Feo La Cruz, alcalde de Naguanagua; Cora Páez de Topel, secretaria de Cultura del gobierno regional, Damiano Delvescobo, presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, Jorge Serrano y Lunes Rodríguez Coronel, entre otras personalidades.